La Ermita. Rito hispano-mozárabe

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios de la Misa del Inicio del Año (Año I)

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe


 Prælegendum / Canto de entrada
Annus primus / Año I Sal 92,1

Dóminus regnávit, decórem induit, allelúia.

El Señor reina, vestido de majestad, aleluya.

V/. Índuit Dóminus fortitúdinem et præcínxit se.
R/. Allelúia.

V/. Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto in sæcula sæculórum. Amen.
R/. Allelúia.

V/. El Señor, vestido y ceñido de poder.
R/. Aleluya.

V/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
R/. Aleluya.

Inicio página

 Post gloriam / Oración después del Gloria
Annus primus / Año I

Hic est iustus noster, in quo sperabámus, fidem præcinénte prophéta, et ad quem pervenímus apparéntem per grátiam; proínde poscámus cleméntiam eius ut líberet nos, et peccáta pópulo suo dimíttat, qui pro nobis impéndi dignátus est totus.
R/.
Amen.

Éste es nuestro justo, el que esperábamos, el profeta que anuncia la fe, a quien nos acercamos pues se nos ha manifestado por gracia; solicitemos la clemencia de aquél que se ha entregado del todo por nosotros para que nos salve y perdone los pecados de su pueblo.
R/.
Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.

Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA

Prophetia / Profecía
Annus primus / Año I Is 49,1-6
Léctio libri Isaíæ prophétæ.
R/.
Deo grátias.
Lectura del libro del profeta Isaías.
R/. Demos gracias a Dios.

Hæc dicit Dóminus:

Audíte me, ínsulæ, et atténdite, pópuli de longe:
Dóminus ab útero vocávit me, de ventre matris meæ recordátus est nóminis mei; et pósuit os meum quasi gládium acútum, in umbra manus suæ protéxit me et pósuit me sicut sagíttam eléctam, in pháretra sua abscóndit me et dixit mihi: «Servus meus es tu, Ísrael, in quo gloriábor».

Et ego dixi: «In vácuum laborávi, sine causa et vane fortitúdinem meam consúmpsi; verúmtamen iudícium meum cum Dómino, et merces mea cum Deo meo».

Et nunc dicit Dóminus, qui formávit me ex útero servum sibi, ut redúcerem Iacob ad eum, et Ísrael ei congregarétur; et glorificátus sum in óculis Dómini, et Deus meus factus est fortitúdo mea.
Et dixit: «Parum est ut sis mihi servus ad suscitándas tribus Iacob et relíquias Ísrael reducéndas: dabo te in lucem géntium, ut sit salus mea usque ad extrémum terræ».
Ait Dóminus omnípotens.

R/. Amen.

Esto dice el Señor:

Escuchadme, islas; atended, pueblos lejanos: El Señor me llamó desde el vientre materno, de las entrañas de mi madre, y pronunció mi nombre. Hizo de mi boca una espada afilada, me escondió en la sombra de su mano; me hizo flecha bruñida, me guardó en su aljaba y me dijo: «Tú eres mi siervo, Israel, por medio de ti me glorificaré».

Y yo pensaba: «En vano me he cansado, en viento y en nada he gastado mis fuerzas». En realidad el Señor defendía mi causa, mi recompensa la custodiaba Dios.

Y ahora dice el Señor, el que me formó desde el vientre como siervo suyo, para que le devolviese a Jacob, para que le reuniera a Israel; he sido glorificado a los ojos de Dios. Y mi Dios era mi fuerza:
«Es poco que seas mi siervo para restablecer las tribus de Jacob y traer de vuelta a los supervivientes de Israel. Te hago luz de las naciones, para que mi salvación alcance hasta el confín de la tierra».
Así dice el Señor todopoderoso.

R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación
Annus primus / Año I Sal 47,11-12

Laus tua, Deus, in fines terræ; iustítia plena est déxtera tua.

