La Ermita. Rito hispano-mozárabe

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios de la Misa Común de varios confesores

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe


 

Prælegendum / Canto de entrada Col 1,12-13; Sal 113,15
Dignos nos fecit Deus in parte sortis sanctórum, qui erípuit eos de potestáte tenebrárum, et tránstulit in regnum Fílii dilectiónis suæ, allelúia, allelúia. Dios nos ha hecho capaces de compartir la herencia del pueblo santo, los ha sacado del dominio de las tinieblas, y los ha trasladado al reino de su Hijo querido, aleluya, aleluya.
V/. Benedícti vos a Dómino, qui fecit cælum et terram.
R/. Et tránstulit in regnum Fílii dilectiónis suæ, allelúia, allelúia.
V/. Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto in sæcula sæculórum. Amen.
R/. Et tránstulit in regnum Fílii dilectiónis suæ, allelúia, allelúia.
V/. Benditos seáis del Señor, que hizo el cielo y la tierra.
R/. Y nos ha trasladado al reino de su Hijo querido, aleluya, aleluya.
V/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
R/. Y nos ha trasladado al reino de su Hijo querido, aleluya, aleluya.

Inicio página

Oratio post Gloriam / Oración después del Gloria

Súscipe obsecratiónem nostram, Christe Dómine, qui Patris sedes ad déxteram, et astántis præséntis ágminis cœtu, preces ac vota cunctórum súscipe, piísime Pater; et qui te, toto corde ad exorándum templi tui aulam ingréssi sunt, intervéntu Sanctórum tuórum N. et N., hos partem habére fácito in consórtio beatórum; ut beátæ vitæ regni tui efficiántur herédes, et ómnium nostrórum nómina in página libri vivéntis ascríbas.
R/. Amen.

Cristo Señor, tú que estás sentado a la derecha del Padre, escucha benévolo nuestras plegarias; Padre lleno de piedad piadoso, acoge las oraciones y deseos de todos los que se han reunido para esta celebración; concede a quienes han entrado en el recinto de esta casa con la intención de orar de todo corazón, que, por intercesión de tus Santos N. y N., puedan gozar de la compañía de tus elegidos; lleguen a ser herederos de la dichosa vida de tu reino y los nombres de todos nosotros queden escritos en las páginas del libro de la vida.
R/. Amén.
Per misericórdiam ipsíus Christi Dei nostri, qui cum Patre et Spíritu Sancto, unus Deus, vivit et regnat in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la misericordia del mismo Cristo, Dios nuestro, que con el Padre y el Espíritu Santo, un solo Dios, vive y todo lo gobierna, por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA

Prophetia / Profecía Prov 15,3-9
Léctio libri Proverbiórum.
R/. Deo grátias.
Lectura del libro de los Proverbios.
R/. Demos gracias a Dios.
Fili:

In omni loco óculi Dómini
contemplántur malos et bonos.
Lingua placábilis lignum vitæ,
sed oblíquitas in ea cónteret spíritum.

Stultus irrídet disciplínam patris sui;
qui autem custódit increpatiónes, astútior fiet.
In domo iusti divítiæ plúrimæ,
et in frúctibus ímpii conturbátio.

Lábia sapiéntium disseminábunt sciéntiam;
cor stultórum non rectum erit.
Víctimæ impiórum abominábiles Dómino;
vota iustorum grata sunt ei.
Abominátio est Dómino via ímpii;
qui séquitur iustítiam, diligétur.

R/. Amen.

Hijo:

En todo lugar los ojos del Señor
observan malvados y honrados.
Lengua amable es árbol de vida,
lengua áspera rompe el corazón.

El necio desprecia la corrección paterna,
el prudente escucha la reprensión.
La casa del honrado desborda de bienes,
las ganancias del malvado son inestables.

Los labios del sabio destilan ciencia;
la mente del necio, ignorancia.
El Señor detesta el sacrificio del malvado,
la oración de los rectos alcanza su favor.
El Señor detesta la conducta del malvado,
pero ama al hombre que busca la justicia.

