La Ermita. Rito hispano-mozárabe

 

ORACIONES HISPANO-MOZÁRABES

Oraciones hispano-mozárabes Adviento. Himnos del propio del tiempo de Adviento de la Liturgia Hispano-Mozárabe

 

Adviento

HIMNOS DE LA LITURGIA MOZÁRABE.
VERSIÓN CASTELLANA DE LOS HIMNOS DE LA LITURGIA MOZÁRABE

Realizada desde la edición de Blume, Clemens,
Hymnodia Gotica. Die Mozarabischen Hymnen des alt-spanischen Ritus

por

CARLOS ARANA TARAZONA

ÍNDICE
Presentación
Gaudete flores martyrum
Cunctorum rex omnipotens
Christi caterva clamitet
Verbum supernum prodiens
Vox clara, ecce intonat
A Patre unigenite
Ecce, salvator omnium

Presentación

Estos siete himnos de Adviento que a continuación ofrecemos, forman parte del total de ochenta que D. Carlos Arana Tarazona ha traducido a partir de la Hymnodia Gotica de Blume y que el propio autor gentilmente ha facilitado a La Ermita para su publicación. La numeración de los himnos se corresponde con la de la Hymnodia Gotica.

Por nuestra parte nos limitamos a añadir, al pie de cada himno, su ubicación concreta tanto en la Hymnodia Gotica como en el Breviarium Gothicum, con enlaces a este último donde acceder a la versión latina.

Para un esquema de la distribución en el Breviario de los himnos vea: Himnos de la Liturgia de las Horas Hispano-Mozárabe. Propio del tiempo: Adviento, Navidad y Aparición.

 

1. In adventu Domini

Gaudete flores martyrum

¡Alegraos, primicias de los mártires; salud, pueblos de la tierra! Dirigid vuestra vista por entre las estrellas, esperad la señal de la gloria 1.

Resuenan ya las voces de los profetas que anuncian la llegada de Cristo, preludio de la redención, de la gracia que nos ha redimido.

Ved que resplandece nuestra aurora y nuestros corazones se desbordan de alegría, al son de una voz fiable que anuncia a quien es nuestra gloria.

Que la alegría de salvación tan grandiosa que fue la redención del mundo nos inspire un cántico sublime de acogida.

Esta fue la primera venida y no para castigar al mundo sino para sanar sus heridas y salvar lo que estaba perdido.

Y ahora la segunda venida nos advierte que Cristo está a las puertas, para entregar a los santos la corona y abrir los umbrales del reino de los cielos.

Ya aparece el astro salvador, promesa de una luz perpetua y un fulgor deslumbrante nos convoca a la herencia celeste.

Nuestro único deseo es contemplarte a Ti, Cristo, Dios tal como eres, a fin de que esta visión dichosa nos arrebate del abismo del infierno.

Para que cuando, oh Redentor, regreses rodeado de los mártires con sus túnicas blancas, nos incorpores plenos de gozo a esta dichosa asamblea.

 

Hymnodia Gotica, p.63; Breviarium Gothicum, f. XCI (Die XVII Novembris. In festo sancti Aciscli, et comitum ejus. Ad Vesperum, in Laudibus).

  Inicio página

2. Dominica prima adventus
Ad Laudes

Cunctorum rex omnipotens

Cuando el todopoderoso rey del universo vino para salvar al mundo se revistió de un cuerpo mortal a nuestra imagen.

Quien reina con el Altísimo se recluye en el vientre de una Virgen para nacer en un cuerpo mortal y romper las ataduras de la muerte.

Cuando llegó el salvador a redimir a quienes había creado, los pueblos que estaban sumidos en las tinieblas vieron el resplandor de la luz.

Aquel a quien en otro tiempo predijeron los profetas en sus oráculos vendrá ahora en gloria a sanar nuestras heridas.

Alegrémonos ahora en el Señor y también en el Hijo de Dios, dispuestos a recibirlo el día de de su advenimiento.

 

Hymnodia Gotica, p.64; Breviarium Gothicum, f. 7.

Inicio página

3. Dominica prima adventus
Ad Vesperas

Christi caterva clamitet

Estallen en cánticos los fieles cristianos en su asamblea y entone las más grandes alabanzas en honor del creador del universo por las gracias que ya presiente próximas.

Cuando vino a redimirnos, el Unigénito del Creador llevó a cumplimiento los oráculos que en otro tiempo por inspiración divina anunciaron los profetas.

El Verbo, que vino a nosotros tomando nuestra humana condición cargó con la culpa de nuestros pecados y derrotó al príncipe de la muerte.

Nacido de mujer en el tiempo pero eterno por su Padre, es persona única, la del Verbo, con naturaleza dúplice.

Llega Dios hecho hombre para que el hombre viejo renovado, renacido con el Dios que nace, resplandezca con fe renovada.

