La Ermita. Rito hispano-mozárabe

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios de la Misa de santa Columba, virgen y mártir

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe


 

Prælegendum / Canto de entrada Cant 6,3; Sal 147,2
Bona es, próxima mea, ut bona volúntas, allelúia, speciósa ut Ierúsalem, allelúia, allelúia. Eres bella, amada mía, como un buen deseo, aleluya, fascinante como Jerusalén, aleluya, aleluya.
V/. Lauda Ierúsalem, Dóminum, colláuda Deum tuum Sion.
R/. Speciósa ut Ierúsalem, allelúia, allelúia.
V/. Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto, in sæcula sæculórum. Amen.
R/. Speciósa ut Ierúsalem, allelúia, allelúia.
V/. Glorifica al Señor, Jerusalén; alaba a tu Dios, Sión.
R/. Fascinante como Jerusalén,, aleluya, aleluya.
V/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
R/. Fascinante como Jerusalén, aleluya, aleluya.

Inicio página

Oratio post Gloriam / Oración después del Gloria

Glória nostra, Deus noster, qui carnis virginitátem servántibus fructum promíttis repensáre centéssimum; intercéssu vírginis tuæ ac mártyris Colúmbæ, solve nostrórum víncula peccatórum; ut qui carnis fragilitáte deícimur, eius patrocínio sublevémur.
R/. Amen.

Tú eres nuestra gloria, Dios nuestro, y prometes una cosecha del ciento por uno a los que conservan el don de la virginidad; por intercesión de la virgen y mártir Columba, concédenos el perdón de nuestros pecados, y, si nos sentimos abatidos por nuestra fragilidad, haz que nos conforte su protección.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA

Prophetia / Profecía Is 54,1-3
Léctio libri Isaíæ prophétæ.
R/. Deo grátias.
Lectura del libro del profeta Isaías.
R/. Demos gracias a Dios.
Hæc dicit Dóminus:

Exsúlta, stérilis, quæ non peperísti,
lætáre, gaude, quæ non parturísti,
quóniam multi sunt fílii desértæ
magis quam fílii nuptæ, dicit Dóminus.

Diláta locum tentórii tui
et pelles tabernaculórum tuórum exténde, ne parcas;
longos fac funículos tuos
et clavos tuos consólida.
Ad déxteram enim et ad lævam penetrábis,
et semen tuum hereditábit gentes,
quæ civitátes desértas inhabitábunt.

R/. Amen.

Esto dice el Señor:

Exulta, estéril, que no dabas a luz;
rompe a cantar, alégrate,
tú que no tenías dolores de parto:
porque la abandonada
tendrá más hijos que la casada
–dice el Señor–.

Ensancha el espacio de tu tienda,
despliega los toldos de tu morada,
no los restrinjas,
alarga tus cuerdas,
afianza tus estacas,
porque te extenderás de derecha a izquierda.
Tu estirpe heredará las naciones
y poblará ciudades desiertas.

R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación Sal 44,11-12.2-3
Audi, fília, et vide, quia concupívit rex decórem tuum, et ipse est Deus tuus. Escucha, hija, mira, prendado está el rey de tu belleza, y él es tu Dios.
V/. Lingua tua cálamus scribæ velóciter scribéntis; diffúsa est grátia in lábiis tuis, proptérea benedíxit te Deus in ætérnum.
R/. Et ipse est Deus tuus.
V/. Tu lengua es ágil pluma de escribano; en tus labios se derrama la gracia, el Señor te bendice eternamente.
R/. Y él es tu Dios.

Inicio página

Apostolus / Apóstol 1Cor 7,37-40
Epístola Pauli apóstoli ad Corínthios prima.
R/. Deo grátias.
Primera carta del apóstol san Pablo a los corintios.
R/. Demos gracias a Dios.
Fratres:

Qui autem státuit in corde suo firmus, non habens necessitátem, potestátem autem habet suæ voluntátis, et hoc iudicávit in corde suo serváre vírginem suam, bene fáciet;  ígitur et, qui matrimónio iungit vírginem suam, bene facit; et, qui non iungit, mélius faciet.

