La Ermita. Rito hispano-mozárabe

 

EL OFICIO DIVINO O LITURGIA DE LAS HORAS

Breviario

 

CANTICI / CÁNTICOS
BREVIARIUM GOTHICUM
1

 
ÍNDICE
CANTICI DE SANCTIS / CÁNTICOS DE SANTOS
Cántico XL. Eclo 11,17; 26,1-3
Cántico XLI. Jue 5,2-5.8-11.13.19.20a.31
Cántico XLII. Is 61,6-9
CANTICI DE UNO IUSTO / CÁNTICOS DE UN JUSTO
Cántico XLIII. Jer 17,7-8.14-18
Cántico XLIV. Eclo 51,13-30
Cántico XLV. Is 42,1,4
Cántico XLVI. Lc 1,68-79
CANTICI DE VIRGINIBUS / CÁNTICOS DE VÍRGENES
Cántico XLVII. Eclo 39,13-16a
Cántico XLVIII. Is 61,10-62,7
Cántico XLIX. Sof 3,14-20
Cántico L. Zac 2,14-17

Inicio página

 

INCIPIUNT CANTICI
DE SANCTIS
COMIENZAN LOS CÁNTICOS
DE LOS SANTOS

 

XL.
CANTICUM IHESU FILII SIRACH.
Capitulo 26.

Datio Dei permanet iustis: et profectus illius succesus habebit in eternum.

Mulieris bone beatus vir: numerus annorum eorum duplex.

Mulier fortis oblectat virum suum: et annos vite illius in pace implevit.

Pars bona, mulier bona, in parte bona timentium Deum: dabitur viro pro factis bonis.

XL.
CÁNTICO DE JESÚS HIJO DE SIRA.
Eclo 11,17; 26,1-3

El don del Señor permanece con los piadosos, y su benevolencia los guiará siempre hacia el éxito.

Dichoso el marido de una mujer buena, el número de sus días se duplicará.

Mujer valerosa es la alegría de su marido, él vivirá en paz todos los años de su vida.

Una mujer buena es una herencia valiosa que toca en suerte a los que temen al Señor 2 .

Inicio página

XLI.
CANTICUM DE LIBRO JUDICUM.
Capitulo 5.

Aña. Diligentes te Domine: sicut sol in ortu suo resplendens ita rutilent.

Qui sponte obtulistis de Srahel animas vestras ad periculum: benedicite Dominum.

Audite reges, auribus percipite principes: ego sum ego sum que Domino canam, psallam Domino Deo Srahel.

Domine cum exires de Seyr et transires per regiones Edom: terra mota est celique ac nubes distillaberunt aquis.

Montes fluxerunt a facie Domini: et Sinay a facie Dei Srahel.

Nova bella elegit Dominus: et portas hostium ipse subvertit.
Clipeus et hasta si apparuerit in quadraginta millibus Srahel: cor meum diligit principes Srahel.

Qui propria volumtate obtulistis vos discrimini: benedicite Domino.

Qui ascenditis super nitentes asinos et sedetis in iudicio et ambulatis in via; loquimini ubi conlisi sunt currus: et hostium est suffocatus exercitus.

Ibi narrentur iustitie Domini: et clementie eius in fortes Srahel.
Tunc descendit populus Domini ad portas: et obtinuit principatum.

Salvate sunt reliquie populi: Dominus in fortibus dimicabit.

Venerunt reges et pugnaberunt, pugnaberunt reges Canaan in Tanay iuxta aquas Magedon: et tamen nicil tulerunt predantes, de celo dimicatum est contra eos.

Sic pereant inimici tui Domine: qui autem te diligunt sicut sol in ortu suo resplendens ita rutilent.

XLI.
CÁNTICO DEL LIBRO DE LOS JUECES 3.
Jue 5,2-5.8-11.13.19.20a.31

Ant. Sean tus amigos, Señor, como cuando el sol despunta en su fuerza.

Cuando se sueltan las cabelleras en Israel, cuando un pueblo se ofrece voluntariamente, ¡bendecid al Señor!

Escuchad, reyes; oíd, príncipes, que voy a cantar al Señor, a salmodiar al Señor, Dios de Israel.

