La Ermita. Rito hispano-mozárabe

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios de la Misa del sábado antes de Pentecostés para el Adviento del Espíritu Santo Paráclito (Año II)

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA

Prophetia / Profecía
Annus secundus / Año II Is 61,1-5
Léctio libri Isaíæ prophétæ.
R/.
Deo grátias.
Lectura del libro del profeta Isaías.
R/. Demos gracias a Dios.

In illis diébus: Locútus est Isaías dicens:

Spíritus Dómini Dei super me,
eo quod únxerit Dóminus me;
ad annuntiándum læta mansuétis misit me,
ut medérer contrítis corde
et prædicárem captívis liberatiónem
et clausis apertiónem;
ut prædicárem annum placábilem Dómino
et diem ultiónis Deo nostro;
ut consolárer omnes lugéntes,
ut pónerem lugéntibus Sion
et darem eis corónam pro cínere,
óleum gáudii pro luctu,
pállium laudis pro spíritu mæróris.
Et vocabúntur Terebínthi iustítiæ,
plantátio Dómini ad glorificándum.
Et ædificábunt desérta a sæculo
et ruínas antíquas érigent
et instaurábunt civitátes desértas,
dissipátas in generatióne et generatióne.
Et stabunt aliéni et pascent pécora vestra,
et fílii peregrinórum agrícolæ et vinitóres vestri erunt.

R/. Amen.

En aquellos días: Habló Isaías diciendo:

El espíritu del Señor Dios está en mí,
porque el Señor me ha ungido.
Me ha enviado a llevar
la buena nueva a los pobres,
a curar los corazones oprimidos,
a anunciar la libertad a los cautivos,
la liberación a los presos;
a proclamar un año de gracia del Señor,
un día de venganza para nuestro Dios.
A consolar a todos los afligidos,
a dar a todos los afligidos de Sión
una diadema en lugar de ceniza,
perfume de alegría
en lugar del vestido de luto,
alabanza en lugar de espíritu abatido.
Se les llamará encinas de justicia,
plantación del Señor para su gloria.
Ellos reconstruirán las viejas ruinas,
levantarán de nuevo los edificios caídos del pasado,
restaurarán las ciudades demolidas,
las ruinas de pasadas edades.
Extranjeros vendrán a apacentar vuestros rebaños,
extraños serán vuestros labradores y vendimiadores.

R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación
Annus secundus / Año II Sal 103,4.30-31
Emítte Spíritum tuum, Deus, et creabúntur, et renovábis fáciem terræ.
Sit glória Dómini in sæculum sæculi.
Envías tu Espíritu, Señor, y son creados, y renuevas la faz de
La gloria del Señor es eterna.
V/. Qui fecit ángelos suos spíritus, et minístros suos ignem uréntem.
R/. In sæculum sæculi.
V/. Tomas por mensajeros a los vientos, a las llamas del fuego por ministros.
R/. Es eterna.

Inicio página

Apostolus / Apóstol
Annus secundus / Año II 1Cor 12,1-13
Epístola Pauli apóstoli ad Corínthios prima.
R/. Deo grátias.
Primera carta del apóstol Pablo a los corintios.
R/. Demos gracias a Dios.

Fratres:

De spiritálibus autem, fratres, nolo vos ignoráre. Scitis quóniam, cum gentes essétis, ad simulácra muta, prout ducebámini, eúntes. Ídeo notum vobis fácio quod nemo in Spíritu Dei loquens dicit: «Anáthema Iesus»; et nemo potest dícere: «Dóminus Iesus», nisi in Spíritu Sancto.

Divisiónes vero gratiárum sunt, idem autem Spíritus; et divisiónes ministratiónum sunt, idem autem Dóminus; et divisiónes operatiónum sunt, idem vero Deus, qui operátur ómnia in ómnibus. Unicuíque autem datur manifestátio Spíritus ad utilitátem. Álii quidem per Spíritum datur sermo sapiéntiæ, álii autem sermo sciéntiæ secúndum eúndem Spíritum, álteri fides in eódem Spíritu, álii donatiónes sanitátum in uno Spíritu, álii operatiónes virtútum, álii prophetátio, álii discrétio spírituum, álii génera linguárum, álii interpretátio linguárum; hæc autem ómnia operátur unus et idem Spíritus, dívidens síngulis prout vult.

Sicut enim corpus unum est et membra habet multa, ómnia autem membra córporis, cum sint multa, unum corpus sunt, ita et Christus; étenim in uno Spíritu omnes nos in unum corpus baptízati sumus, sive Iudæi sive Græci sive servi sive líberi, et omnes unum Spíritum potáti sumus.