Múlier alligáta est, quanto témpore vir eius vivit; quod si dormíerit vir eius, líbera est, cui vult núbere, tantum in Dómino. Beátior autem erit, si sic permánserit secúndum meum consílium; puto autem quod et ego Spíritum Dei hábeo.

 R/. Amen.

Hermanos:

Pero el que se sienta firme, sin presiones y con total libertad, y esté internamente resuelto a respetar la virginidad de su doncella, hará bien. En definitiva, quien se casa con su doncella hace bien, y quien no se casa con ella, hace mejor.

Una esposa está ligada a su marido mientras este viva. Pero si el marido muere, es libre de casarse con quien quiera; solo que debe hacerlo en el Señor. Pero, en mi opinión, es más feliz si permanece así; que también yo creo tener el Espíritu de Dios.

R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio Lc 10,38-42
Léctio sancti Evangélii secúndum Lucam.
R/. Glória tibi, Dómine.
Lectura del santo Evangelio según san Lucas.
R/. Gloria a ti, Señor.
In illo témpore:

Dóminus noster Iesus Christus intrávit in quoddam castéllum, et múlier quædam Martha nómine excépit illum. Et huic erat soror nómine María, quæ étiam sedens secus pedes Dómini audiébat verbum illíus. Martha autem satagébat circa frequens ministérium; quæ stetit et ait: «Dómine, non est tibi curæ quod soror mea relíquit me solam ministráre? Dic ergo illi, ut me ádiuvet».

Et respóndens dixit illi Dóminus: «Martha, Martha, sollícita es et turbáris erga plúrima, porro unum est necessárium; María enim óptimam partem elégit, quæ non auferétur ab ea».

R/. Amen.

En aquel tiempo:

Nuestro Señor Jesucristo entró en una aldea, y una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. Esta tenía una hermana llamada María, que, sentada junto a los pies del Señor, escuchaba su palabra. Marta, en cambio, andaba muy afanada con los muchos servicios; hasta que, acercándose, dijo: «Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sola para servir? Dile que me eche una mano».

Respondiendo, le dijo el Señor: «Marta, Marta, andas inquieta y preocupada con muchas cosas; solo una es necesaria. María, pues, ha escogido la parte mejor, y no le será quitada».

R/. Amén.

Inicio página

Laudes Sal 147,12
Allelúia. Aleluya.
V/. Lauda, Ierúsalem, Dóminum, colláuda Deum tuum, Sion.
R/. Allelúia.
V/. Glorifica al Señor, Jerusalén; alaba a tu Dios, Sión.
R/. Aleluya.

Inicio página

Sacrificium / Canto del Ofertorio Cant 4,4.7.10; 5,12-15
Sicut turris David ædificáta es, et reprehénsio non est in te.
Quam speciósa et decóra facta es in ornaménto tuo.
Et odor unguentórum tuórum sicut odor Líbani super ómnia aromáta, allelúia.
Te alzas como la torre de David, y no hay tacha en ti.
Qué hermosa y adornada resultas con tus vestiduras.
La fragancia de tus perfumes es como la del Líbano, más que todos los bálsamos, aleluya.
V/. Sicut colúmbæ sedéntes super abundántia aquárum, et sicut phíalæ aromátum gignéntes unguentória, et sicut lília distillántia myrrham, et sicut tornatília áurea plena Tharsis; et sicut Líbanus eléctus, et sicut cedrus, et sicut colúmnæ marmóreæ pósitæ super bases áureas formósæ.
R/. Quam speciósa et decóra facta es in ornaménto tuo.
Et odor unguentórum tuórum sicut odor Líbani super ómnia aromáta, allelúia.
V/. Como las palomas que anidan sobre las cascadas, como las balsameras, macizos de perfume, como los lirios que destilan mirra, como los aretes de oro con piedras preciosas de Tarsis, como el Líbano esbelto, cual el cedro, como columnas de alabastro, asentadas en basas de oro.
R/. Qué hermosa y adornada resultas con tus vestiduras.
La fragancia de tus perfumes es como la del Líbano, más que todos los bálsamos, aleluya.