R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación Sal 131,16-17
Sacerdótes eius índuam salutári, et sancti eius exsultatióne exsultábunt. Vestiré a tus sacerdotes de salvación, y sus fieles aclamarán con vítores.
V/. Illuc prodúcam cornu David, parávi lucérnam Christo meo.
R/. Et sancti eius exsultatióne exsultábunt.
V/. Haré germinar el vigor de David, enciendo una lámpara para mi Ungido.
R/. Y sus fieles aclamarán con vítores.

Inicio página

Apostolus / Apóstol 2Tes 1,3-12
Epístola Pauli apóstoli ad Thessalonicénses secúnda.
R/. Deo grátias.
Segunda epístola del apóstol Pablo a los tesalonicenses.
R/. Demos gracias a Dios.
Fratres:

Grátias ágere debémus Deo semper pro vobis, fratres, sicut dignum est, quóniam supercréscit fides vestra, et abúndat cáritas uniuscuiúsque ómnium vestrum in ínvicem, ita ut et nos ipsi in vobis gloriémur in ecclésiis Dei pro patiéntia vestra et fide in ómnibus persecutiónibus vestris et tribulatiónibus, quas sustinétis, indícium iusti iudícii Dei, ut digni habeámini regno Dei, pro quo et patímini; síquidem iustum est apud Deum retribúere tribulatiónem his, qui vos tríbulant, et vobis, qui tribulámini, réquiem nobíscum in revelatióne Dómini Iesu de cælo cum ángelis virtútis eius, in igne flammæ, dantis vindíctam his, qui non novérunt Deum, et qui non obœdiunt evangélio Dómini nostri Iesu, qui pœnas dabunt intéritu ætérno a fácie Dómini et a glória virtútis eius, cum venérit glorificári in sanctis suis et admirábilis fíeri in ómnibus, qui credidérunt; quia créditum est testimónium nostrum super vos in die illo.

Ad quod étiam orámus semper pro vobis, ut dignétur vos vocatióne sua Deus noster et ímpleat omnem voluntátem bonitátis et opus fídei in virtúte, ut glorificétur nomen Dómini nostri Iesu Christi in vobis, et vos in illo, secúndum grátiam Dei nostri et Dómini Iesu Christi.

R/. Amen.

Hermanos:

Debemos dar continuas gracias a Dios por vosotros, hermanos, como es justo, pues vuestra fe crece vigorosamente y sigue aumentando el amor mutuo de todos y cada uno de vosotros. Esto hace que nos mostremos orgullosos de vosotros ante las Iglesias de Dios por vuestra paciencia y vuestra fe en medio de todas las persecuciones y tribulaciones que estáis soportando. Así se pone de manifiesto el justo juicio divino, de manera que lleguéis a ser dignos del Reino de Dios, por el cual padecéis; pues es justo a los ojos de Dios retribuir con tribulaciones a los que os atribulan; en cambio, concederos a vosotros, los que pasáis tribulación, el debido descanso, juntamente con nosotros, cuando el Señor Jesús se revele desde el cielo con sus poderosos ángeles, en medio de un fuego llameante, para hacer justicia contra los que se niegan a reconocer a Dios y contra los que no obedecen al Evangelio de nuestro Señor Jesús; estos sufrirán el castigo de una ruina definitiva, lejos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder, cuando, en aquel día, venga a manifestar su gloria entre sus santos y a provocar la admiración entre todos los creyentes; pues vosotros creísteis nuestro testimonio.

Por esto, oramos continuamente por vosotros, para que nuestro Dios os haga dignos de la vocación y con su poder lleve a término todo propósito de hacer el bien y la tarea de la fe. De este modo el nombre de nuestro Señor Jesús será glorificado en vosotros y vosotros en él, según la gracia de nuestro Dios y del Señor Jesucristo.

