Rito Hispano-Mozárabe La Ermita. Logo y dibujo

 

EL OFICIO DIVINO O LITURGIA DE LAS HORAS

Breviario

 

BREVIARIUM GOTHICUM 1
Grabado Tiempo de Cotidiano
CÁNTICOS DE LOS OFICIOS DE LOS DOMINGOS
DE COTIDIANO (DESPUÉS DE PENTECOSTÉS)
 
ÍNDICE
DOMINGO I DESPUÉS DE PENTECOSTÉS.

Is 26,9-20

DOMINGO II DESPUÉS DE PENTECOSTÉS.

Is 26,9-20

DOMINGO III DESPUÉS DE PENTECOSTÉS. Is 26,9-20
DOMINGO ANTES DE LOS AYUNOS DE NOVIEMBRE.

4 Esd 8,20-36

DOMINGO ANTES DE SAN JUAN. Is 26,9-20

DOMINGOS DESPUÉS DE APARICIÓN (COTIDIANO I - IX) - OFICIO FERIAL ORDINARIO DE COTIDIANO
DOMINGOS DESPUÉS DE PENTECOSTÉS (COTIDIANO X -XIII)

Inicio página

 

IN PRIMO DOMINICO
POST SANCTUM PENTECOSTEN
IN DIE SANCTISSIMÆ TRINITATIS
PRIMER DOMINGO
DESPUÉS DE PENTECOSTÉS
 EN EL DÍA DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD
In Laudibus / En Laudes

Ad Canticum

Antiphona

De nocte vigilat Spiritus meus.

Canticum Isaiæ
Capitulo 26

De nocte vigilat spiritus meus ad te, Deus: * quia lux præcepta tua sunt super terram.
Justitiam discite, qui habitatis terram: * cessabit enim impius.
Omnis enim, qui non didicerit justitiam super terram, veritatem non faciet: * tollatur impius, ne videat majestatem Domini.
Domine excelsum est brachium tuum, et nescierunt: * cum autem cognoverint, confundentur:
Zelus apprehendit populum ineruditum: * et nunc ignis adversarios consumit.
Domine Deus noster, pacem da nobis: * omnia enim dedisti nobis.
Domine Deus noster, posside nos: * Domine, præter te alium non novimus: nomen tuum invocabimus.
Mortui autem vitam non videbunt, * neque medici exuscitabunt:
Ideo super induxisti, * et perdidisti et tulisti omne masculum eorum.
Adde illis, Domine, mala, * adde mala gloriosis terræ.
Domine, in tribulatione modica memor fui; * im tribulatione modica facta est nobis.
Sicut parturiens proxima est partui, et in dolore suo clamat: * ita facti sumus delicto.
Propter timorem tuum, Domine, in utero accepimus, * et parturivimus spiritum salutis, quem fecisti super terram.
Exurgant mortui, et resurgant qui in monumentis sunt: * et lætabuntur omnes, qui sunt super terram:
Ros enim qui abs te est, sanitas est illis; * terra vero impiorum peribit.
Ambula popule meus, et intra recessus tuos, absconde pusillum aliquantulum, * donec transeat ira Domini.

Gloria et honor Patri et Filio et Spiritui Sancto.
In sæcula sæculorum. Amen.

Antiphona reiteretur

De nocte vigilat Spiritus meus.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo. 2

Oratio

De nocte vigilantem ad te spiritum nostrum, luce Deus decora præceptorum tuorum illustra: et in tempestate requirentium vigil, ut lux adesto meridiana: Nullæ nos tenebræ te sequentes impediant; nec injustitiæ amor nostra a te vestigia retrahat: sed valeamus justitiam discere, te auctorem justitiæ proficienti postulamus aviditate: ac dum visu perpeti amplecti concupiscimus, tuæ quoque sapientiæ amplexibus perenniter hæreamus.
R/. Amen.

Per misericordiam tuam, Deus noster, qui es benedictus, et vivis, et omnia regis in sæcula sæculorum.
R/. Amen.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Ad Benedictus

Antiphona

Tibi soli Deo honor, et gloria, et virtus, et potestas in sæcula sæculorum.

Canticum trium Puerorum
Danielis 3

Benedictus es Domine Deus patrum nostrorum: * et laudabilis, et gloriosus, in sæcula:
Et benedictum nomen gloriæ tuæ, * quod est sanctum: et laudabile, et gloriosum in sæcula.
Benedictus es in templo sancto honoris tui, qui vides abyssos, et sedes super sedem regni tui, in firmamento cæli: * et laudabilis, et gloriosus in sæcula.
Benedicite omnia opera Domini, cæli, * Angeli, atque omnes qui estis supra cælos;
Omnes virtutes, sol et luna, imber et ros, * omnis spiritus, ignis et æstus, noctes et dies, lux et tenebræ,
Hyems et æstus, gelationes et nives, * fulgura et nubes;
Terra, montes, et colles, * et omnia nascentia de terra;
Maria et flumina, fontes, * cete et omnia quæ moventur in aquis;
Volueres cæli, bestiæ et jumenta, * filii hominum, Israel: sacerdotes, servi Domini, spiritus et animæ justorum, sancti et humiles corde:
Anania, Azaria, et Misael, Domino hymnum dicite, * et superexaltate cum in sæcula. Amen.

Antiphona reiteretur

Tibi soli Deo honor, et gloria, et virtus, et potestas in sæcula sæculorum.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Al Cántico

Antífona

Mi espíritu vela de noche.

