Rito Hispano-Mozárabe La Ermita. Logo y dibujo

 

EL OFICIO DIVINO O LITURGIA DE LAS HORAS

Breviario

 

BREVIARIUM GOTHICUM 1

Grabado de la Resurrección del Señor

COMPLETURIAS DE LOS OFICIOS
DE PASCUA
 
ÍNDICE
DOMINGO II.
VÍSPERAS. LAUDES. VÍSPERAS DE SALIDA.
DOMINGO III.
VÍSPERAS. LAUDES. VÍSPERAS DE SALIDA.
DOMINGO IV.
VÍSPERAS. LAUDES. VÍSPERAS DE SALIDA.
DOMINGO V.
VÍSPERAS. LAUDES. VÍSPERAS DE SALIDA.
DOMINGO VI.
VÍSPERAS. LAUDES. VÍSPERAS DE SALIDA.
ASCENSIÓN.
VÍSPERAS. LAUDES. VÍSPERAS DE SALIDA.
DOMINGO VII.
VÍSPERAS. LAUDES. VÍSPERAS DE SALIDA.

SEMANA I - DOMINGOS II A VII Y ASCENSIÓN - LETANÍAS ANTES DE PENTECOSTÉS Y PENTECOSTÉS

Inicio página

 

 

DOMINICA IN OCTAVAS PASCHAE

DOMINGO EN LA OCTAVA DE PASCUA

Sabbato in Octavam Paschæ. Ad Vesperum / Sábado en la Octava de Pascua. A Vísperas

Capitula

Christe Dei Filius nostrarum requies animarum, qui otium sabbati requiescens in tumulo complevisti: ut in quo olim requieveras ab omni opere faciendo, in eo etiam requiesceres in sepulchro, hunc nobis veraciter sanctificans diem, cujus vesperum in prima nobis sabbati, quæ et octava dies est, lucescit: ut, qui dixeras de tenebris lumen splendescere, manifeste a mortuis resurgens appareres in carne; dirige cursum vitæ nostræ in viam sanctificationis omnimodæ, qualiter ita in his septem diebus, quibus mundus iste peragitur, et in quibus quotidie nobis Agnus occiditur, et Pascha quotidie celebratur, salubriori vitæ curriculo conversemur: ut absque fermento malitiæ verum Pascha mereamur quotidie celebrare: et ita ab omnibus operibus nostris in hoc die sanctificatione tibi placita quiescamus, ut octavi illius æterni diei resurrectionis gloria consolemur, quia te præcipiente oramus:

Pater noster qui es in cælis. 2
R/. Amen.

Sanctificetur nomen tuum.
R/. Amen.

Adveniat Regnum tuum.
R/. Amen.

Fiat voluntas tua, sicut in cælo et in terra.
R/. Amen.

Panem nostrum cotidianum da nobis hodie.
R/. Amen.

Et dimitte nobis debita nostra,
sicut et nos dimittimus debitoribus nostris.
R/. Amen.

Et ne nos inducas in tentationem.
R/. Amen.

Sed libera nos a malo.
R/. Amen.

Liberati a malo, confirmati semper in bono tibi servire mereamur Deo, ac Domino nostro. Pone, Domine, finem peccatis nostris: da gaudium tribulatis: præbe redemptionem captivis: sanitatem infirmis: requiemque defunctis. Concede pacem et securitatem in omnibus diebus nostris: frange audaciam inimicorum nostrorum: exaudi, Deus, orationem servorum tuorum omnium fidelium christianorum in hoc die, et in omni tempore. Per Dominum nostrum Jesum Christum Filium tuum, qui tecum vivit et regnat in unitate Spiritus Sancti Deus per omnia semper sæcula sæculorum.
R/. Amen.

Completuria

Cristo, Hijo de Dios, descanso de nuestras almas, que cumpliste el descanso sabático yaciendo en el sepulcro, como habías descansado en otro sábado, al culminar la obra de la creación, santificando en verdad para nosotros este nuevo día en que el lucero vespertino nos alumbra. En el amanecer del sábado, que es día octavo; y así, tú que habías dicho que la luz brilla en las tinieblas, resucitando manifiestamente de entre los muertos, te mostraras corporalmente. Dirige el curso de nuestra vida en el camino de la plena santificación, de forma que en estos siete días, en los que el mismo mundo es creado, cada día el Cordero es sacrificado por nosotros, y cada día se celebra la Pascua, no dejemos de seguir el saludable curso de la vida, para que podamos celebrar cada día la verdadera Pascua, libres de la levadura de la malicia, descansando de todos nuestros trabajos, con una santidad que te agrade, de forma que seamos consolados con la práctica de aquel perenne día octavo de tu resurrección, como ahora te pedimos, obedeciendo a tu mandato:

Padre nuestro que estás en el cielo.
R/. Amén.

Santificado sea tu nombre.
R/. Amén.

Venga a nosotros tu reino.
R/. Amén.

Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
R/. Amén.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
R/. Amén.

Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
R/. Amén.

No nos dejes caer en la tentación.
R/. Amén.

Y líbranos del mal.
R/. Amén.

Libres del mal, confirmados siempre en el bien, podamos servirte, Dios y Señor nuestro. Pon término, Señor, a nuestros pecados, alegra a los afligidos, redime a los cautivos, sana a los enfermos y da el descanso a los difuntos. Concede paz y seguridad a nuestros días, quebranta la audacia de nuestros enemigos y escucha, oh Dios, las oraciones de tus siervos, de todos los fieles cristianos, en este día y en todo tiempo. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. f. 383.

Inicio página

In Laudibus / En Laudes

Capitula

Decurso, Christe Domine, Paschalis solemnitatis officio, et tuae resurrectionis gaudio consummato, quo verum lumen mundo de tenebris effulsisti, quo coecis mentibus coruscasti: adoramus, ecce et prosternimur ante te Deum, qui veteris fermenti malitiam azymis sinceritatis et veritatis excludens, omnem corruptionem adulterinae commixtionis intra puritatem ac simplicitatem fidei non relinquis, sed azymorum diem nobis ipsis absque humani seminis fermento azymos dedicasti: petimus, ut publica fidei vota arbiter devotionis aspicias: ut completum passionis ac resurrectionis tuae cultum pius propitiator intendas; et quoniam per te gratia et veritas facta est, veritate tua instruas ad intellectum, quos gratia perduxit ad cultum.

Pater noster.
Liberati a malo...

