La Ermita. Rito hispano-mozárabe

 

EL OFICIO DIVINO O LITURGIA DE LAS HORAS

Breviario

 

HYMNUS / HIMNO

Iste electus Johannes diligendi promptior (1)
(Die XXVII Decembris. In festo sancti Johannis apostoli et evangelistæ. Ad Vesperum, in Laudibus / 27 de diciembre. San Juan, apóstol y evangelista. Vísperas y Laudes).
Nota. 29 de diciembre en el calendario actual.

   Iste electus Johannes diligendi promptior,
Advocatus in perennem veritatis gratiam,
Mercedem assumens honoris, quidquid ambit, obtinet.

   Insula Pathmos teneri imperante promitur:
Conspicit illic refusa coelitus mysteria,
Et profunda, quæ notavit, mente narrat ardua.

   Accipit Dei Parentem in suis præcordiis,
Ut minister veritatis administret Virgini;
Quæ Deum enixa, sola virgo semper adstitit.

   Iste supra pectus illud sempiterni Numinis
Corporis usu reclinis, hauriebat intima;
Spirituque indicabat veritatis gratia.

   Ad crucem tractus Redemptor, esse matris filium.
Dicit istum; rursus ipsam esse matrem præcipit:
Carne unus, spiritus alter, ut manerent filii.

   Ultimæ prænotus horæ, scindere tunc præcipit.
Terram fossam ministris, qua reclinis inruit,
Mortis et vice quievit omne vivens sæculo.

   Te rogamus, te precamur, sancte Christi Apostole,
Tolle pestem, aufer ulcus, et foveto languidos:
Pelle morbum, cæde hostem, et remove scandalum.

   Non adurat terram ignis, ærem non sauciet;
Non refundat ultioni triste cœlum turbines;
Non reclinet in ruinam Orbem ira funditus.

   Decidat delictum omne; subsequatur gratia.
Auferatur culpa tota, sit salutis copia;
Sit remota cuncta lues; augeatur charitas.

   Gloria Deo Patri sit, gloria sit Filio.
Sit Paraclito manenti semper ingens gloria;
Qui Deus vivit per omnia sæcula sæculorum.
    Amen.

   Este Juan elegido [de Dios], tan dispuesto a amar, llamado a la gracia perenne de la verdad, aceptando la recompensa de este honor, obtiene todo lo que pide.

   El emperador promulga que sea retenido en la isla de Patmos; allí ve niisterios revelados desde el cielo y narra de manera elevada las profundidades que observó.

   Recibe a la madre de Dios en su corazón para servir como servidor de la verdad a la Virgen, la única que fue virgen siempre tras dar a luz a Dios.

   Este, reclinado sobre el pecho mismo de la divinidad sempiterna, por la proximidad de su cuerpo bebía con su espíritu lo íntimo, que mostraba con su palabra de verdad.

   Cuando el redentor fue llevado a la cruz, dice que este es hijo de su madre, y a su vez le enseña que ella es su madre, de manera que eran hijos uno en la carne, otro en el espíritu.

   Conociendo de antemano su última hora, en ese momento ordena a sus servidores abrir una fosa en la tierra, en la que se recostó, y en el momento de su muerte descansó viviendo por todos los siglos.

   Te pedimos, te rogamos, santo apóstol de Cristo, haz desaparecer la peste, quita la herida y conforta a los débiles, aleja la enfermedad, aniquila al enemigo y aparta la ocasión de caída.

   Que el fuego no queme la tierra, que no dañe el aire, que el cielo sombrío no extienda los torbellinos de la venganza, que la ira no incline al orbe a su completa destrucción.

   Ceda todo delito, siga sin demora la gracia, sea quitada toda culpa, haya completa salud, sea alejada toda enfermedad, que se acreciente la caridad.

   Sea la gloria a Dios Padre, sea la gloria al Hijo, sea siempre la gloria inmensa al Paráclito eterno, Dios que vive por todos los siglos de los siglos.
   Amén.

 

1. Breviarium Gothicum, f. 54.
Traducción: Castro Sánchez, José (introducción, traducción, índices y notas) - García Ruiz, Emilio (col.), Corpus christianorum in translation, 19. Himnodia Hispánica. Himno nº 139. Para el día de san Juan evangelista. A Vísperas. Ed. Brepols, Turnhout 2014, pp. 377-378.

Se recuerda que hasta la fecha no existe traducción oficial de Breviario.

Volver

 

Índice himnosInicio página

© La Ermita - España MMIII-MMXVI