Rito Hispano-Mozárabe La Ermita. Logo y dibujo

 

EL OFICIO DIVINO O LITURGIA DE LAS HORAS

Breviario

 

BREVIARIUM GOTHICUM 1
Grabado de la Resurrección del Señor
CÁNTICOS DE LOS OFICIOS DE LA
SEMANA
I DE PASCUA
 
ÍNDICE
DOMINGO DE RESURRECCIÓN. Éx 15,1b-19
LUNES.

"

MARTES.

"

MIÉRCOLES.

"

JUEVES.

"

VIERNES.

"

SÁBADO.

"

SEMANA I - DOMINGOS II A VII Y ASCENSIÓN - LETANÍAS ANTES DE PENTECOSTÉS Y PENTECOSTÉS

Inicio página

 

IN LÆTATIONE
DIEI PASCHÆ RESURRECTIONIS
EN LA ALEGRÍA
DEL DÍA DE LA PASCUA DE RESURRECCIÓN
In Laudibus / En Laudes

Ad Canticum

Antiphona

Iste Deus meus, et honorificabo cum: Deus patris mei, et exaltabo eum.

Canticum Exodi
Capitulo 15

Cantemus Domino: gloriose enim honorificatus est, * equum et ascensorem projecit in mare.
Adjutor et protector mihi fuit Dominus * in salutem:
Hic Deus meus, et honorificabo eum: * Deus patris mei, et exaltabo eum.
Dominus conterens bella, * Dominus nomen est ei.
Currus Pharaonis et exercitum ejus * projecit in mare:
Electos ascensores sternit: * stratores dimersit in rubro mari.
Pelagusque operuit eos, * dimersi sunt in profundum tamquam lapis.
Dextera tua, Domine, glorificata est in virtute: dextera manus tuæ confregit inimicos. * Et præ multitudine majestatis tuæ contrivisti adversarios:
Misisti iram tuam, et comedit eos tanquam stipulam. * Et per spiritum iracundiæ tuæ divisa est aqua:
Gelaverunt tamquam murus aquæ, * gelaverunt fluctus in medio mari.
Dixit inimicus: Persequens comprehendam, partibor spolia, replebo animam meam:
Interficiam gladio meo, * et dominabitur manus mea.
Misisti spiritum tuum, et cooperuit eos mare: * dimersi sunt in profundum tamquam plumbum in aqua validissima.
Quis similis tibi in diis Domine? quis similis tibi, honorificus in sanctis, mirabilis in majestatibus, faciens magnalia? * Extendisti dexteram tuam, et devoravit eos terra.
Gubernasti justitia tua populum tuum hunc quem liberasti: * consolatus es virtute tua, in refectione sancta tua.
Audierunt gentes, et iratæ sunt: * dolores apprehenderunt inhabitantes Philisthiim.
Tunc festinaverunt duces Edom, et principes Moabitarum, * apprehendit eos timor: et fluxerunt omnes inhabitantes Chanaan.
Decidat super eos timor et tremor, * a magnitudine brachii tui.
Fiant tamquam lapis, donec transeat populus tuus, Domine, * usque dum pertranseat populus tuus iste, quem liberasti.
Induc, et planta eum in montem hereditatis tuæ, * in præparata habitatione tua, quam præparasti tibi, Domine; sanctuarium tuum, quod præparaverunt manus tuæ.
Domine, qui regnas in æternum, et in sæculum sæculi et adhuc. * Quia intravit equitatus Pharaonis cum quadrigis et ascensoribus in mare:
Et induxit super eos Dominus aquas maris: * filii autem Israel ambulaverunt per siccum per medium mare.

Gloria et honor Patri et Filio et Spiritui Sancto.
In sæcula sæculorum. Amen.

Antiphona reiteretur

Iste Deus meus, et honorificabo cum: Deus patris mei, et exaltabo eum.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo. 2

Ad Benedictus

Antiphona

Tibi soli Deo et gloria, et virtus, et potestas in sæcula sæculorum. Amen.

Canticum trium Puerorum
Danielis 3

Benedictus es Domine Deus patrum nostrorum: * et laudabilis, et gloriosus, in sæcula:
Et benedictum nomen gloriæ tuæ, * quod est sanctum: et laudabile, et gloriosum in sæcula.
Benedictus es in templo sancto honoris tui, qui vides abyssos, et sedes super sedem regni tui, in firmamento cæli: * et laudabilis, et gloriosus in sæcula.
Benedicite omnia opera Domini, cæli, * Angeli, atque omnes qui estis supra cælos;
Omnes virtutes, sol et luna, imber et ros, * omnis spiritus, ignis et æstus, noctes et dies, lux et tenebræ,
Hyems et æstus, gelationes et nives, * fulgura et nubes;
Terra, montes, et colles, * et omnia nascentia de terra;
Maria et flumina, fontes, * cete et omnia quæ moventur in aquis;
Volueres cæli, bestiæ et jumenta, * filii hominum, Israel: sacerdotes, servi Domini, spiritus et animæ justorum, sancti et humiles corde:
Anania, Azaria, et Misael, Domino hymnum dicite, * et superexaltate cum in sæcula. Amen.

Antiphona reiteretur

Tibi soli Deo et gloria, et virtus, et potestas in sæcula sæculorum. Amen.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Al Cántico

Antífona

Éste es mi Dios, yo lo alabaré, el Dios de mis padres, yo le ensalzaré.

Cántico del Éxodo
Éx 15,1b-19

Cantaré al Señor, gloriosa es su victoria, caballos y carros ha arrojado en el mar.
Mi fuerza y mi poder es el Señor, Él fue mi salvación. Él es mi Dios: yo lo alabaré; el Dios de mis padres: yo lo ensalzaré.
El Señor es un guerrero, su nombre es “El Señor”.
Los carros del faraón los lanzó al mar, ahogó en el mar Rojo a sus mejores capitanes.
Las olas los cubrieron, bajaron hasta el fondo como piedras.
Tu diestra, Señor, es magnífica en poder, tu diestra, Señor, tritura al enemigo.
Tu gran majestad destruye al adversario, arde tu furor y los devora como paja.
Al soplo de tu nariz, se amontonaron las aguas, las corrientes se alzaron como un dique, las olas se cuajaron en el mar.
Decía el enemigo: “Los perseguiré y alcanzaré, repartiré el botín, se saciará mi codicia, empuñaré la espada, los agarrará mi mano”.
Pero sopló tu aliento y los cubrió el mar, se hundieron como plomo en las aguas formidables.
¿Quién como tú, Señor, entre los dioses? ¿Quién como tú, terrible entre los santos, temible por tus proezas, autor de maravillas?
Extendiste tu diestra: se los tragó la tierra; guiaste con misericordia a tu pueblo rescatado, los llevaste con tu poder hasta tu santa morada.
Lo oyeron los pueblos y temblaron, el terror se apoderó de los habitantes de Filistea.
Se turbaron los príncipes de Edón, los jefes de Moab se estremecieron, flaquearon todos los habitantes de Canaán.
Espanto y pavor los asaltaron, la grandeza de tu brazo los dejó petrificados, mientras pasaba tu pueblo, Señor, mientras pasaba el pueblo que adquiriste.
Lo introduces y lo plantas en el monte de tu heredad, lugar del que hiciste tu trono, Señor; santuario, Señor, que fundaron tus manos.
El Señor reina por siempre jamás.
Cuando los caballos del faraón, con sus carros y sus jinetes, entraron en el mar, el Señor volcó sobre ellos las aguas del mar; en cambio, los hijos de Israel pasaron en seco por medio del mar.

Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
Por los siglos de los siglos. Amén.

Se repite la Antífona

Éste es mi Dios, yo lo alabaré, el Dios de mis padres, yo le ensalzaré.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Al Benedictus

Antífona

A ti, el Dios único, la gloria y el poder, y el gobierno por los siglos de los siglos. Amén.