Completuria

Terminado, Cristo Señor, el oficio de la solemnidad pascual, consumado el gozo de tu resurrección, en el que brillaste para el mundo como una luz nueva en medio de las tinieblas, alumbrando las almas de los ciegos, te adoramos postrados. Dios que echando fuera la vieja levadura, animando a buscarla cuidadosamente por todos la casa, para que ninguna parte pueda mezclarse con los ázimos de la sinceridad y la verdad de forma que no pueda darse corrupción alguna en mezcolanza adulterina, dentro de la pureza y la simplicidad de la fe, sino que instituiste en nuestro beneficio el día de los ázimos, sin levadura alguna de perversión humana. Te pedimos, pues, que mires con afecto nuestras públicas manifestaciones de fe, ya que es a ti a quien corresponde valorar las devociones, para que propicies el culto total de tu pasión y resurrección y, siendo tú el autor de la gracia y de la verdad, instruye con tu verdad el entendimiento de aquellos que por tu gracia vinieron a rendirte culto.

Padre nuestro.
Libres del mal...

 

Breviarium Gothicum. f. 385.

Inicio página

In exeunte Vespera / En las Vísperas de salida

Capitula

Deus, cujus unum hunc ex omnibus duximus diem, in quo creatis rebus omnibus voluisti esse et præsentis lucis indicem, et æterni luminis testem, ut in eo resurgeret inluminatio temporum, atque resurgeret inluminatio animarum: quique Dominicæ et operationis primus, et resurrectionis idoneus revolutus in circulo, et reductus in calculo, Paschalis solemnitatis inciperet mysterium, et concluderet sacramentum; respice in hoc tempore acceptabili, et in hac die salutis super servos tuos, Domine, quos redemisti de captivitate nequitiæ spirituali trophæo Dominicæ passionis: quos Agni tui sanguine tinctos, ne vastator læderet, liberasti; Esto nobis prævius in solitudine vitæ hujus, quo et in die calorem tentationis nostræ quasi nubes protegens obumbres, et in nocte a tenebris peccatorum nos quasi columna ignis inlumines: ut, dum ades ad salutem, perducas ad requiem.

Pater noster.
Liberati a malo...

Completuria

Escogemos, oh Dios, este día único, de entre todos los demás, pues quisiste, tras crear todas las cosas, que fuera ejemplar de la luz presente y anuncio de la luz eterna, de forma que en él resplandeciera la claridad de los tiempos y la de las almas; y también para que fuera el primer día de la semana para el trabajo, y el primero del ciclo conmemorativo de la resurrección, y también el punto de cálculo para fijar la celebración de esta solemnidad de la Pascua y la conclusión del misterio. Míranos, pues, en este tiempo propicio y en este día de salvación; mira, Señor, a tus siervos, que redimiste del cautiverio del pecado, con el triunfo espiritual de la pasión del Señor: mira a los que, señalados por la sangre de tu Cordero, libraste de los ataques del devastador. Ve delante de nosotros en el desierto de esta vida, protegiéndonos durante el día como aquella nube con su sombra del calor de la tentación, iluminándonos por la noche como aquella columna de fuego contra las tinieblas del pecado, para que viniendo a salvarnos, nos lleves al descanso.

Padre nuestro.
Libres del mal...

 

Breviarium Gothicum. ff. 386; 371-372.

Inicio página

IN TERTIO DOMINICO
POST PASCHA

TERCER DOMINGO
DESPUÉS DE PASCUA

Ad Vesperos / A Vísperas

Capitula

Christe Dei Filius nostrarum requies animarum, qui otium sabbati requiescens in tumulo complevisti: ut in quo olim requieveras ab omni opere faciendo, in eo etiam requiesceres in sepulchro, hunc nobis veraciter sanctificans diem, cujus vesperum in prima nobis sabbati, quæ et octava dies est, lucescit: ut, qui dixeras de tenebris lumen splendescere, manifeste a mortuis resurgens appareres in carne; dirige cursum vitæ nostræ in viam sanctificationis omnimodæ, qualiter ita in his septem diebus, quibus mundus iste peragitur, et in quibus quotidie nobis Agnus occiditur, et Pascha quotidie celebratur, salubriori vitæ curriculo conversemur: ut absque fermento malitiæ verum Pascha mereamur quotidie celebrare: et ita ab omnibus operibus nostris in hoc die sanctificatione tibi placita quiescamus, ut octavi illius æterni diei resurrectionis gloria consolemur, quia te præcipiente oramus:

Pater noster qui es in cælis. 2
R/. Amen.

Sanctificetur nomen tuum.
R/. Amen.

Adveniat Regnum tuum.
R/. Amen.

Fiat voluntas tua, sicut in cælo et in terra.
R/. Amen.

Panem nostrum cotidianum da nobis hodie.
R/. Amen.

Et dimitte nobis debita nostra,
sicut et nos dimittimus debitoribus nostris.
R/. Amen.

Et ne nos inducas in tentationem.
R/. Amen.

Sed libera nos a malo.
R/. Amen.

Liberati a malo, confirmati semper in bono tibi servire mereamur Deo, ac Domino nostro. Pone, Domine, finem peccatis nostris: da gaudium tribulatis: præbe redemptionem captivis: sanitatem infirmis: requiemque defunctis. Concede pacem et securitatem in omnibus diebus nostris: frange audaciam inimicorum nostrorum: exaudi, Deus, orationem servorum tuorum omnium fidelium christianorum in hoc die, et in omni tempore. Per Dominum nostrum Jesum Christum Filium tuum, qui tecum vivit et regnat in unitate Spiritus Sancti Deus per omnia semper sæcula sæculorum.
R/. Amen.

Completuria

Cristo, Hijo de Dios, descanso de nuestras almas, que cumpliste el descanso sabático yaciendo en el sepulcro, como habías descansado en otro sábado, al culminar la obra de la creación, santificando en verdad para nosotros este nuevo día en que el lucero vespertino nos alumbra. En el amanecer del sábado, que es día octavo; y así, tú que habías dicho que la luz brilla en las tinieblas, resucitando manifiestamente de entre los muertos, te mostraras corporalmente. Dirige el curso de nuestra vida en el camino de la plena santificación, de forma que en estos siete días, en los que el mismo mundo es creado, cada día el Cordero es sacrificado por nosotros, y cada día se celebra la Pascua, no dejemos de seguir el saludable curso de la vida, para que podamos celebrar cada día la verdadera Pascua, libres de la levadura de la malicia, descansando de todos nuestros trabajos, con una santidad que te agrade, de forma que seamos consolados con la práctica de aquel perenne día octavo de tu resurrección, como ahora te pedimos, obedeciendo a tu mandato:

Padre nuestro que estás en el cielo.
R/. Amén.

Santificado sea tu nombre.
R/. Amén.

Venga a nosotros tu reino.
R/. Amén.

Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
R/. Amén.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
R/. Amén.

Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
R/. Amén.

No nos dejes caer en la tentación.
R/. Amén.

Y líbranos del mal.
R/. Amén.

Libres del mal, confirmados siempre en el bien, podamos servirte, Dios y Señor nuestro. Pon término, Señor, a nuestros pecados, alegra a los afligidos, redime a los cautivos, sana a los enfermos y da el descanso a los difuntos. Concede paz y seguridad a nuestros días, quebranta la audacia de nuestros enemigos y escucha, oh Dios, las oraciones de tus siervos, de todos los fieles cristianos, en este día y en todo tiempo. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. ff. 386; 383.

Inicio página

In Laudibus / En Laudes

Capitula

Christe Dei Filius, qui venerabilis diei hujus excursum, et prius a te conditæ lucis, et post veræ resurrectionis tuæ mysteriis consecrasti, dum singulari trophæo triumphator inferni olim in hoc die devicto diabolo triumphasti; da nobis, ut de sepulchro vitiorum exeamus ad te lumen verum, qui es resurrectionis nostræ principium: ut, quia in te mors ultra nullo modo dominabitur, per veram Resurrectionis tuæ potentiam, quam verissime profitemur, peccata nostra amodo nobis nullatenus dominentur; ut qui matutinum sacrificium pro nobis ipse oblatus es, in hoc Resurrectionis tuæ tempore matutino ab omni nos jubeas purificari piaculo.

Pater noster.
Liberati a malo...

Completuria

Cristo, Hijo de Dios, que consagraste el curso de este día memorable primero, con el misterio de la luz, que tú creaste, y después con el de tu gloriosa resurrección, al triunfar del infierno en singular certamen, tras derrotar al diablo en este día; concédenos salir del sepulcro de los vicios para acercarnos a la verdad de tu luz, pues en ti radica el principio de nuestra resurrección, de forma que como en ti jamás podrá triunfar la muerte, por el poder de tu resurrección, que proclamamos cierta, tampoco prevalezcan sobre nosotros los pecados. Así, ya que te ofreciste por nosotros como sacrifico matutino, en esta mañana de tu resurrección, nos purifiques de todo delito.

Padre nuestro.
Libres del mal...

 

Breviarium Gothicum. ff. 387; 371.

Inicio página

In secundis Vesperis / En las segundas Vísperas

Capitula

Deus, cujus unum hunc ex omnibus duximus diem, in quo creatis rebus omnibus voluisti esse et præsentis lucis indicem, et æterni luminis testem, ut in eo resurgeret inluminatio temporum, atque resurgeret inluminatio animarum: quique Dominicæ et operationis primus, et resurrectionis idoneus revolutus in circulo, et reductus in calculo, Paschalis solemnitatis inciperet mysterium, et concluderet sacramentum; respice in hoc tempore acceptabili, et in hac die salutis super servos tuos, Domine, quos redemisti de captivitate nequitiæ spirituali trophæo Dominicæ passionis: quos Agni tui sanguine tinctos, ne vastator læderet, liberasti; Esto nobis prævius in solitudine vitæ hujus, quo et in die calorem tentationis nostræ quasi nubes protegens obumbres, et in nocte a tenebris peccatorum nos quasi columna ignis inlumines: ut, dum ades ad salutem, perducas ad requiem.

Pater noster.
Liberati a malo...

Completuria

Escogemos, oh Dios, este día único, de entre todos los demás, pues quisiste, tras crear todas las cosas, que fuera ejemplar de la luz presente y anuncio de la luz eterna, de forma que en él resplandeciera la claridad de los tiempos y la de las almas; y también para que fuera el primer día de la semana para el trabajo, y el primero del ciclo conmemorativo de la resurrección, y también el punto de cálculo para fijar la celebración de esta solemnidad de la Pascua y la conclusión del misterio. Míranos, pues, en este tiempo propicio y en este día de salvación; mira, Señor, a tus siervos, que redimiste del cautiverio del pecado, con el triunfo espiritual de la pasión del Señor: mira a los que, señalados por la sangre de tu Cordero, libraste de los ataques del devastador. Ve delante de nosotros en el desierto de esta vida, protegiéndonos durante el día como aquella nube con su sombra del calor de la tentación, iluminándonos por la noche como aquella columna de fuego contra las tinieblas del pecado, para que viniendo a salvarnos, nos lleves al descanso.

Padre nuestro.
Libres del mal...

 

Breviarium Gothicum. ff. 387; 371-372.

Inicio página

IN QUARTO DOMINICO
PASCHÆ

CUARTO DOMINGO
DE PASCUA

Ad Vesperos / A Vísperas

Capitula

Christe Dei Filius nostrarum requies animarum, qui otium sabbati requiescens in tumulo complevisti: ut in quo olim requieveras ab omni opere faciendo, in eo etiam requiesceres in sepulchro, hunc nobis veraciter sanctificans diem, cujus vesperum in prima nobis sabbati, quæ et octava dies est, lucescit: ut, qui dixeras de tenebris lumen splendescere, manifeste a mortuis resurgens appareres in carne; dirige cursum vitæ nostræ in viam sanctificationis omnimodæ, qualiter ita in his septem diebus, quibus mundus iste peragitur, et in quibus quotidie nobis Agnus occiditur, et Pascha quotidie celebratur, salubriori vitæ curriculo conversemur: ut absque fermento malitiæ verum Pascha mereamur quotidie celebrare: et ita ab omnibus operibus nostris in hoc die sanctificatione tibi placita quiescamus, ut octavi illius æterni diei resurrectionis gloria consolemur, quia te præcipiente oramus:

Pater noster qui es in cælis.
R/. Amen.

Sanctificetur nomen tuum.
R/. Amen.

Adveniat Regnum tuum.
R/. Amen.

Fiat voluntas tua, sicut in cælo et in terra.
R/. Amen.

Panem nostrum cotidianum da nobis hodie.
R/. Amen.

Et dimitte nobis debita nostra,
sicut et nos dimittimus debitoribus nostris.
R/. Amen.

Et ne nos inducas in tentationem.
R/. Amen.

Sed libera nos a malo.
R/. Amen.

Liberati a malo, confirmati semper in bono tibi servire mereamur Deo, ac Domino nostro. Pone, Domine, finem peccatis nostris: da gaudium tribulatis: præbe redemptionem captivis: sanitatem infirmis: requiemque defunctis. Concede pacem et securitatem in omnibus diebus nostris: frange audaciam inimicorum nostrorum: exaudi, Deus, orationem servorum tuorum omnium fidelium christianorum in hoc die, et in omni tempore. Per Dominum nostrum Jesum Christum Filium tuum, qui tecum vivit et regnat in unitate Spiritus Sancti Deus per omnia semper sæcula sæculorum.
R/. Amen.