Como tu nombre, oh Dios, tu alabanza llega al confín de la tierra. Tu diestra está llena de justicia.

V/. Lætétur mons Sion et exsúltent fíliæ Iudæ, propter iudícia tua, Dómine.
R/. Iustítia plena est déxtera tua.
V/. El monte Sión se alegra, las ciudades de Judá se gozan, Señor, con tus sentencias.
R/. Tu diestra está llena de justicia.

Inicio página

Apostolus / Apóstol
Annus primus / Año I Heb 6,13-7,3
Epístola ad Hebræos.
R/. Deo grátias.
Epístola a los hebreos.
R/.
Demos gracias a Dios.

Fratres:

Ábrahæ namque promíttens Deus, quóniam néminem hábuit, per quem iuráret maiórem, iurávit per semetípsum dicens: «Útique benedícens benedícam te et multíplicans multiplicábo te»; et sic longanímiter ferens adéptus est repromissiónem. Hómines enim per maiórem sui iurant, et omnis controvérsiæ eórum finis ad confirmatiónem est iuraméntum.

In quo abundántius volens Deus osténdere pollicitatiónis herédibus immobilitátem consílii sui, se interpósuit iure iurándo, ut per duas res immóbiles, in quibus impossíbile est mentíri Deum, fortíssimum solácium habeámus, qui confúgimus ad tenéndam propósitam spem; quam sicut ánchoram habémus ánimæ, tutam ac firmam et incedéntem usque in interióra veláminis, ubi præcúrsor pro nobis introívit Iesus, secundum órdinem Melchísedech póntifex factus in ætérnum.

Hic enim Melchísedech, rex Salem, sacérdos Dei summi, qui ob viavit Ábrahæ regrésso a cæde regum et benedíxit ei, cui et décimam ómnium divísit Ábraham, primum quidem, qui interpretátur rex iustítiæ, deínde autem et rex Salem, quod est rex Pacis, sine patre, sine matre, sine genealogía, neque inítium diérum neque finem vítæ habens, assimilátus autem Fílio Dei, manet sacérdos in perpétuum.

R/. Amen.

Hermanos:

Cuando Dios hizo la promesa a Abrahán, no teniendo a nadie mayor por quien jurar, juró por sí mismo, diciendo: Te llenaré de bendiciones y te multiplicaré abundantemente; y así, perseverando, alcanzó lo prometido. Los hombres juran por alguien mayor, y, con la garantía del juramento, queda zanjada toda discusión.

De la misma manera, queriendo Dios demostrar a los beneficiarios de la promesa la inmutabilidad de su designio, se comprometió con juramento, para que por dos cosas inmutables, en las que es imposible que Dios mienta, cobremos ánimos y fuerza los que buscamos refugio en él, aferrándonos a la esperanza que tenemos delante. La cual es para nosotros como ancla del alma, segura y firme, que penetra más allá de la cortina, donde entró, como precursor, por nosotros, Jesús, Sumo Sacerdote para siempre según el rito de Melquisedec.

Este Melquisedec, rey de Salén, sacerdote del Dios altísimo, salió al encuentro de Abrahán cuando este regresaba de derrotar a los reyes, lo bendijo y recibió de Abrahán el diezmo del botín. Su nombre significa, en primer lugar, Rey de Justicia, y, después, Rey de Salén, es decir, Rey de Paz. Sin padre, sin madre, sin genealogía; no se menciona el principio de sus días ni el fin de su vida. En virtud de esta semejanza con el Hijo de Dios, es sacerdote perpetuamente.

R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio
Annus primus / Año I Jn 1,1-17
Inítium sancti Evangélii secúndum Ioánnem.
R/. Glória tibi, Dóminus.
Inicio del santo Evangelio según san Juan.
R/. Gloria a ti, Señor.

In princípio erat Verbum, et Verbum erat apud Deum, et Deus erat Verbum. Hoc erat in princípio apud Deum. Ómnia per ipsum facta sunt, et sine ipso factum est nihil, quod factum est; in ipso vita erat, et vita erat lux hóminum, et lux in ténebris lucet, et ténebræ eam non comprehendérunt.