Cántico de Isaías
Is 26,9-20

Mi alma te ansía de noche, mi espíritu en mi interior madruga por ti, porque tus juicios son luz de la tierra, y aprenden la justicia los habitantes del orbe.
Aunque se muestre clemencia al malvado, no aprende la justicia; en una tierra de gente honrada, sigue siendo perverso, y no ve la grandeza del Señor.
Señor, levantaste tu mano, pero no se dan cuenta. Verán avergonzados el celo por tu pueblo, los devorará el fuego reservado a tus enemigos.
Señor, tú nos darás la paz, porque todas nuestras empresas nos las realizas tú.
Señor, nuestro Dios, nos dominaron señores distintos de ti; pero nosotros solo a ti, solo tu nombre invocamos.
No vivirán los muertos, no resurgirán las sombras; los castigaste, los has destruido, borraste totalmente su recuerdo.
Multiplicaste el pueblo, Señor; multiplicaste el pueblo, has sido glorificado, ensanchaste los confines del país.
Señor, en la angustia acudieron a ti, susurraban plegarias cuando los castigaste.
Como la embarazada cuando le llega el parto se retuerce y grita de dolor, así estábamos en tu presencia, Señor: concebimos, nos retorcimos, dimos a luz... viento; nada hicimos por salvar el país, ni nacieron habitantes en el mundo.
¡Revivirán tus muertos, resurgirán nuestros cadáveres, despertarán jubilosos los que habitan en el polvo! Pues rocío de luz es tu rocío, que harás caer sobre la tierra de las sombras.
Anda, pueblo mío, entra en tus aposentos y cierra la puerta detrás de ti; escóndete un breve instante mientras pasa la ira.

Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
Por los siglos de los siglos. Amén.

Se repite la Antífona

Mi espíritu vela de noche.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Oración

Ilumina, Señor, con la hermosa luz de tus preceptos nuestro espíritu que en la noche vela por ti, y muéstrate a tu vez vigilante en medio de los que buscan nuestro mal, hazte presente como la luz del mediodía. Que ningunas tinieblas nos impidan seguirte, ni la tendencia a la injusticia aparte nuestros pasos de ti, sino que podamos seguir la santidad, y postulemos ávidamente acercarnos a ti, autor de la santidad; y como deseamos ardientemente que tu mirada nos rodee, nos mantengamos perennemente entre los abrazos de tu sabiduría.
R/. Amén.

Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Al Benedictus

Antífona

A ti, el Dios único, honor y gloria y fuerza y poder por los siglos de los siglos.

Cántico de los tres muchachos
Dan 3,52-53a.54a.55-62a.64a-68a.70a-88a

Bendito eres, Señor, Dios de nuestros padres,
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Bendito tu nombre santo y glorioso,
a él gloria y alabanza por los siglos.
Bendito eres en el templo de tu santa gloria,
tú que sondeas los abismos
y te sientas en tu trono real, en la bóveda del cielo,
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Bendecidlo, criaturas todas del Señor;
los cielos, los ángeles,
ejércitos del Señor, aguas del espacio;
el sol y la luna, la lluvia y el rocío, vientos todos,
fuego y calor, noche y día, la luz y las tinieblas,
invierno y verano, escarchas y nieves, rayos y nubes.
La tierra, los montes y las cordilleras,
cuanto germina en la tierra.
Los mares y los ríos, los manantiales,
los cetáceos y los demás seres que se mueve por el agua.
Las aves del cielo, las fieras y los ganados, hombres todos,
Israel, los sacerdotes y los siervos del Señor,
almas y espíritus justos,
los santos y humildes de corazón.
Ananías, Azarías y Misael,
ensalzadlo con himnos por los siglos. Amén.

Se repite la Antífona

A ti, el Dios único, honor y gloria y fuerza y poder por los siglos de los siglos.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

 

Breviarium Gothicum. ff. 424; 64; 124; 6.

Inicio página

IN SECUNDO DOMINICO
POST SANCTUM PENTECOSTEN
SEGUNDO DOMINGO
DESPUÉS DE PENTECOSTÉS
In Laudibus / En Laudes

Ad Canticum

Antiphona

Domine Deus noster, posside nos: Domine, præter te, alium non novimus, nomen tuum invocavimus.

Canticum Isaiæ
Capitulo 26

De nocte vigilat spiritus meus ad te, Deus: * quia lux præcepta tua sunt super terram.
Justitiam discite, qui habitatis terram: * cessabit enim impius.
Omnis enim, qui non didicerit justitiam super terram, veritatem non faciet: * tollatur impius, ne videat majestatem Domini.
Domine excelsum est brachium tuum, et nescierunt: * cum autem cognoverint, confundentur:
Zelus apprehendit populum ineruditum: * et nunc ignis adversarios consumit.
Domine Deus noster, pacem da nobis: * omnia enim dedisti nobis.
Domine Deus noster, posside nos: * Domine, præter te alium non novimus: nomen tuum invocabimus.
Mortui autem vitam non videbunt, * neque medici exuscitabunt:
Ideo super induxisti, * et perdidisti et tulisti omne masculum eorum.
Adde illis, Domine, mala, * adde mala gloriosis terræ.
Domine, in tribulatione modica memor fui; * im tribulatione modica facta est nobis.
Sicut parturiens proxima est partui, et in dolore suo clamat: * ita facti sumus delicto.
Propter timorem tuum, Domine, in utero accepimus, * et parturivimus spiritum salutis, quem fecisti super terram.
Exurgant mortui, et resurgant qui in monumentis sunt: * et lætabuntur omnes, qui sunt super terram:
Ros enim qui abs te est, sanitas est illis; * terra vero impiorum peribit.
Ambula popule meus, et intra recessus tuos, absconde pusillum aliquantulum, * donec transeat ira Domini.

Gloria et honor Patri et Filio et Spiritui Sancto.
In sæcula sæculorum. Amen.