Completuria

Cristo, Hijo de Dios, descanso de nuestras almas, que cumpliste el descanso sabático yaciendo en el sepulcro, como habías descansado en otro sábado, al culminar la obra de la creación, santificando en verdad para nosotros este nuevo día en que el lucero vespertino nos alumbra. En el amanecer del sábado, que es día octavo; y así, tú que habías dicho que la luz brilla en las tinieblas, resucitando manifiestamente de entre los muertos, te mostraras corporalmente. Dirige el curso de nuestra vida en el camino de la plena santificación, de forma que en estos siete días, en los que el mismo mundo es creado, cada día el Cordero es sacrificado por nosotros, y cada día se celebra la Pascua, no dejemos de seguir el saludable curso de la vida, para que podamos celebrar cada día la verdadera Pascua, libres de la levadura de la malicia, descansando de todos nuestros trabajos, con una santidad que te agrade, de forma que seamos consolados con la práctica de aquel perenne día octavo de tu resurrección, como ahora te pedimos, obedeciendo a tu mandato:

Padre nuestro que estás en el cielo.
R/. Amén.

Santificado sea tu nombre.
R/. Amén.

Venga a nosotros tu reino.
R/. Amén.

Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
R/. Amén.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
R/. Amén.

Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
R/. Amén.

No nos dejes caer en la tentación.
R/. Amén.

Y líbranos del mal.
R/. Amén.

Libres del mal, confirmados siempre en el bien, podamos servirte, Dios y Señor nuestro. Pon término, Señor, a nuestros pecados, alegra a los afligidos, redime a los cautivos, sana a los enfermos y da el descanso a los difuntos. Concede paz y seguridad a nuestros días, quebranta la audacia de nuestros enemigos y escucha, oh Dios, las oraciones de tus siervos, de todos los fieles cristianos, en este día y en todo tiempo. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. ff. 388; 383.

Inicio página

In Laudibus / En Laudes

Capitula

Christe Dei Filius, qui venerabilis diei hujus excursum, et prius a te conditæ lucis, et post veræ resurrectionis tuæ mysteriis consecrasti, dum singulari trophæo triumphator inferni olim in hoc die devicto diabolo triumphasti; da nobis, ut de sepulchro vitiorum exeamus ad te lumen verum, qui es resurrectionis nostræ principium: ut, quia in te mors ultra nullo modo dominabitur, per veram Resurrectionis tuæ potentiam, quam verissime profitemur, peccata nostra amodo nobis nullatenus dominentur; ut qui matutinum sacrificium pro nobis ipse oblatus es, in hoc Resurrectionis tuæ tempore matutino ab omni nos jubeas purificari piaculo.

Pater noster.
Liberati a malo...

Completuria

Cristo, Hijo de Dios, que consagraste el curso de este día memorable primero, con el misterio de la luz, que tú creaste, y después con el de tu gloriosa resurrección, al triunfar del infierno en singular certamen, tras derrotar al diablo en este día; concédenos salir del sepulcro de los vicios para acercarnos a la verdad de tu luz, pues en ti radica el principio de nuestra resurrección, de forma que como en ti jamás podrá triunfar la muerte, por el poder de tu resurrección, que proclamamos cierta, tampoco prevalezcan sobre nosotros los pecados. Así, ya que te ofreciste por nosotros como sacrifico matutino, en esta mañana de tu resurrección, nos purifiques de todo delito.

Padre nuestro.
Libres del mal...

 

Breviarium Gothicum. ff. 389; 371.

Inicio página

Exeunte Vespera / Vísperas de Salida

Capitula

Deus, cujus unum hunc ex omnibus duximus diem, in quo creatis rebus omnibus voluisti esse et præsentis lucis indicem, et æterni luminis testem, ut in eo resurgeret inluminatio temporum, atque resurgeret inluminatio animarum: quique Dominicæ et operationis primus, et resurrectionis idoneus revolutus in circulo, et reductus in calculo, Paschalis solemnitatis inciperet mysterium, et concluderet sacramentum; respice  in hoc tempore acceptabili, et in hac die salutis super servos tuos, Domine, quos redemisti de captivitate nequitiæ spirituali trophæo Dominicæ passionis: quos Agni tui sanguine tinctos, ne vastator læderet, liberasti; Esto nobis prævius in solitudine vitæ hujus, quo et in die calorem tentationis nostræ quasi nubes protegens obumbres, et in nocte a tenebris peccatorum nos quasi columna ignis inlumines: ut, dum ades ad salutem, perducas ad requiem.

Pater noster.
Liberati a malo...

Completuria

Escogemos, oh Dios, este día único, de entre todos los demás, pues quisiste, tras crear todas las cosas, que fuera ejemplar de la luz presente y anuncio de la luz eterna, de forma que en él resplandeciera la claridad de los tiempos y la de las almas; y también para que fuera el primer día de la semana para el trabajo, y el primero del ciclo conmemorativo de la resurrección, y también el punto de cálculo para fijar la celebración de esta solemnidad de la Pascua y la conclusión del misterio. Míranos, pues, en este tiempo propicio y en este día de salvación; mira, Señor, a tus siervos, que redimiste del cautiverio del pecado, con el triunfo espiritual de la pasión del Señor: mira a los que, señalados por la sangre de tu Cordero, libraste de los ataques del devastador. Ve delante de nosotros en el desierto de esta vida, protegiéndonos durante el día como aquella nube con su sombra del calor de la tentación, iluminándonos por la noche como aquella columna de fuego contra las tinieblas del pecado, para que viniendo a salvarnos, nos lleves al descanso.

Padre nuestro.
Libres del mal...

 

Breviarium Gothicum. ff. 389; 371-372.

Inicio página

IN QUINTO DOMINICO
PASCHÆ

QUINTO DOMINGO
DE PASCUA

Ad Vesperos / A Vísperas

Capitula

Christe Dei Filius nostrarum requies animarum, qui otium sabbati requiescens in tumulo complevisti: ut in quo olim requieveras ab omni opere faciendo, in eo etiam requiesceres in sepulchro, hunc nobis veraciter sanctificans diem, cujus vesperum in prima nobis sabbati, quæ et octava dies est, lucescit: ut, qui dixeras de tenebris lumen splendescere, manifeste a mortuis resurgens appareres in carne; dirige cursum vitæ nostræ in viam sanctificationis omnimodæ, qualiter ita in his septem diebus, quibus mundus iste peragitur, et in quibus quotidie nobis Agnus occiditur, et Pascha quotidie celebratur, salubriori vitæ curriculo conversemur: ut absque fermento malitiæ verum Pascha mereamur quotidie celebrare: et ita ab omnibus operibus nostris in hoc die sanctificatione tibi placita quiescamus, ut octavi illius æterni diei resurrectionis gloria consolemur, quia te præcipiente oramus:

Pater noster qui es in cælis.
R/. Amen.

