La Ermita. Rito hispano-mozárabe

 

EL OFICIO DIVINO O LITURGIA DE LAS HORAS

Breviario

 

Inicio página

 

LITTANIÆ ANTE DIEM SANCTI MARTINI, EPISCOPI / LETANÍAS DE LA VÍSPERA DE SAN MARTÍN, OBISPO

IN PRIMO DIE (2) EN EL PRIMER DÍA
In Laudibus / En Laudes

Lectio libri Sapientiæ Salomonis
Capitulo 12

R/. Deo gratias.

Deus, qui das locum pœnitentiæ, tu dona veniam peccatis nostris.

Quis enim dicet tibi: Quid fecisti? aut quis stabit contra judicium tuum? aut quis in conspectu tuo veniet vindex iniquorum hominum? aut quis tibi imputabit, si nationes perierunt, quas fecisti?
Nec enim alius est Deus quam tu, cui cura est de omnibus, ut ostendas quoniam non injuste judicasti. Neque rex neque tyrannus in conspectu tuo inquirent de his quos perdidisti.
Cum sis ergo justus, juste omnia disponis: ipsum quoque puniri qui debet, condemnas, et exterum æstimas a tua virtute.
Virtus enim tua justitiæ initium est: ob hoc quod noster Dominus es, omnibus te parcere facis.
Virtutem enim ostendis, qui non credideris esse in virtute consummatus; sed hos, qui sciunt, audaciam traducis.
Tu autem Dominator Domine virtutis, cum tranquillitate judicas peccatores, et cum magna reverentia disponis nos: subest enim tibi, cum velles, posse.

Docuisti enim populum tuum per talia opera, quoniam oportet justum esse humanum, et bona spe fecisti filios tuos: quoniam das locum in peccatis pœnitentiæ.
Si enim inimicos servorum tuorum, et debitos morti, cum tanta cruciasti attentione, et liberasti dans tempus, et locum, per quem possunt mundari a malitia; cum quanta diligentia judicasti filios tuos, quorum parentibus juramenta et conventionem suarum dedisti promissionum?
Cum ergo nobis disciplinam das, inimicos nostros multipliciter flagellas, ut bonitatem tuam cogitemus, judicantes: et cum de nobis judicatur, speremus misericordiam.

R/. Amen.

Lectura de libro de la Sabiduría
Sab 12,19b.12-22

R/. Demos gracias a Dios.

Dios, que concedes el arrepentimiento a los pecadores, concede el perdón a nuestros pecados.

Pues, ¿quién puede decirte: «¿Qué has hecho?», o ¿quién se opondrá a tu sentencia?, ¿quién te citará a juicio por haber destruido las naciones que tú has creado?, o ¿quién se alzará contra ti para vengar a los injustos?
Pues fuera de ti no hay otro Dios que cuide de todo, a quien tengas que demostrar que no juzgas injustamente; ni rey ni soberano que pueda desafiarte defendiendo a los que tú has castigado.
Siendo justo, todo lo gobiernas con justicia y consideras incompatible con tu poder condenar a quien no merece ser castigado.
Porque tu fuerza es el principio de la justicia y tu señorío sobre todo te hace ser indulgente con todos.
Despliegas tu fuerza ante el que no cree en tu poder perfecto y confundes la osadía de los que lo conocen.
Pero tú, dueño del poder, juzgas con moderación y nos gobiernas con mucha indulgencia, porque haces uso de tu poder cuando quieres.

Actuando así, enseñaste a tu pueblo que el justo debe ser humano y diste a tus hijos una buena esperanza, pues concedes el arrepentimiento a los pecadores.
Pues, si a los enemigos de tus hijos, reos de muerte, los castigaste con tanta benevolencia e indulgencia, dándoles tiempo y lugar para apartarse de su maldad, ¿con cuánta consideración no habrás juzgado a tus hijos, con cuyos padres pactaste jurando alianzas de tan buenas promesas?
Así, pues, para aleccionarnos a nosotros, castigas a nuestros enemigos con moderación, para que al juzgar recordemos tu bondad, y al ser juzgados esperemos misericordia.

R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In Primo die, f. 441 (Feria Quarta. In capite jejunii, ff. 130-131).

Inicio página

Ad Tertiam / A Tercia

Lectio libri Proverbiorum Salomonis
Capitulo 7

R/. Deo gratias.

Fili, Custodi sermones meos, et præcepta mea reconde tibi. Serva mandata mea, et vives.

R/. Amen.

 

Lectura del libro de los Proverbios
Prov 7,1-2a

R/. Demos gracias a Dios.

Hijo mío, conserva mis palabras, guarda como tesoro mis mandatos; conserva mis mandatos y vivirás.

R/. Amén.

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In Primo die, f. 441 (Feria Quarta. In capite jejunii. Ad Tertiam, f. 131; f. 96).

 

Lectio libri Exodi
Cap
. 19 et 20

R/. Deo gratias.

In illis diebus:

Vocavit Dominus Moysem de monte, et ait: Hæc dices domui Jacob, et adnuntiabis filiis Israel: Vos ipsi audistis, quæ fecerim Ægyptiis, quomodo portaverim vos super alas aquilarum, et assumpserim mihi. Si ergo audieritis vocem meam, et custodieritis pactum meum, eritis mihi in peculium de cunctis populis: meus est enim orbis terræ. Et vos eritis mihi regnum sacerdotale, et gens sancta: hæc sunt verba quæ loqueris ad filios Israel.

Venit Moyses: et vocavit majores natu populi, et posuit omnes hos sermones quos mandaverat Dominus. Responditque universus populus simul: Cuncta quæ locutus est Dominus, faciemus. Cumque retulisset Moyses verba populi ad Dominum, ait ei Dominus:

Jam nunc veniam ad te in caliginem nubis, ut audiat me populus loquentem, et credat tibi in perpetuum. Nuntiavit ergo Moyses verba populi ad Dominum.

Qui dixit ei: Vade ad populum, et sanctifica illos hodie, et cras lavent vestimenta sua, et sint parati in diem tertium: die autem tertio descendet Dominus coram omni plebe super montem Sinai. Constituesque terminum populi per circuitum, dicens: Cavete ne ascendatis in montem, nec tangatis fines illius: omnis qui tetigerit montem, morte morietur. Manus non tanget eum, sed lapidibus opprimetur via, ut confodiatur jaculis: sive jumentum fuerit, sive homo, non vivet: cumque cœperit clangere buccina, tunc ascendunt in montem. Descenditque Moyses de monte ad populum, et sanctificavit eum. Qui cum lavassent vestimenta sua, ait ad eos: Estote parati in diem tertium, nec appropinquetis uxoribus vestris.

Jam advenerat dies tertius, et mane inclaruerat: et cœperunt audiri tonitrua, ac micare fulgura, et nubes densissima operire montem, clangorque buccinæ vehementius perstrepebat: timuitque populus qui erat in castris. Cumque eduxisset eos Moyses in occursum Dei de loco castrorum, steterunt ad radicem montis. Totus autem mons Sinai fumabat: eo quod descendisset Dominus super eum in igne, et ascendit fumus ex eo quasi de fornace: eratque mons terribilis. Et sonitus buccinæ paulatim crescebat in majus, et prolixius tendebatur: Moyses loquebatur, et Dominus respondebat ei. Descenditque Dominus super montem Sinai in ipso montis vertice, et vocavit Moysen in cacumen ejus. Quo cum ascendisset, dixit ad eum: Descende, et contestare populum: ne forte velint transcendere terminos ad videndum Dominum, et pereat ex eis plurima multitudo. Sacerdotes quoque qui accedunt ad Dominum, sanctificentur, ne percutiat eos. Dixitque Moyses ad Dominum: Non poterit vulgus ascendere in montem Sinai: tu enim testificatus jurasti, dicens: Pone terminos circa montem, et sanctifica illum. Cui ait Dominus: Vade, descende: ascendensque tu etiam, et Aaron tecum: Sacerdotes quoque, et populus ne transeant terminos, nec ascendant ad Dominum, ne forte interficiat illos. Descendit Moyses ad populum, et omnia narravit eis.

Locutusque est Dominus cunctos sermones hos:

Ego sum Dominus Deus tuus, qui eduxi te de terra Ægypti, de domo servitutis.
Non habebis deo alieno: coram me.
Non facies tibi sculptile, neque omnem similitudinem quæ est in cœlo desuper, et quæ in terra deorsum, nec eorum quæ sunt in aquis sub terra.
Non adorabis ea, neque coles: ego sum Dominus Deus tuus fortis, zelotes, visitans iniquitatem patrum in filios, in tertiam et quartam generationem eorum qui oderunt me: et faciens misericordiam in millia his qui diligunt me, et custodiunt præcepta mea.
Non assumas nomen Domini Dei tui in vanum: nec enim habebit insontem Dominus eum qui assumpserit nomen Domini Dei sui frustra.
Honora patrem tuum et matrem tuam, ut sis longævus super terram, quoniam Dominus Deus tuus dabit tibi.
Non occides.
Non mœchaberis.
Non facies furtum.
Non loqueris contra proximum tuum falsum testimonium.
Non concupisces domum proximi tui: nec desiderabis uxorem ejus, non servum, non ancillam, non bovem, non asinum, nec omnia quæ illius sunt.
Cunctus autem populus audiebat voces, et lampadas, et sonitum buccinæ, montemque fumantem: et perterriti ac pavore concussi, steterunt procul, dicentes Moysi: Loquere tu nobis, et audiamus: non loquatur nobis Dominus, ne forte moriamur. Et ait Moyses ad populum Nolite timere: ut enim probaret vos venit Deus, et ut terror illius esset in vobis, et non peccaretis.

R/. Amen.

Lectura del libro del Éxodo
Éx 19,3-20,7.12-20

R/. Demos gracias a Dios.

En aquellos días:

Moisés subió hacia Dios. El Señor lo llamó desde la montaña diciendo: «Así dirás a la casa de Jacob y esto anunciarás a los hijos de Israel: “Vosotros habéis visto lo que he hecho con los egipcios y cómo os he llevado sobre alas de águila y os he traído a mí. Ahora, pues, si de veras me obedecéis y guardáis mi alianza, seréis mi propiedad personal entre todos los pueblos, porque mía es toda la tierra. Seréis para mí un reino de sacerdotes y una nación santa”. Estas son las palabras que has de decir a los hijos de Israel».

Fue, pues, Moisés, convocó a los ancianos del pueblo y les expuso todo lo que el Señor le había mandado. Todo el pueblo, a una, respondió: «Haremos todo cuanto ha dicho el Señor». Moisés comunicó la respuesta del pueblo al Señor.

El Señor le dijo: «Voy a acercarme a ti en una nube espesa, para que el pueblo pueda escuchar cuando yo hable contigo, y te crean siempre». Y Moisés comunicó al Señor lo que el pueblo había dicho.

El Señor dijo a Moisés: «Vuelve a tu pueblo y purifícalos hoy y mañana; que se laven la ropa y estén preparados para el tercer día; pues el tercer día descenderá el Señor sobre la montaña del Sinaí a la vista del pueblo. Traza al pueblo un límite alrededor y dile: «Guardaos de subir a la montaña o de tocar su borde; el que toque la montaña, morirá. Nadie pondrá la mano sobre el culpable; será apedreado o asaeteado, sea hombre o animal; no quedará con vida. Solo cuando suene el cuerno, podrán subir a la montaña». Moisés bajó de la montaña hasta donde estaba el pueblo, lo purificó y ellos lavaron sus vestidos. Después les dijo: «Estad preparados para el tercer día y no toquéis a ninguna mujer».

