La Ermita. Rito hispano-mozárabe

 

EL OFICIO DIVINO O LITURGIA DE LAS HORAS

Breviario
Compartir
Tweet

 

YMNI DE TOTO CIRCULO ANNI
HIMNOS PARA TODO EL AÑO LITÚRGICO

Himnos en la unción y natalicio del rey
y en los días de letanías por la partida del ejército y su regreso
Himnos en la unción y natalicio del rey y en los días de letanías por la partida del ejército y su regreso
ÍNDICE
Inclite Rex magne regum / Glorioso y gran rey de reyes.
Anni perhacto circulo / Completado el círculo del año.
O verum regimen Christe fidelium / Oh Cristo, verdadero rey de los fieles.

 

 Ymnus in ordinatione regis / En la unción del rey (1)
   Inclite Rex magne regum
Consecrator principum
Veritas signa Patris
Christe vero crismate
Quo fabente regna durant
Adque regem imperant.

   Provee regnum fidelis
Principis ad gloriam
Unguine sacro nitescat
Sanctitate floreat
Fulgeat vite corona
Polleat clementia.

   Gaudeat cum plebe totus
Tota plebs cum principe
Sit dies natalis huius
Feriata gaudio
Sit piis omnino votis
Plena exultatio.

   Ut pie tenendo regnum
Quum beatis moribus
In quibus nunc principatur
Sic modestus imperet
Quo simul cum his fruatur
Sempiterno munere.

   Glorioso y gran rey de reyes,
consagrante de príncipes,
verdad sellada
con el verdadero crisma del Padre,
Cristo, con cuya protección
perviven los reinos y mandan los reyes.

   Lleva a la gloria
el reino de tu fiel príncipe,
resplandezca con el sagrado ungüento,
florezca por su santidad,
brille por la corona de vida,
destaque por su clemencia.

   Regocíjese todo él con su pueblo
y el pueblo todo con su príncipe,
sea el día de su natalicio
festivo con gozo,
esté esta exultación
completamente llena de piadosos votos;

 Que, teniendo el reino piadosamente
con leyes santas,
gobierne con moderación
sobre aquellos en los que ahora reina,
de manera que al mismo tiempo que estos
goce del don eterno.

  [Con melodiosas voces hagamos sonar
y cantemos gloria al Padre,
gloria a Cristo,
gloria al Paráclito,
que es Dios trino y uno
antes de los siglos.]
   Amén.

Inicio página

In natalicio regis / En el natalicio del rey (2)
   Anni perhacto circulo
Ades dies celebrior
Natale nobis principis
Noba recursi temporis

   Quo matris alvo proditus
Diem petivit seculi
Lucisque huius pro die
Intravit ortum nesciens

   Hunc tu creator obtime
Cunalibus infantie
Vectum per oras temporum [CXI]
Perfectum abtas in virum

   Quem disciplinis erudis
Gratis peragens sensibus
Maturitate temporis
Honore ditas regio

   Ob hoc Deus te poscimus
 Ut huius adsis questibus
Fabe rogantem munere
Poscentis audiens precem.

   Completado el círculo del año,
renovando para nosotros a la vuelta del tiempo
el natalicio del príncipe,
ha llegado el celebrado día,

   En el que, salido del vientre de su madre,
vino al día del siglo
y entró sin saberlo
al nacimiento de tu abundante luz.

   A este tú, creador buenísimo,
llevándolo desde la cuna de su infancia
por las orillas de los tiempos,
lo preparas para [ser] un hombre completo,

   Y lo instruyes en tus enseñanzas
colmándolo de pensamientos gratos,
y en la madurez de su edad
lo enriqueces con el honor regio.

   Por esto, Dios, te pedimos
que le ayudes en sus empresas
amparando sus ruegos con tus dones,
escuchando su súplica cuando te pide,

   [Para que, encaminándose con paso sin culpa
a la meta del siglo que declina,
cruce sin mancha
el final de esta vida.