Sanctificetur nomen tuum.
R/. Amen.

Adveniat Regnum tuum.
R/. Amen.

Fiat voluntas tua, sicut in cælo et in terra.
R/. Amen.

Panem nostrum cotidianum da nobis hodie.
R/. Amen.

Et dimitte nobis debita nostra,
sicut et nos dimittimus debitoribus nostris.
R/. Amen.

Et ne nos inducas in tentationem.
R/. Amen.

Sed libera nos a malo.
R/. Amen.

Liberati a malo, confirmati semper in bono tibi servire mereamur Deo, ac Domino nostro. Pone, Domine, finem peccatis nostris: da gaudium tribulatis: præbe redemptionem captivis: sanitatem infirmis: requiemque defunctis. Concede pacem et securitatem in omnibus diebus nostris: frange audaciam inimicorum nostrorum: exaudi, Deus, orationem servorum tuorum omnium fidelium christianorum in hoc die, et in omni tempore. Per Dominum nostrum Jesum Christum Filium tuum, qui tecum vivit et regnat in unitate Spiritus Sancti Deus per omnia semper sæcula sæculorum.
R/. Amen.

Completuria

Cristo, Hijo de Dios, descanso de nuestras almas, que cumpliste el descanso sabático yaciendo en el sepulcro, como habías descansado en otro sábado, al culminar la obra de la creación, santificando en verdad para nosotros este nuevo día en que el lucero vespertino nos alumbra. En el amanecer del sábado, que es día octavo; y así, tú que habías dicho que la luz brilla en las tinieblas, resucitando manifiestamente de entre los muertos, te mostraras corporalmente. Dirige el curso de nuestra vida en el camino de la plena santificación, de forma que en estos siete días, en los que el mismo mundo es creado, cada día el Cordero es sacrificado por nosotros, y cada día se celebra la Pascua, no dejemos de seguir el saludable curso de la vida, para que podamos celebrar cada día la verdadera Pascua, libres de la levadura de la malicia, descansando de todos nuestros trabajos, con una santidad que te agrade, de forma que seamos consolados con la práctica de aquel perenne día octavo de tu resurrección, como ahora te pedimos, obedeciendo a tu mandato:

Padre nuestro que estás en el cielo.
R/. Amén.

Santificado sea tu nombre.
R/. Amén.

Venga a nosotros tu reino.
R/. Amén.

Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
R/. Amén.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
R/. Amén.

Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
R/. Amén.

No nos dejes caer en la tentación.
R/. Amén.

Y líbranos del mal.
R/. Amén.

Libres del mal, confirmados siempre en el bien, podamos servirte, Dios y Señor nuestro. Pon término, Señor, a nuestros pecados, alegra a los afligidos, redime a los cautivos, sana a los enfermos y da el descanso a los difuntos. Concede paz y seguridad a nuestros días, quebranta la audacia de nuestros enemigos y escucha, oh Dios, las oraciones de tus siervos, de todos los fieles cristianos, en este día y en todo tiempo. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. ff. 389; 383.

Inicio página

In Laudibus / En Laudes

Capitula

Christe Dei Filius, qui venerabilis diei hujus excursum, et prius a te conditæ lucis, et post veræ resurrectionis tuæ mysteriis consecrasti, dum singulari trophæo triumphator inferni olim in hoc die devicto diabolo triumphasti; da nobis, ut de sepulchro vitiorum exeamus ad te lumen verum, qui es resurrectionis nostræ principium: ut, quia in te mors ultra nullo modo dominabitur, per veram Resurrectionis tuæ potentiam, quam verissime profitemur, peccata nostra amodo nobis nullatenus dominentur; ut qui matutinum sacrificium pro nobis ipse oblatus es, in hoc Resurrectionis tuæ tempore matutino ab omni nos jubeas purificari piaculo.

Pater noster.
Liberati a malo...

Completuria

Cristo, Hijo de Dios, que consagraste el curso de este día memorable primero, con el misterio de la luz, que tú creaste, y después con el de tu gloriosa resurrección, al triunfar del infierno en singular certamen, tras derrotar al diablo en este día; concédenos salir del sepulcro de los vicios para acercarnos a la verdad de tu luz, pues en ti radica el principio de nuestra resurrección, de forma que como en ti jamás podrá triunfar la muerte, por el poder de tu resurrección, que proclamamos cierta, tampoco prevalezcan sobre nosotros los pecados. Así, ya que te ofreciste por nosotros como sacrifico matutino, en esta mañana de tu resurrección, nos purifiques de todo delito.

Padre nuestro.
Libres del mal...

 

Breviarium Gothicum. ff. 391; 371.

Inicio página

Exeunte Vespera / Vísperas de Salida

Capitula

Deus, cujus unum hunc ex omnibus duximus diem, in quo creatis rebus omnibus voluisti esse et præsentis lucis indicem, et æterni luminis testem, ut in eo resurgeret inluminatio temporum, atque resurgeret inluminatio animarum: quique Dominicæ et operationis primus, et resurrectionis idoneus revolutus in circulo, et reductus in calculo, Paschalis solemnitatis inciperet mysterium, et concluderet sacramentum; respice  in hoc tempore acceptabili, et in hac die salutis super servos tuos, Domine, quos redemisti de captivitate nequitiæ spirituali trophæo Dominicæ passionis: quos Agni tui sanguine tinctos, ne vastator læderet, liberasti; Esto nobis prævius in solitudine vitæ hujus, quo et in die calorem tentationis nostræ quasi nubes protegens obumbres, et in nocte a tenebris peccatorum nos quasi columna ignis inlumines: ut, dum ades ad salutem, perducas ad requiem.

Pater noster.
Liberati a malo...