Antiphona reiteretur

Domine Deus noster, posside nos: Domine, præter te, alium non novimus, nomen tuum invocavimus.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Oratio

De nocte vigilantem ad te spiritum nostrum, luce Deus decora præceptorum tuorum illustra: et in tempestate requirentium vigil, ut lux adesto meridiana: Nullæ nos tenebræ te sequentes impediant; nec injustitiæ amor nostra a te vestigia retrahat: sed valeamus justitiam discere, te auctorem justitiæ proficienti postulamus aviditate: ac dum visu perpeti amplecti concupiscimus, tuæ quoque sapientiæ amplexibus perenniter hæreamus.
R/. Amen.

Per misericordiam tuam, Deus noster, qui es benedictus, et vivis, et omnia regis in sæcula sæculorum.
R/. Amen.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Ad Benedictus.

Antiphona

Est Deus in cœlo, cui nos servimus, et potens est liberare nos de malis nostris, et de manu mortis eripere nos.

Canticum trium Puerorum
Danielis 3

Benedictus es Domine Deus patrum nostrorum: * et laudabilis, et gloriosus, in sæcula:
Et benedictum nomen gloriæ tuæ, * quod est sanctum: et laudabile, et gloriosum in sæcula.
Benedictus es in templo sancto honoris tui, qui vides abyssos, et sedes super sedem regni tui, in firmamento cæli: * et laudabilis, et gloriosus in sæcula.
Benedicite omnia opera Domini, cæli, * Angeli, atque omnes qui estis supra cælos;
Omnes virtutes, sol et luna, imber et ros, * omnis spiritus, ignis et æstus, noctes et dies, lux et tenebræ,
Hyems et æstus, gelationes et nives, * fulgura et nubes;
Terra, montes, et colles, * et omnia nascentia de terra;
Maria et flumina, fontes, * cete et omnia quæ moventur in aquis;
Volueres cæli, bestiæ et jumenta, * filii hominum, Israel: sacerdotes, servi Domini, spiritus et animæ justorum, sancti et humiles corde:
Anania, Azaria, et Misael, Domino hymnum dicite, * et superexaltate cum in sæcula. Amen.

Antiphona reiteretur

Est Deus in cœlo, cui nos servimus, et potens est liberare nos de malis nostris, et de manu mortis eripere nos.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Oratio

Domine Deus patrum nostrorum; laudabilis enim et superexaltatus in sæcula tu es: Recte ergo tuæ gloriæ nomen benedicetur in æternum; et vel in magnis vel in modicis tu creator, tu opifex sapientissimus declamaris: ideo quæsumus; ut qui te orando pro universitatis conditione Dominum benedicimus, benedictæ sanctitatis illustratione lætemur.
R/. Amen.

Per misericordiam tuam, Deus noster, qui es benedictus, et vivis, et omnia regis in sæcula sæculorum.
R/. Amen.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Al Cántico

Antífona

Señor Dios nuestro, sé nuestro dueño, pues no conocemos otro fuera de ti, invocamos tu nombre.

Cántico de Isaías
Is 26,9-20

Mi alma te ansía de noche, mi espíritu en mi interior madruga por ti, porque tus juicios son luz de la tierra, y aprenden la justicia los habitantes del orbe.
Aunque se muestre clemencia al malvado, no aprende la justicia; en una tierra de gente honrada, sigue siendo perverso, y no ve la grandeza del Señor.
Señor, levantaste tu mano, pero no se dan cuenta. Verán avergonzados el celo por tu pueblo, los devorará el fuego reservado a tus enemigos.
Señor, tú nos darás la paz, porque todas nuestras empresas nos las realizas tú.
Señor, nuestro Dios, nos dominaron señores distintos de ti; pero nosotros solo a ti, solo tu nombre invocamos.
No vivirán los muertos, no resurgirán las sombras; los castigaste, los has destruido, borraste totalmente su recuerdo.
Multiplicaste el pueblo, Señor; multiplicaste el pueblo, has sido glorificado, ensanchaste los confines del país.
Señor, en la angustia acudieron a ti, susurraban plegarias cuando los castigaste.
Como la embarazada cuando le llega el parto se retuerce y grita de dolor, así estábamos en tu presencia, Señor: concebimos, nos retorcimos, dimos a luz... viento; nada hicimos por salvar el país, ni nacieron habitantes en el mundo.
¡Revivirán tus muertos, resurgirán nuestros cadáveres, despertarán jubilosos los que habitan en el polvo! Pues rocío de luz es tu rocío, que harás caer sobre la tierra de las sombras.
Anda, pueblo mío, entra en tus aposentos y cierra la puerta detrás de ti; escóndete un breve instante mientras pasa la ira.

Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
Por los siglos de los siglos. Amén.

Se repite la Antífona

Señor Dios nuestro, sé nuestro dueño, pues no conocemos otro fuera de ti, invocamos tu nombre.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Oración

Ilumina, Señor, con la hermosa luz de tus preceptos nuestro espíritu que en la noche vela por ti, y muéstrate a tu vez vigilante en medio de los que buscan nuestro mal, hazte presente como la luz del mediodía. Que ningunas tinieblas nos impidan seguirte, ni la tendencia a la injusticia aparte nuestros pasos de ti, sino que podamos seguir la santidad, y postulemos ávidamente acercarnos a ti, autor de la santidad; y como deseamos ardientemente que tu mirada nos rodee, nos mantengamos perennemente entre los abrazos de tu sabiduría.
R/. Amén.

Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Al Benedictus

Antífona

Hay un Dios en el cielo, al que nosotros servimos y puede librarnos de vuestras manos y arrancarnos de las garras de la muerte.

