Rito Hispano-mozárabe

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios de la Misa del Domingo IX de Cotidiano

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe

DE COTIDIANO
In IX Dominico
/ Domingo IX (1)

 

Domingo IX de Cotidiano. ("Jesús y el joven rico" Heinrich Hofmann, 1889. Iglesia de Riverside, Nueva York)
 

 

Prælegendum / Canto de entrada Sal 28,11; 105,4
Da, Dómine, virtútem pópulo tuo, allelúia, et bénedic plebi tuæ in pace, allelúia, allelúia, allelúia. Da, Señor, fortaleza a tu pueblo, aleluya, y bendícelo con la paz, aleluya, aleluya, aleluya.
V/. Meménto nostri, Dómine, in beneplácito pópuli tui; vísita nos in salutári tuo.
R/. Et bénedic plebi tuæ in pace, allelúia, allelúia, allelúia.
V/. Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto in sæcula sæculórum. Amen.
R/. Et bénedic plebi tuæ in pace, allelúia, allelúia, allelúia.
V/. Cuando seas propicio con tu pueblo, acuérdate de nosotros, Señor, cuando vengas a salvarlo no te olvides de nosotros.
R/. Y bendice a tu pueblo con la paz, aleluya, aleluya, aleluya.
V/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
R/. Y bendice a tu pueblo con la paz, aleluya, aleluya, aleluya.

Inicio página

Oratio post Gloriam / Oración después del Gloria
Te in cæléstibus, Dómine, laudant ángeli et virtútes; tibi de terra det laudem omne quod te auctóre sumpsit oríginem; et qui supernórum collaudáris offícis, terréstrium semper delectáris obséquiis.
R/.
Amen.

La multitud de los ángeles te alaba en el cielo. Señor; que te glorifique desde la tierra cuanto ha sido creado por ti; tú, ensalzado por las turbas celestiales, complácete en el culto que te rinden los hombres.
R/. Amén.

Per ineffábilem bonitátem tuam, Deus noster, qui vivis et cuncta domináris in sæcula sæculórum.
R/. Amen.

Por tu gran bondad, Dios nuestro, que vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA

Prophetia / Profecía Is 46,10,13 (2)
Léctio libri Isaíæ prophétæ.
R/. Deo grátias.
Lectura del libro del profeta Isaías.
R/. Demos gracias a Dios.
Hæc dicit Dóminus:

Lætámini cum Ierúsalem et exsultáte in ea,
omnes, qui dilígitis eam;
gaudéte cum ea gáudio,
univérsi, qui lugebátis super eam,
ut sugátis et repleámini
ab úbere consolatiónis eius,
ut mulgeátis et delíciis affluátis
ex ubéribus glóriæ eius.

Quia hæc dicit Dóminus:
«Ecce ego dírigam ad eam quasi flúvium pacem,
et quasi torréntem inundántem glóriam géntium.
Sugétis, in ulnis portabímini,
et super génua blandiéntur vobis.
Quómodo si quem mater consolátur,
ita ego consolábor vos;
et in Ierúsalem consolabímini».
Dicit Dóminus exercítuum.

R/. Amen.

Así dice el Señor:

Alegraos con Jerusalén,
regocijaos por ella
todos los que su duelo soportáis,
a fin de que maméis
y os saciéis de su seno de consuelo,
a fin de que saboreéis
y os recreéis en sus pechos de gloria.

Pues esto dice el Señor:
«Yo haré correr por ella como un río la paz,
y como un torrente desbordado la gloria de las naciones.
Sus lactantes serán llevados en brazos
y acariciados sobre las rodillas.
Como a un hijo a quien consuela su madre,
así yo os consolaré a vosotros;
por Jerusalén seréis consolados».
Dice el Señor de los ejércitos.

