La Ermita. Rito hispano-mozárabe

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios de la Misa común de varios mártires -II

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe


 

Prælegendum / Canto de entrada Sof 3,20; Sal 113,15
Dabo vos nominátos in glória, allelúia, in ómnibus diébus vitæ vestræ, allelúia, allelúia. Os daré acceso a la gloria, aleluya, todos los días de vuestra vida, aleluya, aleluya.
V/. Benedícti vos a Dómino, qui fecit cælum et terram.
R/. In ómnibus diébus vitæ vestræ, allelúia, allelúia.
V/. Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto in sæcula sæculórum. Amen.
R/. In ómnibus diébus vitæ vestræ, allelúia, allelúia.
V/. Benditos seáis del Señor, que hizo el cielo y la tierra.
R/. Todos los días de vuestra vida, aleluya, aleluya.
V/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
R/. Todos los días de vuestra vida, aleluya, aleluya.

Inicio página

Oratio post Gloriam / Oración después del Gloria

Gáudium nostrum et salus nostra, virtus atque iustítia, Dómine Deus omnípotens.

Fac nos, quæsumus, plácita tibi sanctórum mártyrum tuórum N. et N. sorte gaudéte, et illic laudes tuas, rectórum múnere, pérpetim decantáre.
R/. Amen.

Señor, Dios todopoderoso, tú eres nuestra alegría y salvación, fuerza y justicia.

Concédenos, te lo pedimos, poder alcanzar el feliz destino de tus santos mártires N. y N. y cantar perpetuamente en el cielo tus alabanzas, como corresponde a los justos.
R/. Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA

Prophetia / Profecía Sab 3,1-8
Léctio libri Sapiéntiæ.
R/. Deo grátias.
Lectura del libro de la Sabiduría.
R/. Demos gracias a Dios.
Hæc dicit Dóminus:

Iustórum autem ánimæ in manu Dei sunt,
et non tanget illos torméntum mortis.
Visi sunt óculis insipiéntium mori,
et æstimáta est afflíctio éxitus illórum
et, quod a nobis est iter, extermínium;
illi autem sunt in pace.

Étenim, si coram homínibus torménta passi sunt,
spes illórum immortalitáte plena est;
et in paucis corrépti, in multis bene disponéntur,
quóniam Deus tentávit eos
et invénit illos dignos se.

Tamquam aurum in fornáce probávit illos
et quasi holocáusti hóstiam accépit illos,
et in témpore visitatiónis illórum fulgébunt
et tamquam scintíllæ in arundinéto discúrrent;
iudicábunt natiónes et dominabúntur pópulis,
et regnábit Dóminus illórum in perpétuum.

R/. Amen.

Esto dice el Señor:

En cambio, la vida de los justos está en manos de Dios,
y ningún tormento los alcanzará.
Los insensatos pensaban que habían muerto,
y consideraban su tránsito como una desgracia,
y su salida de entre nosotros, una ruina,
pero ellos están en paz.

Aunque la gente pensaba que cumplían una pena,
su esperanza estaba llena de inmortalidad.
Sufrieron pequeños castigos, recibirán grandes bienes,
porque Dios los puso a prueba y los halló dignos de él.

Los probó como oro en el crisol
y los aceptó como sacrificio de holocausto.
En el día del juicio resplandecerán
y se propagarán como chispas en un rastrojo.
Gobernarán naciones, someterán pueblos
y el Señor reinará sobre ellos eternamente.

R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación Sal 65,12.10 (2)
Transíbimus per ignem et aquam, et induxísti nos in refrigério. Pasamos por fuego y por agua, pero nos has dado respiro.
V/. Probásti nos, Deus, sicut probátur argéntum, posuísti tribulatiónes in dorso nostro.
R/. Et induxísti nos in refrigérium.
V/. Oh Dios, nos pusiste a prueba como se refina la plata; nos echaste a cuestas un buen fardo.
R/. Pero nos has dado respiro.

Inicio página

Apostolus / Apóstol Rom 8,12-21
Epístola Pauli apóstoli ad Romános.
R/. Deo grátias.
Epístola del apóstol Pablo a los romanos.
R/. Demos gracias a Dios.
Fratres:

Debitóres sumus non carni, ut secúndum carnem vivámus. Si enim secúndum carnem vixéritis, moriémini; si autem Spíritu ópera córporis mortificátis, vivétis.

