La Ermita. Rito hispano-mozárabe

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios de la Misa del Inicio del Año (Año II)

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe


  Prælegendum / Canto de entrada
Annus secundus / Año II Sal 65,1-2; 112,3; 104,3

Iubiláte Dómino omnis terra, psalmum dícite nómini eius; ab oriénte et occásu laudábile est nomen Dómini, allelúia, allelúia. 

Aclama al Señor, tierra entera, tocad en honor de su nombre; de oriente a occidente alabado sea el nombre del Señor, aleluya, aleluya.

V/. Laudámini in nómine sancto eius; lætétur cor quæréntium Dóminum.
R/. Laudábile est nomen Dómini, allelúia, allelúia.

V/. Gloriaros de su nombre santo, que se alegren los que buscan al Señor.
R/. Alabado sea el nombre del Señor, aleluya, aleluya.

V/. Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto in sæcula sæculórum. Amen.
R/. Laudábile est nomen Dómini, allelúia, allelúia. 
V/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
R/. Alabado sea el nombre del Señor, aleluya, aleluya.

Inicio página

Post gloriam / Oración después del Gloria
Annus secundus / Año II

Hic est iustus noster, in quo sperabámus, fidem præcinénte prophéta, et ad quem pervenímus apparéntem per grátiam; proínde poscámus cleméntiam eius ut líberet nos, et peccáta pópulo suo dimíttat, qui pro nobis impéndi dignátus est totus.
R/.
Amen.

Éste es nuestro justo, el que esperábamos, el profeta que anuncia la fe, a quien nos acercamos pues se nos ha manifestado por gracia; solicitemos la clemencia de aquél que se ha entregado del todo por nosotros para que nos salve y perdone los pecados de su pueblo.
R/.
Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.

Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA

Prophetia / Profecía
Annus secundus / Año II Jer 10,1-10
Léctio libri Ieremíæ prophétæ.
R/.
Deo grátias.
Lectura del libro del profeta Jeremías.
R/. Demos gracias a Dios.

Audíte verbum Dómini, quod locútus est Dóminus super vos, domus Ísrael.

Hæc dicit Dóminus:
«Iuxta vias géntium nolíte díscere et a signis cæli nolíte metúere, quæ timent gentes, quia leges populórum vanæ sunt.
Quia lignum de saltu præcídit opus mánuum artíficis in áscia, argénto et auro decorávit illud, clavis et málleis firmávit, ut non moveátur; sicut formído in cucumerário sunt et non loquéntur, portántur, quia incédere non valent: nolíte ergo timére ea, quia nec male possunt fácere nec bene».

Non est símilis tui, Dómine; magnus es tu, et magnum nomen tuum in fortitúdine.
Quis non timébit te, o rex géntium?
Te enim decet, quóniam inter cunctos sapiéntes géntium et in univérsis regnis eárum nullus est símilis tui.
Páriter insipiéntes et fátui sunt; doctrína vanitátis eorum lignum est.

Argéntum involútum, quod de Tharsis affértur, et aurum de Ophaz, opus artíficis et mánuum aurificis, hyacínthus et púrpura induméntum eórum; opus artíficum univérsa hæc.

Dóminus autem Deus verus est, ipse Deus vivens et rex sempitérnus.

Escuchad la palabra que os dirige el Señor, oh casa de Israel.

 Esto dice el Señor:
«No sigáis los caminos de los gentiles, no temáis las señales del cielo, como los gentiles las temen.  Pues los dioses de esos pueblos son pura nada: un leño cortado en el bosque, labrado con azuela por las manos de un artífice, que luego de plata y oro lo recubre, y lo sujeta con clavos a golpes de martillo, para que no se mueva.
Como espantajo de melonar, no hablan; y hay que llevarlos, porque no pueden andar. No los temáis, que no pueden hacer daño ni tampoco beneficio».

Nadie hay semejante a ti, Señor; tú eres grande, y grande es tu nombre poderoso.
¿Quién no te temerá, rey de las naciones?
Sí, a ti se te debe el temor, porque entre todos los sabios de las naciones, en todos sus reinos, no hay nadie como tú.

