La Ermita. Rito hispano-mozárabe

ORACIONES HISPANO-MOZÁRABES

Oraciones hispano-mozárabes Cuaresma hispano-mozárabe. La Entrega del Símbolo el Domingo de Ramos

 

Cuaresma (10)

Traditio Symboli. Missale Mixtum, 1500, f. CLII

 

Traditio Symboli / Entrega del Símbolo 1

El Domingo in Ramos Palmarum o de Ramos, tiene lugar, entre el Psallendum y la lectura del Apóstol, el rito de la Traditio Symboli o Entrega del Símbolo, que forma parte del rito catecumenal hispano-mozárabe. El actual Missale Hispano-Mozarabicum no incluye los textos para este rito, lo que no quiere decir que no pueda celebrarse. De hecho, la primera traducción del Misal, aunque no oficial, sí recoge, a modo de rúbrica, la posibilidad de hacerlo 2. Estos son los textos del antiguo Misal Gótico:

Hic fiat sermo ad populum.

Charíssimi, accípite régulam fidei, quod Sýmbolum dícitur. Et cum accepéritis in corde scríbite, et quotídie apud vosmetípsos dícite. Ántequam dormiátis, antequam procedátis, vestro Sýmbolo vos munite. Sýmbolum nemo scribit, ut legi possit. Sed ad recenséndum, ne forte déleat oblívio, quod non trádidit léctio, sit vobis quod ex vestra memoria. Quod auditúri estis, hoc creditúri. Et quod creditúri, hoc etiam lingua redditúri. Ait enim Apóstolus: Corde créditur ad justítiam: oris conféssio fit ad salútem.

Hoc enim Sýmbolum, quod retentúri estis, et creditúri.

Signáte ergo vos, et respondéte.

Fides.

Credo in Deum Patrem omnipoténtem.
Et in Jesum Christum filium ejus únicum Dóminum nostrum.
Natum de Spíritu Sancto ex útero Mariæ Virginis.
Passus sub Póntio Piláto.
Crucifíxus, et sepúltus : tértia die resurréxit vivus a mórtuis.
Ascéndit in cælum.
Sedet ad déxteram Dei patris omnipoténtis.
Inde ventúrus judicatúrus vivos, et mórtuos.
Credo in sanctum Spíritum : Sanctam Ecclésiam Cathólicam : Sanctórum communiónem : remissiónem ómnium peccatórum : carnis hujus resurrectiónem : et vitam ætérnam : amen.

Submissa voce.

Ut fácilius memóriæ vestræ possint inhærére, quæ dicta sunt, textum Sýmboli, ordinémque repetámus.

Credo in Deum patrem omnipoténtem...

Submissa voce.

Tértio quoque textum Sýmboli recenseámus : ut quia fidem divínæ Trinitátis Sýmbolum in se cóntinet, ipse númerus repetitiónis cum sacraménto convéniat Trinitátis.

Credo in Deum patrem omnipoténtem...

Submissa voce.

Hanc sanctæ fídei régulam, quam vobis nunc trádidit sancta Mater Ecclésia, firmíssima mentis vestræ retinéte senténtia : ne aliquándo dubitatiónis scrúpulum in corde vestro oriátur. Quia si, quod absit, in hoc vel tenúiter dubitátur, omne fídei fundaméntum subrúitur, et ánimæ perículum generátur. Et ídeo si áliquem vestrum inde quíppiam movet, réputet, quia hoc intellígere non possit. Vera tamen esse credat ómnia, quæ audívit.

Deus autem omnípotens ita cor vestrum illúminet, ut intelligéndo, et credéndo, quæ díximus, et fidem rectam custodiátis, et sanctis opéribus fulgeátis, ut per hæc ad beátam vitam perveníre póssitis.
R/
. Amen.

Ipso præstánte, et auxiliánte, qui vivit et ómnia regit in sæcula sæculórum.
R/
. Amen.

A continuación se dice el sermón al pueblo:

Recibid, amadísimos, la norma de la fe, a la que llamamos «Símbolo». Una vez recibido, tenéis que grabarlo en vuestro corazón, y recordarlo todos los días. Antes de acostaros, antes de salir de casa, envolveos en el Símbolo para vuestra defensa. No vamos a escribirlo para releerlo luego, sino que os conviene retenerlo en la mente, y evitar que el olvido cancele lo que en este momento se os dicta. Lo que escucharéis ahora, debéis creerlo, y creyéndolo, profesarlo en voz alta. Como dice el apóstol: «La fe en el corazón nos confiere la justicia, la proclamación de la fe con los labios nos conduce a la salvación» 3.

Este es, pues, el Símbolo que retendréis en la memoria y habéis de creer.

Persignaos y repetid conmigo:

La fe:

Creo en Dios Padre todopoderoso.
Y en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor.
Nació de Santa María Virgen concebido por el Espíritu Santo.
Padeció bajo el poder de Poncio Pilato.
Fue crucificado y sepultado.
Al tercer día resucitó de entre los muertos.
Subió a los cielos.
Está sentado a la derecha de Dios Padre Todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

En voz baja.

Con el fin de que lo que se ha dicho arraigue con facilidad en vuestra memoria, repitamos por orden el texto del Símbolo:

Creo en Dios Padre todopoderoso...

En voz baja.

Y puesto que el texto del Símbolo es expresión de la fe en la divina Trinidad, lo repetiremos por tercera vez para que concuerde el número de veces que lo repetimos con el objeto de nuestra fe trinitaria.

Creo en Dios Padre todopoderoso...

En voz baja.

Conservad con firmeza en vuestra mente esta sagrada norma de la fe que la Madre Iglesia ahora os transmite. Que el pensamiento no se deje arrastrar jamás contra el escollo de una duda. Si esto sucediera, no lo quiera Dios, las bases de la fe vacilarían, podrían hundirse, y vuestra alma correría un grave peligro. Nadie pretenda modificar su contenido, pues está muy por encima de la humana inteligencia. Crean todos en la verdad de lo que se les ha dicho.

Dios omnipotente ilumine vuestro corazón, y así, habiendo aprendido bien lo que os hemos enseñado, y creyendo en ello, guardaréis intacta la fe verdadera. La fe santa resplandecerá en las buenas obras, que os conducirán a la felicidad eterna.
R/. Amén.

Que lo conceda con su auxilio aquél que vive y reina por los siglos de los siglos.
R/. Amén.


Notas:

1. Texto en latín tomado del Missale Gothicum secundum regulam Beati Isidori Hispalensis Episcopi, &c. Roma 1804, cols. 367-368 (Missale Mixtum ff. CLI-CLII).
2. Textualmente dice: "En este momento, los catecúmenos reciben y recitan el Credo"; Ivorra, Adolfo (ed.), Misal Hispano-Mozárabe. Centre de Pastoral Litúrgica, Barcelona 2015, p. 206.
3. Rom 10,10.

 

Índice de oraciones hispano-mozárabesCuaresma (9)Inicio página

© La Ermita. España MMXVI