R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio Mt 5,1-12 (2)
Léctio sancti Evangélii secúndum Matthæum.
R/. Glória tibi, Dómine.
Lectura del Santo Evangelio según san Mateo.
R/. Gloria a ti, Señor.
In illo témpore:

Dóminus noster Iesus Christus, videns autem turbas, ascéndit in montem; et cum sedísset, accessérunt ad eum discípuli eius; et apériens os suum docébat eos dicens:

 «Beáti páuperes spíritu, quóniam ipsórum est regnum cælórum.

Beáti, qui lugent, quóniam ipsi consolabúntur.

Beáti mites, quóniam ipsi possidébunt terram.

Beáti, qui esúriunt et sítiunt iustítiam, quóniam ipsi saturabúntur.

Beáti misericórdes, quia ipsi misericórdiam consequéntur.

Beáti mundo corde, quóniam ipsi Deum vidébunt.

Beáti pacífici, quóniam fílii Dei vocabúntur.

Beáti, qui persecutiónem patiúntur propter iustítiam, quóniam ipsórum est regnum cælórum.

Beáti estis cum maledixérint vobis et persecúti vos fúerint et díxerint omne malum advérsum vos, mentiéntes, propter me. Gaudéte et exsultáte, quóniam merces vestra copiósa est in cælis».

R/. Amen.

En aquel tiempo:

Al ver nuestro Señor Jesucristo el gentío, subió al monte, se sentó y se acercaron sus discípulos; y, abriendo su boca, les enseñaba diciendo:

 «Bienaventurados los pobres en el espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos.

Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la tierra.

Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos quedarán saciados.

Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.

Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.

Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios.

Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los cielos.

Bienaventurados vosotros cuando os insulten y os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo».

R/. Amén.

Inicio página

Laudes Sal 131,9
Allelúia. Aleluya.
V/. Sacerdótes tui induántur iustítia, et sancti tui exsúltent.
R/. Allelúia.
V/. Que tus sacerdotes se vistan de justicia, que tus fieles vitoreen.
R/. Aleluya.

Inicio página

Sacrificium / Canto del Ofertorio Mt 25,34.31; 13,43; 25,35-36 (3)
Veníte benedícti Patris mei, percípite regnum quod vobis parátum est ab orígine mundi, allelúia. Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo, aleluya.
V/. Sedébit Dóminus supra sedem maiestátis suæ, et congregábit ante eum omnes gentes, et separábit eos ab ínvicem, sicut pastor ségregat oves ab hædis.
R/. Allelúia.
V/. Se sentará el Señor en el trono de su gloria y serán reunidas ante él todas las naciones. Él separará a unos de otros, como un pastor separa las ovejas de las cabras.
R/. Aleluya.