Todos ellos son brutos e insensatos, y la enseñanza de los ídolos es la de un trozo de madera; recubiertos están de láminas de plata importada de Tarsis, y de oro de Ofir, trabajo de escultor, de manos de un orfebre; vestidos de púrpura violeta y escarlata, todos ellos son sólo obras de artífices.

En cambio, el Señor es el Dios verdadero, el Dios viviente, el rey eterno.

R/. Amen. R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación

Annus secundus / Año II

Sal 113,3.1

Deus noster in cælo et in terra; ómnia quæcúmque vóluit fecit.

Nuestro Dios está en los cielos, Él hace todo lo que quiere.

V/. In éxitu Ísræl de Ægýpto, domus Iacob de pópulo bárbaro.
R/. Ómnia quæcúmque vóluit fecit.

V/. Cuando Israel salió de Egipto, cuando la casa de Jacob dejó un pueblo extranjero.
R/. Él hace todo lo que quiere.

Inicio página

Apostolus / Apóstol

Annus secundus / Año II

1Cor 10,14-11,2

Epístola Pauli apóstoli ad Corínthios prima.
R/. Deo grátias.

Primera carta del apóstol san Pablo a los corintios.
R/.
Demos gracias a Dios.

Fratres:

Fúgite ab idolórum cultúra. Ut prudéntibus loquor; vos iudicáte, quod dico: Calix benedictiónis, cui benedícimus, nonne communicátio sánguinis Christi est? Et panis, quem frángimus, nonne communicátio córporis Christi est?Quóniam unus panis, unum corpus multi sumus, omnes enim de uno pane participámur. Vidéte Ísrael secúndum carnem: nonne, qui edunt hóstias, communicántes sunt altári?

Quid ergo dico? Quod idolothýtum sit áliquid? Aut quod idolum sit aliquid?
Sed, quæ ímmolant, dæmóniis ímmolant et non Deo; nolo autem vos communicántes fíeri dæmóniis. Non potéstis cálicem Dómini bíbere et cálicem dæmoniórum; non potéstis mensæ Dómini partícipes esse et mensæ dæmoniórum. An æmulámur Dóminum? Numquid fortióres illo sumus?

«Ómnia licent». Sed non omnia expédiunt. «Ómnia licent». Sed non ómnia ædíficant. Nemo, quod suum est, quærat, sed quod altérius. Omne, quod in macéllo venit, manducáte, nihil interrogántes propter consciéntiam; Dómini enim est terra, et plenitúdo eius.

Si quis vocat vos infidélium, et vultis ire, omne, quod vobis appónitur, manducáte, nihil interrogántes propter consciéntiam. Si quis autem vobis díxerit: «Hoc immolatícium est idólis», nolíte manducáre, propter illum, qui indicávit, et propter consciéntiam; consciéntiam autem dico non tuam ipsius sed altérius. Ut quid enim libértas mea iudicátur ab ália consciéntia? Si ego cum grátia partícipo, quid blasphémor pro eo, quod grátias ago?

Sive ergo manducátis sive bíbitis sive áliud quid fácitis, ómnia in glóriam Dei fácite. Sine offensióne estóte Iudæis et Græcis et ecclésiæ Dei, sicut et ego per ómnia ómnibus pláceo, non quærens, quod mihi útile est, sed quod multis, ut salvi fiant.

Imitatóres mei estóte, sicut et ego Christi.

Laudo autem vos quod ómnia mei mémores estis et, sicut trádidi vobis, traditiónes meas tenétis.

Hermanos:

Huid de la idolatría. Os hablo como a personas inteligentes: juzgad lo que os digo. El cáliz de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión con la sangre de Cristo? Y el pan que partimos, ¿no es la comunión con el cuerpo de Cristo? Puesto que sólo hay un pan, todos formamos un solo cuerpo, pues todos participamos del mismo pan. Fijaos en el pueblo de Israel. ¿No quedan unidos al altar los que comen de las víctimas ofrecidas en él?

¿Quiero decir con esto que las víctimas ofrecidas y los ídolos son algo? No, pues los paganos ofrecen sus sacrificios a los demonios y no a Dios, y yo no quiero que entréis en comunión con los demonios. No podéis beber a la vez el cáliz del Señor y el de los demonios. No podéis participar a la vez de la mesa del Señor y de la de los demonios. ¿O queremos provocar celos al Señor? ¿Somos acaso más fuertes que él?