R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación Sal 27,4 (3)
Delícta iuventútis meæ, Deus, et ignorántiæ ne memíneris, Dómine. Oh, Dios, olvídate de los pecados de mi juventud y de mis faltas no te acuerdes, Señor.
V/. Secúndum magnam misericórdiam tuam, memor esto mei.
R/. Dómine.
V/. Acuérdate de mí, según tu gran misericordia.
R/. Señor.

Inicio página

Apostolus / Apóstol Rom 13,10-14 (4)
Epístola Pauli apóstoli ad Romános.
R/. Deo grátias.
Epístola del apóstol san Pablo a los romanos.
R/. Demos gracias a Dios.
Fratres:

Diléctio próximo malum non operátur; plenitúdo ergo legis est diléctio.

Et hoc sciéntes tempus, quia hora est iam vos de somno súrgere, nunc enim própior est nobis salus quam cum credídimus.

Nox procéssit, dies autem appropiávit. Abiciámus ergo ópera tenebrárum et induámur arma lucis. Sicut in die, honéste ambulémus; non in comessatiónibus et ebrietátibus, non in cubílibus et impudicítiis, non in contentióne et æmulatióne; sed induímini Dóminum Iesum Christum.

R/. Amen.

Hermanos:

El que ama no hace mal al prójimo; así que la plenitud de la ley es el amor.

Tened en cuenta en qué tiempos estamos: ya es hora de despertar del sueño, porque ahora está más cerca de nosotros la salvación que cuando abrazamos la fe.

La noche está avanzada y el día está cerca; por lo tanto, dejemos a un lado las obras de las tinieblas y revistámonos de las armas de la luz. Comportémonos decentemente, como en pleno día; nada de comilonas ni borracheras, nada de lujuria ni desenfreno, nada de peleas ni envidias; al contrario, revestíos de Jesucristo, el Señor.

R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio Mc 10,17-31
Léctio sancti Evangélii secúndum Marcum.
R/. Glória tibi, Dómine.
Lectura del santo Evangelio según san Marcos.
R/. Gloria a ti, Señor.
In illo témpore:

Cum egrederétur Iesus in viam, accúrrens quidam et, genu flexo ante eum, rogábat eum: «Magíster bone, quid fáciam ut vitam ætérnam percípiam?».

Iesus autem dixit ei: «Quid me dicis bonum? Nemo bonus, nisi unus Deus. Præcépta nosti: ne occídas, ne adultéres, ne furéris, ne falsum testimónium díxeris, ne fraudem féceris, honóra patrem tuum et matrem».

Ille autem dixit ei: «Magíster, hæc ómnia conservávi a iuventúte mea».

Iesus autem intúitus eum diléxit eum et dixit illi: «Unum tibi deest: vade, quæcúmque habes, vende et da paupéribus et habébis thesáurum in cælo et veni, séquere me». Qui contristátus in hoc verbo, ábiit mærens: erat enim habens possessiónes multas.

Et circumspíciens Iesus ait discípulis suis: «Quam diffícile, qui pecúnias habent, in regnum Dei introíbunt». Discípuli autem obstupescébant in verbis eius. At Iesus rursus respóndens ait illis: «Fílii, quam difffícile est in regnum Dei introíre. Facílius est camélum per forámen acus transíre quam dívitem intráre in regnum Dei».

Qui magis admirabántur dicéntes ad semetípsos: «Et quis potest salvus fíeri?».

Íntuens illos Iesus ait: «Apud hómines impossíbile est sed non apud Deum: ómnia enim possibília sunt apud Deum».

Cœpit Petrus ei dícere: «Ecce nos dimísimus ómnia et secúti sumus te».

Ait Iesus: «Amen dico vobis: Nemo est, qui relíquerit domum aut fratres aut soróres aut matrem aut patrem aut fílios aut agros propter me et propter evangélium, qui non accípiat cénties tantum nunc in témpore hoc, domos et fratres et soróres et matres et fílios et agros cum persecutiónibus, et in sæculo futúro vitam ætérnam.

