La Ermita. Rito hispano-mozárabe

ORACIONES HISPANO-MOZÁRABES

Oraciones hispano-mozárabes Cuaresma hispano-mozárabe. Preces penitenciales del tiempo de Cuaresma

 

 

PRECES DE CUARESMA
BREVIARIUM GOTHICUM
MISSALE GOTHICUM
Preces de Cuaresma.
 
ÍNDICE
Introducción.
 
BREVIARIUM GOTHICUM
Miércoles en el inicio del ayuno
 
PRIMERA SEMANA DE CUARESMA
Domingo - Lunes - Martes - Miércoles
Jueves - Viernes - Sábado
 
SEGUNDA SEMANA DE CUARESMA
Domingo - Lunes - Martes - Miércoles
Jueves - Viernes - Sábado
 
TERCERA SEMANA DE CUARESMA
Domingo - Lunes - Martes - Miércoles
Jueves - Viernes - Sábado
 
CUARTA SEMANA DE CUARESMA
Domingo - Lunes - Martes - Miércoles
Jueves - Viernes - Sábado
 
QUINTA SEMANA DE CUARESMA
Domingo - Lunes - Martes - Miércoles
Jueves - Viernes - Sábado
 
MISSALE GOTHICUM
Preces del Missale Gothicum

Introducción 1

Las preces cuaresmales hispano-mozárabes son cantos litánicos de sabor popular, de carácter penitencial en los que se solicita el perdón y la misericordia de Dios. Consituyen un buen ejemplo de participación de la asamblea en la liturgia en las que los fieles respondían a cada invocación con un breve refrán tal y como se hacía en la primitiva salmodia responsorial según nos refiere san Agustín en sus Enarrationes super psalmos 2.

Son composiciones muy características del rito hispano-mozárabe del que pasaron a otras liturgias como la galicana o la romana 3. También se conocen con el nombre de miserationes o abecedaria. Se encuentran en los oficios de difuntos 4 y en los diversos tiempos litúrgicos, especialmente en los penitenciales, como los días de letanías y durante la Cuaresma.

En el Breviarium Gothicum de 1775 (que sigue siendo a día de hoy el oficial del rito) aparecen a lo largo de toda la Cuaresma desde del Miércoles del inicio del ayuno o Miércoles de Ceniza 5 , tanto en los oficios dominicales como en los feriales. No pocas proceden de antiguos manuscritos hace tiempo desaparecidos.

Aunque mucho menos frecuentes, también se hallan, en el antiguo Misal hispano-mozárabe, es decir en el Missale Gothicum secundum regulam beati Isidori, &c. de 1804, en el que en los domingos I a V de Cuaresma se cantaban de rodillas, tras al canto del psallendum. No hay que confundir estas preces con la invocación diaconal a los penitentes públicos a que orasen de rodillas y que con el mismo título de "preces" se intercalaban antes del sacrificium en el tiempo de Cuaresma. La nueva edición del Misal (Missale Hispano-Mozarabicum) ha suprimido tanto las preces propiamente dichas como la invocación.

Permanece, pues, actualmente, en el Oficio Divino este elemento hispano-mozárabe tan característico. Del Breviario tomamos algunos ejemplos así como también otros del viejo Missale Gothicum.

MISSALE GOTHICUM

Preces de Cuaresma

Dominico primo in Quadragesima / Primer Domingo de Cuaresma
Missale Gothicum secundum regulam beati Isidori, &c. Roma 1804, col. 231

Preces

Indulgéntiam postulámus, Christe, exáudi. Placáre et miserére.

V/. Iesu Unigénite, Dei Patris Fili qui es imménsæ bonitátis Dóminus.
R/.
Placáre et miserére.

V/. Cuncti te gemítibus exorántes póscimus, cunctíque simul deprecántes quæsumus.
R/. Placáre et miserére.

V/. Tua iam cleméntia mala nostra súperet; tuo iam seréno vultu in nos réspice.
R/. Placáre et miserére.

V/. Rémove propítius tuam iracúndiam; da peccátis finem, da labóris réquiem.
R/. Placáre et miserére.

V/. Tranquillitátem témporum, rerum abundántiam, pacis quiétem et salútis cópiam.
R/. Placáre et miserére.

V/. Illíus Pontíficis pórrige præsídium; atque univérso supplicánti pópulo.
R/.
Placáre et miserére.

V/. Remissiónem ómnium peccatórum quæsumus; indúlge clemens mala quæ commísimus.
R/.
Placáre et miserére.

