Rito Hispano-mozárabe

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios de la Misa de san Esperato y compañeros, mártires.

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe


 

Prælegendum / Canto de entrada Sal 9,13; 117,15; Ap 21,3
Sánguinem iustórum requíram ego, dicit Dóminus, et habitábo cum eis in regno meo, allelúia, allelúia. Pediré cuentas de la sangre de los justos, dice el Señor, los acogeré en mi reino, aleluya, aleluya.
V/. Vox lætítiæ et salútis in tabernáculis iustórum.
R/.
Et habitábo cum eis in regno meo, allelúia, allelúia.
V/.
Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto, in sæcula sæculórum. Amen.
R/. Et habitábo cum eis in regno meo, allelúia, allelúia.
V/. Se oyen voces de alegría y de salvación en las tiendas de los justos.
R/.
Los acogeré en mi reino, aleluya, aleluya.
V/.
Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
R/.
Los acogeré en mi reino, aleluya, aleluya.

Inicio página

Oratio post Gloriam / Oración después del Gloria
Beatissimórum mártyrum tuórum Speráti et eius cómitum præsídiis animáti, fida ad Dóminum nostrum pergat orátio. Ut quorum in hoc sæculo gloriósum celebrámus triúmphum, eórum in ætérnum précibus adiuvémur.
R/.
Amen.

Animados por el patrocinio de los santos mártires Esperato y compañeros, oremos confiadamente al Señor para que los que en este tiempo celebramos su triunfo glorioso, seamos ayudados por sus preces para obtener la eternidad.
R/. Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA

Prophetia / Profecía Sab 5,15-16.1-5
Léctio libri Sapiéntiæ.
R/. Deo grátias.
Lectura del libro de la Sabiduría.
R/. Demos gracias a Dios.
Hæc dicit Dóminus:

Iusti autem in perpétuum vivunt,
et in Dómino est merces eórum,
et cogitátio illórum apud Altíssimum.
Ídeo accípient corónam decóris
et diadéma speciéi de manu Dómini,
quóniam déxtera sua teget eos
et bráchio suo deféndet illos.

Tunc stabit iustus in magna constántia
advérsus eos, qui angustiavérunt illum
et qui sprevérunt labóres eius.

Vidéntes turbabúntur timóre horríbili
et mirabúntur in subitatióne insperátæ salútis
dicéntes intra se, pæniténtiam agéntes
et præ angústia spíritus geméntes:
 «Hic erat, quem habúimus aliquándo in derísum
et in similitúdinem impropérii.
Nos insensáti vitam eius æstimabámus insániam
et finem illíus sine honóre.
Quómodo computátus est inter fílios Dei,
et inter sanctos sors illíus est?»

R/. Amen.

Esto dice el Señor:

Los justos, en cambio, viven eternamente,
encuentran su recompensa en el Señor
y el Altísimo cuida de ellos.
Por eso recibirán de manos del Señor
la magnífica corona real y la hermosa diadema,
pues con su diestra los protegerá
y con su brazo los escudará.

Entonces el justo estará en pie con gran aplomo
delante de los que lo afligieron y despreciaron sus trabajos.
 

Al verlo, se estremecerán de miedo,
estupefactos ante su inesperada salvación.
Arrepentidos y gimiendo de angustia se dirán:
«Este es aquel de quien antes nos reíamos
y a quien, nosotros insensatos, insultábamos.
Su vida nos parecía una locura
y su muerte, una ignominia.
¿Cómo ahora es contado entre los hijos de Dios
y comparte la suerte de los santos?»

R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación Sal 91,13-14.2
Sancti tui, Dómine, sicut palma florébunt; plantáti in domo tua, Dómine. Tus santos, Señor, florecerán como palmeras, plantados en tu casa.
V/. Bonum est confitéri Dómino, et psállere nómini tuo, Altíssime.
R/. Plantáti in domo tua, Dómine.
V/. Es bueno ensalzar las maravillas del Señor, y cantar salmos a tu nombre, Dios altísimo.
R/.
Plantados en tu casa.

