La Ermita. Rito hispano-mozárabe

 

EL OFICIO DIVINO O LITURGIA DE LAS HORAS

Breviario

 

HYMNUS / HIMNO

Hic Joannes mire natus (1)
(Die XXIV Septembris. In festo decollationis sancti Joannis, baptistæ. Ad Vesperum, in exeunte Vespera / 24 de septiembre. Degollación de san Juan Bautista, mártir. Vísperas y segundas Vísperas)
   Hic Joannes mire natus
De senili viscere
Ante judicem prophetans,
Quam sit index editus,
Præiit, nascendo, Christum,
Præiit et mortuum.

    Hunc thori vino repletus
Sanguine jubet rui:
Quare stuprum cedit audax
Conjugalis criminis;
Sed sacram sumit coronam
Laureatus gloriam.

   Hic Dei præcessit unum
Matre natum Filium,
Tempore quo subsequentem
Præco verax præit,
Mortis et Præcursor ipse
Morte primus concidit.

   Nuntiat Redemptionem,
Esse Christum sæculis:
Nuntiat vitale munus,
Esse Christum mortuis;
Quare Christum probra, dixit,
Posse mundi tollere.

   Hunc rogemus abditorum
Corda mœsta pectorum;
Ut scelus nostrum repellat,
Motus indulgentiam
Conferat, et dona vitæ
Cum perenni gaudio.

   Arceat iram superni,
Quam pavemus, Judicis;
Provocet Patris benignam,
Quam sitimus, gratiam;
Donet et cunctis beatam
 Possidere patriam.

   Laus tibi per omne tempus,
Trinitas indifferens;
Laus, honor, virtusque summa,
Singularis gloria,
Quæ te Deum sæculorum
Personet in sæcula.
   Amen.

 

   Este es Juan, de madre anciana
nacido en modo admirable,
alumbrado porque alumbre
designios de salvación.
Al nacer precede a Cristo
y le precede al morir.

   Un borracho en su triclinio
manda que su sangre corra,
porque el estupro desagua
en el lecho conyugal.
Y eso le presta corona
celestial al laureado.

   De Dios procede unigénito
el Hijo que humano nace
de una madre. El pregonero,
con la verdad por delante,
es precursor en la muerte
y en el dolor que la causa.

   Que Cristo es el redentor
para los siglos, anuncia.
Anuncia que es don de vida
para los que estaban muertos;
que los pecados del mundo
Cristo viene a perdonar.

   Pidámosle que perdone,
movido de su indulgencia,
esas maldades ocultas
que entristecen nuestras almas.
Que nos confiera sus dones
con el gozo celestial.

   Que nos aleje la ira
del juez que tanto tememos
y del Padre nos procure
la benigna gracia.
Y que a todos nos otorgue
vivir en la patria eterna.

   Gloria a ti en todo tiempo,
oh gloriosa Trinidad,
alabanza, gloria y fuerza
con tu gloria singular
que te proclame por siempre,
por siempre, Dios eternal.
   Amén.

 

1. Breviarium Gothicum, ff. CCXCVII-CCXCVIII.
Traducción: Gómez-Chacón y Díaz Alejo, Balbino, Oficio Divino. Liturgia de las Horas según el Rito Hispano-Mozárabe. Tomo IV: Propio de los santos. Agosto-diciembre (obra inédita facilitada a La Ermita en febrero de 2016).
Otra traducción.

Volver

 

Índice himnosInicio página

© La Ermita - España MMIII-MMXVI