Siguen insistiendo: «Todo está permitido». Pero no todo es conveniente. «Todo está permitido». Pero no todo es provechoso. Que nadie busque su propio interés, sino el de los demás. Comed todo lo que se vende en el mercado, sin andar averiguando nada por motivos de conciencia, pues del Señor es la tierra y cuanto la llena.

Si algún pagano os invita y queréis ir, comed todo lo que os presente sin más averiguaciones por motivos de conciencia. Pero si alguno os dice: «Esto ha sido ofrecido a los ídolos», no comáis en atención al que lo dijo y por motivos de conciencia. No de tu conciencia, sino la del otro. Pues, ¿por qué mi libertad ha de ser juzgada por conciencia ajena? Si yo doy gracias a Dios al comerlo, ¿qué razón hay para que me critiquen porque lo coma?

Ya comáis, ya bebáis, hagáis lo que hagáis, hacedlo todo para gloria de Dios. No escandalicéis ni a los judíos, ni a los paganos, ni a la Iglesia de Dios; haced en todo como yo, que me esfuerzo en complacer a todos en todo, no buscando mi interés, sino el de los demás, para que se salven.

Seguid mi ejemplo, como yo sigo el de Cristo.

Os felicito porque os acordáis siempre de mí y conserváis las tradiciones tal como las trasmití. 

R/. Amen. R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio
Annus secundus / Año II Mt 10,5-8
Léctio sancti Evangélii secúndum Matthæum.
R/. Glória tibi, Dóminus.
Lectura del santo Evangelio según san Mateo.
R/. Gloria a ti, Señor.

In illo témpore:

Dóminus noster Iesus Christus loquebátur discípulis suis dicens: «In viam géntium ne abiéritis et in civitátes Samaritanórum ne intravéritis; sed pótius ite ad oves, quæ periérunt domus Ísrael. Eúntes autem prædicáte dicéntes: Appropinquávit regnum cælórum. Infírmos curáte, mórtuos suscitáte, leprósos mundáte, dæmones eícite; gratis accepístis, gratis date».

En aquel tiempo:

Nuestro Señor Jesucristo habló a sus discípulos diciendo: «No vayáis por tierra de paganos, ni entréis en ciudad de samaritanos. Id a las ovejas perdidas de la casa de Israel. Id predicando que el reino de Dios está cerca. Curad a los enfermos, resucitad a los muertos, limpiad a los leprosos, echad a los demonios: gratis lo habéis recibido, dadlo gratis».

R/. Amen. R/. Amén.

Inicio página

Laudes
Annus secundus / Año II Sal 117,8

Allelúia.

Aleluya.

V/. Bonum est speráre in Dómine quam speráre in hómine.
R/. Allelúia.

V/. Mejor es refugiarse en el Señor que fiarse del hombre.
R/. Aleluya.


Inicio página 

Sacrificium / Canto del Ofertorio
Annus secundus / Año II Bar 1,10-12; Dn 3,34; Jer 31,14

Offérte sacerdótes ad altáre Dei nostri holocáusta, et oráte ut sint dies vestri sicut dies cæli super terram, et dabit vobis Dóminus fortitúdinem, allelúia. 

Sacerdotes, haced ofrendas y presentadlas sobre el altar del Señor Dios nuestro y orad para que vuestros días en la tierra sean como los del cielo y el Señor os dé fuerzas, aleluya.

V/. Dómine, propter nomen tuum, ne perdas thronum honóris tuui; memor esto, noli dissipáre testaméntum tuum quod est nobíscum super terram.
R/. Et dabit vobis Dóminus fortitúdinem, allelúia.

V/. Oh, no nos desampares para siempre, Señor, por amor de tu nombre, no rechaces tu alianza.
R/. Y el Señor os dé fuerzas, aleluya.

V/. Hæc dicit Dóminus: magnificábo et satiábo ánimas sacerdótum meórum, et plebs mea bonórum meórum replébitur.
R/. Et dabit vobis Dóminus fortitúdinem, allelúia.