Inicio página

Apostolus / Apóstol 2Cor 1,8-14
Epístolæ Pauli apóstoli ad Corínthios secúnda.
R/.
Deo grátias.
Segunda carta del apóstol san Pablo a los corintios.
R/.
Demos gracias a Dios.
Fratres:

Non enim vólumus ignoráre vos, fratres, de tribulatióne nostra, quæ facta est in Asia, quóniam supra modum graváti sumus supra virtútem, ita ut tædéret nos étiam vívere; sed ipsi in nobis ipsis respónsum mortis habuímus, ut non simus fidéntes in nobis, sed in Deo, qui súscitat mórtuos: qui de tanta morte erípuit nos et éruet, in quem sperámus, et adhuc erípiet, adiuvántibus et vobis in oratióne pro nobis, ut propter eam, quæ ex multis persónis in nos est, donatiónem, per multos grátiæ agántur pro nobis.

Nam glória nostra hæc est, testimónium consciéntiæ nostræ, quod in simplicitáte et sinceritáte Dei et non in sapiéntia carnáli sed in grátia Dei conversáti sumus in mundo, abundántius autem ad vos.

Non enim ália scribímus vobis quam quæ légitis aut étiam cognóscitis; spero autem quod usque in finem cognoscétis,  sicut et cognovístis nos ex parte, quia glória vestra sumus, sicut et vos nostra in die Dómini nostri Iesu.

R/. Amen.

Hermanos:

Pues no queremos que ignoréis que la tribulación que nos sobrevino en Asia nos abrumó tan por encima de nuestras fuerzas que perdimos toda esperanza de vivir. Pues hemos tenido sobre nosotros la sentencia de muerte, para que no confiemos en nosotros mismos, sino en Dios que resucita a los muertos; el cual nos libró y nos librará de esas muertes terribles; y esperamos que nos seguirá librando, si vosotros cooperáis pidiendo por nosotros; así, viniendo de muchos el favor que Dios nos haga, también serán muchos los que le den gracias por causa nuestra.

Pues el motivo de nuestro orgullo es el testimonio de nuestra conciencia: ella nos asegura que procedemos con todo el mundo, y sobre todo con vosotros, con la sinceridad y honradez de Dios, y no por sabiduría carnal, sino por gracia de Dios.

Pues no os escribimos sino lo que leéis o entendéis; ya nos habéis entendido en parte,  pero espero que entendáis completamente que somos nosotros vuestro motivo de orgullo, lo mismo que vosotros el nuestro, para el día de nuestro Señor Jesús.

R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio Mt 5,1-12 (2)
Léctio sancti Evangélii secúndum Matthæum.
R/.
Glória tibi, Dómine.
Lectura del santo Evangelio según san Mateo.
R/.
Gloria a ti Señor.
In illo témpore:

Dóminus noster Iesus Christus, videns autem turbas, ascéndit in montem; et cum sedísset, accessérunt ad eum discípuli eius; et apériens os suum docébat eos dicens:

 «Beáti páuperes spíritu, quóniam ipsórum est regnum cælórum.

Beáti, qui lugent, quóniam ipsi consolabúntur.

Beáti mites, quóniam ipsi possidébunt terram.

Beáti, qui esúriunt et sítiunt iustítiam, quóniam ipsi saturabúntur.

Beáti misericórdes, quia ipsi misericórdiam consequéntur.

Beáti mundo corde, quóniam ipsi Deum vidébunt.

Beáti pacífici, quóniam fílii Dei vocabúntur.

Beáti, qui persecutiónem patiúntur propter iustítiam, quóniam ipsórum est regnum cælórum.

Beáti estis cum maledixérint vobis et persecúti vos fúerint et díxerint omne malum advérsum vos, mentiéntes, propter me. Gaudéte et exsultáte, quóniam merces vestra copiósa est in cælis».

R/. Amen. 

En aquel tiempo:

Al ver nuestro Señor Jesucristo el gentío, subió al monte, se sentó y se acercaron sus discípulos; y, abriendo su boca, les enseñaba diciendo:

 «Bienaventurados los pobres en el espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos.

Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la tierra.

Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos quedarán saciados.

Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.

Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.

Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios.

Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los cielos.

Bienaventurados vosotros cuando os insulten y os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo».

R/. Amén. 

Inicio página

Laudes Sal 32,1
Allelúia.

Aleluya.

