La Ermita. Rito hispano-mozárabe

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios de la Misa de san Sebastián, mártir

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe


 

Prælegendum / Canto de entrada Sal 20,6.5
Glóriam et magnum decórem impónes super eum, allelúia; et dabis eum in benedictiónem, in sæculum sæculi, allelúia, allelúia. Lo has vestido de honor y majestad, aleluya, le concedes bendiciones incesantes, aleluya, aleluya.
V/. Vitam pétiit a te, tribuísti ei longitúdinem diérum in ætérnum.
R/. In sæculum sæculi, allelúia.
V/. Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto in sæcula sæculórum. Amen.
R/. In sæculum sæculi, allelúia.
V/. Te pidió vida y se la has concedido, años que se prolongan sin término.
R/. Le concedes bendiciones incesantes, aleluya.
V/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
R/. Le concedes bendiciones incesantes, aleluya.

Inicio página

Oratio post Gloriam / Oración después del Gloria
Deus, qui es virtus indeféssa et Sanctórum inexpugnábile robur, tuam in Martýribus tuis constántiam præfer, inter quos et sanctus martyr tuus Sebastiánus patiéntia victríci nitéscit; tu ergo in eius agónibus laudántem Ecclésiam ámplia felicitáte perpétua, ut quæ fidéli devotióne honórat Mártyrem, párilem cum eo, te largiénte obtíneat sanctitátem.
R/.
Amen.

Dios, tú eres la fuerza invencible y el vigor indestructible de los santos; muestra tu fidelidad en tus mártires, entre los que tu santo mártir Sebastián resplandece por su paciencia vencedora; haz crecer pues con perenne felicidad a la Iglesia que te alaba, en medio de sus combates; para que honrando con toda devoción al santo mártir, obtenga de ti junto con él, la gloria de la santidad.
R/. Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA

Quære in Commune unius Martyris, pp. 213, 216 et 219 / Como en el Común de un Mártir, 213, 216 y 219.

Prophetia / Profecía Eclo 14,1-2.22; 15,1-3. 4-6 (2)
Léctio libri Ecclesiástici.
R/. Deo grátias.
Lectura del libro del Eclesiástico.
R/. Demos gracias a Dios.
Hæc dicit Dóminus:

Beátus vir, qui non est lapsus verbo ex ore suo
et non est stimulátus in tristítia delícti.
Felix, quem non condémnat ánima sua,
et non excídit a spe sua.
Beátus vir, qui in sapiéntia morábitur
et qui in iustítia sua meditábitur
et in sensu cogitábit circumspectiónem Dei.

Qui timet Deum, fáciet hæc,
et, qui cóntinens est legis, apprehéndet illam;
et obviábit illi quasi mater honorificáta
et quasi múlier a virginitáte suscípiet illum.
Cibábit illum pane vitæ et intelléctus
et aqua sapiéntiæ salutáris potábit illum,
et firmábitur in illa et non flectétur
et exaltábit illum præ próximis suis
et in médio ecclésiæ apériet os eius
et adimplébit illum spíritu sapiéntiæ et intelléctus
et stola glóriæ véstiet illum;
iucunditátem et exsultatiónem thesaurizábit super illum
et nómine ætérno hereditábit illum.

R/. Amen.

Esto dice el Señor:

Dichoso el hombre que no peca con sus palabras
y no es atormentado por el remordimiento de los pecados.
Dichoso el hombre al que su conciencia no lo acusa,
que no pierde nunca su esperanza.
Dichoso el hombre que busca la sabiduría
y que discurre con inteligencia.

Así hará el que teme al Señor;
el que abraza la ley alcanza la sabiduría.
Como madre le saldrá al encuentro,
y como esposa virgen lo recibirá.
Le alimentará con pan de entendimiento
y le dará a beber agua de sabiduría.
Se apoyará en ella y no vacilará,
Lo levantará por encima de sus vecinos
y en medio de la asamblea le abrirá la boca.
Hallará en ella gozo y corona de alegría,
heredará nombre eterno.

R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación Sal 20, 4.2-3 (3)
Posuísti super caput eius corónam de lápide pretióso. Le coronaste con corona de oro puro.
V/. Super salutáre tuum, Dómine, exsultábit veheménter; desidérium ánimæ eius dedísti ei, et voluntáte labiórum eius non fraudásti eum.
R/. Corónam de lápide pretióso.
V/. Señor, el rey se regocija de tu fuerza, tu victoria lo colma de alegría. Todo lo que te pidió le concediste; no le negaste lo que sus labios te pedían.
R/. Con corona de oro puro.

