Rito Hispano-mozárabe

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios de la Misa del Domingo XXIX de Cotidiano

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe

DE COTIDIANO
In XXIX Dominico
/ Domingo XXIX (1)

 

Domingo XXIX de Cotidiano. ("Parábola de los viñadores homicidas" Diego Quispe Tito, 1681. Catedral de Cuzco, Perú)
 

 

Prælegendum / Canto de entrada Sal 32,22; 105,4
Fiat, Dómine, misericórdia tuo super nos, allelúia, sicut sperávimus in te, allelúia, allelúia. Que tu amor, Señor, venga sobre nosotros, como lo esperamos de ti, aleluya, aleluya.
V/. Meménto nostri, Dómine, in beneplácito pópuli tui; visíta nos in salutári tuo.
R/. Sicut sperávimus in te, allelúia, allelúia.
V/. Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto in sæcula sæculórum. Amen.
R/. Sicut sperávimus in te, allelúia, allelúia.
V/. Acuérdate de nosotros, Señor, cuando seas propicio con tu pueblo; cuando vengas a salvarlo.
R/. Como lo esperamos de ti, aleluya, aleluya.
V/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
R/. Como lo esperamos de ti, aleluya, aleluya.

Inicio página

Oratio post Gloriam / Oración después del Gloria
Súscipe propitiátus oratiónem nostram, qui sedes ad déxteram Dei Patris omnipoténtis; et quia tu solus noster es advocátus, e cælis piíssimum Patrem interpélla pro nobis.
R/. Amen.

Acepta propicio nuestras oraciones, tú que te sientas a la derecha de Dios Padre todopoderoso; y puesto que tú eres nuestro único defensor, intercede por nosotros desde el cielo al Padre bondadoso.
R/. Amén.

Quia tu es impérium, qui vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.

Porque tuyo es el poder, tú que vives y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA

Prophetia / Profecía Ez 34,22-30
Léctio libri Ezechiélis prophétæ.
R/. Deo grátias.
Lectura del libro del profeta Ezequiel.
R/. Demos gracias a Dios.
Hæc dicit Dóminus:

Salvábo gregem meum, et non erit ultra in rapínam, et iudicábo inter pecus et pecus.

Et suscitábo super eas pastórem unum, qui pascat eas, servum meum David; ipse pascet eas et ipse erit eis in pastórem. Ego autem Dóminus ero eis in Deum, et servus meus David princeps in médio eórum. Ego Dóminus locútus sum.

Et fáciam cum eis pactum pacis et cessáre fáciam béstias péssimas de terra, et habitábunt in desérto secúri et dórmient in sáltibus; et ponam eos et, quæ sunt in circúitu collis mei, benedictiónem et dedúcam imbrem in témpore suo: plúviæ benedictiónis erunt.

Et dabit lignum agri fructum suum, et terra dabit germen suum, et erunt in terra sua absque timóre et scient quia ego Dóminus, cum contrívero vectes iugi eórum et erúero eos de manu imperántium sibi.

Et non erunt ultra in rapínam géntibus, neque béstiæ terræ devorábunt eos, sed habitábunt confidénter absque ullo terróre. Et suscitábo eis germen nominátum, et non erunt ultra imminúti fame in terra neque portábunt ultra oppróbrium géntium; et scient quia ego Dóminus Deus eórum cum eis, et ipsi pópulus meus domus Ísrael, ait Dóminus Deus.

R/. Amen.

Esto dice el Señor:

Yo defenderé a mi rebaño y no servirán más de presa; haré justicia entre oveja y oveja.

Yo les suscitaré un pastor que las apaciente, mi siervo David. Él las conducirá al pasto y será su pastor. Yo, el Señor, seré su Dios, y mi siervo David será príncipe en medio de ellos: Yo, el Señor, he hablado.

Haré con ellos un pacto de paz y exterminaré del país las bestias feroces; morarán tranquilos hasta en el desierto y reposarán en los bosques. Los asentaré en torno a mi colina. Mandaré a su tiempo las lluvias, lluvias de bendición.

El árbol del campo dará sus frutos y la tierra dará sus productos. Habitarán seguros en su tierra y sabrán que yo soy el Señor, cuando haya despedazado las coyundas de su yugo y les haya librado de las manos de quienes los tienen esclavizados.