Cántico de los tres muchachos
Dan 3,52-53a.54a.55-62a.64a-68a.70a-88a

Bendito eres, Señor, Dios de nuestros padres,
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Bendito tu nombre santo y glorioso,
a él gloria y alabanza por los siglos.
Bendito eres en el templo de tu santa gloria,
tú que sondeas los abismos
y te sientas en tu trono real, en la bóveda del cielo,
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Bendecidlo, criaturas todas del Señor;
los cielos, los ángeles,
ejércitos del Señor, aguas del espacio;
el sol y la luna, la lluvia y el rocío, vientos todos,
fuego y calor, noche y día, la luz y las tinieblas,
invierno y verano, escarchas y nieves, rayos y nubes.
La tierra, los montes y las cordilleras,
cuanto germina en la tierra.
Los mares y los ríos, los manantiales,
los cetáceos y los demás seres que se mueve por el agua.
Las aves del cielo, las fieras y los ganados, hombres todos,
Israel, los sacerdotes y los siervos del Señor,
almas y espíritus justos,
los santos y humildes de corazón.
Ananías, Azarías y Misael,
ensalzadlo con himnos por los siglos. Amén.

Se repite la Antífona

Hay un Dios en el cielo, al que nosotros servimos y puede librarnos de vuestras manos y arrancarnos de las garras de la muerte.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Oración

Dios de nuestros padres, eres digno de alabanzas y ensalzado por los siglos: con razón es bendecido eternamente tu nombre glorioso, por ser tú Creador de lo pequeño y de lo grande y artífice sapientísimo del universo; por eso te rogamos que quienes te bendecimos en nuestra oración como Señor de todos los hombres, quedemos llenos de alegría, al ser iluminados por tu bendita santidad.
R/.
Amén.

Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

 

Breviarium Gothicum. ff. 426-427; 64; 124; 6; 93.

Inicio página

IN TERTIO DOMINICO
POST SANCTUM PENTECOSTEN
TERCER DOMINGO
DESPUÉS DE PENTECOSTÉS
In Laudibus / En Laudes

Ad Canticum

Antiphona

Domine Deus noster, pacem tuam da nobis: omnia enim dedisti nobis.

Canticum Isaiæ
Capitulo 26

De nocte vigilat spiritus meus ad te, Deus: * quia lux præcepta tua sunt super terram.
Justitiam discite, qui habitatis terram: * cessabit enim impius.
Omnis enim, qui non didicerit justitiam super terram, veritatem non faciet: * tollatur impius, ne videat majestatem Domini.
Domine excelsum est brachium tuum, et nescierunt: * cum autem cognoverint, confundentur:
Zelus apprehendit populum ineruditum: * et nunc ignis adversarios consumit.
Domine Deus noster, pacem da nobis: * omnia enim dedisti nobis.
Domine Deus noster, posside nos: * Domine, præter te alium non novimus: nomen tuum invocabimus.
Mortui autem vitam non videbunt, * neque medici exuscitabunt:
Ideo super induxisti, * et perdidisti et tulisti omne masculum eorum.
Adde illis, Domine, mala, * adde mala gloriosis terræ.
Domine, in tribulatione modica memor fui; * im tribulatione modica facta est nobis.
Sicut parturiens proxima est partui, et in dolore suo clamat: * ita facti sumus delicto.
Propter timorem tuum, Domine, in utero accepimus, * et parturivimus spiritum salutis, quem fecisti super terram.
Exurgant mortui, et resurgant qui in monumentis sunt: * et lætabuntur omnes, qui sunt super terram:
Ros enim qui abs te est, sanitas est illis; * terra vero impiorum peribit.
Ambula popule meus, et intra recessus tuos, absconde pusillum aliquantulum, * donec transeat ira Domini.

Gloria et honor Patri et Filio et Spiritui Sancto.
In sæcula sæculorum. Amen.

Antiphona reiteretur

Domine Deus noster, pacem tuam da nobis: omnia enim dedisti nobis.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Oratio

De nocte vigilantem ad te spiritum nostrum, luce Deus decora præceptorum tuorum illustra: et in tempestate requirentium vigil, ut lux adesto meridiana: Nullæ nos tenebræ te sequentes impediant; nec injustitiæ amor nostra a te vestigia retrahat: sed valeamus justitiam discere, te auctorem justitiæ proficienti postulamus aviditate: ac dum visu perpeti amplecti concupiscimus, tuæ quoque sapientiæ amplexibus perenniter hæreamus.
R/. Amen.

Per misericordiam tuam, Deus noster, qui es benedictus, et vivis, et omnia regis in sæcula sæculorum.
R/. Amen.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Ad Benedictus

Antiphona

Servi Dei Dominum benedicite, qui vos eruit ab inferis; et de manu mortis liberavit nos.

Canticum trium Puerorum
Danielis 3

Benedictus es Domine Deus patrum nostrorum: * et laudabilis, et gloriosus, in sæcula:
Et benedictum nomen gloriæ tuæ, * quod est sanctum: et laudabile, et gloriosum in sæcula.
Benedictus es in templo sancto honoris tui, qui vides abyssos, et sedes super sedem regni tui, in firmamento cæli: * et laudabilis, et gloriosus in sæcula.
Benedicite omnia opera Domini, cæli, * Angeli, atque omnes qui estis supra cælos;
Omnes virtutes, sol et luna, imber et ros, * omnis spiritus, ignis et æstus, noctes et dies, lux et tenebræ,
Hyems et æstus, gelationes et nives, * fulgura et nubes;
Terra, montes, et colles, * et omnia nascentia de terra;
Maria et flumina, fontes, * cete et omnia quæ moventur in aquis;
Volueres cæli, bestiæ et jumenta, * filii hominum, Israel: sacerdotes, servi Domini, spiritus et animæ justorum, sancti et humiles corde:
Anania, Azaria, et Misael, Domino hymnum dicite, * et superexaltate cum in sæcula. Amen.

Antiphona reiteretur

Servi Dei Dominum benedicite, qui vos eruit ab inferis; et de manu mortis liberavit nos.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Oratio

Domine Deus, qui super Cherubim sedens, laude magnificaris creaturæ subjectæ: ut dum magna condideris, incomparabiliter tu magnificentissimus æstimeris: tibi ad nutum obtemperant cuncta, quæ te auctore subsistunt; et hoc illis est in honore, quod sunt a te condita, et sunt subjecta: Proinde ita proficere præsta, ut dum labia in tuis benedictionibus pandimus, benedictionem cœlestis gratiæ impetremus.
R/. Amen.