Completuria

Escogemos, oh Dios, este día único, de entre todos los demás, pues quisiste, tras crear todas las cosas, que fuera ejemplar de la luz presente y anuncio de la luz eterna, de forma que en él resplandeciera la claridad de los tiempos y la de las almas; y también para que fuera el primer día de la semana para el trabajo, y el primero del ciclo conmemorativo de la resurrección, y también el punto de cálculo para fijar la celebración de esta solemnidad de la Pascua y la conclusión del misterio. Míranos, pues, en este tiempo propicio y en este día de salvación; mira, Señor, a tus siervos, que redimiste del cautiverio del pecado, con el triunfo espiritual de la pasión del Señor: mira a los que, señalados por la sangre de tu Cordero, libraste de los ataques del devastador. Ve delante de nosotros en el desierto de esta vida, protegiéndonos durante el día como aquella nube con su sombra del calor de la tentación, iluminándonos por la noche como aquella columna de fuego contra las tinieblas del pecado, para que viniendo a salvarnos, nos lleves al descanso.

Padre nuestro.
Libres del mal...

 

Breviarium Gothicum. ff. 391; 371-372.

Inicio página

IN SEXTO DOMINICO
PASCHÆ

SEXTO DOMINGO
DE PASCUA

Ad Vesperos / A Vísperas

Capitula

Christe Dei Filius nostrarum requies animarum, qui otium sabbati requiescens in tumulo complevisti: ut in quo olim requieveras ab omni opere faciendo, in eo etiam requiesceres in sepulchro, hunc nobis veraciter sanctificans diem, cujus vesperum in prima nobis sabbati, quæ et octava dies est, lucescit: ut, qui dixeras de tenebris lumen splendescere, manifeste a mortuis resurgens appareres in carne; dirige cursum vitæ nostræ in viam sanctificationis omnimodæ, qualiter ita in his septem diebus, quibus mundus iste peragitur, et in quibus quotidie nobis Agnus occiditur, et Pascha quotidie celebratur, salubriori vitæ curriculo conversemur: ut absque fermento malitiæ verum Pascha mereamur quotidie celebrare: et ita ab omnibus operibus nostris in hoc die sanctificatione tibi placita quiescamus, ut octavi illius æterni diei resurrectionis gloria consolemur, quia te præcipiente oramus:

Pater noster qui es in cælis.
R/. Amen.

Sanctificetur nomen tuum.
R/. Amen.

Adveniat Regnum tuum.
R/. Amen.

Fiat voluntas tua, sicut in cælo et in terra.
R/. Amen.

Panem nostrum cotidianum da nobis hodie.
R/. Amen.

Et dimitte nobis debita nostra,
sicut et nos dimittimus debitoribus nostris.
R/. Amen.

Et ne nos inducas in tentationem.
R/. Amen.

Sed libera nos a malo.
R/. Amen.

Liberati a malo, confirmati semper in bono tibi servire mereamur Deo, ac Domino nostro. Pone, Domine, finem peccatis nostris: da gaudium tribulatis: præbe redemptionem captivis: sanitatem infirmis: requiemque defunctis. Concede pacem et securitatem in omnibus diebus nostris: frange audaciam inimicorum nostrorum: exaudi, Deus, orationem servorum tuorum omnium fidelium christianorum in hoc die, et in omni tempore. Per Dominum nostrum Jesum Christum Filium tuum, qui tecum vivit et regnat in unitate Spiritus Sancti Deus per omnia semper sæcula sæculorum.
R/. Amen.

Completuria

Cristo, Hijo de Dios, descanso de nuestras almas, que cumpliste el descanso sabático yaciendo en el sepulcro, como habías descansado en otro sábado, al culminar la obra de la creación, santificando en verdad para nosotros este nuevo día en que el lucero vespertino nos alumbra. En el amanecer del sábado, que es día octavo; y así, tú que habías dicho que la luz brilla en las tinieblas, resucitando manifiestamente de entre los muertos, te mostraras corporalmente. Dirige el curso de nuestra vida en el camino de la plena santificación, de forma que en estos siete días, en los que el mismo mundo es creado, cada día el Cordero es sacrificado por nosotros, y cada día se celebra la Pascua, no dejemos de seguir el saludable curso de la vida, para que podamos celebrar cada día la verdadera Pascua, libres de la levadura de la malicia, descansando de todos nuestros trabajos, con una santidad que te agrade, de forma que seamos consolados con la práctica de aquel perenne día octavo de tu resurrección, como ahora te pedimos, obedeciendo a tu mandato:

Padre nuestro que estás en el cielo.
R/. Amén.

Santificado sea tu nombre.
R/. Amén.

Venga a nosotros tu reino.
R/. Amén.

Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
R/. Amén.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
R/. Amén.

Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
R/. Amén.

No nos dejes caer en la tentación.
R/. Amén.

Y líbranos del mal.
R/. Amén.

Libres del mal, confirmados siempre en el bien, podamos servirte, Dios y Señor nuestro. Pon término, Señor, a nuestros pecados, alegra a los afligidos, redime a los cautivos, sana a los enfermos y da el descanso a los difuntos. Concede paz y seguridad a nuestros días, quebranta la audacia de nuestros enemigos y escucha, oh Dios, las oraciones de tus siervos, de todos los fieles cristianos, en este día y en todo tiempo. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. ff. 391; 383.

Inicio página

In Laudibus / En Laudes

Capitula

Christe Dei Filius, qui venerabilis diei hujus excursum, et prius a te conditæ lucis, et post veræ resurrectionis tuæ mysteriis consecrasti, dum singulari trophæo triumphator inferni olim in hoc die devicto diabolo triumphasti; da nobis, ut de sepulchro vitiorum exeamus ad te lumen verum, qui es resurrectionis nostræ principium: ut, quia in te mors ultra nullo modo dominabitur, per veram Resurrectionis tuæ potentiam, quam verissime profitemur, peccata nostra amodo nobis nullatenus dominentur; ut qui matutinum sacrificium pro nobis ipse oblatus es, in hoc Resurrectionis tuæ tempore matutino ab omni nos jubeas purificari piaculo.

Pater noster.
Liberati a malo...

Completuria

Cristo, Hijo de Dios, que consagraste el curso de este día memorable primero, con el misterio de la luz, que tú creaste, y después con el de tu gloriosa resurrección, al triunfar del infierno en singular certamen, tras derrotar al diablo en este día; concédenos salir del sepulcro de los vicios para acercarnos a la verdad de tu luz, pues en ti radica el principio de nuestra resurrección, de forma que como en ti jamás podrá triunfar la muerte, por el poder de tu resurrección, que proclamamos cierta, tampoco prevalezcan sobre nosotros los pecados. Así, ya que te ofreciste por nosotros como sacrifico matutino, en esta mañana de tu resurrección, nos purifiques de todo delito.

Padre nuestro.
Libres del mal...

 

Breviarium Gothicum. ff. 392; 371.

