La Ermita. Rito hispano-mozárabe

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios de la Misa de santa Dorotea, virgen y mártir

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe


 

Prælegendum / Canto de entrada Sal 9,13; Ap 21,3; Sal 117,15
Sánguinem iustórum requíram ego, dicit Dóminus, et habitábo cum eis in regno meo, allelúia, allelúia. Pediré cuentas de la sangre de los justos, dice el Señor, los acogeré en mi reino, aleluya, aleluya.
V/. Vox lætítiæ et salútis in tabernáculis iustórum.
R/.
Et habitábo cum eis in regno meo, allelúia, allelúia.
V/.
Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto, in sæcula sæculórum. Amen.
R/. Et habitábo cum eis in regno meo, allelúia, allelúia.
V/. Se oyen voces de alegría y de salvación en las tiendas de los justos.
R/. Los acogeré en mi reino, aleluya, aleluya.
V/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
R/. Los acogeré en mi reino, aleluya, aleluya.

Inicio página

Oratio post Gloriam / Oración después del Gloria

Glória nostra, Deus noster, qui carnis virginitátem servántibus fructum promíttis repensáre centéssimum, intercéssu vírginis tuæ ac mártyris Ágathæ, solve nostrórum víncula peccatórum, ut qui carnis fragilitáte deícimur, eius patrocínio sublevémur.
R/. Amen.

Tú eres nuestra gloria, Dios nuestro, y prometes una cosecha del ciento por uno a los que conservan el don de la virginidad; por intercesión de la virgen y mártir Águeda, concédenos el perdón de nuestros pecados, y, si nos sentimos abatidos por nuestra fragilidad, haz que nos conforte su protección.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA

Quære in Communi unius Virginis et Martyris, p. 240 / Como en el Común de una Virgen y Mártir, p. 240.

Prophetia / Profecía Is 54,1-3
Léctio libri Isaíæ prophétæ.
R/. Deo grátias.
Lectura del libro del Profeta Isaías.
R/. Demos gracias a Dios.
Hæc dicit Dóminus:

Exsúlta, stérilis, quæ non peperísti,
lætáre, gaude, quæ non parturísti,
quóniam multi sunt fílii desértæ
magis quam fílii nuptæ, dicit Dóminus.

Diláta locum tentórii tui
et pelles tabernaculórum tuórum exténde, ne parcas;
longos fac funículos tuos
et clavos tuos consólida.
Ad déxteram enim et ad lævam penetrábis,
et semen tuum hereditábit gentes,
quæ civitátes desértas inhabitábunt.

R/. Amen.

Esto dice el Señor:

Exulta, estéril, que no dabas a luz;
rompe a cantar, alégrate,
tú que no tenías dolores de parto:
porque la abandonada
tendrá más hijos que la casada
–dice el Señor–.

Ensancha el espacio de tu tienda,
despliega los toldos de tu morada,
no los restrinjas,
alarga tus cuerdas,
afianza tus estacas,
porque te extenderás de derecha a izquierda.
Tu estirpe heredará las naciones
y poblará ciudades desiertas.

R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación Sal 44,5-6
Spécie tua et pulchritúdine tua inténde, próspere procéde et regna. Muesta tu belleza y tu gallardía, adelántate, avanza como una reina.
V/. Propter veritátem et manusetúdinem et iustítiam, et dedúcet te mirabíliter déxtera tua.
R/. Inténde, próspere procéde et regna.
V/. Por la verdad y la mansedumbre y la justicia, su diestra te lleve por un camino de maravillas.
R/. Adelántate, avanza como una reina.

Inicio página

Apostolus / Apóstol 2Cor 10,17-11,6; Gál 3,26 (2)
Epístola Pauli apóstoli ad Corínthios secúnda.
R/. Deo grátias.
Segunda carta del apóstol san Pablo a los corintios.
R/. Demos gracias a Dios.
Fratres:

Qui autem gloriátur, in Dómino gloriétur; non enim qui seípsum comméndat, ille probátus est, sed quem Dóminus comméndat.

Útinam sustinerétis módicum quid insipiéntiæ meæ; sed et supportáte me. Æmulor enim vos Dei æmulatióne; despóndi enim vos uni viro vírginem castam exhibére Christo.