Señor, cuando saliste de Seír, cuando avanzaste desde el campo de Edón, la tierra tembló, los cielos gotearon, las nubes destilaron agua.

Los montes retemblaron ante el Señor, el del Sinaí, ante el Señor, Dios de Israel.

Habían escogido dioses nuevos. Entonces la guerra estaba a las puertas, ni escudo ni lanza se veía entre cuarenta mil en Israel.

Mi corazón por los capitanes de Israel, por los voluntarios del pueblo: ¡Bendecid al Señor!

Los que cabalgáis en borricas blancas, los que os sentáis sobre albardas, y quienes vais de camino, cantad.

A la voz de los que reparten entre los abrevaderos, donde se celebran las gestas del Señor, las gestas de sus aldeanos en Israel. Entonces bajó a las puertas el pueblo del Señor.

Entonces el resto bajó hacia los nobles, el pueblo del Señor bajó por mí contra los poderosos.

Llegaron los reyes, lucharon. Lucharon, entonces, los reyes de Canaán, en Taanac, junto a las aguas de Meguido. Pero no obtuvieron un botín de plata.

Desde los cielos lucharon contra ellos.

¡Así perezcan, Señor, todos tus enemigos! ¡Sean sus amigos como cuando el sol despunta en su fuerza!.

Inicio página

XLII.
CANTICUM ESAYE PROPHETE.
Capitulo 61.

Aña. Letitia sempiterna erit electis meis dum dedero opera eorum in veritate.

Vos sancti Domini vocabimini: ministri Dei nostri dicetur vobis.
Fortitudinem gentium comedetis: et in gloria eorum supervietis.

Pro confusione vestra duplici et rubore laudabunt partem eorum: propter hoc in terram suam duplicia possidebunt.

Letitia sempiterna erit eis: quia ego Dominus diligens iudicium: et odio habens rapinam in olocaustum.

Et dabo opus eorum in veritate: et fedus perpetuum feriam eis.

Et scietur in gentibus semen eorum: et germen eorum in medio populorum.
Omnes qui viderint eos cognoscent illos: quia isti sunt semen cui benedixit Dominus.

XLII.
CÁNTICO DEL PROFETA ISAÍAS.
Is 61,6-9

 Ant. Gozarán de alegría perpetua mis elegidos, mientras caminen en la verdad.

Vosotros os llamaréis «Sacerdotes del Señor», dirán de vosotros: «Ministros de nuestro Dios». Comeréis la opulencia de los pueblos, y tomaréis posesión de sus riquezas.

A cambio de vuestra vergüenza y sonrojo, obtendrán una porción doble; poseerán el doble en su país, y gozarán de alegría perpetua.

Porque yo, el Señor, amo la justicia, detesto la rapiña y el crimen; les daré su salario fielmente y haré con ellos un pacto perpetuo.

Su estirpe será célebre entre las naciones, y sus vástagos entre los pueblos. Los que los vean reconocerán que son la estirpe que bendijo el Señor.

Inicio página

INCIPIUNT CANTICI
DE UNO JUSTO

 

COMIENZAN LOS CÁNTICOS
DE UN JUSTO

XLIII.
CANTICUM IHEREMIE PROPHETE.
Capitulo 17.

Benedictus vir qui confidit in Domino: et erit Dominus fiducia eius.

Et erit tamquam lignum quod plantatum est secus decursus aquarum: quod ad humorem mittit radices suas, et non timebit dum venerit estus.
Et erit folium eius viride: et in tempore siccitatis non erit solicitus nec aliquando desinit facere fructum.

Sana me Domine et sanabor, salbum me fac et salbus ero: quia laus mea et virtus mea tu es.

Ecce ipsi dicunt ad me: ubi est verbum Domini, veniat: et ego non sum turbatus te pastorem sequens: et diem hominis non concupibi tu scis.

Quod egressum est de labiis meis: rectum in conspectu tuo fuit.

Non sit mici formidinis: spes mea tu in die afflictionis mee.

Confundantur omnes qui me persecuntur et non confundar ego: pabeant illi et non pabeam ego.
Induc super eos diem afflictionis: et duplici contritione contere eos.

XLIII.
CÁNTICO DEL PROFETA JEREMÍAS.
Jer 17,7-8.14-18

Bendito quien confía en el Señor y pone en el Señor su confianza.

