Rito Hispano-Mozárabe La Ermita. Logo y dibujo

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios del Domingo I de Adviento (Año I)

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe


  Prælegendum / Canto de entrada
Annus primus / Año I Nah 1,15; Is 52,7; Sal 67,12 (2)
Ecce super montes pedes evangelizántium pacem, allelúia, et annuntiántis bona, allelúia.
Célebra Iuda festivitátes tuas allelúia, et redde Dómino vota tua allelúia.

V/. Dóminus dabit verbum evangelizántibus in virtúte multa.
R/. Et redde Dómino vota tua allelúia.
V/. Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto in sæcula sæculorum. Amen.
R/. Et redde Dómino vota tua allelúia.

Qué hermosos son sobre los montes los pies del mensajero que proclama la paz, aleluya, que anuncia la buena noticia.
Celebra tus fiestas, Judá, aleluya, cumple tus votos al Señor, aleluya.

V/. El Señor prestará su palabra a los evangelizadores con gran fortaleza.
R/. Cumple tus votos al Señor, aleluya.
V/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
R/. Cumple tus votos al Señor, aleluya.

Inicio página

Post gloriam / Oración después del Gloria
Deus, qui per angélicos choros advéntum Fílii tui, Dómini nostri Iesu Christi, annuntiáre voluísti, qui per angelórum præcónia «Glória in excélsis Deo et in terra pax homínibus bonæ voluntátis» acclamántibus demonstrásti; concéde, ut in huius domínica resurrectiónis festivitáte pax terris réddita convaléscat et fratérnæ dilectiónis cáritas innováta permáneat.
R/. Amen.
Oh Dios, que quisiste anunciar por coros angélicos la venida de tu Hijo, Jesucristo nuestro Señor, y lo manifestaste con el pregón de los ángeles que aclamaban: «Gloria a Dios en las alturas y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad»; concédenos, en esta celebración de la resurrección del Señor, que la paz, por ti devuelta a los pueblos, se incremente y que el amor fraterno, por ti restaurado, se mantenga.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA

Prophetia / Profecía
Annus primus / Año I Is 10,33-11,10
Lectio libri Isaíæ prophétæ.
R/. Deo grátias.
Lectura del libro del profeta Isaías.
R/. Demos gracias a Dios.
Ecce Dominátor, Dóminus exércituum,
ámputat ramos in terróre,
et extréma acúmina succidúntur,
et sublímes humiliabúntur;
et cædúntur condénsa saltus ferro,
et Líbanus cum excélsis suis cadet.

Et egrediétur virga de rádice Iesse,
et flos de rádice eius ascéndet;
et requiéscet super eum spíritus Dómini:
spíritus sapiéntiæ et intelléctus,
spíritus consílii et fortitúdinis,
spíritus sciéntiæ et timóris Dómini;
et delíciæ eius in timóre Dómini.
Non secúndum visiónem oculórum iudicábit
neque secúndum audítum áurium decérnet;
sed iudicábit in iustítia páuperes
et decérnet in æquitáte pro mansuétis terræ;
et percútiet terram virga oris sui
et spíritu labiórum suórum interfíciet ímpium.
Et erit iustítia cíngulum lumbórum eius,
et fides cinctórium renum eius.

Habitábit lupus cum agno,
et pardus cum hædo accubábit;
vítulus et leo simul saginabúntur,
et puer párvulus minábit eos.
Vítula et ursus pascéntur,
simul accubábunt cátuli eórum;
et leo sicut bos cómedet páleas.

Et ludet infans ab úbere
super forámine áspidis;
et in cavérnam réguli,
qui ablactátus fúerit, manum suam mittet.
Non nocébunt et non occídent
in univérso monte sancto meo,
quia plena erit terra sciéntia Dómini,
sicut aquæ mare opériunt.
In die illa radix Iesse
stat in signum populórum;
ipsam gentes requírent,
et erit sedes eius gloriósa.

R/. Amen.

Mirad: el Señor, Dios del universo,
desgaja con violencia las copas de los árboles:
los altos troncos ya están cortados,
las ramas altas serán podadas.
Cae bajo el hierro la espesura del bosque,
se desploma el Líbano con todo su esplendor.