Tímeo autem, ne, sicut serpens Evam sedúxit astútia sua, ita corrumpántur sensus vestri a simplicitáte et castitáte, quæ est in Christum. Nam si is qui venit, álium Christum prædicat, quem non prædicávimus, aut álium Spíritum accípitis, quem non accepístis, aut áliud evangélium, quod non recepístis, recte paterémini.

Exístimo enim nihil me minus fecísse magnis apóstolis; nam etsi imperítus sermóne, sed non sciéntia, in omni autem manifestántes in ómnibus ad vos. Per fidem in Christo Iesu Dómino nostro.

R/. Amen.

Hermanos:

El que se gloría, que se gloríe en el Señor, porque no está aprobado el que se recomienda a sí mismo, sino aquel a quien el Señor recomienda.

¡Ojalá me toleraseis algo de locura!; aunque ya sé que me la toleráis. Tengo celos de vosotros, los celos de Dios, pues os he desposado con un solo marido, para presentaros a Cristo como una virgen casta.

Pero me temo que, lo mismo que la serpiente sedujo a Eva con su astucia, se perviertan vuestras mentes, apartándose de la sinceridad y de la pureza debida a Cristo. Pues, si se presenta cualquiera predicando un Jesús diferente del que os he predicado, u os propone recibir un espíritu diferente del que recibisteis, o aceptar un Evangelio diferente del que aceptasteis, lo toleráis tan tranquilos.

No me creo en nada inferior a esos super-apóstoles. En efecto, aunque en el hablar soy inculto, no lo soy en el saber; que en todo y en presencia de todos os lo hemos demostrado. Por la fe en Cristo Jesús nuestro Señor.

R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio Lc 10,38-42
Léctio sancti Evangélii secúndum Lucam.
R/. Glória tibi, Dómine.
Lectura del santo Evangelio según san Lucas.
R/. Gloria a ti, Señor.
In illo témpore:
Dóminus noster Iesus Christus intrávit in quoddam castéllum, et múlier quædam Martha nómine excépit illum. Et huic erat soror nómine María, quæ étiam sedens secus pedes Dómini audiébat verbum illíus. Martha autem satagébat circa frequens ministérium; quæ stetit et ait: «Dómine, non est tibi curæ quod soror mea relíquit me solam ministráre? Dic ergo illi, ut me ádiuvet».

Et respóndens dixit illi Dóminus: «Martha, Martha, sollícita es et turbáris erga plúrima, porro unum est necessárium; María enim óptimam partem elégit, quæ non auferétur ab ea».

R/. Amen.

En aquel tiempo:
Nuestro Señor Jesucristo entró en una aldea, y una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. Esta tenía una hermana llamada María, que, sentada junto a los pies del Señor, escuchaba su palabra. Marta, en cambio, andaba muy afanada con los muchos servicios; hasta que, acercándose, dijo: «Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sola para servir? Dile que me eche una mano».

Respondiendo, le dijo el Señor: «Marta, Marta, andas inquieta y preocupada con muchas cosas; solo una es necesaria. María, pues, ha escogido la parte mejor, y no le será quitada».

R/. Amén.

Inicio página

Laudes Sof 3,14
Allelúia. Aleluya.
V/. Lauda, fília Sion, lætáre et exsúlta, fília Ierúsalem.
R/. Allelúia.
V/. Regocíjate, hija de Sión, salta de gozo, Jerusalén.
R/. Aleluya.

Inicio página

Sacrificium / Canto del Ofertorio Sal 67,36.16-17
Mirábilis Deus in sanctis eius, Deus Ísrael, ipsi dabit virtútem et fortitúdinem plebi suæ.
Benedíctus Deus, allelúia, allelúia, allelúia.
Es admirable en sus santos el Dios de Israel, el dará a su pueblo el valor y la fortaleza.
Dios sea bendito, aleluya, aleluya, aleluya.
V/. Montem Dei, montem úberem, mons coagulátus mons uber, ut quid suspicámini montes coagulátos, montem in quo plácuit Deo habitáre in eo.
R/.
Benedíctus Deus, allelúia, allelúia, allelúia.
V/. El monte de Dios es fértil, montes divinos los de Basán: montes de crestas altísimas. ¿Por qué miráis celosos, oh montes de altas crestas, al monte que Dios escogió para habitar en él?
R/. Dios sea bendito, aleluya, aleluya, aleluya.