Cántico de los tres muchachos
Dan 3,52-53a.54a.55-62a.64a-68a.70a-88a

Bendito eres, Señor, Dios de nuestros padres,
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Bendito tu nombre santo y glorioso,
a él gloria y alabanza por los siglos.
Bendito eres en el templo de tu santa gloria,
tú que sondeas los abismos
y te sientas en tu trono real, en la bóveda del cielo,
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Bendecidlo, criaturas todas del Señor;
los cielos, los ángeles,
ejércitos del Señor, aguas del espacio;
el sol y la luna, la lluvia y el rocío, vientos todos,
fuego y calor, noche y día, la luz y las tinieblas,
invierno y verano, escarchas y nieves, rayos y nubes.
La tierra, los montes y las cordilleras,
cuanto germina en la tierra.
Los mares y los ríos, los manantiales,
los cetáceos y los demás seres que se mueve por el agua.
Las aves del cielo, las fieras y los ganados, hombres todos,
Israel, los sacerdotes y los siervos del Señor,
almas y espíritus justos,
los santos y humildes de corazón.
Ananías, Azarías y Misael,
ensalzadlo con himnos por los siglos. Amén.

Se repite la Antífona

A ti, el Dios único, la gloria y el poder, y el gobierno por los siglos de los siglos. Amén.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Breviarium Gothicum. ff. 369-370; 6.

Inicio página

SECUNDA FERIA RESURRECTIONIS LUNES DE RESURRECCIÓN
In Laudibus / En Laudes

Ad Canticum

Antífona

Cantemus Domino: gloriose enim honorificatus est, equum et ascensorem projecit in mare.

Canticum Exodi
Capitulo 15

Cantemus Domino: gloriose enim honorificatus est, * equum et ascensorem projecit in mare.
Adjutor et protector mihi fuit Dominus * in salutem:
Hic Deus meus, et honorificabo eum: * Deus patris mei, et exaltabo eum.
Dominus conterens bella, * Dominus nomen est ei.
Currus Pharaonis et exercitum ejus * projecit in mare:
Electos ascensores sternit: * stratores dimersit in rubro mari.
Pelagusque operuit eos, * dimersi sunt in profundum tamquam lapis.
Dextera tua, Domine, glorificata est in virtute: dextera manus tuæ confregit inimicos. * Et præ multitudine majestatis tuæ contrivisti adversarios:
Misisti iram tuam, et comedit eos tanquam stipulam. * Et per spiritum iracundiæ tuæ divisa est aqua:
Gelaverunt tamquam murus aquæ, * gelaverunt fluctus in medio mari.
Dixit inimicus: Persequens comprehendam, partibor spolia, replebo animam meam:
Interficiam gladio meo, * et dominabitur manus mea.
Misisti spiritum tuum, et cooperuit eos mare: * dimersi sunt in profundum tamquam plumbum in aqua validissima.
Quis similis tibi in diis Domine? quis similis tibi, honorificus in sanctis, mirabilis in majestatibus, faciens magnalia? * Extendisti dexteram tuam, et devoravit eos terra.
Gubernasti justitia tua populum tuum hunc quem liberasti: * consolatus es virtute tua, in refectione sancta tua.
Audierunt gentes, et iratæ sunt: * dolores apprehenderunt inhabitantes Philisthiim.
Tunc festinaverunt duces Edom, et principes Moabitarum, * apprehendit eos timor: et fluxerunt omnes inhabitantes Chanaan.
Decidat super eos timor et tremor, * a magnitudine brachii tui.
Fiant tamquam lapis, donec transeat populus tuus, Domine, * usque dum pertranseat populus tuus iste, quem liberasti.
Induc, et planta eum in montem hereditatis tuæ, * in præparata habitatione tua, quam præparasti tibi, Domine; sanctuarium tuum, quod præparaverunt manus tuæ.
Domine, qui regnas in æternum, et in sæculum sæculi et adhuc. * Quia intravit equitatus Pharaonis cum quadrigis et ascensoribus in mare:
Et induxit super eos Dominus aquas maris: * filii autem Israel ambulaverunt per siccum per medium mare.

Gloria et honor Patri et Filio et Spiritui Sancto.
In sæcula sæculorum. Amen.

Antiphona reiteretur

Cantemus Domino: gloriose enim honorificatus est, equum et ascensorem projecit in mare.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Oratio.

Cantabimus tibi Domine, et cum omni laude cantabimus: quia equum et ascensorem projecisti in mare: ita diabolum cum exercitibus suis suffoces eadem virtute. Quis similis tibi in diis Domine? quis similis tibi? gloriosus in sanctis, mirabilis in majestatibus, faciens prodigia, cunctis gentibus, et populis prædicanda.
R/. Amen.

Per misericordiam tuam, Deus noster, qui es benedictus, et vivis, et omnia regis in sæcula sæculorum.
R/. Amen.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Ad Benedictus.

Antiphona

In templo sancto gloriæ tuæ benedictus es Domine.

Canticum trium Puerorum
Danielis 3

Benedictus es Domine Deus patrum nostrorum: * et laudabilis, et gloriosus, in sæcula:
Et benedictum nomen gloriæ tuæ, * quod est sanctum: et laudabile, et gloriosum in sæcula.
Benedictus es in templo sancto honoris tui, qui vides abyssos, et sedes super sedem regni tui, in firmamento cæli: * et laudabilis, et gloriosus in sæcula.
Benedicite omnia opera Domini, cæli, * Angeli, atque omnes qui estis supra cælos;
Omnes virtutes, sol et luna, imber et ros, * omnis spiritus, ignis et æstus, noctes et dies, lux et tenebræ,
Hyems et æstus, gelationes et nives, * fulgura et nubes;
Terra, montes, et colles, * et omnia nascentia de terra;
Maria et flumina, fontes, * cete et omnia quæ moventur in aquis;
Volueres cæli, bestiæ et jumenta, * filii hominum, Israel: sacerdotes, servi Domini, spiritus et animæ justorum, sancti et humiles corde:
Anania, Azaria, et Misael, Domino hymnum dicite, * et superexaltate cum in sæcula. Amen.

Antiphona reiteretur

In templo sancto gloriæ tuæ benedictus es Domine.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Al Cántico

Antífona

Cantaré al Señor, gloriosa es su victoria, caballos y carros ha arrojado en el mar.

Cántico del Éxodo
Éx 15,1b-19

Cantaré al Señor, gloriosa es su victoria, caballos y carros ha arrojado en el mar.
Mi fuerza y mi poder es el Señor, Él fue mi salvación. Él es mi Dios: yo lo alabaré; el Dios de mis padres: yo lo ensalzaré.
El Señor es un guerrero, su nombre es “El Señor”.
Los carros del faraón los lanzó al mar, ahogó en el mar Rojo a sus mejores capitanes.
Las olas los cubrieron, bajaron hasta el fondo como piedras.
Tu diestra, Señor, es magnífica en poder, tu diestra, Señor, tritura al enemigo.
Tu gran majestad destruye al adversario, arde tu furor y los devora como paja.
Al soplo de tu nariz, se amontonaron las aguas, las corrientes se alzaron como un dique, las olas se cuajaron en el mar.
Decía el enemigo: “Los perseguiré y alcanzaré, repartiré el botín, se saciará mi codicia, empuñaré la espada, los agarrará mi mano”.
Pero sopló tu aliento y los cubrió el mar, se hundieron como plomo en las aguas formidables.
¿Quién como tú, Señor, entre los dioses? ¿Quién como tú, terrible entre los santos, temible por tus proezas, autor de maravillas?
Extendiste tu diestra: se los tragó la tierra; guiaste con misericordia a tu pueblo rescatado, los llevaste con tu poder hasta tu santa morada.
Lo oyeron los pueblos y temblaron, el terror se apoderó de los habitantes de Filistea.
Se turbaron los príncipes de Edón, los jefes de Moab se estremecieron, flaquearon todos los habitantes de Canaán.
Espanto y pavor los asaltaron, la grandeza de tu brazo los dejó petrificados, mientras pasaba tu pueblo, Señor, mientras pasaba el pueblo que adquiriste.
Lo introduces y lo plantas en el monte de tu heredad, lugar del que hiciste tu trono, Señor; santuario, Señor, que fundaron tus manos.
El Señor reina por siempre jamás.
Cuando los caballos del faraón, con sus carros y sus jinetes, entraron en el mar, el Señor volcó sobre ellos las aguas del mar; en cambio, los hijos de Israel pasaron en seco por medio del mar.

Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
Por los siglos de los siglos. Amén.

Se repite la Antífona

Cantaré al Señor, gloriosa es su victoria, caballos y carros ha arrojado en el mar.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Oración

Te cantamos, Señor con todo nuestro deseo de alabarte, porque arrojaste al mar al caballo y a su jinete, que con el mismo poder sofoques al diablo y a sus ejércitos. ¿Quién semejante a ti entre los dioses, Señor? ¿Quién se te puede comparar? Tu eres glorioso en tu santuario, admirable en tu majestad, obrador de prodigios admirables, para todos los pueblos y naciones.
R/.
Amén.

Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Al Benedictus

Antífona

Bendito eres, Señor, en el templo sagrado de tu gloria.

Cántico de los tres muchachos
Dan 3,52-53a.54a.55-62a.64a-68a.70a-88a

Bendito eres, Señor, Dios de nuestros padres,
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Bendito tu nombre santo y glorioso,
a él gloria y alabanza por los siglos.
Bendito eres en el templo de tu santa gloria,
tú que sondeas los abismos
y te sientas en tu trono real, en la bóveda del cielo,
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Bendecidlo, criaturas todas del Señor;
los cielos, los ángeles,
ejércitos del Señor, aguas del espacio;
el sol y la luna, la lluvia y el rocío, vientos todos,
fuego y calor, noche y día, la luz y las tinieblas,
invierno y verano, escarchas y nieves, rayos y nubes.
La tierra, los montes y las cordilleras,
cuanto germina en la tierra.
Los mares y los ríos, los manantiales,
los cetáceos y los demás seres que se mueve por el agua.
Las aves del cielo, las fieras y los ganados, hombres todos,
Israel, los sacerdotes y los siervos del Señor,
almas y espíritus justos,
los santos y humildes de corazón.
Ananías, Azarías y Misael,
ensalzadlo con himnos por los siglos. Amén.

Se repite la Antífona

Bendito eres, Señor, en el templo sagrado de tu gloria.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Breviarium Gothicum. ff. 373; 369-370; 6.

Inicio página

FERIA TERTIA MARTES
In Laudibus / En Laudes

Ad Canticum

Antífona

Cantemus Domino: gloriose enim honorificatus est, equum et ascensorem projecit in mare.

Canticum Exodi
Capitulo 15

Cantemus Domino: gloriose enim honorificatus est, * equum et ascensorem projecit in mare.
Adjutor et protector mihi fuit Dominus * in salutem:
Hic Deus meus, et honorificabo eum: * Deus patris mei, et exaltabo eum.
Dominus conterens bella, * Dominus nomen est ei.
Currus Pharaonis et exercitum ejus * projecit in mare:
Electos ascensores sternit: * stratores dimersit in rubro mari.
Pelagusque operuit eos, * dimersi sunt in profundum tamquam lapis.
Dextera tua, Domine, glorificata est in virtute: dextera manus tuæ confregit inimicos. * Et præ multitudine majestatis tuæ contrivisti adversarios:
Misisti iram tuam, et comedit eos tanquam stipulam. * Et per spiritum iracundiæ tuæ divisa est aqua:
Gelaverunt tamquam murus aquæ, * gelaverunt fluctus in medio mari.
Dixit inimicus: Persequens comprehendam, partibor spolia, replebo animam meam:
Interficiam gladio meo, * et dominabitur manus mea.
Misisti spiritum tuum, et cooperuit eos mare: * dimersi sunt in profundum tamquam plumbum in aqua validissima.
Quis similis tibi in diis Domine? quis similis tibi, honorificus in sanctis, mirabilis in majestatibus, faciens magnalia? * Extendisti dexteram tuam, et devoravit eos terra.
Gubernasti justitia tua populum tuum hunc quem liberasti: * consolatus es virtute tua, in refectione sancta tua.
Audierunt gentes, et iratæ sunt: * dolores apprehenderunt inhabitantes Philisthiim.
Tunc festinaverunt duces Edom, et principes Moabitarum, * apprehendit eos timor: et fluxerunt omnes inhabitantes Chanaan.
Decidat super eos timor et tremor, * a magnitudine brachii tui.
Fiant tamquam lapis, donec transeat populus tuus, Domine, * usque dum pertranseat populus tuus iste, quem liberasti.
Induc, et planta eum in montem hereditatis tuæ, * in præparata habitatione tua, quam præparasti tibi, Domine; sanctuarium tuum, quod præparaverunt manus tuæ.
Domine, qui regnas in æternum, et in sæculum sæculi et adhuc. * Quia intravit equitatus Pharaonis cum quadrigis et ascensoribus in mare:
Et induxit super eos Dominus aquas maris: * filii autem Israel ambulaverunt per siccum per medium mare.

Gloria et honor Patri et Filio et Spiritui Sancto.
In sæcula sæculorum. Amen.

Antiphona reiteretur

Cantemus Domino: gloriose enim honorificatus est, equum et ascensorem projecit in mare.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Oratio

Adjutor et protector noster Domine, tuam, quæsumus, ad salvandos nos appone potentiam: tu es enim Deus noster, qui honorificaris ex debito; et exaltaris ex merito: quique, dum conteris bella, nomen quod tibi solum est, in virtutibus pandis, vel in mirabilibus innotescis; projice currus Pharaonis et exercitum ejus in mari: ut qui terga sequuntur nostra, ipso impetu, quo nos persequuntur, mergantur: nos quoque ne cum eis immergas in profundum aut pelagum patefactum.
R/. Amen.

Per misericordiam tuam, Deus noster, qui es benedictus, et vivis, et omnia regis in sæcula sæculorum.
R/. Amen.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Ad Benedictus

Antiphona

In templo sancto gloriæ tuæ benedictus es Domine.

Canticum trium Puerorum
Danielis 3

Benedictus es Domine Deus patrum nostrorum: * et laudabilis, et gloriosus, in sæcula:
Et benedictum nomen gloriæ tuæ, * quod est sanctum: et laudabile, et gloriosum in sæcula.
Benedictus es in templo sancto honoris tui, qui vides abyssos, et sedes super sedem regni tui, in firmamento cæli: * et laudabilis, et gloriosus in sæcula.
Benedicite omnia opera Domini, cæli, * Angeli, atque omnes qui estis supra cælos;
Omnes virtutes, sol et luna, imber et ros, * omnis spiritus, ignis et æstus, noctes et dies, lux et tenebræ,
Hyems et æstus, gelationes et nives, * fulgura et nubes;
Terra, montes, et colles, * et omnia nascentia de terra;
Maria et flumina, fontes, * cete et omnia quæ moventur in aquis;
Volueres cæli, bestiæ et jumenta, * filii hominum, Israel: sacerdotes, servi Domini, spiritus et animæ justorum, sancti et humiles corde:
Anania, Azaria, et Misael, Domino hymnum dicite, * et superexaltate cum in sæcula. Amen.

Antiphona reiteretur

In templo sancto gloriæ tuæ benedictus es Domine.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Al Cántico

Antífona

Cantaré al Señor, gloriosa es su victoria, caballos y carros ha arrojado en el mar.