Multi autem erunt primi novíssimi, et novíssimi primi».

R/. Amen.

En aquel tiempo:

Al salir Jesús de camino, un hombre corrió a preguntarle, arrodillándose ante él: «Maestro bueno, ¿qué tengo que hacer para alcanzar la vida eterna?».

Jesús le dijo: «¿Por qué me llamas bueno? El único bueno es Dios. Ya conoces los mandamientos: No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no levantarás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre».

Él dijo: «Maestro, todo eso lo he guardado desde mi juventud».

Jesús lo miró con amor y le dijo: «Te queda una cosa que hacer: Anda, vende todo lo que tienes, dáselo a los pobres y tendrás un tesoro en el cielo. Después, ven y sígueme». Al oír esto, el joven se fue muy triste, porque tenía muchos bienes.

Jesús miró alrededor y dijo a sus discípulos: «¡Qué difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas!». Los discípulos se quedaron asombrados ante estas palabras. Pero Jesús les repitió: «Hijos, ¡qué difícil es entrar en el reino de Dios! Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre en el reino de Dios».

Ellos, más asombrados todavía, se decían: «Entonces, ¿quién puede salvarse?».

Jesús los miró y les dijo: «Para los hombres esto es imposible; pero no para Dios, pues para Dios todo es posible».

Entonces Pedro le dijo: «Nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido».

Jesús dijo: «Os aseguro que nadie deja casa, hermanos, hermanas, padre, madre, hijos o tierras por mí o por el evangelio, que no reciba el ciento por uno ya en este mundo, en casas, hermanos, hermanas, madres, hijos y tierras, con persecuciones, y en el siglo venidero, la vida eterna.

Muchos primeros serán los últimos, y los últimos los primeros».

R/. Amén.

Inicio página

Laudes Sal 27,9; 32,3
Allelúia. Aleluya.
V/. Salva plebem tuam, Dómine.
Psállite ei in iubilatióne.

R/. Allelúia.
V/. Salva a tu pueblo, Señor.
Dad un buen concierto de instrumentos y voces.
R/.
Aleluya.

Inicio página

Sacrificium / Canto del Ofertorio Éx 30,29; 24,9-10.1
V/. Ædificávit Móyses tabernáculum fœderis, et impósuit holocaustómata et ómnia vasa templi super aram incénsi; et sanctificávit ea. Quia sancta sunt Dómino; omnis qui tetígerit ea, sanctificábitur, allelúia. V/. Construyó Moisés la tienda de la reunión y puso los holocaustos y todos los utensilios del templo sobre el altar del incienso y la consagró. Santificadas así todas las cosas por el Señor, todo cuanto las toque quedará santificado, aleluya.
V/. Accesérunt Móyses et Aaron vidére thronum ubi stéterat Deus Ísrael.
Et erat sub pédibus eius tamquam opus lápidis saffiríni, velut firmaméntum cæli in claritáte fulgóris.
Stabant Chérubim ex auro mundo in circúitu throni, vidérunt elécti Ísrael, et prostravérunt se et adoravérunt eum.
R/. Quia sancta sunt Dómino; omnis qui tetígerit ea, sanctificábitur, allelúia.
V/. Subieron Moisés y Aarón para ver el trono donde había estado el Dios de Israel.
Y bajo sus pies había como un pavimento de zafiro, semejante en claridad al mismo cielo.
El trono estaba rodeado por querubines de oro puro, lo vieron los elegidos de Israel y se prosternaron y lo adoraron.
R/. Santificadas así todas las cosas por el Señor, todo cuanto las toque quedará santificado, aleluya.