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal

Certatrícis beátæ Dorótheæ, fratres caríssimi, fidem famosíssimam prædicántes, holocaustórum oblatiónes pio Regi ac Dómino offerámus, qui huius fámulæ suæ cor tanta sui amóris vulnerávit ex grátia, ut, nullis illécta decípulis, étiam illórum corda cælésti ad Deum suasióne convérterit, a quibus illiciebátur tuméntis ævi terróribus a Christicolárum propósito submovéri.

Hanc ergo gloriósam únici Fíli Dei sponsam, quæ et fidem verbo, et virginitátem consecrávit ex mérito, acclínes précibus impetrémus, ut venerábilem passiónis suæ diem suscipiéntibus occúrrat, præstatúra ómnibus quæ rogátur, ábdita vúlnerum curans, preces supplicántes iustíficans ac vota nostra Salvatóri nostro comméndans, quo per eam nobis et plenitúdinis fructus, et votórum concedátur efféctus.
R/.
Amen.

Queridos hermanos, al conmemorar la clarísima fe de santa Dorotea, la que tan bien supo luchar, ofrezcamos sacrificios a nuestro Señor y Rey. Él traspasó el corazón de esta servidora suya con la gracia de un amor tan grande que, sin dejarse seducir por ningún engaño, convirtió ella a Dios, con celestial poder de persuasión, a los mismos que intentaban disuadirla del seguimiento de Cristo con la amenaza de los tormentos.

Impetremos humildemente de esta gloria esposa del único Hijo de Dios, que mantuvo su fe y la expuso con su palabra y consagró meritoriamente su virginidad, para que salga al encuentro de los que celebran el venerable día de su martirio, dispuesta a concederles todo lo que le pidan, curando sus llagas más ocultas, apoyando los ruegos de los que suplican y encomendando nuestros votos a Jesús nuestro Salvador, de forma que por ella se nos conceda el fruto de la plenitud y la realización de nuestros deseos.
R/. Amén.

Per misericórdiam ipsíus Dei nostri, qui est benedíctus et vivit et ómnia regit in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Por la misericordia del mismo Dios nuestro, que es bendito y vive y todo lo gobierna, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos

Deus desperántium salus, errántium via et peccántium medicína, qui beatíssimas vírgines tuas Christétem et Callíxtem, quas virus hostis antíqui a propósito submóverat, Christi tui prædicaméntis simul ac précibus fámulæ tuæ Dorótheæ ad cultum christiánæ fídei revocásti; píetas tua a nobis ita peccándi casum pellat, ac peccándi causas remóveat, ut desperatiónis láqueos nec incurrámus defluéntes per vítia, nec attingámus oberrántes per ignorantiam, quo sicut illæ post lapsum promótæ sunt ad martýrii palmam, ita nobis post crímina donétur, te miseránte, coróna.
R/. Amen.