Inicio página

Exeunte Vespera / Vísperas de Salida

Capitula

Deus, cujus unum hunc ex omnibus duximus diem, in quo creatis rebus omnibus voluisti esse et præsentis lucis indicem, et æterni luminis testem, ut in eo resurgeret inluminatio temporum, atque resurgeret inluminatio animarum: quique Dominicæ et operationis primus, et resurrectionis idoneus revolutus in circulo, et reductus in calculo, Paschalis solemnitatis inciperet mysterium, et concluderet sacramentum; respice in hoc tempore acceptabili, et in hac die salutis super servos tuos, Domine, quos redemisti de captivitate nequitiæ spirituali trophæo Dominicæ passionis: quos Agni tui sanguine tinctos, ne vastator læderet, liberasti; Esto nobis prævius in solitudine vitæ hujus, quo et in die calorem tentationis nostræ quasi nubes protegens obumbres, et in nocte a tenebris peccatorum nos quasi columna ignis inlumines: ut, dum ades ad salutem, perducas ad requiem.

Pater noster.
Liberati a malo...

Completuria

Escogemos, oh Dios, este día único, de entre todos los demás, pues quisiste, tras crear todas las cosas, que fuera ejemplar de la luz presente y anuncio de la luz eterna, de forma que en él resplandeciera la claridad de los tiempos y la de las almas; y también para que fuera el primer día de la semana para el trabajo, y el primero del ciclo conmemorativo de la resurrección, y también el punto de cálculo para fijar la celebración de esta solemnidad de la Pascua y la conclusión del misterio. Míranos, pues, en este tiempo propicio y en este día de salvación; mira, Señor, a tus siervos, que redimiste del cautiverio del pecado, con el triunfo espiritual de la pasión del Señor: mira a los que, señalados por la sangre de tu Cordero, libraste de los ataques del devastador. Ve delante de nosotros en el desierto de esta vida, protegiéndonos durante el día como aquella nube con su sombra del calor de la tentación, iluminándonos por la noche como aquella columna de fuego contra las tinieblas del pecado, para que viniendo a salvarnos, nos lleves al descanso.

Padre nuestro.
Libres del mal...

 

Breviarium Gothicum. ff. 393; 386; 371.

Inicio página

IN ASCENSIONE DOMINI

EN LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR

Ad Vesperum / A Vísperas

Capitula

Ascensionis tuae, Domine, festa suscipientibus adesto propitius, et fave placatus; quique carnis nostrae fragilitatem tecum glorificandam in coelestibus devexisti, culparum veterum tolle putredinem, et vitae nobis pristinae reddito dignitatem: ut illic te credendo ascendere mereamur, quo te veraciter conscendisse nunc credimus.

Pater noster qui es in cælis. 2
R/. Amen.

Sanctificetur nomen tuum.
R/. Amen.

Adveniat Regnum tuum.
R/. Amen.

Fiat voluntas tua, sicut in cælo et in terra.
R/. Amen.

Panem nostrum cotidianum da nobis hodie.
R/. Amen.

Et dimitte nobis debita nostra,
sicut et nos dimittimus debitoribus nostris.
R/. Amen.

Et ne nos inducas in tentationem.
R/. Amen.

Sed libera nos a malo.
R/. Amen.

Liberati a malo, confirmati semper in bono tibi servire mereamur Deo, ac Domino nostro. Pone, Domine, finem peccatis nostris: da gaudium tribulatis: præbe redemptionem captivis: sanitatem infirmis: requiemque defunctis. Concede pacem et securitatem in omnibus diebus nostris: frange audaciam inimicorum nostrorum: exaudi, Deus, orationem servorum tuorum omnium fidelium christianorum in hoc die, et in omni tempore. Per Dominum nostrum Jesum Christum Filium tuum, qui tecum vivit et regnat in unitate Spiritus Sancti Deus per omnia semper sæcula sæculorum.
R/. Amen.

Completuria

Míranos propicio, Señor, a los que celebramos la fiesta de tu Ascensión y ayúdanos compasivo. Y pues llevaste al cielo la fragilidad de nuestra carne, para glorificarla, aparta la vieja podredumbre de nuestras culpas y devuélvenos la dignidad de nuestra vida anterior al pecado, para que, creyendo en ti, merezcamos subir hasta dónde creemos que tú has subido ya.

Padre nuestro que estás en el cielo.
R/. Amén.

Santificado sea tu nombre.
R/. Amén.

Venga a nosotros tu reino.
R/. Amén.

Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
R/. Amén.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
R/. Amén.

Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
R/. Amén.

No nos dejes caer en la tentación.
R/. Amén.

Y líbranos del mal.
R/. Amén.

Libres del mal, confirmados siempre en el bien, podamos servirte, Dios y Señor nuestro. Pon término, Señor, a nuestros pecados, alegra a los afligidos, redime a los cautivos, sana a los enfermos y da el descanso a los difuntos. Concede paz y seguridad a nuestros días, quebranta la audacia de nuestros enemigos y escucha, oh Dios, las oraciones de tus siervos, de todos los fieles cristianos, en este día y en todo tiempo. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. f. 396.

Inicio página

In Laudibus / En Laudes

Capitula

Domine Rex gloriae, qui patefactis et adimpletis Prophetarum oraculis, tamquam elevatis aeternalibus portis Paternam repetis sedem: quia dum tua Deitas eo quo nunquam discessit, regreditur, humano generi coelorum aditus aperitur: dona, ut illic extendatur nostra intentio, quo praecessit vera nostra redemptio: nec inhaereamus captiva delectatione terrenis, cum jam nostri corporis caput tecum regnet in coelis.

Pater noster.
Liberati a malo...

Completuria

Señor, Rey de la gloria, que después de explicar y cumplir los vaticinios de los profetas, vuelves al trono paterno, abiertas las puertas del cielo: tu Divinidad regresa allí de donde nunca salió, mientras se abre el cielo a tu humanidad. Concédenos que nuestro anhelo nos haga mirar allí donde nos precedió nuestro Redentor: que no nos quedemos pegados a lo terreno, cautivos del deleite, mientras tú, cabeza de nuestro cuerpo, reinas ya en el cielo.

Padre nuestro.
Libres del mal...

 

Breviarium Gothicum. f. 397.

Inicio página

Exeunte Vespera in Ascensione Domini / Vísperas de Salida en la Ascensión del Señor

Capitula

Christe, Dei virtus, et Dei sapientia, qui propter nos, et nostram salutem descendens e coelis, humani generis carne vestiri dignatus es, ut dignissima societate nos tua Deitate vestires, et quod mortale descendendo susceperas, immortalitati ascendendo donares; tribue nobis interventu solemnitatis hodiernae, qua te coelos ascendente et sequi cupimus et gaudemus, ut benignissimae dispensationis hujus munera cognoscentes, reddamus pietati tuae, quod solum possumus, vota laudum: expectantes secundi adventus tui aeternorum solatia gaudiorum, quo jubente dicimus:

Pater noster.
Liberati a malo...

