La Ermita. Rito hispano-mozárabe

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios de la Misa de Santiago, hermano de san Juan

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe


 

Prælegendum / Canto de entrada 1 Crón 17, 7-8; Sal 111,1
Hæc dicit Dóminus: ego tuli te, et fui tecum, allelúia, et interféci omnes inimícos tuos, allelúia. Fecíque tibi nomen grande, allelúia, allelúia. Esto dice el Señor: yo te recogí y te acompañé, aleluya. Y acabé con todos tus enemigos, aleluya. Y magnifiqué tu nombre, aleluya, aleluya.
V/. Beátus vir qui timet Dóminum, in mandátis eius cupit nimis.
R/. Fecíque tibi nomen grande, allelúia, allelúia.
V/. Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto in sæcula sæculórum. Amen.
R/. Fecíque tibi nomen grande, allelúia, allelúia.
V/. Dichoso el que teme al Señor y ama de corazón sus mandatos.
R/. Y magnifiqué tu nombre, aleluya, aleluya.
V/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
R/. Y magnifiqué tu nombre, aleluya, aleluya.

Inicio página

Oratio post Gloriam / Oración después del Gloria
Súscipe oratiónem nostram, qui sedes ada déxteram Dei Patris omnipoténtis, et qua tu solus noster es advocátus, e cælis Patrem interpélla pro nobis.

R/. Amen.

Tú, que estás sentado a la derecha de Dios Padre tofopoderoso, atiende nuestra oración, y ya que eres el único mediador ante el Padre celestial, intercede por nosotros.

R/. Amén.

Per misericórdiam ipsíus Christi Dei nostri, qui cum Patre et Spíritu Sancto, unus Deus, vivit et regnat in sæcula sæculórum.

R/. Amen.

Por la misericordia del mismo Cristo, Dios nuestro, que con el Padre y el Espíritu Santo, un solo Dios vive y reina por los siglos de los siglos.

R/. Amén.

Inicio página


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA

Prophetia / Profecía Sab 18,20-24
Léctio libri Sapiéntiæ
R/. Deo grátias.
Lectura del Libro de la Sabiduría.
R/. Demos gracias a Dios.
Fili:

Tétigit autem et iustos tentátio mortis, et intéritus in erémo factus est multitúdinis, sed non diu permánsit ira tua. Próperans enim homo sine queréla propugnávit, próferens servitútis suæ scutum: oratiónem et per incénsum deprecatiónem; réstitit iræ et finem impósuit necessitáti, osténdens quóniam tuus est fámulus.

Vicit autem iram non in virtúte córporis, nec armatúræ poténtia, sed verbo illum, qui se vexábat, subiécit, iuraménta paréntum et testaméntum commémorans. Cum enim iam acérvatim cecidíssent super altérutrum mórtui, intérstitit et amputávit ímpetum et divísit illam, quæ ad vivos ducébat, viam. In veste enim podéris, quam habébat, totus erat orbis terrárum, et paréntum magnália in quáttuor órdinum lápidum sculptúra, et magnificéntia tua in diadémate cápitis illíus.

Hijos:

La prueba de la muerte alcanzó también a los justos, y en el desierto se produjo una mortandad entre la multitud; pero la ira no duró mucho. Porque pronto un hombre irreprochable vino como adalid, empuñando las armas de su propio ministerio, la oración y el incienso expiatorio, y resistió la cólera y puso fin al azote, mostrando así que era siervo tuyo.

Venció la revuelta no con la fuerza del cuerpo ni con el empuje de las armas, sino que con la palabra desarmó al que los castigaba, alegando los juramentos y los pactos patriarcales. Cuando ya los cadáveres se amontonaban unos sobre otros, él se interpuso, aplacó la ira y le cortó el camino hacia los vivos. En su vestidura talar estaba representado el mundo entero; los nombres gloriosos de los padres estaban grabados sobre las cuatro filas de piedras preciosas, y tu majestad sobre la diadema de su cabeza.

R/. Amen. R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación Sal 9,10-11
Factus est Dóminus refúgium páuperum, adiútor in opportunitátibus, in tribulatióne. El Señor será el refugio del oprimido. Su refugio en los momentos de peligro.
V/. Spérent in te qui novérunt te, quia non derelínques quæréntes te, Dómine.
R/. In tribulatióne.
V/. Confiarán en ti los que conocen tu nombre. Porque no abandonas, Señor, a los que te buscan.
R/. En los momentos de peligro.