Por el gozo de tal nacimiento las naciones renacidas por la gracia celebran estas fiestas anuales con desbordante alegría, orgullosas de su trofeo.

Que todos los aquí congregados celebren este advenimiento con solemnes preces en espera del triunfo de un día tan grande.

Para que cuando llegue el día del segundo advenimiento y el orbe entero quede sumido en el espanto, esta acogida humilde pero digna nos sirva de esperanza.

Hymnodia Gotica, p.64; Breviarium Gothicum, f. 1.

Inicio página

4. Infra hebdomadam primam Adventus
Feria secunda ad Vesperas

Verbum supernum prodiens

Palabra procedente de lo alto que emergiste del Padre antes del tiempo y nacido en el discurrir de la historia vienes para salvar el mundo.2

Ilumina ahora nuestros corazones, inflámalos en tu amor y al escuchar que tú llegas desechemos cualquier maldad.

Cuando llegues más tarde como juez a escudriñar lo íntimo del corazón darás lo merecido a lo que ha estado oculto y el reino de los cielos a los buenos y a los justos.

Que no nos dejemos oprimir por el mal debido a la gravedad de nuestros pecados y que con los bienaventurados seamos partícipes de la vida eterna.

Alabanza, honor, poder y gloria a Dios padre y al Hijo y con ambos al Paráclito por los siglos de los siglos.

Hymnodia Gotica, p.65; Breviarium Gothicum, f. 10.

Inicio página

5. Infra hebdomadam primam Adventus
Feria IV ad Vesperas

Vox clara, ecce intonat

Ved que una voz resuena nítida y sacude la oscuridad; fuera las quimeras porque Cristo ya brilla desde el cielo.

Que se recupere nuestro corazón entumecido por las heridas del pecado. Resplandece un astro nuevo que va a borrar toda culpa.

Un cordero nos es enviado desde lo alto para saldar desinteresadamente nuestras deudas. Unamos cánticos y lágrimas implorando el perdón.

Para que cuando por segunda vez aparezca refulgente y el horror envuelva el mundo entero, no nos castigue por nuestros pecados sino que benigno nos proteja.

 

Hymnodia Gotica, p.65; Breviarium Gothicum, f. 12.

Inicio página

6. Infra hebdomadam secundam Adventus
Feria secunda ad Vesperas

A Patre unigenite 3

Hijo único del Padre, tú vienes a nosotros por mediación de una virgen para santificarnos a todos con el rocío del bautismo y regenerarnos por medio de la fe.

Descendió del cielo donde estaba y adoptó forma humana para rescatar de la muerte al hombre que había creado y ofrecernos los gozos de la vida eterna.

Te suplicamos, Redentor, que penetres propicio en nuestros corazones y los ilumines con la resplandeciente luz divina.

Quédate con nosotros, Señor, y aleja la obscuridad de la noche; limpia todos nuestros delitos y concédenos, piadoso, tus remedios.

Sabemos que tú ya viniste y creemos que volverás de nuevo. Defiende con tu escudo tu reino glorioso.

Cristo, tú que eres la vida, la salvación y la verdad, protégenos a quienes te suplicamos y que entonando con júbilo este himno, derrotemos las pulsiones de la carne.

Hymnodia Gotica, p.66; Breviarium Gothicum, f. 17.

Inicio página

7. Infra hebdomadam secundam Adventus
Feria secunda ad Laudes

Ecce, salvator omnium

Ved que el salvador del mundo, el más deseado, cuyo natalicio que ya fue anunciado por los profetas llega enseguida.

Limpiemos de inmundicia nuestros corazones, preparemos los caminos del Señor, gritemos desde lo más profundo del alma: Ven, Redentor, y sálvanos.

Hymnodia Gotica, p.67; Breviarium Gothicum, f. 17.

 


NOTAS

1. Sólo lo recoge el manuscrito M. Permite la lectura de un acróstico: Mauricus, obtante Veraniano, edidit, (lo publicó Mauricio a instancias de Veraniano). La segunda y séptima estrofas constan de cinco versos, el resto de cuatro. Cada verso consta de dos hemistiquios: 5 a 7/8 a10. Quizá ritmo de hexámetro.
2. El uso litúrgico a veces prescinde de la estrofa primera, dedicada a los santos del día: Acisclo y compañeros. Al comenzar el Adviento siempre el mismo día (XV Kal. Dec., es decir el 17 de noviembre), coincidía con la festividad de dichos mártires.
3. Blume sólo ofrece la primera estrofa aunque otras versiones dan hasta cinco y tal parece ser el uso litúrgico. Incorporamos las otras cuatro.
 

 

Índice de oraciones hispano-mozárabesAdviento (5)Inicio página

© La Ermita - España MMXIV