Al tercer día, al amanecer, hubo truenos y relámpagos y una densa nube sobre la montaña; se oía un fuerte sonido de trompeta y toda la gente que estaba en el campamento se echó a temblar. Moisés sacó al pueblo del campamento, al encuentro de Dios, y se detuvieron al pie de la montaña. La montaña del Sinaí humeaba, porque el Señor había descendido sobre ella en medio de fuego. Su humo se elevaba como el de un horno y toda la montaña temblaba con violencia. El sonar de la trompeta se hacía cada vez más fuerte; Moisés hablaba y Dios le respondía con el trueno. El Señor descendió al monte Sinaí, a la cumbre del monte. El Señor llamó a Moisés a la cima de la montaña y Moisés subió. Y dijo el Señor a Moisés: «Baja, intima al pueblo para que no traspase los límites para ver al Señor, pues perecerían muchos. Los sacerdotes que se han de acercar al Señor, que se purifiquen también, para que el Señor no arremeta contra ellos». Moisés contestó al Señor: «El pueblo no podrá subir al monte Sinaí, porque tú mismo nos has advertido diciendo: “Traza un límite en la montaña y conságrala”». El Señor insistió: «Anda, baja, y luego sube con Aarón; que los sacerdotes y el pueblo no traspasen los límites tratando de subir hacia el Señor, para que él no arremeta contra ellos». Entonces Moisés bajó al pueblo y se lo dijo.

El Señor pronunció estas palabras:

«Yo soy el Señor, tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de la casa de esclavitud.
No tendrás otros dioses frente a mí.
No te fabricarás ídolos, ni figura alguna de lo que hay arriba en el cielo, abajo en la tierra, o en el agua debajo de la tierra.
No te postrarás ante ellos, ni les darás culto; porque yo, el Señor, tu Dios, soy un Dios celoso, que castigo el pecado de los padres en los hijos, hasta la tercera y la cuarta generación de los que me odian. Pero tengo misericordia por mil generaciones de los que me aman y guardan mis preceptos.
No pronunciarás el nombre del Señor, tu Dios, en falso. Porque no dejará el Señor impune a quien pronuncie su nombre en falso.
Honra a tu padre y a tu madre, para que se prolonguen tus días en la tierra, que el Señor, tu Dios, te va a dar.
No matarás.
No cometerás adulterio.
No robarás.
No darás falso testimonio contra tu prójimo.
No codiciarás los bienes de tu prójimo. No codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su esclavo, ni su esclava, ni su buey, ni su asno, ni nada que sea de tu prójimo».
Todo el pueblo percibía los truenos y relámpagos, el sonido de la trompeta y la montaña humeante. El pueblo estaba aterrorizado, y se mantenía a distancia. Entonces dijeron a Moisés: «Háblanos tú y te escucharemos; pero que no nos hable Dios, no sea que muramos». Moisés respondió al pueblo: «No temáis, pues Dios ha venido para probaros, para que tengáis presente su temor, y no pequéis».

R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In Primo die, f. 441 (Feria Quarta. In capite jejunii. Ad Tertiam, ff. 131-132).

 

Lectio libri Esaiæ Prophetæ
Capitulo 58

R/. Deo gratias.

Hæc dicit Dominus:

Clama, ne cesses, quasi tuba exalta vocem tuam, et annuntia populo meo scelera eorum, et domui Juda peccata eorum.
Me enim de die in diem quærunt, et scire vias meas volunt: quasi gens, quæ justitiam fecerit, et judicium Dei sui non derelinquerit: rogant me judicia justitiæ: appropinquare Deo volunt.
Quare jejunavimus, et non aspexisti: humiliavimus animas nostras, et nescisti? Ecce in die jejunii vestri invenitur voluptas, et omnes debitores vestros repetitis. Ecce ad lites, et contentiones jejunatis, et percutitis pugno impie. Nolite jejunare sicut usque ad hanc diem, ut audiatur in excelso clamor vester.
Numquid tale est jejunium quod elegi, per diem affligere hominem animam suam? numquid contorquere quasi circulum caput suum, et saccum et cinerem sternere? numquid istud vocabis jejunium, et diem acceptabilem Domino?
Nonne hoc est magis jejunium, quod elegi? dissolve colligationes impietatis, solve fasciculos deprimentes; dimitte eos, qui confracti sunt, liberos, et omne onus disrumpe. Frange esurienti panem tuum, et egenos vagosque induc in domum tuam: cum videris nudum, operi eum, et carnem tuam ne despexeris.
Tunc erumpet quasi mane lumen tuum, et sanitas tua citius orietur, et anteibit faciem tuam justitia tua, et gloria Domini colliget te.
Tunc invocabis, et Dominus exaudiet: clamabis, et dices: Ecce adsum: si abstuleris de medio tui catenam, et desieris digitum extendere, et loqui quod non prodest. Cum effuderis esurienti animam tuam, et animam afflictam repleveris, orietur in tenebris lux tua, et tenebræ tuæ erunt sicut meridies.
Et requiem dabit tibi Dominus semper, et implebit splendoribus animam tuam, et ossa vestra liberabit, et eris quasi hortus inriguus, et sicut fons aquarum, cui non deficiunt aquæ.

R/. Amen.

 

Lectura del libro del profeta Isaías
Is 58,1-11

R/. Demos gracias a Dios.

Esto dice el Señor:

Grita a pleno pulmón, no te contengas; alza la voz como una trompeta, denuncia a mi pueblo sus delitos, a la casa de Jacob sus pecados.
Consultan mi oráculo a diario, desean conocer mi voluntad. Como si fuera un pueblo que practica la justicia y no descuida el mandato de su Dios, me piden sentencias justas, quieren acercarse a Dios.
«¿Para qué ayunar, si no haces caso; mortificarnos, si no te enteras?». En realidad, el día de ayuno hacéis vuestros negocios y apremiáis a vuestros servidores; ayunáis para querellas y litigios, y herís con furibundos puñetazos. No ayunéis de este modo, si queréis que se oiga vuestra voz en el cielo.
¿Es ese el ayuno que deseo en el día de la penitencia: inclinar la cabeza como un junco, acostarse sobre saco y ceniza? ¿A eso llamáis ayuno, día agradable al Señor?
Este es el ayuno que yo quiero: soltar las cadenas injustas, desatar las correas del yugo, liberar a los oprimidos, quebrar todos los yugos, partir tu pan con el hambriento, hospedar a los pobres sin techo, cubrir a quien ves desnudo y no desentenderte de los tuyos.
Entonces surgirá tu luz como la aurora, enseguida se curarán tus heridas, ante ti marchará la justicia, detrás de ti la gloria del Señor.
Entonces clamarás al Señor y te responderá; pedirás ayuda y te dirá: «Aquí estoy». Cuando alejes de ti la opresión, el dedo acusador y la calumnia, cuando ofrezcas al hambriento de lo tuyo y sacies al alma afligida, brillará tu luz en las tinieblas, tu oscuridad como el mediodía.
El Señor te guiará siempre, hartará tu alma en tierra abrasada, dará vigor a tus huesos. Serás un huerto bien regado, un manantial de aguas que no engañan.

R/. Amén.

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In Primo die, f. 441 (Feria Quarta. In capite jejunii. Ad Tertiam, f. 132).

 

Sequentia Epistolæ Pauli Apostoli ad Colossenses
Capitulo 2

R/. Deo gratias.

Fratres:

Sicut accepistis Christum Jesum, in ipso ambulate, radicati, et superædificati in ipso, et confirmati fide, sicut et didicistis, abundantes in gratiarum actione. Vide e ne quis vos decipiat per philosophiam, et inanem fallaciam, secundum traditionem hominum, secundum elementa mundi, et non secundum Christum: quia in ipso habitat omnis plenitudo divinitatis corporaliter. Et estis in illo repleti, qui est caput omnis principatus et potestatis: in quo et circumcisi estis circumcisione non manu facta in expoliationem corporis carnis, in circumcisionem Christi: et sepulti ei in baptismo, in quo et resurrexistis per fidem operationis Dei, qui suscitavit illum a mortuis. Et qui cum mortui essetis in delictis, et præputio carnis vestræ, convivificavit vos cum illo, donans vobis omnia delicta.

R/. Amen.

Continuación de la carta del apóstol Pablo a los colosenses
Col 2,6-13

R/. Demos gracias a Dios.

Hermanos:

Ya que habéis aceptado a Cristo Jesús, el Señor, proceded unidos a él, arraigados y edificados en él, afianzados en la fe que os enseñaron, y rebosando agradecimiento. Cuidado con que nadie os envuelva con teorías y con vanas seducciones de tradición humana, fundadas en los elementos del mundo y no en Cristo. Porque en él habita la plenitud de la divinidad corporalmente, y por él, que es cabeza de todo Principado y Potestad, habéis obtenido vuestra plenitud. En él habéis sido también circuncidados con una circuncisión no hecha por manos humanas mediante el despojo del cuerpo de carne, con la circuncisión de Cristo. Por el bautismo fuisteis sepultados con Cristo y habéis resucitado con él, por la fe en la fuerza de Dios que lo resucitó de los muertos. Y a vosotros, que estabais muertos por vuestros pecados y la incircuncisión de vuestra carne, os vivificó con él.

R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In Primo die, f. 441 (Feria Quarta. In capite jejunii. Ad Tertiam, ff. 132-133).

Inicio página

Ad Sextam / A Sexta
   

Lectio libri Ezechielis Prophetæ
Capitulo 18

R/. Deo gratias.

Hæc dicit Dominus:

Convertimini, et agite pœnitentiam ab omnibus iniquitatibus vestris: et non erit vobis in ruinam iniquitas. Projicite a vobis omnes prævaricationes vestras, in quibus prævaricati estis, et facite vobis cor novum, et spiritum rectum: et quare moriemini domus Israel? Quia nolo mortem morientis, dicit Dominus, revertimini, et vivete.

Cap. 20. Et factus est sermo Domini ad me, dicens: Fili hominis loquere senioribus Israel, et dices ad eos: Hæc dicit Dominus: Numquid ad interrogandum me vos venistis? vivo ego, dicit Dominus, quia non respondebo vobis. Si judicas eos, si judicas fili hominis, abominationes patrum eorum ostende eis.

In justitia mea ambulate, et judicia mea custodite, et facite ea: ut sit signum inter me, et vos, et sciatur, quia ego sum Dominus Deus vester.

R/. Amen.

Lectura del libro del profeta Ezequiel
Ez 18,30b-32; 20,2-4.19b.20b

R/. Demos gracias a Dios.

Esto dice el Señor:

«Arrepentíos y convertíos de vuestros delitos, y no tropezaréis en vuestra culpa. Apartad de vosotros los delitos que habéis cometido, renovad vuestro corazón y vuestro espíritu. ¿Por qué habríais de morir, casa de Israel? Yo no me complazco en la muerte de nadie -oráculo del Señor Dios-. Convertíos y viviréis».

Entonces me fue dirigida esta palabra del Señor: «Hijo de hombre, di a estos ancianos de Israel: “Esto dice el Señor Dios: ¿Habéis venido a consultarme? Por mi vida os juro que no me dejaré consultar por vosotros -oráculo del Señor Dios-”. ¡Júzgalos tú, hijo de hombre, júzgalos tú! Hazles conocer las acciones detestables de sus padres.

Comportaos según mis preceptos, observad y poned en práctica mis mandamientos: ellos serán el signo entre nosotros para que se sepa que yo soy el Señor, vuestro Dios”.

R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In Primo die, f. 441 (Feria Quarta. In capite jejunii. Ad Sextam, f. 133).

Inicio página

Ad Nonam / A Nona

Lectio libri Proverbiorum Salomonis
Capitulo 3

R/. Deo gratias.

Fili,

Habe fiduciam in Domino ex toto corde tuo, et ne inniteris prudentiæ tuæ. In omnibus viis tuis cogita illum, et ipse diriget gressus tuos. Ne sis sapiens apud temetipsum: time Dominum, et recede a malo.

