La Ermita. Rito hispano-mozárabe

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios de la Misa Común de un Mártir - III

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe


 

Prælegendum / Canto de entrada Sal 20,6.4
Fámulo tuo præstitísti honórem magnum, dicit Dóminus, allelúia, et omnes inimícos eius humiliávit, et corónam dedit ei, allelúia, allelúia. Señor, has otorgado a tu siervo un triunfo resonante, aleluya, y ha podido humillar a sus enemigos, le diste la corona, aleluya, aleluya.
V/. Prævenísti eum, Dómine, in benedictióne dulcédinis. Posuísti in cápite eius corónam de lápide pretióso.
R/. Et omnes inimícos eius humiliávit, et corónam dedit ei, allelúia, allelúia..
V/. Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto in sæcula sæculórum. Amen.
R/. Et omnes inimícos eius humiliávit, et corónam dedit ei, allelúia, allelúia.
V/. Te adelantaste, Señor, a bendecirlo con el éxito, y has puesto en su cabeza una corona de oro fino.
R/. Ha podido humillar a sus enemigos, le diste la corona, aleluya, aleluya.
V/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
R/. Ha podido humillar a sus enemigos, le diste la corona, aleluya, aleluya.

Inicio página

Oratio post Gloriam / Oración después del Gloria

Deus, ómnium sanctórum splendor mirábilis, qui præséntem honorábilem mártyrem tuum N. prædicáre iussísti; da pópulo tuo eruditiónem spirituálium gaudiórum, ut qui hunc cólimus diem, et voce psállimus verbis, múnera capiámus regni cæléstis.
R/. Amen.

Dios, esplendor maravilloso de todos los santos, que mandaste aclamar como digno de honor a tu mártir N., da a tu pueblo el conocimiento de los gozos espirituales, y así, los que veneramos este día con salmos y oraciones, alcancemos los dones del reino celestial.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA

Prophetia / Profecía Sab 18,1.3-4.7; 19,9 (2)
Léctio libri Sapiéntiæ.
R/. Deo grátias.
Lectura del libro de la Sabiduría.
R/. Demos gracias a Dios.
In diébus illis:

Sanctis tuis, Dómine, máxima erat lux; propter quod ignis ardéntem colúmnam, ducem ignótæ vitæ, et solem sine læsúra gloriósæ peregrinatiónis præstitísti.

Digni quidem illi carére luce et pati cárcerem tenebrárum, qui inclúsos custodíerant fílios tuos, per quos incipiébat incorrúptum legis lumen sæculo dari.

Suscépta est a pópulo tuo sánitas quidem iustórum. Tamquam enim equi depavérunt escam et tamquam agni exsultavérunt, magnificántes te, Dómine, qui liberásti illos.

R/. Amen.

En aquellos días:

A tus santos, Señor, brillaba una espléndida luz. En lugar de esto les diste una columna de fuego, como guía para un viaje desconocido, y como sol inofensivo para su gloriosa marcha.

Bien merecían verse privados de luz y prisioneros de las tinieblas aquellos que habían encerrado en la prisión a tus hijos, que iban a transmitir al mundo la luz incorruptible de la ley.

Tu pueblo esperaba la salvación de los justos y la perdición de los enemigos. Pacían como caballos, y retozaban cono corderos, alabándote a ti, Señor, su libertador.

R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación Sal 20,4.2-3
Posuísti super caput eius corónam de lápide pretióso. Has puesto en su cabeza una corona de oro fino.
V/. Super salutáre tuum, Dómine, exsultábit veheménter; desidérium ánimæ eius dedísti ei, et voluntáte labiórum eius non fraudásti eum.
R/. Corónam de lápide pretióso.
V/. Cuánto goza, Señor, con tu victoria; le has concedido el deseo de su corazón, no le has negado lo que pedían sus labios.
R/. Una corona de oro fino.

