La Ermita. Rito hispano-mozárabe

 

EL OFICIO DIVINO O LITURGIA DE LAS HORAS

Breviario

 

HYMNI / HIMNOS

TEMPUS QUADRAGESIMÆ / TIEMPO DE CUARESMA

In secundo Dominico Quadragesimæ
Segundo Domingo de Cuaresma
(1)

Ilustración de las Arma Christi.

ÍNDICE
Auctor luminis, Filius Virginis / Creador de la luz, hijo de una Virgen (Vísperas y Laudes).
Ætérne rerum Cónditor / Creador sempiterno de las cosas (Matutino).
Deus, qui certis legibus / Oh Dios que con pauta estable  (Segundas Vísperas).

Ad Vesperos / A Vísperas - In Laudibus / En Laudes (2)

   Auctor luminis, Filius Virginis,
Paterque Matris, Filiusque Patris,
Qui cœco sedenti stipem petenti
      Lumen dedisti.

   Sedensque cæcus tenebris oppressus,
Quem voluerat sic nasceretur cœcus,
In quem virtus sua omnibus credentibus
      Comprobaretur.

   Gaudetque cœcus, lumine recepto,
Quem visitabat Medicus excelsus,
A Patre dilectus, ut ablueretur
      Mundi delictum.

   Plebs Hebræorum simulque dixerunt:
Parentes ejus veniant, per quos quæsierunt:
Qui cœcus est natus, a cujus virtute est
      Inluminatus.

   Parentes autem Hebræorum fatentur:
Ex utero matris cœcus fuit natus:
Ætatem habet, ipsum interrogate;
      Dicat veritatem

   Confitetur cœcus, qui fuerat sanatus:
Ad me accessit Propheta magnus,
Cujus virtute, oculo, et corde sum
      Illuminatus.

   Fecit qui lutum de sancto sputo,
Tegmen oculorum linuit ac luto,
Jussit lavari Siloe, piscina me
      Clarificavit.

   Gloria Patri, Trino sempiterna
Gloria, Christo, Spirituique sancto:
Prædicet Trinum pia voce nomen
      Omne per ævum.
   Amen.

   Creador de la luz, hijo de una Virgen,
Padre de tu madre e Hijo del Padre
que devolviste la vista a un ciego
    que sentado pedía unas monedas.

   Sentado estaba el ciego agobiado por las tinieblas.
Fue designio de Aquél que naciera ciego
a fin de que todos los creyentes
    constataran su poder.

   Feliz está el ciego de recobrar la vista
tras recibir la visita de sanador tan sublime,
aquel que había sido enviado por el Padre
    a limpiar el pecado del mundo.

   Los judíos dijeron a coro:
Que vengan sus padres.
A ellos preguntaron: ¿Quién le devolvió la vista
    a este que era ciego de nacimiento?

   Sus padres manifiestan ante los judíos
que era ciego desde el vientre de su madre,
que ya tenía edad, que le preguntaran a él
    y que diría la verdad.

   El ciego que había sido curado da fe
de que se le había acercado un gran profeta
que con su poder le había iluminado
    la vista y el corazón.

   Que había hecho un poco de barro con su saliva santa
 y con él untó lo que le cubría ojos:
me ordenó que fuera a lavarme a la piscina de Siloé
    y allí recobré la luz.

   Gloria eterna a la Trinidad,
gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
Que nuestras piadosas voces entonen por siempre
     el nombre del dios trino.
   Amén.

Inicio página

Ad Matutinum / Al Matutino (3)
Ætérne rerum Cónditor,
   Noctem diémque qui regis,
   Et témporum das témpora,
   Ut álleves fastídium.

Præco diéi jam sonat
   Noctis profúndæ pérvigil:
   Noctúrna lux viántibus,
   A nocte noctem ségregans.

Hoc excitâtus lúcifer
   Solvit polum calígine;
   Hoc omnis errôrum chorus
   Viam nocéndi déserit.

Hoc nauta vires cólligit
   Pontîque mitéscunt freta:
   Hoc ipsa petra Ecclésiæ
   Canénte, culpam díluit.

Surgâmus, ergo strénuè,
   Gallus jacéntes éxcitat,
   Et somnoléntos íncrepat,
   Gallus negántes árguit.

Gallo canénte spes redit,
   Ægris salus refúnditur.
   Mucro latrônis cónditur,
   Lapsis fides revértitur.

Jesu labéntes réspice,
   Et nos vidéndo córrige:
   Si réspicis, lapsi stabunt,
   Fletùque culpa sólvitur.

Tu lux, refúlge sénsibus,
   Mentísque somnum díscute:
   Te nostra vox primùm sonet,
   Et ore psallâmus tibi.

Glória Patri ingénito,
   Glória Unigénito,
   Una cum Sancto Spíritu,
   In sempitérna sæcula.
R/. Amen.

   Creador sempiterno de las cosas,
Que gobiernas las noches y los días,
Y alternando la luz y las tinieblas
Alivias el cansancio de la vida.