R/. Amen.

Lectura de libro de los Proverbios
Prov 3,5-7

R/. Demos gracias a Dios.

Hijo,

Confía en el Señor con toda el alma, no te fíes de tu propia inteligencia; cuenta con él cuando actúes, y él te facilitará las cosas; no te las des de sabio, teme al Señor y evita el mal.

R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In Primo die, f. 441 (Feria Quarta. In capite jejunii. Ad Nonam, f. 134; f. 95).

 

Lectio libri Exodi
Capitulo 23

R/. Deo gratias.

In illis diebus.

Locutus est Dominus ad Moysen dicens: Ecce ego mittam Angelum meum, qui præcedat te, et custodiat in via, et introducat ad locum quem præparavi tibi. Observa eum, et audi vocem ejus; nec contemnendum eum putes: quia non dimittet cum peccaveris, et est nomen meum in illo. Quod si audieris vocem ejus, et feceris omnia quæ loquor, inimicus ero inimicis tuis, et affligam affligentes te. Præcedetque te Angelus meus, et introducet ad Amorrhæum, et Cethæum, et Pherezæum, Chananæumque, et Jebusæum, quos ego contrivero. Non adorabis deos eorum, nec coles eos: non facies opera eorum, sed destrues eos, et confringes statuas eorum. Servietisque Domino Deo vestro, ut benedicat panibus tuis et aquis, et auferam infirmitatem de medio tui. Non erit infœcunda, nec sterilis terra tua: numerum dierum tuorum implebo.

Terrorem meum mittam in præcursum tuum, et occidam omnem populum, ad quem ingredieris: cunctorumque inimicorum tuorum terga vertam, antequam intrœas. Non ejiciam eos a facie tua anno uno: ne terra in solitudine redigatur, et crescant contra te bestiæ. Paulatim expellam eos de conspectu tuo, donec augearis, et possideas terram, quam Dominus Deus tuus daturus est tibi.

R/. Amen.

Lectura del libro del Éxodo
Ez 23,20-30

R/. Demos gracias a Dios.

En aquellos días:

Voy a enviarte un ángel por delante, para que te cuide en el camino y te lleve al lugar que he preparado. Hazle caso y obedécele. No te rebeles, porque lleva mi nombre y no perdonará tus rebeliones. Si le obedeces fielmente y haces lo que yo digo, tus enemigos serán mis enemigos y tus adversarios serán mis adversarios. Mi ángel irá por delante y te llevará a las tierras de los amorreos, hititas, perizitas, cananeos, heveos y jebuseos, y yo los exterminaré. No te postrarás ante sus dioses ni les darás culto; y no imitarás sus acciones. Al contrario, los destruirás y destrozarás sus estelas. Daréis culto al Señor vuestro Dios y él bendecirá tu pan y tu agua. Y yo alejaré de ti las enfermedades. No habrá en tu tierra mujer que aborte ni que sea estéril. Colmaré el número de tus días.

Enviaré mi terror por delante y trastornaré todos los pueblos adonde vayas; haré que todos tus enemigos te den la espalda. Enviaré por delante el pánico, que ahuyentará de tu presencia al heveo, al cananeo y al hitita. No los expulsaré de tu presencia en un solo año, no vaya a quedar desierta la tierra y se multipliquen contra ti las fieras del campo. Los expulsaré poco a poco, hasta que hayas crecido y tomes posesión de la tierra.

R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In Primo die, f. 441 (Feria Quarta. In capite jejunii. Ad Nonam, f. 134).

 

Lectio libri Jeremiæ prophetæ
Capitulo 4

R/. Deo gratias.

Hæc dicit Dominus:

Deserta erit omnis terra, sed tamen consummationem non faciam.
Lugebit terra, et mœrebunt cœli desuper: eo quod locutus sum, cogitavi, et non pœnituit me, nec aversus sum ab eo.
A voce equitis et mittentis sagittam, fugit omnis civitas: ingressa sunt ardua, et ascenderunt rupes: universæ urbes derelictæ sunt, et non habitat in eis homo.
Tu autem vastata quid facies? cum vestieris te coccino, cum ornata fueris annulo aureo, et pinxeris stibio oculos tuos, frustra componeris: contempserunt te amatores tui, animam tuam quærunt.
Vocem enim quasi parturientis audivi, angustias ut puerperæ: vox filiæ Sion inter morientis, expandentisque manus suas: væ mihi, quia defecit anima mea propter interfectos.

Cap. 5. Circuite vias Hierusalem, et aspicite, et considerate, et quærite in plateis ejus, an inveniatis virum facientem judicium, et quærentem fidem: et propitius ero ei.

R/. Amen.

Lectura del profeta Jeremías
Jer 4,27-5,1

R/. Demos gracias a Dios.

Esto dice el Señor:

El país quedará desolado, pero no acabaré con él.
Por eso, la tierra se enlutará, el cielo arriba se ennegrecerá; lo dije y no me arrepiento, lo pensé y no me vuelvo atrás.
Al grito de jinetes y arqueros huye la gente de la ciudad: se meten por los bosques, trepan por las peñas. Los poblados quedan abandonados, sin nadie que los habite.
Y tú, ¿qué harás devastada? Por mucho que te vistas de grana, que te adornes con joyas de oro y pongas sombra en tus ojos, en vano te vas a embellecer: tus amantes te han rechazado, ya solo buscan tu muerte.
Oigo quejidos de parturienta, gritos como de primeriza: la voz de Sión, la capital, que gime abriendo las manos: «¡Pobre de mí, desfallezco entregada a merced de asesinos!».

Recorred las calles de Jerusalén, mirad bien y averiguad, buscad por todas sus plazas, a ver si encontráis a alguien capaz de obrar con justicia, que vaya tras la verdad, y yo lo perdonaré.

R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In Primo die, f. 441 (Feria Quarta. In capite jejunii. Ad Nonam, ff. 134-135).

 

Sequentia Epistolæ beati Pauli Apostoli ad Colossenses
Capitulo 3

R/. Deo gratias.

Fratres, cum Christus apparuerit, vita vestra; tunc et vos apparebitis cum ipso in gloria. Mortificate ergo membra vestra, quæ sunt super terram; fornicationem, immunditiam, libidinem, concupiscentiam, et avaritiam, quæ est simulacrorum servitus: propter quod venit ira Dei super filios incredulitatis: in quibus et vos ambulastis aliquando, cum viveretis in illis. Nunc autem deponite et vos omnia, iram, indignationem, malitiam, blasphemiam, turpem sermonem de ore nolite emittere. Nolite mentiri invicem, expoliantes vos veterem hominem cum actibus suis, et induentes novum, eum, qui renovatur in agnitionem, secundum imaginem ejus, qui creavit eum: ubi non est Gentilis et Judæus, masculus et femina, circumcisio et præputium, Barbarus et Scytha, servus et liber.

R/. Amen.

Continuación de la carta del apóstol san Pablo a los colosenses
Col 3,4-11a

R/. Demos gracias a Dios.

Hermanos, cuando aparezca Cristo, vida vuestra, entonces también vosotros apareceréis gloriosos, juntamente con él. En consecuencia, dad muerte a todo lo terreno que hay en vosotros: la fornicación, la impureza, la pasión, la codicia y la avaricia, que es una idolatría. Esto es lo que atrae la ira de Dios sobre los rebeldes. Entre ellos andabais también vosotros, cuando vivíais de esa manera; ahora en cambio, deshaceos también vosotros de todo eso: ira, coraje, maldad, calumnias y groserías, ¡fuera de vuestra boca! ¡No os mintáis unos a otros!: os habéis despojado del hombre viejo, con sus obras, y os habéis revestido de la nueva condición que, mediante el conocimiento, se va renovando a imagen de su Creador, donde no hay griego y judío, circunciso e incircunciso, bárbaro, escita, esclavo y libre.

R/. Amén.

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In Primo die, f. 441 (Feria Quarta. In capite jejunii. Ad Nonam, f. 135).

Inicio página

IN SECUNDO DIE EN EL SEGUNDO DÍA
In Laudibus / En Laudes

Lectio libri Sapientiæ Salomonis
Capitulo 11

R/. Deo gratias.

Miserere Deus omnibus, quoniam omnia potes, et dissimulas peccata hominum propter pœnitentiam.
Diligis enim omnia quæ sunt, et nihil odisti eorum quæ fecisti: nec enim odiens aliquid constituisti.
Quomodo autem posset aliquid permanere, nisi tu voluisses? aut quod a te vocatum non esset, conservaretur?
Parcens autem omnibus: quoniam tua sunt Domine, qui animas amas.

Bonus enim est spiritus tuus in omnibus.
Propter quod hos, qui exerrant, partibus corripis: et de quibus peccant, admones et alloqueris: ut deleta malitia, credant in te Domine.

R/. Amen.

Lectura del libro de la Sabiduría
Sab 11,23-12,2

R/. Demos gracias a Dios.

Oh Dios, te compadeces de todos, porque todo lo puedes y pasas por alto los pecados de los hombres para que se arrepientan.
Amas a todos los seres y no aborreces nada de lo que hiciste; pues, si odiaras algo, no lo habrías creado.
¿Cómo subsistiría algo, si tú no lo quisieras?, o ¿cómo se conservaría, si tú no lo hubieras llamado?
Pero tú eres indulgente con todas las cosas, porque son tuyas, Señor, amigo de la vida.

Pues tu soplo incorruptible está en todas ellas.
Por eso corriges poco a poco a los que caen, los reprendes y les recuerdas su pecado, para que, apartándose del mal, crean en ti, Señor.

R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In secundo die. In Laudibus, f. 442; f. 440 (Officium quod observatur tribus diebus ante festum Sancti Cypriani. In tertia die).

Inicio página

Ad Tertiam / A Tercia

Lectio libri Proverbiorum Salomonis
Capitulo 7

R/. Deo gratias.

Fili,

Custodi sermones meos, et præcepta mea reconde tibi. Serva mandata mea, et vives.

R/. Amen.

 

Lectura del libro de los Proverbios
Prov 7,1-2a

R/. Demos gracias a Dios.

Hijo mío,

Conserva mis palabras, guarda como tesoro mis mandatos; conserva mis mandatos y vivirás.

R/. Amén.

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In secundo die. Ad Tertiam, f. 442; f. 96. (Feria Secunda. De Cotidiano).

 

Lectio libri Exodi
Capitulo 33

R/. Deo gratias.

In illis diebus:

Loquebatur Dominus ad Moysen. facie ad faciem, sicut loqui solet homo cum amico suo. Cumque ille reverteretur in castra, minister ejus Josue filius Num, puer, non recedebat de tabernaculo.

Dixit autem Moyses ad Dominum: Præcipis ut educam populum istum: et non indicas mihi quem missurus es mecum, præsertim cum dixeris: Novi te ex nomine, et invenisti gratiam coram me. Si enim inveni gratiam in conspectu tuo, ostende mihi faciem tuam, ut sciam te, et inveniam gratiam ante oculos tuos: respice populum tuum et gentem hanc. Dixitque Dominus: Facies mea præcedet te, et requiem dabo tibi. Et ait Moyses: Si non tu ipse præcedes, ne educas nos de loco isto. In quo enim scire poterimus ego et populus tuus invenisse nos gratiam in conspectu tuo, nisi ambulaveris nobiscum, et gloriemur ab omnibus populis qui habitant super terram? Dixit autem Dominus ad Moysen: en verbum istud, quod locutus es, faciam: invenisti enim gratiam coram me, et te ipsum novi ex nomine.