V/. Esto dice el Señor: saciaré a los sacerdotes con la mejor comida, y mi pueblo se hartará de mis bienes.
R/. Y el Señor os dé fuerzas, aleluya.

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal

Princípium exoriéntis anni, quod hodiérna die cum ieiúnii voto celebrándum suscípimus, húmili devotióne, fratres dilectíssimi, oblátis Deo munéribus dedicémus; poscéntes ut idem Christus, qui est caput omnis principátus, ac Dóminus, det nobis ita veniéntis anni spátia fidéli mente transígere, quáliter óculis pietátis eius mereámur in ómnibus complacére.
R/.
Amen.

Hermanos muy amados, con las ofrendas que presentamos humildemente, consagremos a Dios el nuevo año que está a punto de empezar y que hoy nos disponemos a acoger.
Pidamos que, Cristo, Señor y cabeza de todo poder, nos conceda vivir el año próximo con integridad de espíritu y que ante sus ojos benignos podamos complacerle en todo.
R/. Amén.

Per grátiam pietátis tuæ, Deus meus, qui vivis et cuncta domináris in sæcula sæculórum.
R/. Amen.

Por la gracia de tu amor, Dios nuestro, que vives y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos

Deus, qui idem ipse es cuiúsque anni non defícient; præbe nobis ita hunc annum cum plácita tibi servitútis devotióne transígere, quáliter et substántiis non privémur, et divínis obséquiis devotióne optábili obsequámur.
R/. Amen.  

Oh Dios, tú eres siempre el mismo y tus años no se acaban; concédenos pasar el nuevo año con voluntad decidida de servirte, de modo que no nos veamos privados de los bienes necesarios y cumplamos tu divina voluntad con diligente fervor.
R/. Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspéctu sanctórum apostolórum et mártyrum, confessórum atque vírginum nómina recitántur.
R/. Amen.

Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos

Christe, qui es alpha et oméga, inítium et finis; tu benedícito his sacrifíciis, ob princípium præséntis anni tibi oblátis, et ita offeréntium vocábula in libro vitæ conscríbens, ut defúnctis réquiem præstes; quo omnes qui inítia huius anni cum tripúdio laudatiónis attóllimus, relíquum excúrsum eius in tua servitúte transígere mereámur.
R/. Amen.

Oh Cristo, que eres el alfa y la omega, el principio y el fin, bendice este sacrificio que te presentamos por el año próximo, y escribe en el libro de la vida los nombres de quienes te lo ofrecen para que los difuntos alcancen el reposo eterno; que cuantos recibimos con espíritu festivo el comienzo del año nuevo, podamos vivirlo todo entero permaneciendo fieles en tu servicio.
R/. Amén.

Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/. Amen.

Porque Tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz

Bénedic, Dómine, corónam anni benignitátis tuæ, ut et campi tui ubertáte pinguédinis repleántur, et nos qui in conválle ploratiónis consístimus, abundántia pacis ac dulcédinis redundémus.
R/. Amen.

Señor, bendice con amor el curso de este año de modo que la tierra rezume fertilidad y, nosotros los que estamos en este valle de lágrimas, obtengamos paz y consolación en abundancia.
R/.
Amén.

Præsta, per auctórem pacis et caritátis Dóminum nostrum Iesum Christum, cum quo tibi est una et coæquális esséntia in unitáte Spíritus Sancti regnántis, Deus, in sæcula sæculórum.
R/. Amen.

Concédelo, oh Dios, por el autor de la paz y del amor, nuestro Señor Jesucristo, con el cual eres una sola e igual esencia en la unidad del Espíritu Santo que reina, Dios, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

   Inicio página

Illatio / Acción de gracias

Dignum et iustum est nos tibi grátias ágere, Dómine, sancte Pater, ætérne omnípotens Deus, per Iesum Christum, Fílium tuum, Dóminum nostrum.
Qui ante tempus natus ex te Deo Patre, tecum páriter et cum Spíritu Sancto cóndidit témpora, dignátus nasci et ipse sub témpore ex útero Vírginis Maríæ.
Qui tamen, cum sit sempitérnus, statútos annórum decrévit decúrsus, per quos evolútus ducerétur hic mundus; distínguens annum certis atque congruéntibus vicissitudínibus témporum, quibus sol certa cursus sui dimensióne anni orbem inconfúsa varietáte distíngueret.
Illi étenim Deo vivo hódie et finem anni, et subsequéntis inítium oblátis munéribus dedicámus, per quem et decúrsum annum transégimus, et princípium altérius inchoámus.