V/.Gaudéte, iusti in Dómino, rectos decet collaudátio.
R/.
Allelúia.
V/. Gozaos, justos, en el Señor, los espíritus rectos deben alabarlo.
R/.
Aleluya.

Inicio página

Sacrificium / Canto del Ofertorio Sal 67,36.16-17
Mirábilis Deus in sanctis eius, Deus Ísrael, ipse dabit virtútem et fortitúdinem plebi suæ.
Benedíctus Deus, allelúia, allelúia, allelúia.
Es admirable en sus santos el Dios de Israel, el dará a su pueblo el valor y la fortaleza.
Dios sea bendito, aleluya, aleluya, aleluya.
V/. Montem Dei, montem úberem, mons coagulátus mons uber, ut quid suspicámini montes coagulátos, montem in quo plácuit Deo habitáre in eo.
R/.
Benedíctus Deus, allelúia, allelúia, allelúia.
V/. El monte de Dios es fértil, montes divinos los de Basán: montes de crestas altísimas. ¿Por qué miráis celosos, oh montes de altas crestas, al monte que Dios escogió para habitar en él?
R/. Dios sea bendito, aleluya, aleluya, aleluya.

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal
Generálibus sanctórum exémplis, ac beatórum mártyrum Speráti vel cómitum eius magistériis erudíti, ætérno regi Dómino, fratres caríssimi, supplicémus, ut nobis quoque fídei calóre concésso præstet étiam semper de inimícis nostris ferre triúmphum.

Eorúmque nos, quæsumus, tu Deus Pater omnípotens, imitatóres effícias, quibus et victóriæ palmas, et immortalitátis ætérnæ dedísti corónas.
R/.
Amen.

Queridos hermanos, instruidos por los ejemplos de todos los santos, y de los santos mártires Esperato y compañeros, supliquemos al Señor, que, concediéndonos el fervor de la fe nos dé siempre también el triunfo sobre el enemigo.

Haznos, Dios Padre todopoderoso, imitadores de estos santos, a quienes otorgaste las palmas de la victoria y las coronas de la eterna inmortalidad.
R/. Amén. 

Per misericórdiam ipsíus Dei nostri, qui est benedíctus et vivit et ómnia regit in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Por la misericordia del mismo Dios nuestro, que es bendito y vive y todo lo gobierna por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos
Dignánter ad te, Dómine, repetítas preces revolútæ supplicatiónis admíttas, in hac, quæsumus, sanctórum mártyrum tuórum Speráti vel cómitum eius celebritáte benígnus indúlge.

Ac præsta, precámur, omnípotens Deus, ut quidquid totíus orbis Dóminus palmo mensus amplécteris, excélso étiam virtútis tuæ bráchio propítius tueáris.
R/.
Amen.

Señor, admite con tu bondad nuestras súplicas en esta festividad de tus santos mártires Esperato y compañeros: danos tu perdón.

Te rogamos, Dios todopoderoso, que protejas todo lo que tu mano abarca en el mundo con tu poder infinito.
R/.
Amén. 

Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspéctu sanctórum Apostolórum et Mártyrum, Confessórum atque Vírginum nómina recitántur.
R/.
Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos

Mártyrum tuórum, Dómine, virtútibus congaudéntes, per eórum te gloriósa mérita precámur acclíves, ut offeréntium vota, vel múnera dignánter accéptes, et peccántibus ómnibus remissióne concéssa, spíritus étiam defunctórum in pace refrígeres.
R/.
Amen.

Celebrando con alegría las virtudes de tus mártires, te pedimos humildemente, Señor, por sus gloriosos méritos, que aceptes piadoso los dones y votos que te ofrecemos, que concedas el perdón a todos los pecadores y reconfortes en la paz las almas de los difuntos.
R/. Amén.

Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos, por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz

Quóties in tuis láudibus Dómine, mártyrum tuórum Speráti, vel cómitum eius passiónum deferúntur insígnia, humánis tóties occúrrunt votis, te miseránte, subsídia.

Pétimus ergo, ut eísdem intercedéntibus, pacem tuam nobis dones in terris, quam illi se gaudent, te largiénte, possídere in cælis.
R/.
Amen.

Señor, cada vez que en alabanza tuya te presentamos los estigmas de martirio de Esperato y sus compañeros, concedes audiencia por tu misericordia a nuestros deseos.

