La Ermita. Rito hispano-mozárabe

 

EL OFICIO DIVINO O LITURGIA DE LAS HORAS

Breviario

 

BREVIARIUM GOTHICUM 1

Oficio Divino hispano-mozárabe. Lecturas de Pascua

LECTURAS DE LOS OFICIOS
DE PASCUA
 
ÍNDICE
DOMINGO EN LA OCTAVA DE PASCUA.
LAUDES.
DOMINGO III DE PASCUA.
LAUDES.
DOMINGO IV DE PASCUA.
LAUDES.
DOMINGO V DE PASCUA.
LAUDES.
DOMINGO VI DE PASCUA.
LAUDES.
EN LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR.
LAUDES.
DOMINGO VII DE PASCUA.
LAUDES.

SEMANA I - DOMINGOS II A VII Y ASCENSIÓN

Inicio página

 

DOMINICA IN OCTAVAS PASCHÆ

DOMINGO EN LA OCTAVA DE PASCUA

In Laudibus / En Laudes

Apocalypsis Joannis Apostoli
Capitulo 5

R/. Deo gratias.

Ego Joannes fui in spiritu, et vidi in dextera sedentis supra thronum, librum scriptum intus et foris, signatum sigillis septem. Et vidi Angelum fortem, prædicantem voce magna: Quis est dignus aperire librum, et solvere signacula ejus? Et nemo poterat, in cœlo, neque in terra, neque subtus terram, aperire librum, neque respicere illum. Ego flebam multum, quoniam nemo dignus inventus est aperire librum, nec videre eum. Et unus de senioribus dicit mihi: Ne fleveris: ecce vicit leo de tribu Juda, radix David aperire librum, et septem signacula ejus. Et vidi: et ecce in medio throni et quatuor animalium, et in medio seniorum, agnum stantem quasi occisum, habentem cornua septem, et oculos septem: qui sunt septem spiritus Dei missi per orbem terrarum. Et venit, et accepit librum de dextera sedentis in throno. Et cum apperuisset librum, quatuor animalia, et viginti quatuor seniores ceciderunt coram agno, habentes singuli citharas, et pateras aureas, et phialas aureas plenas odoramentorum, quæ sunt orationes sanctorum: et cantabant canticum novum, dicentes: Dignus es accipere librum, et aperire signacula ejus: quoniam occisus es, et redemisti nos Deo in sanguine tuo ex omni tribu, et lingua, et populo, et natione: et fecisti nos Deo nostro regnum, et sacerdotes: et regnabunt super terram. Et vidi, et audivi vocem Angelorum multorum in circuitu throni, et animalium, et seniorum: et erat numerus eorum millia millium, dicentium voce magna: Dignus est Agnus, qui occisus est, accipere virtutem, et divinitatem, et sapientiam, et fortitudinem, et honorem, et gloriam, et benedictionem. Et omnem creaturam, quæ in cœlo est, et super terram, et quæ sub terra, et quæ sunt in mari, et quæ in eo: omnes audivi dicentes: Sedenti in throno, et Agno, benedictio, et honor, et gloria, et potestas Deo nostro in sæcula sæculorum.

R/. Amen.

Apocalipsis del Apóstol Juan
Ap 5,1-13

R/. Demos gracias a Dios.

Yo, Juan, caí en éxtasis y vi en la mano derecha del que está sentado en el trono un libro escrito por dentro y por fuera, y sellado con siete sellos. Y vi a un ángel poderoso, que pregonaba en alta voz: «¿Quién es digno de abrir el libro y desatar sus sellos?». Y nadie, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra, podía abrir el libro ni mirarlo. Yo lloraba mucho, porque no se había encontrado a nadie digno de abrir el libro y de mirarlo. Pero uno de los ancianos me dijo: «Deja de llorar; pues ha vencido el león de la tribu de Judá, el retoño de David, y es capaz de abrir el libro y sus siete sellos». Y vi en medio del trono y de los cuatro vivientes, y en medio de los ancianos, a un Cordero de pie, como degollado; tenía siete cuernos y siete ojos, que son los siete espíritus de Dios enviados a toda la tierra . Se acercó para recibir el libro de la mano derecha del que está sentado en el trono. Cuando recibió el libro, los cuatro vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron ante el Cordero; tenían cítaras y copas de oro llenas de perfume, que son las oraciones de los santos. Y cantan un cántico nuevo: «Eres digno de recibir el libro y de abrir sus sellos, porque fuiste degollado, y con tu sangre has adquirido para Dios hombres de toda tribu, lengua, pueblo y nación; y has hecho de ellos para nuestro Dios un reino de sacerdotes, y reinarán sobre la tierra». Miré, y escuché la voz de muchos ángeles alrededor del trono, de los vivientes y de los ancianos, y eran miles de miles, miríadas de miríadas, y decían con voz potente: «Digno es el Cordero degollado de recibir el poder, la riqueza, la sabiduría, la fuerza, el honor, la gloria y la alabanza». Y escuché a todas las criaturas que hay en el cielo, en la tierra, bajo la tierra, en el mar -todo cuanto hay en ellos-, que decían: «Al que está sentado en el trono y al Cordero la alabanza, el honor, la gloria y el poder por los siglos de los siglos».