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal

Omnis únitas Ecclésiæ sanctæ, quæ significata est in colúmba, de qua dictum est: «Una est colúmba mea, perfécta mea, una est matris suæ» mánibus plaude, iúbilo cane, exsúlta in omni corde.
Quóniam pulsántis dilécti vocem mox ut hæc, Colúmba, virgo et martyr, dicéntem sibi audíre proméruit: «áperi mihi, soror mea, amíca mea, colúmba mea», illíco surréxit aperíre dilécto, ínquiens: Pulcher es, dilécte mi, et decórus; léctulus noster flóridus est ac iocúndus».

Cuius in accúbitu dum diléctus consísteret, nardus vírginis dedit odórem, cum interrogáta imperiáli ex voce quem cóleret, Christum se testáta est credidísse, cuius iam vulneráta fúerat caritáte.

In huius ergo vírginis festum, dilectíssimi fratres, et vota pandámus cum gáudiis, et crímina cum laméntis, ut hæc virgo suis sanctam semper précibus tueátur Ecclésiam, quæ Iesu Christo Dómino effécta est ex virginitáte sponsa.
R/. Amen.

Toda la unidad de la Iglesia santa que está significada en la paloma, de la cual se dijo: «Es única mi paloma, mi perfecta, hija única de su madre», rompe en aplausos, canta jubilosa,
alta de alegría de todo corazón.
Porque como esta Columba, virgen y mártir, mereció escuchar la voz del amado, que llamaba a su puerta, y le decía: «Ábreme, hermana mía, amiga mía, paloma mía».
Y se levantó al punto para abrir al amado, diciendo: «Eres hermoso y gentil, amado mío, nuestro lecho está florido y alegre».

En cuyo abrazo, y en presencia del esposo, el nardo virginal exhalo su perfume, cuando interrogada por la voz imperiosa para que dijera a quién adoraba, dio testimonio de que creía en Cristo, por cuyo amor había sido traspasada.

Así pues, queridos hermanos, manifestemos gozosos nuestros deseos, en la fiesta de esta virgen, aunque tengamos que lamentar nuestras faltas.
Que esta virgen defienda siempre con sus preces a la santa Iglesia, que es esposa virginal de Jesucristo, el Señor.
R/. Amén.

Adiuvánte eius misericórdia, qui regnat in Trinitáte, unus Deus, et pérmanet in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Con la ayuda de la clemencia divina, del único Dios que en la Trinidad vive y reina por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos

Deus, Pater omnípotens, super baptizátum Unigénitum tuum in aquis Iordánis Spíritum Sanctum in colúmbæ spécie ostendísti, atque per ipsíus Sancti Spíritus donum cor mártyris ac vírginis tuæ Colúmbæ tanto ardóre tuæ dulcédinis inflammásti, ut usque ad consummatiónem merúerit perveníre martýrii; éffice nos, quæsumus, columbárum simplicitáte puros, malítia párvulos, et prudéntia serpéntis circumspéctos.

Quo, sicut hæc virgo, et simplicitáte abúndans proféssa est se crédere Christum, et prospéctu sciéntiæ inter adversántes non negávit proféssum, sic nos eius prece intrórsus vivificáti, et vita ducámus símplicem, et ita simus spiritáli vigilántia præmuníti, quo et circumspectióne prudéntiæ habeámur idónei, et vitæ sanctæ longanimitáte perfécti.
R/. Amen.