Per misericordiam tuam, Deus noster, qui es benedictus, et vivis, et omnia regis in sæcula sæculorum.
R/. Amen.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Al Cántico

Antífona

Señor, Dios nuestro, danos tu paz, pues nos has dado todo.

Cántico de Isaías
Is 26,9-20

Mi alma te ansía de noche, mi espíritu en mi interior madruga por ti, porque tus juicios son luz de la tierra, y aprenden la justicia los habitantes del orbe.
Aunque se muestre clemencia al malvado, no aprende la justicia; en una tierra de gente honrada, sigue siendo perverso, y no ve la grandeza del Señor.
Señor, levantaste tu mano, pero no se dan cuenta. Verán avergonzados el celo por tu pueblo, los devorará el fuego reservado a tus enemigos.
Señor, tú nos darás la paz, porque todas nuestras empresas nos las realizas tú.
Señor, nuestro Dios, nos dominaron señores distintos de ti; pero nosotros solo a ti, solo tu nombre invocamos.
No vivirán los muertos, no resurgirán las sombras; los castigaste, los has destruido, borraste totalmente su recuerdo.
Multiplicaste el pueblo, Señor; multiplicaste el pueblo, has sido glorificado, ensanchaste los confines del país.
Señor, en la angustia acudieron a ti, susurraban plegarias cuando los castigaste.
Como la embarazada cuando le llega el parto se retuerce y grita de dolor, así estábamos en tu presencia, Señor: concebimos, nos retorcimos, dimos a luz... viento; nada hicimos por salvar el país, ni nacieron habitantes en el mundo.
¡Revivirán tus muertos, resurgirán nuestros cadáveres, despertarán jubilosos los que habitan en el polvo! Pues rocío de luz es tu rocío, que harás caer sobre la tierra de las sombras.
Anda, pueblo mío, entra en tus aposentos y cierra la puerta detrás de ti; escóndete un breve instante mientras pasa la ira.

Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
Por los siglos de los siglos. Amén.

Se repite la Antífona

Señor, Dios nuestro, danos tu paz, pues nos has dado todo.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Oración

Ilumina, Señor, con la hermosa luz de tus preceptos nuestro espíritu que en la noche vela por ti, y muéstrate a tu vez vigilante en medio de los que buscan nuestro mal, hazte presente como la luz del mediodía. Que ningunas tinieblas nos impidan seguirte, ni la tendencia a la injusticia aparte nuestros pasos de ti, sino que podamos seguir la santidad, y postulemos ávidamente acercarnos a ti, autor de la santidad; y como deseamos ardientemente que tu mirada nos rodee, nos mantengamos perennemente entre los abrazos de tu sabiduría.
R/. Amén.

Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Al Benedictus

Antífona

Siervos de Dios, bendecid al Señor que os libró del abismo, y nos libró de las manos de la muerte.

Cántico de los tres muchachos
Dan 3,52-53a.54a.55-62a.64a-68a.70a-88a

Bendito eres, Señor, Dios de nuestros padres,
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Bendito tu nombre santo y glorioso,
a él gloria y alabanza por los siglos.
Bendito eres en el templo de tu santa gloria,
tú que sondeas los abismos
y te sientas en tu trono real, en la bóveda del cielo,
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Bendecidlo, criaturas todas del Señor;
los cielos, los ángeles,
ejércitos del Señor, aguas del espacio;
el sol y la luna, la lluvia y el rocío, vientos todos,
fuego y calor, noche y día, la luz y las tinieblas,
invierno y verano, escarchas y nieves, rayos y nubes.
La tierra, los montes y las cordilleras,
cuanto germina en la tierra.
Los mares y los ríos, los manantiales,
los cetáceos y los demás seres que se mueve por el agua.
Las aves del cielo, las fieras y los ganados, hombres todos,
Israel, los sacerdotes y los siervos del Señor,
almas y espíritus justos,
los santos y humildes de corazón.
Ananías, Azarías y Misael,
ensalzadlo con himnos por los siglos. Amén.

Se repite la Antífona

Siervos de Dios, bendecid al Señor que os libró del abismo, y nos libró de las manos de la muerte.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Oración

Señor Dios, que teniendo tu trono sobre los querubines, eres exaltado por las alabanzas de las criaturas, tanto más cuánto más grandes son las obras que realizaste, hasta estimarte incomparable y magnífico sobre todo; a tu arbitrio se someten todos los seres creados y subsistentes, que tienen a gala haber sido creados y mantenerse sujetos a ti. Haz por todo eso, que procedamos de tal manera, que al celebrarte con nuestros labios, nuestras obras impetren la bendición de tu divina gracia.
R/.
Amén.

Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

 

Breviarium Gothicum. ff. 429; 64; 124; 6; 111-112.

Inicio página

IN DOMINICA ANTE JEJUNIUM
KALENDARUM NOVEMBRIUM

DOMINGO ANTERIOR A LOS AYUNOS
DE INICIOS DE NOVIEMBRE

In Laudibus / En Laudes

Ad Canticum

Antiphona

Tu Domine propter peccatores misericors vocatus es: si enim nostri misertus fueris, misericors vocaberis.

