La Ermita. Rito hispano-mozárabe

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios de la Misa de los santos Servando y Germán, mártires

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe


 

Prælegendum / Canto de entrada Sal 106,7: 115,16
Dedúxit eos Dóminus in viam rectam, allelúia, ut irent in civitátem habitatiónis, allelúia, allelúia. El Señor los guió por un camino derecho, para que llegaran a una ciudad habitada, aleluya, aleluya.
V/. Benedícti vos a Dómino qui fecit cælum et terram.
R/. Ut irent in civitátem habitatiónis, allelúia, allelúia.
V/. Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto in sæcula sæculórum. Amen.
R/. Ut irent in civitátem habitatiónis, allelúia, allelúia.
V/. Benditos seáis del Señor, que hizo el cielo y la tierra.
R/. Para que llegaran a una ciudad habitada, aleluya, aleluya.
V/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
R/. Para que llegaran a una ciudad habitada, aleluya, aleluya.

Inicio página

Oratio post Gloriam / Oración después del Gloria
Deus, qui es in sanctórum mártyrum tuórum Servándi et Germáni infirmitáte mirábilis, impénde misericórdiam tuam fámulis tuis; et quia humílitas serviéntium tibi semper est tentatiónum obiécta certámini, eórum méritis præmuníti, orámus, ut nobis infírmis indulgéntiam largiáris.
R/. Amen.

Dios, que eres admirable en la debilidad de tus santos mártires Servando y Germán, muestra tu misericordia sobre los que te servimos; y ya que nuestra flaqueza está siempre expuesta a la prueba de las tentaciones, te rogamos, amparados en los méritos de estos mártires, que derrames tu indulgencia sobre nuestra debilidad.
R/. Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA

Prophetia / Profecía Sab 11,2-4; 10,17-20
Léctio libri Sapiéntiæ.
R/. Deo grátias.
Lectura del libro de la Sabiduría.
R/. Demos gracias a Dios.
Hæc dicit Dóminus:

Sancti iter fecérunt per desérta, quæ non habitabántur,
et in locis ínviis fixérunt casas;
stetérunt contra hostes
et de inimícis se vindicavérunt.
Sitiérunt et invocavérunt te;
et data est illis aqua de petra altíssima,
et remédium sitis de lápide duro.

Réddidit sanctis mercédem labórum suórum
et dedúxit illos in via mirábili
et fuit illis in velaménto diéi
et in luce stellárum per noctem.

Tránstulit illos per mare Rubrum
et transvéxit illos per aquam nímiam;
inimícos autem illórum demérsit
et ab altitúdine abýssi edúxit illos.

Ídeo iusti tulérunt spólia impiórum
et decantavérunt, Dómine , nomen sanctum tuum
et victrícem manum tuam laudavérunt unanímiter.

R/. Amen.

Esto dice el Señor:

Los santos atravesaron un desierto inhóspito
y acamparon en parajes intransitables.
Hicieron frente a sus enemigos
y rechazaron a sus adversarios.
Tuvieron sed y te invocaron:
de una roca escarpada se les dio agua
y de una piedra dura remedio para su sed.

Dio a los fieles la recompensa por sus trabajos,
los condujo por un camino maravilloso,
fue para ellos sombra durante el día
y resplandor de estrellas por la noche.

Les abrió paso a través del mar Rojo
y los condujo a través de aguas caudalosas;
sumergió a sus enemigos
y luego los sacó a flote desde lo hondo del abismo.

Por eso los justos despojaron a los impíos,
cantaron himnos, Señor, a tu santo nombre
y celebraron a coro tu mano vencedora.

R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación Sal 67,36.29
Mirábilis Deus in sanctis suis. Admirable es el Señor en sus santos.
V/. Manda, Deus, virtútem tuam, confírma, Deus, quod operátus es.
R/. In sanctis suis.
V/. Oh Dios, despliega tu poder, tu poder, oh Dios, que actúa en favor nuestro.
R/. En sus santos.

