La Ermita. Rito hispano-mozárabe

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios de la Misa del Común de varias vírgenes y mártires

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe


 

Prælegendum / Canto de entrada Sal 44,15-16.2
Afferéntur Regi vírgines post eam, próximæ eius afferéntur in lætítia et exsultatióne. Adducéntur in templum Regi Dómino. La llevan ante el Rey, con séquito de vírgenes, la siguen sus compañeras entre alegría y algazara, van entrando en el templo para el Rey y Señor.
V/. Eructávit cor meum verbum bonum, dico ego ópera mea Regi.
R/.
Adducéntur in templum Regi Dómino.
V/.
Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto, in sæcula sæculórum. Amen.
R/. Adducéntur in templum Regi Dómino.
V/. Me brota del corazón una palabra buena, recito mi obra al Rey.
R/. Van entrando en el templo para el Rey y Señor.
V/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
R/. Van entrando en el templo para el Rey y Señor.

Inicio página

Oratio post Gloriam / Oración después del Gloria

Deus qui virginálem pudicítiam et título sacræ passiónis et vexíllo beátas vírgines et mártyres tuas N. et N. glorificásti, da nobis, sic sacræ castitátis flóribus exornári, ut cum fructu bonórum, supérno beatitúdinis consórtium attingámus.
R/. Amen.

Dios, que has exaltado el pudor virginal con el honor y el distintivo de la sagrada pasión, glorificando a sus santas vírgenes N. y N. concédenos que, adornados con las flores de la sagrada castidad y con el fruto de las buenas obras, alcancemos la altura de participar de tu gloria.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA

Prophetia / Profecía Eclo 39,17-21 (2)
Léctio libri Ecclesiástici.
R/. Deo grátias.
Lectura del libro del Eclesiástico.
R/. Demos gracias a Dios.
Hæc dicit Dóminus:

Obaudíte me, fílii pii,
et quasi rosa plantáta super rivos aquárum florébit caro vestra;
quasi líbanus odórem suavitátis habéte,
floréte flores quasi lílium.
Date vocem et collaudáte cánticum
et benedícite Dóminum in ómnibus opéribus suis.
Date nómini eius magnificéntiam
et confitémini illi in laudatióne eius
et in cánticis labiórum et cítharis;
et sic dicétis in confessióne:

«Ópera Dómini univérsa bona valde,
et omne, quod præcépit, témpore suo erit».

R/. Amen.

Esto dice el Señor:

Escuchadme, hijos piadosos, y creced
como rosal plantado junto a corrientes de agua.
Como incienso derramad buen olor,
floreced como el lirio,
exhalad perfume, entonad un cantar,
bendecid al Señor por todas sus obras.
Reconoced la grandeza de su nombre,
dadle gracias, proclamad su alabanza
con vuestros cánticos y con las cítaras,
alabadlo con estas palabras:

«¡Qué hermosas son las obras del Señor!
Sus órdenes se cumplen a su tiempo».

R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación Sal 47,11-12
Laus tua, Deus, in fines terræ; iustítia plena est déxtera tua. Tu alabanza, como tu nombre, oh Dios, cubre la superficie de la tierra; tu diestra está llena de justicia.
V/. Lætétur mons Sion et exsúltent fíliæ Iudæ, propter iudícia tua, Dómine.
R/. Iustítia plena est déxtera tua.
V/. Que se alegre el monte Sión, que se regocijen las hijas de Judá porque tú, Señor, haces justicia.
R/. Tu diestra está llena de justicia.

Inicio página

Apostolus / Apóstol 1Cor 7,25-34 (3)
Epístola Pauli apóstoli ad Corínthios prima.
R/. Deo grátias.
Primera carta del apóstol san Pablo a los corintios.
R/. Demos gracias a Dios.
Fratres:

De virginibus, præcéptum Dómini non hábeo; consílium autem do, tamquam misericórdiam consecútus a Dómino, ut sim fidélis.