Será un árbol plantado junto al agua, que alarga a la corriente sus raíces; no teme la llegada del estío, su follaje siempre está verde; en año de sequía no se inquieta, ni dejará por eso de dar fruto.

Cúrame, Señor, y quedaré curado; ponme a salvo, y a salvo quedaré, pues a ti se dirige mi alabanza.

Ellos me dicen: «¿Dónde está la palabra del Señor? ¡Que se cumpla!» .

Pero yo no te he presionado para que tú envíes desgracias; tampoco he estado deseando la llegada de un día infausto. Tú sabes lo que dicen mis labios, pues antes estuvo en tu presencia.

No seas para mí causa de terror, tú, mi refugio en los días aciagos.

¡Que fracasen mis perseguidores, no sea yo quien fracase! ¡Que sientan ellos terror, no sea yo el aterrado! ¡Haz que les llegue el día aciago, quebrántalos con doble quebranto!

Inicio página

XLIV.
CANTICUM IHESU FILII SIRACH.
Capitulo 51.

Aña. Danti mici sapientiam dabo gloriam consiliatus sum enim ut facerem illam zelatus sum bonum ut non confundar.

Priusquam errarem quesibi sapientiam: palam in oratione mea.

Ante tempus postulabam pro illam [illa]: et usque in nobissimis inquiram eam.

Defloruit tanquam precox uba: letatum est cor meum in ea.

Ambulabit pes meus iter rectum: a iubentute mea investigabam illam.

Inclinabi modice aurem meam et excepi illam: multam inveni micimetipsi sapientiam, multum profeci in ea.

Danti mici sapientiam dabo gloriam, consiliatus sum enim ut facerem illam: zelatus sum bonum ut non confundar.

Conculcata [Fortè, conluctata] est anima mea in illam: et in faciendo eam confirmatus sum.

Manus mea extendi in altum: et insipientiam eius luxi.

Animam meam direxi ad illam: et in agnitione inveni eam.
Possedi cum ipsis cor ab initio: propter hoc non relinquar.

Venter meus conturbatus est querendo eam: propterea possidebo bonam possessionem.

Dedit enim mici Dominus linguam mercedem meam: et in ipsa landabo eum.

Adpropinquate ad me indocti: et congregate vos in domum discipline.

Quid adhuc retardatis: aut quid dicitis in his, anime vestre sitiunt veementer.

Aperui hos meum et locutus sum: comparate vobis sine argento sapientiam et collum vestrum subicite iugo.

Et suscipiet anima vestra disciplina: in proximo est enim invenire eam.

Videte oculis vestris quoniam modice laborabi: et inveni mici multam requiem.

Adsumite disciplinam in multo numero argenti: et copiosum aurum possidete in ea.

Letetur anima vestra in misericordia eius: et non confundemini in laude ipsius.

Operamini opus vestrum ante tempus: et dabit vobis mercedem vestram in tempore suo.

XLIV.
CÁNTICO DE JESÚS HIJO DE SIRA.
Eclo 51,13-30

Ant. Gracias a ella he progresado mucho, daré gloria a quien me ha dado la sabiduría. Pues he decidido ponerla en práctica, me he dedicado al bien y no quedaré defraudado.

Desde joven, antes de viajar por el mundo, busqué sinceramente la sabiduría en la oración.

A la puerta del templo la pedí, y la busqué hasta el último día.

Cuando floreció como racimo maduro, mi corazón se alegró. Entonces mi pie avanzó por el camino recto, desde mi juventud seguí sus huellas.

Incliné un poco mi oído y la recibí, y me encontré con una gran enseñanza.

Gracias a ella he progresado mucho, daré gloria a quien me ha dado la sabiduría.

Pues he decidido ponerla en práctica, me he dedicado al bien y no quedaré defraudado.

He luchado para obtenerla, he sido diligente en practicar la ley, he tendido mis manos hacia el cielo, lamentado lo que ignoraba de ella.

Hacia ella he orientado mi vida y en la pureza la he encontrado. Desde el principio me dediqué a ella, por eso no quedaré defraudado.

Mis entrañas se conmovieron al buscarla, por eso he hecho una buena adquisición.

En recompensa el Señor me dio una lengua, y con ella lo alabaré.

