Rito Hispano-mozárabe

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios de la Misa del Domingo XIV de Cotidiano

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe

DE COTIDIANO
In XIV Dominico
/ Domingo XIV (1)

 

Domingo XIV de Cotidiano. ("Jesús enseñando a los apóstoles" Duccio di Buoninsegna, 1308-1311. Museo dell'Opera del Duomo, Siena)
 

 

Prælegendum / Canto de entrada Sal 92,1
Dóminus regnávit, decórem índuit, allelúia. El Señor es rey de majestad vestido, aleluya.
V/. Índuit Dóminus fortitúdinem, et præcínxit se.
R/. Decórem índuit, allelúia.
V/. Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto in sæcula sæculórum. Amen.
R/. Decórem índuit, allelúia.
V/. El Señor se ha vestido, se ha ceñido de poder.
R/. De majestad vestido, aleluya.
V/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
R/. De majestad vestido, aleluya.

Inicio página

Oratio post Gloriam / Oración después del Gloria
Te excélsa laus in altíssimis decet, tibi e terris glóriam Ecclésia canit, atque huius catérva concéntus ad astra hymnum emíttunt.
Rogámus ergo, omnípotens Deus, ut sicut tuas sollémniter porrígimus laudes, ita precum nostrárum iúbeas efficáciter suscípere voces.

R/. Amen.
Tú mereces una excelsa alabanza en el cielo, a ti te glorifica desde la tierra la Iglesia, y el clamor de esta asamblea eleva un himno hacia lo alto.
Te pedimos, pues, Dios todopoderoso, que así como cantamos solemnemente tus alabanzas acojas benignamente la voz de nuestras oraciones.
R/. Amén.
Per grátiam pietátis tuæ, Deus meus, qui vivis et cuncta domináris in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la gracia de tu amor, Dios nuestro, que vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA

Prophetia / Profecía Jer 3,22-24
Léctio libri Ieremíæ prophétæ.
R/. Deo grátias.
Lectura del libro del profeta Jeremías.
R/. Demos gracias a Dios.
Hæc dicit Dóminus:

«Convertímini, fílii, qui avérsi estis a me,
et sanábo aversiónes vestras».
«Ecce nos venímus ad te;
tu enim es Dóminus Deus noster.
Vere mendáces erant colles
et tumúltus móntium;
vere in Dómino Deo nostro
salus Ísrael.
Confúsio comédit labórem patrum nostrórum
ab adulescéntia nostra,
greges eórum et arménta eórum,
fílios eórum et fílias eórum».

R/. Amen.

Esto dice el Señor: 

«Volved, hijos apóstatas,
yo curaré vuestra apostasía».
«Aquí estamos, volvemos a ti,
Señor, tú eres nuestro Dios.
¡Qué mentira eran los collados,
todo el estrépito de los montes!
Solo en el Señor, nuestro Dios,
está la salvación de Israel.
La ignominia acabó devorando todo el trabajo de nuestros padres
ya desde que éramos jóvenes:
sus rebaños de ovejas y vacas,
lo mismo sus hijos que sus hijas».

R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación Sal 29,12-13
Convertísti, Dómine, planctum meum in gáudium mihi, conscidísti saccum meum, et præcinxísti me lætítia. Señor, cambiaste mi luto en danzas, me desataste el sayal y me has vestido de fiesta.
V/. Ut cantet tibi glória mea, et non compúngar, Dómine Deus meus.
R/. Et præcinxísti me lætítia.
V/. Te cantará mi alma sin callarse. Señor, Dios mío, te daré gracias por siempre.
R/. Y me has vestido de fiesta.

Inicio página

Apostolus / Apóstol 2Cor 6,11-7,1
Epístola Pauli apóstoli ad Corínthios secúnda.
R/. Deo grátias.
Segunda carta del apóstol Pablo a los corintios.
R/. Demos gracias a Dios.
Fratres:

Os nostrum patet ad vos, o Corínthii, cor nostrum dilatátum est. Non angustiámini in nobis, sed angustiámini in viscéribus vestris;  eándem autem habéntes remuneratiónem, tamquam fíliis dico, dilatámini et vos.

Nolíte iugum dúcere cum infidélibus. Quæ enim participátio iustítiæ cum iniquitáte? Aut quæ sócietas luci ad ténebras? Quæ autem convéntio Christi cum Béliar, aut quæ pars fidéli cum infidéli? Qui autem consénsus templo Dei cum ídolis? Vos enim estis templum Dei vivi; sicut dicit Deus: «Inhabitábo in illis et inambulábo et ero illórum Deus, et ipsi erunt mihi pópulus.