Inicio página

Apostolus / Apóstol Gál 6,9-18
Epístola Pauli apóstoli ad Gálatas.
R/. Deo grátias.
Carta del Apóstol Pablo a los gálatas.
R/. Demos gracias a Dios.
Fratres:

Bonum autem faciéntes infatigábiles, témpore enim suo metémus non deficiéntes. Ergo dum tempus habémus, operémur bonum ad omnes, máxime autem ad domésticos fídei.

Vidéte quálibus lítteris scrípsi vobis mea manu.

Quicúmque volunt placére in carne, hi cogunt vos circumcídi, tantum ut crucis Christi persecutiónem non patiántur; neque enim, qui circumcidúntur, legem custódiunt, sed volunt vos circumcídi, ut in carne vestra gloriéntur.

Mihi autem absit gloriári, nisi in cruce Dómini nostri Iesu Christi, per quem mihi mundus crucifíxus est, et ego mundo.

Neque enim circumcísio áliquid est neque præpútium sed nova creatúra. Et quicúmque hanc régulam secúti fuérint, pax super illos et misericórdia et super Ísrael Dei.

De cétero nemo mihi moléstus sit; ego enim stígmata Iesu in córpore meo porto.

Grátia Dómini nostri Iesu Christi cum spíritu vestro.

 R/. Amen.

Hermanos:

No nos cansemos de hacer el bien, porque a su tiempo cosecharemos, si no desfallecemos. Por consiguiente, siempre que tengamos oportunidad, hagamos el bien a todos, y especialmente a los hermanos en la fe.

Fijaos con qué letras tan grandes os escribo de mi propia mano.

Los que os quieren obligar a circuncidaos lo hacen únicamente para quedar bien ante los demás y no ser perseguidos por causa de la cruz de Cristo. Ni los mismos circuncidados guardan la ley; pero quieren que vosotros os circuncidéis para presumir de que ellos os obligaron a hacerlo.

Yo, por mi parte, sólo quiero presumir de la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por la cual el mundo está crucificado para mí y yo para el mundo.

Da igual estar o no estar circuncidado. Lo que importa es ser un hombre nuevo. Paz y misericordia a todos los que vivan conforme a esta regla y al Israel de Dios.

Que en adelante nadie me haga sufrir más, que bastante tengo con llevar marcadas en mi cuerpo las señales de Jesús, el Señor.

Que la gracia de nuestro Señor Jesucristo esté con vosotros.

R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio Mt 16,24-26; Lc 9,26-27 (4)
Léctio sancti Evangélii secúndum Matthæeum.
R/. Glória tibi, Dómine.
Lectura del Santo Evangelio según san Mateo.
R/. Gloria a ti, Señor.
In illo témpore:
Dóminus noster Iesus Christus loquebátur discípulis suis dicens: «Si quis vult post me veníre, ábneget semetípsum et tollat crucem suam et sequátur me. Qui enim volúerit ánimam suam salvam fácere, perdet eam; qui autem perdíderit ánimam suam propter me, invéniet eam. Quid enim prodest hómini, si mundum univérsum lucrétur, ánimæ vero suæ detriméntum patiátur?

Nam qui me erubúerit et meos sermónes, hunc Dílius hóminis erubéscet, cum vénerit in glória sua et Patris et sanctórum angelórum. Dico autem vobis vere: Sunt áliqui hic stantes, qui non gustábunt mortem, donec vídeant regnum Dei».

R/. Amen.

En aquel tiempo:
Nuestro Señor Jesucristo habló a sus discípulos diciendo: «El que quiera venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. Porque el que quiera salvar su vida la perderá, pero el que pierda su vida por mí la encontrará. ¿Qué le vale al hombre ganar el mundo entero si pierde su vida?

Porque si alguien se avergüenza de mí y de mi doctrina, el hijo del hombre se avergonzará de él cuando venga con su gloria y con la del Padre y los santos ángeles. Os aseguro que hay algunos entre los aquí presentes que no morirán antes que venga el reino de Dios».

R/. Amén.

Inicio página

Laudes Sal 93,12
Allelúia. Aleluya.
V/. Beátus homo quem tu erudíeris, Dómine, et de lege tua docúeris eum.
R/. Allelúia.
V/. Dichoso el hombre a quien tú corriges, Señor, al que instruyes en tu ley.
R/. Aleluya.