Te pedimos por su intercesión que nos des en la tierra la misma paz que ellos disfrutan en el cielo.
R/.
Amén.

Quia tu es vera pax nostra et cáritas indisrúpta, vivis tecum et regnas cum Spíritu Sancto, unus Deus, in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres nuestra paz verdadera, caridad indivisible; tú, que vives contigo mismo y reinas con el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Illatio / Acción de gracias
Dignum et iustum est, omnípotens Dómine, nos in tuis láudibus iígiter exultáre, tibíque semper grátias ágere. Qui tantum fídei robur Martýribus, Confessóribus, Virginibúsque tuis largítus es, ut impréssis flammis corpóribus non céderent, viríli ánimo pœnárum ergástula víncerent, et inde ultrícia abdicárent torménta unde sibi præoptátam iam cernébant victóriam.

Tantus est amor nóminis tui, Dómine, ut nihil ille mortis prævalúerit apparátus, nec césserit illáta pœna tortóribus. Non lacerátum ferro corpus ánimos fidélium inclinávit, non scissum sulcis latus fidem proféssam virtútis exclúsit, nec illis sánguinis fluxus ungulárum stridóre provocátus, vocem supplicántis exégit. Hæc est tuórum Mártyrum Virginúmque coróna, et virtútum cæléstium palma, quóniam fortióra sunt vúlnera mílitum tuórum, quam carníficum.

Precámur ergo, Dómine Deus noster, ut qui eórum virtútibus triúmphum glóriæ præstitísti, nostris semper précibus placátus occúrras. Ut nos quoque te laudémus in terris, sicut illi iúgiter laudant in cælis, ita dicentes:

Es digno y justo, Señor todopoderoso, que constantemente nos alegremos de tus alabanzas y te demos siempre gracias. Pues has dado tanta fortaleza en la fe a los mártires, los confesores y las vírgenes, que no cedieran ante las llamas que lamían sus cuerpos, superasen con ánimo viril las penas de las cárceles más estrechas y no rechazasen ningún tormento, pues en medio de todo ello ya vislumbraban la deseada victoria.

Tiene tanta fuerza el amor de tu nombre, Señor, que nada pudo aquel aparato de muerte, ni cedieron ante los tormentos que les infringían. Nada doblegó el ánimo de tus fieles: ni el cuerpo lacerado por la espada, ni el costado surcado de heridas hicieron vacilar la fe que con tanta valentía profesaban. Ni el flujo de la sangre ni el chirrido en su carne de las uñas de hierro les arrancó un gemido. Esta es la corona de tus mártires y de tus vírgenes, la palma de las virtudes celestiales; hay más fuerza en las heridas de tus soldados que en sus verdugos.

Te rogamos, Señor Dios nuestro, que como retribuiste sus virtudes con el triunfo de la gloria, acudas siempre propicio a nuestras súplicas. Para que también nosotros te alabemos en la tierra, como ellos constantemente te alaban en el cielo, diciendo:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus

Vere sanctus semper, et benedíctus tu, Dómine Deus omnípotens, quem prævidébant Sanctus Sperátus, et sócii eius in suo conspéctu, qui a dextris eis fuísti, ne unquam commoveréntur. Te laudat indesinénter omnis exércitus Angelórum.

Christus Dóminus ac Redémptor ætérnus.

Santo y bendito es en verdad nuestro Señor Dios todopoderoso, en cuya gloriosa presencia se veían san Esperato y sus compañeros cuando tú estuviste a su lado en el martirio para que nada les apartara de ti. Y a ti te alaba sin cesar todo el ejército de los ángeles.

Cristo, Señor y Redentor eterno.

Inicio página

Post Pridie / Invocación

Mirábilem te in Sanctis tuis, Dómine, confiténtes, ac resurrectiónis Dómini nostri Iesu Christi glóriam prædicántes, per eórum te deprecámur piíssimas preces, quos in agóne certáminis reddidísti victóres, ut de illo invisíbili, ac prófluo fonte, quo illi vitam ætérnam potáre non cessant, spíritum sanctificatiónis emíttas, qui oblátum hoc sacrifícium cælésti rore pinguéscere fáciat.