Inicio página

Apostolus / Apóstol Rom 5,1-11
Epístola Pauli apóstoli ad Romános.
R/. Deo grátias.
Carta del apóstol Pablo a los romanos.
R/. Demos gracias a Dios.
Fratres:

Iustificáti ígitur ex fide, pacem habémus ad Deum per Dóminum nostrum Iesum Christum, per quem et acceéssum habémus fide in grátiam istam, in qua stamus et gloriámur in spe glóriæ Dei.

Non solum autem, sed et gloriámur in tribulatiónibus, sciéntes quod tribulátio patiéntiam operátur, patiéntia autem probatiónem, probátio vero spem; spes autem non confúndit, quia cáritas Dei diffúsa est in córdibus nostris per Spíritum Sanctum, qui datus est nobis.

Adhuc enim Christus, cum adhuc infírmi essémus, secúndum tempus pro ímpiis mórtuus est. Vix enim pro iusto quis móritur; nam pro bono fórsitan quis et áudeat mori. Comméndat autem suam caritátem Deus in nos, quóniam, cum adhuc peccatóres essémus, Christus pro nobis mórtuus est.

Multo ígitur magis iustificáti nunc in sánguine ipsíus, salvi érimus ab ira per ipsum. Si enim, cum inimici essemus, reconciliati sumus Deo per mortem fílii eius, multo magis reconciliati salvi erimus in vita ipsius; non solum autem, sed et gloriámur in Deo per Dóminum nostrum Iesum Christum, per quem nunc reconciliatiónem accépimus.

 R/. Amen.

Hermanos:

Así pues, habiendo sido justificados en virtud de la fe, estamos en paz con Dios, por medio de nuestro Señor Jesucristo, por el cual hemos obtenido además por la fe el acceso a esta gracia, en la cual nos encontramos; y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.

Más aún, nos gloriamos incluso en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia, la paciencia, virtud probada, la virtud probada, esperanza, y la esperanza no defrauda, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que se nos ha dado.

En efecto, cuando nosotros estábamos aún sin fuerza, en el tiempo señalado, Cristo murió por los impíos; ciertamente, apenas habrá quien muera por un justo; por una persona buena tal vez se atrevería alguien a morir; pues bien: Dios nos demostró su amor en que, siendo nosotros todavía pecadores, Cristo murió por nosotros.

¡Con cuánta más razón, pues, justificados ahora por su sangre, seremos por él salvados del castigo! Si, cuando éramos enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, ¡con cuánta más razón, estando ya reconciliados, seremos salvados por su vida! Y no solo eso, sino que también nos gloriamos en Dios, por nuestro Señor Jesucristo, por quien hemos obtenido ahora la reconciliación.

R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio Mt 25,31-46
Léctio sancti Evangélii secúndum Matthæum.
R/.
Glória tibi, Dómine.
Lectura del Santo Evangelio según san Mateo.
R/.
Gloria a ti Señor.
In illo témpore:

Dóminus noster Iesus Christus loquebátur discípulis suis dicens:

«Cum autem vénerit Fílius hóminis in glória sua, et omnes ángeli cum eo, tunc sedébit super thronum glóriæ suæ. Et congregabúntur ante eum omnes gentes; et separábit eos ab ínvicem, sicut pastor ségregat oves ab hædis, et státuet oves quidem a dextris suis, hædos autem a sinístris.

Tunc dicet Rex his, qui a dextris eius erunt: “Veníte, benedícti Patris mei; possidéte parátum vobis regnum a constitutione mundi. Esurívi enim, et dedístis mihi manducáre; sitívi, et dedístis mihi bíbere; hospes eram, et collegístis me; nudus, et operuístis me; infírmus, et visitástis me; in cárcere eram, et venístis ad me”.

Tunc respondébunt ei iusti dicéntes: “Dómine, quando te vídimus esuriéntem et pávimus, aut sitiéntem et dédimus tibi potum? Quando autem te vídimus hóspitem et collégimus, aut nudum et coopérimus? Quando autem te vídimus infírmum aut in cárcere et vénimus ad te?”.