Qui ait: Ostende mihi gloriam tuam. Respondit: Ego ostendam omne bonum tibi, et vocabor in nomine Domini coram te: et miserebor cui voluero, et clemens ero in quem mihi placuerit. Rursumque ait: Non poteris videre faciem meam: non enim videbit me homo, et vivet. Et iterum: Ecce, inquit, est locus apud me, et stabis supra petram. Cumque transibit gloria mea, ponam te in foramine petræ, et protegam dexte a mea, donec transeam: tollamque manum meam, et videbis posteriora mea: faciem autem meam videre non poteris.

Capit. 34. Et de nocte consurgens ascendit in montem Sinai, sicut ei præceperat Dominus, portans secum duas tabulas.

Cumque descendisset Dominus per nubem, stetit Moyses cum eo invocans nomen Domini. Quo transeunte coram eo, ait: Dominator Domine Deus, misericors et clemens, patiens et multæ miserationis, ac verus, qui custodis misericordiam in millia: qui aufers iniquitatem, et scelera, atque peccata, nullusque apud te per se innocens est: qui reddis iniquitatem patrum in filios, in tertiam et quartam generationem. Festinusque Moyses, curvatus est pronus in terram, et adorans ait: Si inveni gratiam in conspectu tuo Domine, obsecro ut gradiaris nobiscum (populus enim duræ cervicis est) ut auferas iniquitates nostras atque peccata, nosque possideas.

Respondit Dominus: Ego inibo pactum videntibus cunctis, signa faciam quæ numquam visa sunt super terram, et in nullis gentibus: ut cernat populus, in cujus es medio, opus Domini terribile quod facturus sum. Observa cuncta quæ hodie mando tibi.

R/. Amen.

Lectura de libro del Éxodo
Éx 33,11-23; 34,4b-11a

R/. Demos gracias a Dios.

En aquellos días:

El Señor hablaba con Moisés cara a cara, como habla un hombre con un amigo. Después Moisés volvía al campamento, mientras Josué, hijo de Nun, su joven ayudante, no se apartaba del interior de la tienda.

Moisés dijo al Señor: «Tú me has dicho: “Guía a este pueblo”; pero no me has comunicado a quién enviarás conmigo. No obstante, tú me has dicho: “Yo te conozco personalmente y te he concedido mi favor”. Ahora bien, si realmente he obtenido tu favor, muéstrame tus designios, para que yo te conozca y obtenga tu favor; mira que esta gente es tu pueblo». Respondió el Señor: «Iré yo en persona y te daré el descanso». Replicó Moisés: «Si no vienes en persona, no nos hagas salir de aquí; pues ¿en qué se conocerá que yo y tu pueblo hemos obtenido tu favor, sino en el hecho de que tú vas con nosotros? Así tu pueblo y yo nos distinguiremos de todos los pueblos que hay sobre la faz de la tierra». El Señor respondió a Moisés: «También esto que me pides te lo concedo, porque has obtenido mi favor y te conozco personalmente».

Entonces, Moisés exclamó: «Muéstrame tu gloria». Y él le respondió: «Yo haré pasar ante ti toda mi bondad y pronunciaré ante ti el nombre del Señor, pues yo me compadezco de quien quiero y concedo mi favor a quien quiero». Y añadió: «Pero mi rostro no lo puedes ver, porque no puede verlo nadie y quedar con vida». Luego dijo el Señor: «Aquí hay un sitio junto a mí; ponte sobre la roca. Cuando pase mi gloria, te meteré en una hendidura de la roca y te cubriré con mi mano hasta que haya pasado. Después, cuando retire la mano, podrás ver mi espalda, pero mi rostro no lo verás».

Moisés madrugó y subió a la montaña del Sinaí, como le había mandado el Señor, llevando en la mano las dos tablas de piedra.

El Señor bajó en la nube y se quedó con él allí, y Moisés pronunció el nombre del Señor. El Señor pasó ante él proclamando: «Señor, Señor, Dios compasivo y misericordioso, lento a la ira y rico en clemencia y lealtad, que mantiene la clemencia hasta la milésima generación, que perdona la culpa, el delito y el pecado, pero no los deja impunes y castiga la culpa de los padres en los hijos y nietos, hasta la tercera y cuarta generación». Moisés al momento se inclinó y se postró en tierra. Y le dijo: «Si he obtenido tu favor, que mi Señor vaya con nosotros, aunque es un pueblo de dura cerviz; perdona nuestras culpas y pecados y tómanos como heredad tuya».

El Señor dijo a Moisés: «Yo voy a concertar una alianza: en presencia de tu pueblo haré maravillas como no se han hecho en ningún país ni nación, para que el pueblo con el que vives vea las obras terribles que voy a hacer por medio de ti. Cumple lo que yo te mando hoy.

R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In secundo die. Ad Tertiam, ff. 442-443.

 

Lectio libri Jeremiæ Prophetæ
Capitulo 5

R/. Deo gratias.

Hæc dicit Dominus:

Circuite vias Hierusalem, et aspicite, et considerate, et quærite in plateis ejus, an inveniatis virum facientem judicium, et quærentem fidem: et propitius ero ei.
Quod si etiam, Vivit Dominus, dixerint: et hoc falso jurabunt.
Domine oculi tui respiciunt fidem: percussisti eos, et non doluerunt: adtrivisti eos, et renuerunt accipere disciplinam: induraverunt: facies suas super terram, et noluerunt reverti.
Ego autem dixi: Forsitan pauperes sunt et stulti, ignorantes viam Domini, judicium Dei sui.
Ibo igitur ad optimates, et loquar eis: ipsi enim cognoverunt viam Domini, et judicium Dei sui: et ecce hi magis simul confregerunt jugum, ruperunt vincula.
Idcirco percussit eos leo de silva, lupus ad vesperum vastavit eos, pardus vigilans super civitates eorum: omnis, qui egressus fuerit ex eis, capietur: quia multiplicatæ sunt prævaricationes eorum, confortatæ sunt aversiones eorum.
Super quo propitius tibi esse potero? filii tui dereliquerunt me, et jurant in his, qui non sunt dii: saturavi eos, et mœchati sunt, et in domo meretricis luxuriabantur.
Equi amatores et in fœminas admissarii facti sunt: unusquisque ad uxorem proximi sui hinniebat.
Numquid super his non visitabo, dicit Dominus? et in gente tali non ulciscetur anima mea?
Ascendite muros ejus, et dissipate, consummationem autem nolite facere.

R/. Amen.

Lectura del libro del profeta Jeremías
Jer
5,1-10

R/. Demos gracias a Dios.

Esto dice el Señor:

Recorred las calles de Jerusalén, mirad bien y averiguad, buscad por todas sus plazas, a ver si encontráis a alguien capaz de obrar con justicia, que vaya tras la verdad, y yo lo perdonaré.
Pero dicen: «¡Por vida del Señor!» y en realidad juran en falso.
Tú velas, Señor, por la verdad, los heriste y no les afectó, los destrozaste y no se corrigieron; endurecieron su cara como roca, se resistieron a volver a ti.
Pensaba: «Serán los pobres, se comportan sin malicia: desconocen lo que quiere el Señor, lo que espera de ellos su Dios.
Voy a dirigirme a los principales, pues conocen lo que quiere el Señor, lo que espera de ellos su Dios». ¡Pero habían quebrado el yugo, habían arrancado las correas!
Por eso, los atacará el león de la selva, un lobo estepario los va a destrozar, un leopardo acechará por sus ciudades: todo el que salga será destrozado por haber acumulado rebeldías y haber amontonado apostasías.
¿Cómo te podría perdonar? Tus hijos me han abandonado, juran por los que no son dioses; después de haberlos saciado, se han convertido en adúlteros, amigos de frecuentar el lupanar.
Son caballos lustrosos, sin freno, que relinchan tras la mujer del vecino.
¿Y no he de pediros cuentas? -oráculo del Señor-; a un pueblo que actúa de ese modo, ¿no le he de dar su merecido?
Subid por las hileras de la viña, destruid, pero no aniquiléis.

R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In secundo die. Ad Tertiam, f. 443.

 

Sequentia Epistolæ Pauli Apostoli ad Colossenses
Capitulo 3

R/. Deo gratias.

Fratres:

Induite vos sicut electi Dei, sancti, et dilecti, viscera misericordiæ, benignitatem, modestiam, patientiam: supportantes invicem, et donantes vobismetipsis, siquis adversus aliquem habet querelam: sicut et Dominus donavit vobis, ita et vos. Super hæc omnia, charitatem habete, quod est vinculum perfectionis: et pax Christi exsultet in cordibus vestris, in qua et vocati estis in uno corpore: et grati estote. Verbum Christi habitet in vobis abundanter, in omni sapientia, docentes, et commonentes vosmetipsos, in psalmis, hymnis, et canticis spiritualibus, cantantes in cordibus vestris Domino. Et omne quodcumque facitis in verbo, aut in opere, omnia in nomine Jesu facite, gratias agentes Deo Patri per ipsum.

R/. Amen.

Continuación de la carta del apóstol Pablo a los colosenses
Col 3,12-17

R/. Demos gracias a Dios.

Hermanos:

Como elegidos de Dios, santos y amados, revestíos de compasión entrañable, bondad, humildad, mansedumbre, paciencia. Sobrellevaos mutuamente y perdonaos cuando alguno tenga quejas contra otro. El Señor os ha perdonado: haced vosotros lo mismo. Y por encima de todo esto, el amor, que es el vínculo de la unidad perfecta. Que la paz de Cristo reine en vuestro corazón: a ella habéis sido convocados en un solo cuerpo. Sed también agradecidos. La Palabra de Cristo habite entre vosotros en toda su riqueza; enseñaos unos a otros con toda sabiduría; exhortaos mutuamente. Cantad a Dios, dando gracias de corazón, con salmos, himnos y cánticos inspirados. Y todo lo que de palabra o de obra realicéis, sea todo en nombre de Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él.

R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In secundo die. Ad Tertiam, f. 443.

Inicio página

Ad Sextam / A Sexta

Lectio libri Zachariæ Prophetæ
Capitulo 7 et 8

R/. Deo gratias.

Hæc dicit Dominus:

Judicium verum judicate, et misericordias facite, unusquisque cum fratre suo. Et viduam, et pupillum, et advenam, et pauperem nolite calumniari: et malum vir fratri suo non cogitet in corde suo. Et noluerunt adtendere, et verterunt scapulam recedentes, et adgravaverunt aures suas ne audirent.

Et cor suum posuerunt ut adamantem, ne audirent legem, et verba quæ misit Dominus exercituum in Spiritu sancto per manum prophetarum priorum: et facta est indignatio magna a Domino exercituum, et non audierunt: sic clamabunt, et non exaudiam, dicit Dominus exercituum. Et dispersi eos per omnia regna, quæ nesciunt: et terra desolata est ab eis, eo quod non erat transiens et revertens: et posuerunt terram desiderabilem in desertum.

Et factum est verbum Domini exercituum, dicens: Zelatus sum Sion zelo magno, et indignatione magna zelatus sum eam. Hæc dicit Dominus exercituum: Reversus sum ad Sion, et habitabo in Hierusalem: et vocabitur Hierusalem Civitas veritatis, et Mons Domini exercituum mons sanctificatus. Hæc dicit Dominus exercituum: Adhuc habitabunt senes et anus in plateis Hierusalem: et viri baculus in manu ejus præ multitudine dierum. Et plateæ civitatis complebuntur infantibus et puellis, ludentibus in plateis ejus. Hæc dicit Dominus exercituum: Si difficile videbitur in oculis reliquiarum populi hujus in diebus illis, numquid in oculis meis difficile erit, dicit Dominus exercituum? Ecce ego salvabo populum meum de terra Orientis, et adducam eos, et habitabunt in medio Hierusalem: et erunt mihi in populum, et ego ero eis in Deum in veritate et justitia.

R/. Amen.

Lectura del libro del profeta Zacarías
Zac 7,9-8,8

R/. Demos gracias a Dios.

