La Ermita. Rito hispano-mozárabe

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios de la Misa de un niño difunto

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe


 

Prælegendum / Canto de entrada Sal 22,2-3;114,7
In loco víride, Dómine, ibi me cólloca.
Super aquam refectiónis éduce me; ánima mea ibi convérte, allelúia, allelúia.
En verdes praderas me hace recostar; me conduce hacia fuentes tranquilas y repara mis fuerzas, aleluya, aleluya.
V/. Convértere, ánima mea, in réquiem tuam.
R/. Ánima mea ibi convérte, allelúia, allelúia.
V/. Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto in sæcula sæculórum.
R/. Ánima mea ibi convérte, allelúia, allelúia.
V/. Alma mía, recobra tu calma.
R/. Y repara mis fuerzas, aleluya, aleluya.
V/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos.
R/. Y repara mis fuerzas, aleluya, aleluya.

Inicio página

Oratio post Gloriam / Oración después del Gloria
Súscipe propítius, oratiónem nostram, qui sedes ad déxteram Dei Patris omnipoténtis, et quia tu solus es advocátus in cælis, piíssimum Patrem interpélla pro nobis.
R/. Amen.
Acepta propicio nuestra oración, tú que estás sentado a la derecha de Dios, Padre omnipotente; y porque tú eres el único abogado en el cielo, defiende nuestra causa ante el Padre misericordioso.
R/. Amén.
Christe, qui vivis cum Patre et Spíritu Sancto, in Trinitáte, unus Deus, gloriáris in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
A ti, Cristo, que vives, con el Padre y el Espíritu Santo, como único Dios en la Trinidad, y eres glorificado por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA (2)

PARVULORUM DEFUNCTORUM / DE VARIOS NIÑOS DIFUNTOS

Prophetia / Profecía Sab 10,17-21
Léctio libri Sapiéntiæ.
R/. Deo grátias.
Lectura del libro de la Sabiduría.
R/. Demos gracias a Dios.
Fili:

Réddidit Deus sanctis mercédem labórum suórum
et dedúxit illos in via mirábili
et fuit illis in velaménto diéi
et in luce stellárum per noctem.

Tránstulit illos per mare Rubrum
et transvéxit illos per aquam nímiam;
inimícos autem illórum demérsit
et ab altitúdine abýssi edúxit illos.

Ídeo iusti tulérunt spólia impiórum
et decantavérunt, Dómine, nomen sanctum tuum
et victrícem manum tuam laudavérunt unanímiter,
quóniam sapiéntia apéruit os mutórum
et linguas infántium fecit disértas.

R/. Amen.

Hijo:

Dios dio a los fieles la recompensa por sus trabajos,
los condujo por un camino maravilloso,
fue para ellos sombra durante el día
y resplandor de estrellas por la noche.

Les abrió paso a través del mar Rojo
y los condujo a través de aguas caudalosas;
sumergió a sus enemigos
y luego los sacó a flote desde lo hondo del abismo.

Por eso los justos despojaron a los impíos,
cantaron himnos, Señor, a tu santo nombre
y celebraron a coro tu mano vencedora,
porque la sabiduría abrió la boca de los mudos
y soltó la lengua de los niños.

R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación Sal 41,12
Cognóvi, Dómine, quia dilexísti me.
Ídeo non permisísti inimícum meum gaudére de me.
En esto conozco que me amas, Señor:
En que no has permitido que mi enemigo triunfe de mí.
V/. Propter glóriam nóminis tui, Deus meus, suscepísti me, ut non sinéres.
R/. Inimícum meum gaudére de me.
V/. Por el honor de tu nombre, Dios mío, me has liberado y no has consentido.
R/. Que mi enemigo triunfe de mí.

Inicio página

Apostolus / Apóstol 1Cor 3,1-2.7; Ap 1,6
Epístola Pauli apóstoli ad Corínthios prima.
R/. Deo grátias.
Primera carta del apóstol Pablo a los corintios.
R/. Demos gracias a Dios.
Fratres:

Et non pótui vobis loqui quasi spiritálibus, sed quasi carnálibus, tamquam párvulis in Christo. Lac vobis potum dedi, non escam, nondum enim poterátis.

Ítaque neque qui plantat, est áliquid, neque qui rigat, sed qui increméntum dat, Deus. Ipsi glória et impérium in sæcula sæculórum. Amen.

R/. Amen.

Hermanos:

Tampoco yo pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo. Por eso, en vez de alimento sólido, os di a beber leche.

De modo que, ni el que planta es nada, ni tampoco el que riega; sino Dios, que hace crecer. A él, la gloria y el poder por los siglos de los siglos. Amén.