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal
Custodiéntes órdinem rei, fratres caríssimi, primum ad Deum pro peccátis nostris preces fundámus, quid cumpúnctio cogitatiónum hábeat, quid vánitas sæculáris gloriátur et tórqueat confiténtes; quo saltim hic diáboli vincátur astútia, ubi omnipoténtis est Dei exoránda cleméntia.
R/.
Amen.
Hermanos carísimos, respetando el orden debido, ante todo oremos a Dios por nuestros pecados, pues si algo inquieta nuestros pensamientos, si algo ha sido motivo de vanidad mundana y de los remordimientos de los arrepentidos; que, al menos aquí sea vencida la astucia del diablo cuando se implora la clemencia de Dios omnipotente.
R/.
Amén.
Per grátiam pietátis suæ, qui es benedíctus in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la condescendencia del amor de Aquel que es bendito por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos
Deus, qui vastatóris antíqui perfídiam virtúte Fílii tui et Spíritus Sancti dona distribuéndo vicísti, et dedísti nobis de captivitáte victóriam; concéde quæsumus: ut qui nos impétere moliúntur tua étiam déxtera refrenéntur.
R/. Amen.
Oh Dios, que por la potencia de tu Hijo y distribuyendo los dones del Espíritu Santo has vencido la maldad del antiguo devastador; concédenos, te lo pedimos, que tu diestra reprima a quién maquina hacernos daño.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspéctu sanctórum apostolórum et mártyrum, confessórum atque vírginum nómina recitántur.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos
Offeréntium, Deus Pater, quæsumus vota suscípito; quo, vivéntium oblatióne suscépta, defúnctis fidélibus réquies impetrétur ætérna.
R/. Amen.

Oh Dios y Padre, te pedimos que acojas los deseos de cuantos te suplican; para que, al ser aceptada la oblación de los vivos, los fieles difuntos obtengan el descanso eterno.
R/. Amén.

Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz
Éffice nos, Dómine, fílios pacis quos fecísti esse fílios tuæ adoptiónis; ut pacífici vivéntes in terra, ad promíssa mereámur perveníre cæléstia.
R/. Amen.

A quienes has concedido ser hijos adoptivos haznos, Señor, hijos de la paz; para que viviendo pacíficamente en la tierra podamos alcanzar la herencia eterna prometida.
R/. Amén.

Quia tu es vera pax nostra et cáritas indisrúpta, qui vivis tecum et regnas cum Spíritu Sancto, unus Deus, in sæcula sæculórum.
R/. Amen.

Porque tú eres nuestra paz verdadera, caridad indivisible; tú, que vives contigo mismo y reinas con tu Hijo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

  Inicio página

Illatio / Acción de gracias
Dignum et iustum est, æquum vere et salutáre est nos tibi semper laudes et grátias ágere, Dómine, sancte Pater ætérne omnípotens Deus, una divínitas, trina maiéstas, natúra inseparábilis, persóna indivídua, Deus unus et non solus, únitas triplex, trínitas simplex, sapiéntia múltiplex, inconfúsa coniúnctio, indivísa distínctio; quem unum substantiáliter confitémur, et trinum personáliter nuntiámus: Patrem et Fílium et Spíritum Sanctum, qui in uno trinus agnósceris, et  trinus in uno adoráris.

Cui colláudant ángeli et archángeli, una voce ita dicéntes:

Es justo y necesario, es en verdad nuestro deber y salvación alabarte siempre y darte gracias, Señor, Padre santo, Dios omnipotente y eterno: que eres único en la divinidad y trino en la majestad, inseparable por naturaleza, indisoluble en cuanto a persona, Dios único pero no solitario, unidad triple y trinidad simple, sabiduría múltiple, unidad sin confusión, distinción sin separación, a quién confesamos uno en la substancia y proclamamos trino en las personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo, que eres reconocido trino en la unidad y adorado uno en la trinidad.

A quien los ángeles y arcángeles alaban unánimes diciendo:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus
Hosánna in excélsis.
Benedíctus qui venit in nómine Dómini, Deus Dóminus et illúxit nobis.

Christus Dóminus ac Redemptor ætérnus.