Propter quod exíte de medio eórum et separámini, dicit Dóminus, et immúndum ne tetigéritis; et ego recípiam vos et ero vobis in Patrem, et vos éritis mihi in fílios et fílias, dicit Dóminus omnípotens».

Has ígitur habéntes promissiónes, caríssimi, mundémus nos ab omni inquinaménto carnis et spíritus, perficiéntes sanctificatiónem in timóre Dei.

R/. Amen.

Hermanos:

Corintios, os hemos hablado abiertamente, nuestro corazón se ha dilatado. No os habéis empequeñecido dentro de nosotros, sino dentro de vosotros mismos. Os hablo como a hijos: correspondednos con la misma paga y dilataos también vosotros.

No os unzáis en yugo desigual con los infieles: ¿qué tienen en común la justicia y la maldad?, ¿qué relación hay entre la luz y las tinieblas?, ¿qué concordia puede haber entre Cristo y Beliar?, ¿qué pueden compartir el fiel y el infiel?, ¿qué acuerdo puede haber entre el templo de Dios y los ídolos? Pues nosotros somos templo del Dios vivo; así lo dijo él: «Habitaré entre ellos y caminaré con ellos; seré su Dios y ellos serán mi pueblo.

Por eso, salid de en medio de ellos y apartaos, dice el Señor. No toquéis lo impuro, y yo os acogeré. Y seré para vosotros un padre, y vosotros seréis para mí hijos e hijas, dice el Señor omnipotente».

Teniendo, pues, estas promesas, queridos, purifiquémonos de toda impureza de la carne o del espíritu, para ir completando nuestra santificación en el temor de Dios.

R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio Lc 6,37-48
Léctio sancti Evangélii secúndum Lucam.
R/. Glória tibi, Dómine.
Lectura del santo Evangelio según san Lucas.
R/. Gloria a ti, Señor.
In illo témpore:

Dóminus noster Iesus Christus, loquebátur discípulis suis dicens: «Nólite iudicáre et non iudicabímini; et nólite condemnáre et non condemnabímini. Dimíttite et dimittémini; date, et dábitur vobis: mensúram bonam, confértam, coagitátam, supereffluéntem dabunt in sinum vestrum; eádem quippe mensúra, qua mensi fúeritis, remetiétur vobis».

Dixit autem illis et similitúdinem: «Numquid potest cæcus cæcum dúcere? Nonne ambo in fóveam cadent?

Non est discípulus super magístrum; perféctus autem omnis erit sicut magíster eius.

Quid autem vides festúcam in óculo fratris tui, trabem autem, quæ in óculo tuo est, non consíderas? Quómodo potes dícere fratri tuo: “Frater, sine eíciam festúcam, quæ est in oculo tuo”, ipse in óculo tuo trabem non videns? Hypócrita, éice primum trabem de óculo tuo et tunc perspícies, ut edúcas festúcam, quæ est in óculo fratris tui.

Non est enim arbor bona fáciens fructum malum, neque íterum arbor mala fáciens fructum bonum. Unaquæque enim arbor de fructu suo cognóscitur; neque enim de spinis cólligunt ficus, neque de rubo vindémiant uvam. Bonus homo de bono thesáuro cordis profert bonum, et malus homo de malo profert malum: ex abundántia enim cordis os eius lóquitur.

Quid autem vocátis me: “Dómine, Dómine”, et non fácitis, quæ dico? Omnis, qui venit ad me et audit sermónes meos et facit eos, osténdam vobis cui símilis sit: símilis est hómini ædificánti domum, qui fodit in altum et pósuit fundaméntum supra petram; inundatióne autem facta, illísum est flumen dómui illi et non pótuit eam movére; bene enim ædificáta erat».

R/. Amen.

En aquel tiempo:

Nuestro Señor Jesucristo habló a sus discípulos diciendo: «No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados; dad, y se os dará: os verterán una medida generosa, colmada, remecida, rebosante, pues con la medida con que midiereis se os medirá a vosotros».

Les dijo también una parábola: «¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán los dos en el hoyo?

No está el discípulo sobre su maestro, si bien, cuando termine su aprendizaje, será como su maestro.

¿Por qué te fijas en la mota que tiene tu hermano en el ojo y no reparas en la viga que llevas en el tuyo? ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: “Hermano, déjame que te saque la mota del ojo”, sin fijarte en la viga que llevas en el tuyo? ¡Hipócrita! Sácate primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la mota del ojo de tu hermano.