Nunc ígitur, quia in unum nos ad supplicándum sancta et commúnis fecit hic devótio conveníre, tibi, Deus Pater, súpplices fúndimus preces, ut qui in nativitáte currícula consecrásti, præbeas nobis hunc annum habére placábilem, et dies eius in tua transígere servitúte.
Terram quoque frúctibus reple, ánimas corporáque fácito morbis delictísque carére. Scándala rémove, cóntere hostem, cóhibe famem, et omnes in commúne noxiórum cásuum evéntus a nostris fínibus procul extrúde.

Per Dóminum nostrum Iesum Christum, Fílium tuum, quem in unitáte Trinitátis Throni, Dominatiónes et Potestátes sine cessatióne colláudant, ita dicéntes: 

Es justo y necesario darte siempre gracias, Señor, Padre santo, Dios eterno y por Jesucristo, tu Hijo y Señor nuestro.
El cual, nacido de ti, Dios Padre, antes del tiempo juntamente contigo y con el Espíritu Santo dio origen al tiempo, y en el curso del mismo quiso nacer del seno de la Virgen María.
Él, eterno como es, ha establecido la sucesión de los años durante los cuales el mundo se va desarrollando. Y ha dado al curso de cada año una inconfundible variedad, gracias a las distintas y determinadas etapas de la órbita solar.
Hoy celebramos el final de un año y el comienzo de otro ofreciendo este sacrificio al Dios vivo, agradecidos por el año que termina y por el inicio del nuevo.

Ahora, que un santo y común fervor nos ha reunido para la oración, te presentamos, Dios Padre, nuestras humildes preces; tú que consagraste el curso del tiempo con el nacimiento de tu Hijo, concédenos un año de paz y que podamos dedicar sus días a tu servicio.
Llena la tierra con sus frutos, libra nuestros cuerpos de la enfermedad y a nuestras almas del pecado.
Aparta los contratiempos, destruye el poder del enemigo, líbranos de la indigencia, aleja de nuestro país toda clase de mal.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo,
al que, en la unidad de la Trinidad, los Tronos, las Dominaciones y las Potestades alaban sin cesar diciendo así:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus

Vere sanctus, vere benedíctus, Dóminus noster Iesus Christus, Fílius tuus, quo inspiránte iánuam præséntis anni in confessióne intrámus, quove tacti compúngimur, ut réliquos excúrsus témporum in divínis obséquii transígere delectémur.

Ipse est vere Sálvator noster et Dóminus Iesus Christus, qui est et consecrátio témporum, et cónditor sæculórum.

Ipse Dóminus ac redémptor ætérnus.

Santo y bendito es en verdad nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo; él nos inspira a cruzar con alabanzas el umbral del nuevo año; él nos mueve a la compunción, para que nos agrade ocupar nuestro tiempo en su divino servicio.

Jesucristo es en verdad nuestro Salvador y nuestro Señor, él es quien consagra el tiempo y el creador de los siglos.

El mismo Señor y Redentor eterno.

Inicio página

Post Pridie / Invocación

Vespertíni huius sacrifícii litatióne placári te cupiéntes, omnípotens Deus, quæsumus ut appósitum tibi hoc holocáustum ita plácide acceptáre dignéris, quo omnes qui a te sanctificári huius anni inítia cúpimus, in sanctis eum nos transegísse áctibus gratulémur.

R/. Amen.

Deseosos de agradarte, Dios todopoderoso, con la oblación de este sacrificio [vespertino] te pedimos que te dignes aceptar con indulgencia esta víctima que te presentamos; que quienes anhelamos ser santificados por ti en el comienzo del nuevo año, podamos alegrarnos de vivirlo practicando buenas obras.

R/. Amén.