Exístimo ergo hoc bonum esse propter instántem necessitátem, quóniam bonum est hómini sic esse. Alligátus es uxóri? Noli quærere solutiónem. Solútus es ab uxóre? Noli quærere uxórem. Si autem accéperis uxórem, non peccásti; et si núpserit virgo, non peccávit. Tribulatiónem tamen carnis habébunt huiúsmodi, ego autem vobis parco.

Hoc ítaque dico, fratres, tempus breviátum est; réliquum est, ut et qui habent uxóres, tamquam non habéntes sint, et qui flent, tamquam non flentes, et qui gaudent, tamquam non gaudéntes, et qui emunt, tamquam non possidéntes, et qui utúntur hoc mundo, tamquam non abuténtes; præterit enim figúra huius mundi.

Volo autem vos sine sollicitúdine esse. Qui sine uxóre est, sollícitus est, quæ Dómini sunt, quómodo pláceat Dómino; qui autem cum uxóre est, sollícitus est, quæ sunt mundi, quómodo pláceat uxóri, et divísus est. Et múlier innúpta et virgo cógitat, quæ Dómini sunt, ut sit sancta et corpore et spíritu.

 R/. Amen.

Hermanos:

Acerca de los célibes no tengo precepto del Señor, pero doy mi parecer como alguien que, por la misericordia del Señor, es fiel.

Considero que, por la angustia que apremia, es bueno para un hombre quedarse así. ¿Estás unido a una mujer? No busques la separación. ¿Estás libre de mujer? No busques mujer; pero, si te casas, no pecas; y, si una soltera se casa, tampoco peca. Aunque estos tales sufrirán la tribulación de la carne; y yo quiero ahorrársela.

Digo esto, hermanos, que el momento es apremiante. Queda como solución que los que tienen mujer vivan como si no la tuvieran; los que lloran, como si no lloraran; los que están alegres, como si no se alegraran; los que compran, como si no poseyeran; los que negocian en el mundo, como si no disfrutaran de él: porque la representación de este mundo se termina.

Quiero que os ahorréis preocupaciones: el no casado se preocupa de los asuntos del Señor, buscando contentar al Señor; en cambio, el casado se preocupa de los asuntos del mundo, buscando contentar a su mujer, y anda dividido. También la mujer sin marido y la soltera se preocupan de los asuntos del Señor, de ser santa en cuerpo y alma.

R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio Mt 25,1-13.31 (4)
Léctio sancti Evangélii secúndum Matthæum.
R/.
Glória tibi, Dómine.
Lectura del santo Evangelio según san Mateo.
R/.
Gloria a ti Señor.
In illo témpore:

Dóminus noster Iesus Christus loquebátur discípulis suis in parábolis dicens:

Símile erit regnum cælórum decem virgínibus, quæ accipiéntes lámpades suas exiérunt óbviam sponso. Quinque autem ex eis erant fátuæ, et quinque prudéntes.
Fátuæ enim, accéptis lampádibus suis, non sumpsérunt óleum secum; prudéntes vero accepérunt óleum in vasis cum lampádibus suis. Moram autem faciénte sponso, dormitavérunt omnes et dormiérunt.

Média autem nocte clamor factus est: «Ecce sponsus. Exíte óbviam ei». Tunc surrexérunt omnes vírgines illæ et ornavérunt lámpades suas. Fátuæ autem sapiéntibus dixérunt: «Date nobis de óleo vestro, quia lámpades nostræ exstinguúntur». Respondérunt prudéntes dicéntes: «Ne forte non suffíciat nobis et vobis, ite pótius ad vendéntes et émite vobis».

Dum autem irent émere, venit sponsus, et quæ parátæ erant, intravérunt cum eo ad núptias; et clausa est iánua. Novíssime autem véniunt et réliquæ vírgines dicéntes: «Dómine , Dómine , áperi nobis». At ille respóndens ait: «Amen dico vobis: Néscio vos».

Vigiláte ítaque, quia nescítis diem neque horam, cum vénerit Fílius hóminis in glória sua.