Dios, Padre omnipotente, que mostraste al Espíritu Santo en figura de paloma, sobre tu Unigénito, bautizado en las aguas del Jordán, y por el don del mismo Santo Espíritu inflamaste el corazón de tu virgen y mártir Columba con la dulzura de tu amor, que la llevó hasta la consumación del martirio; haznos puros con la sencillez de las palomas, niños siempre en malicia, y precavidos con la prudencia de la serpiente.

Así, como esta virgen, en la abundancia de su sencillez, confesó que creía en Cristo, con la clara visión de su conocimiento, no negó ante los adversarios al que había confesado, nosotros, vivificados interiormente por sus ruegos, llevemos una vida sencilla, y estemos tan prevenidos por la vigilancia espiritual, que resultemos idóneos, por la atención prudente, para entregarnos con amplitud de espíritu, a la vida de santidad.
R/. Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspéctu sanctórum Apostolórum et Mártyrum, Confessórum atque Vírginum nómina recitántur.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos
Acceptábilis tibi sit, rex ómnium sæculórum, oblátio pópuli tui, qui Colúmbam vírginem tuam inter ignes pósitam conservásti; ut sicut illa igne amóris tui flammas pœnális superávit incéndii, ita hoc sacrifícium et ardeéntes nostrárum cupiditátum faces intérimat, et fidélium defunctórum réquiem præstándo pœnas exstínguat.
R/. Amen.
Que te sea grata la ofrenda de tu pueblo, Rey de los siglos, que conservaste en la hoguera a tu virgen Columba, para que como ella superó las llamas del suplicio por el fuego de tu amor que la inflamaba, así este sacrificio, apague las hogueras ardientes de nuestra concupiscencia, y extinga las penas de los fieles difuntos, otorgándoles el descanso.
R/. Amén.
Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos, por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz

Deus, qui nos columbárum simplicitáte doces esse mitíssimos, éffice nos, Colúmbæ vírginis tuæ précibus, in caritáte perféctos, ut innocéntiam retinéntes, ad ínvicem in pace tua mereámur consístere sine fine.
R/. Amen.

Dios, que nos enseñas a ser mansos con la sencillez de las palomas, haznos perfectos en la caridad por las preces de la virgen Columna, para que, conservándonos en la inocencia, merezcamos permanecer juntos en la paz sin fin.
R/. Amén.
Quia tu es pax vera nostra et cáritas indisrúpta, vivis tecum et regnas cum Spíritu Sancto, unus Deus, in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres nuestra paz verdadera caridad indivisible; tú que vives contigo mismo y reinas con tu Hijo y el Espíritu Santo un solo Dios, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

 Inicio página

Illatio / Acción de gracias

Dignum et iustum est nos tibi semper grátias ágere, Dómine, sancte Pater, ætérne omnípotens Deus, per Iesum Christum Fílium tuum, Dóminum nostrum; qui Colúmbæ sponsæ suæ virginitátem miráculo intercedénte gloríficat, et glóriæ manifestatióne corónat.

Illa quippe ob invídiam nóminis Christi amphiteátro inclúditur, turpissimíque iúvenis volúptas ad eam laxátur.
Sed quid egit píetas únici Fílii tui, Dómini et Salvatóris nostri?
Ad ferocitátem talis iúvenis mitigándam immánem dírigit béstiam, quæ et in defensiónem assúrgeret vírginis, et audáciam reprímeret stupratóris.
Inter utrósque étenim ursa consístens, sic confódiens hostes, ut probábili evidéntia sponsæ Christi osténderet servitútem; cum in vírgine religiónis honoráret cultum, et in iúvene lasciviéndi ulciscerétur appetítum.

Admirábili quippe poténtia divinitátis hæc acta sunt; nam béstiæ immánis præséntia utrobíque præstatiónem exhíbuit maniféstam, cum et vírginem tutávit in casu, et iúvenem perdúxit ad Christum.