Pero brotará un renuevo del tronco de Jesé,
y de su raíz florecerá un vástago.
Sobre él se posará el espíritu del Señor:
espíritu de sabiduría y entendimiento,
espíritu de consejo y fortaleza,
espíritu de ciencia y temor del Señor.
Lo inspirará el temor del Señor.
No juzgará por apariencias ni sentenciará de oídas;
juzgará a los pobres con justicia,
sentenciará con rectitud a los sencillos de la tierra;
pero golpeará al violento con la vara de su boca,
y con el soplo de sus labios hará morir al malvado.
La justicia será ceñidor de su cintura,
y la lealtad, cinturón de sus caderas.

Habitará el lobo con el cordero,
el leopardo se tumbará con el cabrito,
el ternero y el león pacerán juntos:
un muchacho será su pastor.
La vaca pastará con el oso,
sus crías se tumbarán juntas;
el león como el buey, comerá paja.

El niño de pecho retoza
junto al escondrijo de la serpiente,
y el recién destetado
extiende la mano hacia la madriguera del áspid.
Nadie causará daño ni estrago
por todo mi monte santo:
porque está lleno el país
del conocimiento del Señor,
como las aguas colman el mar.
Aquel día, la raíz de Jesé
será elevada como enseña de los pueblos:
se volverán hacia ella las naciones
y será gloriosa su morada.

R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación
Annus primus / Año I Sal 147,16-17
Qui dat nivem sicut lanam, nébulam velut cínerem spárgit; qui emíttit christállum suam sicut frusta panis, ante fáciem frígoris eius, quis subsístet?

V/. Mittit verbum suum et liquefáciet ea; flat spíritus eius et fluunt aquæ.
R/. Ante fáciem frígoris eius, quis subsístet?

Manda la nieve como lana, esparce la escarcha como ceniza. Hace caer el hielo como migajas; ante su helada, ¿quien resistirá?

V/. Envía una orden, y se derriten; sopla su aliento, y corren las aguas.
R/. Ante su helada, ¿quien resistirá?

Inicio página

Apostolus / Apóstol
Annus primus / Año I Rom 15,14-29
Epístola Pauli apóstoli ad Romános.
R/.Deo grátias.
Epístola del apóstol Pablo a los romanos.
R/. Demos gracias a Dios.
Fratres:

Certus sum et ego ipse de vobis, quóniam et ipsi pleni estis bonitáte, repléti omni sciéntia, ita ut possítis et altérutrum monére. Audácius autem scripsi vobis ex parte, tamquam in memóriam vos redúcens propter grátiam, quæ data est mihi a Deo, ut sim miníster Christi Iesu ad gentes, cónsecrans evangélium Dei, ut fiat oblátio géntium accépta, sanctificáta in Spíritu Sancto.

Habeo ígitur gloriatiónem in Christo Iesu ad Deum: non enim audébo áliquid loqui eórum, quæ per me non effécit Christus in obœdiéntiam géntium, verbo et factis, in virtúte signórum et prodigiórum, in virtúte Spíritus, ita ut ab Ierúsalem et per circúitum usque in Illýricum repléverim evangélium Christi, sic autem conténdens prædicáre evangélium, non ubi nominátus est Christus, ne super aliénum fundaméntum ædificárem, sed sicut scríptum est: «Quibus non est annuntiátum de eo, vidébunt, et, qui non audiérunt, intéllegent».

Propter quod et impediébar plúrimum veníre ad vos; nunc vero ultérius locum non habens in his regiónibus, cupiditátem autem habens veniéndi ad vos ex multis iam annis, cum in Hispániam proficísci cœpero, spero enim quod prætériens vídeam vos et a vobis dedúcar illuc, si vobis primum ex parte frúitus fúero.

Nunc autem proficíscor in Ierúsalem ministráre sanctis; probavérunt enim Macedónia et Acháia communicatiónem áliquam fácere in páuperes sanctórum, qui sunt in Ierúsalem. Plácuit enim eis, et debitóres sunt eórum; nam si spiritálibus eórum communicavérunt gentes, debent et in carnálibus ministráre eis.

Hoc ígitur cum consummávero et assignávero eis fructum hunc, proficíscar per vos in Hispániam; scio autem quóniam véniens ad vos, in abundántia benedictiónis Christi véniam.

R/. Amen.

Hermanos:

Yo personalmente estoy convencido de que rebosáis buena voluntad y de que tenéis suficiente saber para aconsejaros unos a otros. Pese a todo, os he escrito, propasándome a veces un poco, para reavivar vuestros recuerdos. Lo he hecho en virtud de la gracia que Dios me ha otorgado: ser ministro de Cristo Jesús para con los gentiles, ejerciendo el oficio sagrado del Evangelio de Dios, para que la ofrenda de los gentiles, consagrada por el Espíritu Santo, sea agradable.