Inicio página

Sacrificium / Canto del Ofertorio Dan 12,3; Sab 3,7-8
Fulgébit iustus sicut splendor firmaménti; et sicut stellæ dantes claritátem lucis, ita et iustus splendébit in perpétua æternitáte, allelúia. Los sabios brillarán como el fulgor del firmamento. Y como las estrellas darán una luz clarísima por toda la eternidad, aleluya.
V/. Fulgébunt, et tamquam scintíllæ in arundinéto discúrrent; iudicábunt natiónes et dominabúntur pópulis, et regnábunt cum Dómino.
R/. In perpétua æternitáte, allelúia.
V/. Brillarán y se propagarán como chispas de un rastrojo. Dominarán sobre las naciones, gobernarán pueblos. Y el Señor reinará sobre ellos.
R/. Por toda la eternidad, aleluya.

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal
Omnes fílii Dei et probáti mílites Christi, hunc diem beatíssimi Sebastiáni láudibus attollámus, votis colámus, piísque afféctibus consecrémus; rogántes prælargíssimam Dómini pietátem, ut huius prædícti mártyris prece, eluámur a cunctis illécebris vitiórum, cuius prædicaménto sanctórum corda excitáta sunt ad triúmphum.
R/. Amen.
Todos los hijos de Dios y probados soldados de Cristo ensalcemos este día de San Sebastián, señalándolo con nuestros votos, y consagrándolo con piadosos afectos.
Imploremos de la infinita bondad del Señor, que, por las preces de este santo mártir, que exhortó al martirio a tantos cristianos, salgamos libres de todas las tentaciones.
R/. Amén.
Per grátiam pietátis suæ, qui in Trinitáte, unus Deus, vivit et regnat in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Por gracia de su piedad que en la Trinidad es un solo Dios que vive y reina por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos

Deus, qui per beatíssimum Sebastiánum mártyrem tuum tuórum fidélium ánimos roborásti, dum tibi illum laténtem sub chlámyde terréni impérii mílitem perféctum exhibuísti; fac nos semper in tuis láudibus militáre, os nostrum perárma documénto iustítiæ, cor illústra tuæ dilectiónis amóre, atque carnem nostram erútam libídine clavis tuæ crucis affíge.
R/. Amen.

Dios que fortaleciste el ánimo de tus fieles, por San Sebastián, tu mártir, cuando manifestaste como soldado perfecto, al que vestía la clámide del imperio terreno; haz que nosotros militemos siempre en tus alabanzas, arma nuestra boca con el testimonio de la santidad, inflama nuestro corazón con el amor del tuyo, y sujeta nuestro cuerpo con los clavos de tu cruz, liberándonos de la liviandad.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspéctu sanctórum Apostolórum et Mártyrum, Confessórum atque Vírginum nómina recitántur.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos
Solve, Salvátor noster et Dómine, nostrórum víncula peccatórum, qui olim resolvísti per Sebastiánum mártyrem tuum os ancíllæ tuæ Zoe ad loquéndum, ut nómina tam offeréntium quam defunctórum, quæ nostro sunt ore proláta, ætérna sint in annotatióne affíxa; quo sicut illa per prædicaméntum prædícti Mártyris te méruit cognóscere Christum, sic nos mereámur eódem pro nobis suffragánte, pæniténtiæ percípere fructum.
R/. Amen.
Desata, Salvador y Señor nuestro, los lazos de nuestros pecados, tú, que en otro tiempo dejaste expedita la lengua de tu sierva Zoe, por medio de tu mártir San Sebastián; para que los nombres de oferentes y difuntos que acabamos de pronunciar, queden inscritos en el libro de la eternidad.
Y como Zoe, por la predicación de Sebastián, mereció llegar a conocerte, merezcamos nosotros, por el mismo intercesor, recibir el fruto de la penitencia.
R/. Amén.
Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos, por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz

Mártyris tui Sebastiáni précibus, ætérne omnípotens Deus, nobis pacis dona largíre, per eum donans nobis habére integritátem puræ dilectiónis, per quem tuos accendísti mártyres ad amándam glóriam ætérne felicitátis.
R/. Amen.

