La Ermita. Rito hispano-mozárabe

 

EL OFICIO DIVINO O LITURGIA DE LAS HORAS

Breviario

 

HYMNUS / HIMNO

Veni, Redémptor Géntium (1)
(Die XXV Decembris. In Nativitate Domini Nostri Jesu Christi. Ad Vesperos, in Laudibus / 25 de diciembre. Natividad del Señor. Vísperas y Laudes)

  Veni, Redémptor Géntium,
Osténde partum Vírginis:
Mirêtur omne sæculum:
Talis decet partus Deum.

   Non ex viríli sémine,
Sed mýstico spirámine
Verbum Dei factum caro,
Fructúsque ventris flóruit.

   Alvus tuméscit Vírginis,
Cláustra pudôris pérmanent:
Vexílla virtûtum micant:
Versâtur in templo Deus.

   Procédens de thálamo suo,
Pudôris aula régia
Géminæ gigas substántiæ,
Álacris ut currat viam.

   Egréssus ejus à Patre;
Regréssus ejus ad Patrem:
Excúrsus usque ad ínferos,
Recúrsus ad sedem Dei.

   Æquâlis Ætérno Patri
Carnis trophœo accíngere;
Ínfirma nostri córporis
Virtûte firmans pérpetìm.

   Præsêpe jam fulget tuum,
Luménque nox spirat novum,
Quod nulla nox interpóllet,
Fidéque jugi lúceat.

   Fœno jacére pértulit:
Præsêpe non abhórruit:
Parvôque lacte pastus est,
Per quem nec ales ésurit.

   Gaudet chorus cæléstium,
Et Ángeli canunt Deo;
Palámque fit pastóribus
Pastor, Creâtor ómnium.

   Glória tibi, Dómine,
Qui natus es de Vírgine,
Cum Patre, et Sancto Spíritu
In sempitérna sæcula.
   Amen.

   Ven Redentor de las gentes,
muestra el parto de la Virgen
y exclame el mundo admirado:
«tal parto es digno de Dios.»

   No en virtud de viril siembra,
sino por acción divina,
el Verbo de Dios es hombre,
fruto del vientre florido.

   Crece el vientre de la Virgen
mas su pudor está intacto,
con lábaros de virtudes,
el Señor entra en su templo.

   Salga ya el Rey de su alcoba,
regia estancia del pudor,
un gigante, Dios y hombre,
va a recorrer su camino.

   Su salida fue del Padre,
al Padre el regreso sea,
la carrera a los infiernos,
la vuelta, al trono de Dios.

   Sigue siendo igual al Padre,
más embaraza cual escudo,
la fragilidad de un cuerpo
al que presta su vigor.

   Brilla aquel pesebre-cuna,
la noche esparce luz nueva,
que ya a ninguna otra noche
le ha de faltar luz de fe.

   Quiso yacer en el heno,
no le horrorizó el pesebre;
con un poquito de leche
se alimenta el que nos nutre.

   Se alegra el coro celeste,
los ángeles cantan juntos,
y se muestra a los pastores
el Pastor que a todos crea.

   Gloria a ti, Señor eterno,
que naciste de la Virgen,
con el Padre y el Espíritu
gobiernas todos los siglos.
   Amén.

 

1. Breviarium Gothicum, ff. 45-46.
Traducción: Gómez-Chacón y Díaz Alejo, Balbino, Oficio Divino. Liturgia de las Horas según el Rito Hispano-Mozárabe. Tomo I: Adviento-Navidad (obra inédita facilitada a La Ermita en febrero de 2016).

Se recuerda que hasta la fecha no existe traducción oficial de Breviario.

Volver

 

Índice himnosInicio página

© La Ermita - España MMIII-MMXVI