Cántico del Éxodo
Éx 15,1b-19

Cantaré al Señor, gloriosa es su victoria, caballos y carros ha arrojado en el mar.
Mi fuerza y mi poder es el Señor, Él fue mi salvación. Él es mi Dios: yo lo alabaré; el Dios de mis padres: yo lo ensalzaré.
El Señor es un guerrero, su nombre es “El Señor”.
Los carros del faraón los lanzó al mar, ahogó en el mar Rojo a sus mejores capitanes.
Las olas los cubrieron, bajaron hasta el fondo como piedras.
Tu diestra, Señor, es magnífica en poder, tu diestra, Señor, tritura al enemigo.
Tu gran majestad destruye al adversario, arde tu furor y los devora como paja.
Al soplo de tu nariz, se amontonaron las aguas, las corrientes se alzaron como un dique, las olas se cuajaron en el mar.
Decía el enemigo: “Los perseguiré y alcanzaré, repartiré el botín, se saciará mi codicia, empuñaré la espada, los agarrará mi mano”.
Pero sopló tu aliento y los cubrió el mar, se hundieron como plomo en las aguas formidables.
¿Quién como tú, Señor, entre los dioses? ¿Quién como tú, terrible entre los santos, temible por tus proezas, autor de maravillas?
Extendiste tu diestra: se los tragó la tierra; guiaste con misericordia a tu pueblo rescatado, los llevaste con tu poder hasta tu santa morada.
Lo oyeron los pueblos y temblaron, el terror se apoderó de los habitantes de Filistea.
Se turbaron los príncipes de Edón, los jefes de Moab se estremecieron, flaquearon todos los habitantes de Canaán.
Espanto y pavor los asaltaron, la grandeza de tu brazo los dejó petrificados, mientras pasaba tu pueblo, Señor, mientras pasaba el pueblo que adquiriste.
Lo introduces y lo plantas en el monte de tu heredad, lugar del que hiciste tu trono, Señor; santuario, Señor, que fundaron tus manos.
El Señor reina por siempre jamás.
Cuando los caballos del faraón, con sus carros y sus jinetes, entraron en el mar, el Señor volcó sobre ellos las aguas del mar; en cambio, los hijos de Israel pasaron en seco por medio del mar.

Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
Por los siglos de los siglos. Amén.

Se repite la Antífona

Cantaré al Señor, gloriosa es su victoria, caballos y carros ha arrojado en el mar.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Oración

Dios, ayuda y protección nuestra, ven con tu poder para salvarnos, pues tú eres nuestro Dios, a ti debemos alabar y aclamar con júbilo. Quebrantado a los ejércitos, manifiestas el poder de tu nombre como no hay otro, y lo pones de manifiesto con tus milagros. Arroja al mar los carros del faraón y sus ejércitos y así los que nos persiguen, con el mismo ímpetu que ponen en ello, queden anegados. Y nosotros no les acompañemos a las altas profundidades de la mar.
R/. Amén.

Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Al Benedictus

Antífona

Bendito eres, Señor, en el templo sagrado de tu gloria.

Cántico de los tres muchachos
Dan 3,52-53a.54a.55-62a.64a-68a.70a-88a

Bendito eres, Señor, Dios de nuestros padres,
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Bendito tu nombre santo y glorioso,
a él gloria y alabanza por los siglos.
Bendito eres en el templo de tu santa gloria,
tú que sondeas los abismos
y te sientas en tu trono real, en la bóveda del cielo,
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Bendecidlo, criaturas todas del Señor;
los cielos, los ángeles,
ejércitos del Señor, aguas del espacio;
el sol y la luna, la lluvia y el rocío, vientos todos,
fuego y calor, noche y día, la luz y las tinieblas,
invierno y verano, escarchas y nieves, rayos y nubes.
La tierra, los montes y las cordilleras,
cuanto germina en la tierra.
Los mares y los ríos, los manantiales,
los cetáceos y los demás seres que se mueve por el agua.
Las aves del cielo, las fieras y los ganados, hombres todos,
Israel, los sacerdotes y los siervos del Señor,
almas y espíritus justos,
los santos y humildes de corazón.
Ananías, Azarías y Misael,
ensalzadlo con himnos por los siglos. Amén.

Se repite la Antífona

Bendito eres, Señor, en el templo sagrado de tu gloria.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Breviarium Gothicum. ff. 374-375; 369-370; 6.

Inicio página

FERIA QUARTA

MIÉRCOLES
In Laudibus / En Laudes

Ad Canticum

Antífona

Cantemus Domino: gloriose enim honorificatus est, equum et ascensorem projecit in mare.

Canticum Exodi
Capitulo 15

Cantemus Domino: gloriose enim honorificatus est, * equum et ascensorem projecit in mare.
Adjutor et protector mihi fuit Dominus * in salutem:
Hic Deus meus, et honorificabo eum: * Deus patris mei, et exaltabo eum.
Dominus conterens bella, * Dominus nomen est ei.
Currus Pharaonis et exercitum ejus * projecit in mare:
Electos ascensores sternit: * stratores dimersit in rubro mari.
Pelagusque operuit eos, * dimersi sunt in profundum tamquam lapis.
Dextera tua, Domine, glorificata est in virtute: dextera manus tuæ confregit inimicos. * Et præ multitudine majestatis tuæ contrivisti adversarios:
Misisti iram tuam, et comedit eos tanquam stipulam. * Et per spiritum iracundiæ tuæ divisa est aqua:
Gelaverunt tamquam murus aquæ, * gelaverunt fluctus in medio mari.
Dixit inimicus: Persequens comprehendam, partibor spolia, replebo animam meam:
Interficiam gladio meo, * et dominabitur manus mea.
Misisti spiritum tuum, et cooperuit eos mare: * dimersi sunt in profundum tamquam plumbum in aqua validissima.
Quis similis tibi in diis Domine? quis similis tibi, honorificus in sanctis, mirabilis in majestatibus, faciens magnalia? * Extendisti dexteram tuam, et devoravit eos terra.
Gubernasti justitia tua populum tuum hunc quem liberasti: * consolatus es virtute tua, in refectione sancta tua.
Audierunt gentes, et iratæ sunt: * dolores apprehenderunt inhabitantes Philisthiim.
Tunc festinaverunt duces Edom, et principes Moabitarum, * apprehendit eos timor: et fluxerunt omnes inhabitantes Chanaan.
Decidat super eos timor et tremor, * a magnitudine brachii tui.
Fiant tamquam lapis, donec transeat populus tuus, Domine, * usque dum pertranseat populus tuus iste, quem liberasti.
Induc, et planta eum in montem hereditatis tuæ, * in præparata habitatione tua, quam præparasti tibi, Domine; sanctuarium tuum, quod præparaverunt manus tuæ.
Domine, qui regnas in æternum, et in sæculum sæculi et adhuc. * Quia intravit equitatus Pharaonis cum quadrigis et ascensoribus in mare:
Et induxit super eos Dominus aquas maris: * filii autem Israel ambulaverunt per siccum per medium mare.

Gloria et honor Patri et Filio et Spiritui Sancto.
In sæcula sæculorum. Amen.

Antiphona reiteretur

Cantemus Domino: gloriose enim honorificatus est, equum et ascensorem projecit in mare.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Oratio

Repelle a nobis Domine mortiferam perniciem impii Pharaonis: ut comminuto jugo servitutis Ægyptiæ, serviamus tibi in gaudio libertatis æternæ.
R/. Amen.

Per misericordiam tuam, Deus noster, qui es benedictus, et vivis, et omnia regis in sæcula sæculorum.
R/. Amen.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Ad Benedictus

Antiphona

In templo sancto gloriæ tuæ benedictus es Domine.