Esto dice el Señor del universo:

Pronunciad sentencias justas y practicad el amor y la misericordia unos con otros. No oprimáis a viudas y huérfanos, a emigrantes y pobres, y que nadie ande pensando el mal que va a hacer a su prójimo. Pero no quisieron escuchar, se obstinaron en su rebelión y cerraron sus oídos para no escuchar.

Endurecieron su corazón más que el diamante y, de esta forma, no escucharon la Ley y los mensajes que el Señor les enviaba por su espíritu, por medio de los profetas de antaño. Y el Señor se encolerizó vivamente. Y como no escucharon cuando yo les hablé, así tampoco los escucharé cuando me llamen, dice el Señor del universo. Los dispersé entre todos los pueblos que no conocían y, tras su marcha, el país fue un desierto, sin habitantes ni transeúntes. Convirtieron en desierto un país delicioso».

Vino la palabra del Señor del universo diciendo: «Esto dice el Señor del universo: Vivo una intensa pasión por Sión, siento unos celos terribles por ella». «Esto dice el Señor: Voy a volver a Sión, habitaré en Jerusalén. Llamarán a Jerusalén “Ciudad Fiel”, y al monte del Señor del universo, “Monte Santo”». «Esto dice el Señor del universo: De nuevo se sentarán ancianos y ancianas en las calles de Jerusalén; todos con su bastón, pues su vida será muy larga. Y sus calles estarán llenas de niños y niñas jugando». «Esto dice el Señor del universo: Y si al resto de este pueblo le parece imposible que suceda esto en aquellos días, ¿será también imposible para mí?». -oráculo del Señor del universo-. «Esto dice el Señor del universo: Aquí estoy yo para salvar a mi pueblo de Oriente a Occidente. Los traeré y vivirán en Jerusalén; ellos serán mi pueblo y yo seré su Dios en fidelidad y justicia».

R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In secundo die. Ad Sextam, f. 444.

Inicio página

Ad Nonam / A Nona

Lectio libri Proverbiorum Salomonis
Capitulo 3

R/. Deo gratias.

Fili, habe fiduciam in Domino ex toto corde tuo, et ne inniteris prudentiæ tuæ. In omnibus viis tuis cogita illum, et ipse diriget gressus tuos. Ne sis sapiens apud temetipsum: time Dominum, et recede a malo.

R/. Amen.

Lectura del libro de los Proverbios
Prov 3,5-7

R/. Demos gracias a Dios.

Hijo, Confía en el Señor con toda el alma, no te fíes de tu propia inteligencia; cuenta con él cuando actúes, y él te facilitará las cosas; no te las des de sabio, teme al Señor y evita el mal.

R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In secundo die. Ad Nonam, f. 445; f. 95 (Feria Secunda. De Cotidiano).

 

Lectio libri Exodi
Capitulo 24

R/. Deo gratias.

In illis diebus:

Locutus est Dominus ad Moysen, dicens: Ascende ad Dominum tu, et Aaron, Nadab, et Abiu, et septuaginta senes ex senioribus Israel, et adorabitis procul. Solusque Moyses ascendet ad Dominum, et illi non appropinquabunt: nec populus ascendat cum eo.

Venit ergo Moyses et narravit plebi omnia verba Domini, atque judicia: responditque cunctus populus una voce: Omnia verba, quæ locutus est Dominus, faciemus. Scripsit autem Moyses universos sermones Domini: et mane consurgens ædificavit altare ad radicem montis, et duodecim titulos per duodecim tribus Israel. Et obtulerunt holocausta, immolaveruntque victimas pacificas Domino, vitulos. Tulitque Moyses dimidiam partem sanguinis; et misit in crateres: partem autem residuam fudit super altare. Assumensque volumen fœderis, legit audienti populo: qui dixerunt: Omnia quæ locutus est Dominus, faciemus, et erimus obedientes. Ille vero sumptum sanguinem respersit in populum, et ait: Hic est sanguis fœderis quod pepigit Dominus super cunctis sermonibus his.

Ascenderuntque Moyses et Aaron, Nadab et Abiu, et septuaginta de senioribus Israel: et viderunt Deum: et sub pedibus ejus quasi opus lapidis sapphiri, et quasi cœlum, cum serenum est. Nec super eos qui procul recesserunt de filiis Israel, misit manum suam, videruntque Dominum, et comederunt, ac biberunt.

 Dixit autem Dominus ad Moysen: Ascende ad me in montem, et esto ibi: daboque tibi tabulas lapideas, et legem ac mandata quæ scripsi: ut doceas eos. Surrexerunt Moyses et Josue minister ejus: ascendensque Moyses in montem Dei, senioribus ait: Expectate hic donec revertamur ad vos. Habetis Aaron et Hur vobiscum: si quid natum fuerit quæstionis referetis ad eos. Cumque ascendisset Moyses, operuit nubes montem, et habitavit gloria Domini, super Sinai, tegens illum nubes sex diebus: septimo autem die vocavit eum de medio caliginis. Erat species gloriæ Domini, quasi ignis ardentis super verticem montis in conspectu filiorum Israel. Ingressusque Moyses medium nebulæ, ascendit in montem: et fuit ibi quadraginta dies, et quadraginta noctes.

Cap. 20. Levitici. Locutusque est Dominus ad Moysen, dicens: Loquere filiis Israel, et dices ad eos: Custodite præcepta mea, et facite ea: et scietis, quia ego sum Dominus qui sanctifico vos.

R/. Amen.

 

Lectura del libro del Éxodo
Éx 24; Lev 20,1-2a.8

R/. Demos gracias a Dios.

En aquellos días:

El Señor dijo a Moisés: «Sube a mí con Aarón, Nadab, Abiú y setenta ancianos de Israel y postraos a distancia. Moisés se acercará solo al Señor, pero ellos no se acercarán; tampoco el pueblo subirá con él».

Moisés bajó y contó al pueblo todas las palabras del Señor y todos sus decretos; y el pueblo contestó con voz unánime: «Cumpliremos todas las palabras que ha dicho el Señor». Moisés escribió todas las palabras del Señor. Se levantó temprano y edificó un altar en la falda del monte, y doce estelas, por las doce tribus de Israel. Y mandó a algunos jóvenes de los hijos de Israel ofrecer al Señor holocaustos e inmolar novillos como sacrificios de comunión. Tomó Moisés la mitad de la sangre y la puso en vasijas, y la otra mitad la derramó sobre el altar. Después tomó el documento de la alianza y se lo leyó en voz alta al pueblo, el cual respondió: «Haremos todo lo que ha dicho el Señor y le obedeceremos». Entonces Moisés tomó la sangre y roció al pueblo, diciendo: «Esta es la sangre de la alianza que el Señor ha concertado con vosotros, de acuerdo con todas estas palabras».

Subieron Moisés, Aarón, Nadab, Abiú y setenta ancianos de Israel, y vieron al Dios de Israel: bajo sus pies había como un pavimento de zafiro, brillante como el mismo cielo. Él no extendió la mano contra los notables de los hijos de Israel, que vieron a Dios y después comieron y bebieron.

El Señor dijo a Moisés: «Sube hacia mí a la montaña; quédate allí y te daré las tablas de piedra con la instrucción y los mandatos que he escrito para que los enseñes». Se levantó Moisés, con Josué, su ayudante, y subieron a la montaña de Dios. A los ancianos les dijo: «Quedaos aquí hasta que volvamos; Aarón y Jur están con vosotros; el que tenga algún asunto que se lo traiga a ellos». Subió, pues, Moisés a la montaña; la nube cubría la montaña. La gloria del Señor descansaba sobre la montaña del Sinaí y la nube cubrió la montaña durante seis días. Al séptimo día llamó a Moisés desde la nube. El aspecto de la gloria del Señor era para los hijos de Israel como fuego voraz sobre la cumbre de la montaña. Moisés se adentró en la nube y subió a la montaña. Moisés estuvo en la montaña cuarenta días y cuarenta noches.

El Señor habló a Moisés: «Esto dirás a los hijos de Israel: "Guardad mis leyes y cumplidlas. Yo soy el Señor, el que os santifica"»

R/. Amén.

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In secundo die. Ad Nonam, f. 445-446.

 

Lectio libri Joelis Prophetæ
Capitulo 2

R/. Deo gratias.

Hæc dicit Dominus:

Convertimini ad me in toto corde vestro, in jejunio, et fletu. Et scindite corda vestra, non vestimenta vestra, et convertimini ad Dominum Deum vestrum: quia benignus ac misericors est, patiens et multæ misericordiæ, et præstabilis super malitia.
Quis scit si convertatur, et ignoscat, et relinquat post se benedictionem, sacrificium et libamen Domino Deo nostro?
Canite tuba in Sion, sanctificate jejunium, vocate cœtum, congregate populum, sanctificate Ecclesiam, coadunate senes, congregate parvulos, et sugentes ubera: et egredietur sponsus de cubiculo suo, et sponsa de thalamo suo.
Inter vestibulum et altare plorabunt sacerdotes ministri Domini, dicentes: Parce Domine, parce populo tuo: et ne des hereditatem tuam in opprobrium, ut dominentur eis nationes: quare dicunt in populis: Ubi est Deus eorum?

Zelatus est Dominus terram suam, et pepercit populo suo. Et respondit, et dixit Dominus populo suo: Ecce ego mittam vobis frumentum, vinum, et oleum, et replebimini: et non dabo vos ultra opprobrium in gentibus.

R/. Amen.

Lectura del libro del profeta Joel
Jl 2,19

R/. Demos gracias a Dios.

Esto dice el Señor:

Convertíos a mí de todo corazón, con ayunos, llantos y lamentos; rasgad vuestros corazones, no vuestros vestidos, y convertíos al Señor vuestro Dios, un Dios compasivo y misericordioso, lento a la cólera y rico en amor, que se arrepiente del castigo.
¡Quién sabe si cambiará y se arrepentirá dejando tras de sí la bendición, ofrenda y libación para el Señor, vuestro Dios!
Tocad la trompeta en Sión, proclamad un ayuno santo, convocad a la asamblea, reunid a la gente, santificad a la comunidad, llamad a los ancianos; congregad a los muchachos y a los niños de pecho; salga el esposo de la alcoba y la esposa del tálamo.
Entre el atrio y el altar lloren los sacerdotes, servidores del Señor, y digan: Ten compasión de tu pueblo, Señor; no entregues tu heredad al oprobio ni a las burlas de los pueblos. ¿Por qué van a decir las gentes: «Dónde está su Dios»?

Entonces se encendió el celo de Dios por su tierra y perdonó a su pueblo; le respondió diciendo: Voy a enviaros grano, mosto y aceite hasta hartaros. Ya no os entregaré más al escarnio de los pueblos.

R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In secundo die. Ad Nonam, f. 446.

 

Sequentia Epistolæ Pauli Apostoli ad Hebræos
Capitulo 13

R/. Deo gratias.

Fratres,

Jesus, ut sanctificaret per suum sanguinem populum, extra portam passus est.

Exeamus igitur ad eum extra castra, improperium ejus portantes. Non enim habemus manentem hic civitatem, sed futuram inquirimus. Per ipsum ergo offeramus hostiam laudis Domino semper, id est, fructum labiorum confitentium nomen ejus.

Beneficentiæ autem, et communionis nolite oblivisci: talibus enim hostiis promeretur Deus.

Obedite præpositis vestris, et subjicite eis. Ipsi autem pervigilant, quasi rationem de animabus vestris reddituri, ut cum gaudio hoc faciant, et non gementes: hoc autem expedit vobis. Orate pro nobis: confidimus enim quia bonam conscientiam habemus in omnibus bene volentes conversari. Amplius autem deprecor vos hoc facite, ut quo celerius restituar vobis.