Quicúmque enim Spíritu Dei agúntur, hi fílii Dei sunt. Non enim accepístis spíritum servitútis íterum in timórem, sed accepístis Spíritum adoptiónis filiórum, in quo clamámus: «Abba, Pater».

Ipse Spíritus testimónium reddit una cum spíritu nostro, quod sumus fílii Dei. Si autem fílii, et herédes: herédes quidem Dei, coherédes autem Christi, si tamen compátimur, ut et conglorificémur.

Exístimo enim quod non sunt condígnæ passiónes huius témporis ad futúram glóriam, quæ revelánda est in nobis.

Nam exspectátio creatúræ revelatiónem filiórum Dei exspéctat; vanitáti enim creatúra subiécta est, non volens sed propter eum, qui subiécit, in spem, quia et ipsa creatúra liberábitur a servitúte corruptiónis in libertátem glóriæ filiórum Dei.

 R/. Amen.

Hermanos:

Somos deudores, pero no de la carne para vivir según la carne. Pues si vivís según la carne, moriréis; pero si con el Espíritu dais muerte a las obras del cuerpo, viviréis.

Cuantos se dejan llevar por el Espíritu de Dios, esos son hijos de Dios. Pues no habéis recibido un espíritu de esclavitud, para recaer en el temor, sino que habéis recibido un Espíritu de hijos de adopción, en el que clamamos: «¡Abba, Padre!».

Ese mismo Espíritu da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios; y, si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo; de modo que, si sufrimos con él, seremos también glorificados con él.

Pues considero que los sufrimientos de ahora no se pueden comparar con la gloria que un día se nos manifestará.

Porque la creación, expectante, está aguardando la manifestación de los hijos de Dios; en efecto, la creación fue sometida a la frustración, no por su voluntad, sino por aquel que la sometió, con la esperanza de que la creación misma sería liberada de la esclavitud de la corrupción, para entrar en la gloriosa libertad de los hijos de Dios.

R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio Mt 10,26-32; 18,20
Léctio sancti Evangélii secúndum Matthæeum.
R/. Glória tibi, Dómine.
Lectura del santo Evangelio según san Mateo.
R/. Gloria a ti, Señor.
In illo témpore:

Dóminus noster Iesus Christus loquebátur discípulis suis dicens: «Nihil enim est opértum, quod non revelábitur, et occúltum, quod non sciétur. Quod dico vobis in ténebris, dícite in lúmine; et, quod in aure audítis, prædicáte super tecta.

Et nolíte timére eos, qui occídunt corpus, ánimam autem non possunt occídere; sed pótius eum timéte, qui potest et ánimam et corpus pérdere in gehénna. Nonne duo pásseres asse véneunt? Et unus ex illis non cadet super terram sine Patre vestro.

Vestri autem et capílli cápitis omnes numeráti sunt. Nolíte ergo timére; multis passéribus melióres estis vos.

Omnis ergo qui confitébitur me coram homínibus, confitébor et ego coram Patre meo, qui est in cælis.

Ubi enim sunt duo vel tres congregáti in nómine meo, ibi sum in médio eórum».

R/. Amen.

En aquel tiempo:

Nuestro Señor Jesucristo hablaba con sus discípulos y les decía: «No les tengáis miedo, porque nada hay encubierto, que no llegue a descubrirse; ni nada hay escondido, que no llegue a saberse. Lo que os digo en la oscuridad, decidlo a la luz, y lo que os digo al oído, pregonadlo desde la azotea.

No tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. No; temed al que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en la gehenna. ¿No se venden un par de gorriones por un céntimo? Y, sin embargo, ni uno solo cae al suelo sin que lo disponga vuestro Padre.

Pues vosotros hasta los cabellos de la cabeza tenéis contados. Por eso, no tengáis miedo: valéis más vosotros que muchos gorriones.

A quien se declare por mí ante los hombres, yo también me declararé por él ante mi Padre que está en los cielos.

Porque donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos».

R/. Amén.

Inicio página

Laudes Sal 32,1
Allelúia. Aleluya.
V/. Gaudéte, iusti, in Dómino, rectos decet collaudátio.
R/. Allelúia.
V/. Gozaos, justos, en el Señor, los espíritus rectos deben alabarlo.
R/. Aleluya.