Acercaos a mí, los ignorantes, e instalaos en mi escuela de sabiduría.

¿Por qué os tenéis que privar por más tiempo, si estáis tan sedientos de ella?

He abierto la boca para decir: «Adquiridla sin dinero».

Someted vuestro cuello a su yugo y recibid instrucción: está ahí, a vuestro alcance.

Ved con vuestros ojos lo poco que he trabajado, y qué descanso tan grande he encontrado.

No escatiméis dinero para recibir instrucción, pues con ella adquiriréis gran cantidad de oro.

Alegraos por la misericordia del Señor, y no os avergoncéis de su alabanza.

Realizad vuestras obras antes del momento final y él os dará la recompensa a su tiempo.

Inicio página

XLV.
CANTICUM ESAYE PROPHETE.
Capitulo 42.

Ecce servus meus suscipiam eum: electus meus dicit Dominus: complacuit sibi in illo anima mea.
Dedi spiritum meum super eum: iudicium gentibus proferet.

Non clamabit neque accipiet personam: nec audietur foris vox eius.

Calamum quassatum non conteret: et linum fumigans non extinguet.
In veritate educet iudicium, non erit tristis neque turbulentus: donec ponat in terra iudicium, et legem eius insule expectabunt.

XLV.
CÁNTICO DEL PROFETA ISAÍAS.
Is 42,1,4

Mirad a mi Siervo, a quien sostengo; mi elegido, en quien me complazco. He puesto mi espíritu sobre él, manifestará la justicia a las naciones.

No gritará, no clamará, no voceará por las calles.

La caña cascada no la quebrará, la mecha vacilante no la apagará. Manifestará la justicia con verdad.

No vacilará ni se quebrará, hasta implantar la justicia en el país. En su ley esperan las islas.

Inicio página

XLVI.
CANTICUM ZACHARIE PROPHETE.
LUCE Capitulo 1.

Aña. Tu puer propheta Altissimi vocaberis preibis enim ante faciem Domini parare vias eius ad dandam scientiam salutis plebi eius.

Benedictus Dominus Deus Srahel: quia visitabit et fecit redentionem plevi sue.
Et erexit cornu salutis nobis: in domo David pueri sui.
Sicut locutus est per hos sanctorum profetarum suorum: qui a seculo sunt.

Salutem de inimicis nostris: et de manu omnium qui oderunt nos.
Ad faciendam misericordiam cum patribus nostris, et memorari testamenti sancti sui: iusiurandum quod iurabit ad Abraham patrem nostrum daturum se nobis, ut sine timore de manu inimicorum nostrorum liberati, serviamus illi in sanctitate et iustitia coram ipso omnibus diebus nostris.

Et tu puer propheta Altissimi vocaberis: preibis enim ante faciem Domini preparare vias eius.

Ad dandam scientiam salutis plebi eius: in remissione peccatorum.
Per viscera misericordie Dei nostri: in quibus visitabit nos horiens ex alto.
Inluminare eis qui in tenebris et in umbra mortis sedent: ad dirigendos pedes nostros in vianpacis.

XLVI.
CÁNTICO DEL PROFETA ZACARÍAS.
Lc 1,68-79

Ant. Y a ti, niño, te llamarán profeta del Altísimo, porque irás delante del Señor a preparar sus caminos, anunciando a su pueblo la salvación.

«Bendito sea el Señor, Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su pueblo, suscitándonos una fuerza de salvación en la casa de David, su siervo, según lo había predicho desde antiguo por boca de sus santos profetas.

Es la salvación que nos libra de nuestros enemigos y de la mano de todos los que nos odian; realizando la misericordia que tuvo con nuestros padres, recordando su santa alianza y el juramento que juró a nuestro padre Abrahán para concedernos que, libres de temor, arrancados de la mano de los enemigos, le sirvamos con santidad y justicia, en su presencia, todos nuestros días.

Y a ti, niño, te llamarán profeta del Altísimo, porque irás delante del Señor a preparar sus caminos, anunciando a su pueblo la salvación por el perdón de sus pecados.

Por la entrañable misericordia de nuestro Dios, nos visitará el sol que nace de lo alto, para iluminar a los que viven en tinieblas y en sombra de muerte, para guiar nuestros pasos por el camino de la paz».