Deus autem, qui eduxit a mortuis pastorem magnum ovium, in sanguine testamenti æterni, Dominum Jesum Christum, aptet vos in omni bono, ut faciatis voluntatem ejus, faciens in vobis quod placeat coram se per Jesum Christum: cui est honor, et gloria in sæcula sæculorum.

R/. Amen.

Continuación de la carta del apóstol Pablo a los hebreos
Heb 13,12-21

R/. Demos gracias a Dios.

Hermanos:

Jesús, para consagrar al pueblo con su propia sangre, murió fuera de la puerta.

Salgamos, pues, hacia él, fuera del campamento , cargados con su oprobio; que aquí no tenemos ciudad permanente, sino que andamos en busca de la futura. Por medio de él, ofrezcamos continuamente a Dios un sacrificio de alabanza, es decir, el fruto de unos labios que confiesan su nombre.

No os olvidéis de hacer el bien y de ayudaros mutuamente; esos son los sacrificios que agradan a Dios.

Obedeced y someteos a vuestros guías, pues ellos se desvelan por vuestro bien, sabiéndose responsables; así lo harán con alegría y sin lamentarse, cosa que no os aprovecharía. Rezad por nosotros; estamos convencidos de tener la conciencia limpia, y deseos de proceder en todo noblemente. Con la mayor insistencia os pido que lo hagáis para que muy pronto os sea yo devuelto.

Que el Dios de la paz, que hizo retornar de entre los muertos al gran pastor de las ovejas, Jesús Señor nuestro, en virtud de la sangre de la alianza eterna, os confirme en todo bien para que cumpláis su voluntad, realizando en nosotros lo que es de su agrado por medio de Jesucristo. A él la gloria por los siglos de los siglos.

R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In secundo die. Ad Nonam, f. 446.

Inicio página

IN TERTIA DIE (3) EN EL TERCER DÍA
In Laudibus / En Laudes

Lectio libri Ecclesiastici Salomonis
Capitulo 36

R/. Deo gratias.

Miserere nostri Deus omnium, et respice nos, et ostende lumen miserationum tuarum: et immitte timorem tuum super gentes, quæ non exquisierunt te, et cognoscant quia non est Deus nisi tu, ut enarrent magnalia tua. Alleva manum tuam super gentes alienas, ut videant potentiam tuam.
Sicut enim in conspectu eorum sanctificatus es in nobis, sic in conspectu nostrorum magnificaberis in illis, ut cognoscant te, sicut et nos cognovimus quoniam non est Deus præter te Domine.
Transi, innova, et immuta mirabilia.
In ira flammæ devorentur peccatores; et qui pessimant plebem tuam, inveniant perditionem.
Contere caput principum inimicorum, dicentium: Non est alius præter nos.
Congrega omnes tribus Jacob: et cognoscant quia non est Deus nisi tu, ut enarrent magnalia tua: et hereditabis eos, sicut ab initio.
Miserere plebi tuæ, super quam invocatum est nomen tuum; et Jacob, quem coæquasti primogenito tuo. Miserere civitati sanctificationis tuæ Hierusalem, civitati requiei tuæ.
Reple Sion inenarrabilibus verbis tuis, et gloria tua populum tuum.
Da testimonium, quia ab initio creaturæ tuæ sunt, et suscita prædicationes, quas locuti sunt nomine tuo prophetæ priores.
Da mercedem sustinentibus te, et prophetæ tui fideles inveniuntur: et exaudi orationes servorum tuorum. Secundum benedictionem tuorum da populo tuo, et dirige nos in justitiam, et sciant omnes qui inhabitant terram, quia tu es Deus conspector sæculorum.

R/. Amen.

Lectura del libro del Eclesiástico
Eclo 36,1-17

R/. Demos gracias a Dios.

Ten piedad de nosotros, sálvanos, Dios del universo, infunde tu terror a todas las naciones; amenaza con tu mano al pueblo extranjero, para que sienta tu poder.
Como les mostraste tu santidad al castigarnos, muéstranos así tu gloria castigándolos a ellos: para que sepan, como nosotros lo sabemos, que no hay Dios fuera de ti.
Renueva los prodigios, repite los portentos, exalta tu mano, robustece tu brazo.
Despierta tu furor y derrama tu ira, extermina al adversario y aniquila al enemigo.
Acelera la hora, recuerda el juramento, y que se divulguen tus grandezas.
Que tu fuego vengador devore a los supervivientes, y perezcan los que hacen daño a tu pueblo.
Aplasta la cabeza de los jefes enemigos, que dicen: «Fuera de nosotros no hay nadie».
Reúne a todas las tribus de Jacob y dales su heredad como antiguamente.
Ten compasión del pueblo que lleva tu nombre, de Israel, a quien nombraste tu primogénito; ten compasión de tu ciudad santa, de Jerusalén, lugar de tu reposo.
Llena a Sión de tu majestad, y al templo, de tu gloria.
Da una prueba de tus obras antiguas, cumple las profecías por el honor de tu nombre, recompensa a los que esperan en ti, y saca veraces a tus profetas, escucha la súplica de tus siervos, por amor a tu pueblo, y reconozcan los confines del orbe que tú eres Dios eterno.

R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In tertia die. In Laudibus, f. 447-448.

Inicio página

Ad Tertiam / A Tercia

Lectio libri Proverbiorum Salomonis
Capitulo 7

R/. Deo gratias.

Fili,

Custodi sermones meos, et præcepta mea reconde tibi. Serva mandata mea, et vives.

R/. Amen.

Lectura del libro de los Proverbios
Prov 7,1-2a

R/. Demos gracias a Dios.

Hijo mío,

Conserva mis palabras, guarda como tesoro mis mandatos; conserva mis mandatos y vivirás.

R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In tertia die. Ad Tertiam, f. 448.; f. 96. (Feria Secunda. De Cotidiano).

 

Lectio libri Deuteronomii
Capitulo 12

R/. Deo gratias.

In illis diebus:

Locutus est Moyses ad omnem cœtum filiorum Israel, et dixit ad eum:

Observa et audi omnia quæ ego præcipio tibi, ut bene sit tibi et filiis tuis post te in sempiternum, cum feceris quod bonum est et placitum in conspectu Domini Dei tui.

Quando disperdiderit Dominus Deus tuus ante faciem tuam gentes, ad quas ingredieris possidendas, et possederis, atque habitaveris in terram eorum: cave ne imiteris eas, postquam fuerint te intrœunte subversæ, et requiras cærimonias eorum. Non facias similiter Deo Domino tuo.

Quod præcipio tibi, hoc tantum facito Domino: ne addas quicquam, nec minuas.

Cap. 13. In toto corde, et in tota anima vestra Dominum Deum vestrum sequimini, et ipsum timete, mandata illius custodite et audite vocem: ipsi servietis, et ipsi adhærebitis, ut avertatur Dominus ab ira furoris sui, et misereatur tui, multiplicetque te sicut juravit patribus tuis, quando audieris vocem Domini Dei tui, custodias omnia præcepta ejus, quæ ego præcipio tibi hodie, ut facias quod placitum est in conspectu Domini Dei tui.

Cap. 14. Fideles estote Domino Deo vestro: non vos incidetis, nec facietis calvitium super mortuo. Quoniam populus sanctus es Domino Deo tuo: et elegit ut sis ei in populum peculiarem de cunctis gentibus quæ sunt super terram.

Peregrino, qui intra portas tuas est, da ut comedat, aut vende ei: quia tu populus sanctus es Domini Dei tui: ut discas timere Dominum Deum tuum omni tempore, ut comedant et saturabuntur: ut benedicat tibi Dominus Deus tuus in cunctis operibus manuum tuarum quæ feceris.

Cap. 15. Civem et propinquum repetendi non habebis potestatem. Et omnino indigens mendicus inter vos non erit: ut benedicat tibi Dominus in terram, quam traditurus est tibi in possessionem. Si tamen audieris vocem Domini Dei tui, et custodieris universa quæ ejus sunt, quæ ego præcipio tibi hodie, ut pollicitus es: fœnerabis gentibus multis, et ipse a nullo accipies mutuum: dominaberis nationibus plurimis, et tui nemo dominabitur.

Cave ne forte subrepat tibi impia cogitatio: ne avertas oculos tuos a paupere fratre tuo, nolens ei quod postulat mutuum commodare: ne clamet contra te ad Dominum, et fiat tibi in peccatum. Sed dabis ei: nec ages quippiam callide in ejus necessitatibus sublevandis: ut benedicat tibi Dominus Deus tuus in omni tempore, in cunctis ad quæ manum miseris.

Non deerunt pauperes in terra habitationis tuæ: idcirco ego præcipio tibi, ut aperias manum fratri tuo egeno et pauperi, qui tecum versatur in terra: ut benedicat tibi Dominus Deus in cunctis operibus tuis.

R/. Amen.

Lectura del libro del Deuteronomio
Dt 12,28-30a.31a; 13,1.4b-5.18b-19; 14,1-2.21b.23b29b; 15,3b-5.6b.9-11; 14,29b

R/. Demos gracias a Dios.

En aquellos días:

El Señor habló a Moisés y a toda la asamblea de los hijos de Israel y les dijo:

Observa y cumple todas estas palabras que yo te mando hoy, para que os vaya bien a ti y a tus hijos después de ti perpetuamente, por haber hecho lo bueno y lo recto a los ojos del Señor, tu Dios.

Cuando el Señor, tu Dios, destruya ante ti a las naciones adonde vas a entrar para apoderarte de ellas, y cuando te apoderes de ellas y habites en su territorio, guárdate de dejarte atraer por ellas, después de haberlas quitado de tu presencia, y no indagues acerca de sus dioses. Tú no harás lo mismo con el Señor.

Todo lo que yo os mando, lo debéis observar y cumplir; no añadirás ni suprimirás nada.

Si amáis al Señor, vuestro Dios, con todo vuestro corazón y con toda vuestra alma. Debéis ir en pos del Señor, vuestro Dios, y a él temeréis; observaréis sus preceptos y escucharéis su voz, le serviréis y os adheriréis a él, para que el Señor aplaque el furor de su cólera y te conceda misericordia, se apiade de ti y te multiplique, como juró a tus padres, porque escuchaste la voz del Señor, tu Dios, observando todos sus preceptos que yo te mando hoy, haciendo lo recto a los ojos del Señor, tu Dios.

Hijos sois del Señor, vuestro Dios. No os tatuaréis ni os raparéis la frente por un muerto, pues tú eres un pueblo santo para el Señor, tu Dios; el Señor te eligió para que seas, entre todos los pueblos de la tierra, su propio pueblo.

Podrás dar carne mortecina al emigrante que vive en tus ciudades, para que se la coma, o véndela a un extranjero, pues tú eres un pueblo santo para el Señor, tu Dios. Para que aprendas a temer al Señor, tu Dios, mientras vivas comerán hasta saciarse, para que el Señor, tu Dios, te bendiga en todas las tareas que emprendas.

Lo que hayas prestado a tu hermano lo perdonarás. En realidad, no habrá ningún pobre entre los tuyos -pues el Señor te colmará de bendiciones en la tierra que el Señor, tu Dios, va a darte en herencia para que la poseas- a condición de que escuches atentamente la voz del Señor, tu Dios, observando y cumpliendo todo lo que yo te mando hoy. Prestarás a muchas naciones, y no pedirás prestado; dominarás a muchas naciones, y no te dominarán.

Guárdate de decir en tu corazón palabra mezquina, mirando con malos ojos a tu hermano pobre y no dándole nada, pues él gritará al Señor contra ti y tú incurrirás en delito. Dale generosamente, sin que se sienta mal tu corazón por darle, pues por esa acción bendecirá el Señor, tu Dios, todas tus empresas y todas tus tareas.

Nunca dejará de haber pobres en la tierra; por eso, yo te mando: “Abre tu mano a tu hermano, al indigente, al pobre de tu tierra” para que el Señor, tu Dios, te bendiga en todas las tareas que emprendas.