Te præstánte, sancte Dómine, quia tu hæc ómnia nobis indígnis servis tuis valde bona creas, sanctíficas, vivíficas ac præstas nobis, ut sint benedícta a te Deo nostro in sæcula sæculórum.

R/. Amen.

Concédelo, Señor santo, pues creas todas estas cosas para nosotros, indignos siervos tuyos, y las haces tan buenas, las santificas, las llenas de vida y nos las das, así bendecidas por ti, Dios nuestro, por los siglos de los siglos.

R/. Amén.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro

Dómine, qui magnus dies es Angelórum, parvus in die hóminum. Verbum Deus ante ómnia témpora, Verbum caro opportúno in témpore cónditus, sub sole cónditor solis; da nobis diéi huius in tuis láudibus ecclesiásticæ dignitátis sollémnem convéntum.
Ut qui inítium anni tálibus primítiis tíbimet consecrásti, totíus témporis spátium tibi plácitis excúrsibus atque opéribus fácias immolári.

Quia te iubénte orámus e terris:

Señor, tú eres el gran día de los ángeles y en cambio te hiciste pequeño en el día de los hombres; eras Palabra de Dios antes de todos los tiempos, y fuiste Palabra hecha carne en el tiempo oportuno; siendo el creador del sol, quisiste vivir bajo el sol; concédenos alabarte dignamente en este día con esta solemne reunión de tu Iglesia.
Tú que has querido consagrar el comienzo del año con estas primicias de nuestra oración, haz que durante el transcurso del tiempo, podamos servirte con palabras y obras que te sean agradables.

Así, cumpliendo cuanto nos has mandado oramos desde la tierra diciendo:

Inicio página

Benedictio / Bendición

Omnes qui inítium præséntis anni láudibus excoléndum attóllitis Salvatóris nostri muníti præsídiis absque crímine ad finem usque perveniátis.
R/. Amen.

Que cuantos eleváis alabanzas a Dios en el comienzo del nuevo año, confortados con la ayuda del Salvador, podáis llegar a su fin sin pecado.
R/. Amén.

Idem quoque redémptor noster ita contríbuat vobis hunc annum habére plácidum ac iocúndum, ut cor vestrum semper síbimet effíciat præparátum.
R/. Amen.

Que el mismo Redentor nuestro os conceda transcurrir este año con paz y alegría de tal modo que vuestro corazón permanezca siempre bien dispuesto.
R/. Amén.

Ut benedícti ab eo qui fecit cælum et terram, quod nunc inchoátis in lácrimis, post in cánticis spiritálibus expleátis.
R/. Amen.

Que gracias a la bendición del que hizo el cielo y la tierra, cuanto iniciáis ahora con lágrimas, lo terminéis después con cánticos espirituales.
R/. Amén.

Per misericórdiam ipsíus Dei nostri qui est benedíctus et vivit et ómnia regit in sæcula sæculórum.
R/. Amen.

Por la misericordia del mismo Dios nuestro, que es bendito y vive y todo lo gobierna por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva

Christi Dómini nostri grátia satiáti, grátias ágimus perpétuæ Trinitáti, cuius sánguine sumus prétio magno redémpti: pétimus ítaque sacramentórum tuórum méritis ut de hoc sæculo nequam eripiámur illæsi.
R/. Amen.

Demos gracias a la eterna Trinidad, saciados por la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que nos redimió con el elevado precio de su Sangre.
Pidamos, pues, que por la fuerza de estos sacramentos, nos veamos libres de la maldad de este mundo.
R/. Amén.

Te præstánte, summe Deus, qui in Trinitáte gloriáris in sæcula sæculórum.
R/. Amen.

Concédelo, Dios altísimo, glorioso en la Trinidad, un solo Dios, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se exponen (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum I y del Liber Commicus I. Los textos bíblicos en español están tomados de La Santa Biblia, edición San Pablo. Las oraciones en español nos han sido amablemente facilitadas por el P. D. Manuel González López-Corps y son las que se utilizan en la misa del Inicio del Año en la iglesia de la Inmaculada y san Pascual de Madrid.

(Se recuerda que hasta la fecha no existe misal oficial en español).

 

 

Índice LiturgiaInicio página

© La Ermita. España MMVIII