R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio Mc 10,13-16
Léctio sancti Evangélii secúndum Marcum.
R/. Glória tibi Dómine.
Lectura del santo Evangelio según san Marcos.
R/. Gloria a ti, Señor.

In illo témpore:

Offerébant illi párvulos Dómino nostro Iesu Christo, ut tángeret illos; discípuli autem comminabántur eis.

At videns Iesus, indígne tulit et ait illis: «Sínite párvulos veníre ad me. Ne prohibuéritis eos; tálium est enim regnum Dei. Amen dico vobis: Quisquis non recéperit regnum Dei velut párvulus, non intrábit in illud».

Et compléxans eos benedicébat ímponens manus super illos.

R/. Amen.

En aquel tiempo:

Acercaban a nuestro Señor Jesuscristo niños para que los tocara, pero los discípulos les regañaban.

Al verlo, Jesús se enfadó y les dijo: «Dejad que los niños se acerquen a mí: no se lo impidáis, pues de los que son como ellos es el reino de Dios. En verdad os digo que quien no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él».

Y tomándolos en brazos los bendecía imponiéndoles las manos.

R/. Amén.

Inicio página

Laudes  
Allelúia. Aleluya
V/. Réquiem ætérnam da ei (vel eis), Dómine, et lux perpétua lúceat illi (vel illis).
R/. Allelúia.
V/. Dale Señor el descanso eterno y brille para él (o ella) la luz perpetua.
R/. Aleluya.

Inicio página

Sacrificium / Canto del Ofertorio Sal 50,19.21

Sacrifícium Deo spíritus contribulátus; cor contrítum et humiliátum, Deus non despícies.

El sacrificio agradable a Dios es un espíritu quebrantado; un corazón quebrantado y humillado, tú, oh Dios, tú no lo desprecias.
V/. Acceptábis sacrifícium iustítiæ, oblatiónes et holocáusta.
R/. Cor contrítum et humiliátum, Deus non despícies.
V/. Entonces aceptarás los sacrificios rituales, ofrendas y holocaustos.
R/. Un corazón quebrantado y humillado, tú, oh Dios, tú no lo desprecias.

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal

Dómine Iesu Christe, qui ad rediméndam humáni géneris conditiónem, quam ipse cum Patre et Spíritu Sancto creáveras, húmilis in hoc mundo veníre dignátus es; obsecrámus ineffábilem pietátem tuam, ut ánimam fámuli tui (vel fámulæ tuæ) N. huius párvuli ad te de hoc sæculo redeúntem in sinu Ábrahæ amíci tui cólloces ovántem; ut qui iam renátus exstat sacri baptísmatis unda, ad te nunc se præcepísse gratulétur cælésti in regno gáudia sine fine mansúra.
R/.
Amen.

Señor Jesucristo, que para redimir al género humano que tú mismo habías creado con el Padre y el Espíritu Santo, quisiste llegar a este mundo en humildad; suplicamos a tu inefable bondad que al alma de este pequeño siervo (sierva) N., que vuelve a ti desde este mundo, la lleves triunfante hasta el seno de Abrahán, tu amigo, de forma que quien renació por el agua sagrada del Bautismo, tenga su gozo en cumplir tu mandato de permanecer para siempre entre las alegrías del reino celestial.
R/. Amén.
Christe, qui vivis cum Patre et Spíritu Sancto, in Trinitáte, unus Deus, gloriáris in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
A ti, Cristo, que vives, con el Padre y el Espíritu Santo, como único Dios en la Trinidad, y eres glorificado por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos

Christe Iesu, redémptor et reparátor ómnium in te credéntium animárum, qui nostræ compartiéndo fragilitáti in témpore nasci dignátus es ex útero Vírginis Maríæ, cum sine témpore unítus semper et coæquális apud Patrem esse congnoscáris, et qui infántiam suscípere non horruísti nostræ mortalitátis; nobis te præcántibus, huius párvuli (vel párvulæ) N. ánimam clemens suscípere dignéris in grémio tuæ divinitátis.
R/. Amen.