Inicio página

INCIPIUNT CANTICI
DE VIRGINIBUS

 

COMIENZAN LOS CÁNTICOS
DE VÍRGENES

XLVII.
CANTICUM IHESU FILII SIRACH.
Capitulo 39.

Aña. In canticis labiorum vestrorum dicite Domino: universa opera tua bona valde.

Audite me divini fructus: et quasi rosa plantata super rivos aquarum fruticate.

Quasi Libanus: odorem suabitatis habete.
Florete flores quasi lilium date odorem frondete in gratiam et conlaudate canticum: et benedicite Dominum in operibus suis.

Date nomini eius magnificentiam: et confitemini illi in voce labiorum vestrorum: in canticis labiorum et citharis: et sic dicetis in confessione: opera Domini universa bona valde.

XLVII.
CÁNTICO DE JESÚS HIJO DE SIRA.
Eclo 39,13-16a

Ant. Proclamad con vuestros cánticos: ¡Qué hermosas son las obras del Señor!.

Escuchadme, hijos piadosos, y creced como rosal plantado junto a corrientes de agua.

Como incienso derramad buen olor, floreced como el lirio, exhalad perfume, entonad un cantar, bendecid al Señor por todas sus obras.

Reconoced la grandeza de su nombre, dadle gracias, proclamad su alabanza con vuestros cánticos y con las cítaras, alabadlo con estas palabras: ¡Qué hermosas son las obras del Señor!

Inicio página

XLVIII.
CANTICUM ESAYE PROPHETE.
Capitulo 61 et 62.

Gaudens gaudebo in Domino: et exultabit anima mea in Deo meo.
Quia induit me vestimentum salutis: et indumento iustitie circumdedit me.
Quasi sponsum decoratum corona: et quasi sponsam ornatam munilibus suis.

Sicut enim terra profert germen suum; et sicut hortus semen suum germinat: sic Dominus Deus germinabit iustitiam et laudem coram universis gentibus.

Propter Syon non tacebo, et propter Iherusalem non quiescam donec egrediatur ut splendor iustus eius: et salvator eius ut lampas accendatur.

Et videbunt gentes iustum tuum: et cuncti reges terre inclitum tuum.
Et vocabitur tibi nomen novum: quod hos Domini nominabit.

Et eris corona glorie in manu Domini: et diadema regni in manu Dei tui.

Non vocaberis ultra Derelicta: et terra tua non vocabitur amplius Desolata.
Set vocaberis Voluntas mea in ea: et terra tua inhabitabitur.
Quia complacuit Domino in te: et terra tua inhabitabitur.

Habitabit enim iuvenis cum virgine: et habitabunt in te filii tui.
Et gaudebit sponsus super sponsam suam: et gaudebit super te Dominus Deus tuus.

Super muros tuos Iherusalem constitui custodes: tota die et tota nocte in perpetuum non tacebunt.
Qui reminiscimini Dominum ne taceatis et ne detis silentium ei donec stabiliat: et donec ponat Iherusalem laudem in terra.

XLVIII.
CÁNTICO DEL PROFETA ISAÍAS.
Is 61,10-62,7

Desbordo de gozo en el Señor, y me alegro con mi Dios: porque me ha puesto un traje de salvación, y me ha envuelto con un manto de justicia, como novio que se pone la corona, o novia que se adorna con sus joyas.

Como el suelo echa sus brotes, como un jardín hace brotar sus semillas, así el Señor hará brotar la justicia y los himnos ante todos los pueblos.

Por amor a Sión no callaré, por amor de Jerusalén no descansaré, hasta que rompa la aurora de su justicia, y su salvación llamee como antorcha.

Los pueblos verán tu justicia, y los reyes tu gloria; te pondrán un nombre nuevo, pronunciado por la boca del Señor.

Serás corona fúlgida en la mano del Señor y diadema real en la palma de tu Dios.

Ya no te llamarán «Abandonada», ni a tu tierra «Devastada»; a ti te llamarán «Mi predilecta», y a tu tierra «Desposada», porque el Señor te prefiere a ti, y tu tierra tendrá un esposo.

Como un joven se desposa con una doncella, así te desposan tus constructores. Como se regocija el marido con su esposa, se regocija tu Dios contigo.