Así pues, tengo de qué gloriarme en Cristo y en relación con las cosas que tocan a Dios. En efecto, no me atreveré a hablar de otra cosa que no sea lo que Cristo hace a través de mí en orden a la obediencia de los gentiles, con mis palabras y acciones, con la fuerza de signos y prodigios, con la fuerza del Espíritu de Dios. Tanto que, en todas direcciones, partiendo de Jerusalén y llegando hasta la Iliria, he completado el anuncio del Evangelio de Cristo. Pero considerando una cuestión de honor no anunciar el Evangelio más que allí donde no se haya pronunciado aún el nombre de Cristo, para no construir sobre cimiento ajeno; sino como está escrito: «Los que no tenían noticia lo verán, los que no habían oído comprenderán».

Por esta razón me he visto impedido muchas veces de ir hasta vosotros. Mas ahora, no teniendo ya campo de acción en estas regiones y teniendo desde hace muchos años grandes deseos de ir adonde vosotros, cuando me ponga en camino hacia España, espero veros al pasar y, después de haber disfrutado un poco de vuestra compañía, que vosotros me encaminéis hacia allá.

Pero ahora voy a Jerusalén, para el servicio de los santos, pues Macedonia y Acaya tuvieron a bien hacer una colecta para los pobres que hay entre los santos de Jerusalén. Tuvieron el gusto y además estaban obligados a ello; pues si los gentiles han compartido los bienes espirituales de los santos, ellos por su parte deben prestarles ayuda en lo material.

Así pues, cuando haya concluido este asunto, sellándolo con la entrega del fruto de la colecta, pasaré entre vosotros de camino hacia España. Y sé que, cuando vaya a vosotros, lo haré con todas las bendiciones de Cristo.

R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio
Annus primus / Año I Lc 3,1-18
Léctio sancti Evangélii secúndum Lucam.
R/. Glória tibi, Dómine.
Lectura del santo Evangelio según san Lucas.
R/. Gloria a ti, Señor.
Anno quinto décimo impérii Tibérii Cæsaris, procuránte Póntio Piláto Iudæam, tetrárcha autem Galilææ Heróde, Philíppo autem fratre eius tetrárcha Iturææ et Trachonitidis regiónis, et Lysánia Abilínæ tetrárcha, sub príncipe sacerdótum Anna et Cáipha, factum est verbum Dei super Ioánnem Zacharíæ fílium in desérto.

Et venit in omnem regiónem circa Iordánem prædicans baptísmum pæniténtiæ in remissiónem peccatórum, sicut scríptum est in libro sermónum Isaíæ prophétæ:

«Vox clamántis in desérto: Paráte viam Dómini, rectas fácite sémitas eius. Omnis vallis implébitur, et omnis mons et collis humiliábitur; et erunt prava in directa, et áspera in vias planas: et vidébit omnis caro salutáre Dei».

Dicébat ergo ad turbas, quæ exíbant, ut baptizaréntur ab ipso: «Genímina viperárum, quis osténdit vobis fúgere a ventúra ira? Fácite ergo fructus dignos pæniténtiæ et ne cœpéritis dícere in vobis ipsis: "Patrem habémus Ábraham"; dico enim vobis quia potest Deus de lapídibus istis suscitáre Ábrahæ fílios. Iam enim et secúris ad rádicem árborum pósita est; omnis ergo árbor non fáciens fructum bonum excíditur et in ignem míttitur».

Et interrogábant eum turbæ dicéntes: «Quid ergo faciémus?».

Respóndens autem dicébat illis: «Qui habet duas túnicas, det non habénti; et, qui habet escas, simíliter fáciat».

Venérunt autem et publicáni, ut baptizaréntur, et dixérunt ad illum: «Mágister, quid faciémus?».

At ille dixit ad eos: «Nihil ámplius quam constitútum est vobis, faciátis».

Interrogábant autem eum et mílites dicéntes: «Quid faciémus et nos?».

Et ait illis: «Néminem concutiátis neque calúmniam faciátis et conténti estóte stipéndiis vestris».

