La Ermita. Rito hispano-mozárabe

 

EL OFICIO DIVINO O LITURGIA DE LAS HORAS

Breviario

 

HYMNUS / HIMNO

Præclarum Christi militem (1)
(Die XXI Septembris. In festivitate sancti Matthæi, apostoli et evangelistæ. Ad Vesperum / 21 de septiembre. San Mateo, apóstol y evangelista. Vísperas)
   Præclarum Christi militem
Virtutum donis nobilem
Laudis concentus canere
Plebem (adtende) condecet.

   Matthæus namque iste est,
Quem clara voce Dominus
Sese defluxa arcessens
De telonio rapuit.

   Cuique celsum apicem
Apostolatus tribuit;
Et clarum Evangelici
Deinde decus contulit.

    Qui solus axem fervidum
Adgressus, truces populos
Ardentiori spiritu
Flammavit igne cœlitus.

   Fugavit magos improbos,
Serpentium virus expulit,
Armavit sacris monitis
Dicatos Christo populos.

   Castis edoctus regulis,
Plebem lucratus arduam,
Regalibusque atriis
Vitæ fundit oracula.

   Qui multa post miracula
Et sanctæ vitæ præmia
Hoc sacri prædicaminis
 Cæsus dicto occubuit.

   Nostrisque libens precibus
Adsit patronus optimus,
Et pio clemens animo
Celsum exoret Principem.

   Nobis adquirat gaudia
Præsentis ævi, ac super
Adversa cuncta arceat,
Et, quæque prosunt, tribuat.

   Deo Patri sit gloria,
Ejusque soli Filio,
Cum Spiritu Paraclito,
Regnans per omne sæculum.
   Amen.

 

   Es conveniente que el pueblo
cante respetuosamente con acordes de alabanza
al ilustre soldado de Cristo,
noble por los dones de sus virtudes.

   Este es sin duda Mateo,
a quien el Señor en voz alta
llamó a sí
y arrancó de la oficina de recaudación,

   Y a quien concedió
la elevada dignidad del apostolado
y confirió después
el ilustre honor del Evangelio,

   El único que, acercándose a la zona tórrida,
con espíritu aun más ardiente
inflamó del fuego celestial
a pueblos fieros.

   Ahuyentó a los malvados magos,
arrojó el veneno de las serpientes,
armó de santos preceptos a las multitudes
consagrándolas a Cristo.

   Se ganó con esfuerzo al pueblo
tras educarlo en castas reglas
y profiere palabras de vida
en los palacios de los reyes.

   Éste, después de muchos milagros
y de las recompensas de su vida santa
y de su sagrada predicació
sucumbió matado por el golpe [de la espada].

   Que propicio a nuestros ruegos
nos asista como el mejor patrono
y con la clemencia de su espíritu piadoso
ruegue al príncipe excelso.

   Consiga para nosotros
los gozos del tiempo presente
y el del cielo, aleje todas las adversidades
y nos conceda todo lo que nos beneficia.

   A Dios Padre sea la gloria
y a su único Hijo
con el Espíritu Paráclito
que reina por todos los siglos.
   Amén.

1.Breviarium Gothicum, ff. CCXCV-CCXCVI.
Traducción: Castro Sánchez, José (introducción, traducción, índices y notas) - García Ruiz, Emilio (col.), Corpus christianorum in translation, 19. Himnodia Hispánica. Himno nº 156. Para el día de san Mateo. A Vísperas. Ed. Brepols, Turnhout 2014, pp. 420-421.
Otra traducción.

Se recuerda que hasta la fecha no existe traducción oficial de Breviario.

Volver

 

Índice himnosInicio página

© La Ermita - España MMIII-MMXVI