Inicio página

Apostolus / Apóstol 1Tim 1,18-2,7
Epístola Pauli apóstoli ad Timothéum prima.
R/. Deo grátias.
Lectura de la primera carta del Apóstol San Pablo a Timoteo.
R/. Demos gracias a Dios.
Caríssime:

Hoc præcéptum comméndo tibi, fili Timothée, secúndum præcedéntes super te prophetías, ut mílites in illis bonam milítiam habens fidem et bonam consciéntiam, quam quidam repelléntes circa fidem naufragavérunt; ex quibus est Hymenæus et Alexánder, quos trádidi Sátanæ, ut discant non blasphemáre.

Óbsecro ígitur primo ómnium fíeri obsecratiónes, oratiónes, postulatiónes, gratiárum actiónes pro ómnibus homínibus, pro régibus et ómnibus, qui in sublimitáte sunt, ut quiétam et tranquíllam vitam agámus in omni pietáte et castitáte. Hoc bonum est et accéptum coram salvatóre nostro Deo, qui omnes hómines vult salvos fíeri et ad agnitiónem veritátis veníre.

Unus enim Deus, unus et mediátor Dei et hóminum, homo Christus Iesus, qui dedit redemptiónem semetípsum pro ómnibus, testimónium tempóribus suis; in quod pósitus sum ego prædicátor et apóstolus -veritátem dico, non méntior- doctor géntium in fide et veritáte.

R/. Amen.

Carísimos:

Ésta es la recomendación que te hago, Timoteo, hijo mío, en conformidad con los augurios que anteriormente se hicieron sobre ti: apoyado en ellos libra el buen combate, manténte firme en la fe, ten la conciencia limpia. Por despreocuparse de la conciencia, algunos naufragaron en la fe, entre los que se encuentran Himeneo y Alejandro, a quienes entregué a Satanás para que aprendan a no blasfemar.

Te ruego, ante todo, que se hagan peticiones, oraciones, súplicas, acciones de gracias por todos los hombres, por los reyes y por todos los que gozan de poder, a fin de que podamos disfrutar de una vida pacífica y tranquila con toda piedad y honestidad. Esto es bueno y agradable a Dios, nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad.

Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús, también él hombre, que se entregó a sí mismo para liberarnos a todos; testimonio dado a su debido tiempo, del que yo he sido nombrado pregonero y apóstol -digo verdad, no miento-, para instruir a los paganos en la fe y en la verdad.

R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio Jn 12,24-26;13,16-17.20;14,6.12-13; Lc 8,22.26.27
Léctio sancti Evangélii secúndum Ioánnem.
R/. Glória tibi Dómine.
Lectura del Santo Evangelio según san Juan.
R/. Gloria a ti. Señor.
Factum est autem in una diérum, et ascéndit Iesus in navem et discípuli eius, et ait ad illos: «Transfretémus trans stagnum». Et ascendérunt.

Enavigavérunt autem ad regiónem Gergesenórum, et cum egréssus esset ad terram dixit Iesus:

«Amen, amen dico vobis: Nisi granum fruménti cadens in terram mórtuum fúerit, ipsum solum manet; si autem mórtuum fúerit, multum fructum affert. Qui amat ánimam suam, perdit eam; et, qui odit ánimam suam in hoc mundo, in vitam ætérnam custódiet eam. Si quis mihi minístrat, me sequátur, et ubi sum ego, illic et miníster meus erit; si quis mihi ministráverit, honorificábit eum Pater.

Amen, amen dico vobis: Non est servus maior dómino suo, neque apóstolus maior eo, qui misit illum. Si hæc scitis, beáti estis, si fácitis ea.

Amen, amen dico vobis: Qui áccipit, si quem mísero, me áccipit; qui autem me áccipit, accipit eum, qui me misit.

Nemo venit ad Patrem nisi per me. Qui credit in me, ópera, quæ ego fácio, et ipse fáciet et maióra horum fáciet, quia ego ad Patrem vado. Et quodcúmque petiéritis in nómine meo, hoc fáciam, ut glorificétur Pater in Fílio».

R/. Amen.

Un día subió Jesús con sus discípulos a una barca y les dijo: «Pasemos a la otra orilla». Y se adentraron en el lago.