R/. Amen.

Hermanos:

No quiero que ignoréis lo tocante a los dones espirituales. Sabéis bien que cuando erais paganos os dejabais arrastrar irresistiblemente por los ídolos mudos. Por eso os manifiesto que nadie, movido por el Espíritu de Dios, puede decir: «Maldito sea Jesús»; y nadie puede decir: «Jesús es el Señor», si no es movido por el Espíritu.

Hay diversidad de dones espirituales, pero el Espíritu es el mismo; diversidad de funciones, pero el mismo Señor; diversidad de actividades, pero el mismo Dios, que lo hace todo en todos. A cada cual se le da la manifestación del Espíritu para el bien común. Así, el Espíritu a uno le concede hablar con sabiduría; a otro, por el mismo Espíritu, hablar con conocimiento profundo; el mismo Espíritu a uno le concede el don de la fe; a otro el poder de curar a los enfermos; a otro el don de hacer milagros; a otro el decir profecías; a otro el saber distinguir entre los espíritus falsos y el Espíritu verdadero; a otro hablar lenguas extrañas, y a otros saber interpretarlas. Todo esto lo lleva a cabo el único y mismo Espíritu, repartiendo a cada uno sus dones como quiere.

Del mismo modo que el cuerpo es uno, aunque tiene muchos miembros, y todos los miembros del cuerpo, con ser muchos, forman un cuerpo, así también Cristo. Porque todos nosotros, judíos y griegos, esclavos y libres, fuimos bautizados en un solo Espíritu, para formar un solo cuerpo. Y todos hemos bebido del mismo Espíritu.

R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio
Annus secundus / Año II Jn 14,23-31
Léctio sancti Evangélii secúndum Ioánnem.
R/. Glória tibi, Dómine.
Lectura del santo Evangelio según san Juan.
R/. Gloria a ti, Señor.
In illo témpore:

Locútus est Dóminus Iesus discípulis suis dicens: «Si quis díligit me, sermónem meum servábit, et Pater meus díliget eum, et ad eum veniémus et mansiónem apud eum faciémus; qui non díligit me, sermónes meos non servat. Et sermo, quem audítis, non est meus, sed eius qui misit me, Patris.

Hæc locútus sum vobis apud vos manens. Paráclitus autem, Spíritus Sanctus, quem mittet Pater in nómine meo, ille vos docébit ómnia et súggeret vobis ómnia, quæ dixi vobis.

Pacem relínquo vobis, pacem meam do vobis; non quómodo mundus dat, ego do vobis. Non turbétur cor vestrum neque formídet. Audístis quia ego dixi vobis: Vado et vénio ad vos. Si diligerétis me, gauderétis quia vado ad Patrem, quia Pater maior me est. Et nunc dixi vobis, priúsquam fiat, ut, cum factum fúerit, credátis. Iam non multa loquar vobíscum, venit enim princeps mundi et in me non habet quidquam; sed, ut cognóscat mundus quia díligo Patrem, et sicut mandátum dedit mihi Pater, sic fácio. Súrgite, eámus hinc».

R/. Amen.

En aquel tiempo:

Habló el Señor Jesús a sus discípulos diciendo: «El que me ama guardará mi doctrina, mi Padre lo amará y mi Padre y yo vendremos a él y viviremos en él. El que no me ama no guarda mi doctrina; y la doctrina que escucháis no es mía, sino del Padre que me ha enviado.

Os he dicho estas cosas estando con vosotros; pero el defensor, el Espíritu Santo, el que el Padre enviará en mi nombre, él os lo enseñará todo y os recordará todo lo que os he dicho.

La paz os dejo, mi paz os doy; no como el mundo la da, os la doy yo. No estéis angustiados ni tengáis miedo. Ya sabéis lo que os he dicho: Me voy, pero volveré a estar con vosotros. Si me amáis, os alegraréis de que me vaya al Padre, porque el Padre es mayor que yo. Os lo he dicho ahora, antes que suceda, para que cuando suceda creáis. No hablaré ya muchas cosas con vosotros, porque el príncipe de este mundo está para llegar. No tiene poder sobre mí; pero debe ser así para que el mundo conozca que yo amo al Padre y que hago lo que el Padre me ha ordenado. Levantaos, vámonos de aquí».

R/. Amén.

Inicio página

Laudes
Annus secundus / Año II Sal 50,14
Allelúia. Aleluya.
V/. Da nobis, Dómine, lætítiam salutáris tui, Spíritu principáli confírma nos.
R/. Allelúia.
V/. Danos, Señor, la alegría de tu salvación y que el espíritu generoso nos mantenga firmes.
R/. Aleluya.