Pedimos indulgencia, escucha, oh Cristo. Aplácate y ten piedad.

V/. Jesús Unigénito, Hijo de Dios Padre, que eres Señor de toda bondad.
R/. Aplácate y ten piedad.

V/. Todos con gemidos te pedimos suplicantes, todos juntos te rogamos con humildad.
R/. Aplácate y ten piedad.

V/. Tu clemencia venza ya nuestros males; míranos ya con tu rostro sereno.
R/. Aplácate y ten piedad.

V/. Aparta propicio tu ira; pon fin a nuestros pecados; danos descanso en los trabajos.
R/. Aplácate y ten piedad.

V/. Tiempo tranquilo, abundancia de bienes, descanso en paz y buena salud.
R/. Aplácate y ten piedad.

V/. Protege al Papa y a todo el pueblo suplicante.
R/.
Aplácate y ten piedad.

V/. Te imploramos el perdón de todos los pecados; perdona misericordioso los males que hemos cometido.
R/.
Aplácate y ten piedad.

Hic dicat Sacerdos Orationem submissa voce. En este momento, el sacerdote dice la siguiente oración en voz baja.
Exáudi oratiónem nostram, Dómine, gemitúsque nostros áuribus pércipe: nos enim iniquitátes nostras agnóscimus, et delícta nostra coram te pándimus: tibi, Deus, peccávimus, tibíque confiténtes véniam expóscimus. Et quia recéssimus a mandátis tuis, et legi tuæ mínime parúimus. Convértere, Domine, super servos tuos, quos redemísti sánguine tuo. Indúlge, quæsumus, nobis, et peccátis nostris véniam tríbue: tuæque pietátis misericórdiam in nobis largíri dignáre.
R/
. Amen.
Señor, escucha nuestras oraciones; que nuestros gemidos lleguen a tus oídos: verdaderamente reconocemos nuestras iniquidades y descubrimos nuestras faltas ante ti: hemos pecado ante ti, oh Dios: al confesar ante ti imploramos perdón. Y, al volver a tus leyes, y a ese pequeño cumplimiento que nos pides, vuelve tu mirada, Señor, sobre tus siervos, que son redimidos por tu sangre. Absuélvenos, te rogamos, y concédenos el perdón de nuestros pecados: que seamos dignos de recibir el don de tu bondad misericordiosa.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/
. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

In tertio Dominico Quadragesimæ / En el tercer Domingo de Cuaresma
Missale Gothicum secundum regulam beati Isidori, &c. Roma 1804, cols. 284-285

Preces

Rogámus te, rex sæculórum Deus sancte, iam miserére, peccávimus tibi.

V/. Audi clamántes, Pater altíssime, et quæ precámur, clemens attríbue; exáudi nos, Dómine.
R/. Iam miserére; peccávimus tibi.

V/. Bone Redémptor súpplices, quæsumus, de toto corde flentes; requírimus assíste propítius.
R/. Iam miserére; peccávimus tibi.

V/. Emítte manum, Deus, omnípotens: et invocántes poténter prótege ex alto piíssime.
R/. Iam miserére; peccávimus tibi.

V/. Fertilitátem, et pacem tríbue: rémove bella, et famem cóhibe, Redémptor sanctíssime.
R/. Iam miserére; peccávimus tibi.

V/. Indúlge lapsis: indúlge pérditis: dimítte nóxia: áblue crímina: acclíves tu líbera.
R/. Iam miserére; peccávimus tibi.

V/. Gémitus vide: fletus intéllige: exténde manum: peccántes rédime.
R/. Iam miserére; peccávimus tibi.

V/. Hanc nostram, Deus, hanc pacem súscipe: súpplicum voces placátus súscipe: et parce piíssime.
R/. Iam miserére; peccávimus tibi.

V/. Rogámus te, rex sæculórum Deus sancte, iam miserére, peccávimus tibi.
R/. Iam miserére; peccávimus tibi.

Te rogamos, rey de los siglos, Dios santo. Perdónanos; pecamos contra ti.

V/. A los que claman, oye, Padre altísimo; cuanto te pedinmos, dánoslo benigno.
R/. Perdónanos; pecamos contra ti.

V/. Redentor santo, rogamos rendidos; con llanto te buscamos, escúchanos propicio.
R/. Perdónanos; pecamos contra ti.

V/. Danos tu mano, Dios omnipotente; protege desde el cielo a los que aquí gemimos.
R/. Perdónanos; pecamos contra ti.