   Invocando a la luz desde las sombras
El heraldo del sol alza sus voces:
Nocturna claridad de los viajeros,
Que separa la noche de la noche.

   Al oírlo el lucero se levanta
Y borra al fin la obscuridad del aire,
Con lo cual el tropel de los espíritus
Malignos pone fin a sus maldades.

   Con esta voz que al nauta reanima
Las olas del océano se calman,
Con esta voz hasta la misma piedra
De la Iglesia se acuerda de su falta.

   El gallo canta y llama a los dormidos
Increpa a los poltrones y reprende
A los que se resisten a su canto.
Levantémonos, pues, resueltamente.

   Canta el gallo y renace la esperanza,
Retorna la salud a los heridos,
El puñal del ladrón vuelve a la vaina
Y la fe se despierta en los caídos,

   Pon tus ojos, Señor, en quien vacila,
Y que a todos corrija tu mirada:
Con ella sostendrás a quien tropieza.
Y harás que pague su delito en lágrimas,

   Alumbra con tu luz nuestros sentidos,
Desvanece el sopor de nuestras mentes,
Y sé el primero a quien, agradecidas,
Se eleven nuestras voces cuando suenen.

   Gloria al Padre no engendrado,
gloria al Unigénito,
junto con el Espíritu Santo
por los siglos eternos.
   R/. Amén.

Inicio página

In secundis Vesperis / En las segundas Vísperas (4)
   Deus, qui certis legibus
Noctem discernis, ac diem;
Ut fessa cures corpora,
Somnus relaxet etium.

   Te noctis inter horridæ
Tempus precamur, ut sopor
Mentem dum fessam detinet.
Fidei lux inluminet.

   Hostis ne fallax incitet
Lascivis curam gaudiis
Secretam noctis advocans
Blandus in æstus corporis.

   Subropat nullus sensui
Horror timoris anxii,
Inludat nulla mentem
Fallax imago visus.

   Sed cum profunda vexerit
Somnus, curarum nescius,
Fides nequaquam dormiat,
Vigilque sensus somniet.

   Deo Patri sit gloria,
Ejusque soli Filio,
Sancto simul Paraclito,
In sempiterna sæcula.
      Amen.

   Oh Dios que con pauta estable
separas el día de la noche
para que el sueño con su sosiego
libere nuestro cuerpo de sus preocupaciones.

   En medio de la esquiva noche
te suplicamos que la luz de la fe
ilumine nuestra mente
mientras la domina el sopor.

   Que el artero enemigo no importune
nuestros corazones con deleites lascivos
recurriendo a la intimidad de la noche
para las lisonjeras pasiones de la carne.

   Que ningún temor ni inquietud
se insinúe en nuestros sentidos
a fin de que imágenes engañosas
no se burlen de nuestra mente distraída.

   Que cuando nos rinda el profundo sueño
que desconoce preocupaciones, no se duerma la fe
y que nuestros sentidos en vela
hagan de ti el objeto de sus sueños.

   Gloria a Dios Padre
y a su único Hijo,
con el Santo Paráclito,
por los siglos sempiternos.
   Amén.


1. Breviarium Gothicum: In secundo Dominico Quadragesimæ, ff. 178-183.

2. Breviarium Gothicum, f. 178.
Traducción: Arana Tarazona, Carlos, Himnos de la Liturgia Mozárabe. Versión castellana de los himnos de la liturgia mozárabe. Realizada desde la edición de Blume, C. - Dreves, G. M., Analecta hymnica Medii ævi, vol. 27, Hymnodia Gotica. Die Mozarabischen Hymnen des alt-spanischen Ritus (Leipzig. O.R. Reisland 1897). Himno nº 25, Hymnodia Gotica, p. 79.
Para la traducción, téngase en cuenta que existen pequeñas diferencias entre las versiones latinas del Breviario y de la Hymnodia Gotica.

3. Breviarium Gothicum, f. 3.
Traducción: Bernárdez, Francisco Luis, Himnos del Breviario Romano. Ed. Losada, Biblioteca Contemporánea. Buenos Aires, 1952, p. 31; 33. Doxología: Castro Sánchez, José (introducción, traducción, índices y notas) - García Ruiz, Emilio (col.), Corpus christianorum in translation, 19. Himnodia Hispánica, p. 52.

4. Breviarium Gothicum, f. 182.
Traducción: Arana Tarazona, Carlos, Himnos de la Liturgia Mozárabe. Versión castellana de los himnos de la liturgia mozárabe. Realizada desde la edición de Blume, C. - Dreves, G. M., Analecta hymnica Medii ævi, vol. 27, Hymnodia Gotica. Die Mozarabischen Hymnen des alt-spanischen Ritus (Leipzig. O.R. Reisland 1897). Himno nº 26, Hymnodia Gotica, p. 80.

Se recuerda que hasta la fecha no existe traducción oficial de Breviario.

Volver

 

Índice himnosInicio página

ÍNDICE GENERAL DE "LA ERMITA"

© La Ermita - España MMV-MMXVIII