Fuit homo missus a Deo, cui nomen erat Ioánnes; hic venit in testimónium, ut testimónium perhibéret de lúmine, ut omnes créderent per illum. Non erat ille lux, sed ut testimónium perhibéret de lúmine.

Erat lux vera, quæ illúminat omnem hóminem, véniens in mundum. In mundo erat, et mundus per ipsum factus est, et mundus eum non cognóvit. In própria venit, et sui eum non recepérunt.

Quotquot autem accepérunt eum, dedit eis potestátem fílios Dei fíeri, his, qui credunt in nómine eius, qui non ex sanguínibus neque ex voluntáte carnis neque ex voluntáte viri, sed ex Deo nati sunt.

Et Verbum caro factum est et habitávit in nobis, et vídimus glóriam eius, glóriam quasi Unigéniti a Patre, plenum grátiæ et veritátis.

Ioánnes testimónium pérhibet de ipso et clamat dicens: «Hic erat, quem dixi: Qui post me ventúrus est, ante me factus est, quia prior me erat».

Et de plenitúdine eius nos omnes accépimus, et grátiam pro grátia; quia lex per Moysen data est, grátia et véritas per Iesum Christum facta est.

R/. Amen.

En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba junto a Dios, y el Verbo era Dios. Él estaba en el principio junto a Dios. Por medio de él se hizo todo, y sin él no se hizo nada de cuanto se ha hecho. En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Y la luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no lo recibió.

Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: 7 este venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por medio de él. No era él la luz, sino el que daba testimonio de la luz.

El Verbo era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre, viniendo al mundo. En el mundo estaba; el mundo se hizo por medio de él, y el mundo no lo conoció. Vino a su casa, y los suyos no lo recibieron.

Pero a cuantos lo recibieron, les dio poder de ser hijos de Dios, a los que creen en su nombre. Estos no han nacido de sangre, ni de deseo de carne, ni de deseo de varón, sino que han nacido de Dios.

Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria: gloria como del Unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad .

Juan da testimonio de él y grita diciendo: «Este es de quien dije: El que viene detrás de mí se ha puesto delante de mí, porque existía antes que yo».

Pues de su plenitud todos hemos recibido, gracia tras gracia. Porque la ley se dio por medio de Moisés, la gracia y la verdad nos han llegado por medio de Jesucristo.

R/. Amén.

Inicio página

Laudes
Annus primus / Año I Sal 101,16
Allelúia. Aleluya.
V/. Timébunt gentes nomen tuum, Dómine, et omnes reges terræ glóriam tuam.
R/. Allelúia.
V/. Señor, los gentiles temerán tu nombre; los reyes del mundo, tu gloria.
R/. Aleluya.

Inicio página

Sacrificium / Canto del Ofertorio
Annus primus / Año I Sab 16,20
Parátum panem de cælo præstitísti fíliis tuis, Dómine, omne delectaméntum in se habéntem odóre suavitátis.
R/.
Allelúia, allelúia.
A tu pueblo le mandaste desde el cielo un pan preparado sin esfuerzo, lleno de toda delicia y grato a cualquier gusto.
R/. Aleluya, aleluya. 

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal
Princípium exoriéntis anni, quod hodiérna die cum ieiúnii voto celebrándum suscípimus, húmili devotióne, fratres dilectíssimi, oblátis Deo munéribus dedicémus; poscéntes ut idem Christus, qui est caput omnis principátus, ac Dóminus, det nobis ita veniéntis anni spátia fidéli mente transígere, quáliter óculis pietátis eius mereámur in ómnibus complacére.
R/.
Amen.
Hermanos muy amados, con las ofrendas que presentamos humildemente, consagremos a Dios el nuevo año que está a punto de empezar y que hoy nos disponemos a acoger. Pidamos que, Cristo, Señor y cabeza de todo poder, nos conceda vivir el año próximo con integridad de espíritu y que ante sus ojos benignos podamos complacerle en todo.
R/.
Amén.
Per grátiam pietátis tuæ, Deus meus, qui vivis et cuncta domináris in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la gracia de tu amor, Dios nuestro, que vives y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos

Deus, qui idem ipse es cuiúsque anni non defícient; præbe nobis ita hunc annum cum plácita tibi servitútis devotióne transígere, quáliter et substántiis non privémur, et divínis obséquiis devotióne optábili obsequámur.
R/. Amen.  

Oh Dios, tú eres siempre el mismo y tus años no se acaban; concédenos pasar el nuevo año con voluntad decidida de servirte, de modo que no nos veamos privados de los bienes necesarios y cumplamos tu divina voluntad con diligente fervor.
R/. Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspéctu sanctórum apostolórum et mártyrum, confessórum atque vírginum nómina recitántur.
R/. Amen.

Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos

Christe, qui es alpha et oméga, inítium et finis; tu benedícito his sacrifíciis, ob princípium præséntis anni tibi oblátis, et ita offeréntium vocábula in libro vitæ conscríbens, ut defúnctis réquiem præstes; quo omnes qui inítia huius anni cum tripúdio laudatiónis attóllimus, relíquum excúrsum eius in tua servitúte transígere mereámur.
R/. Amen.

Oh Cristo, que eres el alfa y la omega, el principio y el fin, bendice este sacrificio que te presentamos por el año próximo, y escribe en el libro de la vida los nombres de quienes te lo ofrecen para que los difuntos alcancen el reposo eterno; que cuantos recibimos con espíritu festivo el comienzo del año nuevo, podamos vivirlo todo entero permaneciendo fieles en tu servicio.
R/. Amén.

Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/. Amen.

Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz

Bénedic, Dómine, corónam anni benignitátis tuæ, ut et campi tui ubertáte pinguédinis repleántur, et nos qui in conválle ploratiónis consístimus, abundántia pacis ac dulcédinis redundémus.
R/. Amen.

Señor, bendice con amor el curso de este año de modo que la tierra rezume fertilidad y, nosotros los que estamos en este valle de lágrimas, obtengamos paz y consolación en abundancia.
R/.
Amén.

Præsta, per auctórem pacis et caritátis Dóminum nostrum Iesum Christum, cum quo tibi est una et coæquális esséntia in unitáte Spíritus Sancti regnántis, Deus, in sæcula sæculórum.
R/. Amen.

Concédelo, oh Dios, por el autor de la paz y del amor, nuestro Señor Jesucristo, con el cual eres una sola e igual esencia en la unidad del Espíritu Santo que reina, Dios, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Illatio / Acción de gracias

Dignum et iustum est nos tibi grátias ágere, Dómine, sancte Pater, ætérne omnípotens Deus, per Iesum Christum, Fílium tuum, Dóminum nostrum.
Qui ante tempus natus ex te Deo Patre, tecum páriter et cum Spíritu Sancto cóndidit témpora, dignátus nasci et ipse sub témpore ex útero Vírginis Maríæ.
Qui tamen, cum sit sempitérnus, statútos annórum decrévit decúrsus, per quos evolútus ducerétur hic mundus; distínguens annum certis atque congruéntibus vicissitudínibus témporum, quibus sol certa cursus sui dimensióne anni orbem inconfúsa varietáte distíngueret.
Illi étenim Deo vivo hódie et finem anni, et subsequéntis inítium oblátis munéribus dedicámus, per quem et decúrsum annum transégimus, et princípium altérius inchoámus.