Et respóndens Rex dicet illis: “Amen dico vobis: Quámdiu fecístis uni de his frátribus meis mínimis, mihi fecístis”.

Tunc dicet et his, qui a sinístris erunt: “Discédite a me, maledícti, in ignem ætérnum, qui præparátus est Diábolo et ángelis eius. Esurívi enim, et non dedístis mihi manducáre; sitívi, et non dedístis mihi potum; hospes eram, et non collegístis me; nudus, et non operuístis me; infírmus et in cárcere, et non visitástis me”.

Tunc respondébunt et ipsi dicéntes: “Dómine, quando te vídimus esuriéntem aut sitiéntem aut hóspitem aut nudum aut infírmum vel in cárcere et non ministrávimus tibi?”.

Tunc respondébit illis dicens: “Amen dico vobis: Quámdiu non fecístis uni de mínimis his, nec mihi fecístis”. Et ibunt hi in supplícium ætérnum, iusti autem in vitam ætérnam».

R/. Amen. 

En aquel tiempo:

Nuestro Señor Jesucristo habló a sus discípulos diciendo:

«Cuando venga el hijo del hombre en su gloria con todos sus ángeles se sentará sobre el trono de su gloria. Todos los pueblos serán llevados a su presencia; y él separará a unos de otros, como el pastor separa las ovejas de las cabras. Pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda.

Entonces el rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, tomad posesión del reino preparado para vosotros desde el principio del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui emigrante y me acogisteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, preso y fuisteis a estar conmigo.

Entonces los justos le responderán: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te alimentamos, sediento y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos emigrante y te acogimos, o desnudo y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte?

Y el rey les dirá: Os aseguro que cuando lo hicisteis con uno de estos mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis.

Luego dirá a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre y no me disteis de comer, tuve sed y no me disteis de beber, fui emigrante y no me acogisteis, estuve desnudo y no me vestisteis, enfermo y en la cárcel y no me visitasteis.

Entonces responderán también ellos diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento o emigrante o enfermo o en prisión y no te asistimos?

Y él les contestará: Os aseguro que cuando no lo hicisteis con uno de esos pequeñuelos, tampoco conmigo lo hicisteis. Y éstos irán al castigo eterno, pero los justos a la vida eterna».

R/. Amén. 

Inicio página

Laudes Sal 117,25
Allelúia. Aleluya.
V/. O Dómine, salvos nos fac.
O Dómine, bona prosperáre.

R/. Allelúia.
V/. Señor, danos la salvación.
Señor, danos prosperidad.
R/. Aleluya.

Inicio página

Sacrificium / Canto del Ofertorio Mt 25,34.31; 13,43
Veníte, benedícti Patris mei, percípite regnum quod vobis parátum est ab orígine mundi, allelúia.

V/. Cum vénerit Fílius hóminis in sede maiestáte sua et omnes Ángeli cum eo, tunc fulgébunt iusti sicut sol in regno Dei.
R/. Allelúia.

Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo, aleluya.

V/. Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre y todos los ángeles con él, entonces los justos brillarán como el sol en el reino de Dios.
R/. Aleluya.

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal
Gloriósa mártyrum Servándi et Germáni, fratres caríssimi, hæc dies illúxit, in qua ipsórum operátio fructuóosa labóris suprémo gládii ictu invécta est in supernis.

Dóminum Deum ígitur in eórum passióne laudántes rogémus, ut qui illórum instructióne quamplúrima idolórum sacra commínuit, nos eísdem intercedéntibus calóre fídei fáciat ampliári.
R/. Amen.

Ya luce, hermanos queridos, el glorioso día de los santos Servando y Germán, en el que por sus obras y por el fruto de sus trabajos, llegan al cielo, muertos a espada.