Inicio página

Apostolus / Apóstol Rom 8,28-39
Epístola Pauli apóstoli ad Romános.
R/. Deo grátias.
Carta del apóstol Pablo a los romanos.
R/. Demos gracias a Dios.
Fratres:

Scimus autem quóniam diligéntibus Deum ómnia cooperántur in bonum, his, qui secúndum propósitum vocáti sunt. Nam, quos præscívit, et prædestinávit confórmes fíeri imáginis Fílii eius, ut sit ipse primogénitus in multis frátribus; quos autem prædestinávit, hos et vocávit; et quos vocavit, hos et iustificávit; quos autem iustificávit, illos et glorificávit.

Quid ergo dicémus ad hæc? Si Deus pro nobis, quis contra nos? Qui Fílio suo non pepércit, sed pro nobis ómnibus trádidit illum, quómodo non étiam cum illo ómnia nobis donábit? Quis accusábit advérsus eléctos Dei? Deus, qui iustíficat? Quis est qui condémnet? Christus Iesus, qui mórtuus est, immo qui suscitátus est, qui et est ad déxteram Dei, qui étiam interpéllat pro nobis?

Quis nos separábit a caritáte Christi? Tribulátio an angústia an persecútio an fames an núditas an perículum an gládius? Sicut scriptum est: «Propter te mortificámur tota die, æstimáti sumus ut oves occisiónis».

Sed in his ómnibus supervíncimus per eum, qui diléxit nos. Certus sum enim quia neque mors neque vita neque ángeli neque principátus neque instántia neque futúra neque virtútes neque altitúdo neque profúndum neque ália quælibet creatúra póterit nos separáre a caritáte Dei, quæ est in Christo Iesu Dómino nostro.

 R/. Amen.

Hermanos:

Sabemos que a los que aman a Dios todo les sirve para el bien; a los cuales ha llamado conforme a su designio. Porque a los que había conocido de antemano los predestinó a reproducir la imagen de su Hijo, para que él fuera el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó, los llamó; a los que llamó, los justificó; a los que justificó, los glorificó.

Después de esto, ¿qué diremos? Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros? El que no se reservó a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará todo con él? ¿Quien acusará a los elegidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quien condenará? ¿Acaso Cristo Jesús, que murió, más todavía, resucitó y está a la derecha de Dios y que además intercede por nosotros?

¿Quién nos separará del amor de Cristo?, ¿la tribulación?, ¿la angustia?, ¿la persecución?, ¿el hambre?, ¿la desnudez?, ¿el peligro?, ¿la espada?; como está escrito: Por tu causa nos degüellan cada día, nos tratan como a ovejas de matanza.

Pero en todo esto vencemos de sobra gracias a aquel que nos ha amado. Pues estoy convencido de que ni muerte, ni vida, ni ángeles, ni principados, ni presente, ni futuro, ni potencias, ni altura, ni profundidad, ni ninguna otra criatura podrá separarnos del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús, nuestro Señor.

R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio Mt 24,6; Mc 13,8-9.11-13
Léctio sancti Evangélii secúndum Matthæum.
R/. Glória tibi, Dómine.
Lectura del santo Evangelio según san Mateo.
R/. Gloria a ti, Señor.
In illo témpore:

Respóndens Dóminus noster Iesus Christus dixit eis:

Auditúri enim estis prœlia et opinióes prœliórum. Vidéte, ne turbémini; opórtet enim fíeri, sed nondum est finis.

Exsúrget enim gens super gentem, et regnum super regnum, erunt terræ motus per loca, erunt fames. Inítium dolórum hæc.

Vidéte autem vosmetípsos. Tradent vos concíliis, et in synagógis vapulábitis et ante præsides et reges stábitis propter me in testimónium illis. Et cum dúxerint vos tradéntes, nolíte præcogitáre quid loquámini, sed, quod datum vobis fúerit in illa hora, id loquímini: non enim estis vos loquéntes sed Spíritus Sanctus.