Quod dum a te, Dómine, sumpsérimus sanctificátum, tuóque múnere fúerit viscéribus nostris infúsum, omni nos benedictióne reféctos, atque ab omni ónere peccatórum absolútos nos semper sentiámus, et líberos.
R/.
Amen.

Proclamándote, Señor, admirable en tus santos, y aclamando la gloriosa resurrección de nuestro Señor Jesucristo, por las piadosas preces de aquellos que por ti fueron vencedores en su certamen, te suplicamos que envíes tu Espíritu de santificación que procede de aquella invisible y abundante fuente donde ellos beben sin cesar la vida eterna; para que con el rocío del cielo se haga más suculento este sacrificio que te ofrecemos.

Y así, Señor, cuando lo sumamos ya santificado, y por tu amor esté afianzado en nuestro interior, nos sintamos siempre llenos de toda bendición y absueltos y libres de toda carga de pecado.
R/.
Amén.

Te præstánte, sancte Dómine, quia tu hæc ómnia nobis indígnis servis tuis valde bona creas, sanctíficas, vivíficas, benedícis ac præstas nobis, ut sint benedícta a te Deo nostro in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Concédelo, Señor santo, pues creas todas estas cosas para nosotros, indignos siervos tuyos, y las haces tan buenas, las santificas, las llenas de vida, las bendices y nos las das, así bendecidas por ti, Dios nuestro por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro
Peccatórum nostrórum cónscii, fratres caríssimi, suffrágia sanctórum mártyrum Speráti vel cómitum eius instánter quærámus. Et qui divíno pro nostris méritis vidémur egére auxílio, omnes páriter clamémus, atque dicámus: Queridos hermanos, conscientes de nuestros pecados, busquemos con insistencia los auxilios de los santos mártires Esperato y sus compañeros. Y pues vemos claramente que necesitamos del auxilio divino a causa de nuestras deficiencias, clamemos todos al unísono:

Inicio página

Benedictio / Bendición
Benedíctio vos Dómini comitétur semper in terris quæ suórum mártyrum Speráti vel cómitum eius ánimas assúmpsit in cælis.
R/.
Amen.
Que os acompañe siempre en la tierra la bendición del Señor, que acogió en el cielo las almas de los santos mártires Esperato y compañeros.
R/. Amén.
Quod ex ore nostro in offícium benedictiónis egréditur, sanctórum méritis in vos divinitus compleatur.
R/.
Amen.
Lo que suenan nuestras palabras cuando cumplimos nuestro oficio de bendeciros, lo lleva a cabo en vosotros Dios por los méritos de sus santos.
R/.
Amén.
Quique ad hanc sollemnitátem hódie devotíssime convenístis, optáta vobíscum gáudia reportétis.
R/.
Amen.
Los que habéis acudido hoy con toda devoción para esta solemnidad, os llevéis de vuelta todo lo que deseabais al venir.
R/.
Amén.
Quod ipse præstáre dignétur, cuius regnum, et impérium sine fine pérmanet in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Que se digne concederlo Aquél cuyo reino e imperio permanecen sin fin por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva
Propitiáre, Dómine, supplicatiónibus nostris, et exémplo mártyrum tuórum Speráti vel cómitum eius flammam in nobis accénde claritátis. Et quorum nos iubes esse imitatóres, ita præsta esse partícipes.
R/. Amen.

Muéstrate propicio a nuestras súplicas, Señor, y para que imitemos a tus mártires Esperato y compañeros, enciende en nosotros la llama de tu amor, y haznos partícipes de aquellos que quieres que imitemos.
R/. Amén.

Tua concedénte cleméntia, piísime et admirábilis Deus, qui vivis et regnas in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Nos lo conceda tu clemencia, Dios bondadoso y admirable, que vives y reinas por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se ofrecen (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum II (pp. 425-431) y del Liber Commicus II (pp. 149-151). Los textos bíblicos en español están tomados de la Sagrada Biblia, versión oficial de la Conferencia Episcopal Española. BAC, Madrid 2011. Las oraciones en español están tomadas de www.lexorandies.blogspot.com.

(Se recuerda que hasta la fecha no existe misal oficial en español).

2. Mt 5,1-12a. N. de La Ermita.

 

 

Índice LiturgiaInicio página

© La Ermita. España MMXIII