Sobre tus murallas, Jerusalén, he puesto centinelas: no callarán ni de día ni de noche. Los que se lo recordáis al Señor no os concedáis descanso, 7 no le concedáis descanso hasta que establezca Jerusalén y hasta que haga de ella la admiración de la tierra.

Inicio página

XLIX.
CANTICUM SOFFONIE PROPHETE.
Capitulo 3.

Lauda filia Syon, iubila Srahel: letare et exulta in omni corde filia Hierusalem.
Abstulit Dominus iudicium tuum: avertit inimicos tuos rex Srahel.

Dominus in medio tui: non timebis malum ultra. In die illa dicetur Iherusalem noli timere: Syon non dissolbantur manus tue.

Dominus Deus tuus in medio tui fortis: ipse salvabit te.
Gaudebit super te in letitia, silebit in dilectione tua: et exultabit super te in laude.
Nugas qui a lege recesserunt, congregabo qui ex te erant: ut non ultra habeas super eos obprobrium.

Ecce ego interficiam omnes qui afflixerunt te in tempore illo: et salvabo claudicantem et eam [ea] que eiecta fuerant congregabo.
Et ponam eos in laudem et in nomen: in omni terra confusionis eorum.

In tempore illo quo adducam vos: et in tempore quo congregabo vos.
Dabo enim vos in nomen et in laudem omnibus populis terre: quum convertero captivitatem vestram coram oculis vestris, dicit Dominus Deus.

XLIX.
CÁNTICO DEL PROFETA SOFONÍAS.
Sof 3,14-20

Alégrate hija de Sión, grita de gozo Israel , regocíjate y disfruta con todo tu ser, hija de Jerusalén.

El Señor ha revocado tu sentencia, ha expulsado a tu enemigo. El rey de Israel, el Señor, está en medio de ti, no temas mal alguno.

Aquel día se dirá a Jerusalén: «¡No temas! ¡Sión, no desfallezcas!».

El Señor tu Dios está en medio de ti, valiente y salvador; se alegra y goza contigo, te renueva con su amor; exulta y se alegra contigo 18 como en día de fiesta. Acabé con tu mal, con el peso de tu oprobio.

En aquel tiempo me ocuparé de todos tus opresores; salvaré a los tullidos, reuniré a los dispersos, les daré alabanza y renombre a cambio de la vergüenza que pasaron.

Cuando os haga volver, cuando os reúna, os daré renombre y alabanza entre todas las naciones de la tierra, cuando cambie vuestro destino, ante vuestros ojos, dice el Señor.

Inicio página

L.
CANTICUM ZACCARIE PROPHETE.
Capitulo 2.

Lauda et letare filia Syon: quia ecce ego veniam et habitabo in medio tui dicit Dominus.

Et applicabuntur gentes multe ad Dominum in die illa, et erunt mici in populum et habitabo in medio tui: et scies quia Dominus exercituum misit me ad te.

Et possidebit Dominus Judam partem suam in terra sanctificata: et eliget adhuc Iherusalem.

Sileat omnis caro a facie Domini: quia consurrexit de habitaculo sancto suo.

L.
CÁNTICO DEL PROFETA ZACARÍAS.
Zac 2,14-17

Alégrate y goza, Sión, pues voy a habitar en medio de ti -oráculo del Señor-.

Aquel día se asociarán al Señor pueblos sin número; ellos serán mi pueblo, y habitaré en medio de ti. Entonces reconocerás que el Señor del universo me ha enviado a ti.

Judá será la herencia del Señor, su lote en la tierra santa, y volverá a elegir a Jerusalén.

¡Silencio todo el mundo ante el Señor que se levanta de su morada santa!


1. Breviarium Gothicum, ff. LXXIX-LXXXII (entre corchetes, corrección de erratas incluida en el propio Breviarium).
Traducción:
Sagrada Biblia, versión oficial de la Conferencia Episcopal Española. BAC, Madrid 2011.

2. Literalmente: "[...] que se dará al varón por sus buenas obras".

3.  Ver Breviarium Gothicum, ff. CLXIII-CLXIV.

 

Índice Oficio DivinoÍndice cánticosInicio página

ÍNDICE GENERAL DE "LA ERMITA"

© La Ermita - España MMXVIII