Dios salvación de los que desconfían, camino para los que yerran y remedio de los pecadores, que trajiste de nuevo al culto de la fe cristiana por la doctrina de Cristo y las súplicas de Dorotea, a las antas vírgenes Cristeta y Calixta, a las que el veneno del antiguo enemigo había apartado de su propósito: aparte tu piedad de nosotros las ocasiones y causas del pecado, para que ni caigamos en los lazos de la desesperanza, dejándonos arrastrar por los vicios, ni nos acerquemos a las trampas del error por ignorancia. Y así, como ellas después de su caída fueron promovidas a la palma del martirio, así a nosotros, después de nuestras flaquezas, se nos conceda, por tu misericordia, la corona.
R/. Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspéctu sanctórum Apostolórum et Mártyrum, Confessórum atque Vírginum nómina recitántur.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos
Christe Dómine, attribútor perennális grátiæ et collátor; qui vírginum tuárum Christétis et Callíxte pæniténtiam per gloriósam fámulam tuam Dorótheam suscípiens, igne eas examinándo gloríficas, dum ipsa crematióne torréntis ignis, iam pænæ pérditas eis restauráres corónas; súpplicum tuórum précibus benígnus inténdens, et pæniténtium intuére laménta, et offeréntium sanctífica holocáusta, quo per pæniténtiam nos tibi fácias complacére, et per honéstos mores tibi coniúngere; ut per quam prædictárum vírginum tuárum pæniténtiam dignátus fuísti suscípere, per eam, pius collátor, et vivéntibus et defúnctis déstines ætérnam salvatiónem.
R/. Amen.
Cristo Señor, dador y distribuidor de la gracia perenne, que, aceptando por tu gloriosa sierva Dorotea la penitencia de tus vírgenes Cristeta y Calixta, las glorificas probándolas al fuego cuando por la misma quemazón del fuego abrasador les devuelves las coronas que casi tenían perdidas; acepta benignamente las preces de los que te suplican y atiende los lamentos de los que hacen penitencia, santificando los holocaustos de los oferentes. Así te complaceremos por la penitencia y nos uniremos a ti por las costumbres honestas, para que por esta santa, que te movió a aceptar la penitencia de las citadas vírgenes, lleves piadoso a vivos y difuntos a la eterna salvación.
R/.
Amén.
Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos, por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz
Deus, qui sanctæ vírginis tuæ Dorótheæ fidem ita exuberántis constántiæ dono gloríficas ut catásta et vultu plácida et ánimo ostenderétur iucúnda; tu nobis spiritálem confer lætítiam, qua repléti atque muníti, et delictórum sórdibus careámus, et pacis abundántia, te concedénte locupletémur.
R/. Amen.

Dios, que glorificas la fe de tu santa virgen Dorotea con la gracia de una constancia firme, que al ser expuesta en la tarima de las subastas apareció con plácido rostro y ánimo alegre, danos la alegría espiritual que nos llene y nos fortalezca, nos libere de las manchas del pecado y nos dote con la abundancia de tu paz.
R/. Amén.

Quia tu es vera pax nostra et cáritas indisrúpta, vivis tecum et regnas cum Spíritu Sancto, unus Deus, in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Porque tú eres nuestra paz verdadera, caridad indivisible; tú, que vives contigo mismo y reinas con el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

  Inicio página

Illatio / Acción de gracias

Dignum et iustum est nos tibi grátias ágere Dómine, sancte Pater, ætérne omnípotens Deus, per Iesum Christum Fílium tuum Dóminum nostrum, in quo fidens prædícta virgo Doróthea læto inter pœnas osténditur vultu, et ovánte exsúltat aspéctu.
Ipsíus étenim grátiæ prævéntu respécta ornátur, fide adiuvátur, et ópera consecrátur in passióne.

Hæc quippe suprémo triumphatúra supplício, voti sui compos effícitur, ántequam gládio feriátur.
Nam sponsiónis suæ completúra promíssum, tria cum rosis mala, quæ Theóphilo e paradiso sponsi sui se directúram promíserat súbito cælitus alláta sibi cómminus intuétur, eidémque cui promíserat per cæléstem destinávit allatórem.
His nempe visis, Dómine, Theóphilus tuus nare illa spirituáli, et fidem páriter áttrahit et odórem.
Innovátur súbito ex ostensióne miráculi, et contínuo effícitur martyr, prædicans nomen Christi tui, quod ante irrisióne députans exhibéri sibi e paradiso mala aut rosas vírginem popóscerat, quod tamen fíeri desperábat.

Hæc est immutátio déxteræ Excélsi, quæ et eléctos inter pœnas confórtat, et peccatóres sine mora iustíficat.
O admiránda et prædicánda iudícia tua, Deus.
Ecce supérnus hic núntius e cælis, utrorúmque illatúris cómmodum destinátur; quo tribus malis totidémque rosis, et Dorótheæ votis expetíta concéderet, et Theóphilum regno Christi fáceret coherédem.
Cui mérito omnes Ángeli et Archángeli Throni, Dominatiónes et Potestátes non cessant clamáre atque dícere:

Es digno y justo que te demos gracias, Señor, Padre santo, Dios eterno y todopoderoso, por Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor. Confiando en Él, la virgen Dorotea se muestra con rostro alegre en medio de los suplicios y se levante con talante de triunfadora. Por obra anterior de la gracia, la adorna su aspecto, la ayuda su fe, y queda consagrada en el martirio por sus obras.

