La Ermita. Rito hispano-mozárabe

 

EL OFICIO DIVINO O LITURGIA DE LAS HORAS

Breviario

 

HYMNI / HIMNOS  (1)

Sed mox in auras
(Feria quarta. Ad tertiam / Miércoles de Cuaresma. Tercia)
   Sed mox in auras igneis jugalibus,
Cursuque raptus evolavit praepeti,
Ne de propinquo sordium contagio
Dirus quietum mundus afflaret virum
Olim probatis inclytum jejuniis.

   Non ante coeli principem septemplicis
Moyses tremendi fidus interpres throni
Potuit videre, quam decem recursibus
Quater volutis sol peragrans sidera
Omni carentem cerneret substantia.

   Victus precantis solum in lacrymis fuit:
Nam flendo pernox irrigatum pulverem.
Humi madentis ore pressit cernuo:
Donec loquentis voce perstrictus Dei,
Expavit ignem non ferendum visibus.
   Honor, potestas.

   Más después voló a los vientos, arrebatado por alazanes de fuego y raudo carro, para que el mundo terrible no insuflara el cercano contagio de sus heces sobre este varón ya en reposo, famoso desde antaño por sus loables ayunos.

   Al príncipe del séptuplo cielo no pudo verlo Moisés, leal intérprete de su temible trono, antes de que el sol, trazando su recurrente círculo a través de los astros cuatro decenas de veces, lo viera privado de todo sustento.

   El único alimento de sus rezos fueron lágrimas, pues llorando en la noche con su rostro humillado oprimió el polvo regado de la tierra humedecida hasta que, rozado por la voz de Dios, que le hablaba, quedó espantado ante un fuego no soportable a los ojos.
   Honor, poder, etc.

Transmissa raptim praeda cassos dentium
(Feria quarta. Ad sextam / Miércoles de Cuaresma. Sexta)
   Transmissa raptim praeda cassos dentium
Eludit ictus, incruentam transvolans
Impune linguam, ne retentam mordicus
Offam molares dissecarent vividi:
Os omne transit, et palatum praeterit.

   Ternis dierum, ac noctium processibus
Mansit ferino devoratus gutture,
Errabat illic per latebras viscerum:
Ventris recessus circumibat tortiles
Anhelus, extis intus aestuantibus.

   Intactus exin tertiae noctis vice,
Monstri vomentis pellitur singultibus,
Qua murmuranti fine, fluctus frangitur
Salsosque candens spuma tundit pumices:
Ructatus exit, seque servatum stupet.
   Honor, potestas.

   En precipitada travesía la presa elude el vano entrechocar de los dientes, pasando al vuelo sin daño alguno por la lengua limpia de sangre, no fuera que, reteniendo el bocado, las húmedas muelas lo destrozasen con sus dentelladas; cruza toda la boca y deja atrás el paladar.

   En el transcurso de tres días y tres noches permaneció devorado en las fauces de la fiera: allá vagaba por los escondrijos de sus tripas, recorría los retorcidos meandros de su vientre, sofocado por el bullir interior de las vísceras.

   En el intervalo de la tercera noche es expulsado intacto de allí por la arcada de la bestia al vomitar, allá por donde el oleaje rompe en su final murmullante y la blanca espuma golpea los salados cantiles. Sale eructado y atónito ve que se ha salvado.
   Honor, poder, etc.

(1) Traducción de Luis Rivero García en Prudencio, Obras I. Himnos cotidianos (Cathemerinon): himno de los que ayunan. Ed. Gredos, Madrid 1997, pp. 192-201

Volver

 

Índice himnosInicio página

© La Ermita - España MMIV