R/. Amen.

Inicio página

IN TERTIO DOMINICO
POST PASCHA
TERCER DOMINGO
DESPUÉS DE PASCUA
In Laudibus / En Laudes

Apocalypsis Joannis Apostoli
Capitulo 3

R/. Deo gratias.

Angelo Philadelphiæ Ecclesiæ scribe: Hæc dicit Sanctus, et Verus, qui habet clavem David: qui aperit, et nemo claudit: et claudit, et nemo aperuit. Scio opera tua, et dedi coram te ostium apertum, quod nemo potest claudere: quia modicam habes virtutem, et servasti verbum meum, et non negasti nomen meum. Ecce dabo de synagoga satanæ, qui dicunt se judæos esse, et non sunt, sed mentiuntur: Ecce faciam illos, ut veniant, et adorent ante pedes tuos: et scient quia ego dilexi te: quoniam servasti verbum patientiæ meæ et ego te servabo ab hora tentationis, quæ ventura est in orbem universum tentare habitantes in terra. Venio cito: tene quod habes, ut nemo accipiat coronam tuam. Qui vicerit, faciam illum columnam in templo Dei mei, et foras non egredietur amplius: et scribam super illum nomen Dei mei, et nomen civitatis Dei mei novæ Hierusalem, quæ descendit de cœlo a Deo meo, et nomen meum novum. Qui habet aurem, audiat quid Spiritus dicat Ecclesiis.

R/. Amen.

Apocalipsis del Apóstol Juan
Ap 3,7-13

R/. Demos gracias a Dios.

Escribe al ángel de la Iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo y el Verdadero, el que tiene la llave de David, de forma que si él abre, nadie cierra, y si él cierra, nadie abre. Conozco tus obras; mira, he dejado delante de ti una puerta abierta que nadie puede cerrar, porque, aun teniendo poca fuerza, has guardado mi palabra y no has renegado de mi nombre. Mira, voy a entregarte algunos de la sinagoga de Satanás, los que se llaman judíos y no lo son, sino que mienten. Mira, los haré venir y postrarse ante tus pies para que sepan que yo te he amado. Porque has guardado mi consigna de perseverancia, yo también te guardaré de la hora de la tentación que va a venir sobre todo el mundo, para tentar a los habitantes de la tierra. Mira, vengo pronto. Mantén lo que tienes, para que nadie se lleve tu corona. Al vencedor le haré columna en el templo de mi Dios y nunca más saldrá fuera; escribiré sobre él el nombre de mi Dios, el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la que desciende del cielo de junto a mi Dios, y mi nombre nuevo. El que tenga oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

R/. Amén.

Inicio página

IN QUARTO DOMINICO
PASCHÆ
CUARTO DOMINGO
DE PASCUA
In Laudibus / En Laudes

Apocalypsis Joannis Apostoli
Capitulo 14

R/. Deo gratias.

Ego Joannes fui in spiritu, et vidi: et ecce Agnus stabat supra montem Sion, et cum illo centum quadraginta quatuor millia habentes nomen ejus, et nomen Patris ejus scriptum in frontibus suis. Et audivi vocem de cœlo, tamquam vocem aquarum multarum, et tamquam vocem tonitrui magni: et vocem, quam audivi, sicut citharœdorum citharizantium in citharis suis. Et cantabant quasi canticum novum ante sedem, et ante quatuor animalia, et seniores: et nemo poterat dicere canticum, nisi illa centum quadraginta quatuor millia, qui empti erant de terra. Hi sunt, qui cum mulieribus non sunt coinquinati: Virgines enim sunt. Hi sequuntur Agnum quocumque abierit. Hi empti sunt ex hominibus primitiæ Deo, et Agno, et in ore ipsorum non est inventum mendacium: sine macula enim sunt.

Et vidi alterum Angelum volantem per medium cœlum habentem Evangelium æternum, ut evangelizaret sedentibus super terram, et super omnem gentem, et tribum, et populum, et linguam: dicens magna voce: Timete Dominum, et date illi honorem, quia venit hora judicii ejus: et adorate eum, qui fecit cœlum, et terram, mare, et fontes aquarum.