Tomaron tierra en la región de los gerasenos, y al desembarcar, Jesús dijo:

«Os aseguro que si el grano de trigo que cae en la tierra no muere, queda infecundo; pero si muere, produce mucho fruto. El que ama su vida la perderá; y el que odia su vida en este mundo la conservará para la vida eterna. El que quiera ponerse a mi servicio, que me siga, y donde esté yo allí estará también mi servidor. A quien me sirva, mi Padre lo honrará.

Os aseguro que el criado no es más que su amo, ni el enviado más que quien lo envía. Si sabéis esto y lo ponéis en práctica, seréis dichosos.

Os aseguro que el que reciba al que yo envíe me recibe a mí, y el que me recibe a mí recibe al que me ha enviado.

Nadie va al Padre sino por mí.
Os aseguro que el que cree en mí hará las obras que yo hago y las hará aún mayores que éstas, porque yo me voy al Padre; y lo que pidáis en mi nombre, yo lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo».

R/. Amén.

Inicio página

Laudes Sal 93,12
Allelúia. Aleluya.
V/. Beátus homo, quem tu erudíeris, Dómine,
et de lege tua docúeris eum.

R/. Allelúia.
V/. Dichoso el hombre a quien tú, Señor, educas. Al que enseñas tu ley.
R/. Aleluya.

Inicio página

Sacrificium / Canto del Ofertorio Dan 12,3; Sab 3,7-8
Fulgébit iustus sicut splendor firmaménti; et sicut stellæ dantes claritátem lucis, ita et iustus splendébit in perpétua æternitáte, allelúia. Los sabios brillarán como el fulgor del firmamento. Y como las estrellas darán una luz clarísima por toda la eternidad. Aleluya.
V/. Fulgébit, et tamquam scintíllæ in arundinéto discúrrent, iudicábunt natiónes et dominabúntur pópulis, et regnábunt cum Dómino.
R/. In perpétua æternitáte, allelúia.
V/. Brillarán y se propagarán como chispas de un rastrojo. Dominarán sobre las naciones, gobernarán pueblos. Y el Señor reinará sobre ellos.
R/. Por toda la eternidad. Aleluya.

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal
Vocántem nos ad se Iesum dilectíssimi agnoscéntes, qui beatíssimum Iacóbum apóstolum rétia componéntem in navi ad se vocans, eiúsdem nos póstmodum spiritálibus doctrínis ádmonet atque docet ut postulántes in fide nihil hæsitémus; omni mentis intentióne cum lácrimis eúndem Dóminum flagitémus, ut postulátio nostra apud eum ea nobis obtíneat adimplére, quæ in ipso apóstolo agnóvimus edocénte.
R/. Amen.
Oigamos, amadísimos hermanos, a Jesús, que nos llama hacia él, como llamó al bienaventurado apóstol Santiago, cuando en la nave reparaba sus redes, y que, por medio de las espirituales enseñanzas de este mismo apóstol, nos aconseja y enseña que al orar no desfallezca nuestra fe, sino que, con toda la devoción de nuestra alma, y aun con lágrimas, roguemos al Señor, para que nuestra oración nos consiga de Él las gracias que conocimos por la enseñanza del mismo apóstol.
Auxiliánte sua misericórdia, qui vivit cum Deo Patre, et regnat cum Spíritu Sancto, unus Deus in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por el auxilio de la misericordia de aquel que vive con Dios Padre, y reina con el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos.

R/. Amén.