Canticum trium Puerorum
Danielis 3

Benedictus es Domine Deus patrum nostrorum: * et laudabilis, et gloriosus, in sæcula:
Et benedictum nomen gloriæ tuæ, * quod est sanctum: et laudabile, et gloriosum in sæcula.
Benedictus es in templo sancto honoris tui, qui vides abyssos, et sedes super sedem regni tui, in firmamento cæli: * et laudabilis, et gloriosus in sæcula.
Benedicite omnia opera Domini, cæli, * Angeli, atque omnes qui estis supra cælos;
Omnes virtutes, sol et luna, imber et ros, * omnis spiritus, ignis et æstus, noctes et dies, lux et tenebræ,
Hyems et æstus, gelationes et nives, * fulgura et nubes;
Terra, montes, et colles, * et omnia nascentia de terra;
Maria et flumina, fontes, * cete et omnia quæ moventur in aquis;
Volueres cæli, bestiæ et jumenta, * filii hominum, Israel: sacerdotes, servi Domini, spiritus et animæ justorum, sancti et humiles corde:
Anania, Azaria, et Misael, Domino hymnum dicite, * et superexaltate cum in sæcula. Amen.

Antiphona reiteretur

In templo sancto gloriæ tuæ benedictus es Domine.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Al Cántico

Antífona

Cantaré al Señor, gloriosa es su victoria, caballos y carros ha arrojado en el mar.

Cántico del Éxodo
Éx 15,1b-19

Cantaré al Señor, gloriosa es su victoria, caballos y carros ha arrojado en el mar.
Mi fuerza y mi poder es el Señor, Él fue mi salvación. Él es mi Dios: yo lo alabaré; el Dios de mis padres: yo lo ensalzaré.
El Señor es un guerrero, su nombre es “El Señor”.
Los carros del faraón los lanzó al mar, ahogó en el mar Rojo a sus mejores capitanes.
Las olas los cubrieron, bajaron hasta el fondo como piedras.
Tu diestra, Señor, es magnífica en poder, tu diestra, Señor, tritura al enemigo.
Tu gran majestad destruye al adversario, arde tu furor y los devora como paja.
Al soplo de tu nariz, se amontonaron las aguas, las corrientes se alzaron como un dique, las olas se cuajaron en el mar.
Decía el enemigo: “Los perseguiré y alcanzaré, repartiré el botín, se saciará mi codicia, empuñaré la espada, los agarrará mi mano”.
Pero sopló tu aliento y los cubrió el mar, se hundieron como plomo en las aguas formidables.
¿Quién como tú, Señor, entre los dioses? ¿Quién como tú, terrible entre los santos, temible por tus proezas, autor de maravillas?
Extendiste tu diestra: se los tragó la tierra; guiaste con misericordia a tu pueblo rescatado, los llevaste con tu poder hasta tu santa morada.
Lo oyeron los pueblos y temblaron, el terror se apoderó de los habitantes de Filistea.
Se turbaron los príncipes de Edón, los jefes de Moab se estremecieron, flaquearon todos los habitantes de Canaán.
Espanto y pavor los asaltaron, la grandeza de tu brazo los dejó petrificados, mientras pasaba tu pueblo, Señor, mientras pasaba el pueblo que adquiriste.
Lo introduces y lo plantas en el monte de tu heredad, lugar del que hiciste tu trono, Señor; santuario, Señor, que fundaron tus manos.
El Señor reina por siempre jamás.
Cuando los caballos del faraón, con sus carros y sus jinetes, entraron en el mar, el Señor volcó sobre ellos las aguas del mar; en cambio, los hijos de Israel pasaron en seco por medio del mar.

Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
Por los siglos de los siglos. Amén.

Se repite la Antífona

Cantaré al Señor, gloriosa es su victoria, caballos y carros ha arrojado en el mar.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Oración

Aparta de nosotros, Señor, las mortíferas plagas que enviaste al impío faraón de forma que, una vez roto el yugo de la servidumbre egipcia, te sirvamos en el gozo de la libertad eterna.
R/. Amén.

Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Al Benedictus

Antífona

Bendito eres, Señor, en el templo sagrado de tu gloria.

Cántico de los tres muchachos
Dan 3,52-53a.54a.55-62a.64a-68a.70a-88a

Bendito eres, Señor, Dios de nuestros padres,
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Bendito tu nombre santo y glorioso,
a él gloria y alabanza por los siglos.
Bendito eres en el templo de tu santa gloria,
tú que sondeas los abismos
y te sientas en tu trono real, en la bóveda del cielo,
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Bendecidlo, criaturas todas del Señor;
los cielos, los ángeles,
ejércitos del Señor, aguas del espacio;
el sol y la luna, la lluvia y el rocío, vientos todos,
fuego y calor, noche y día, la luz y las tinieblas,
invierno y verano, escarchas y nieves, rayos y nubes.
La tierra, los montes y las cordilleras,
cuanto germina en la tierra.
Los mares y los ríos, los manantiales,
los cetáceos y los demás seres que se mueve por el agua.
Las aves del cielo, las fieras y los ganados, hombres todos,
Israel, los sacerdotes y los siervos del Señor,
almas y espíritus justos,
los santos y humildes de corazón.
Ananías, Azarías y Misael,
ensalzadlo con himnos por los siglos. Amén.

Se repite la Antífona

Bendito eres, Señor, en el templo sagrado de tu gloria.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Breviarium Gothicum. ff. 376; 369-370; 6.

Inicio página

FERIA QUINTA JUEVES
In Laudibus / En Laudes

Ad Canticum

Antífona

Cantemus Domino: gloriose enim honorificatus est, equum et ascensorem projecit in mare.

Canticum Exodi
Capitulo 15

Cantemus Domino: gloriose enim honorificatus est, * equum et ascensorem projecit in mare.
Adjutor et protector mihi fuit Dominus * in salutem:
Hic Deus meus, et honorificabo eum: * Deus patris mei, et exaltabo eum.
Dominus conterens bella, * Dominus nomen est ei.
Currus Pharaonis et exercitum ejus * projecit in mare:
Electos ascensores sternit: * stratores dimersit in rubro mari.
Pelagusque operuit eos, * dimersi sunt in profundum tamquam lapis.
Dextera tua, Domine, glorificata est in virtute: dextera manus tuæ confregit inimicos. * Et præ multitudine majestatis tuæ contrivisti adversarios:
Misisti iram tuam, et comedit eos tanquam stipulam. * Et per spiritum iracundiæ tuæ divisa est aqua:
Gelaverunt tamquam murus aquæ, * gelaverunt fluctus in medio mari.
Dixit inimicus: Persequens comprehendam, partibor spolia, replebo animam meam:
Interficiam gladio meo, * et dominabitur manus mea.
Misisti spiritum tuum, et cooperuit eos mare: * dimersi sunt in profundum tamquam plumbum in aqua validissima.
Quis similis tibi in diis Domine? quis similis tibi, honorificus in sanctis, mirabilis in majestatibus, faciens magnalia? * Extendisti dexteram tuam, et devoravit eos terra.
Gubernasti justitia tua populum tuum hunc quem liberasti: * consolatus es virtute tua, in refectione sancta tua.
Audierunt gentes, et iratæ sunt: * dolores apprehenderunt inhabitantes Philisthiim.
Tunc festinaverunt duces Edom, et principes Moabitarum, * apprehendit eos timor: et fluxerunt omnes inhabitantes Chanaan.
Decidat super eos timor et tremor, * a magnitudine brachii tui.
Fiant tamquam lapis, donec transeat populus tuus, Domine, * usque dum pertranseat populus tuus iste, quem liberasti.
Induc, et planta eum in montem hereditatis tuæ, * in præparata habitatione tua, quam præparasti tibi, Domine; sanctuarium tuum, quod præparaverunt manus tuæ.
Domine, qui regnas in æternum, et in sæculum sæculi et adhuc. * Quia intravit equitatus Pharaonis cum quadrigis et ascensoribus in mare:
Et induxit super eos Dominus aquas maris: * filii autem Israel ambulaverunt per siccum per medium mare.

Gloria et honor Patri et Filio et Spiritui Sancto.
In sæcula sæculorum. Amen.

Antiphona reiteretur

Cantemus Domino: gloriose enim honorificatus est, equum et ascensorem projecit in mare.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Ad Benedictus

Antiphona

In templo sancto gloriæ tuæ benedictus es Domine.