Inicio página

Sacrificium / Canto del Ofertorio Sal 95,8.7.1-2 (2)
Tóllite hóstias et introíte in átria Dómini, allelúia, allelúia. Presentad vuestra ofrenda y entrad en los atrios del Señor, aleluya, aleluya.
V/. Cantáte Dómino cánticum novum, cantáte Dómino omnis terra.
Cantáte et benedícite nómini eius, de die in diem salutáre eius.
R/. Et introíte in átria Dómini, allelúia, allelúia.
V/. Cantad al Señor un cántico nuevo, cantad al Señor toda la tierra.
Cantad al Señor, bendecid su nombre, proclamad día tras día su salvación.
R/. Y entrad en los atrios del Señor, aleluya, aleluya.

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal

Semper quidem, dilectíssimi fratres, crebræ oratiónes esse debent, unanímitas, cáritas, et simplex fratérnæ dilectiónis afféctio.
Sed nunc præcípue omnis de nostris exhauriénda pectóribus est odiórum amaritúdo, cum Sancti Spíritus exspectátur infúsio, et adveniénti Dómino nitens est paránda posséssio.

Quia et patres doctorésque nostri, in quorum corda vel víscera omnípotens Deus hoc donum promíssæ remuneratiónis infúndit, ut reminiscerémur diem magnum unanimitáte connéxi, dum exspéctam Sancti Spíritus visitatiónem, qui Deo obtúlerant caritátem.
R/.
Amen.

Queridos hermanos, en verdad siempre han de ser intensas las plegarias, la unanimidad, la caridad y el puro afecto del amor fraterno.
Pero sobre todo ahora, la amargura de los odios ha de ser extirpada de nuestros corazones, en este momento en que esperamos la venida del Espíritu Santo y hemos de preparar una luminosa morada al Señor que viene.

Porque nuestros padres y doctores, en cuyos corazones Dios  todopoderoso infundió este don de la recompensa prometida, para que recordásemos este gran día unidos en armonía, mientras esperaban la visita del Espíritu Santo, ofrecían a Dios su caridad..
R/. Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos
Imple nos, Deus, Spíritu Sancto, in quo signáti sumus, et a quo tángimur ut salvémur; ut hódie nos idem Spíritus prævéniens in miseratióne a delíctis emúndet, et cras in múneris collatióne gloríficet.

Hódie máculas ábluat, et cras dona distríbuat.
Hódie linguam nostram in voce confessiónis apériat, et cras eándem fáciat prædicáre magnália tua.
Quo iam hódie per ipsum tacti, ita eluámur a crímine, ut cras dignánter in nostris iúbeat córdibus introíre.

R/.
Amen.

Oh, Señor, llénanos de tu santo Espíritu en el que fuimos sellados y por el que somos tocados para ser salvos, de manera que, viniendo hoy a nosotros el mismo Espíritu, nos limpie piadosa y previamente del pecado, y mañana nos enriquezca con la entrega de sus dones.

Hoy lave las manchas y mañana distribuya las gracias.
Hoy abra nuestros labios con palabras de confesión y mañana haga que anuncien tus maravillas.
A fin de que ya hoy, tocados por él, nos veamos tan libres de todo delito, que mañana desee él entrar con toda dignidad en nuestros corazones.
R/. Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspécti sanctórum Apostolórum et Mártyrum, Confessórum atque Vírginum nómina recitántur.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos
Emítte, Dómine, Spíritum adoptiónis, in quo clamémus tibi, «Abba, Pater»; ut confiteámur, quóniam tu es Unigéniti tui verus Pater, et cognoscámus quia nullus ei símilis inter fílios Dei.
Quem non tibi adóptio, sed generátio consubstantiálem, neque grátia símilem, sed natúra signat æquálem.

Per huius enim fídei inviolábile mystérium, ut cum nostris qui iam a sæculo præcessérunt, qui étiam ipsíus Spíritus tui Sancti dono renáti sunt, quorúmque ante altáre tuum mentiónem cum tremóre fácimus, simul óbviam in secúndi advéntus Dómini nostri claritáte felíciter occurrámus.
R/. Amen.

Oh Señor, envía el Espíritu de adopción por el que clamamos a ti «Abba, Padre»; para que confesemos que tú eres Padre verdadero de tu Unigénito y sepamos que ninguno hay semejante a él entre los hijos de Dios.
Al cual no la adopción sino la generación hace consustancial contigo, siendo no semejante por gracia, sino igual por naturaleza.