Roguemos al Señor Dios, a quien alabamos por su martirio, que, como deshizo por sus enseñanzas muchísimos ídolos, haga por su intermedio, que se desarrolle en nosotros la vida cristiana.
R/. Amén.

Tua concedénte cleméntia, piíssime et admirábilis Deus, qui vivis et regnas in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Nos lo conceda tu clemencia, Dios bondadoso y admirable, que vives y reinas por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos

Deus, qui sanctis tuis Servándo et Germáno tantam grátiam in passióne dedísti, ut insígniter apértum fídei víncerent hostem, qui primum spirituáliter in se bella córporis sui devicíssent, præsta nobis auxílium de tua pietáte firmíssimum, quo muníti atque præcíncti, et rebellántem spirítui carnem valeámus compéscere, et nos ipsos intrépidos studeámus bellis spirituálibus præparáre.
R/. Amen.

Oh Dios, que a tus santos Servando y Germán les diste la gracia del martirio para vencer gloriosamente al manifiesto enemigo de la fe, al que ya habían vencido espiritualmente en la guerra interior de su cuerpo; concédenos el firmísimo apoyo de tu piedad, que nos proteja y defienda, para que podamos dominar la carne que se revela contra el espíritu, y nos preparemos como luchadores intrépidos, para los combates del alma.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspéctu sanctórum Apostolórum et Mártyrum, Confessórum atque Vírginum nómina recitántur.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos

Unigénite Dei Fili, qui mélius contritióne cordis quam múnerum oblatióne placáris, preces nostras réspice effúsas pro vivéntibus ac defúnctis; ut in hoc die, quo prædícti mártyres pro te vibrántis gládii mucróne desécti sunt, utróque a te cóngrua remédia nobis flagitántibus largiántur.
R/. Amen.

Hijo Unigénito de Dios, a quien agrada más la compunción del alma que la ofrenda de nuestros dones, mira propicio las preces que vertemos a tus pies por vivos y difuntos; para que en este día en que tus santos mártires fueron sacrificados bajo el golpe de la vibrante espada, nos envíen ellos las ayudas que ansiosamente esperamos.
R/. Amén.
Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos, por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz

Deus, qui mártyrum tuórum córpore uníus glóriæ remuneratióne indivíse fruéntia, divísis in regiónibus locans, et Servándum gaditáno sítui donas, et Germánum emeriténsium cívibus cómmodas, præsta nobis, ut grátiæ tuæ luce illumináti, et corporáliter divísi, unitátem retentémus dulcédinis, et collécti in unum, redundémus múnere caritátis.
R/. Amen.

Oh Dios, que sitúas en diversas regiones los cuerpos de tus mártires, aunque disfruten juntos el premio de una misma gloria, y así colocas a Servando en la ciudad de Cádiz, y encomiendas a Germán a los habitantes de Mérida; concédenos que, iluminados por la luz de tu gracia, mantengamos la dulzura de la unidad, aunque estemos corporalmente divididos, y apiñados en uno, destilemos el don de la caridad.
R/. Amén.
Per te, qui es vera pax, et perpétua cáritas, Deus noster, et regnas in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por ti, que eres la paz verdadera y la caridad perpetua, Dios nuestro, que reinas por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

  Inicio página

Illatio / Acción de gracias

Dignum et iustum est, æquum vere et salutáre est, nos tibi grátias ágere, Dómine, sancte Pater, ætérne omnípotens Deus, per Iesum Christum Fílium tuum Dóminum nostrum.
Pro quo beáti mártyres Servándus et Germánus corporáliter lacessíti, fames, víncula, carcerésque vicérunt.
Hos vita felix invíctos réddidit in pœna, húmiles in consciéntia, probábiles in doctrína.
Hi prædicant idolórum sacra subvérti, et solum adorándum Christum Fílium Dei.