R/. Amen. 

En aquel tiempo:

Nuestro Señor Jesucristo hablaba con sus discípulos en parábolas y les decía:

Se parecerá el Reino de los cielos a diez vírgenes que tomaron sus lámparas y salieron a esperar al esposo. Cinco de ellas eran necias y cinco eran prudentes. Las necias, al tomar las lámparas, no se proveyeron de aceite; en cambio, las prudentes se llevaron alcuzas de aceite con las lámparas. El esposo tardaba, les entro sueño a todas y se durmieron.

A medianoche se oyó una voz: «¡Que llega el esposo, salid a su encuentro!».Entonces se despertaron todas aquellas vírgenes y se pusieron a preparar sus lámparas. Y las necias dijeron a las prudentes: «Dadnos de vuestro aceite, que se nos apagan las lámparas». Pero las prudentes contestaron: «Por si acaso no hay bastante para vosotras y nosotras, mejor es que vayáis a la tienda y os lo compréis».

Mientras iban a comprarlo, llegó el esposo, y las que estaban preparadas entraron con él al banquete de bodas, y se cerro la puerta. Más tarde llegaron también las otras vírgenes, diciendo: «Señor, señor, ábrenos». Pero él respondió: «En verdad os digo que no os conozco».

Por tanto, velad, porque no sabéis el día ni la hora cuando venga en su gloria el Hijo del hombre».

R/. Amén. 

Inicio página

Laudes Sal 47,12
Allelúia.

Aleluya.

V/. Lætétur fíliæ Sion, et exsúltent fíliæ Ierúsalem.
R/.
Allelúia.
V/. Alégrense las doncellas de Israel, salten de gozo las hijas de Jerusalén.
R/.
Aleluya.

Inicio página

Sacrificium / Canto del Ofertorio Mt 25,6-7
Ángelus Dómini venit ad óstium tabernáculi et dixit: Ecce sponsus venit, exíte óbviam ei, allelúia. El ángel del Señor salió a la puerta del tabernáculo y dijo: Ya viene el esposo, salid a su encuentro, aleluya.
V/. Aptavérunt decem vírgines lámpades suas et egréssæ sunt, eúntes invenérunt Dóminum stantem, et quæ parátæ erant introiérunt cum eo ad núptias.
R/. Ecce sponsus venit, exíte óbviam ei, allelúia.
V/. Las diez vírgenes avivaron sus lámparas y salieron y en el camino encontraron al Señor, que aguardaba, y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas.
R/. Ya viene el esposo, salid a su encuentro, aleluya.

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal
Inter beatissimórum Mártyrum gloriósas et admirábiles passiónes, máximum tenére locum sacras vírgines et mártyres Dei N. et N., gaudéntes; ob honórem nóminis Christi, fratres dilectíssimi, veneremur, excolámus, atque laudémus. Quæ, frágili sexu, inimíci poténtiam superántes, confessiónis et virginitátis géminam rapuére corónam; dum non minus hostem pudicítiæ quam fídei superántes, summum apud Dóminum et virginitátis donum obtinuérunt et certáminis præmium.

Unde nunc, hodiérna die, in eárum festivitáte exsultántes, súpplices deprecémur, ut eas suffragratríces petitióni nostræ adhíbeant et fídei, quo et fidem exémplis érigant, et petitiónem benefíciis súppleant. Ut non immémores in Ecclésia Dei quid fúerint, speciálem obtíneant virgínibus sanctimóniam, víduis perseverántiam, continéntiam coniugátis, atque omni pópulo generálem favórem impértiant; dum pro ómnibus Christo Dómino acceptábiles preces offérre non cessant.
R/. Amen.

Queridos hermanos, alegrémonos por el buen lugar que ocupan las santas vírgenes N. y N., entre los santos mártires, por su gloriosa y admirable pasión; para gloria de Cristo, debemos venerarlas y rendirles culto de alabanza. Ellas con la fragilidad de su sexo, derrotaron al poderoso enemigo, y alcanzaron la doble corona de la virginidad y el martirio, pues venciendo al adversario de su pureza y de su fe, obtuvieron de Dios el don de la virginidad y el premio reservado a los vencedores.