Cristo Jesús, Redentor y Reparador de las almas de todos los creyentes, que te dignaste compartir nuestra fragilidad naciendo del seno de la virgen María, y no desdeñaste aceptar la infancia de nuestra mortalidad, cuando sabemos que sin referencia al tiempo estás siempre unido con el Padre y eres igual a él; atendiendo a nuestras súplicas, recibe con clemencia el alma del niño (de la niña) N., en tu divino regazo.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspéctu sanctórum Apostolórum et Mártyrum, Confessórum atque Vírginum nómina recitántur.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos
Obsecrámus imménsam pietátem tuam, ætérne omnípotens Deus, ut hunc fámulum párvulum (vel ut hanc fámulam párvulam) quem sacro rore baptísmatis abluísti a primoplastórum delícto, placátus agglomeráre iúbeas innocéntibus púeris in cælo; ut illum (vel illam) in amœnitáte paradísi uniéndo eléctis, defúnctis ómnibus réquiem præstes.
R/. Amen.
Imploramos de tu inmensa piedad, Dios omnipotente y eterno, que este niño, siervo tuyo, al que purificaste con el sagrado rocío bautismal del pecado de nuestros primeros padres, lo mandes agregar en tu bondad, a los niños inocentes del cielo; y como a él (ella), lo unes a los elegidos en la amenidad del paraíso, concedas el descanso a todos los difuntos.
R/. Amén.
Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos, por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz
Fons pacis et orígo sincéræ dilectiónis, Christe Iesu, salvátor ómnium Deus, præbe nobis cunctis fámulis tuis tuam atque próximi caritátem ita serváre in hoc sæculo, ut inter fílios pacis mereámur annumerári pos tránsitum cælésti in regno.
R/. Amen.
Fuente de la paz, y origen del amor sincero, Jesucristo, Dios salvador de todos, conocedor de todos tus siervos, ábrenos en este mundo el amor a ti y al prójimo; de forma que podamos contarnos entre los hijos de la paz, después de nuestra muerte, en el reino celestial.
R/. Amén.
Per te, qui es vera pax et perpétua cáritas, Deus noster, et regnas in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por ti, Dios nuestro, que eres la paz verdadera y la caridad perpetua, y reinas por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

  Inicio página

Illatio / Acción de gracias

Dignum et iustum est, æquum vere et salutáre est, nos tibi semper grátias ágere, Dómine, sancte Pater, ætérne omnípotens Deus, per Iesum Christum Fílium tuum Dóminum nostrum.
Qui nos sui sánguinis prétio redémit et ab antíqui hostis império liberávit.
Qui volens salvum fácere quod períerat, humánam non est dedignátus assúmere formam.
Qui per sacri baptísmatis undam generári et dimítti ómnia dixit peccáta per pæniténtiam, ergo mundári promíssit ex próprio.

Per ipsum ergo te, Pater, invocámus, omnípotens, ut nobis semper invocátus assístas et hoc sacrifícium propitiátus accéptes.
Sit in conspéctu tuo ratum quod a nobis indígnis tibi cónspicis esse oblátum.
Animámque quoque párvuli tui (vel párvulæ tuæ) quam a sæculo ad te mundári et vocári iussísti, illórum bethlemiticórum consórtio iunge, qui pro Iesu Christo Fílio tuo Dómino nostro occísi, eum quocúmque íerit sequúntur in albis.
Ut cum nos tibi spíritus eius commendámus, nostrórum críminum apud te véniam impetrémus.

Per ipsum Dóminum nostrum Iesum Christum, quem colláudant Ángeli atque Archángeli et non cessant clamáre, ita dicéntes:

Es digno y justo, verdaderamente equitativo y saludable, que te demos siempre gracias, Señor, Padre santo, Dios omnipotente y eterno, por Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor.
Él nos redimió al precio de su sangre, liberándonos del dominio del antiguo enemigo.
Él, queriendo salvar a lo que había perecido, no desdeñó aceptar un cuerpo humano.
Él dijo que nos regeneramos por el agua del sagrado bautismo, y que todos los pecados se perdonan por la penitencia, prometiendo espontáneamente que se perdonarían por su medio.

Por él, pues, te invocamos, Padre omnipotente, que te encontremos siempre que te invoquemos, y aceptes propicio este sacrificio.
Sea ratificado en tu presencia lo que ves ofrecido por nosotros, indignos como somos, y ordena también que se junte el alma de este pequeño (de esta pequeña), que ordenaste quedara limpia y se acercara a ti, a aquel ramillete de los niños de Belén, que muertos por Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor, le acompañan vestidos de blanco a donde quiera que vaya.
De forma que, mientras nosotros te encomendamos su alma, logremos ante ti el perdón de nuestros crímenes.

Por el mismo Señor nuestro Jesucristo, a quien alaban los Ángeles y los Árcángeles, que no cesan de aclamar, diciendo:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus

Vere sanctus, et vere benedíctus tu, Deus Pater omnípotens, et Iesus Christus Fílius tuus Dóminus noster.
Qui nobis salutáris fons grátiam tríbuit et glóriam iterátæ nativitátis indúlsit, atque a diáboli láqueis exémptos, innocéntes suis conspéctibus reddit.

Christus Dóminus ac Redémpor ætérnus.

Verdaderamente eres santo, verdaderamente bendito, Dios Padre omnipotente y Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor.
Que nos entregó la gracia de la fuente saludable, nos regaló la gloria de su nacimiento repetido y libres de los lazos del diablo, nos devolvió inocentes a vivir en su presencia.