   Sea la gloria a Dios Padre
y a su único Hijo
con el Espíritu Paráclito
ahora y siempre.
   Amén.]

Inicio página

Ymnus de profectione exercitus qui usque in reversione dicendus est diebus letaniarum  / En los días de letanías por la partida del ejército y su regreso (3)
  O verum regimen Christe fidelium
Qui vita via es hac pia veritas
Lustrans conspicuo lumine credulos
      Obscurans quoque perfidos

   Tu es unigena alma redemtio
Tu verus genitor nosque clientuli
Tante lacrimis pectora tundimus
      Intende pie supplices

   Rectores humiles quesumus patrie
Cum cunctis sibimet plebibus creditis
 Directo itinere inclite ducito
      Dans pacis bona omnibus

   Moysi qui famulo ad precem intuens
Ponti purpurea equora dividens
Traducis cuneos Israheliticos
      Siccato maris alveo

   Et qui ad nicilum principis illius
Faraonis opus calle potissimo
Calcando rediens impium ilico
      Mersis linfa superfluens

   Eius quique pius questibus annuens
Frendens prevalide mox truculentior
Divinis Amalec plectitur hictibus
      Consumtis suis omnibus

   Dux esto placidus his tuis servulis
 Virtus angelica illis adereat
Custus invigilet his tua gloria
      Qui es summa benignitas

   Ut tamquam vituli plebs tua commeans
Ex grege fidei ausibus liberis
Gentes barbaricas cornibus ventilet
      Ac planta terat impios

   Hostiles acies telaque bellica
Que frustrat minitrat [Fortè, frustra minitat] turba satellitum
In necem populi tendere acrius
      Everte Deus funditus

   Cuius presidio inclitus belliger
David opilio mente tirannidem
 Goliam subigiens saxeo impetu
      Letus munere redditur

   Post hunc qui etiam tempore postero
Judam munificum efficis prelio
Clemens salvivica castra fidelium
      Depellens cito tedium

   Nostrorum gemitus aspice principum
Vulgi funerea murmura contuens
Ex iusto iugulo deseca emulos
      Tu regum pater omnium

   Non nostris noceat pugio finibus
Set firmes animo principis incliti
In cunctis vigeat robore gratie
      Facti undique compotes

   Defende populum vindice dextera
 Quem sacro pretio sanguinis emtus est
Hac vero labacri gurgite abluens
      Toth sacras tibi militer [milites]

   Victricem tribue Christe de hostibus
Palmam Christicolis celitus regibus
Ex totis viribus te redamantibus
      Vota vita et actibus

   Nunc cepta peragant gressibus prosperis
Cum pace redeant sedibus propriis
Pactumque recinant ymnum in etheris
      Huiusce tibi vocibus

   Sit Trino Domino gloria Unico
Regnum perpetuum aucta perennitas
Qui semper famulis comta corona es
      Regnans seculis omnibus.
     Amen.

   Oh Cristo, verdadero rey de los fieles,
que eres vida, camino y bondadosa verdad,
iluminando con tu brillante luz a los creyentes,
envolviendo también en la sombra a los incrédulos.

   Tú, unigénito, eres bienhechora Redención,
tú verdadero Padre y nosotros tus humildes protegidos;
pues golpeamos nuestros pechos con tantas lágrimas,
atiende compasivo nuestras súplicas.

   Te lo pedimos humildemente: conduce, glorioso,
por el recto camino  a los que gobiernan la patria
y a todo el pueblo a ellos confiado,
dando a todos los bienes de la paz.