Canticum Esdræ
Lib. 4, cap. 8

Domine, qui habitas in æternum, * cujus oculi elati et superiora in æra:
Cujus est thronus inæstimabilis, * et gloria incomprehensibilis:
Cui adstat omnis exercitus Angelorum cum tremore, * quorum observatio in vento et igni convertentur.
Cujus verbum firmum, et dicta perseverantia. * Cujus dispositio fortis, et jussio terribilis:
Cujus aspectus arefacit abyssos, * et indignatio tabescit montes, et veritas testificatur:
Exaudi Domine orationem servi tui, * auribus percipe precem figmenti tui.
Intende in verba mea, dum enim vivo, loquar: * et dum sapio, respondebo:
Nec respicias Domine populi tui delicta; * ipsi qui tibi serviunt in veritate.
Neque attendas impie agentium studia, * sed qui tua testamenta cum doloribus custodierunt.
Neque cogites perdere qui in conspectu tuo false conversati sunt, * sed memento qui ex voluntate nomen tuum cum timore cognoverunt.
Neque volueris perdere, qui pecudum mores habuerunt: * sed respicias super eos, qui legem splendide docuerunt.
Neque indigneris eis qui bestiis pejus sunt judicati: * sed diligas eos qui semper in tua gloria confiderunt.
Quoniam nos, et patres nostri talibus moribus egimus: * tu autem propter nos peccatores misericors vocatus es.
Si enim desideraveris, ut nostri miserearis, * tunc misericors vocaberis:
Nobis enim non habentibus opera justitiæ. Justis autem, quibus sunt opera multa reposita, * apud te Domine ex propriis operibus percipient mercedem suam.
Quid est nomo, ut ei indigneris: * aut genus corruptibile, ut ita exacerberis de ipso.
In veritate enim, nemo de genitis est, qui non impie gessit; * aut de confitentibus, qui tibi non deliquit.
In hoc enim annuntiabitur bonitas tua, et justitia tua Domine, * cum misertus fueris his qui non habent substantiam operum bonorum.

Gloria et honor Patri et Filio et Spiritui Sancto.
In sæcula sæculorum. Amen.

Antiphona reiteretur

Tu Domine propter peccatores misericors vocatus es: si enim nostri misertus fueris, misericors vocaberis.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Ad Benedictus

Antiphona

Filii hominum benedicite Dominum Israel: et omnes Sacerdotes servi Dei benedicite Dominum.

Canticum trium Puerorum
Danielis 3

Benedictus es Domine Deus patrum nostrorum: * et laudabilis, et gloriosus, in sæcula:
Et benedictum nomen gloriæ tuæ, * quod est sanctum: et laudabile, et gloriosum in sæcula.
Benedictus es in templo sancto honoris tui, qui vides abyssos, et sedes super sedem regni tui, in firmamento cæli: * et laudabilis, et gloriosus in sæcula.
Benedicite omnia opera Domini, cæli, * Angeli, atque omnes qui estis supra cælos;
Omnes virtutes, sol et luna, imber et ros, * omnis spiritus, ignis et æstus, noctes et dies, lux et tenebræ,
Hyems et æstus, gelationes et nives, * fulgura et nubes;
Terra, montes, et colles, * et omnia nascentia de terra;
Maria et flumina, fontes, * cete et omnia quæ moventur in aquis;
Volueres cæli, bestiæ et jumenta, * filii hominum, Israel: sacerdotes, servi Domini, spiritus et animæ justorum, sancti et humiles corde:
Anania, Azaria, et Misael, Domino hymnum dicite, * et superexaltate cum in sæcula. Amen.

Antiphona reiteretur

Filii hominum benedicite Dominum Israel: et omnes Sacerdotes servi Dei benedicite Dominum.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Oratio

Domine Deus patrum nostrorum; laudabilis enim et superexaltatus in sæcula tu es: Recte ergo tuæ gloriæ nomen benedicetur in æternum; et vel in magnis vel in modicis tu creator, tu opifex sapientissimus declamaris: ideo quæsumus; ut qui te orando pro universitatis conditione Dominum benedicimus, benedictæ sanctitatis illustratione lætemur.
R/. Amen.

Per misericordiam tuam, Deus noster, qui es benedictus, et vivis, et omnia regis in sæcula sæculorum.
R/. Amen.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Al Cántico

Antífona

Tú, Señor eres invocado como misericordioso por los pecadores; te llaman misericordioso porque lo eres con nosotros.

Cántico de Esdras 3
4 Esd 8,20-36

Señor, que vives en la eternidad, que ves en el elevado éter; Altísimo que resides en el cielo,
Cuyo trono es invencible; cuyos ángeles están en pie con temor.
Por cuya orden existen el viento y el fuego, cuya palabra es firme, cuyo lenguaje es duradero,
Cuya ley es fuerte, cuyas órdenes son terribles; tus decisiones desecan los abismos, tu cólera hace que se fundan en agua las montañas, y la justicia es tu testimonio.
Escucha la palabra de tu servidor, atiende a los ruegos de tu criatura, escucha mi lenguaje.
Mientras esté en vida, te hablaré; mientras mi corazón exista, te responderé.
No consideres las faltas de tu pueblo, sino la justicia de aquellos que te han servido.
No mires la obra de los pecadores, sino los dolores de aquellos que han observado tus mandamientos.
No te irrites a causa de aquellos que han hecho el mal ante ti, pero acuérdate de aquellos que en sus corazones han creído en tu ley.
No quieras hacer perecer a aquellos que se han comportado como animales, pero acuérdate y considera a aquellos que han abrazado tu ley con el corazón sereno.
No le irrites contra aquellos que son peores que las bestias, pero ama a aquellos que siempre han tenido confianza en tu gloria.
Pero nosotros y aquellos que nos han precedido, hemos cometido faltas mortales; sé misericordioso para con nosotros y para con aquellos que nos han precedido.
Pues si tienes piedad de nosotros que no tenemos buenas acciones, serás llamado en aquel día el misericordioso.
Para los justos que tienen reservadas cerca de ti buenas acciones, tendrás piedad de ellos a causa de sus obras.
¿Qué es el hombre para que te irrites contra él? ¿Qué es la raza mortal para excitar tu ira?.
En verdad te lo digo: No hay entre aquellos que han sido engendrados ninguno que no haya pecado.
Así se conocerá bien tu bondad, si tienes piedad de aquellos que no tienen buenas acciones.

Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
Por los siglos de los siglos. Amén.

Se repite la Antífona

Tú, Señor eres invocado como misericordioso por los pecadores; te llaman misericordioso porque lo eres con nosotros.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Al Benedictus

Antífona

Hijos de los hombres, bendecid al Señor de Israel, y todos los sacerdotes, ministros de Dios, bendecid al Señor.

Cántico de los tres muchachos
Dan 3,52-53a.54a.55-62a.64a-68a.70a-88a

Bendito eres, Señor, Dios de nuestros padres,
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Bendito tu nombre santo y glorioso,
a él gloria y alabanza por los siglos.
Bendito eres en el templo de tu santa gloria,
tú que sondeas los abismos
y te sientas en tu trono real, en la bóveda del cielo,
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Bendecidlo, criaturas todas del Señor;
los cielos, los ángeles,
ejércitos del Señor, aguas del espacio;
el sol y la luna, la lluvia y el rocío, vientos todos,
fuego y calor, noche y día, la luz y las tinieblas,
invierno y verano, escarchas y nieves, rayos y nubes.
La tierra, los montes y las cordilleras,
cuanto germina en la tierra.
Los mares y los ríos, los manantiales,
los cetáceos y los demás seres que se mueve por el agua.
Las aves del cielo, las fieras y los ganados, hombres todos,
Israel, los sacerdotes y los siervos del Señor,
almas y espíritus justos,
los santos y humildes de corazón.
Ananías, Azarías y Misael,
ensalzadlo con himnos por los siglos. Amén.

Se repite la Antífona

Hijos de los hombres, bendecid al Señor de Israel, y todos los sacerdotes, ministros de Dios, bendecid al Señor.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Oración

Dios de nuestros padres, eres digno de alabanzas y ensalzado por los siglos: con razón es bendecido eternamente tu nombre glorioso, por ser tú Creador de lo pequeño y de lo grande y artífice sapientísimo del universo; por eso te rogamos que quienes te bendecimos en nuestra oración como Señor de todos los hombres, quedemos llenos de alegría, al ser iluminados por tu bendita santidad.
R/.
Amén.

Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

 

Breviarium Gothicum. ff. 430; 128-129; 6; 93.

Inicio página

IN DOMINICO
PRO ADVENTU
SANCTI JOANNIS BAPTISTÆ

DOMINGO
POR EL ADVENIMIENTO
DE SAN JUAN BAUTISTA
In Laudibus / En Laudes

Ad Canticum.

Antiphona

De nocte vigilat spiritus meus ad te, Deus: quia lux præcepta tua sunt super terram.

Canticum Isaiæ
Capitulo 26

De nocte vigilat spiritus meus ad te, Deus: * quia lux præcepta tua sunt super terram.
Justitiam discite, qui habitatis terram: * cessabit enim impius.
Omnis enim, qui non didicerit justitiam super terram, veritatem non faciet: * tollatur impius, ne videat majestatem Domini.
Domine excelsum est brachium tuum, et nescierunt: * cum autem cognoverint, confundentur:
Zelus apprehendit populum ineruditum: * et nunc ignis adversarios consumit.
Domine Deus noster, pacem da nobis: * omnia enim dedisti nobis.
Domine Deus noster, posside nos: * Domine, præter te alium non novimus: nomen tuum invocabimus.
Mortui autem vitam non videbunt, * neque medici exuscitabunt:
Ideo super induxisti, * et perdidisti et tulisti omne masculum eorum.
Adde illis, Domine, mala, * adde mala gloriosis terræ.
Domine, in tribulatione modica memor fui; * im tribulatione modica facta est nobis.
Sicut parturiens proxima est partui, et in dolore suo clamat: * ita facti sumus delicto.
Propter timorem tuum, Domine, in utero accepimus, * et parturivimus spiritum salutis, quem fecisti super terram.
Exurgant mortui, et resurgant qui in monumentis sunt: * et lætabuntur omnes, qui sunt super terram:
Ros enim qui abs te est, sanitas est illis; * terra vero impiorum peribit.
Ambula popule meus, et intra recessus tuos, absconde pusillum aliquantulum, * donec transeat ira Domini.

Gloria et honor Patri et Filio et Spiritui Sancto.
In sæcula sæculorum. Amen.

Antiphona reiteretur

De nocte vigilat spiritus meus ad te, Deus: quia lux præcepta tua sunt super terram.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Ad Benedictus.

Antiphona

Servi Dei, Dominum benedicite: quia vos eruit ab inferis, et de manu mortis liberavit vos.

Canticum trium Puerorum
Danielis 3

Benedictus es Domine Deus patrum nostrorum: * et laudabilis, et gloriosus, in sæcula:
Et benedictum nomen gloriæ tuæ, * quod est sanctum: et laudabile, et gloriosum in sæcula.
Benedictus es in templo sancto honoris tui, qui vides abyssos, et sedes super sedem regni tui, in firmamento cæli: * et laudabilis, et gloriosus in sæcula.
Benedicite omnia opera Domini, cæli, * Angeli, atque omnes qui estis supra cælos;
Omnes virtutes, sol et luna, imber et ros, * omnis spiritus, ignis et æstus, noctes et dies, lux et tenebræ,
Hyems et æstus, gelationes et nives, * fulgura et nubes;
Terra, montes, et colles, * et omnia nascentia de terra;
Maria et flumina, fontes, * cete et omnia quæ moventur in aquis;
Volueres cæli, bestiæ et jumenta, * filii hominum, Israel: sacerdotes, servi Domini, spiritus et animæ justorum, sancti et humiles corde:
Anania, Azaria, et Misael, Domino hymnum dicite, * et superexaltate cum in sæcula. Amen.