Inicio página

Sacrificium / Canto del Ofertorio Sal 67,36.16-17
Mirábilis Deus in sanctis eius, allelúia, Deus Ísrael, ipse dabit virtútem et fortitúdinem plebi suæ. Benedíctus Deus, allelúia, allelúia, allelúia. Es admirable en sus santos el Dios de Israel, el dará a su pueblo el valor y la fortaleza. Dios sea bendito, aleluya, aleluya, aleluya.
V/. Montem Dei, montem úberem, mons coagulátus mons uber, ut quid suspicámini montes coagulátos, montem in quo plácuit Deo habitáre in eo.
R/.
Benedíctus Deus, allelúia, allelúia, allelúia.
V/. El monte de Dios es fértil, montes divinos los de Basán: montes de crestas altísimas. ¿Por qué miráis celosos, oh montes de altas crestas, al monte que Dios escogió para habitar en él?
R/. Dios sea bendito, aleluya, aleluya, aleluya.

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal

Ætérnæ tuæ virtútis nomen, omnípotens Deus, rogámus, ut horum mártyrum tuórum N. et N. et ómnium sanctórum méritis, sócios fide, pares devotióne, strénuos passióne, símiles in resurrectióne felícium nos fácias cæquári.
R/. Amen.

Dios todopoderoso, invocamos la grandeza de tu poder eterno, para que, por los méritos de los santos mártires N. y N. y los de todos los demás santos, nos hagas ser como ellos: compañeros suyos por la fe, iguales en la devoción, valerosos en las contrariedades, semejantes en la resurrección de los bienaventurados.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos
Hílares, Dómine, celebrámus sollémnia mártyrum tuórum N. et N. quorum fidúcia fídei supérbum contérruit hostem.
Ídeo nunc in sede lætántur ætérna, et gaudent felíces in pátria gloriósa.

R/. Amen.
Llenos de alegría, Señor, celebramos la festividad de tus mártires N. y N., cuya fidelidad paralizó al soberbio enemigo de la fe. Ahora viven alegres en la morada eterna y gozan felices en la patria gloriosa.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspéctu sanctórum Apostolórum et Mártyrum, Confessórum atque Vírginum nómina recitántur.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos
Post Mártyrum præcónia, post offeréntium ministéria, post quiescéntium memóriam; pacem tuam, Dómine, póscimus, pacem impertíre benígnus.
R/. Amen.

Después de haber alabado a los mártires, después del servicio de los oferentes, después de haber recordado a los difuntos, te pedimos, Señor, tu paz; concede benigno la paz.
R/. Amén.

Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos, por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz
Pacem tuam Apóstolis tuis dedísti servándam.
Præsta, Dómine, ut pacem quam in tuo nómine lábiis propinámus, fixam in córdibus nostris in perpétuum teneámus.
R/. Amen.

Tú diste a los apóstoles tu paz para que la conservasen.
Haz que conservemos siempre grabada en nuestros corazones la paz que, en tu nombre, nos damos con nuestros labios.
R/. Amén.

Quia tu es vera pax nostra et cáritas indisrúpta, qui vivis tecum et regnas cum Spíritu Sancto, unus Deus, in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres nuestra paz verdadera, caridad indivisible; tú, que vives contigo mismo y reinas con el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

  Inicio página

Illatio / Acción de gracias
Dignum et iustum est, omnípotens Deus, per Iesum Christum Fílium tuum Dóminum nostrum.

Quem omnes mártyres, omnésque Confessóres serénis vúltibus intuéntur.
Pro cuius nóminis confessióne ófferunt colla mánibus impiórum, ut iuvent in ætérnum in congregatióne Sanctórum.
Vápulant, sed exsúltant; sciunt pro quo patiúntur, sed pro quo patiúntur, Deo adiuvánte, non séntiunt.
Torquéntur in terris, sed gaudent in cælis.

Unde mérito, cunctus illi Angelicæ congregatiónis exércitus, in hac mártyrum tuórum N. et N. confessióne, tuam, Dómine, diébus ac nóctibus virtútem magnificáre non désinunt, ita dicéntes:

Es justo y necesario darte gracias, Dios todopoderoso, por Jesucristo, tu Hijo y Señor nuestro.

A quien contemplan con rostro radiante todos los mártires y todos los confesores.
Por la confesión de su nombre ofrecen su cuello a las manos de los malvados para poder disfrutar por siempre en la compañía de los santos. Son azotados, pero se alegran; saben por quien padecen, pero, con la ayuda de Dios, por ése mismo no sienten sus padecimientos.
Son atormentados en la tierra, pero se alegan en el cielo.