R/. Amen.

Apocalipsis del Apóstol Juan
Ap 14,1-7

R/. Demos gracias a Dios.

Yo, Juan, caí en éxtasis y miré y he aquí que el Cordero estaba de pie sobre el monte Sión, y con él ciento cuarenta y cuatro mil que llevaban grabados en la frente su nombre y el nombre de su Padre . Oí también como una voz del cielo, como voz de muchas aguas y como voz de un trueno poderoso; y la voz que escuché era como de citaristas que tañían sus citaras. Y cantan un cántico nuevo delante del trono, delante de los cuatro vivientes y los ancianos. Y nadie podía aprender el cántico sino los ciento cuarenta y cuatro mil, los rescatados de la tierra. Estos son los que no se contaminaron con mujeres, porque son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero adondequiera que vaya. Estos fueron rescatados como primicias de los hombres para Dios y el Cordero. En su boca no se halló mentira: son intachables.

Vi otro ángel que volaba por mitad del cielo; llevaba un evangelio eterno para anunciarlo a los habitantes de la tierra, a toda nación, raza, lengua y pueblo. Decía con voz poderosa: «Temed a Dios y dadle gloria, porque ha llegado la hora de su juicio; adorad al que hizo el cielo, la tierra, el mar y los manantiales de las aguas».

R/. Amén.

Inicio página

IN QUINTO DOMINICO
PASCHÆ
QUINTO DOMINGO
DE PASCUA
In Laudibus / En Laudes

Apocalypsis Joannis Apostoli
Capitulo 19

R/. Deo gratias.

Ego Joannes fui in spiritu, et vidi cœlum apertum, et ecce equus albus, et qui sedebat super eum, vocatur Fidelis, et Verax, et in justitia judicat, et pugnat. Oculi autem ejus sicut flamma ignis, et in capite ejus diademata multa, habens nomen scriptum quod nemo novit nisi ipse. Et vestitus erat veste aspersa sanguine: et vocatur nomen ejus, VERBUM DEI. Et exercitus qui sunt in cœlo, sequebantur eum in equis albis, vestiti byssino albo mundo. Et de ore ipsius procedit gladius acutus: ut ipso percutiat Gentes. Et reget eas in virga ferrea: et ipse calcat torcular vini furoris iræ Dei omnipotentis. Et habet in vestimento, et in femore suo scriptum: Rex regum, et Dominus dominantium.

R/. Amen.

Apocalipsis del Apóstol Juan
Ap 19,11-16

R/. Demos gracias a Dios.

Yo, Juan, caí en éxtasis y vi el cielo abierto, y apareció un caballo blanco; su jinete se llama «Fiel y Veraz», porque juzga con justicia y combate. Sus ojos son como llama de fuego, muchas diademas ciñen su cabeza, y lleva grabado un nombre que nadie conoce sino él. Va envuelto en un manto empapado en sangre, y es su nombre «el Verbo de Dios». Lo siguen las tropas del cielo sobre caballos blancos, vestidos de lino blanco y puro. Y de su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, pues él las regirá con vara de hierro y pisará el lagar del vino del furor de la ira de Dios todopoderoso. En el manto y en el muslo lleva escrito un título: «Rey de reyes y Señor de señores».

R/. Amén.

Inicio página

IN SEXTO DOMINICO
PASCHÆ
SEXTO DOMINGO
DE PASCUA
In Laudibus / En Laudes

Apocalypsis Joannis Apostoli
Capitulo 22

R/. Deo gratias.

Ego Joannes fui in spiritu, et ostendit mihi Dominus flumen aquæ vitæ, splendidum tamquam crystallum, procedentem de sede Dei et Agni. In medio plateæ ejus, et ex utraque parte fluminis lignum vitæ, afferens fructus duodecim, per menses singulos reddens fructum suum, et folia ligni ad sanitatem Gentium. Et omne maledictum non erit amplius: sed sedes Dei et Agni in illa erunt, et servi ejus servient illi. Et videbunt faciem ejus: et nomen ejus in frontibus eorum. Et nox ultra non erit: et non egebunt lumine lucernæ, neque lumine Solis, quoniam Dominus Deus illuminabit illos, et regnabunt in sæculum sæculi.

R/. Amen.

Apocalipsis del Apóstol Juan
Ap 22,1-5

R/. Demos gracias a Dios.