Antiphona reiteretur

Servi Dei, Dominum benedicite: quia vos eruit ab inferis, et de manu mortis liberavit vos.

Dicat Presbyter. Dominus sit semper vobiscum.
R/. Et cum spiritu tuo.

Al Cántico

Antífona

Mi alma te ansía de noche, Señor, porque tus juicios son luz de la tierra.

Cántico de Isaías
Is 26,9-20

Mi alma te ansía de noche, mi espíritu en mi interior madruga por ti, porque tus juicios son luz de la tierra, y aprenden la justicia los habitantes del orbe.
Aunque se muestre clemencia al malvado, no aprende la justicia; en una tierra de gente honrada, sigue siendo perverso, y no ve la grandeza del Señor.
Señor, levantaste tu mano, pero no se dan cuenta. Verán avergonzados el celo por tu pueblo, los devorará el fuego reservado a tus enemigos.
Señor, tú nos darás la paz, porque todas nuestras empresas nos las realizas tú.
Señor, nuestro Dios, nos dominaron señores distintos de ti; pero nosotros solo a ti, solo tu nombre invocamos.
No vivirán los muertos, no resurgirán las sombras; los castigaste, los has destruido, borraste totalmente su recuerdo.
Multiplicaste el pueblo, Señor; multiplicaste el pueblo, has sido glorificado, ensanchaste los confines del país.
Señor, en la angustia acudieron a ti, susurraban plegarias cuando los castigaste.
Como la embarazada cuando le llega el parto se retuerce y grita de dolor, así estábamos en tu presencia, Señor: concebimos, nos retorcimos, dimos a luz... viento; nada hicimos por salvar el país, ni nacieron habitantes en el mundo.
¡Revivirán tus muertos, resurgirán nuestros cadáveres, despertarán jubilosos los que habitan en el polvo! Pues rocío de luz es tu rocío, que harás caer sobre la tierra de las sombras.
Anda, pueblo mío, entra en tus aposentos y cierra la puerta detrás de ti; escóndete un breve instante mientras pasa la ira.

Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
Por los siglos de los siglos. Amén.

Se repite la Antífona

Mi alma te ansía de noche, Señor, porque tus juicios son luz de la tierra.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

Al Benedictus

Antífona

Servidores de Dios, bendecid al Señor, porque os sacó del abismo y os libró de las manos de la muerte.

Cántico de los tres muchachos
Dan 3,52-53a.54a.55-62a.64a-68a.70a-88a

Bendito eres, Señor, Dios de nuestros padres,
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Bendito tu nombre santo y glorioso,
a él gloria y alabanza por los siglos.
Bendito eres en el templo de tu santa gloria,
tú que sondeas los abismos
y te sientas en tu trono real, en la bóveda del cielo,
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Bendecidlo, criaturas todas del Señor;
los cielos, los ángeles,
ejércitos del Señor, aguas del espacio;
el sol y la luna, la lluvia y el rocío, vientos todos,
fuego y calor, noche y día, la luz y las tinieblas,
invierno y verano, escarchas y nieves, rayos y nubes.
La tierra, los montes y las cordilleras,
cuanto germina en la tierra.
Los mares y los ríos, los manantiales,
los cetáceos y los demás seres que se mueve por el agua.
Las aves del cielo, las fieras y los ganados, hombres todos,
Israel, los sacerdotes y los siervos del Señor,
almas y espíritus justos,
los santos y humildes de corazón.
Ananías, Azarías y Misael,
ensalzadlo con himnos por los siglos. Amén.

Se repite la Antífona

Servidores de Dios, bendecid al Señor, porque os sacó del abismo y os libró de las manos de la muerte.

El sacerdote dice: El Señor esté siempre con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

 

Breviarium Gothicum. ff. CCXLVII; 64; 6.

DOMINGOS DESPUÉS DE APARICIÓN (COTIDIANO I - IX) - OFICIO FERIAL ORDINARIO DE COTIDIANO
DOMINGOS DESPUÉS DE PENTECOSTÉS (COTIDIANO X -XIII)


1. Textos latinos: Breviarium Gothicum secundum Regulam Beatissimi Isidori (Madrid, 1775).
Traducción oraciones: Gómez-Chacón y Díaz Alejo, Balbino, Oficio Divino. Liturgia de las Horas según el Rito Hispano-Mozárabe. Tomo IV: Tiempo de Cotidiano (obra inédita facilitada a La Ermita en febrero de 2016). Textos y referencias bíblicas:
Sagrada Biblia, versión oficial de la Conferencia Episcopal Española. BAC, Madrid 2011.

2. Según Missa Gothica seu Mozarabica. Commune Sanctorum, p. 47 y también: De Robles, Eugenio, Breve suma y relación del modo del rezo y misa del Oficio santo Gótico Mozárabe, que en la Capilla del Corpus Christi de la santa Iglesia de Toledo se conserva y reza hoy, conforme a la regla del glorioso san Isidoro, Arzobispo de Sevilla, Toledo, 1603, ff. 6-10: "Acabado el cántico y repetida la antífona, y habiendo dicho, Dominus sit semper vobiscum, se dice otra antífona para el salmo Benedictus es Domine Deus patrum nostrorum." También se dice Dominus sit semper vobiscum al final de la oración, cuando la hay (Missa Gothica, &c. Commune Sanctorum, p.92).

3. Traducción: Basset, René, ed. y Juli Peradejordi, trad.  Apocalipsis de Esdras (IV Esdras). Barcelona: Editorial 7 ½, 1980. Traducido del etíope al francés por René Basset, y puesto al español por Juli Peradejordi. Versificación arreglada. El libro IV de Esdrás es un apócrifo del Antiguo Testamento.

 

Índice Oficio DivinoInicio página

ÍNDICE GENERAL DE "LA ERMITA"

© La Ermita - España MMXX