Pues no hay árbol bueno que dé fruto malo, ni árbol malo que dé fruto bueno; por ello, cada árbol se conoce por su fruto; porque no se recogen higos de las zarzas, ni se vendimian racimos de los espinos. El hombre bueno, de la bondad que atesora en su corazón saca el bien, y el que es malo, de la maldad saca el mal; porque de lo que rebosa el corazón habla la boca.

¿Por qué me llamáis “Señor, Señor”, y no hacéis lo que digo? Todo el que viene a mí, escucha mis palabras y las pone en práctica, os voy a decir a quién se parece: se parece a uno que edificó una casa: cavó, ahondó y puso los cimientos sobre roca; vino una crecida, arremetió el río contra aquella casa, y no pudo derribarla, porque estaba sólidamente construida».

R/. Amén.

Inicio página

Laudes Sal 68,31
Allelúia. Aleluya.
V/. Laudábo nomen Dei cum cántico, et magnificábo eum in laude.
R/. Allelúia.
V/. Alabaré el nombre de Dios con cantos, proclamaré su grandeza con acción de gracias.
R/. Aleluya.

Inicio página

Sacrificium / Canto del Ofertorio Lev 8,27-28; 9,7-8
V/. Elevávit Áaron múnera coram Dómino Deo super altáre holocáusti.
Et suscépit Dóminus de mánibus eius sacrifícium in odórem suavitátis, allelúia, allelúia.
V/. Aarón alzó las manos delante de Dios, el Señor, en el altar sobre el holocausto.
Y el Señor aceptó de sus manos el sacrificio, como perfume agradable, aleluya, aleluya.
V/. Locútus est Móyses ad Áaron dicens: «Accéde ad altáre et offer holocáustum, quod est pro peccáto, et deprecáre pro te et pro omni pópulo.
Cumque mactáberis hóstias Dómino, ora pro nobis, sicut præcépit Dóminus».
Accésit autem Áaron ad altáre et óbtulit sacrifícium.
R/. In odórem suavitátis, allelúia, allelúia.
V/. Moisés habló a Aarón y le dijo: «Acércate al altar y haz sacrificio por tu pecado: ofrece el holocausto y ruega por ti y por el pueblo.
Y después de haber sacrificado la ofrenda al Señor, ruega por nosotros como lo mandó el Señor».
Aarón se acercó al altar y ofreció el sacrificio.
R/. Como perfume agradable, aleluya, aleluya.

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal
Deum Patrem, fratres caríssimi, prece flagitémus contínua; ut illam nobis tríbuat in oratióne fidúciam, quæ ímpetret postuláta.
R/.
Amen.
Hermanos carísimos, supliquemos a Dios Padre con insistente plegaria para que, por medio de la oración, nos conceda la confianza de obtener lo que pedimos.
R/.
Amén.
Adiuvánte sua misericórdia, qui vivit et regnat, Deus, in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Con la ayuda de la misericordia de Dios que vive y reina por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos
Exáudi, Dómine, devótam tuæ famíliæ precem, et oblátum tibi hoc sacrifícium in remissiónem nostrórum peccáminum propitiátus assúme.
R/. Amen.
Escucha, Señor, la ferviente oración de tu familia y acepta benigno el sacrificio que te ofrecemos por la remisión de nuestros pecados.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspéctu sanctórum apostolórum et mártyrum, confessórum atque vírginum nómina recitántur.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos
Aspíra, Dómine, offeréntium votis propítius, et réquiem defúnctis concéde benígnus.
R/. Amen.

Acoge propicio, Señor, las plegarias de los que te ofrecen este sacrificio y concede benigno el descanso eterno a los difuntos.
R/. Amén.

Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz
Solve, Christe Deus, nostrórum críminum nodos, et in pace quam ipse docuísti fac nos semper esse connéxos.
R/. Amen.

Cristo Dios, desata los nudos de nuestros pecados y concédenos vivir unidos en aquella paz que tú mismo nos has enseñado.
R/.
Amén.

Præsta, per auctórem pacis et caritátis Dóminum nostrum Iesum Christum, cum quo tibi est una et cœquális esséntia in unitáte Spíritus Sancti regnántis, Deus, in sæcula sæculórum.
R/. Amen.