Hosanna en el cielo.
Bendito el que viene en nombre del Señor, el Señor es Dios, él nos ilumina.

Cristo Señor y Redentor eterno.

Inicio página

Post Pridie / Invocación
Sanctífica, Dómine, mystérium, exhílara ministrántem, illustra templum, orna altárium, órdina pópulum, cura morbum, dona remédium, proba votum;. ut omnes de diabólica astútia liberáti, non insidiántem tímeant, sed curántem.
R/.
Amen.

Santifica, Señor, esta ofrenda, alegra a los que te sirven, da esplendor a esta iglesia, embellece a los altares, conduce a tu pueblo, cura la enfermedad, socorre en la necesidad, acepta las plegarias; que todos, libres de la astucia del maligno, no teman al que prepara insidias sino al que ofrece la salvación.
R/. Amén.

Te præstánte, sancte Dómine, quia tu hæc ómnia nobis indígnis servis tuis valde bona creas, sanctíficas, vivíficas, ac præstas nobis, ut sint benedícta a te, Deo nostro, in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Concédelo, Señor santo, pues creas todas estas cosas para nosotros, indignos siervos tuyos, y las haces tan buenas, las santificas, las llenas de vida, las bendices y nos las das, bendecidas por ti, Dios nuestro, por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro
Præcéptum oratiónis quod Christus suis commendávit discípulis, nos quoque, fratres, cum gémitu cordis exclamémus e terris. Para cumplir el precepto de orar que Cristo encargó a sus discípulos, también nosotros, hermanos, con corazón ferviente, proclamemos desde la tierra.

Inicio página

Benedictio / Bendición
Deus cónditor vester ínnovet in vobis dignitátem oríginis, quam creávit.
R/. Amen.
Dios, vuestro hacedor, renueve en vosotros la dignidad original en que os creó.
R/. Amén.
Idem quoque Redémptor consérvet operatiónem grátiæ, quam redémit.
R/. Amen.
El mismo Redentor conserve cuanto ha operado la gracia, con la cual os ha redimido.
R/. Amén.
Ipse ómnium Iudex pro nullo vos reátu examinatióne futúra condémnet.
R/. Amen.

Él, que será el juez de todos, no deba condenaros por ningún pecado en el juicio futuro.
R/. Amén.

Per misericórdiam ipsíus, Dei nostri, qui est benedíctus et vivit et ómnia regit in sæcula sæculórum.
R/. Amen.

Por la misericordia de nuestro Dios, que es bendito y vive y todo lo gobierna por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva
Passiónis domínicæ cálicem delibántes et sacrosáncti córporis suavitátem gustántes, grátias et laudes ei referámus, in domo eius læti et hílares ambulántes.
R/. Amen.
Al libar el cáliz de la Pasión del Señor, gustando la suavidad del cuerpo sacrosanto, démosle las debidas alabanzas y gracias, con la alegría desbordante que rezuma de su casa.
R/. Amén.
Per misericórdiam ipsíus Christi Dei nostri, qui cum Patre et Spíritu Sancto, unus Deus, vivit et regnat in sæcula sæculórum.
R/. Amen.

Por la misericordia del mismo Cristo, Dios nuestro, que con el Padre y el Espíritu Santo, un solo Dios, vive y reina por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se ofrecen (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum I (pp. 620-624) y del Liber Commicus I  (pp. 426-428). Los textos en español (no oficiales) están tomados de Gibert, Jordi y Torné, Josep, Los domingos de Cotidiano. Cuadernos Phase nº 78, Barcelona 1997, pp. 46-48 y los bíblicos de La Santa Biblia, Ed. Paulinas.
(Se recuerda que hasta la fecha no existe misal oficial en español)
.

2. Is 66,10-13. (N. de La Ermita).

3. Sal 24,7. (N. de La Ermita).

4. Rom 13,10-14a. (N. de La Ermita).

 

 

Índice LiturgiaInicio página

© La Ermita. España MMXI