Existimánte autem pópulo et cogitántibus ómnibus in córdibus suis de Ioánne, ne forte ipse esset Christus, respóndit Ioánnes dicens ómnibus: «Ego quidem aqua baptízo vos. Venit autem fórtior me, cuius non sum dignus sólvere corrígiam calceamentórum eius; ipse vos baptizábit in Spíritu Sancto et igni: cuius ventilábrum in manu eius ad purgándam áream suam et ad congregándum tríticum in hórreum suum, páleas autem combúret igni inexstinguíbili».

Multa quidem et ália exhórtans evangelizábat pópulum.

R/. Amen.

En el año decimoquinto del imperio del emperador Tiberio, siendo Poncio Pilato gobernador de Judea, y Herodes tetrarca de Galilea, y su hermano Filipo tetrarca de Iturea y Traconítide, y Lisanio tetrarca de Abilene, bajo el sumo sacerdocio de Anás y Caifás, vino la palabra de Dios sobre Juan, hijo de Zacarías, en el desierto.

Y recorrió toda la comarca del Jordán, predicando un bautismo de conversión para perdón de los pecados, como está escrito en el libro de los oráculos del profeta Isaías:

«Voz del que grita en el desierto: Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos; los valles serán rellenados, los montes y colinas serán rebajados; lo torcido será enderezado, lo escabroso será camino llano. Y toda carne verá la salvación de Dios».

A los que venían para ser bautizados les decía: «¡Raza de víboras!, ¿quién os ha enseñado a escapar del castigo inminente? Dad el fruto que pide la conversión. Y no os hagáis ilusiones, pensando: “Tenemos por padre a Abrahán”, pues os digo que Dios es capaz de sacar de estas piedras hijos de Abrahán. Ya toca el hacha la raíz de los árboles, y todo árbol que no dé buen fruto será talado y echado al fuego».

La gente le preguntaba: «Entonces, ¿qué debemos hacer?».

Él contestaba: «El que tenga dos túnicas, que comparta con el que no tiene; y el que tenga comida, haga lo mismo».

Vinieron también a bautizarse unos publicanos y le preguntaron: «Maestro, ¿qué debemos hacer nosotros?».

Él les contestó: «No exijáis más de lo establecido».

Unos soldados igualmente le preguntaban: «Y nosotros, ¿qué debemos hacer?».

Él les contestó: «No hagáis extorsión ni os aprovechéis de nadie con falsas denuncias, sino contentaos con la paga».

Como el pueblo estaba expectante, y todos se preguntaban en su interior sobre Juan si no sería el Mesías, Juan les respondió dirigiéndose a todos: «Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más fuerte que yo, a quien no merezco desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego; en su mano tiene el bieldo para aventar su parva, reunir su trigo en el granero y quemar la paja en una hoguera que no se apaga».

Con estas y otras muchas exhortaciones, anunciaba al pueblo el Evangelio.

R/. Amén.

Inicio página

Laudes
Annus primus / Año I Sal 19,3
Allelúia.

V/. Mitte nobis, Dómine, auxílium de sancto, et de Sion tuére nos.
R/. Allelúia.

Aleluya.

V/. Envíanos, Señor, tu auxilio desde el santuario, y tu apoyo desde Sión.
R/. Aleluya.


Inicio página

Sacrificium / Canto del Ofertorio
Annus primus / Año I Is 24,23; 22,21-23
Regnábit Dóminus in Ierúsalem et in conspéctu seniórum clarificábitur, allelúia.

V/. Hæc dicit Dóminus: erit quasi pater inhabitántibus, Ierúsalem, et qui inhábitant in Iudæa; et dabo clavem domus David super húmeros eius, et apériet, et non est qui claudat Ierúsalem.
R/. Et in conspéctu seniórum clarificábitur, allelúia.

V/. Constítuam illum príncipem in loco fidéli, et sedébit in throno claritátis domum patris sui, et erit confídens in illo omnis caro a pusíllo usque ad magnum.
R/. Et in conspéctu seniórum clarificábitur, allelúia.

Reina el Señor en Jerusalén para ser glorificado en el consejo de los ancianos, aleluya.

V/. Esto dice el Señor: será como un padre para los moradores de Jerusalén y los que habitan en Judea; pondré sobre su hombro la llave del palacio de David y no habrá quien cierre Jerusalén cuando él la abra.
R/.
Para ser glorificado en el consejo de los ancianos, aleluya.

V/. Lo estableceré como príncipe en lugar fuerte, establecerá un trono de prestigio para la casa de su padre; en él confiarán todos, pequeños y grandes.
R/. Para ser glorificado en el consejo de los ancianos, aleluya.