V/. Fertilidad y paz concede, aleja guerras y hambre, Redentor santísimo.
R/. Perdónanos; pecamos contra ti.

V/. Perdona a los que han caído; perdona a los extraviados; a los que causan daño perdónalos; lava los pecados y líbranos; lo pedimos con humildad.
R/. Perdónanos; pecamos contra ti.

V/. Ve nuestro llanto; seca nuestras lágrimas; extiende tu mano; redime a los culpados, Salvador clemente.
R/. Perdónanos; pecamos contra ti.

V/. Nuestra paz, oh Dios, recibe propicio; escucha nuestras voces; perdón te pedimos.
R/. Perdónanos; pecamos contra ti.

V/. Te rogamos, rey de los siglos, Dios santo. Perdónanos; pecamos contra ti.
R/. Perdónanos; pecamos contra ti.

Hic dicat Sacerdos Orationem submissa voce. En este momento, el sacerdote dice la siguiente oración en voz baja.
Exáudi oratiónem nostram, Dómine, gemitúsque nostros áuribus pércipe: nos enim iniquitátes nostras agnóscimus, et delícta nostra coram te pándimus: tibi, Deus, peccávimus, tibíque confiténtes véniam expóscimus. Et quia recéssimus a mandátis tuis, et legi tuæ mínime parúimus. Convértere, Domine, super servos tuos, quos redemísti sánguine tuo. Indúlge, quæsumus, nobis, et peccátis nostris véniam tríbue: tuæque pietátis misericórdiam in nobis largíri dignáre.
R/
. Amen.
Señor, escucha nuestras oraciones; que nuestros gemidos lleguen a tus oídos: verdaderamente reconocemos nuestras iniquidades y descubrimos nuestras faltas ante ti: hemos pecado ante ti, oh Dios: al confesar ante ti imploramos perdón. Y, al volver a tus leyes, y a ese pequeño cumplimiento que nos pides, vuelve tu mirada, Señor, sobre tus siervos, que son redimidos por tu sangre. Absuélvenos, te rogamos, y concédenos el perdón de nuestros pecados: que seamos dignos de recibir el don de tu bondad misericordiosa.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/
. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Feria IIII. In prima Hebdomada Quadragesimæ / En el miércoles de la primera semana de Cuaresma
Missale Gothicum secundum regulam beati Isidori, &c. Roma 1804, col. 243

Preces

Antequam Sacerdos faciat ablutionem manuum: prosternat se ad pedes Altaris flexis genibus: et dicat has preces in hunc modum: Antes de hacer el sacerdote la ablución de las manos, se postra a los pies del altar, dobladas las rodillas y dice estas preces del modo siguiente:

Peniténtes oráte flectíte génua Deo: deprecémur Dóminum ut remissiónem peccatórum, et pacem nobis donáre dignétur.

V/. Erígite vos in nómine Christi. Compléta oratióne vestra simul dícite: amen.
R/. Amen.

State locis vestris ad Missam.

Penitentes orad; doblad vuestras rodillas a Dios: supliquemos al Señor, para que se digne darnos el perdón de los pecados y la paz.

V/. Levantaos en nombre de Cristo. Habiendo terminado vuestra plegaria, decid todos: amén.
R/. Amén.

Ocupad vuestros lugares para la Misa.


Notas

1. Traducciones basadas en Prado, Germán, Misa solemnizada con laudas y preces mozárabes. Ed. El Perpetuo Socorro, Madrid 1963, pp. 105, 131-132.
2. Ver: Asensio Palacios, Juan Carlos, El canto en la antigua Iglesia de España en Actas del I Congreso Nacional de cultura mozárabe, p. 137. Publicaciones Obra cultural y social Cajasur. Córdoba, 1996.
3. Ver al respecto lo dicho sobre el origen hispano-mozárabe de las preces Attende Dómine.
4. Se pueden escuchar ejemplos de preces del oficio de difuntos en: Música litúrgica. Ejemplos para escuchar.
5.
El Miércoles de Ceniza es un elemento introducido muy tardiamente en el rito hispano que el actual calendario no contempla. Véase: Breve esquema de la Cuaresma hispano-mozárabe.

 

Índice de oraciones hispano-mozárabesCuaresma (5)Cuaresma (7)Inicio página

ÍNDICE GENERAL DE "LA ERMITA"

© La Ermita. España MMXIV-MMXVIII