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos
Christe, cuius virtus atque poténtia tantum in apóstolo tuo Iacóbo emícuit, ut in nómine tuo emíssis a se demoniórum catérvis potentiáliter merúerit imperáre; tu Ecclésiam tuam ab adversántium impugnatióne defénde, ut virtúte Spíritus exsuperándo advérsa, illíus doctrína ópere compleat, cuius hódie exémplum piæ passiónis honórat.
R/. Amen.
Oh Cristo, cuya fortaleza y poderío brillaron de tal modo en tu apóstol Santiago que, arrojando en tu nombre los poderes del demonio, mereció con tu poder, alcanzar la victoria; defiende a tu Iglesia de los ataques enemigos, para que venciendo con el poder del Espíritu lo que es contrario a ella; ejercite con obras la doctrina de aquel a quien hoy veneramos por el ejemplo de su piadoso martirio.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspéctu sanctórum Apostolórum et Mártyrum, Confessórum atque Vírginum nómina recitántur.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos
Súscipe, Iesu bone, in hoc natáli Iacóbi apóstoli tui offeréntium votum, et refrigérium præsta spirítibus defunctórum, ut eo apud te intercedénte, et vivéntibus et defúnctis tuæ pietátis grátia impendátur, cuius doctrína duódecim tribúum commonitióne edocétur.
R/. Amen.
Recibe, buen Jesús, nuestras ofrendas en el día del natalicio de tu apóstol Santiago; concede consuelo a las almas de los difuntos y derrama la gracia de tu piedad a los vivos y a los muertos, por la intercesión ante tí del mismo apóstol, con cuya doctrina fueron iluminadas las doce tribus.
R/. Amén.
Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos, por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz
Vivant in nobis, Iesu Dómine, apóstoli tui Iacóbi prædicaménta doctrínæ, quibus docémur illum esse beátum, qui illáta tentatióne valúerit supportáre; quo dum præséntia mala patientíssime toleravérimus, in pace et caritáte et nunc et in ætérnum tecum sine fine vivámus.
R/. Amen.
Señor Jesús, que vivan entre nosotros las enseñanzas de tu apóstol Santiago; por ellas sabemos que será dichoso aquel que sepa soportar valientemente la tentación, porque si toleramos con toda paciencia las penalidades presentes, viviremos en paz y amor contigo ahora y por toda la eternidad.
R/. Amén.
Præsta per auctórem pacis et caritátis Dóminum nostrum Iesum Christum, cum quo tibi est una et coæquális esséntia in unitáte Spíritus Sancti regnántis, Deus in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Concédelo por nuestro Señor Jesucristo, autor de la paz y de la caridad, que Contigo es una e igual esencia, y reina en la unidad del Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

   Inicio página

Illatio / Acción de gracias

Dignum et iustum est nos tibi semper grátias ágere, Dómine sancte Pater ætérne omnípotens Deus, per Iesum Christum, Fílium tuum Dóminum nostrum; in cuius nómine eléctus Iacóbus, cum ad passiónem traherétur paralýticum ad se clamántem curávit, atque hoc miráculo cor illudéntis sibi ita compúnxit, ut eum sacraméntis instrúctum fídei, fáceret ad glóriam perveníre martýrii. Sicque ipse post in confessiónem Fílii tui cápite desécto interémptus occúbuit, pervéniens ad eum in pace, pro quo hanc sustínuit passiónem. Ipse est enim unigénitus Fílius tuus, qui dedit ánimam suam redemptiónem pro multis. Per quem nostris tu, Deus Pater iúbeas párcere iam delíctis.

Cui mérito exércitus milítiæ cæléstis non cessant clamáre ita dicéntes:

En verdad es justo y necesario darte gracias por siempre, Señor, Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno, por Jesucristo, tu hijo, nuestro Señor. En cuyo nombre, Santiago, el elegido, cuando era llevado al martirio sanó al paralítico que le suplicaba; y por este milagro, de tal manera convirtió el corazón de su verdugo, que instruido con los sacramentos de la fe, lo hizo llegar a la gloria del martirio. Y así, por la confesión en la fe de tu Hijo, fue decapitado, llegando en plena paz a Aquel por quien padeció el martirio. Porque él es tu unigénito Hijo, que dio su vida por la redención de muchos. Por él, Tú, Dios Padre, haz que sean perdonados nuestros pecados.

Por eso a ti justamente los ejércitos celestiales no cesan de aclamarte, diciendo:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus
Vere Sanctus, vere benedíctus Dóminus noster Iesus Christus Fílius tuus, quem Iacóbus relícto Zebedæo patre ita secútus est, ut eum obníxe diligéndo fíeret eléctus in vita, muudus in consciéntia: probabilis in doctrina. Postremo ita scientiam commendans ex opere: ut pro eo truncato interierit capite. Quem pro se vel pro omnibus noverat animam posuisse Christum Dóminum ac Redemptórem ætérnum. Verdaderamente Santo, verdaderamente bendito es nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, a quien Santiago dejando a su padre Zebedeo, de tal manera lo siguió, que amándole íntimamente, fue elegido en vida, puro en su conciencia, íntegro en su doctrina; y al final de su vida, de tal manera probó su fe con las obras, que fue decapitado a causa de Aquel de quien sabía que había dado su vida por él mismo y por todos los hombres, Cristo, Señor y Redentor eterno.