Cristo, Señor y Redentor eterno.

Inicio página

Post Pridie / Invocación

Faciéntes commemoratiónem passiónis, mortis et resurrectiónis tuæ, Christe Dómine, Redémptor omnípotens precámur, ut has hóstias in commemoratiónem párvuli defuncti (vel párvulæ defúnctæ) N. sancto altário tuo impósitas, inténdas propítius sanctífices et benedícas.
Quæ et pro quo (vel qua) offerúntur, ímpetrent quiétem, et nobis profíciant ad salútem.

R/.
Amen.

Haciendo memoria de tu pasión, muerte y resurrección, Cristo Señor, Redentor omnipotente, te rogamos que mires complacido estas ofrendas que ponemos sobre tu altar, en conmemoración del niño difunto (de la niña difunta) N., las santifiques y las bendigas, de forma que impetren el descanso para aquel (aquella) por quien se ofrecen y sean provechosas a nuestra salvación.
R/. Amén.
Te præstánte, Christe Deus noster, qui es redémptio animárum nostrárum et réquies ómnium fidélium defunctórum, qui regnas cum Deo Patre et cum Spíritu Sancto in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Concédelo, Cristo Dios nuestro, tú que eres la redención de nuestras almas y el descanso de todos los fieles difuntos y reinas con Dios Padre y con el Espíritu Santo por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Cantus ad Confractionem / Canto de la Fracción  

Ierúsalem, cívitas sancta, súscipe me; quia non novi sæculum, nec perpetrávi malum de ventre matris meæ qui concépit me, ut vidérem labórem et dolórem.

Jerusalén, ciudad santa, recíbeme que no he conocido el mundo, ni he perpetrado mal alguno desde el vientre de mi madre, que me concibió para que experimentara el trabajo y el dolor.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro
Deus, probátor conversatiónis et cónditor, qui innocéntes corónas et peccatóres iustíficas, præsta ut ab occúltis nostris mundémur, et cum fidúcia tibi proclamémus e terris: Dios, creador y guardián de la vida, que coronas a los inocentes y justificas a los pecadores; concédenos quedar libres de faltas ocultas, para que confiadamente te aclamemos desde esta tierra:

Inicio página

Benedictio / Bendición

Ob recordatiónem diéi fidélium párvuli sui (vel párvulæ suæ), benedícat vos omnípotens Dóminus et propitiétur in ómnibus.
R/. Amen.

En el recuerdo del día de su fiel niño (niña) N., os bendiga Dios omnipotente y os sea favorable en todo.
R/. Amén.

Illum paradísi amœnitáte confóveat, et vos sua protectióne custódiat.
R/. Amen.

Le vivifique en la amenidad del paraíso, y os custodie con su protección.
R/. Amén.

Illi tríbuat consórtium beatórum, et vobis ómnibus indulgéntiam peccatórum.
R/. Amen.

A él le conceda la compañía de los santos y a todos vosotros el perdón de los pecados.
R/. Amén.
Ipso præstánte, qui in Trinitáte, unus Deus, vivit et regnat in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Que lo conceda aquel que es un solo Dios en la Trinidad y vive y reina por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva

Precámur, Dómine Iesu Christe, ut explétis sacrificiórum mystériis, quique nunc spirituális vitæ aliméntum ab Incarnatióne suscépimus, ineffabílibus delíciis cum tua apparúerit glória satiémur.
R/. Amen.

Te rogamos, Señor Jesucristo, concluidos los misterios de este sacrificio, que los que ahora hemos recibido el alimento de la vida espiritual que dimana de tu Encarnación, seamos saciados de inefables delicias cuando vuelvas glorioso.
R/. Amén.
Quia tuum est impérium, benedíctus Deus qui ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tuyo es el imperio, Dios bendito, que todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se ofrecen (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum II (pp. 772-777) y del Liber Commicus II (pp. 271-272, Parvulorum defunctorum). Los textos bíblicos en español están tomados de la Sagrada Biblia, versión oficial de la Conferencia Episcopal Española. BAC, Madrid 2011 y la completuria del Oferencio. El resto de oraciones se toma de la traducción inédita del Tomo II del Misal Hispano-Mozárabe realizada por el Rvdo. P. Balbino Gómez-Chacón y Díaz Alejo (†2006) y facilitada por uno de sus colaboradores para su difusión en La Ermita (octubre 2015).

(Se recuerda que hasta la fecha no existe misal oficial en español).

2. Ni en el Misal ni en el Liber Commicus se indica un formulario específico para esta misa, por lo que hemos optado por incluir las lecturas de varios niños difuntos.

 

 

Índice LiturgiaInicio página

© La Ermita. España MMXIV-MMXV