La Ermita. Rito hispano-mozárabe

 

EL OFICIO DIVINO O LITURGIA DE LAS HORAS

Breviario

 

HYMNUS / HIMNO

Vocaris ad vitam, Sacrum Dei Genus (1)
(Dominico in Ramis Palmarum. In Ramis palmarum ingrediente Vespera. In Laudibus. Exeunte Vespera / Domingo de Ramos. Vísperas, Laudes y segundas Vísperas.
Feriæ post Ramos. Ad Vesperum /
Lunes y martes Santos. Vísperas)

   Vocaris ad vitam, Sacrum Dei Genus,
Creator asciscens, amat quæ condidit:
Redemptor attrahit benigno spiritu;
Venite, dicit, vester unus sum Deus.

   Damnationis vos jugum pressit grave;
Collum dedistis ponderi nequitiæ;
Os tranquillavit guttur, et pernicies;
Substate, quicquid affluit, totum ruit.

   Prorsus relicto claritatis lumine
Ingens chaos vos pessime concluserat:
Locus Beatitudinis jam non erat;
Cruenta terra qua re mors intraverat.

   En, mitis adveni, creans, et recreans, Deus.
Potens, infirmitatis particeps vestræ
Valenter vos feram, concurrite;
Ut jam receptet vos ovile gaudii.

   Signo crucis frons prænotetur indito:
Aures, et os perfusa signet unctio:
Præbete dictis cordis aurem: vividum
Confessionis personate canticum.

   Omnes novo estote læti nomine:
Omnes novæ sortis fovet hereditas:
Nullus manebit servus hosti subditus:
Eritis unius Dei regnum manens.

   Honor sit æterno Deo, sit gloria
Uni Patri, ejusque soli Filio,
Cum Spiritu; quæ Trinitas perenniter
Vivit potens in sæculorum sæcula.
   Amen.

   Os llaman a la vida, pueblo sacro de Dios,
el Señor os adopta: ama lo que él creó,
el Redentor acoge con su benigno espíritu:
«Venid, venid -os dice- soy el único Dios».

   Pesó sobre vosotros un fardo de condena,
se dobló vuestro cuello a un yugo de maldad,
la peste cerró el paso de la boca a la garganta
teneos, que se arruina lo que no es subsistente.

   Quedaba ya muy lejos la claridad divina,
quedasteis aplastados en un caos profundo,
ya no teníais punto de refugio,
la muerte había anegado en sangre vuestra tierra.

   Mas viene piadoso Dios, que crea y recrea,
el poderoso toma nuestra debilidad:
«Yo os llevaré con fuerza, agarraos a mí,
y haré que os reciban en el redil del gozo».

   El signo de la Cruz reluzca en vuestra frente,
signe la unción divina el oído y los labios,
animad con palabras al corazón ardiente,
resuene en vuestros labios la novedad del canto.

   Estad todos alegres con ese nombre nuevo,
pues a todos afecta la herencia bienhadada,
ninguno quede siervo sujeto al enemigo,
seréis el reino estable del único Señor.

   El honor y la gloria al Dios eterno,
al Padre solo y a su Hijo único,
con el Espíritu, que en la Trinidad,
es poderoso y vive por los siglos.
   Amén.
 

1. Breviarium Gothicum, f. 334.
Traducción: Rvdo. P. Balbino Gómez-Chacón y Díaz Alejo (†2006), Oficio Divino. Liturgia de las Horas según el Rito Hispano-Mozárabe. Tomo II: Cuaresma, Semana Santa y Triduo Pascual (obra inédita facilitada a La Ermita en febrero de 2016).

Se recuerda que, hasta la fecha, no existe traducción oficial del Breviario.

Volver

 

Índice himnosInicio página

© La Ermita - España MMIV-MMXVI