Pues, mediante el misterio admirable de esta fe guardamos inmutable la garantía de nuestra esperanza. Por ello te rogamos que, con los nuestros que ya partieron de este mundo, que también habían renacido con el don de tu mismo Espíritu Santo, y a los que recordamos temblorosos ante tu altar, salgamos junto con ellos felizmente en la luz al encuentro de la segunda venida de nuestro Señor.
R/. Amén.

Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos, por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz
Offeréntium, ætérne Deus, suscéptans oblatiónes, éffice nos spíritu fervéntes et caritáte locuplétes, quo unitátem Spíritus servántes in vínculo pacis, illíus dono iam impleámur in terris, cuius infusiónem adveníre nobis exspectámus e cælis.
R/. Amen.
Oh Dios, acogiendo la oblación de los oferentes, haznos fervorosos de espíritu y ricos en caridad, para que, manteniendo la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz, estemos ya en la tierra llenos con los dones de aquél, cuya efusión esperamos nos llegue del cielo.
R/. Amén.
Quia tu es vera pax nostra et cáritas indisrúpta, vivis tecum et regnas cum Spíritu Sancto, unus Deus, in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres nuestra paz verdadera, caridad indivisible; tú que vives contigo mismo y reinas con tu Hijo y el Espíritu Santo un solo Dios, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

  Inicio página

Illatio / Acción de gracias
Dignum et iustum est, ut te Deum et cæléstia et terréna colláudent.
Qui nos Spíritu tuo doces terréna respúere, cæléstia sectári, carnem coercéri ieiúniis insoléntem, corda propurgári contínua lamentatióne; non attólli in prósperis, non déici in advérsis; veritátis speráre promíssum, Spíritus præstoláre solátium, Parácliti sustinére advéntum.

Ex hoc, Dómine, tuórum promissórum nos gáudiis præparántes, rogámus, ut descéndat super nos grátiæ tuæ virtus, et benedíctio Sancti Spíritus.

Quo innováti atque mundáti, eum tecum et cum Patre æquáli deitáte regnántem laudémus, magnificémus, atque ita dicámus:

Es digno y justo que te alaben las criaturas del cielo y de la tierra a ti, Dios: que nos enseñas por tu Espíritu a rehuir lo terreno, a buscar lo celestial, a doblegar la carne rebelde con ayunos, a purificar el corazón con llanto continuo, a no ufanarnos en la prosperidad, ni abatirnos en la adversidad; a esperar la promesa de la verdad, aguardar el consuelo del Espíritu y hacer honor a la llegada del Paráclito.

Por eso, Señor, preparándonos con el gozo de tu promesa, rogamos que descienda sobre nosotros la fuerza de tu gracia y la bendición del santo Espíritu.

Para que, renovados y purificados, le alabemos a él, que reina contigo y el Padre en una misma divinidad, le ensalcemos y digamos así:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus
Vere Sanctus et vere benedíctus es, Dómine Iesu Christe; qui datúrum te nobis illum Spíritum promisísti in múnere, quem tibi cum Patre nóvimus coæquálem exsístere.

Quia tu es Dóminus ac redémptor ætérnus.

Santo y bendito eres en verdad, Señor Jesucristo, que prometiste darnos el don de aquel Espíritu a quien confesamos igual en la esencia al Padre y a ti.

Porque tú eres Señor y redentor eterno.

Inicio página

Post Pridie / Invocación
Spíritus Sancte, qui a Patre et Fílio procédis, his propítius illábere holocáustis: quo qui a Patre es repromíssus, sanctificatiónem humánis córdibus exhíbeas præsentátus, repleásque sponsiónis mercéde, quos te promíssum ínspicis exspectáre.
R/.
Amen.
Espíritu Santo, que procedes del Padre y del Hijo, desciende sobre este sacrificio; para que tú, que fuiste prometido por el Padre, haciéndote presente muestres la santidad a los corazones humanos y llenes con la recompensa garantizada a cuantos ves que te esperan a ti, prometido a ellos.
R/. Amén.
Te præstánte, sancte Dómine, quia tu hæc ómnia nobis indígnis servis tuis valde bona creas, sanctíficas, vivíficas ac præstas nobis, ut sint benedícta a te, Deo nostro, in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Concédelo, Señor santo, pues creas todas estas cosas para nosotros, indignos siervos tuyos, y las haces tan buenas, las santificas, las llenas de vida, las bendices y nos las das, así bendecidas por ti, Dios nuestro por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro
Descéndat, Dómine, ad nos Spíritus Sanctus, per quem et mundáta péctora nostra cum eo ipse possídeas, et institútam a te oratiónem suscípias.
Ut ita non per nos, sed per illum nostra accípias postuláta, sicut per illum, non per nos, nostra deles facínora.
Quo eo qui tecum et cum Patre regnat æquális interpellánte pro nobis, per eum ad te proclamémus e terris:
Descienda, Señor, a nosotros el Espíritu por el que tú mismo poseas nuestras almas con él purificadas y acojas la oración por ti instituida.
De modo que no por nosotros, sino por él, recibas nuestras peticiones, igual que por él, no por nosotros, borras nuestras iniquidades. Para que, intercediendo por nosotros el que contigo y el Padre reina en igualdad clamemos a ti por medio de él en la tierra:

Inicio página

Benedictio / Bendición
Exspectántes se Spíritus Sanctus effíciat immaculátos a sórdibus.
R/. Amen.
El Espíritu Santo purifique de sus pecados a quienes esperan su venida.
R/. Amén.
Répleat múnere, quos se ínspicit sustinére.
R/. Amen.
Que llene con sus dones a quienes sabe que lo aguardan.
R/. Amén.
Ut cum venérit impleámur sanctitáte eius, cuius advéntum amabíliter exspectámus.
R/. Amen.
Para que cuando venga llene con su santidad a quienes esperamos con ansia su llegada.
R/. Amén.
Per grátiam pietátis suæ, qui in Trinitáte, unus Deus, vivit et regnat in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por gracia de su bondad, que en la Trinidad, un solo Dios, vive y reina por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Cantus ad Accedentes / Canto de Comunión
(Sicut in Hilaria Paschæ / Como en la Alegría de la Pascua)
Mt 28,2-10
Gaudéte pópuli et lætámini.
Ángelus sedit super lápidem Dómini, ipse vobis evangelizávit.
Christus surréxit a mórtuis Salvátor mundi et replévit ómnia suavitáte.
Gaudéte pópuli et lætámini.

V/. Et accédens revólvit lápidem et sedébat super eum: erat autem aspéctus eius sicut fulgur et vestiménta eius sicut nix.
R/. Christus surréxit a mórtuis et replévit ómnia suavitáte.

V/. Nólite timére vos, scio enim Iesum qui crucifíxus est quæritis non est hic, surréxit enim sicut dixit.
R/. Christus surréxit a mórtuis et replévit ómnia suavitáte.

Alegraos, pueblos, saltad de gozo.
Un ángel del Señor se sentó encima de la piedra y trajo la buena nueva.
Ha resucitado de entre los muertos Cristo el Salvador del mundo y su olor ha inundado la tierra.
Alegraos, pueblos, saltad de gozo.

V/. Y acercándose corrió la piedra y se sentó encima: su aspecto era de relámpago y su vestido blanco como la nieve.
R/. Cristo ha resucitado de entre los muertos y su olor ha inundado la tierra.

V/. Vosotros no temáis, ya sé que buscáis a Jesús el crucificado: No está aquí. Ha resucitado, como había dicho.
R/. Cristo ha resucitado de entre los muertos y su olor ha inundado la tierra.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva
Explétis, Dómine, in hac sancta sollemnitáte nostræ servitútis offíciis, grátias tibi laudésque deférimus dono tuæ miseratiónis adiúti.
Precántes te, Deus, ut a peccátis nos ábluas et in tuis semper láudibus exsultáre concédas.

R/. Amen.
Acabados, Señor, en esta sagrada solemnidad, los oficios de nuestra servidumbre, te damos gracias y te alabamos, fortalecidos con los dones de tu misericordia.
Te suplicamos, Dios, que nos purifiques de nuestros pecados y nos concedas alegrarnos siempre en tus alabanzas.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et ómnia regis per ómnia semper sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se exponen (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum I (pp. 541-545) y del Liber Commicus I (pp. 391-393). Las lecturas y cantos bíblicos en español están tomados de La Santa Biblia, edición San Pablo y la oración completuria del Oferencio. Traducción de alia, post nomina, ad pacem,  illatio, post pridie y ad orationem Dominicam por Jaime Colomina Torner en La Fe de nuestros padres. Temas de fe y vida cristiana en la misa hispanomozárabe, Instituto de Estudios Visigótico Mozárabes, Toledo 2000, pp. 90, 92-93. Resto de oraciones de: Ivorra, Adolfo (ed.), Misal Hispano-Mozárabe, Centre de Pastoral Litúrgica, Barcelona 2015, pp. 396-399.
(Se recuerda que hasta la fecha no existe misal oficial en español)
.

2. Según la Neovulgata: Sal 95,8.1-2. Para el mismo sacrificium, el Misal indica en el Domingo VII de Pascua (Año I): Sal 95,1.2.8.

 

 

Índice LiturgiaInicio página

© La Ermita. España MMX-MMXV