Canticum trium Puerorum
Danielis 3

Benedictus es Domine Deus patrum nostrorum: * et laudabilis, et gloriosus, in sæcula:
Et benedictum nomen gloriæ tuæ, * quod est sanctum: et laudabile, et gloriosum in sæcula.
Benedictus es in templo sancto honoris tui, qui vides abyssos, et sedes super sedem regni tui, in firmamento cæli: * et laudabilis, et gloriosus in sæcula.
Benedicite omnia opera Domini, cæli, * Angeli, atque omnes qui estis supra cælos;
Omnes virtutes, sol et luna, imber et ros, * omnis spiritus, ignis et æstus, noctes et dies, lux et tenebræ,
Hyems et æstus, gelationes et nives, * fulgura et nubes;
Terra, montes, et colles, * et omnia nascentia de terra;
Maria et flumina, fontes, * cete et omnia quæ moventur in aquis;
Volueres cæli, bestiæ et jumenta, * filii hominum, Israel: sacerdotes, servi Domini, spiritus et animæ justorum, sancti et humiles corde:
Anania, Azaria, et Misael, Domino hymnum dicite, * et superexaltate cum in sæcula. Amen.

Antiphona reiteretur

In templo sancto gloriæ tuæ benedictus es Domine.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Al Cántico

Antífona

Cantaré al Señor, gloriosa es su victoria, caballos y carros ha arrojado en el mar.

Cántico del Éxodo
Éx 15,1b-19

Cantaré al Señor, gloriosa es su victoria, caballos y carros ha arrojado en el mar.
Mi fuerza y mi poder es el Señor, Él fue mi salvación. Él es mi Dios: yo lo alabaré; el Dios de mis padres: yo lo ensalzaré.
El Señor es un guerrero, su nombre es “El Señor”.
Los carros del faraón los lanzó al mar, ahogó en el mar Rojo a sus mejores capitanes.
Las olas los cubrieron, bajaron hasta el fondo como piedras.
Tu diestra, Señor, es magnífica en poder, tu diestra, Señor, tritura al enemigo.
Tu gran majestad destruye al adversario, arde tu furor y los devora como paja.
Al soplo de tu nariz, se amontonaron las aguas, las corrientes se alzaron como un dique, las olas se cuajaron en el mar.
Decía el enemigo: “Los perseguiré y alcanzaré, repartiré el botín, se saciará mi codicia, empuñaré la espada, los agarrará mi mano”.
Pero sopló tu aliento y los cubrió el mar, se hundieron como plomo en las aguas formidables.
¿Quién como tú, Señor, entre los dioses? ¿Quién como tú, terrible entre los santos, temible por tus proezas, autor de maravillas?
Extendiste tu diestra: se los tragó la tierra; guiaste con misericordia a tu pueblo rescatado, los llevaste con tu poder hasta tu santa morada.
Lo oyeron los pueblos y temblaron, el terror se apoderó de los habitantes de Filistea.
Se turbaron los príncipes de Edón, los jefes de Moab se estremecieron, flaquearon todos los habitantes de Canaán.
Espanto y pavor los asaltaron, la grandeza de tu brazo los dejó petrificados, mientras pasaba tu pueblo, Señor, mientras pasaba el pueblo que adquiriste.
Lo introduces y lo plantas en el monte de tu heredad, lugar del que hiciste tu trono, Señor; santuario, Señor, que fundaron tus manos.
El Señor reina por siempre jamás.
Cuando los caballos del faraón, con sus carros y sus jinetes, entraron en el mar, el Señor volcó sobre ellos las aguas del mar; en cambio, los hijos de Israel pasaron en seco por medio del mar.

Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
Por los siglos de los siglos. Amén.

Se repite la Antífona

Cantaré al Señor, gloriosa es su victoria, caballos y carros ha arrojado en el mar.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Al Benedictus

Antífona

Bendito eres, Señor, en el templo sagrado de tu gloria.

Cántico de los tres muchachos
Dan 3,52-53a.54a.55-62a.64a-68a.70a-88a

Bendito eres, Señor, Dios de nuestros padres,
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Bendito tu nombre santo y glorioso,
a él gloria y alabanza por los siglos.
Bendito eres en el templo de tu santa gloria,
tú que sondeas los abismos
y te sientas en tu trono real, en la bóveda del cielo,
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Bendecidlo, criaturas todas del Señor;
los cielos, los ángeles,
ejércitos del Señor, aguas del espacio;
el sol y la luna, la lluvia y el rocío, vientos todos,
fuego y calor, noche y día, la luz y las tinieblas,
invierno y verano, escarchas y nieves, rayos y nubes.
La tierra, los montes y las cordilleras,
cuanto germina en la tierra.
Los mares y los ríos, los manantiales,
los cetáceos y los demás seres que se mueve por el agua.
Las aves del cielo, las fieras y los ganados, hombres todos,
Israel, los sacerdotes y los siervos del Señor,
almas y espíritus justos,
los santos y humildes de corazón.
Ananías, Azarías y Misael,
ensalzadlo con himnos por los siglos. Amén.

Se repite la Antífona

Bendito eres, Señor, en el templo sagrado de tu gloria.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Breviarium Gothicum. ff. 378; 369-370; 6.

Inicio página

FERIA SEXTA VIERNES
In Laudibus / En Laudes

Ad Canticum

Antiphona

Adjutor et protector factus est mihi Dominus in salutem.

Canticum Exodi
Capitulo 15

Cantemus Domino: gloriose enim honorificatus est, * equum et ascensorem projecit in mare.
Adjutor et protector mihi fuit Dominus * in salutem:
Hic Deus meus, et honorificabo eum: * Deus patris mei, et exaltabo eum.
Dominus conterens bella, * Dominus nomen est ei.
Currus Pharaonis et exercitum ejus * projecit in mare:
Electos ascensores sternit: * stratores dimersit in rubro mari.
Pelagusque operuit eos, * dimersi sunt in profundum tamquam lapis.
Dextera tua, Domine, glorificata est in virtute: dextera manus tuæ confregit inimicos. * Et præ multitudine majestatis tuæ contrivisti adversarios:
Misisti iram tuam, et comedit eos tanquam stipulam. * Et per spiritum iracundiæ tuæ divisa est aqua:
Gelaverunt tamquam murus aquæ, * gelaverunt fluctus in medio mari.
Dixit inimicus: Persequens comprehendam, partibor spolia, replebo animam meam:
Interficiam gladio meo, * et dominabitur manus mea.
Misisti spiritum tuum, et cooperuit eos mare: * dimersi sunt in profundum tamquam plumbum in aqua validissima.
Quis similis tibi in diis Domine? quis similis tibi, honorificus in sanctis, mirabilis in majestatibus, faciens magnalia? * Extendisti dexteram tuam, et devoravit eos terra.
Gubernasti justitia tua populum tuum hunc quem liberasti: * consolatus es virtute tua, in refectione sancta tua.
Audierunt gentes, et iratæ sunt: * dolores apprehenderunt inhabitantes Philisthiim.
Tunc festinaverunt duces Edom, et principes Moabitarum, * apprehendit eos timor: et fluxerunt omnes inhabitantes Chanaan.
Decidat super eos timor et tremor, * a magnitudine brachii tui.
Fiant tamquam lapis, donec transeat populus tuus, Domine, * usque dum pertranseat populus tuus iste, quem liberasti.
Induc, et planta eum in montem hereditatis tuæ, * in præparata habitatione tua, quam præparasti tibi, Domine; sanctuarium tuum, quod præparaverunt manus tuæ.
Domine, qui regnas in æternum, et in sæculum sæculi et adhuc. * Quia intravit equitatus Pharaonis cum quadrigis et ascensoribus in mare:
Et induxit super eos Dominus aquas maris: * filii autem Israel ambulaverunt per siccum per medium mare.

Gloria et honor Patri et Filio et Spiritui Sancto.
In sæcula sæculorum. Amen.

Antiphona reiteretur

Adjutor et protector factus est mihi Dominus in salutem.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Oratio.