R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In tertia die. Ad Tertiam, f. 448.

 

Lectio libri Esaiæ Prophetæ
Capitulo 59

R/. Deo gratias.

Ecce non est adbreviata manus Domini ut salvare nequeat, neque adgravata est auris ut non audiat:
Sed iniquitates vestræ diviserant inter vos et Deum vestrum, et peccata vestra absconderant faciem ejus a vobis ne exaudiat.
Manus enim vestræ pollutæ sunt sanguine, et digiti vestri iniquitate: labia vestra locuta sunt mendacium, et lingua vestra iniquitatem fatetur.
Non est qui invocet justitiam, nec est qui judicet vere: sed confidunt in nihilo, et loquuntur vanitates: conceperunt laborem, et pepererunt iniquitatem.
Ova aspidum ruperunt, et telas araneæ texuerunt: qui comederit de ovis eorum, morietur: et quod confotum ex eo, erumpet in regulum.
Telæ eorum non erunt in vestimentum, neque operientur vestimentis suis: opera eorum opera inutilia; opus iniquitatis in manibus eorum.
Pedes eorum ad malum currunt, et festinant ut effundant sanguinem innocentem: cogitationes eorum cogitationes inutiles: vastitas et contritio in viis eorum.
Viam pacis nescierunt, et non est judicium in gressibus eorum: semitæ eorum incurvatæ sunt eis: omnis qui calcat in eis, ignorat pacem.
Propter hoc elongatum est judicium a vobis, et non apprehendet vos justitia: expectavimus lucem, et ecce tenebræ; splendorem, et in tenebris ambulavimus.
Palpavimus sicut cæci parietem, et quasi absque oculis adtrectavimus: impegimus meridie quasi in tenebris, et caliginosi quasi mortui.
Rugiemus quasi ursi omnes, et quasi columbæ meditantes gememus: expectavimus judicium, et non est; salutem, et elongata est a nobis.
Multiplicatæ sunt enim iniquitates nostræ coram te, et peccata nostra responderunt nobis: quia scelera nostra nobiscum, et iniquitates nostras cognovimus, peccare et mentiri contra Dominum: et aversi sumus ne iremus post tergum Dei nostri, ut loqueremur calumniam et transgressionem: concepimus, et locuti sumus de corde verba mendacii.
Et conversum est retrorsum judicium, et justitia longe stetit: quia corruit in platea veritas, et æquitas non potuit ingredi.
Et facta est veritas in oblivione: et qui recessit a malo, prædæ patuit: et vidit Dominus, et malum apparuit in oculis ejus, quia non est judicium: et vidit quia non est vir: et aporiatus est, quia non est qui occurrat: et salvavit sibi brachium sanctum suum, et justitia ejus ipsa confirmavit eum.

R/. Amen.

Lectura del libro del profeta Isaías
Is 59,1-16

R/. Demos gracias a Dios.

La mano del Señor no es tan débil que no pueda salvar, ni su oído tan duro que no pueda oír.
No, son vuestras culpas las que os han separado de vuestro Dios; vuestros pecados ocultan su rostro, para que no os oiga.
Vuestras manos están manchadas de sangre, vuestros dedos de crímenes; vuestros labios profieren mentiras, vuestra lengua susurra maldad.
Nadie promueve una causa con justicia, nadie es juzgado con honestidad. Ponen su confianza en la anarquía y hablan sin argumentos.
Cascan huevos de serpiente y tejen telarañas; quien come de esos huevos, muere, cuando los aprietan, de ellos salen víboras.
Sus telas no son para vestidos, sus tejidos no pueden cubrir. Sus obras son obras criminales, violencia es el producto de sus manos.
Sus pies corren hacia el mal, tienen prisa por derramar sangre inocente; sus proyectos son proyectos criminales, desolación y ruina acompañan sus caminos.
No conocen el camino de la paz, el derecho está ausente de sus sendas, hacen tortuosos sus senderos, quien por ellos camina no conoce la paz.
Por eso está lejos de nosotros el derecho y la justicia no nos alcanza; esperamos la luz, llega la oscuridad; esperamos claridad y marchamos en tinieblas.
Tentamos el muro como ciegos, como gente sin vista, tropezamos en pleno día como al anochecer, en medio de los sanos estamos como muertos.
Gruñimos como osos, gemimos como palomas; esperamos en la justicia, ¡pero nada!, en la salvación, y está lejos de nosotros.
Porque son muchas nuestras transgresiones contra ti, nuestros pecados testimonian contra nosotros, nos acompañan nuestros delitos, y reconocemos nuestras culpas: fuimos rebeldes e infieles al Señor, hemos vuelto la espalda a nuestro Dios y hemos proyectado opresión y revuelta, concebimos y meditamos engaños en nuestro corazón.
Se ha tergiversado el derecho, lejana queda la justicia. La honestidad tropieza en la plaza, la rectitud no tiene acceso.
Falta la honestidad: quien se aparta del mal queda arruinado. Todo esto ha visto el Señor y no soporta que ya no haya justicia.
El Señor ha visto consternado que nadie interviene. Su poder lo socorre, su justicia lo apoya.

R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In tertia die. Ad Tertiam, f. 448-449.

 

Sequentia epistolæ Pauli Apostoli ad Galatas
Capitulo 5

R/. Deo gratias.

Fratres,

Omnis lex in uno sermone completur: Diliges proximum tuum sicut te ipsum. Quod si invicem mordetis, et comeditis: videte ne ab invicem consumamini.

Dico autem: Spiritu ambulate, et desideria carnis non perficietis. Caro enim concupiscit adversus spiritum: spiritus autem adversus carnem: hæc enim invicem adversantur sibi: ut non quæcumque vultis, illa faciatis. Quod si spiritu ducimini, non estis sub lege. Manifesta autem sunt opera carnis: quæ sunt fornicatio, immunditia, luxuria, idolorum servitus, veneficia, inimicitiæ, contentiones, æmulationes, iræ, rixæ, dissensiones, hæreses, invidiæ, homicidia, ebrietas, comessationes, et his similia: quæ dico vobis, sicut et prædixi, quoniam qui talia agunt, regnum Dei non consequentur. Fructus autem Spiritus est: charitas, gaudium, pax, longanimitas, bonitas, benignitas, fides, modestia. Adverus hujusmodi non est lex. Qui autem sunt Christi, carnem suam crucifixerunt cum vitiis, et concupiscentiis. Si vivimus spiritu, spiritu ambulemus.

Non efficiamur inanis gloriæ cupidi invicem provocantes invicem invidentes.

Cap. 6. Fratres, etsi præoccupatus fuerit homo in aliquo delicto, vos, qui spirituales estis, componite hujusmodi in spiritu lenitatis, considerans te ipsum, ne et tu tenteris. Alter alterius onera portate, et sic implebitis legem Christi.

R/. Amen.

Continuación de la carta del apóstol Pablo a los gálatas
Gál 5,14-6,2

R/. Demos gracias a Dios.

Hermanos:

Toda la ley se cumple en una sola frase, que es: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Pero, cuidado, pues mordiéndoos y devorándoos unos a otros acabaréis por destruiros mutuamente.

Frente a ello, yo os digo: caminad según el Espíritu y no realizaréis los deseos de la carne; pues la carne desea contra el espíritu y el espíritu contra la carne; efectivamente, hay entre ellos un antagonismo tal que no hacéis lo que quisierais. Pero si sois conducidos por el Espíritu, no estáis bajo la ley. Las obras de la carne son conocidas: fornicación, impureza, libertinaje, idolatría, hechicería, enemistades, discordia, envidia, cólera, ambiciones, divisiones, disensiones, rivalidades, borracheras, orgías y cosas por el estilo. Y os prevengo, como ya os previne, que quienes hacen estas cosas no heredarán el reino de Dios. En cambio, el fruto del Espíritu es: amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, lealtad, modestia, dominio de sí. Contra estas cosas no hay ley. Y los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne con las pasiones y los deseos. Si vivimos por el Espíritu, marchemos tras el Espíritu.

No seamos vanidosos, provocándonos unos a otros, envidiándonos unos a otros.

Hermanos, incluso en el caso de que alguien sea sorprendido en alguna falta, vosotros, los espirituales, corregidlo con espíritu de mansedumbre; pero vigílate a ti mismo, no sea que también tú seas tentado. Llevad los unos las cargas de los otros y así cumpliréis la ley de Cristo.

R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In tertia die. Ad Tertiam, f. 449.

Inicio página

Ad Sextam / A Sexta

Lectio libri Esaiæ Prophetæ
Capitulo 33

R/. Deo gratias.

Domine miserere nostri: te enim expectavimus esto brachium nostrum in mane, et salus nostra in tempore tribulationis.
A voce Angeli fugierunt populi, et ab exultatione tua dispersæ sunt gentes.
Et congregabuntur spolia vestra sicut colligitur bruchus, velut cum fossæ plenæ fuerint de eo.
Magnificatus est Dominus, qui habitavit in excelso: implevit Sion judicio et justitia.
Et erit fides in temporibus suis: divitiæ salutis sapientia et scientia timoris Domini: ipse thesaurus ejus.

Ecce videntes clamabunt foris, et Angeli pacis amare flebunt.
Dissipatæ sunt viæ, cessavit transiens in semitam, irritum factum est pactum, projecit civitates, non reputavit homines.
Luxit, et elanguit terra: confusus est Libanus, et obsorduit, et factus est Saron sicut desertum: et concussa est Bassan, et Carmelus.
Nunc consurgam, dicit Dominus: nunc exaltabor, nunc sublimabor.

R/. Amen.

Lectura del libro del profeta Isaías
Is 33,2-10

R/. Demos gracias a Dios.

Piedad, Señor, en ti esperamos; sé nuestra fuerza cada mañana y nuestra salvación en tiempo de angustia.
Al oír el estruendo huyen los pueblos cuando tú te levantas, se dispersan las naciones.
Se recoge el botín como arrasa la oruga; se abalanzan sobre él igual que las langostas.
El Señor es excelso, porque habita en la altura; colma a Sión con derecho y con justicia.
Tus días serán seguros. La sabiduría y el saber son su riqueza salvadora, el temor del Señor es su tesoro.

Mirad: los valientes gritan en la calle, los mensajeros de paz lloran amargamente; están destruidos los caminos y ya nadie transita los senderos. Ha roto la alianza, despreciado a los testigos, no respeta a la gente.
El país está de duelo y languidece, se avergüenza el Líbano y queda mustio, el Sarón se ha vuelto una estepa, han perdido el follaje el Basán y el Carmelo.
«Ahora me levanto -dice el Señor-, ahora me pongo en pie, ahora me alzo».

R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In tertia die. Ad Sextam, f. 450 (Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium, quod observatur tribus diebus ante festum Sancti Cypriani. In primo die. Ad sextam, f. 434).

Inicio página

Ad Nonam / A Nona
Ut in Feria præterita
/ Como el día anterior

Lectio libri Proverbiorum Salomonis
Capitulo 3

R/. Deo gratias.

Fili, habe fiduciam in Domino ex toto corde tuo, et ne inniteris prudentiæ tuæ. In omnibus viis tuis cogita illum, et ipse diriget gressus tuos. Ne sis sapiens apud temetipsum: time Dominum, et recede a malo.

R/. Amen.

Lectura del libro de los Proverbios
Prov 3,5-7

R/. Demos gracias a Dios.

Hijo, Confía en el Señor con toda el alma, no te fíes de tu propia inteligencia; cuenta con él cuando actúes, y él te facilitará las cosas; no te las des de sabio, teme al Señor y evita el mal.

R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In tertia die. Ad Nonam, f. 450 (In secundo die, f. 438; f. 96).

 

Lectio libri Exodi
Capitulo 24

R/. Deo gratias.