Post primam  ígitur quam meruérunt de triumpháto hoste victóriam, rursus ad pœnas rapiúntur atque supplícia.
Non eos labor itíneris, non angustátio cárceris, non totíus illátæ terruérunt supplícia passiónis; sed ambo campum fídei constánter aggréssi, quod mercáti sunt fide, adépti sunt passióne.
Excepérunt quippe sacris corúscum cervícibus gládium, et pro tuo, Deus, nómine viríliter ánimas posuérunt.
Sicque párili alternóque mystério, dum divísi sacris illústrant corpóribus terras, indivíso meritórum suffrágio, et benefícia largiúntur pópulis et corónas.
Unigéniti tui concedénte cleméntia, cui mérito omnes Ángeli non cessant clamáre, ita dicéntes:

Es digno y justo, verdaderamente equitativo y saludable, que te demos gracias, Señor, Padre santo, Dios omnipotente y eterno, por Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor.
Por él los santos mártires Servando y Germán, atormentados corporalmente, vencieron el hambre, los grilletes y las cárceles.
Su vida feliz les hace invictos en el suplicio, humildes de sentimiento, de doctrina probada.
Predican que hay que derribar los ídolos y que hay que adorar tan sólo al Hijo de Dios.

Después de su primera victoria, el enemigo derrotado vuelve otra vez, y de nuevo son arrastrados a las penas y a los suplicios.
No les atemoriza el cansancio del camino, ni la estrechez de la cárcel, ni los suplicios infligidos en el transcurso de su pasión.
Uno y otro salen a combatir constantemente al campo de la fe, y lo que habían ganado por su vida cristiana lo alcanzan con el martirio.
Recibieron, pues, sobre sus cuellos, el golpe relampagueante de la espada, y por tu nombre ofrecieron sus vidas generosamente.
Y así, en misterio semejante y distinto, mientras dan fama a las regiones con la separación de sus sagrados cuerpos, con el conjunto sufragio de sus méritos, hacen llover sobre los pueblos sus beneficios y sus coronas de gloria.
Así lo dispone la clemencia de tu Unigénito, al que con toda razón aclaman sin cesar todos los ángeles, diciendo:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus

Vere sanctus, vere benedíctus Dóminus noster Iesus Christus Fílius tuus, a quo et Servándus servatúrus compos efféctus est voti, et Germánus gérmine nobilitátus est fídei.
Ambo quippe, dum frúctibus germinárent iustítiæ, collátæ e cælis reserváti victóriæ, ætérnam perdúcti sunt ad mercédem.

Per Christum Dóminum ac Redemptórem ætérnum.

Verdaderamente es santo, verdaderamente bendito, nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, de quien Servando alcanzó lo que deseaba para guardarlo siempre, y Germán fue ennoblecido por la raíz de la fe.
Ambos, al germinar en frutos de santidad, preservados para la victoria que baja del cielo, fueron llevados a la merced eterna.

Por Cristo Señor y Redentor eterno.

Inicio página

Post Pridie / Invocación

Inténde, pie Pater, in oblátis sacrifíciis, et benígnus aspíra précibus nostris.
Quique prædictórum mártyrum prædicatióne idolórum contrivísti funésta, hæc nostra tui opitulatióne sanctífica holocáusta.

R/.
Amen.

Mira, Padre misericordioso,los sacrificios que te ofrecemos, y atiende benigno nuestras preces, tú que por la predicación de estos mártires, pulverizaste los horribles simulacros de los ídolos, santifica con tu mirada estos sacrificios.
R/. Amén.