   Tú, que, mirando propicio al ruego de tu siervo Moisés,
separas las aguas purpúreas del ponto
y haces pasar los ejércitos de Israel
tras secar el lecho del mar,

   Y que aniquilas a los ejércitos del príncipe Faraón,
aplastándolos en el sendero más seguro,
y sumerges al impío al desbordarse
en ese momento las aguas,

   Y que, concediendo las peticiones de aquél Amalec,
que bramaba ferozmente con todas sus fuerzas,
enseguida es castigado con los azotes divinos,
siendo destruidos todos los suyos:

   Sé dulce guía para estos tus humildes siervos,
que la fuerza angélica esté unida a ellos,
que como su guardián vele por ellos tu gloria,
tú que eres la bondad suma,

   Para que tu pueblo, saliendo como novillos de la grey,
aviente con sus cuernos, con la libre audacia de la fe,
a las gentes bárbaras
y aplaste a los impíos con su pie.

   Destruye, Dios, enteramente al ejército enemigo
y los dardos de guerra, que en vano
la turba de sus partidarios amenaza dirigir
con crueldad para muerte de tu pueblo.

   Gracias a tu ayuda el pastor David,
ínclito guerrero, con su inteligencia somete
de una pedrada al tirano Goliat,
volviendo alegre por tu regalo.

   Tú, que, después de este, en una época posterior,
también haces valeroso a Judas en el combate,
salva con tu clemencia al ejército de tus fieles,
alejando rápidamente el cansancio.

   Mira los gemidos de nuestros príncipes,
considerando el lamento fúnebre del pueblo,
mata con tu justa espada a nuestros rivales,
tú, Padre de todos los reyes.

   No cause daño la espada a nuestras tierras,
sino que nuestros ínclitos príncipes florezcan
firmes de ánimo en todas las cosas,
dueños completamente de la fortaleza de tu gracia.

   Con tu vengadora diestra  defiende al pueblo
que compraste con el precio de tu sagrada sangre
y, limpiándolo con la verdadera agua del bautismo,
consagra a ti a tantos soldados.

   Concede, Cristo, desde el cielo
la palma de la victoria sobre sus enemigos
a los reyes cristianos, que con todas sus fuerzas corresponden
a tu amor con su voto, con su vida y con sus obras.

   Que concluyan ahora con éxito sus empresas,
vuelvan con paz a sus tronos y con sus voces
te canten a ti en los cielos el himno
pactado de este modo:

   Sea la gloria, el reino perpetuo,
la eternidad glorificada al Señor único y trino,
que eres siempre para tus servidores preciosa corona,
reinando por todos los siglos.
   Amén.

Volver


NOTAS

1. Breviarium Gothicum, f. CX.
Traducción: Castro Sánchez, José (introducción, traducción, índices y notas) - García Ruiz, Emilio (col.), Corpus christianorum in translation, 19. Himnodia Hispánica. Ed. Brepols, Turnhout 2014, himno nº 193. En la unción del rey (p. 514; doxología p. 53). La doxología  no consta en el texto del Breviario.

2. Breviarium Gothicum, ff. CX-CXI.
Traducción: Castro Sánchez, José (introducción, traducción, índices y notas) - García Ruiz, Emilio (col.), Corpus christianorum in translation, 19. Himnodia Hispánica. Ed. Brepols, Turnhout 2014, himno nº 194. En el natalicio del rey (p. 515; doxología p. 52) La última estrofa y la doxología no se incluyen en el texto del Breviario.

3. Breviarium Gothicum, f. CXI.
Traducción: Castro Sánchez, José (introducción, traducción, índices y notas) - García Ruiz, Emilio (col.), Corpus christianorum in translation, 19. Himnodia Hispánica. Ed. Brepols, Turnhout 2014, himno nº 195. En la partida del ejército (pp. 517-518).  Lo que va entre corchetes [ ] son correcciones añadidas por el propio Breviario.

Téngase en cuenta que las traducciones están realizadas a partir de Blume, Clemens, Hymnodia Gotica. Die Mozarabischen Hymnen des alt-spanischen Ritus, himnos 193, 194  y 195 (pp. 269-271), respectivamente, por lo que puede haber variaciones respecto al texto latino del Breviario.

Se recuerda que hasta la fecha no existe traducción oficial de Breviario.

 

Índice himnosInicio página

© La Ermita - España MMXVII