Cui mérito omnes Ángeli et Archángeli non cessant clamáre cotídie, ita dicéntes:

Es digno y justo que te demos siempre gracias, Señor, Padre santo, Dios eterno y todopoderoso, por Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor, que milagrosamente glorificó
la virginidad de Columba, su esposa, y la coronó por la manifestación de su gloria.

Ella es encerrada en el anfiteatro, por odio al nombre de Cristo, expuesta al deseo libidinoso de un joven desenfrenado.
Pero ¿qué hizo la piedad de tu único Hijo, nuestro Señor y Salvador Jesucristo?
Para desarmar la agresividad del mancebo se sirve de una fiera que defiende a la doncella, anulando la audacia del ofensor de su virtud.
Se interpone entre los dos una osa, que aterra al joven para hacer honor a la virgen, abochornando a los enemigos, para manifestar con patente evidencia el honor que se debe a la esposa de Cristo.
Queda exaltada en la virgen la fe religiosa y se castiga en el joven el apetito lascivo.

Brilla admirable el poder de Dios en estos hechos, porque la presencia de la fiera manifiesta palpablemente el favor al uno y a la otra: la virgen queda defendida en la ocasión, el joven, por el prodigio, es llevado a Cristo.

A quien todos los Ángeles y Arcángeles no cesan de aclamar cada día, diciendo:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus

Vere sanctus, vere in altíssimis gloriósus Dóminus noster Iesus Christus Fílius tuus; qui certatrícem pro nómine suo Colúmbam inter supréma supplícia, emíssa de cælis voce ad se vocat: «Veni, quippe ait, Colúmba; apérti sunt tibi cæli».
Ecce vox fit ad vírginem símilis, quæ super baptizátum Dóminum éxstitit singuláris.
Singuláris plane vox illa, quia illum diléctum Dei Fílium nuntiábat; commúnis vel símilis, quia ex ipso cæli clímate procésserat, quæ pretiósam mortem vírginis pópulis commendábat.

Hinc ígitur, quia nostris non debéntur méritis tália, te, Deus, quæsumus, ut vox quam audívimus ab inítio in nobis permáneat, ut dum apparúeris habeámus fidúciam, et non confundámur in ea, cum manifésta cunctis fúerit glória tua.

Christe Dómine ac Redémptor ætérne.

Verdaderamente es santo y glorioso en el cielo, nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que a Columba, que combate por su nombre, la llama desde el cielo, cuando estaba en el suplicio: «Ven, Columba, los cielos están abiertos para ti».
Una voz semejante a esta que se dirige a la virgen, recayó también singularmente sobre el Señor bautizado.
Aquella voz fue del todo singular, porque manifestaba al amado Hijo de Dios, y semejante a ella, la que saliendo del mismo ámbito del cielo, mostraba a los pueblos la preciosa muerte de la virgen.

Y por eso, porque estas cosas no se deben a nuestros méritos, te rogamos, oh Dios, que la voz que oímos al principio permanezca en nosotros, que tengamos confianza cuando vuelvas de nuevo y no quedemos confundidos en aquel día, cuando tu gloria ha de aparecer manifiesta a todos.

Cristo, Señor y Redentor eterno.