Yo, Juan, caí en éxtasis y me mostró un río de agua de vida, reluciente como el cristal, que brotaba del trono de Dios y del Cordero. En medio de su plaza, a un lado y otro del río, hay un árbol de vida que da doce frutos, uno cada mes. Y las hojas del árbol sirven para la curación de las naciones. Y no habrá maldición alguna. Y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le darán culto. Y verán su rostro, y su nombre está sobre sus frentes. Y ya no habrá más noche, y no tienen necesidad de luz de lámpara ni de luz de sol, porque el Señor Dios los iluminará y reinarán por los siglos de los siglos.

R/. Amén.

Inicio página

IN ASCENSIONE DOMINI EN LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR
In Laudibus / En Laudes

Lectio libri Danielis Prophetæ
Capitulo 7

V/. Deo gratias.

In illis diebus:

Ego Daniel aspiciebam donec throni positi sunt, et antiquus dierum sedit: vestimenta ejus quasi nix candida, et capilli capitis ejus quasi lana munda: thronus ejus flamma ignis: rotæ ejus ignis accensus. Fluvius igneus, rapidusque egrediebatur a facie ejus: millia millium ministrabant ei, et decies centena millia assistebant ei: judicium sedit, et libri aperti sunt.

Iterum aspiciebam in visione noctis; et ecce cum nubibus cœli quasi filius hominis veniebat, et usque ad antiquum dierum pervenit: et in conspectu ejus obtulerunt eum. Et dedit ei potestatem, et honorem, et regnum: et omnis populus, tribus, ac linguæ ipsi serviunt: potestas ejus, potestas æterna, quæ non auferetur: et regnum ejus, quod non corrumpetur.

R/. Amen.

Lectura del libro del profeta Daniel
Dan 7,9-10.13-14

R/. Demos gracias a Dios.

En aquellos días:

Yo, Daniel, miré y vi que colocaban unos tronos. Un anciano se sentó. Su vestido era blanco como nieve, su cabellera como lana limpísima; su trono, llamas de fuego; sus ruedas, llamaradas; un río impetuoso de fuego brotaba y corría ante él. Miles y miles lo servían, millones estaban a sus órdenes. Comenzó la sesión y se abrieron los libros.

Seguí mirando. Y en mi visión nocturna vi venir una especie de hijo de hombre entre las nubes del cielo. Avanzó hacia el anciano y llegó hasta su presencia. A él se le dio poder, honor y reino. Y todos los pueblos, naciones y lenguas lo sirvieron. Su poder es un poder eterno, no cesará. Su reino no acabará.

R/. Amén.

Inicio página

IN DOMINICO
POST ASCENSIONEM DOMINI
EN EL DOMINGO
DESPUÉS DE LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR
In Laudibus / En Laudes

Apocalypsis Joannis Apostoli
Capitulo 7

R/. Deo gratias.

Ego Joannes fui in spiritu: et vidi turbam magnam, quam dinumerare nemo poterat, ex omnibus gentibus, et tribubus, et populis, et linguis: stantes ante thronum, in conspectu Agni, amicti stolis albis, et palmæ in manibus eorum: et clamabant voce magna dicentes: Salus Deo nostro, qui sedes super thronum, et Agno. Et omnes Angeli stabant in circuitu throni, et seniorum, et quatuor animalium: et ceciderunt in conspectu throni in facies suas, et adorabant Deum, dicentes, Amen. Benedictio, et claritas, et sapientia, et gratiarum actio, et honor, et virtus, et fortitudo Deo nostro, in sæcula sæculorum.

R/. Amen.

Apocalipsis del Apóstol Juan
Ap 7,9-12

R/. Demos gracias a Dios.

Yo, Juan, caí en éxtasis y vi una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de todas las naciones, razas, pueblos y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en sus manos. Y gritan con voz potente: «¡La victoria es de nuestro Dios, que está sentado en el trono, y del Cordero!». Y todos los ángeles que estaban de pie alrededor del trono y de los ancianos y de los cuatro vivientes cayeron rostro a tierra ante el trono, y adoraron a Dios, diciendo: «Amén. La alabanza y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y el honor y el poder y la fuerza son de nuestro Dios, por los siglos de los siglos.

R/. Amén.

SEMANA I - DOMINGOS II A VII Y ASCENSIÓN


1. Breviarium Gothicum. ff. 384-385, 387, 388-389, 391, 392, 397, y 400 respectivamente.
Traducción y referencias bíblicas:
Sagrada Biblia, versión oficial de la Conferencia Episcopal Española. BAC, Madrid 2011.

 

Índice Oficio DivinoInicio página

ÍNDICE GENERAL DE "LA ERMITA"

© La Ermita - España MMXIX