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal
Advéntum Dómini nostri Iesu Christi, fratres caríssimis, votis ómnibus præstolántes, Dei Patris omnipoténtiam implorémus, ut corda nostra puríficet: et córpora immaculáta consérvet.

Det aviditátem fidélium méntibus quærere fidéliter, quod salúti possit prodésse.

Expectémus consciéntia secúra ventúrum, quem super omnem principátum et potestátes crédimus exaltátum. Simus étiam per síngula moménta sollíciti, ut mereámur habére propítium quem crédimus et fatémur ad iudicándos nos vivos et mórtuos in glória esse ventúrum.
R/. Amen.

Queridísimos hermanos, mantengamos todos el deseo de la venida de nuestro Señor Jesucristo e imploremos a Dios Padre todopoderoso para que purifique nuestros corazones y mantenga sin mancha nuestros cuerpos.

Conceda el ardiente deseo de sus fieles, que sus almas busquen con lealtad todo lo que pueda ser provechoso para su salvación.

Esperemos con tranquila conciencia al que ha de venir, del que sabemos que está por encima de los principados y de las potestades.
Mostrémonos vigilantes en todo momento para tener así propicio al que tiene que venir gloriosamente, según creemos y confesamos para juzgar a vivos y muertos.
R/. Amén.

Qui cum Patre vivit et cum Spíritu Sancto regnat, unus Deus, in sæcula sæculorum.
R/. Amen.
Que con el Padre vive y con el Espíritu Santo reina, un solo Dios, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos
Purifíca Dómine, Deus Pater omnípotens, péctorum arcána nostrórum, cunctásque propítius máculas áblue peccatórum; ac presta Dómine, ut benefício pietátis tuæ nostris crimínibus emundáti, metuéndum terribilémque advéntum Dómini nostri Iesu Christi fílii tui exspectémus intérriti; sicque te miseránte: hic percípere mereámur ómnium véniam delictórum, ut tuum in futúro iudícium nobis sentiámus omnímodo mitíssimum, et déxteræ tuæ partícipes facti a te mereámur perpétuæ vitæ percípere præmium, tuúmque consequámur invíctum infinítum et fortíssimum regnum.
R/. Amen.
Purifica, Señor Dios Padre omnipotente, lo más secreto de nuestros corazones y lava, propicio, todas las manchas del pecado; concede también, Señor, que, limpios de nuestros delitos por gracia de tu piedad, esperemos impávidos la tremenda y temible venida de nuestro Señor Jesucristo tu Hijo; y así, compadeciéndote tú, merezcamos recibir aquí la remisión de los delitos todos para experimentar del todo indulgente tu Juicio futuro; y, hechos partícipes de tu diestra, lograr obtener de ti el premio de la vida eterna y alcanzar tu invicto, inmenso y poderoso Reino.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspéctu sanctórum Apostolórum et Mártyrum, Confessórum atque Vírginum nómina recitántur.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos
Te quæsumus Dómine Iesu Christe, ut diléctio advéntus tui ita in nobis permáneat, ne a te corda nostra unquam recédant. Sicque nos iam in ætérnam annotatióne ascríbe, ut ad futúrum non confundámur, cum ad iudicándum véneris orbem.
R/. Amen.
Te rogamos, Señor Jesucristo, que el deseo de tu venida permanezca en nosotros de tal modo que nuestros corazones nunca se aparten de ti.
Apúntanos ya en el censo eterno para que no quedemos confundidos en el futuro cuando vengas a juzgar al mundo.
R/. Amén.
Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos, por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz
Dómine Deus omnípotens, qui pro humáni géneris redemptióne coætérnum tibi coæqualémque Fílium angélica annuntiatióne, per Maríæ Vírginis úterum, ad nos voluísti transmíttere, atque ante ipsíus Fílii tui advéntum Ioánnem dignátus es destináre præconem, ut per eius verídica in desérto erémi prædicatiónem, pópulus pænitens veternórum facínorum accíperet véniam, per novi autem hóminis Dei regnum evangelizántis divínæ Trinitátis plenam mundus cónsequi morerétur ineffábilem grátiam.

Da nobis in hoc témpore advéntus Unigéniti tui eándem pacis grátiam, quam in prætérita largíre dignátus es sæcula. Et illis nos in occúrsu fídei sócies numerándos, quos in fídei primórdio a Ioánne in Iordáne pæniténtiæ undis aquárum ablútos, a te postrémo per Fílium in Spíritu Sancto et igni cognóscimus baptizátos.
R/. Amen.