Lætatur ecce Domine, Hierusalem fidelis in victoriam Crucis et potentiam Salvatoris: fac ergo, ut et diligentes eam, in ejus pacem consistant; et recedentes ab ea, ad ejus amplexum quandoque perveniant: ut ablato luctu, de resurrectionis æternæ gaudiis recreati, in ejus pace mereamur sine fine constitui.
R/. Amen.

Per misericordiam tuam, Deus noster, qui es benedictus, et vivis, et omnia regis in sæcula sæculorum.
R/. Amen.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Ad Benedictus.

Antiphona

In templo sancto gloriæ tuæ benedictus es Domine.

Canticum trium Puerorum
Danielis 3

Benedictus es Domine Deus patrum nostrorum: * et laudabilis, et gloriosus, in sæcula:
Et benedictum nomen gloriæ tuæ, * quod est sanctum: et laudabile, et gloriosum in sæcula.
Benedictus es in templo sancto honoris tui, qui vides abyssos, et sedes super sedem regni tui, in firmamento cæli: * et laudabilis, et gloriosus in sæcula.
Benedicite omnia opera Domini, cæli, * Angeli, atque omnes qui estis supra cælos;
Omnes virtutes, sol et luna, imber et ros, * omnis spiritus, ignis et æstus, noctes et dies, lux et tenebræ,
Hyems et æstus, gelationes et nives, * fulgura et nubes;
Terra, montes, et colles, * et omnia nascentia de terra;
Maria et flumina, fontes, * cete et omnia quæ moventur in aquis;
Volueres cæli, bestiæ et jumenta, * filii hominum, Israel: sacerdotes, servi Domini, spiritus et animæ justorum, sancti et humiles corde:
Anania, Azaria, et Misael, Domino hymnum dicite, * et superexaltate cum in sæcula. Amen.

Antiphona reiteretur

In templo sancto gloriæ tuæ benedictus es Domine.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Al Cántico

Antífona

El Señor es mi ayuda y mi protección para salvarme.

Cántico del Éxodo
Éx 15,1b-19

Cantaré al Señor, gloriosa es su victoria, caballos y carros ha arrojado en el mar.
Mi fuerza y mi poder es el Señor, Él fue mi salvación. Él es mi Dios: yo lo alabaré; el Dios de mis padres: yo lo ensalzaré.
El Señor es un guerrero, su nombre es “El Señor”.
Los carros del faraón los lanzó al mar, ahogó en el mar Rojo a sus mejores capitanes.
Las olas los cubrieron, bajaron hasta el fondo como piedras.
Tu diestra, Señor, es magnífica en poder, tu diestra, Señor, tritura al enemigo.
Tu gran majestad destruye al adversario, arde tu furor y los devora como paja.
Al soplo de tu nariz, se amontonaron las aguas, las corrientes se alzaron como un dique, las olas se cuajaron en el mar.
Decía el enemigo: “Los perseguiré y alcanzaré, repartiré el botín, se saciará mi codicia, empuñaré la espada, los agarrará mi mano”.
Pero sopló tu aliento y los cubrió el mar, se hundieron como plomo en las aguas formidables.
¿Quién como tú, Señor, entre los dioses? ¿Quién como tú, terrible entre los santos, temible por tus proezas, autor de maravillas?
Extendiste tu diestra: se los tragó la tierra; guiaste con misericordia a tu pueblo rescatado, los llevaste con tu poder hasta tu santa morada.
Lo oyeron los pueblos y temblaron, el terror se apoderó de los habitantes de Filistea.
Se turbaron los príncipes de Edón, los jefes de Moab se estremecieron, flaquearon todos los habitantes de Canaán.
Espanto y pavor los asaltaron, la grandeza de tu brazo los dejó petrificados, mientras pasaba tu pueblo, Señor, mientras pasaba el pueblo que adquiriste.
Lo introduces y lo plantas en el monte de tu heredad, lugar del que hiciste tu trono, Señor; santuario, Señor, que fundaron tus manos.
El Señor reina por siempre jamás.
Cuando los caballos del faraón, con sus carros y sus jinetes, entraron en el mar, el Señor volcó sobre ellos las aguas del mar; en cambio, los hijos de Israel pasaron en seco por medio del mar.

Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
Por los siglos de los siglos. Amén.

Se repite la Antífona

El Señor es mi ayuda y mi protección para salvarme.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Oración

Mira, Señor, cómo Jerusalén celebra fiel la victoria de la Cruz y el poder del Salvador, Haz que se mantengan en tu paz los que la aman y los que de ella se apartaron, se acerquen algún día a tus brazos: así, depuesto el luto del pecado, recreados con los gozos de la resurrección eterna, merezcamos todos quedar establecidos para siempre en aquel recinto de paz.
R/. Amén.

Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Al Benedictus

Antífona

Bendito eres, Señor, en el templo sagrado de tu gloria.

Cántico de los tres muchachos
Dan 3,52-53a.54a.55-62a.64a-68a.70a-88a

Bendito eres, Señor, Dios de nuestros padres,
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Bendito tu nombre santo y glorioso,
a él gloria y alabanza por los siglos.
Bendito eres en el templo de tu santa gloria,
tú que sondeas los abismos
y te sientas en tu trono real, en la bóveda del cielo,
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Bendecidlo, criaturas todas del Señor;
los cielos, los ángeles,
ejércitos del Señor, aguas del espacio;
el sol y la luna, la lluvia y el rocío, vientos todos,
fuego y calor, noche y día, la luz y las tinieblas,
invierno y verano, escarchas y nieves, rayos y nubes.
La tierra, los montes y las cordilleras,
cuanto germina en la tierra.
Los mares y los ríos, los manantiales,
los cetáceos y los demás seres que se mueve por el agua.
Las aves del cielo, las fieras y los ganados, hombres todos,
Israel, los sacerdotes y los siervos del Señor,
almas y espíritus justos,
los santos y humildes de corazón.
Ananías, Azarías y Misael,
ensalzadlo con himnos por los siglos. Amén.

Se repite la Antífona

Bendito eres, Señor, en el templo sagrado de tu gloria.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Breviarium Gothicum. ff. 380; 369-370; 6.

Inicio página

SABBATO SÁBADO
In Laudibus / En Laudes

Ad Canticum

Antiphona

Iste Deus meus, et honorificabo cum: Deus patris mei, et exaltabo eum.

Canticum Exodi
Capitulo 15

Cantemus Domino: gloriose enim honorificatus est, * equum et ascensorem projecit in mare.
Adjutor et protector mihi fuit Dominus * in salutem:
Hic Deus meus, et honorificabo eum: * Deus patris mei, et exaltabo eum.
Dominus conterens bella, * Dominus nomen est ei.
Currus Pharaonis et exercitum ejus * projecit in mare:
Electos ascensores sternit: * stratores dimersit in rubro mari.
Pelagusque operuit eos, * dimersi sunt in profundum tamquam lapis.
Dextera tua, Domine, glorificata est in virtute: dextera manus tuæ confregit inimicos. * Et præ multitudine majestatis tuæ contrivisti adversarios:
Misisti iram tuam, et comedit eos tanquam stipulam. * Et per spiritum iracundiæ tuæ divisa est aqua:
Gelaverunt tamquam murus aquæ, * gelaverunt fluctus in medio mari.
Dixit inimicus: Persequens comprehendam, partibor spolia, replebo animam meam:
Interficiam gladio meo, * et dominabitur manus mea.
Misisti spiritum tuum, et cooperuit eos mare: * dimersi sunt in profundum tamquam plumbum in aqua validissima.
Quis similis tibi in diis Domine? quis similis tibi, honorificus in sanctis, mirabilis in majestatibus, faciens magnalia? * Extendisti dexteram tuam, et devoravit eos terra.
Gubernasti justitia tua populum tuum hunc quem liberasti: * consolatus es virtute tua, in refectione sancta tua.
Audierunt gentes, et iratæ sunt: * dolores apprehenderunt inhabitantes Philisthiim.
Tunc festinaverunt duces Edom, et principes Moabitarum, * apprehendit eos timor: et fluxerunt omnes inhabitantes Chanaan.
Decidat super eos timor et tremor, * a magnitudine brachii tui.
Fiant tamquam lapis, donec transeat populus tuus, Domine, * usque dum pertranseat populus tuus iste, quem liberasti.
Induc, et planta eum in montem hereditatis tuæ, * in præparata habitatione tua, quam præparasti tibi, Domine; sanctuarium tuum, quod præparaverunt manus tuæ.
Domine, qui regnas in æternum, et in sæculum sæculi et adhuc. * Quia intravit equitatus Pharaonis cum quadrigis et ascensoribus in mare:
Et induxit super eos Dominus aquas maris: * filii autem Israel ambulaverunt per siccum per medium mare.