Dios omnipotente y eterno, danos, por las súplicas de tu mártir Sebastián, los dones de la paz y la integridad del amor puro, lo mismo que inflamaste a tus mártires, para preferir la gloria de la felicidad eterna.
R/. Amén.
Quia tu es vera pax nostra et cáritas indisrúpta, vivis tecum et regnas cum Spíritu Sancto, unus Deus, in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres nuestra paz verdadera y caridad indivisible; tú que vives contigo mismo y reinas con tu Hijo y el Espíritu Santo un solo Dios, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

 Inicio página

Illatio / Acción de gracias

Dignum et iustum est nos tibi grátias ágere, Dómine, sancte Pater, ætérne omnípotens Deus, per Iesum Christum, Fílium tuum, Dóminum nostrum; qui sic os mártyris sui Sebastiáni veritátis armávit præcónio, ut et nutántium in fide ánimas confortáret, et obstrúsum beatíssime Zoe sermónis óstium aperíret.
In utróque quippe laudábilis, quia et in utróque præstábilis.
Nam abscónsum se mílitem éxhibens Christo, sanctórum ánimas veritátis confortábat ex verbo, quo nec momentáneis tribulatiónibus céderent, nec blandiméntis carnálibus ánimos subiugárent.
Et hoc quidem ut se mílitem occultáret abscónditum non suum aufugiéndo supplícium, sed pro roborándis hoc agébat nutántium ánimis bellatórum; eo sibi a Dómino credens dona tríbui cumulántia, quo non solus meruísset pertíngere ad corónam.

Proínde te quæsumus, altíssime summe Deus, ut, intervéntu huius mártyris tui Sebastiáni, précibus notris adésse dignéris: omítte culpam, tríbue grátiam, languórem expélle, vitæ cómmoda tríbue, impérti pacem, petulántiam quoque nostræ carnis extíngue, bonæ vitæ stúdiis nos atque áctibus réfove, et perennitátis nobis felicitátem attríbue.
Ut glóriam tuam, quam tuus martyr Sebastiánus laudat in múnere, nos quoque laudémus ex confessiónis própriæ voce, proclamántes, atque dicéntes:

Es digno y justo que te demos gracias, Señor, Padre santo, Dios eterno y misericordioso, por Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor.
Él armó los labios de tu mártir Sebastián con la proclamación de la verdad, para fortalecer los ánimos de los que vacilaban en su fe y para abrir la boca cerrada de santa Zoe, digno de alabanza y útil en una y otra actividad.
Porque, mostrando a Cristo y ocultando su condición militar, confortaba las almas de los santos con su palabra de verdad, para que no cediesen ante las tribulaciones del momento, ni se sometieran a los halagos de la carne.
Bien entendido que, si ocultaba ser militar, no era para rehuir el martirio, lo hacía para fortalecer los ánimos de los que se mostraban indecisos en el combate, pensando que con ello podría obtener del Señor gracia abundante, al no considerarse digno de alcanzar él solo la corona.

Te rogamos, por tanto, Dios soberano nuestro, por la intercesión de este tu mártir Sebastián, que atiendas a nuestras plegarias: pasa por alto nuestras culpas, concédenos tu gracia, aleja la enfermedad, otórganos el bienestar, préstanos tu paz, apaga el ardor de nuestras pasiones, consuélanos con los deseos y las acciones de una vida buena y llévanos a la felicidad perenne.
Para que podamos alabar tu gloria, que tu mártir Sebastián ensalzó con sus actos, y nosotros podremos hacerlo con la profesión de fe que prestan nuestros labios, cada vez que proclamamos y decimos:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus

O quam gloriósum est nomen Fílii tui, Deus Pater, in sanctis, in quo beátus hic martyr Sebastiánus cum sóciis martýribus suis et obstrúsa mutórum ora resólvit et contractiónibus podágricæ nodositátis medélam infúndit.

Christus Dóminus ac Redémptor ætérnus.

Glorioso es, Dios Padre, entre los santos, el nombre de tu Hijo.
Por él, este santo mártir Sebastián, con sus compañeros mártires, lo mismo suelta la lengua impedida de los mudos, que proporciona alivio a las contracciones dolorosas de la gota.

Cristo, Señor y Redentor eterno.