Por eso, hoy, celebrando su fiesta, pedimos suplicantes que, siendo ellas nuestras abogadas, apliquen a nuestra súplica el mérito de su fe. Con ello, al edificar nuestra fe con sus ejemplos, suplirán con sus méritos lo que falta a nuestras peticiones. Para que, acordándose de lo que fueron en la Iglesia de Dios, obtengan especial santidad para las vírgenes, la castidad conyugal a los casados, perseverancia a las viudas y favor general para todo el pueblo fiel, mientras no cesan de ofrecer por todos sus preces aceptables a Cristo el Señor.
R/. Amén.

Per misericórdiam ipsíus Christi Dei nostri, qui cum Patre et Spíritu Sancto, unus Deus, vivit et regnat in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Por la misericordia del mismo Cristo, Dios nuestro, que con el Padre y el Espíritu Santo, un solo Dios vive y reina por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos
Omnípotens, unigénite Christe Fílius Dei Patris, qui tam viris quam féminis trophæo das triumphári certáminis, cum et in illis viríle robur in certámine ádiuvas, et in his minus valéntem córporis fragilitátem exáltas, ut hoc per te válidus sexus váleat, quod infírmus.

Præsta nobis, humíllimis servis tuis, ut has Vírgines quæ sibi apud te obtinuérunt victóriæ palmam, delictórum nobis ímpetrent véniam. Et quæ iam suo sunt canditátæ martýrio, delinquéntes múniant níveo castitátis umbráculo; et quæ tuo sunt indissolubíliter copulátæ amóri, indisrúpta soliditáte nos tibi cópulent fídei. Ut, qui eárum passionis diem íntegra devotióne suscépimus, ipsárum obténtu, inter mundi procellósas túrbines gubernémur.
R/. Amen.

Cristo todopoderoso, Hijo unigénito de Dios Padre, que concedes el trofeo del combate tanto a hombres como a mujeres, ayudando en ellos a su fortaleza viril y exaltando en ellas la fragilidad de su cuerpo, de forma que por ti lo mismo valga el sexo fuerte que el débil.

Concede a tus humildes siervos que estas Vírgenes, que obtuvieron en tu presencia la palma del triunfo, impetren para nosotros el perdón de los pecados. Ellas, que ya visten las túnicas blancas por su martirio, revistan a los pecadores con el níveo resplandor de la castidad, y, estando ya inseparablemente unidas a tu amor, nos acerquen a ti con la irrompible solidez de la fe; de forma que, al celebrar con perfecta devoción el día de su triunfo, obtengamos por ellas sortear los remolinos tormentosos de este mundo.
R/. Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspéctu sanctórum Apostolórum et Mártyrum, Confessórum atque Vírginum nómina recitántur.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos
Iesu, Redémptor noster et Dómine, qui Virgo ex Vírgine natus, virginitátem in virgínibus remúneras incorrúptam, in hoc festo tuárum Vírginum, acceptábile fácito quod offértur.

Accéptans vivéntium vota, defúnctos in pace refrígera; ut qui tuárum Vírginum obséquimur patrocíniis, eárum nos sentiámus adiuvári suffrágiis.
R/. Amen.

Jesús, Señor y Redentor nuestro, que siendo Virgen y nacido de una Virgen premias la virginidad en los que la mantienen incontaminada; en esta fiesta de tus vírgenes, vuelve aceptables para ti nuestras ofrendas.

Para que, poniéndonos bajo el patrocinio de tus Vírgenes, experimentemos la ayuda de su intercesión. Acepta las ofrendas de los que todavía vivimos en este mundo y refrigera con tu paz a los difuntos.
R/. Amén.

Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos, por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz
Deus, qui virginitátem díligis, ut tamen virginitátem óderis, in qua non fúerit caritátis intégritas, dato nobis sic obtinére mundítiam carnis, ut repléri possímus abundántia pacis. Quo, tuárum Vírginum obténtu, et pax in nobis vera permáneat, et castitátis mundítia coaléscat.
R/. Amen.

Dios, que amas la virginidad pero la aborrecerías si no fuera informada por el amor, concédenos obtener la pureza del cuerpo, para que podamos quedar llenos de tu paz. Y así, por la intercesión de tus Vírgenes, permanezca en nosotros la paz verdadera y se incremente la limpieza de la castidad.
R/. Amén.

Quia tu es vera pax nostra et cáritas indisrúpta, vivis tecum et regnas cum Spíritu Sancto, unus Deus, in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Porque tú eres nuestra paz verdadera, caridad indivisible; tú, que vives contigo mismo y reinas con el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

  Inicio página

Illatio / Acción de gracias
Dignum et iustum est, æquum et salutáre est, nos tibi semper laudes et grátias ágere Dómine, sancte Pater, ætérne omnípotens Deus, per Dóminum nostrum Iesum Christum.

Cuius múnere postquam Virgo de Vírgine pródiit, sexus frágilis fit virílis, frágilis, effícitur fortis; ut in quo fuit peccándi facílitas, in eo sit vincéndi felícitas, et sumat corónam quæ méruit pœnam. Sumat nempe in progénie quod pérdidit in radíce, ut captíva serpéntis cónterat nunc serpéntem, et nunc victrix triúmphet, quæ dudum victa succúbuit.

Hoc per Christum Dóminum, Fílium Vírginis, sanctæ Vírgines ac Mártyres meruérunt, ut non Evæ essent partícipes sed Maríæ; nec corrúptæ sóciæ Vírginis in Christo máneant, Christum díligant et concípiant, Christum páriant et in Christo máneant. Quas ille implet útique, non corrúmpit; fecúndat, non vítiat; mártyres matrésque éfficit, et íntegras servat. Quas in tantum, postquam virtus ex Vírgine pródiit, fortes éfficit, ut viríli mente veternósi anguis supérba colla impollúto vestígio calcent, ut ille hostis sub planta nunc Vírginum gemat, qui primam vírginem suadéllis mortíferis supplantárat. Dum nihil nunc profíciat torméntis, qui prius prævalúerat blandiméntis; nihil agat pœnis, qui decéperat prius illécebris; dum sexum imbecíllem inimícus non súperat bellicósus; dum frágile corpúsculum quod non torméntis cæderet sed magis vínceret, gemit, seséque tótiens victum, victor antiquíssimus obstupéscit.

Ob hoc, Dómine, dum elátum adversárium ita prostérnis, redémptum pópulum consoláris, cum inter numerósas sacratíssimas Vírgines tuas, has étiam vírgines et mártyres N. et N. de quarum triúmpho gaudet Ecclésia, apud te habeámus in ómnibus assertríces, quas diáboli páriter et sæculi esse voluísti victríces.

Cui mérito omnes Ángeli et Archángeli non cessant clamáre cotídie una voce dicéntes:

Es digno y justo, equitativo y saludable, que siempre te alabemos y demos gracias, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, por Jesucristo, nuestro Señor.

Por gracia suya, habiendo nacido Virgen de una Virgen, el sexo frágil se transforma en viril, y lo débil se llena de fortaleza. Para que donde se dio la facilidad de pecar, se dé también la felicidad de vencer. Reciba ahora la corona aquella que mereció el castigo, recuperando en su descendencia lo que perdió en su origen, de forma que la que resultó sometida a la serpiente, quebrante ahora su cabeza. Y triunfe ahora vencedora la que en otro tiempo resultó vencida.