Inicio página

Post Pridie / Invocación
Excellentíssimam tuæ maiestátis implorámus poténtiam, sancte Deus, qui vírginem tuam Colúmbam et in amphiteátro, béstia obsequénte, gloríficas, et post, in consummatióne passiónis emíssa de cælis voce, confírmas; ut has tibi iúbeas propítius oblátas hóstias intuéri, atque cæléstis benedictiónis sanctífices largitáte; ac præstes ut omnes, pro quibus hæc offértur oblátio, et lucrum tui sánguinis simus, et prétium nostræ redemptiónis pleníssima devotióne sumámus.
R/.
Amen.
Imploramos, Dios santo, el excelentísimo poder de tu Majestad, pues glorificas a tu virgen Columna, lo mismo en el anfiteatro, cuando la fiera la obedece, que después, al consumarse su martirio, confirmando su gloria con la voz salida del cielo.
Mira complacido estas hostias que te ofrecemos y santifícalas con largueza por tu bendición celestial, que todos los que ofrecemos esta oblación seamos ganancia de tu sangre y recibamos devotamente el precio de nuestra salvación.
R/. Amén.
Te præstánte, sancte Dómine, quia tu hæc ómnia nobis indígnis servis tuis valde bona creas, sanctíficas, vivíficas ac præstas nobis, ut sint benedícta a te Deo nostro in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Concédelo, Señor santo, pues creas todas estas cosas para nosotros, indignos siervos tuyos, y las haces tan buenas, las santificas, las llenas de vida y nos las das, así bendecidas por ti, Dios nuestro por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro
Deus, Pater omnípotens, qui in expiatióne parturiéntium duos tibi offérri pullos præcipis columbárum; tu, précibus Colúmbæ mártyris tuæ, ab omni nos lava sorde pollutiónum; ut huius vírginis suffrágio, ad te póssimus véniam promeréri, cum nunc oratiónem coram te deprompsérimus Filii tui, proclamántes atque ita dicéntes: Dios Padre omnipotente, que mandaste se te ofrecieran dos palominos para la purificación de las parturientas, por las preces de Columba, tu mártir, lávanos de toda mancha de pecado, para que, por la ayuda de esta virgen, podamos alcanzar tu perdón, al recitar en tu presencia la oración de tu Hijo, proclamando en alta voz:

Inicio página

Benedictio / Bendición

Unigénitus Dei Fílius, qui vírginem Colúmbam illæsam servávit a flammis, ab ómnium vitiórum vos immúnes reddat illécebris.
R/.
Amen.

El Hijo unigénito de Dios que conservó ilesa entre las llamas a la virgen Columba, os libre de las asechanzas de todos los vicios.
R/. Amén.

Précibus quoque huius Colúmbæ vírginis et columbárum innocéntiam retentétis, et zelo Sancti Spíritus ardeátis.
R/.
Amen.

Y por las súplicas de esta Paloma, mantengáis la inocencia de las palomas y seáis inflamados por el celo del Espíritu Santo.
R/. Amén.

Quo intra sinum uníus Colúmbæ et sine offensióne permaneátis in sæculum, et cum fructu bonórum óperum perveniátis ad Christum.
R/. Amen.

Y así, dentro del seno de la única paloma, permanezcáis sin pecado en esta vida y lleguéis a Cristo con fruto de buenas obras.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva

Deus, largítor divitiárum cæléstium, et mirábilis parátor múnerum æternórum, qui beatíssimam Colúmbam in sæculo páuperem elegísti, sed pro te certándo ætérnis opéribus sublimásti; paupertátem spíritus nos sequi semper attríbue, qua possímus tuæ maiestáti per ómnia complacére.
R/. Amen.

Dios, donador de las riquezas celestiales y distribuidor admirable de los bienes eternos, que elegiste a la bienaventurada Columba, pobre en este mundo, y la ensalzaste a las riquezas eternas por haber luchado por ti; concédenos seguir siempre la pobreza de espíritu, y por ella podamos complacer en todo a tu majestad.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se ofrecen (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum II (pp. 190-196) y del Liber Commicus II. (pp. 79-81. Los textos bíblicos en español están tomados de la Sagrada Biblia, versión oficial de la Conferencia Episcopal Española. BAC, Madrid 2011 y el resto de oraciones (excepto oratio post gloriam y completuria) de: Balbino Gómez-Chacón y Díaz Alejo, Misal Hispano-Mozárabe. Tomo II, traducción inédita facilitada en octubre de 2015 por un colaborador del P. Balbino para su publicación en La Ermita.

(Se recuerda que hasta la fecha no existe misal oficial en español).

 

 

Índice LiturgiaInicio página

© La Ermita. España MMXIII-MMXV