No volverán a ser presa de las gentes ni los devorarán las fieras del país, habitarán seguros sin que nadie los espante. Haré brotar para ellos una plantación gloriosa, no serán más consumidos por el hambre en el país, ni sufrirán más el ultraje de las naciones. Y sabrán que yo, el Señor, su Dios, estoy con ellos, y que ellos, la casa de Israel, son mi pueblo, dice el Señor Dios.

R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación Sal 85,2.3-4
Salvum fac servum tuum, Dómine Deus meus, sperántem in te. Salva a este siervo tuyo, Señor Dios mío, que en ti espera.
V/. Miserére mei, Dómine, quóniam ad te clamávi tota die; lætífica ánimam servi tui.
R/. Sperántem in te.
V/. Ten piedad de mí, Señor, pues te estoy llamando a todas horas; alegra el corazón de este siervo tuyo.
R/. Que en ti espera.

Inicio página

Apostolus / Apóstol Col 3,1-11
Epístola Pauli apóstoli ad Colossénses.
R/. Deo grátias.
Carta del apóstol Pablo a los colosenses.
R/. Demos gracias a Dios.
Fratres:

Si conresurrexístis Christo, quæ sursum sunt quærite, ubi Christus est in déxtera Dei sedens; quæ sursum sunt sápite, non quæ supra terram. Mórtui enim estis, et vita vestra abscóndita est cum Christo in Deo. Cum Christus apparúerit, vita vestra, tunc et vos apparébitis cum ipso in glória.

Mortificáte ergo membra, quæ sunt super terram: fornicatiónem, immundítiam, libídinem, concupiscéntiam malam et avarítiam, quæ est simulacrórum sérvitus, propter quæ venit ira Dei super fílios incredulitátis; in quibus et vos ambulástis aliquándo, cum vivéretis in illis. Nunc autem depónite et vos ómnia: iram, indignatiónem, malítiam, blasphémiam, turpem sermónem de ore vestro; nolíte mentíri ínvicem, qui exuístis vos véterem hóminem cum áctibus eius et induístis novum, eum, qui renovátur in agnitiónem secúndum imáginem eius, qui creávit eum, ubi non est Græcus et Iudæus, circumcísio et præpútium, bárbarus, Scytha, servus, liber, sed ómnia et in ómnibus Christus.

R/. Amen.

Hermanos:

Si habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde Cristo está sentado a la diestra de Dios; pensad en las cosas de arriba, no en las de la tierra. Vosotros habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo se manifieste, él que es vuestra vida, entonces vosotros también apareceréis con él en la gloria.

Por tanto, destruid todo lo que hay de terrenal en vuestro cuerpo: la lujuria, la impureza, las pasiones, los apetitos desordenados y la avaricia que es una idolatría; acciones por las que sobreviene la ira divina sobre los rebeldes y que practicabais en vuestra vida pasada. Pero ahora dejad todo eso: la ira, el rencor, la malicia, los insultos y las groserías. No os engañéis unos a otros, pues os habéis despojado del hombre viejo con su manera de actuar para revestiros del hombre nuevo, que se renueva sin cesar a imagen de su creador hasta adquirir el conocimiento perfecto. Ya no hay distinción entre griego y judío, circunciso o incircunciso, extranjero o ignorante, esclavo o libre, sino que Cristo es todo en todos.

R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio Lc 20,9-18
Léctio sancti Evangélii secúndum Lucam.
R/. Glória tibi, Dómine.
Lectura del santo Evangelio según san Lucas.
R/. Gloria a ti, Señor.
In illo témpore:

Dóminus noster Iesus Christus dixit ad plebem parábolam hanc: «Homo plantávit víneam et locávit eam colónis et ipse péregre fuit multis tempóribus. Et in témpore misit ad cultóres servum, ut de fructu víneæ darent illi; cultóres autem cæsum dimisérunt eum inánem. Et áddidit álterum servum míttere; illi autem hunc quoque cædéntes et afficiéntes contumélia dimisérunt inánem. Et áddidit tértium míttere; qui et illum vulnerántes eiecérunt.