Nunc ígitur, quia in unum nos ad supplicándum sancta et commúnis fecit hic devótio conveníre, tibi, Deus Pater, súpplices fúndimus preces, ut qui in nativitáte currícula consecrásti, præbeas nobis hunc annum habére placábilem, et dies eius in tua transígere servitúte.
Terram quoque frúctibus reple, ánimas corporáque fácito morbis delictísque carére. Scándala rémove, cóntere hostem, cóhibe famem, et omnes in commúne noxiórum cásuum evéntus a nostris fínibus procul extrúde.

Per Dóminum nostrum Iesum Christum, Fílium tuum, quem in unitáte Trinitátis Throni, Dominatiónes et Potestátes sine cessatióne colláudant, ita dicéntes: 

Es justo y necesario darte siempre gracias, Señor, Padre santo, Dios eterno y por Jesucristo, tu Hijo y Señor nuestro.
El cual, nacido de ti, Dios Padre, antes del tiempo juntamente contigo y con el Espíritu Santo dio origen al tiempo, y en el curso del mismo quiso nacer del seno de la Virgen María.
Él, eterno como es, ha establecido la sucesión de los años durante los cuales el mundo se va desarrollando. Y ha dado al curso de cada año una inconfundible variedad, gracias a las distintas y determinadas etapas de la órbita solar.
Hoy celebramos el final de un año y el comienzo de otro ofreciendo este sacrificio al Dios vivo, agradecidos por el año que termina y por el inicio del nuevo.

Ahora, que un santo y común fervor nos ha reunido para la oración, te presentamos, Dios Padre, nuestras humildes preces; tú que consagraste el curso del tiempo con el nacimiento de tu Hijo, concédenos un año de paz y que podamos dedicar sus días a tu servicio.
Llena la tierra con sus frutos, libra nuestros cuerpos de la enfermedad y a nuestras almas del pecado.
Aparta los contratiempos, destruye el poder del enemigo, líbranos de la indigencia, aleja de nuestro país toda clase de mal.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, al que, en la unidad de la Trinidad, los Tronos, las Dominaciones y las Potestades alaban sin cesar diciendo así:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus

Vere sanctus, vere benedíctus, Dóminus noster Iesus Christus, Fílius tuus, quo inspiránte iánuam præséntis anni in confessióne intrámus, quove tacti compúngimur, ut réliquos excúrsus témporum in divínis obséquii transígere delectémur.

Ipse est vere Sálvator noster et Dóminus Iesus Christus, qui est et consecrátio témporum, et cónditor sæculórum.

Ipse Dóminus ac redémptor ætérnus.

Santo y bendito es en verdad nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo; él nos inspira a cruzar con alabanzas el umbral del nuevo año; él nos mueve a la compunción, para que nos agrade ocupar nuestro tiempo en su divino servicio.

Jesucristo es en verdad nuestro Salvador y nuestro Señor, él es quien consagra el tiempo y el creador de los siglos.

El mismo Señor y Redentor eterno.

Inicio página

Post Pridie / Invocación

Vespertíni huius sacrifícii litatióne placári te cupiéntes, omnípotens Deus, quæsumus ut appósitum tibi hoc holocáustum ita plácide acceptáre dignéris, quo omnes qui a te sanctificári huius anni inítia cúpimus, in sanctis eum nos transegísse áctibus gratulémur.
R/.
Amen.

Deseosos de agradarte, Dios todopoderoso, con la oblación de este sacrificio vespertino te pedimos que te dignes aceptar con indulgencia esta víctima que te presentamos; que quienes anhelamos ser santificados por ti en el comienzo del nuevo año, podamos alegrarnos de vivirlo practicando buenas obras.
R/.
Amén.

Te præstánte, sancte Dómine, quia tu hæc ómnia nobis indígnis servis tuis valde bona creas, sanctíficas, vivíficas ac præstas nobis, ut sint benedícta a te Deo nostro in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.

