La Ermita. Rito hispano-mozárabe

ORACIONES HISPANO-MOZÁRABES

Ad sanctus

 

Ad sanctus

En los antiguos libros litúrgicos hispanos 1, las principales solemnidades contaban con una forma peculiar de canto del sanctus del que destaca su semejanza con el himno Te Deum en el que posiblemente se haya inspirado 2. La versión completa (ad sanctus, sanctus y doxología) en el Missale Mixtum es esta:

  Ad sanctus / Al sanctus
Te cæli cælórum,
Te potestátes,
Te throni et virtútes laudant.
Tibi cœtus Angelórum in excélsis cóncinunt hymnum.
Tibi Chérubin ac Séraphin incessábili voce proclámant dicéntes:
A ti, los cielos,
A ti las potestades,
A ti los tronos y las virtudes te alaban.
A ti los coros de los ángeles te entonan himnos.
A ti los querubines y los serafines te aclaman con un cántico eterno diciendo:
Hágios, Hágios, Hágios, Kýrie, o Theós. Hágios, Hágios, Hágios, Kýrie o Theós.
Sanctus, Sanctus, Sanctus,
Dóminus Deus Sábaoth.
Pleni sunt cæli et terra
glóriae maiestátis tuæ.
Hosánna Fílio David.
Benedíctus qui venit in nómine Dómini.
Hosánna in excélsis.
Santo, Santo, Santo,
Señor Dios del universo.
Llenos están el cielo y la tierra
de tu majestad gloriosa.
Hosanna al Hijo de David.
Bendito el que viene en nombre del Señor.
Hosanna en el cielo.
Hágios, Hágios, Hágios. Hágios, Hágios, Hágios.
Te, Dómine, laudat omnis virtus cælórum et exércitus Angelórum.
Tibi hymnum deprómunt mellíflua cármina Sanctórum.
Tibi psallant choreæ Vírginum et cœtus Confessórum.
Tibi génua curvant cæléstia, terréstria et inférna.
Laudant te Regem ómnium sæculórum.
Hosánna in excélsis.
A ti, Señor, te alaban todas las huestes de los cielos y los ejércitos angélicos.
A ti te cantan himnos los santos con sus dulces concentos.
A ti salmean los coros de vírgenes y la turba de confesores.
Ante ti doblan la rodilla los moradores de los cielos, de la tierra y de los infiernos.
Te alaban como rey de todos los siglos.
Hosanna en el cielo.

 


NOTAS

1. Lo encontramos en ambas tradiciones hispanas, la A y la B. En el Antifonario de León, bajo el título de ad sanctus, en las misas de Santa María (ff. 61v-62) -texto completo-, Navidad (f. 73), Circuncisión (f. 82), Vigilia Pascual (f. 177) y Pentecostés (f. 177) y en el Codex Silensis, también bajo el título ad sanctus, en la misa de la Ascensión.
En cambio, en el antiguo Missale Mixtum -sin título- sólo se canta el Domingo de Resurrección (PL 85, col. 484, f. 197) diferenciándose del Antifonario en que tras el sanctus propiamente dicho se añade la doxología Te, Domine, laudat. El Misal Hispano-Mozárabe actual no contempla el ad sanctus ni en el Oferencio ni en ninguna solemnidad.

2. Ver: Cagin, Paul, L'Illatio mozarabe de Pâques et le Te Deum en Te Deum ou Illatio?, Abbaye de Solesmes 1906, pp. 7-13 y Ramis, Gabriel, La anáfora eucarística hispano-mozárabe. Su historia y su evolución en Prex Eucharistica Vol III. Academic Press Fribourg, 2005, p.254.

 

Volver al índice de oracionesInicio página

© La Ermita. España MMXI