Concédelo, oh Dios, por el autor de la paz y del amor, nuestro Señor Jesucristo, con el cual eres una sola e igual esencia Dios en la unidad del Espíritu Santo que reina por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

  Inicio página

Illatio / Acción de gracias
Dignum et iustum est, Deus Pater omnípotens, te et terréstrium et cæléstium creaturárum præcónio laudis attólli, qui nos Unigéniti tui sánguine redemísti, quique nos tibi per eius mortem reconciliásti; ut regni sui essémus herédes, qui córporis nostri factus est párticeps.
Cui mérito omne ángeli et archángeli non cessant clamáre cotídie ita dicéntes:
Es justo y necesario, Dios Padre omnipotente que las criaturas terrestres y celestes te canten un himno de alabanza, porque nos redimiste mediante la sangre de tu Unigénito y, por su muerte, nos reconciliaste contigo, para que seamos herederos del reino de Aquel que ha asumido nuestra humanidad. Por esto, todos los ángeles y arcángeles no cesan de alabarle constantemente, diciendo:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus
Vere sanctus, vere benedíctus Dóminus noster Iesus Christus Fílius tuus, quem cæléstia páriter et terréna colláudant, qui est Agnus Dei et tollit peccátum mundi.

Ipse Dóminus ac Redémptor ætérnus.

Santo y bendito es en verdad nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, a, quien alaban juntos el cielo y la tierra, El es el Cordero de Dios y quita el pecado del mundo.

El mismo Señor y Redentor eterno.

Inicio página

Post Pridie / Invocación
Offeréntes tibi, Deus, sacrifícium laudis, rogámus ut obláta accéptes et oblatóres sanctífices; quaténus libántes ex ea, hereditátem cápiant ætérnam.
R/.
Amen.
Oh Dios, al ofrecerte el sacrificio de alabanza te pedimos que aceptes nuestra oblación y que santifiques a los que te la presentan; de modo que, participando de ella, alcancen la herencia eterna.
R/. Amén.
Præsta, Pater ingénite, per Unigénitum tuum, Dóminum nostrum Iesum Christum, per quem tu hæc ómnia nobis indígnis servis tuis valde bona creas, sanctíficas, vivíficas ac præstas nobis, ut sint benedícta a te, Deo nostro, in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Concédelo, Padre sin principio, por tu Hijo Unigénito, nuestro Señor Jesucristo, por el cual tú creas todas estas cosas para nosotros, indignos siervos tuyos, y las haces tan buenas, las santificas, las llenas de vida, y nos las das, así bendecidas por ti, Dios nuestro, por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro
Orémus Dóminum, dilectíssimi fratres, ut nos effíciat coram se exorábiles, quo puras manus cum consciéntiis ad eum levémus proclamántes e terris. Oremos al Señor, amados hermanos, para que se deje conmover por nuestras súplicas; levantemos con sinceridad nuestras manos y nuestro espíritu, mientras proclamamos desde la tierra.

Inicio página

Benedictio / Bendición
Sit vestri Dóminus adiútor in ómnibus.
R/.
Amen.
El Señor os proteja en todo momento.
R/.
Amén.
Preces vestras exáudiat et peccáta dimíttat.
R/. Amen.
Atienda a vuestras plegarias y perdone vuestros pecados.
R/. Amén.
Quæ póscitis cónferat et quæ pavéscitis procul a vobis repéllat.
R/. Amen.

Que os conceda cuanto pedís y aleje de vosotros lo que teméis.
R/. Amén.

Per misericórdiam ipsíus Dei nostri, qui est benedíctus et vivit et ómnia regit in sæcula sæculórum.
R/. Amen.

Por la misericordia del mismo Dios nuestro, que es bendito y vive y todo lo gobierna, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva
Gustántes, Dómine,suavitátis tuæ dulcedinísque plenitúdinem, quæsumus ut sit nobis hoc in remissiónem peccatórum et sanitátem méntium.
R/. Amen.
Habiendo gustado, Señor, la plenitud de tu suavidad y dulzura, te pedimos que tu presencia realice en nosotros el perdón de los pecados y la salvación de nuestras almas.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus, et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.

Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se ofrecen (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum I (pp. 647-651) y del Liber Commicus I  (pp. 442-444). Los textos en español (no oficiales) están tomados de Gibert, Jordi y Torné, Josep, Los domingos de Cotidiano. Cuadernos Phase nº 78, Barcelona 1997, pp. 64-66 y los bíblicos de la Sagrada Biblia, versión oficial de la Conferencia Episcopal Española. BAC, Madrid 2011.
(Se recuerda que hasta la fecha no existe misal oficial en español)
.

 

 

Índice LiturgiaInicio página

© La Ermita. España MMXI-MMXIV