Præsta, Pater ingénite, per Unigénitum tuum, Dóminum nostrum Iesum Christum, per quem tu hæc ómnia nobis indígnis servis tuis valde bona creas, sanctíficas, vivíficas, ac præstas nobis, ut sint benedícta a te, Deo nostro, in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Concédelo, Padre sin principio, por tu Hijo Unigénito, nuestro Señor Jesucristo, por el cual tú creas todas estas cosas para nosotros, indignos siervos tuyos, y las haces tan buenas, las santificas, las llenas de vida, las bendices y nos las
das, bendecidas por ti, Dios nuestro, por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro
In hac tuórum mártyrum Servándi et Germáni, Christe Deus, passiónis die lætántes, oblátis tibi víctimis véniam te nostris dare flagitámus offénsis, poscéntes, ut qui eórum gládii animadversióne non terruísti constántiam, nostra eísdem interveniéntibus et ábluas crímina, et suscípias postuláta, quia te iubénte dícimus: Celebrando, Cristo Dios, este día de la pasión de tus mártires Servando y Germán, por las víctimas que te ofrecemos, deseamos ardientemente que otorgues tu perdón a nuestras ofensas. Y te pedimos que igual que no permitiste que su constancia cediera a la vista de la espada, por su intercesión laves nuestros delitos, y atiendas a nuestras peticiones, cuando según tu precepto, decimos:

Inicio página

Benedictio / Bendición

Servándi prece Christus Dóminus in sui vos timóre nóminis consérvet, et Germáni obténtu germináre vos fáciat sémine multiplicári iustítiæ.
R/.
Amen.

A ruegos de Servando, Cristo nuestro Señor, os guarde en el temor de su nombre, y por la intercesión de Germán, os haga fructificar en abundantes frutos de santidad.
R/. Amén.

Horum quoque et instruménto floreátis páriter et suffrágiis, qui divísi córpore indivísæ fruúntur præséntia veritátis.
R/. Amen.

Que florezcáis por la ayuda y los sufragios, de quienes, separados en sus cuerpos, gozan en presencia de la verdad indivisa.
R/. Amén.

Ut ad instar eórum amabíliter vestris divínum suscipiátis cervícibus iugum, sicut illi suis pro Dómino meruérunt suscípere gládium.
R/. Amen.

Para que lo mismo que ellos, recibáis con humildad el yugo divino sobre vuestra cerviz, como ellos por su Señor, recibieron la espada.
R/. Amén.
Per tuam magnam misericórdiam, Deus noster, qui vivis et regnas in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu gran misericordia, Dios nuestro, que vives y reinas por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva
Dómine, Deus omnípotens, qui es vita et salus fidélium, quem ventúrum iúdicem crédimus verum, esto nobis propítius.
Et qui hanc oblatiónem pro nostra nostrorúmque salúte, vel pro expiatióne nostrórum peccatórum, in honórem sanctórum Mártyrum tuórum Servándi et Germáni tibi obtúlimus, misericórdiæ tuæ opem in nos diffúndi sentiámus.
Ut qui iam refécti sumus ad mensæ tuæ convívium, dono tui múneris, cónsequi mereámur præmium sempitérnum.

R/. Amen.

Señor, Dios todopoderoso, que eres vida y salvación de los fieles: creemos que has de venir como juez verdadero. Sé propicio con nosotros, para que sintamos que el auxilio de tu misericordia se derrama sobre nosotros, que hemos ofrecido esta oblación por nuestra salvación y la de los nuestros, y por la expiación de nuestros pecados, en honor de tus santos mártires Servando y Germán.
Y así, los que nos hemos alimentado en el banquete de tu mesa, merezcamos conseguir como don de tu generosidad, el premio eterno.
R/. Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se ofrecen (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum II (pp. 601-606) y del Liber Commicus II (pp. 195-197). Los textos bíblicos en español están tomados de la Sagrada Biblia, versión oficial de la Conferencia Episcopal Española. BAC, Madrid 2011 y la eucología (excepto completuria), de la traducción inédita del Misal llevada a cabo por el que fuera capellán y párroco de la parroquia mozárabe de las Santas Justa y Rufina de Toledo, Rvdo. P. Balbino Gómez-Chacón y Díaz Alejo ( 2006), cuyos textos han sido amablemente proporcionados a La Ermita por uno de sus antiguos colaboradores, en octubre de 2015.

(Se recuerda que hasta la fecha no existe misal oficial en español).

 

 

Índice LiturgiaInicio página

© La Ermita. España MMXIII-MMXV