ORACIONES HISPANO-MOZÁRABES

Oraciones hispano-mozárabes Adviento. Rito de la luz de Adviento

 

Adviento

ADVIENTO HISPANO-MOZÁRABE
RITO DE LA LUZ DEL ADVIENTO

 

ÍNDICE
Introducción.
Rito de la luz de Adviento.
1. Rito de la luz (Breviario).
2. Rito de la luz (devocional).

INTRODUCCIÓN

Desde hace ya unos años se ha popularizado en el ámbito del rito romano la costumbre de la corona de Adviento, cuya bendición se contempla en la edición española del bendicional y puede sustituir al rito penitencial de la misa. Existen también adaptaciones para el rito ambrosiano que, al igual que el hispano-mozárabe, cuenta con un Adviento de seis semanas.

Por su parte, los oficios hispánicos de Vísperas comienzan a lo largo de todo el año con el rito de la luz, con lo que no parece necesario crear un rito, unos formularios o unos textos específicos para una posible adaptación de la corona de Adviento al ámbito hispano-mozárabe. En su lugar, se puede recurrir al Breviario para el rito de la luz de los domingos de Adviento, y si se desea, valerse de una corona de Adviento de seis velas, una para cada domingo. En el caso de celebrarse en la iglesia lo razonable sería rezar íntegramente las vísperas.

A continuación presentamos una breve explicación de este rito de la luz, con los textos que nos ofrece el Breviario y sus rúbricas originales pensadas para una celebración litúrgica y comunitaria en la iglesia. También, proponemos una versión simplificada que podría utilizarse privadamente con fines devocionales y que hemos completado con otros elementos del oficio de Vísperas, también tomados del Breviario.

 

RITO DE LA LUZ

El rito de la luz inicia los oficios de Vísperas del rito hispano-mozárabe. Comprende una invocación inicial seguida del canto de la antífona laudes (también denominada vespertinum), que, a su vez, en las primeras Vísperas de los domingos de Adviento, salvo el VI, va acompañada de una oración colecta.

Invocación inicial. En el Breviario no tiene ningún título. El P. Pinell 1 la denomina oblatio luminis u oblación de la luz, porque antiguamente la invocación se acompañaba del gesto de ofrecer en el altar la primera lámpara que se encendía en la iglesia. Así lo recoge también la guía de Las Vísperas de san Lucas en rito Hispano-Mozárabe, Seminario de San Ildefonso, Toledo 1993 donde las rúbricas para este rito son las siguientes:

Estando la iglesia débilmente iluminada, se coloca, oculto tras el altar, un gran cirio encendido. Los ministros entran en silencio, se inclinan ante el altar, y el diácono, o en su defecto el sacerdote toman la fuente de la luz, la muestran al pueblo y dicen: In nómine Dómini...

Woolfenden 2 cree, que más que ofrecer la luz a Dios este rito quiere expresar cómo Dios ofrece la luz a su pueblo. En cualquier caso, en este momento es cuando se puede encender la vela o cirio, que a su vez podría ser el de la corona que corresponda a cada domingo.

Lauda (Laudes). Una vez encendida la vela se recita o cantan las laudes, que es una antífona responsorial sálmica. Recibe también el nombre de antífona, psalmus y vespertinum. Antiguamente, mientras se cantaba el vespertinum se iban encendiendo el resto de las luces. También la guía mencionada recoge esto en sus rúbricas:

Durante este canto, que entonan los cantores y que se repite desde el lugar indicado, se encienden las luces de la iglesia.

Oración. Acompaña a las laudes solo en algunos domingos y festivos y en el oficio de Santa María en sábado. Termina siempre con la misma fórmula conclusiva y el saludo. En las Primeras Vísperas de los Domingos I a V de Adviento la oración es la misma, mientras que el VI carece de ella. Se omite en las segundas Vísperas del domingo.

Y así finaliza este sencillo rito cuyos textos son iguales en los domingos I a V de Adviento mientras que en el VI varían las laudes, que además carecen de oración colecta 3.

RITO DE LA LUZ DE ADVIENTO

DOMINGOS I A V DE ADVIENTO

Oblatio luminis / Oblación de la luz
Incipiat Presbyter cum signo crucis:
In nómine Dómini nostri Iesu Christi lumen cum pace.
R/. Deo grátias.
El sacerdote hace la señal de la cruz y dice:
En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, luz con paz.
R/. Demos gracias a Dios.
Dicat Presbyter:
Dóminus sit semper vobíscum.
R/.
Et cum spíritu tuo.
El sacerdote dice:
El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

 

Lauda / Laudes 4
A solis ortu usque ad occásum, laudábile nomen Dómini.

V/. Sit nomen Dómini benedíctum, ámodo, et usque in ætérnum.
R/. Laudábile nomen Dómini.

Desde el nacimiento del sol hasta donde se pone, sea alabado el nombre del Señor.

V/. Sea el nombre del Señor bendito desde ahora y para siempre.
R/. Sea alabado el nombre del Señor.

Oratio / Oración
Deus, cuius nomen est benedíctum a solis ortu usque ad occásum, reple cor nostrum sciéntia, et ori nostro tuæ laudis offícia députa, ut, sicut omne per ævum débito honóre benedíceris, ita ab ortu solis usque ad occásum cónsono cunctórum ore laudéris.
R/. Amen.
Oh Dios, cuyo nombre es bendito desde la salida del sol hasta su ocaso, llena de ciencia nuestros corazones y abre nuestros labios en tu alabanza; para que como eres bendito con el debido honor por todos los siglos, así seas alabado de oriente a occidente por todas las naciones.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus, et vivis, et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/. Amén.
Dicat Presbyter:
Dóminus sit semper vobíscum.
R/.
Et cum spiritu tuo.
El sacerdote dice:
El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Inicio página

DOMINGO VI DE ADVIENTO

Oblatio luminis / Oblación de la luz
Incipiat Presbyter cum signo crucis:
In nómine Dómini nostri Iesu Christi lumen cum pace.
R/. Deo gratias.
El sacerdote hace la señal de la cruz y dice:
En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, luz con paz.
R/. Demos gracias a Dios.
Dicat Presbyter:
Dóminus sit semper vobíscum.
R/.
Et cum spiritu tuo.
El sacerdote dice:
El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

 

Lauda / Laudes 5
Erit lux magna in témpore vespertíno, quia ecce véniet Dóminus Deus vester.

V/. Et illuminabúntur, qui in ténebris sunt, et in umbra mortis sedent.
R/. Quia ecce véniet Dóminus Deus vester.

Una gran luz vendrá al atardecer, porque he aquí que viene el Señor vuestro Dios.

V/. Para iluminar a los que yacen en tinieblas y en sombras de muerte.
R/. Porque he aquí que viene el Señor vuestro Dios.

Dicat Presbyter:
Dóminus sit semper vobíscum.
R/.
Et cum spíritu tuo.
El sacerdote dice:
El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.


Notas:
1. Pinell, Jordi OSB, Liturgia hispánica. Centre de Pastoral Litúrgica, Barcelona 1998, pp. 268-270.
2. Woolfenden, Graham, La oración diaria en la España cristiana. Cristiandad, Madrid 2003, p. 51.
3. Para los Domingos I a V, ver Breviarium Gothicum, fol. 1 y para el VI, fol. 39.
4. Sal 112,3.
5. Cf. Is 40,10. Lc 1,79a.

 

Índice de oraciones hispano-mozárabesAdviento (2)Adviento (4)Inicio página

© La Ermita. España MMXI