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal
Sacra Confessórum Deóque placéntia, fratres dilectíssimi, sollémnia celebrántes, omnipoténti Deo vota solvámus, precántes ut hos, quos sui nóminis esse vóluit Confessóres; propítius apud se intervéntores placátus accípiat. Quo eórum preces nos peccatórum solvant a néxibus, quorum linguæ sunt in veritáte conféssæ.
R/. Amen.
Queridos hermanos, al celebrar la festividad tan agradable a Dios, de los santos, ofrezcamos al Todopoderoso nuestras plegarias; pidámosle que quienes, por su gracia, confesaron su nombre, intercedan por nosotros para que acepte benigno nuestras súplicas. Las oraciones de quienes confesaron con su boca la verdad nos obtengan vernos libres de todo vínculo de pecado.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos
Deus, qui laus es Confessórum, et coróna certántium, præbe nobis quidquid te nostrórum postuláverit conféssio labiórum. Ut lingua nostra, et Confessórum præpólleat laude, et confessiónis sanctæ fructíficet ópere.
R/. Amen.
Dios, tú eres la alabanza de los confesores y la corona de los que luchan, concédenos cuanto te pida la confesión de nuestros labios, para que nuestra lengua cante la gloria de tus santos y nuestra alabanza dé frutos de buenas obras.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspéctu sanctórum Apostolórum et Mártyrum, Confessórum atque Vírginum nómina recitántur.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos
Confessórum offeréntium vel quiesciéntium recitátis vocábulis, te Deum imménsæ expóscimus pietátis, ut Confessórum exorátus suffrágiis, et grátiam vivis, et refrigérium iúbeas largíri defúnctis.
R/. Amen.
Habiendo recordado los nombres de los santos confesores, de los que te ofrecen este sacrificio y de los difuntos, te pedimos, Dios de inmensa bondad, que, por la intercesión de los santos, te dignes conceder tu gracia a los vivos y la paz eterna a los difuntos.
R/. Amén.
Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos, por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz
Ineffábilis bonitátis auctor et Dómine, qui Confessórum tuórum linguam imples confessióne, et cor tua remúneras caritáte. Dona nobis eórum méritis, ut tuum confiténtes nomen in terris, pacem habeámus in diébus nostris.
R/. Amen.
Señor y autor de toda bondad, tú llenas de alabanzas la boca de tus confesores y su corazón de tu caridad. Concédenos, por su intercesión, que confesando tu nombre en la tierra, podamos gozar de la paz durante nuestra vida.
R/. Amén.
Quia tu es vera pax nostra et cáritas indisrúpta, vivis tecum et regnas cum Spíritu Sancto, unus Deus, in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres nuestra paz verdadera caridad indivisible; tú que vives contigo mismo y reinas con tu Hijo y el Espíritu Santo un solo Dios, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

  Inicio página

Illatio / Acción de gracias
Dignum et iustum est nos tibi grátias ágere, Dómine, sancte Pater, ætérne omnípotens Deus, per Iesum Christum Fílium tuum, Dóminum nostrum.

Qui Verbum caro factum est ut habitáret in nobis. Ille quippe, cum verbum sit Dei Patris, linguam nostram ádmovens carnis, ad confessiónem sui nóminis verba format in nobis. Nam sicut ex illo datur Martýribus dimicándi fidúcia, ita per illum Confessóribus confessiónis concéditur grátia. Ut qui non súbeunt ex sánguinis effusióne victóriam, hábeant saltem ex confessióne corónam.

Cui mérito omnes Ángeli et Archángeli, non cessant clamáre cotídie, ita dicéntes.

Es justo y necesario darte gracias, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, por Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor.

Él es la Palabra que se hizo carne para acampar entre nosotros. Él, que es la Palabra de Dios Padre, dirige nuestra lengua de carne y nos inspira las palabras para confesar su nombre. Así como da a los mártires la fuerza para el combate, del mismo modo da a los confesores la gracia de confesarlo. De modo que quienes no obtienen la victoria por el derramamiento de su sangre, obtengan la corona por medio de su confesión.

Por esto, todos los Ángeles y Arcángeles no cesan de aclamar cada día, diciendo:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus

Vere sanctus, vere benedíctus Dóminus noster Iesus Christus Fílius tuus.

Qui es Mártyrum vita, et Confessórum coróna; confessiónis collátor, et confessórum remunerátor.
Quique eórum ánimas in sui nóminis confessióne suscépit, quos ante constitutiónem mundi ad ætérnam glóriam prædestinávit.

Christus Dóminus ac Redémptor ætérnus.

Santo y bendito es en verdad nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo.

Él es la vida de los Mártires y la corona de los Confesores; no sólo da la gracia para confesar sino que premia a los que confiesan. Él ha admitido en la confesión de su nombre a quienes había destinado a la gloria eterna desde antes de la creación del mundo.

Cristo, Señor y Redentor nuestro.

Inicio página

Post Pridie / Invocación
Singuláris víctimæ oblatióne te, Deus, ut placéris expóscimus, quem Confessórum remuneratórem ore fatémur.
Ut eórum obténtu, hæc obláta sanctífices, quorum lingua te in veritáte conféssa est.