Concédelo, Señor santo, pues creas todas estas cosas para nosotros, indignos siervos tuyos, y las haces tan buenas, las santificas, las llenas de vida y nos las das, así bendecidas por ti, Dios nuestro, por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro

Dómine, qui magnus dies es Angelórum, parvus in die hóminum. Verbum Deus ante ómnia témpora, Verbum caro opportúno in témpore cónditus, sub sole cónditor solis; da nobis diéi huius in tuis láudibus ecclesiásticæ dignitátis sollémnem convéntum.
Ut qui inítium anni tálibus primítiis tíbimet consecrásti, totíus témporis spátium tibi plácitis excúrsibus atque opéribus fácias immolári.

Quia te iubénte orámus e terris:

Señor, tú eres el gran día de los ángeles y en cambio te hiciste pequeño en el día de los hombres; eras Palabra de Dios antes de todos los tiempos, y fuiste Palabra hecha carne en el tiempo oportuno; siendo el creador del sol, quisiste vivir bajo el sol; concédenos alabarte dignamente en este día con esta solemne reunión de tu Iglesia.
Tú que has querido consagrar el comienzo del año con estas primicias de nuestra oración, haz que durante el transcurso del tiempo, podamos servirte con palabras y obras que te sean agradables.

Así, cumpliendo cuanto nos has mandado oramos desde la tierra diciendo:

Inicio página

Benedictio / Bendición

Omnes qui inítium præséntis anni láudibus excoléndum attóllitis Salvatóris nostri muníti præsídiis absque crímine ad finem usque perveniátis.
R/. Amen.

Que cuantos eleváis alabanzas a Dios en el comienzo del nuevo año, confortados con la ayuda del Salvador, podáis llegar a su fin sin pecado.
R/. Amén.

Idem quoque redémptor noster ita contríbuat vobis hunc annum habére plácidum ac iocúndum, ut cor vestrum semper síbimet effíciat præparátum.
R/. Amen.

Que el mismo Redentor nuestro os conceda transcurrir este año con paz y alegría de tal modo que vuestro corazón permanezca siempre bien dispuesto.
R/. Amén.

Ut benedícti ab eo qui fecit cælum et terram, quod nunc inchoátis in lácrimis, post in cánticis spiritálibus expleátis.
R/. Amen.

Que gracias a la bendición del que hizo el cielo y la tierra, cuanto iniciáis ahora con lágrimas, lo terminéis después con cánticos espirituales.
R/. Amén.

Per misericórdiam ipsíus Dei nostri qui est benedíctus et vivit et ómnia regit in sæcula sæculórum.
R/. Amen.

Por la misericordia del mismo Dios nuestro, que es bendito y vive y todo lo gobierna por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva

Christi Dómini nostri grátia satiáti, grátias ágimus perpétuæ Trinitáti, cuius sánguine sumus prétio magno redémpti: pétimus ítaque sacramentórum tuórum méritis ut de hoc sæculo nequam eripiámur illæsi.
R/. Amen.

Demos gracias a la eterna Trinidad, saciados por la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que nos redimió con el elevado precio de su Sangre.
Pidamos, pues, que por la fuerza de estos sacramentos, nos veamos libres de la maldad de este mundo.
R/. Amén.

Te præstánte, summe Deus, qui in Trinitáte gloriáris in sæcula sæculórum.
R/. Amen.

Concédelo, Dios altísimo, glorioso en la Trinidad, un solo Dios, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se exponen (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum I (pp. 155; 157-161) y del Liber Commicus I (pp. 61-63).
Traducción: Las oraciones en español nos han sido amablemente facilitadas por el P. D. Manuel González López-Corps y son las que se utilizan en la misa del Inicio del Año en la iglesia de la Inmaculada y san Pascual de Madrid.
Textos bíblicos: Sagrada Biblia, versión oficial de la Conferencia Episcopal Española. BAC, Madrid 2011.

(Se recuerda que hasta la fecha no existe misal oficial en español).

 

 

Índice LiturgiaInicio página

ÍNDICE GENERAL DE "LA ERMITA"

© La Ermita. España MMVIII-MMXIX