La Ermita. Rito hispano-mozárabe

 

EL OFICIO DIVINO O LITURGIA DE LAS HORAS

Breviario

 

HYMNUS / HIMNO

Barchinon læto Cucufate vernans (1)
(Die XXX Julii. In die sancti Cucufati. Ad Vesperum, in Laudibus / 30 de julio. San Cucufate. Vísperas y Laudes).
Nota: 25 de julio en el calendario actual.

   Barchinon læto Cucufate vernans,
Corporis sancti tumulum honorans,
Et locum sacri venerans sepulchri,
      Sparge ligustris.

   Munus hoc clarum tibi Scillitana
Civitas misit, dedit et beatum
Quando Felicem populus Gerundæ
      Sorte colendum.

   Hi, sequestrato tumuli honore,
 Proprias sedes adeunt tuendas:
Barcinone Hic celebratur aura
      Ille Gerunda.

   Hinc cruor hujus Cucufatis almi
Factus est nostræ regionis heres:
Inde hic nobis sua membra ponens,
      Vivere præstat.

   Hic fide plenus, redamando Christum,
Lucis infestum patitur tyrannum;
Moxque bis seno territur beandus
      Milite tortus.

   Cæde percussus nimia furentis,
Viscera fudit quasi peritura;
Quæ reformata recipit in alvum
       Sanus ad horam.

   Missus in flammis, precibus minacem
Ignis admoti perimit vigorem;
Nequit adurere nimis in beato
      Corpore flammam

   Cratis ignitæ facibus cremari
Jussus ardoris nutrimenta gliscunt;
Sed nihil Christi famulo nocetur
      Suppliciorum.

   Sustinet post hinc pius ille cardos
Ferreos in se ferientis ictum:
Sicque decisi capitis in æthera
      Spiritus efflat.

   Jam fave, Martyr, precibus clientum;
Instrue et civem; populum tuere;
Et sacerdotum pia corde mulce
      Pacis amore.

   Crimine dempto, animus virescat:
Pane cœlesti satiemur omnes:
Carnis elapsæ vitiata membra
      Spiritus ornet.

   Non ruinoso perimamur actu,
Non cibis corpus, vitiisque pressum
Non in occultis animus cremetur
      Igne malorum.

   Ut pia tecum, Cucufas beate,
Regna cœlorum meritis tenentes,
Det Deo nostra resonans placentem
      Lingua canorem,

   Gloriam Patri celebrant honore:
 Gloriam Nato recinent perenni,
Cum quibus Sanctus sociatus extat
      Spiritus unus.
         Amen.

 

   Vuelve, Barcelona, a celebrar la primavera
para el glorioso Cucufate,
honra al sepulcro del sagrado cuerpo,
venerando el lugar del monumento, cúbrelo de rosales.

   La ciudad de la Escila te envió este don claro,
al mismo tiempo que enviaba a Félix hasta Gerona,
para que el pueblo pueda venerarlo,
pues le ha tocado.

   Los dos se ganan el honor del túmulo:
tiene con ello lugares propios que proteger,
a uno lo venera Barcelona, con su brisa marina,
mientras al otro servirá Gerona, en el interior.

   De aquí proviene que la sangre pura de este Cucufate,
se hace heredera de nuestra región
y deponiendo aquí, para nosotros, sus gloriosos miembros,
nos ayuda a vivir.

   Lleno de fe, amando a Jesucristo,
ha de sufrir las iras del tirano que odia la luz
y lo entrega a un grupo de soldados
que lo torturen.

   Herido por la furia descompuesta,
se derraman sus vísceras por tierra;
pero vuelven después a su lugar
y sigue sano.

   Arrojado a las llamas, permanece firme en su oración,
y el fuego pierde fuerza,
no puede ya la hoguera quemar demasiado
el sagrado cuerpo.

   Si con antorchas aumentar pretenden
la fuerza natural de la parrilla ardiente,
no hay ya suplicio que doblegar pueda
a este siervo de Cristo.

   Ha de sufrir, no obstante, otros tormentos:
goznes de hierro que en su carne fijan,
hasta que al fin le cortan la cabeza
y el espíritu exhala hacia los astros.

   Atiene, mártir, las fervientes preces de tus clientes,
instruye al ciudadano, defiende al pueblo,
los píos corazones de los sacerdotes
llena de paz.

   Alejado el crimen, se recobre el ánimo,
nos saciemos todos de celeste pan,
los viciados miembros de la carne mustia
temple el espíritu.

   Que no caigamos nunca en la ruina
con el cuerpo cargado de alimentos y vicios,
ni el alma se consuma en lo secreto
con el fuego del mal.

   Y así, contigo, Cucufate santo,
poseamos el reino de los cielos,
y otorgue Dios a nuestra pobre lengua
cantos melódicos.

   La gloria al Padre en honor se muestre,
la misma gloria en honor del Hijo,
con los que el Santo Espíritu es por siempre
un solo Dios.
   Amén.

1.Breviarium Gothicum, f. CCLXXII.
Traducción: Gómez-Chacón y Díaz Alejo, Balbino, Oficio Divino. Liturgia de las Horas según el Rito Hispano-Mozárabe. Tomo IV: Propio de los santos. Enero-julio (obra inédita facilitada a La Ermita en febrero de 2016).

Volver

 

Índice himnosInicio página

© La Ermita - España MMIII-MMXVI