Dixit autem dóminus vineæ: “Quid faciam? Mittam fílium meum diléctum; fórsitan hunc verebúntur”.

Quem cum vidíssent colóni, cogitavérunt inter se dicéntes: “Hic est heres. Occidámus illum, ut nostra fiat heréditas”.

Et eiéctum illum extra víneam occidérunt. Quid ergo faciet illis dóminus vineæ? Véniet et perdet colónos istos et dabit víneam áliis».

Quo audito, dixérunt: «Absit». Ille autem aspíciens eos ait: «Quid est ergo hoc, quod scriptum est: “Lápidem quem reprobavérunt ædificántes, hic factus est in caput ánguli”?

Omnis, qui cecíderit supra illum lápidem, conquassábitur; supra quem autem cecíderit, commínuet illum».

R/. Amen.

En aquel tiempo:

Nuestro Señor Jesucristo se puso a decir al pueblo esta parábola: «Un hombre plantó una viña, la arrendó a unos viñadores y se fue de viaje por mucho tiempo. A su debido tiempo mandó un criado a los viñadores para que le dieran su parte de la vendimia. Pero los viñadores lo golpearon y lo despidieron con las manos vacías. De nuevo les mandó otro criado; y también a éste lo golpearon, lo maltrataron y lo despidieron con las manos vacías. Les envió un tercero, y también lo hirieron y lo echaron.

El dueño de la viña se dijo entonces: "¿Qué haré? Enviaré a mi hijo querido; a él lo respetarán".

Pero los viñadores, al verlo, se dijeron: "Éste es el heredero; matémoslo, y nos quedaremos con su herencia".

Lo echaron fuera de la viña, y lo mataron. ¿Qué hará con ellos el dueño de la viña?  Irá, acabará con los viñadores y dará la viña a otros».

Al oír esto dijeron: «¡No lo quiera Dios!». Jesús los miró y les dijo: «¿Pues qué significa aquello que está escrito: La piedra que los constructores desecharon, ésa ha venido a ser piedra angular?

El que caiga sobre esa piedra se estrellará, y sobre el que ella caiga será aplastado».

R/. Amén.

Inicio página

Laudes Sal 134,3
Allelúia. Aleluya.
V/. Laudáte Dóminum, quóniam benígnus Dóminus; psállite nómini eius, quóniam suáve est.
R/. Allelúia.
V/. Alabad al Señor porque es bueno, cantad himnos a su nombre, porque es amable.
R/.
Aleluya.

Inicio página

Sacrificium / Canto del Ofertorio Bar 3,24-25.38; 4,21-28 (2)
V/. Audi, Ísrael, quia magna est domus Dei vivi, et ignens locus possesiónis Dómini.
Magnus est et non habet finem altus et imménsus, qui cum homínibus conversátus est.
Ipse est Deus noster, allelúia.
V/. Escucha Israel, qué grande es la morada de Dios, qué vasto el lugar de su dominio.
Grande es y sin límites, excelso e inmenso y llegó al alcance de los hombres.
Él es nuestro Dios, aleluya.
V/. Constántes estóte, pópuli omnes.
Clamémus ad Dóminum ut erípiat nos de manu inimicórum nostrórum.
Et véniet nobis cito gáudium magnum ab ætérno Salvatóre nostro.
R/. Qui cum homínibus conversátus est.
Ipse est Deus noster, allelúia.
V/. Ánimo, pueblos todos.
Aclamemos al Señor; él nos librará de la tiranía, de las manos de nuestros enemigos.
Y pronto llegará  a nosotros la alegría de parte del eterno, nuestro Salvador.
R/. Y llegó al alcance de los hombres.
Él es nuestro Dios, aleluya.

Pro oratione admonitionis et aliis, quære superius in XII dominico, p. 636.
A partir de la oratio admonitionis se sigue el formulario del domingo XII, p. 636.