Todo esto lo merecieron las santas Vírgenes por Cristo, el Señor, Hijo de la Virgen, de forma que no fueran partícipes de Eva, sino de María, ni consortes de la madre corrupta, sino de la Virgen purísima, permaneciendo en Cristo: amen a Cristo y le conciban en su mente, manifiesten a Cristo y permanezcan en él. Él las cubre sin corromperlas, las fecunda y no las vicia, y las hace mártires y madres, conservando su integridad. Él, que nació fuerte de la Virgen, las hace también fuertes a ellas, para que con ánimo viril, quebranten con sus puros pies el cuello soberbio de la antigua serpiente, de forma que aquel viejo enemigo gima ahora bajo el pie de las vírgenes, el que había engañado a la primera virgen con sus mortales seducciones. De forma que ahora de nada le valgan los tormentos al que antes había logrado sus fines con las caricias, nada logre mediante dones el que primero había engañado con sus seducciones; cuando el aguerrido enemigo no puede superar al sexo frágil, aunque gima ese cuerpo débil, pero no por dejarse vencer de los tormentos, sino para vencer más abiertamente, y que se admire el viejo vencedor de resultar vencido tantas veces.

Por eso, Señor, mientras humillas al engreído adversario, consuelas al pueblo redimido. Entre todas las sagradas Vírgenes que están en tu presencia, contamos nosotros gozosamente con el patrocinio de estas tus vírgenes y mártires N. y N., de cuyo triunfo se alegra la Iglesia, pues las quisiste vencedoras al mismo tiempo del diablo y del mundo.

Con razón todos los Ángeles y Arcángeles no cesan de aclamarte, diciendo:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus
Vere sanctus, vere benedíctus et Rex regum est Dóminus Iesus Christus Fílius tuus, cui oblátæ Vírgines placent de pudóris integritáte, de óperis consummatióne, de passiónis certámine, de dilectiónis integritáte.

Ille quippe et virginitátis collátor, et Vírginum remunerátor est, qui Virgo de María semper Vírgine génitus, et Vírginum integritátem remúnerat, et corruptórum vúlnera crucis suæ vúlnere sanat.

Christus Dóminus ac Redémptor ætérnus.

Santo y bendito es en verdad el Rey de reyes, el Señor nuestro Jesucristo, tu Hijo, a quien agradan las Vírgenes consagradas por la integridad de su pudor, por la perfección de su obra, por su combate victorioso, por su íntegra castidad.

Él es quien da la virginidad, Él quien premia a las Vírgenes. Él, nacido Virgen de la siempre Virgen María, premia la integridad personal y sana las heridas de los pecadores por las llagas de su crucifixión.

Cristo Señor y Redentor eterno.

Inicio página

Post Pridie / Invocación

Sacrárum Vírginum excoléntes sollémnia, hæc tibi, Dómine, offérimus holocáusta tuam postulántes cleméntiam, ut qui sæptus vírginum choris, inter lília pascis, super hæc libámina, Spíritum tuæ dírigas sanctitátis; ut quod a nobis ob honórem vírginum tuárum N. et N. accéperis, hoc nobis suméndum ad nostrum críminum indulgéntiam largiáris.
R/.
Amen.

Celebrando la solemnidad de estas santas Vírgenes, te ofrecemos, Señor, estos dones, invocando tu clemencia. Tú que, a la cabeza de un cortejo de vírgenes, te recreas entre lirios, por estas ofrendas, concede tu Espíritu de santidad. De forma que lo que de nosotros te dignas aceptar en honor de sus santas vírgenes N. y N. nos lo devuelvas, cuando lo recibamos aquí para perdón de nuestros pecados.
R/.
Amén.
Te præstánte, Dómine Iesu Christe, qui cum Patre et Spíritu Sancto, unus per ómnia Deus, hæc ómnia nobis valde bona creas, sanctíficas, vivíficas ac præstas nobis, ut sint benedícta a te Deo nostro in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Concédelo, Señor Jesucristo, que con el Padre y el Espíritu Santo, eres un solo Dios, pues creas todas estas cosas para nosotros, y las haces tan buenas, las santificas, las llenas de vida, y nos las das, así bendecidas por ti, Dios nuestro, por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro
Deus, qui vírginum ágmine sæptus, quocúmque íeris ab eísdem proséqueris collaudándus, quæ te illo virginitátis cántico laudant, quo elécti céteri audíre queunt, prómere néqueunt, te votis supplícibus implorámus, ut sic per ea quæ nos te exoráre docuísti, emúndes, et cántici ipsíus canéntium numerositáti assócies, ut per compunctiónem hic defléndo quæ géssimus, per dilectiónem quoque te Patrem invocémus, atque dicámus: Dios, a quien sigue un coro de vírgenes, que cantan tus alabanzas, con aquel canto de virginidad, que sólo a los demás escogidos es dado escuchar, te rogamos suplicantes, que al recitar la oración que tú nos enseñaste, se produzca en nosotros tal pureza, que nos permita asociarnos a la muchedumbre, que entona aquella melodía. De forma que, llorando aquí nuestras malas acciones por la compunción, por el amor, te invoquemos allí como Padre, diciendo:

Inicio página

Benedictio / Bendición
Christus Dóminus, qui mártyres suas N. et N. casto sibi desponsávit amóre, indissolubíliter vos sibi per suam caritátem assóciet.
R/. Amen.
Cristo el Señor, que desposó con casto amor a sus mártires N. y N., os una también a él indisolublemente, por la caridad.
R/.
Amén.
Quique in illis virginitátis cóntulit donum, cónferat in vobis grátiæ compleméntum.
R/. Amen.
Y el que a ellas les otorgó el don de la virginidad, os otorgue a vosotros la ayuda de su gracia.
R/. Amén.
Ut qui virginitátis decóre nunc clarétis ex méritis, Vírginum suárum intercéssu potiámini gáudiis.
R/. Amen.
Para que los que ahora, sin mérito de vuestra parte, estáis iluminados por el resplandor de la virginidad, por la intercesión de sus Vírgenes disfrutéis de su mismo gozo.
R/. Amén.
Quo etsi sint vobis discrétæ mansiónes per méritum, una tamen vos hábeat beatitúdo post tránsitum.
R/. Amen.
Y así, aunque tengáis reservadas mansiones distintas, según vuestros merecimientos, disfrutéis tras la muerte, de la misma felicidad.
R/. Amén.
Per misericórdiam ipsíus Christi Dei nostri, qui cum Patre et Spíritu Sancto, unus Deus, vivit et regnat in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la misericordia del mismo Cristo, Dios nuestro, que con el Padre y el Espíritu Santo, un solo Dios, vive y reina por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva
Deus, qui omnem Vírginum glóriam filiárum ítique Regis intrínsecus esse vis, ut testimónium aliénæ laudis non áppetant, quas virtus intérna lætíficat: ánnue nobis harum Vírginum précibus, et humánas laudes fúgere et boni óperis intra nos testimónium reportáre. Quo et vírgines persistámus in fide, et incorrúptam ex hoc capiámus hereditátem.
R/. Amen.

Dios, que has dispuesto que toda la gloria de las Vírgenes, las hijas del Rey sea interior, para que no apetezcan las alabanzas ajenas, los que tienen la alegría interior en su virtud, concédenos por las preces de estas Vírgenes, huir de las alabanzas humanas, y buscar en nuestro interior la conciencia de las buenas acciones. Para que nos mantengamos puros en la fe y cosechemos por ello la herencia incorruptible.
R/. Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se ofrecen (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum II (pp. 732-738) y del Liber Commicus II (pp. 245-247). Los textos bíblicos en español están tomados de la Sagrada Biblia, versión oficial de la Conferencia Episcopal Española. BAC, Madrid 2011. Las oraciones en español están tomadas de lexorandies.blogspots.com.

(Se recuerda que hasta la fecha no existe misal oficial en español).

2. Eclo 39,17-21a. N. de La Ermita.

3. 1Cor 7,25-34a. N. de La Ermita.

4. Mt 25,1-13.31a. N. de La Ermita.

 

 

Índice LiturgiaInicio página

© La Ermita. España MMXIII