Por esto con razón, todo el ejército de las milicias angélicas, en esta confesión de tus mártires N. y N. no cesa de exaltar tu grandeza día y noche, diciendo así:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus

Vere sanctus, vere Dóminus.
Quia pleni sunt cæli et terra glória maiestátis tuæ; hosánna in excélsis.
Benedíctus qui venit in nómine Dómini.

Christus Dóminus ac Redémptor sempitérnus.

Santo es en verdad el Señor.
Llenos están los cielos y la tierra de la gloria de tu majestad; Hosanna en el cielo.
Bendito el que viene en el nombre del Señor.

Cristo, Señor y Redentor eterno.

Inicio página

Post Pridie / Invocación
Fámuli ergo tui, exígui sacerdótes, hanc salutíferam hóstiam tuis coram propónunt altáribus.
Rogámus, ut de tuis cæléstibus thronis benígnus inspícias, placábilis; pius, suscípias; sanctus, sanctífices; benedíctus, benedicénda respícias; sanctificátaque nobis fámulis tuis attríbuas.

R/.
Amen.

Tus siervos, humildes sacerdotes, presentan ante tu altar esta víctima saludable.
Te pedimos que, desde tu trono celestial, tú que eres benigno e indulgente, la mires con agrado; tú que eres misericordioso, la acojas; tú que eres santo, la santifiques; tú que eres bendito, la bendigas y la repartas entre nosotros tus siervos una vez santificada.
R/.
Amén.

Te præstánte, sancte Dómine, quia tu hæc ómnia nobis indígnis servis tuis valde bona creas, sanctíficas, vivíficas ac præstas nobis, ut sint benedícta a te Deo nostro in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Concédelo, Señor santo, pues creas todas estas cosas para nosotros, indignos siervos tuyos, y las haces tan buenas, las santificas, las llenas de vida, las bendices y nos las das, así bendecidas por ti, Dios nuestro por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro
Divíno magistério edócti, et salutáribus móniti institútis, audeámus dícere e terris: Educados por las enseñanzas divinas y formados por preceptos saludables, nos atrevemos a decir desde la tierra:

Inicio página

Benedictio / Bendición
Christus Dóminus, qui invíctus victor, in suórum Mártyrum éxstitit passióne miríficus, pietáte sólita vos ádiuvet sólita vos ádiuvet in labóre, et consolétur in múnere.
R/. Amen.
Cristo Señor, el vencedor invencible, que en la pasión de sus mártires se mostró admirable, os ayude con su habitual bondad en las pruebas y os consuele en el cumplimiento de vuestro deber.
R/. Amén.
Efficiátque vos sibi in conversatióne placábiles, qui illos réddidit in concertatióne esse victóres.
R/. Amen.
El mismo que les concedió salir vencedores en el combate, haga que vuestra vida sea agradable ante sus ojos.
R/. Amén.
Ut quorum festa nunc veneránter excólitis, cum eis partem in regnis cæléstibus habeátis.
R/. Amen.
Que podáis compartir en el reino de los cielos la gloria de aquellos cuya fiesta celebráis ahora.
R/. Amén.
Per misericórdiam ipsíus Christi Dei nostri, qui cum Patre et Spíritu Sancto, unus Deus, vivit et regnat in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la misericordia del mismo Cristo, Dios nuestro, que con el Padre y el Espíritu Santo, un solo Dios, vive y reina por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva

Grátias tibi Dómine, tuis donis repléti, reférimus, tuámque misericórdiam súpplices implorámus suffrágiis mártyrum tuórum N. et N.; ut tua nos grátia a malis ómnibus poténter erípiat, et in tuis semper láudibus exsultáre concédat.
R/. Amen.

Te damos gracias, Señor, por los dones recibidos, y, por intercesión de tus santos mártires N. y N., imploramos con humildad tu misericordia; que tu gracia nos libre en verdad de todos los males y nos conceda alegrarnos cantando tus alabanzas.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se ofrecen (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum II (pp. 698-702) y del Liber Commicus II (pp. 228-230). Los textos bíblicos en español están tomados de la Sagrada Biblia, versión oficial de la Conferencia Episcopal Española. BAC, Madrid 2011. Las oraciones en español se toman de lexorandies.blogspots.com.

(Se recuerda que hasta la fecha no existe misal oficial en español).

2. Este mismo psallendum es el de la misa de los santos Fausto, Jenaro y Marcial, donde se da la referencia bíblica: Sal 65,12.10-11. N. de La Ermita.

 

 

Índice LiturgiaInicio página

© La Ermita. España MMXIII