Señor Dios todopoderoso, que para la redención del género humano nos enviaste a tu Hijo, eterno contigo e igual a ti, por el anuncio del ángel, mediante su encarnación en la Virgen María; y antes de su llegada te dignaste enviar a Juan como precursor, para que, por su acreditada predicación en el desierto, el pueblo penitente lograra el perdón de sus viejos pecados, y así, por el reino de Dios cuya buena noticia anunciaba este hombre nuevo, el mundo pudiera conseguir la plena e inefable gracia de la divina Trinidad.

Danos en este tiempo de adviento de tu Unigénito el mismo don de paz, que te dignaste conceder a los siglos pasados y asócianos en el encuentro de la fe con aquellos que, lavados primero por Juan en las aguas penitenciales del Jordán, fueron después bautizados por ti, por medio de tu Hijo, en el Espíritu Santo y en el fuego.
R/. Amén.

Per auctórem pacis et caritátis Dóminum nostrum Iesum Christum, cum quo tibi est una et coæquális esséntia in unitáte Spíritus Sancti regnántis, Deus in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por nuestro Señor Jesucristo, autor de la paz y de la caridad, que contigo es una e igual esencia, y reina en la unidad del Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Illatio / Acción de gracias
Dignum et iustum est, nos tibi grátias ágere, Dómine sancte Pater, ætérne omnípotens Deus, per Iesum Christum fílium tuum Dóminum nostrum; quem Ioánnes fidélis amícus præcéssit nascéndo, præcéssit in desértis erémi prædicándo, præcéssit baptizándo; viam quoque præparans iúdici ac redemptóri, convocávit peccatóres ad pæniténtiam, et pópulum Salvatóri acquírens baptizávit in Iordáne peccáta própria confiténtes.

Non hómines innovándi plenam cónferens grátiam, sed piísimi Salvatóris ádmonens exspectáre præséntiam. Non remíttens ipse peccáta ad se veniéntibus, sed remissiónem peccatórum ad futúrum póllicens esse credéntibus; ut descendéntibus in aqua pæniténtiæ, ab illo sperárent remédium indulgéntiæ, quem ventúrum audiébant plenum dono veritátis et grátiæ.

Baptizátus ígitur ab eo Christus ex eleménto visíbili et spíritu invisíbili. Ducebántur per obœdiéntiam ad misericórdiam per fílium stérilis, ad fílium vírginis, per Ioánnem hóminem magnam ad Christum hóminem Deum.

Quem adórat Ángeli atque Archángeli, Throni, Dominatiónes ac Potestátes ita dicéntes:

Es digno y justo que te demos gracias, Señor Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, por medio de Jesucristo tu Hijo nuestro Señor; a quien Juan, amigo fiel, precedió bautizando; asimismo, preparando un camino al juez y redentor, llamó a los pecadores a la penitencia, y, ganando un pueblo para el Salvador, bautizó en el Jordán a cuantos confesaban sus propios pecados.

No dando la plenitud de la gracia que renueva al hombre, sino exhortando él a aguardar la presencia del piadoso Salvador. No perdonando él los pecados de quienes acudían a él sino prometiendo que se concedería más tarde la remisión de los pecados a los creyentes, de suerte que, descendiendo al agua de la penitencia, esperasen el remedio de su perdón de aquél que oían había de venir dotado en plenitud de la verdad y de la gracia.

Cristo, pues, fue bautizado por aquél con un elemento visible y el Espíritu invisible. Y fueron muchos llevados a través de la obediencia a la misericordia, por el hijo de la estéril al Hijo de la Virgen, por Juan, el hombre grande, a Cristo, el Hombre Dios.

Al que adoran los Ángeles y los Arcángeles, Tronos, Dominaciones y Potestades diciendo así:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus
Vere sanctus et gloriósus Dóminus noster Iesus Christus, Fílius tuus; quem olim crédimus incarnátum fuísse pro salúte humáni géneris, et nunc exspectámus ad iudícium ventúrum in gloria claritátis cum ómnibus sanctis.

Christus Dóminus ac redémptor ætérnus.

Realmente es grande y glorioso nuestro Señor Jesucristo tu Hijo, quien creemos que se encarnó en otro tiempo para la salvación del género humano y ahora le esperamos viniendo al juicio en su gloria con todos sus santos.