Inicio página

Post Pridie / Invocación
Sanctífica, Dómine, hanc nostræ oblatiónis hóstiam puram, quam tibi in honórem mártyris tui Sebastiáni offérimus dedicándam, ut quotquot ex ea libavérimus, illo repleámur documénto virtútum, quo per hunc mártyrem confortáta sunt in fide corda nutántia beatórum.
R/.
Amen.
Santifica, Señor, esta hostia pura que te ofrecemos, dedicada en honor de tu mártir Sebastián, de manera que todos los que de ella hemos de participar, quedemos llenos de aquella dotación de fortaleza, con la que este mártir pudo confortar en su fe, los corazones vacilantes de sus compañeros mártires.
R/. Amén.
Te præstánte, sancte Dómine, quia tu hæc ómnia nobis indígnis servis tuis valde bona creas, sanctíficas, vivíficas ac præstas nobis, ut sint benedícta a te Deo nostro, in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Concédelo, Señor santo, pues creas todas estas cosas para nosotros, indignos siervos tuyos, y las haces tan buenas, las santificas, las llenas de vida y nos las das, así bendecidas por ti, Dios nuestro por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro
Erígite, fratres, óculos ad cælum, peténtes a Deo perénne auxílium, qui hunc beatíssimum Sebastiánum mártyrem tuum insútum íctibus sagittárum post excéptum supplícium, ætérnum convocávit ad regnum.
Clamáte ad illum, et nullo modo detis ei siléntium; nam osténdet in vobis indulgéntiæ pietátem, si pia eum invocavérimus ex voce, proclamántes atque ita dicéntes:
Levantad, hermanos, los ojos al cielo, implorando de Dios el auxilio perenne.
Él convocó al reino eterno, después de su martirio, a este santo mártir Sebastián, traspasado de saetas.
Levantad vuestras voces hacia él, de ningún modo os quedéis silenciosos, pues él os mostrará su piedad indulgente, si le invocáis con humildad, alzando vuestras voces para gritar, diciendo:

Inicio página

Benedictio / Bendición

Salvátor noster ac Dóminus, pro cuius amóre Sebastiánus martyr confíxus est vulnéribus sagittárum, procul a vobis effíciat omnes sagíttas aereárum potestátum.
R/.
Amen.

Nuestro Salvador y Señor, por cuyo amor el cuerpo de nuestro mártir Sebastián fue traspasado de saetas, aleje de vosotros los dardos envenenados de los poderes malignos.
R/. Amén.

Quique ánimam eius intercidéntium manu vocávit ad regnum, ipse vos e mundo vocet ad supérnæ vocatiónis bravíum gloriósum.
R/. Amen.

El que se llevó su alma al reino, por mano de los que le dieron la muerte, os saque del mundo para el premio glorioso de la eterna llamada.
R/. Amén.

Ut cum eo in illa die páriter de visióne Dómini gaudeátis, cuius hic hódie festum amabíliter celebrátis.
R/. Amen.

Para que con él, en aquel día, gocéis al mismo tiempo de la visión de Dios, con el mismo amor con que hoy celebráis su fiesta.
R/. Amén.
Per misericórdiam ipsíus Dei nostri, qui est benedíctus et vivit et ómnia regit in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la misericordia del mismo Dios, nuestro, que es bendito y vive y todo lo gobierna, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva

Fac nos, Dómine, beatíssimi mártyris tui Sebastiánis sequípedes; ut eius muníti suffrágio, respuámus fallácias dæmonum, cuius instrúcti patrocínio, videámus bona Dómini in regióne vivórum.
R/. Amen.

Señor, haznos seguidores de tu santo mártir Sebastián, de forma que, fortalecidos por su intercesión, rechacemos los engaños del demonio; y sostenidos por su patrocinio, veamos los dones del Señor en la región de los vivos.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se ofrecen (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum II (pp. 215-220) y del Liber Commicus II. (pp. 213-215; 216-218; 219-221). Los textos bíblicos en español están tomados de la Sagrada Biblia, versión oficial de la Conferencia Episcopal Española. BAC, Madrid 2011. Traducción de la eucología: Balbino Gómez-Chacón y Díaz Alejo, Misal Hispano-Mozárabe. Tomo II, traducción inédita facilitada en octubre de 2015 por un colaborador del P. Balbino para su publicación en La Ermita.

(Se recuerda que hasta la fecha no existe misal oficial en español).

2. Eclo 14,1-2.22; 15,1-3.4b-6. N. de La Ermita.

3. Sal 20, 4b.2-3. N. de La Ermita.

4. Mt 16,24-26a; Lc 9,26-27. N. de La Ermita.

 

 

Índice LiturgiaInicio página

© La Ermita. España MMXIV-MMXV