Inicio página

Post Pridie / Invocación
Súbiuga, Deus nostras tuo iugo cervíces, ut onus tuum, quod amántibus leve est, ita optábili devotióne ferámus, sicut Iacóbus apóstolus tuus: innéxa collo suo fune ad passiónem tractus est lætabúndus; ut sanctíficans hæc quæ tibi offérimus nos ipsos benedícas perceptióne hóstiæ huius.

R/. Amen.

Sométenos con tu yugo, Señor, y así podamos llevar tu carga, ligera para los que te aman, con amorosa devoción, a ejemplo de Santiago apóstol, quien, con alegría, entregó su cuello al martirio. Y tú, santificando los dones que te ofrecemos, bendícenos al recibir esta oblación.

R/. Amén.

Te præstánte, sancte Dómine, quia tu hæc ómnia nobis indígnis servis tuis valde bona creas, sanctíficas, vivíficas, benedícis ac præstas nobis, ut sint benedícta a te Deo nostro in sæcula sæculórum.

R/. Amen.

Concédelo, Señor santo, pues creas todas estas cosas para nosotros, indignos siervos tuyos, y las haces tan buenas, las santificas, las llenas de † vida, las bendices y nos las das, así bendecidas por ti, Dios nuestro por los siglos de los siglos.

R/. Amén.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro
Apóstolo tuo Iacóbo, Dómine, edocénte præmonémur ut si quis nostrum índiget sapiéntia, póstulet a te, qui das ómnibus affluénter et non impróperas. Sed quia ad te perveníre cúpimus per Christum, qui est virtus tua et sapiéntia, id ágere præoptámus; poscéntes cleméntiam tuam, per eum, qui apud te advocátus est noster et perveníre nos ad te fácias:et oratióne quam ipso Dómino instruénte didícimus ad te introíre permíttas, proclamántes e terris: Señor, tu apóstol Santiago nos enseña que si alguno de nosotros necesita la sabiduría ha de pedírtela a ti, porque Tú la das en abundancia sin regatear. Y puesto que deseamos llegar a ti por Cristo, que es tu poder y tu sabiduría, te la pedimos por Él. Suplicamos tu clemencia para que por nuestro mediador podamos llegar a ti y, con la oración que el mismo Señor nos enseñó, nos permita entrar en tu presencia proclamando desde la Tierra:

Inicio página

Benedictio / Bendición
Christus Deus, Dei Patris Fílius, quem Iacóbo relícto patre in navi tota secútus est devotióne cordis, indesinénter vos fáciat suis inhærére vestígiis.
R/. Amen.
Cristo Dios, Hijo de Dios Padre, a quien Santiago, dejando a su padre en la barca, siguió con entero corazón, os haga seguir siempre sus huellas
R/. Amén.
Quique, per hunc apóstolum suum cultóres dæmonum convértit ad fidem, concédat vobis vana sæculi respuéndo, se in veritáte dilígere.
R/. Amen.
Y el que por su apóstol convirtió a la fe a los adoradores del demonio, os conceda a vosotros despreciar las vanidades de este mundo y amarle a Él con toda verdad.
R/. Amén.

Ut eius remunerémini præsídiis, cuius hódie triúmphum excólitis passiónis.
R/. Amen.

Para que Él os premie con la ayuda de aquel cuya victoria celebramos.
R/. Amén.
Per misericórdiam ipsíus Dei nostri, qui est benedíctus et vivit et ómnia regit in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la misericordia de Dios, nuestro Dios, que es bendito y vive y todo lo gobierna, por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva
Replétum est gáudio os nostrum, et lingua nostra exsultatióne; corpus et sanguis Fílii tui Dómini nostri accepta adhæreant viscéribus nostris et profíciant ad vitam ætérnam; ut conversátio nostra bona permáneat in cælis.
R/. Amen.

Se ha llenado nuestra boca de gozo y nuestra lengua de cantares. El Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, Señor nuestro, que acabamos de recibir se adhieran a nuestras entrañas y nos guarden para la vida eterna, a fin de que toda nuestra vida aquí en la tierra sea como un anticipo de la vida celestial.
R/. Amén.

Per ineffábilem bonitátem tuam, Deus noster, qui vivis et cuncta domináris in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu inefable bondad, Dios nuestro, que vives, y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se presentan (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum II y del Liber Commicus II. Los textos en español son los de la guía para los fieles que se utilizan en la misa que se celebra anualmente en la iglesia de Santiago de Sevilla, excepto las lecturas que están tomadas de La Santa Biblia, edición San Pablo.

 

 

Índice LiturgiaInicio página

© La Ermita. España MMV