Completuria

Cristo, fuerza y sabiduría de Dios, que al bajar del cielo por nosotros y por nuestra salvación, tuviste la dignación de vestirte con la carne de la naturaleza humana, para vestirnos a nosotros en gloriosísima sociedad con tu divinidad, y así lo que habías recibido como mortal, al descender, nos lo devolvieras inmortal al subir de nuevo a los cielos; concédenos, por esta solemnidad que hoy celebramos, en la que deseamos y nos gozamos de seguirte en tu ascensión, que, conociendo los dones de tu benignísima largueza, correspondamos a tu piedad con lo único que tenemos: nuestro deseo de alabarte, mientras esperamos el consuelo de los gozos eternos, que nos ha de traer tu segunda venida. Cumpliendo tu mandato, decimos:

Padre nuestro.
Libres del mal...

 

Breviarium Gothicum. f. 398.

Inicio página

IN DOMINICO
POST ASCENSIONEM DOMINI
.

EN EL DOMINGO
DESPUÉS DE LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR

Ad Vesperos / A Vísperas

Capitula

Domine Jesu Christe, qui ascendisti super coelos coelorum ad Orientem, Occasum devincens; quos in te suscepisti redimendos, in te perfice ad excelsa tollendos: ut ubi Caput praecessisti glorificatum, illuc totum corpus adtrahas honorandum: nec in Occiduum mundi relinquas, quos ad Orientem perpetuum versus triumphator exaltas.

Pater noster qui es in cælis.
R/. Amen.

Sanctificetur nomen tuum.
R/. Amen.

Adveniat Regnum tuum.
R/. Amen.

Fiat voluntas tua, sicut in cælo et in terra.
R/. Amen.

Panem nostrum cotidianum da nobis hodie.
R/. Amen.

Et dimitte nobis debita nostra,
sicut et nos dimittimus debitoribus nostris.
R/. Amen.

Et ne nos inducas in tentationem.
R/. Amen.

Sed libera nos a malo.
R/. Amen.

Liberati a malo, confirmati semper in bono tibi servire mereamur Deo, ac Domino nostro. Pone, Domine, finem peccatis nostris: da gaudium tribulatis: præbe redemptionem captivis: sanitatem infirmis: requiemque defunctis. Concede pacem et securitatem in omnibus diebus nostris: frange audaciam inimicorum nostrorum: exaudi, Deus, orationem servorum tuorum omnium fidelium christianorum in hoc die, et in omni tempore. Per Dominum nostrum Jesum Christum Filium tuum, qui tecum vivit et regnat in unitate Spiritus Sancti Deus per omnia semper sæcula sæculorum.
R/. Amen.

Completuria

Señor Jesucristo, que te elevas sobre los más altos cielos, al oriente, venciendo al ocaso; perfecciona en ti, para llevarlos a la gloria, a los que asumiste para redimirlos: de forma que atraigas a todo el cuerpo hasta allí dónde nos precediste como cabeza glorificada, para comunicarle tu gloria, y no dejes en este mundo caduco a los que guías, como triunfador, hacia el amanecer perpetuo.

Padre nuestro que estás en el cielo.
R/. Amén.

Santificado sea tu nombre.
R/. Amén.

Venga a nosotros tu reino.
R/. Amén.

Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
R/. Amén.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
R/. Amén.

Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
R/. Amén.

No nos dejes caer en la tentación.
R/. Amén.

Y líbranos del mal.
R/. Amén.

Libres del mal, confirmados siempre en el bien, podamos servirte, Dios y Señor nuestro. Pon término, Señor, a nuestros pecados, alegra a los afligidos, redime a los cautivos, sana a los enfermos y da el descanso a los difuntos. Concede paz y seguridad a nuestros días, quebranta la audacia de nuestros enemigos y escucha, oh Dios, las oraciones de tus siervos, de todos los fieles cristianos, en este día y en todo tiempo. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

 

Breviarium Gothicum. f. 399.

Inicio página

In Laudibus / En Laudes

Capitula

Domine, qui ascendisti in altum, captivam ducens captivitatem; nos a captivitate Diaboli, victoriae tuae erue triumphis: ut dona tua dum hominibus tribuis, ipsos homines donorum tuorum reddas ex toto participes.

Pater noster.
Liberati a malo...

Completuria

Señor que subiste al cielo, llevando contigo un cortejo de redimidos, líbranos del cautiverio del demonio por tu victoria triunfal: de forma que, al otorgar tus dones a los hombres, les hagas partícipes de todas tus gracias.

Padre nuestro.
Libres del mal...

 

Breviarium Gothicum. f. 400.

Inicio página

Exeunte Vespera / Vísperas de Salida

Capitula

Domine Jesu Christe, qui sublimius exaltasti thronum tuum in Hierusalem civitatem tuam, quae est utique Ecclesia, dum eam gloriose conquiris, et ab ea triumphaliter ad Patrem ascendis: dum in assumpto homine Assumptionis tuae gloriam manifestas: sint ergo in nobis, et vota tibi placita, et opera ipsa accepta; ut ex hoc tecum possideamus regnum in Gloria sempiterna.

Pater noster.
Liberati a malo...

Completuria

Señor Jesucristo que levantaste tu trono, tan alto, en Jerusalén, tu ciudad, que es, por cierto, tu Iglesia, cuando te diriges a ella con alegría, y de ella asciendes en triunfo al Padre, comunicando la gloria de tu Ascensión a la naturaleza humana que asumiste; que encuentres siempre en nosotros deseos que te agraden y realizaciones aceptables, para que desde este mundo pasemos contigo al reino de la gloria sempiterna:

Padre nuestro.
Libres del mal...

 

Breviarium Gothicum. f. 400.

SEMANA I - DOMINGOS II A VII Y ASCENSIÓN - LETANÍAS ANTES DE PENTECOSTÉS Y PENTECOSTÉS


1. Textos latinos: Breviarium Gothicum secundum Regulam Beatissimi Isidori (Madrid, 1775).
Traducción: Gómez-Chacón y Díaz Alejo, Balbino, Oficio Divino. Liturgia de las Horas según el Rito Hispano-Mozárabe. Tomo III: Pascua (obra inédita facilitada a La Ermita en febrero de 2016).
2. Se adopta la versión oficial actual del Missale Hispano-Mozarabicum.

 

Índice breviarioInicio página

ÍNDICE GENERAL DE "LA ERMITA"

© La Ermita - España MMXX