La Ermita. Rito hispano-mozárabe

 

EL OFICIO DIVINO O LITURGIA DE LAS HORAS

Breviario

 

HYMNUS / HIMNO

Christe, lux lucis vera, Deus Angelôrum
(Die VII Februarii. In festo sanctae Dorotheae, virginis et martyris. Ad Vesperum / 7 de febrero. Santa Dorotea, virgen y mártir. Vïsperas)

   CHriste, lux lucis vera, Deus Angelôrum,
Vita sanctôrum, salus innocéntum,
Plebs pia optat celebrâre festum:
Áccipe votum.

   En tua virgo Dorothêa sancta
Te sequens, semper puro corde amat,
Et suum corpus tibi castum optat
Mentêque purà.

   Dúplici portat mérito corônam,
Dum manet virgo, fudit et beâtum
Sánguinem promptè próprium, voléndo
Víncere mortem.

   Júdicis jussu cápitur cruénti,
Sicque flagéllis cruciâtur diris;
Sed manet constans, deridéndo nigra
Idôla muta.

   Tum duas lapsu gráviter ruéntes,
Una Crystêtes vocitâta soror,
Sive Callístes, tibi conquisîvit
Igne píetas.

   Ténditur post hinc in catásta Martyr,
Sústinens pœnas diu, verberâta:
Sic Deo dignam ánimam donâvit
Sânguine fuso.

   Theóphilo mittit niveum púerum
Cum rosis tribus, totidémque malis:
Vidit, et stupet nímium sagâce
Munus, et aptum.

   Hìc fide plenus vocitándo Christum
Íntimat: Credi pótuit Tyránno,
Vertex abscíssus meruísse claram
Ætheris aulam.

   Nunc fave, Virgo, précibus tuôrum:
Sérvulis præbe véniam malôrum:
Fac tuos nobis sócios patrónos
Longum in ævum.

   Simus ut vestro plácidi amôre,
Festa qui digno cólimus honôre:
Pacis utâmur páriter connéxi
Múnere digno.

   Pestis abscêdat, fugiátque lánguor:
Quod jugum premit pópulos, depélle:
Sit quies defúnctis, medicîna ægris;
Vitâque apta.

   Simul ut tecum, Dorothêa sancta,
Aulam cœlôrum teneâmus amplam,
Nostrâque Christo sint reboántia
Ora canôra.

   Glóriam psallat chorus, et resúltet,
Glóriam dicat, canat, et revólvat;
Nómini Trino, Deitáti soli
Sídera clament. Amen.

   (*) CRisto, luz de luz, Dios de los ángeles, vida de los santos, salud de los inocentes, recibe las súplicas de la asamblea de tu pueblo, que celebra esta festividad.

   He aquí que tu santa virgen Dorotea, siguiéndote siempre, te ama con puro corazón y guarda para ti su cuerpo limpio y su alma casta.

   Lleva una corona de doble mérito, ya que permanece virgen y derrama por ti su santa sangre, siendo arrastrada a una muerte voluntaria.

   Es apresada por orden del cruel magistrado y castigada con crueles azotes, pero permanece firme burlándose de los negros y mudos ídolos.

   Entonces, a sus dos hermanas, Cristeta y Calista, que habían caído en grave pecado, las conquistó para ti, tras ser purificadas por el fuego.

   Después de esto la mártir es estirada en el potro de tortura, y, azotada largo tiempo, soporta los castigos; así derramando su sangre, entregó a Dios su alma digna.

   Hace llegar a Teófilo un niño vestido de blanco con tres rosas y tres manzanas; [aquél] contempló maravillado el muy sutil y apropiado regalo.

   Entonces lleno de fe, pregonando a Cristo, proclama que cree; quedó claro al tirano, fue decapitado y mereció la corona en el alcázar del cielo.

   Ahora, virgen, sé propicia a las súplicas de los tuyos, da a tus siervos el perdón de sus pecados y haz a tus compañeros patronos nuestros para siempre.

   Que siempre por nuestro amor te seamos gratos quienes celebramos tu festividad con digno honor y que gocemos, igualmente unidos, del digno regalo de la paz.

   Que se aparte la peste y huya la enfermedad, aleja el yugo que oprime a los pueblos, que haya descanso para los muertos y para los enfermos medicina y una vida apropiada.

   Que junto contigo, Dorotea santa, poseamos el resplandeciente palacio de los cielos y que nuestros labios ofrezcan a Cristo un canto grato.

   (*) Traducción (excepto doxología final) tomada de Castro Sánchez, J. Himnos de la antigua liturgia hispánica en Sacris Erudiri nº 42, año 2003,  p. 177.

Volver

 

Índice himnosInicio página

© La Ermita - España MMIII-MMIX