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal
Appropinquántes ad sacrosánctum Dómini ætérni Regis altárium, unánimes atque concórdes, fratres caríssimi, Dóminum deprecémur ætérnum; ut delíctis nostris ponat misericórdiæ suæ términum, et preces nostras perdúcere dignétur ad suæ maiestátis indulgentíssimum regnum.
R/.
Amen.
Hermanos carísimos, acerquémonos unánimes y concordes al sagrado altar del Señor, Rey eterno; roguemos al Señor que no tiene principio ni fin, que perdone nuestros pecados con su misericordia y quiera hacer llegar nuestras plegarias al bondadosísimo reino de su grandeza.
R/.
Amén.
Adiuvánte eius misericórdia, qui regnat in Trinitáte, unus Deus, et pérmanet in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Con la ayuda de la clemencia divina, del único Dios que en la Trinidad vive y reina por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos
Summe atque ineffábilis Deus, qui non vocis sed cordis audítor esse dignósceris, qui mentes probas, non ætátes, qui non in lábiis, sed in corde timéri hortáris, qui benígna consolatióne nos ne pereámus amplécteris, ínsuper et pérditos sub alárum tuárum umbráculo cólligis; dignáre cor nostrum a vitiórum máculis emundáre, ut ab omni inquinatióne purgáti et a sæculi voragínibus exémpti, habitáculum esse mereámur Spíritus Sancti.
R/. Amen.
Altísimo e inefable Dios, tú prefieres atender a los corazones más que a las palabras, tú consideras el espíritu antes que la edad, tú quieres ser temido no con los labios sino con un corazón puro, tú, para que no perezcamos nos abrazas con tu benévola compasión; más aún, bajo la sombra de tus alas acoges a los desgraciados; dígnate purificar nuestros corazones de las manchas de los pecados; para que limpios de toda culpa y libres de las preocupaciones mundanas, merezcamos ser templo del Espíritu Santo.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspéctu sanctórum apostolórum et mártyrum, confessórum atque vírginum nómina recitántur.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos
Offeréntium, pius Christe, súscipe vota sanctorúmque tuórum nobis concéde suffrágia, et defúnctis in pace réquiem largíre lucífluam.
R/. Amen.

Oh bondadoso Cristo, acepta las plegarias de los oferentes; haz que sintamos la intercesión de tus santos y concede a los difuntos el descanso en la luz y la paz.
R/. Amén.

Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz
Deus, qui fidélium pace lætáris, dona serviéntibus tuis pacem, omnésque eórum actus, qui tibi servíre cúpiunt, placábili miseratióne compóne.
R/. Amen.

Oh Dios, que te complaces en la paz de tus fieles, concede la paz a tus siervos; y con tu bondadosa piedad ordena los actos de aquellos que buscan servirte.
R/.
Amén.

Præsta, per auctórem pacis et caritátis Dóminum nostrum Iesum Christum, cum quo tibi est una et cœquális esséntia in unitáte Spíritus Sancti regnántis, Deus, in sæcula sæculórum.
R/. Amen.

Concédelo, oh Dios, por el autor de la paz y del amor, nuestro Señor Jesucristo, con el cual eres una sola e igual esencia Dios en la unidad del Espíritu Santo que reina por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

  Inicio página

Illatio / Acción de gracias
Dignum et iustum est, æquum vere et salutáre est tibi laudis hóstiam immoláre, Dómine, sancte Pater, ætérne omnípotens Deus, per Iesum Christum Fílium tuum Dóminum nostrum; cuius figúram Abel instítuit, agnus quoque legális osténdit. Ábraham celebrávit, Melchísedech exhíbuit; sed verus Agnus et ætérnus Póntifex Dóminus noster Iesus Christus implévit.

Pro quibus benefíciis chérubim exúltant, séraphim quoque pennígera tripudiatióne augústius gloriántur, sex quatérnus númerus seniórum, bis bina illa animália oculáta, bis ternis alis aláta summóque in gáudio dilatáta, in cæléstibus regnis, egrégiis vócibus unímodum carmen pérsonant, ita dicéntes:

Es justo y necesario, es en verdad nuestro deber y salvación ofrecerte el sacrificio de alabanza, Señor, Padre santo, Dios omnipotente y eterno; por Jesucristo, Hijo tuyo y Señor nuestro. Lo que prefiguró Abel, lo que mostró el cordero pascual, lo que celebró Abrahán, lo que manifestó Melquisedec, se ha cumplido en Jesucristo nuestro Señor, verdadero Cordero y Sacerdote eterno.