Cristo Señor y Redentor eterno.

Inicio página

Post Pridie / Invocación
Dómine Iesu Christe, hanc hóstiam vivam illustratióne advéntus sanctífica, ut ex illa libántes mundémur a crímine et tuam grátiam mereámur percípere sine fine.
R/.
Amen.
Señor Jesucristo, santifica esta hostia viva con la luz de tu venida, para que gustando de ella, seamos libres de pecado y podamos recibir tu gracia para siempre.
R/. Amén.
Præsta, Pater ingénite, per Unigénitum tuum, Dóminum nostrum Iesum Christum, per quem tu hæc ómnia nobis indígnis servis tuis valde bona creas, sanctíficas, vivíficas ac præstas nobis, ut sint benedícta a te Deo nostro in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Concédelo, Padre ingénito, por medio de tu Unigénito, nuestro Señor Jesucristo, por quien creas todas estas cosas para nosotros, indignos siervos tuyos, y las haces tan buenas, las santificas, las llenas de vida, las bendices y nos las das, así bendecidas por ti, Dios nuestro, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro
O Verbum Patris quod caro factum es ut habitáres in nobis; præsta nobis ut qui te venísse iam crédimus et ventúrum ad huc sperámus, ab omni peccatórum eluámur contagióne, cum præceptiónis tuæ oráculis proclamavérimus e terris: Oh Verbo del Padre que te hiciste carne para habitar entre nosotros; concédenos a quienes creemos que ya viniste y esperamos que aún has de volver ser purificados de toda mancha de pecado, al proclamar en la tierra con las palabras de tu precepto:

Inicio página

Benedictio / Bendición
Illústret vos unigénitus Fílius Dei lúmine advéntus sui, quos redímere non est dedignátus prétio sánguinis próprii.
R/. Amen.
Que os ilumine con el resplandor de su venida el Hijo Unigénito de Dios que no tuvo a menos redimiros al precio de su propia sangre.
R/. Amén.
Accíngat vos virtútibus pacis, et ditet munéribus copiósi.
R/. Amen.
Os apreste con las armas de la paz y os colme de la abundancia de sus dones.
R/. Amén.
Ipsum Dóminum semper habeátis protectórem, quem omnípotens Pater suscitávit de tribu Iudæ victórem.
R/. Amen.
Y tengáis siempre como protector al mismo Señor, a quien el Padre omnipotente exaltó vencedor de la tribu de Judá.
R/. Amén.
Per misericórdiam ipsíus Dei nostri, qui est benedíctus et vivit et ómnia regit in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la misericordia del mismo Dios nuestro, que es bendito y vive y todo lo gobierna, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva
Refécti Christi córpore, sanguinéque páriter sanctificáti, Deo Patri omnipoténti grátias referámus; ut in eádem refectióne sanctificatiónem habéntes hic, et in futúro sæculo glóriam percipiámus.
R/. Amen.
Reconfortados con el Cuerpo de Cristo y santificados con su Sangre, demos gracias a Dios Padre omnipotente; para que, conservando la santificación aquí recibida, recibamos la gloria en el siglo futuro.
R/. Amén.
Per grátiam pietátis eius qui est benedíctus in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la gracia de la misericordia del que es bendito por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se exponen (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum I  (pp. 91-98) y del Liber Commicus I  (pp. 15-18).

Lecturas bíblicas en español: Sagrada Biblia, versión oficial de la Conferencia Episcopal Española. BAC, Madrid 2011.
Traducción de oraciones: Post gloria y completuria de la misa del Domingo III. Alia, illatio, post sanctus y ad orationem Dominicam: Jaime Colomina Torner en, La Fe de nuestros padres. Temas de fe y vida cristiana en la misa hispanomozárabe, Instituto de Estudios Visigótico Mozárabe, Toledo 2000, pp. 136, 46 y 54. Oratio admonitionis, post nomina, ad pacem, post pridie y benedictio tomadas del folleto de esta misa preparado por la Catedral de Badajoz.

(Se recuerda que hasta la fecha no existe misal oficial en español).

2. Cf. Is 52,7; Sal 67,12; Nah 2,1b. Según Biblia CEE (N. de La Ermita).

 

 

Índice LiturgiaInicio página

ÍNDICE GENERAL DE "LA ERMITA"

© La Ermita. España MMIII-MMXIV-MMXX