La que había de triunfar en el último suplicio ha alcanzado sus deseos antes de ser herida por la espada.
Pues para cumplir la promesa que en su boda había hecho a su esposo Teófilo de enviarle desde el paraíso tres manzanas y tres rosas, viendo que habían sido traídas desde el cielo, las manda por el celeste portador al que se las tenía prometidas.
Viendo estas maravillas, Señor, tu mártir Teófilo, con olfato espiritual, percibe al mismo tiempo la fe y el perfume.
Queda renovado por el milagro manifiesto y alcanza inmediatamente el martirio, predicando el nombre de Cristo, porque antes, echándolo a broma, había pedido a la virgen que le enseñase manzanas y rosas del paraíso, sin esperar que eso pudiera ocurrir.

Así obra la diestra del Altísimo, que conforta a los elegidos en medio de sus tormentos y justifica sin demora a los pecadores.
¡Oh admirables y manifiestos juicios de tu divina bondad!
El mensajero celestial trae cosas buenas al uno y a la otra: con tres manzanas y otras tantas rosas, concede a Dorotea lo que había pedido, y a Teófilo le hace partícipe del reino de Cristo.
Con sobrada razón todos los Ángeles y Arcángeles, los Tronos, las Dominaciones y las Potestades no cesan de aclamar y decir:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus

Vere sanctus, vere benedíctus Dóminus noster Iesus Christus Fílius tuus, qui voluntátem timéntium se facit, et oratiónes eórum exáudit, quique admirábili cleméntia ita se diligéntium desidériis favet, ut eórum votis postuláta non déneget.
Étenim ingénita bónitas eius sacratíssimam Dorótheam vírginem exaudíre non déstitit imprecántem, cum non solum de própriæ passiónis attóllitur palma, sed étiam et de sorórum quas Christo acquisíerat, tripudiátur coróna.

Christus Dóminus ac Redémptor ætérnus.

Santo y bendito es en verdad nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que concede sus deseos a los que le temen y escucha las oraciones de los suyos, y con admirable clemencia accede a los deseos de los que te aman, y no les niega lo que piden en sus votos. Así, su ingénita bondad no dejó de escuchar a la sagrada virgen Dorotea cuando ella se lo rogaba, ya se tratara de la palma a conquistar por su propio martirio, o cuando salta de gozo por la corona de los hermanos que había adquirido para Cristo.

Cristo, Señor y Redentor eterno.

Inicio página

Post Pridie / Invocación

Deus ætérne, cui beatíssima Doróthea virgo prævios conquisitiónis suæ manípulos destinávit, cum Christétem et Callíxtem soróres ante se in passióne præmíserit, et sic ipsa gládio consecráta succésserit, tu de tuis sanctis sédibus benedictiónem his holocáustis impértiens, concéde supplícibus tuis, ut hæc oblátio prævia sanctificatiónem se suméntibus cónferat.

Quo exémplo vírginis tuæ, ita nostrórum áctuum plácitos tibi fructus ante nostrum óbitum pius ipse suscípias, ut nos sequéntes in ætérna tabernácula introdúcas.
R/.
Amen.

Dios eterno, a quien santa Dorotea virgen dedicó los primeros manojos de su trabajo de espigadora, mandando por delante en el martirio a las hermanas Cristeta y Calixta, para seguirlas luego ella misma, consagrada por la espada. Tú, impartiendo tu bendición sobre estos sacrificios desde tu alto trono, concede a los que te suplican, que esta oblación ya hecha confiera la santidad a los que la reciban.

Con ello, como hiciste con tu virgen, recibe piadoso antes de nuestra muerte los frutos de nuestros actos que te resulten gratos, y guárdanos después en los graneros eternos a nosotros que vamos detrás.
R/.
Amén.