Por todo esto los querubines se alegran, los serafines se glorían santamente con gozo, los veinticuatro ancianos y los seres llenos de ojos y con seis alas, llenos de júbilo, en el cielo, entonan juntos con vigor un himno, diciendo:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus
Te laudat, Dómine, omnis virtus cælórum et innumerábilis multitúdo sanctórum; tibi omnis creatúra famulátur, et te séquitur beatórum exércitus angelórum.

Per Christum Dóminum nostrum.

Te alaban, Señor, todas las potencias del cielo y la innumerable multitud de tus santos; todas las criaturas te sirven y te acompaña el coro de los santos ángeles.

Por Cristo Señor nuestro.

Inicio página

Post Pridie / Invocación
Súscipe, omnípotens Deus, sacrifícii huius sacra sollemnia, et impósita hæc altáribus tuis múnera benedícere nobis et sanctificáre dignáre.
R/.
Amen.

Acepta, Señor todopoderoso, el sacrificio que te ofrecemos; dígnate bendecir y santificar, para nuestro bien, los dones presentados sobre tu altar.
R/. Amén.

Te præstánte, sancte Dómine, quia tu hæc ómnia nobis indígnis servis tuis valde bona creas, sanctíficas, vivíficas, ac præstas nobis, ut sint benedícta a te, Deo nostro, in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Concédelo, Señor santo, pues creas todas estas cosas para nosotros, indignos siervos tuyos, y las haces tan buenas, las santificas, las llenas de vida, las bendices y nos las das, así bendecidas por ti, Dios nuestro, por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro
Inclinémus Deo, fratres caríssimi, corda nostra cum lácrimis; et confiténtes peccáta nostra clementíssimo Conditóri, iugi obsecratióne clamémus e terris. Inclinémonos ante el Señor, hermanos carísimos, con un corazón humillado y confesando nuestros pecados al clementísimo Creador, digamos con insistencia desde esta tierra.

Inicio página

Benedictio / Bendición
Benedícat vobis omnípotens Dóminus qui vos dignátus est plasmáre de níhilo.
R/. Amen.
El Señor todopoderoso, que se ha dignado crearos de la nada, os otorgue su bendición.
R/. Amén.
Ipse sanet languóres vestros, qui vester est solus Dóminus et Redémptor.
R/. Amen.
Sane vuestra debilidad el que es vuestro único Señor y Redentor.
R/. Amén.
Atque ipsi semper sit cura de vobis, in quo omnis est plenitúdo vestræ salútis.
R/. Amen.

Que siempre cuide de vosotros Aquel en quien está la plenitud de vuestra salvación.
R/. Amén.

Per misericórdiam ipsíus Dei nostri, qui est benedíctus et vivit et ómnia regit in sæcula sæculórum.
R/. Amen.

Por la misericordia del mismo Dios nuestro, que es bendito y vive y todo lo gobierna, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva
Christi Dómini nostri grátia satiáti, grátias ágimus perpétuæ Trinitáti, cuius sánguine sumus prétio magno redémpti: pétimus ítaque sacramentórum tuórum méritis ut de hoc sæculo nequam eripiámur illæsi.
R/. Amen.
Demos gracias a la eterna Trinidad, saciados por la gracia de nuestro Señor Jesucristo, cuya Sangre nos redimió a precio elevado. Pedimos, pues, que por la fuerza de tus sacramentos, salgamos ilesos de este mundo malvado.
R/. Amén.
Te præstánte, summe Deus, qui in Trinitáte gloriáris in sæcula sæculórum.
R/. Amen.

Concédenoslo, Dios altísimo, glorioso en la Trinidad, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se ofrecen (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum I (pp. 693-694 y pp. 636-639) y del Liber Commicus I  (pp. 489-491). Los textos en español (no oficiales) están tomados de Gibert, Jordi y Torné, Josep, Los domingos de Cotidiano. Cuadernos Phase nº 78, Barcelona 1997, pp. 55-58 y los bíblicos de La Santa Biblia, Ed. Paulinas.
(Se recuerda que hasta la fecha no existe misal oficial en español)
.

2. Cf. Bar 3,24-25.38; 4,21-22b. (N. de La Ermita).

 

 

Índice LiturgiaInicio página

© La Ermita. España MMXI