R/.
Amen.
A ti, Dios, a quien proclamamos con nuestra boca remunerador de los Confesores, te pedimos que aceptes la oblación de esta única víctima.
Santifica esta oblación por la intercesión de los santos cuya lengua te confesó en la verdad.
R/.
Amén.
Te præstánte, sancte Dómine, quia tu hæc ómnia nobis indígnis servis tuis valde bona creas, sanctíficas, vivíficas, benedícis ac præstas nobis, ut sint benedícta a te Deo nostro in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Concédelo, Señor santo, pues creas todas estas cosas para nosotros, indignos siervos tuyos, y las haces tan buenas, las santificas, las llenas de vida, las bendices y nos las das, así bendecidas por ti, Dios nuestro por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro
Omnípotens Deus, qui diversitátes gratiárum in Ecclésia tua distríbuens, álios martyriáli excelléntia cónsecras, álios grátia confessiónis exórnas.

Dona nobis, ut qui Confessórum tuórum hódie sollémnia celebrámus, tibi placére ex confessióne nostrórum áctuum mereámur.
Ut rogatúri ea quæ, Fílio tuo docénte, didícimus, exaudiámur, cum clamavérimus:

Dios todopoderoso, tú distribuyes en tu Iglesia una multiplicidad de gracias, a unos los consagras con la excelencia del martirio y a otros los adornas con la gracia de la confesión.

Concede a quienes hoy celebramos la festividad de tus santos, poder agradarte con la confesión de nuestra vida.
Escucha nuestro clamor cuando repetimos las palabras que nos enseñó tu Hijo:

Inicio página

Benedictio / Bendición
Christus Dóminus qui iustificatórum decóre et pæniténtium confessióne indúitur, Confessórum suórum concédat vobis, ita per confessiónem male gesta deflére, ut iustificatiónis fulgeátis decóre.
R/. Amen.
Cristo Señor, que se reviste con el esplendor de los justificados y la confesión de los penitentes, os conceda, por la intercesión de sus Santos, deplorar mediante la confesión los males cometidos para poder resplandecer por el honor de la justificación.
R/. Amén.
Quique se confiténtem iustíficat, vos per pæniténtiam próvehat ad corónam.
R/. Amen.
El que justifica al que se confiesa pecador, por la penitencia os haga llegar a la corona.
R/. Amén.
Ut qui nunc in Confessórum recordatióne et vota prómittis et laménta in tribulatióne, cum eis gáudia obtineátis perpétua.
R/. Amen.
Los que ahora, recordando a los Santos confesores, prometéis enmendaros y suplicáis en la tribulación, podáis obtener con ellos los gozos eternos.
R/. Amén.
Per misericórdiam ipsíus Christi Dei nostri, qui cum Patre et Spíritu Sancto, unus Deus, vivit et regnat in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la misericordia de Cristo, nuestro Dios, que, con el Padre y el Espíritu Santo es el único Dios, y vive y reina por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva

Bonitátem tuam, Dómine, quam sanctificatrícem nostram esse cognóscimus, pétimus et rogámus, ut interveniéntibus sanctis tuis N. et N. cæléstibus, et ipse ánimas nostras répleas, et per mystérium córporis et sánguinis quod súmpsimus et potáti sumus, peccáta nostra sólita miseratióne dimíttas.
R/. Amen.

Te pedimos y rogamos, oh Señor, nos concedas tu bondad, pues sabemos que nos santifica, y, por intercesión de tus santos N. y N., llena con ella nuestras almas; por el misterio de tu cuerpo y de tu sangre que hemos sumido y bebido, perdona nuestros pecados con tu acostumbrada piedad.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito, y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se ofrecen (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum II (pp. 714-718) y del Liber Commicus II (pp. 237-239). Las oraciones en español están tomadas de lexorandies.blogspots.com.

(Se recuerda que hasta la fecha no existe misal oficial en español).

2. Mt 5,1-12a. N. de La Ermita.

3. Mt 25,34.31b-32. N. de La Ermita.

 

 

Índice LiturgiaInicio página

© La Ermita. España MMXIII