Te præstánte, sancte Dómine, quia tu hæc ómnia nobis indígnis servis tuis valde bona creas, sanctíficas, vivíficas, benedícis ac præstas nobis, ut sint benedícta a te Deo nostro in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Concédelo, Señor santo, pues creas todas estas cosas para nosotros, indignos siervos tuyos, y las haces tan buenas, las santificas, las llenas de vida, las bendices y nos las das, así bendecidas por ti, Dios nuestro por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro

Sátia nos, Deus cibo iustítiæ, et æternitátis amóre; qui Theóphilum mártyrem tuum ad te convérti fecísti ex aspéctu delectábilis pomi.
Quo sicut menti eius in tribus malis totidémque rosis, sacraméntum insínuas Trinitátis, ad culmen eum perféctæ fecísti pertíngere passiónis, supplício eum gloríficans crucis, sic nos odóre caritátis tuæ refíciens, et actu fac tibi esse placíbiles et córpore fortióres.

Ut utráque virtúte valéntes, post te in odórem unguentórum tuórum currámus, et patérnis afféctibus implorátum te erga nos semper placábilem sentiámus cum ad te proclamavérimus e terris:

Señor, sácianos con el alimento de la santidad y el amor de la eternidad, tú que convertiste a ti a tu mártir Teófilo por la contemplación de unas manzanas atrayentes.
Así, insinuando en su mente el misterio de la Trinidad en tres manzanas y otras tantas rosas, le hiciste llegar a la cima de un perfecto martirio glorificándole con el suplicio de la cruz: del mismo modo restáuranos a nosotros con el aroma de la caridad, haz que nuestros actos te agraden y que nuestro cuerpo se robustezca.

Para que manteniendo la fortaleza corporal y la espiritual, corramos detrás de ti al olor de tus perfumes, y te sintamos siempre propicio al invocarte como Padre, cuando proclamamos desde la tierra:

Inicio página

Benedictio / Bendición

Redémptor noster ac Dóminus, Dorótheæ vos vírginis suffrágio múniat, qui per eam Christétis et Callíxtæ, pænitúdinis acceptávit laménta.
R/. Amen.

El Señor y Redentor nuestro os fortalezca con la ayuda de la virgen Dorotea, lo mismo que aceptó, por ella, los lamentos arrepentidos de Cristeta y Calixta.
R/. Amén.

Ac sicut illæ post lapsum ad salútis viam revérsæ sunt, sic vos, relíctis superstitiónibus mundi sequámini Christum.
R/. Amen.

Y como ellas después de su caída volvieron al camino de la salvación, así vosotros sigáis a Cristo, dejando las supersticiones del mundo.
R/. Amén.

Ut eius sequéndo vestígia, exémplo Theóphili, odóris Christi repleámini grátia.
R/. Amen.

Para que, siguiendo sus huellas a ejemplo de Teófilo, quedéis saturados con la gracia del olor de Cristo.
R/. Amén.
Per misericórdiam ipsíus Dei nostri, qui est benedíctus et vivit et ómnia regit, in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la misericordia del mismo Dios nuestro, que es bendito y vive y todo lo gobierna por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva

Deus, largítor divitiárum cæléstium, et mirábilis parátor múnerum æternórum, qui beatíssimam Dorótheam in sæculo páuperem elegísti, sed pro te certándo ætérnis opéribus sublimásti; paupertátem spíritus nos sequi semper attríbue, qua possímus tuæ maiestáti per ómnia complacére.
R/. Amen.

Dios, donador de las riquezas celestiales y distribuidor admirable de los bienes eternos, que elegiste a la bienaventurada Dorotea pobre en este mundo, y la ensalzaste a las riquezas eternas por haber luchado por ti; concédenos seguir siempre la pobreza de espíritu, y por ella podamos complacer en todo a tu majestad.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se ofrecen (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum II (pp. 277-283) y del Liber Commicus II (pp. 99; 240-241). Los textos bíblicos en español están tomados de la Sagrada Biblia, versión oficial de la Conferencia Episcopal Española. BAC, Madrid 2011. Las oraciones en español están tomadas de lexorandies.blogspots.com.

(Se recuerda que hasta la fecha no existe misal oficial en español).

2. 2Cor 10,17-11,6; Gál 3,26b. N. de La Ermita.

 

 

Índice LiturgiaInicio página

© La Ermita. España MMXIV