Gloria et honor Patri et Filio et Spiritui Sancto.
In sæcula sæculorum. Amen.

Antiphona reiteretur

Iste Deus meus, et honorificabo cum: Deus patris mei, et exaltabo eum.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo. 2

Ad Benedictus

Antiphona

In templo sancto gloriæ tuæ benedictus es Domine.

Canticum trium Puerorum
Danielis 3

Benedictus es Domine Deus patrum nostrorum: * et laudabilis, et gloriosus, in sæcula:
Et benedictum nomen gloriæ tuæ, * quod est sanctum: et laudabile, et gloriosum in sæcula.
Benedictus es in templo sancto honoris tui, qui vides abyssos, et sedes super sedem regni tui, in firmamento cæli: * et laudabilis, et gloriosus in sæcula.
Benedicite omnia opera Domini, cæli, * Angeli, atque omnes qui estis supra cælos;
Omnes virtutes, sol et luna, imber et ros, * omnis spiritus, ignis et æstus, noctes et dies, lux et tenebræ,
Hyems et æstus, gelationes et nives, * fulgura et nubes;
Terra, montes, et colles, * et omnia nascentia de terra;
Maria et flumina, fontes, * cete et omnia quæ moventur in aquis;
Volueres cæli, bestiæ et jumenta, * filii hominum, Israel: sacerdotes, servi Domini, spiritus et animæ justorum, sancti et humiles corde:
Anania, Azaria, et Misael, Domino hymnum dicite, * et superexaltate cum in sæcula. Amen.

Antiphona reiteretur

In templo sancto gloriæ tuæ benedictus es Domine.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Al Cántico

Antífona

Éste es mi Dios, yo lo alabaré, el Dios de mis padres, yo le ensalzaré.

Cántico del Éxodo
Éx 15,1b-19

Cantaré al Señor, gloriosa es su victoria, caballos y carros ha arrojado en el mar.
Mi fuerza y mi poder es el Señor, Él fue mi salvación. Él es mi Dios: yo lo alabaré; el Dios de mis padres: yo lo ensalzaré.
El Señor es un guerrero, su nombre es “El Señor”.
Los carros del faraón los lanzó al mar, ahogó en el mar Rojo a sus mejores capitanes.
Las olas los cubrieron, bajaron hasta el fondo como piedras.
Tu diestra, Señor, es magnífica en poder, tu diestra, Señor, tritura al enemigo.
Tu gran majestad destruye al adversario, arde tu furor y los devora como paja.
Al soplo de tu nariz, se amontonaron las aguas, las corrientes se alzaron como un dique, las olas se cuajaron en el mar.
Decía el enemigo: “Los perseguiré y alcanzaré, repartiré el botín, se saciará mi codicia, empuñaré la espada, los agarrará mi mano”.
Pero sopló tu aliento y los cubrió el mar, se hundieron como plomo en las aguas formidables.
¿Quién como tú, Señor, entre los dioses? ¿Quién como tú, terrible entre los santos, temible por tus proezas, autor de maravillas?
Extendiste tu diestra: se los tragó la tierra; guiaste con misericordia a tu pueblo rescatado, los llevaste con tu poder hasta tu santa morada.
Lo oyeron los pueblos y temblaron, el terror se apoderó de los habitantes de Filistea.
Se turbaron los príncipes de Edón, los jefes de Moab se estremecieron, flaquearon todos los habitantes de Canaán.
Espanto y pavor los asaltaron, la grandeza de tu brazo los dejó petrificados, mientras pasaba tu pueblo, Señor, mientras pasaba el pueblo que adquiriste.
Lo introduces y lo plantas en el monte de tu heredad, lugar del que hiciste tu trono, Señor; santuario, Señor, que fundaron tus manos.
El Señor reina por siempre jamás.
Cuando los caballos del faraón, con sus carros y sus jinetes, entraron en el mar, el Señor volcó sobre ellos las aguas del mar; en cambio, los hijos de Israel pasaron en seco por medio del mar.

Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
Por los siglos de los siglos. Amén.

Se repite la Antífona

Éste es mi Dios, yo lo alabaré, el Dios de mis padres, yo le ensalzaré.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Al Benedictus

Antífona

Bendito eres, Señor, en el templo sagrado de tu gloria.

Cántico de los tres muchachos
Dan 3,52-53a.54a.55-62a.64a-68a.70a-88a

Bendito eres, Señor, Dios de nuestros padres,
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Bendito tu nombre santo y glorioso,
a él gloria y alabanza por los siglos.
Bendito eres en el templo de tu santa gloria,
tú que sondeas los abismos
y te sientas en tu trono real, en la bóveda del cielo,
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Bendecidlo, criaturas todas del Señor;
los cielos, los ángeles,
ejércitos del Señor, aguas del espacio;
el sol y la luna, la lluvia y el rocío, vientos todos,
fuego y calor, noche y día, la luz y las tinieblas,
invierno y verano, escarchas y nieves, rayos y nubes.
La tierra, los montes y las cordilleras,
cuanto germina en la tierra.
Los mares y los ríos, los manantiales,
los cetáceos y los demás seres que se mueve por el agua.
Las aves del cielo, las fieras y los ganados, hombres todos,
Israel, los sacerdotes y los siervos del Señor,
almas y espíritus justos,
los santos y humildes de corazón.
Ananías, Azarías y Misael,
ensalzadlo con himnos por los siglos. Amén.

Se repite la Antífona

Bendito eres, Señor, en el templo sagrado de tu gloria.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Breviarium Gothicum. ff. 382; 369-370; 6.

SEMANA I - DOMINGOS II A VII Y ASCENSIÓN - LETANÍAS ANTES DE PENTECOSTÉS Y PENTECOSTÉS


1. Textos latinos: Breviarium Gothicum secundum Regulam Beatissimi Isidori (Madrid, 1775).
Traducción oraciones: Gómez-Chacón y Díaz Alejo, Balbino, Oficio Divino. Liturgia de las Horas según el Rito Hispano-Mozárabe. Tomo III: Pascua  (obra inédita facilitada a La Ermita en febrero de 2016). Textos y referencias bíblicas:
Sagrada Biblia, versión oficial de la Conferencia Episcopal Española. BAC, Madrid 2011.

2. Según Missa Gothica seu Mozarabica. Commune Sanctorum, p. 47 y también: De Robles, Eugenio, Breve suma y relación del modo del rezo y misa del Oficio santo Gótico Mozárabe, que en la Capilla del Corpus Christi de la santa Iglesia de Toledo se conserva y reza hoy, conforme a la regla del glorioso san Isidoro, Arzobispo de Sevilla, Toledo, 1603, ff. 6-10: "Acabado el cántico y repetida la antífona, y habiendo dicho, Dominus sit semper vobiscum, se dice otra antífona para el salmo Benedictus es Domine Deus patrum nostrorum." También se dice Dominus sit semper vobiscum al final de la oración, cuando la hay (Missa Gothica, &c. Commune Sanctorum, p.92).

 

Índice Oficio DivinoInicio página

ÍNDICE GENERAL DE "LA ERMITA"

© La Ermita - España MMXX