In illis diebus:

Locutus est Dominus ad Moysen, dicens: Ascende ad Dominum tu, et Aaron, Nadab, et Abiu, et septuaginta senes ex senioribus Israel, et adorabitis procul. Solusque Moyses ascendet ad Dominum, et illi non appropinquabunt: nec populus ascendat cum eo.

Venit ergo Moyses et narravit plebi omnia verba Domini, atque judicia: responditque cunctus populus una voce: Omnia verba, quæ locutus est Dominus, faciemus. Scripsit autem Moyses universos sermones Domini: et mane consurgens ædificavit altare ad radicem montis, et duodecim titulos per duodecim tribus Israel. Et obtulerunt holocausta, immolaveruntque victimas pacificas Domino, vitulos. Tulitque Moyses dimidiam partem sanguinis; et misit in crateres: partem autem residuam fudit super altare. Assumensque volumen fœderis, legit audienti populo: qui dixerunt: Omnia quæ locutus est Dominus, faciemus, et erimus obedientes. Ille vero sumptum sanguinem respersit in populum, et ait: Hic est sanguis fœderis quod pepigit Dominus super cunctis sermonibus his.

Ascenderuntque Moyses et Aaron, Nadab et Abiu, et septuaginta de senioribus Israel: et viderunt Deum: et sub pedibus ejus quasi opus lapidis sapphiri, et quasi cœlum, cum serenum est. Nec super eos qui procul recesserunt de filiis Israel, misit manum suam, videruntque Dominum, et comederunt, ac biberunt.

Dixit autem Dominus ad Moysen: Ascende ad me in montem, et esto ibi: daboque tibi tabulas lapideas, et legem ac mandata quæ scripsi: ut doceas eos. Surrexerunt Moyses et Josue minister ejus: ascendensque Moyses in montem Dei, senioribus ait: Expectate hic donec revertamur ad vos. Habetis Aaron et Hur vobiscum: si quid natum fuerit quæstionis referetis ad eos. Cumque ascendisset Moyses, operuit nubes montem, et habitavit gloria Domini, super Sinai, tegens illum nubes sex diebus: septimo autem die vocavit eum de medio caliginis. Erat species gloriæ Domini, quasi ignis ardentis super verticem montis in conspectu filiorum Israel. Ingressusque Moyses medium nebulæ, ascendit in montem: et fuit ibi quadraginta dies, et quadraginta noctes.

Cap. 20. Levitici. Locutusque est Dominus ad Moysen, dicens: Loquere filiis Israel, et dices ad eos: Custodite præcepta mea, et facite ea: et scietis, quia ego sum Dominus qui sanctifico vos.

R/. Amen.

 

Lectura del libro del Éxodo
Éx 24; Lev 20,1-2a.8

R/. Demos gracias a Dios.

En aquellos días:

El Señor dijo a Moisés: «Sube a mí con Aarón, Nadab, Abiú y setenta ancianos de Israel y postraos a distancia. Moisés se acercará solo al Señor, pero ellos no se acercarán; tampoco el pueblo subirá con él».

Moisés bajó y contó al pueblo todas las palabras del Señor y todos sus decretos; y el pueblo contestó con voz unánime: «Cumpliremos todas las palabras que ha dicho el Señor». Moisés escribió todas las palabras del Señor. Se levantó temprano y edificó un altar en la falda del monte, y doce estelas, por las doce tribus de Israel. Y mandó a algunos jóvenes de los hijos de Israel ofrecer al Señor holocaustos e inmolar novillos como sacrificios de comunión. Tomó Moisés la mitad de la sangre y la puso en vasijas, y la otra mitad la derramó sobre el altar. Después tomó el documento de la alianza y se lo leyó en voz alta al pueblo, el cual respondió: «Haremos todo lo que ha dicho el Señor y le obedeceremos». Entonces Moisés tomó la sangre y roció al pueblo, diciendo: «Esta es la sangre de la alianza que el Señor ha concertado con vosotros, de acuerdo con todas estas palabras».

Subieron Moisés, Aarón, Nadab, Abiú y setenta ancianos de Israel, y vieron al Dios de Israel: bajo sus pies había como un pavimento de zafiro, brillante como el mismo cielo. Él no extendió la mano contra los notables de los hijos de Israel, que vieron a Dios y después comieron y bebieron.

El Señor dijo a Moisés: «Sube hacia mí a la montaña; quédate allí y te daré las tablas de piedra con la instrucción y los mandatos que he escrito para que los enseñes». Se levantó Moisés, con Josué, su ayudante, y subieron a la montaña de Dios. A los ancianos les dijo: «Quedaos aquí hasta que volvamos; Aarón y Jur están con vosotros; el que tenga algún asunto que se lo traiga a ellos». Subió, pues, Moisés a la montaña; la nube cubría la montaña. La gloria del Señor descansaba sobre la montaña del Sinaí y la nube cubrió la montaña durante seis días. Al séptimo día llamó a Moisés desde la nube. El aspecto de la gloria del Señor era para los hijos de Israel como fuego voraz sobre la cumbre de la montaña. Moisés se adentró en la nube y subió a la montaña. Moisés estuvo en la montaña cuarenta días y cuarenta noches.

El Señor habló a Moisés: «Esto dirás a los hijos de Israel: "Guardad mis leyes y cumplidlas. Yo soy el Señor, el que os santifica"».

R/. Amén.

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In tertia die. Ad Nonam, f. 450 ( ff. 445-446.

 

Lectio libri Joelis Prophetæ
Capitulo 2

R/. Deo gratias.

Hæc dicit Dominus:

Convertimini ad me in toto corde vestro, in jejunio, et fletu. Et scindite corda vestra, non vestimenta vestra, et convertimini ad Dominum Deum vestrum: quia benignus ac misericors est, patiens et multæ misericordiæ, et præstabilis super malitia.
Quis scit si convertatur, et ignoscat, et relinquat post se benedictionem, sacrificium et libamen Domino Deo nostro?
Canite tuba in Sion, sanctificate jejunium, vocate cœtum, congregate populum, sanctificate Ecclesiam, coadunate senes, congregate parvulos, et sugentes ubera: et egredietur sponsus de cubiculo suo, et sponsa de thalamo suo.
Inter vestibulum et altare plorabunt sacerdotes ministri Domini, dicentes: Parce Domine, parce populo tuo: et ne des hereditatem tuam in opprobrium, ut dominentur eis nationes: quare dicunt in populis: Ubi est Deus eorum?

Zelatus est Dominus terram suam, et pepercit populo suo. Et respondit, et dixit Dominus populo suo: Ecce ego mittam vobis frumentum, vinum, et oleum, et replebimini: et non dabo vos ultra opprobrium in gentibus.

R/. Amen.

Lectura del libro del profeta Joel
Jl 2,19

R/. Demos gracias a Dios.

Esto dice el Señor:

Convertíos a mí de todo corazón, con ayunos, llantos y lamentos; rasgad vuestros corazones, no vuestros vestidos, y convertíos al Señor vuestro Dios, un Dios compasivo y misericordioso, lento a la cólera y rico en amor, que se arrepiente del castigo.
¡Quién sabe si cambiará y se arrepentirá dejando tras de sí la bendición, ofrenda y libación para el Señor, vuestro Dios!
Tocad la trompeta en Sión, proclamad un ayuno santo, convocad a la asamblea, reunid a la gente, santificad a la comunidad, llamad a los ancianos; congregad a los muchachos y a los niños de pecho; salga el esposo de la alcoba y la esposa del tálamo.
Entre el atrio y el altar lloren los sacerdotes, servidores del Señor, y digan: Ten compasión de tu pueblo, Señor; no entregues tu heredad al oprobio ni a las burlas de los pueblos. ¿Por qué van a decir las gentes: «Dónde está su Dios»?

Entonces se encendió el celo de Dios por su tierra y perdonó a su pueblo; le respondió diciendo: Voy a enviaros grano, mosto y aceite hasta hartaros. Ya no os entregaré más al escarnio de los pueblos.

R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In tertia die, f. 450 (In secundo die. Ad Nonam, f. 446).

 

Sequentia Epistolæ Pauli Apostoli ad Hebræos
Capitulo 13

R/. Deo gratias.

Fratres,

Jesus, ut sanctificaret per suum sanguinem populum, extra portam passus est.

Exeamus igitur ad eum extra castra, improperium ejus portantes. Non enim habemus manentem hic civitatem, sed futuram inquirimus. Per ipsum ergo offeramus hostiam laudis Domino semper, id est, fructum labiorum confitentium nomen ejus.

Beneficentiæ autem, et communionis nolite oblivisci: talibus enim hostiis promeretur Deus.

Obedite præpositis vestris, et subjicite eis. Ipsi autem pervigilant, quasi rationem de animabus vestris reddituri, ut cum gaudio hoc faciant, et non gementes: hoc autem expedit vobis. Orate pro nobis: confidimus enim quia bonam conscientiam habemus in omnibus bene volentes conversari. Amplius autem deprecor vos hoc facite, ut quo celerius restituar vobis.

Deus autem, qui eduxit a mortuis pastorem magnum ovium, in sanguine testamenti æterni, Dominum Jesum Christum, aptet vos in omni bono, ut faciatis voluntatem ejus, faciens in vobis quod placeat coram se per Jesum Christum: cui est honor, et gloria in sæcula sæculorum.

R/. Amen.

Continuación de la carta del apóstol Pablo a los hebreos
Heb 13,12-21

R/. Demos gracias a Dios.

Hermanos:

Jesús, para consagrar al pueblo con su propia sangre, murió fuera de la puerta.

Salgamos, pues, hacia él, fuera del campamento , cargados con su oprobio; que aquí no tenemos ciudad permanente, sino que andamos en busca de la futura. Por medio de él, ofrezcamos continuamente a Dios un sacrificio de alabanza, es decir, el fruto de unos labios que confiesan su nombre.

No os olvidéis de hacer el bien y de ayudaros mutuamente; esos son los sacrificios que agradan a Dios.

Obedeced y someteos a vuestros guías, pues ellos se desvelan por vuestro bien, sabiéndose responsables; así lo harán con alegría y sin lamentarse, cosa que no os aprovecharía. Rezad por nosotros; estamos convencidos de tener la conciencia limpia, y deseos de proceder en todo noblemente. Con la mayor insistencia os pido que lo hagáis para que muy pronto os sea yo devuelto.

Que el Dios de la paz, que hizo retornar de entre los muertos al gran pastor de las ovejas, Jesús Señor nuestro, en virtud de la sangre de la alianza eterna, os confirme en todo bien para que cumpláis su voluntad, realizando en nosotros lo que es de su agrado por medio de Jesucristo. A él la gloria por los siglos de los siglos.

R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. Officium jejuniorum Kalendarum Novembrium observatur tribus diebus ante Festum Sancti Martini. In tertia die. Ad Nonam, f. 450 (In secundo die. Ad Nonam, f. 446).


1. Traducción y referencias bíblicas: Sagrada Biblia, versión oficial de la Conferencia Episcopal Española. BAC, Madrid 2011.
2. El Breviarium remite para el primer día de las Letanías, al oficio del Miércoles de Ceniza, ajeno a la tradición hispano-mozárabe y para cuya composición se utilizó precisamente el oficio del primer día de las Letanías de Noviembre. (Ver Graham Woolfenden, La oración diaria en la España cristiana. Estudio del Oficio Mozárabe. Ed. Cristiandad, Madrid, 2003, p. 172).
3. El calendario del Missale Hispano-Mozarabicum sólo indica como día de letanías el día 10 de noviembre; es decir, la víspera de san Martín.

 

Índice Oficio DivinoLecturas del Breviario (septiembre)Inicio página

ÍNDICE GENERAL DE "LA ERMITA"

© La Ermita - España MMXIX