Et tradet frater fratrem in mortem, et pater fílium; et consúrgent fílii in paréntes et morte affícient eos; et éritis ódio ómnibus propter nomen meum. Qui autem sustinúerit in finem, hic salvus erit.

R/. Amen.

En aquel tiempo:

Nuestro Señor Jesucristo respondiendo les dijo:

Vais a oír hablar de guerras y noticias de guerra. Cuidado, no os alarméis, porque todo esto ha de suceder, pero todavía no es el final.

Se levantará pueblo contra pueblo y reino contra reino, habrá terremotos en diversos lugares, habrá hambres. Todo esto será el comienzo de los dolores.

Mirad por vosotros mismos. Os entregarán a los tribunales, seréis azotados en las sinagogas y compareceréis ante gobernadores y reyes por mi causa, para dar testimonio ante ellos. Pero cuando os conduzcan para entregaros, no os preocupéis por lo que habréis de decir; decid lo que se os inspire en aquel momento. Porque no seréis vosotros los que habléis sino el Espíritu Santo.

Y entregará a la muerte el hermano al hermano y el padre al hijo, y se levantarán hijos contra padres y se darán muerte; y seréis odiados por todos a causa de mi nombre, pero quien persevere hasta el fin se salvará.

R/. Amén.

Inicio página

Laudes Sal 39,12
Allelúia. Aleluya.
V/. Beátus homo quem tu erudísti, Dómine, et de lege tua docuísti eum.
R/. Allelúia.
V/. Dichoso el hombre a quien tú educas, Señor, al que enseñas tu ley.
R/. Aleluya.

Inicio página

Sacrificium / Canto del Ofertorio Dan 12,3; Sab 3,7-8
Fulgébit iustus sicut splendor firmaménti; sicut stellæ cæli dantes claritátem lucis, ita et iustus splendébit in perpétua æternitáte, allelúia. Los sabios brillarán como el fulgor del firmamento, y los que enseñaron a muchos la justicia, como las estrellas, por toda la eternidad, aleluya.
V/. Fulgébunt, et tamquam scintíllæ in arundinéto discúrrent; iudicábunt natiónes et dominabúntur pópulis, et regnábunt cum Dómino. V/. Los justos resplandecerán como chispas que prenden por un cañaveral; gobernarán naciones, someterán pueblos, y el Señor reinará sobre ellos eternamente.
R/. In perpétua æternitáte, allelúia. R/. Por toda la eternidad, aleluya.

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal
Pretiosíssimam mártyris N. sollemnitátem, fratres caríssimi, promptíssima celebrémus devotióne, supplíciter orántes Dei nostri misericórdiam, ut qui beatíssimam præfati Mártyris sui ánnua festivitáte in hunc diem memóriam excólimus, et si æquáre factis eius non póssumus, saltem, ipso patrocinánte, imitáre fidem eius per ómnia valeámus.
R/. Amen.

Queridos hermanos, celebremos con pronta devoción la preciosísima solemnidad del mártir N., implorando con nuestras súplicas la misericordia de Dios; de forma que quienes celebramos en este día la santa memoria de nuestro mártir, en su festividad anual, si no podemos igualar sus hechos al menos, por su patrocinio, podamos imitar su fe en todas las ocasiones.
R/. Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos
In memória ætérna beáti mártyris tui N., Dómine, lætámur témpore recurrénti; magnificántes eius glóriam passiónis, et beatitúdinis ipsíus facta celebrántes, quæ a te accépit atque in te possédit, largitóre inexháusto, retributóre perpétuo, fonte prófluo, thesáuro sempitérno.

Da nobis, quæsumus, veneratóribus suis, eius peculiáare suffrágium; et quibus dedísti nóminis eius títulum, præsta patrocínium indisrúptum.
R/. Amen.

Celebramos con gozo la eterna memoria de tu bienaventurado mártir N., que nos trae el tiempo, glorificando su pasión y celebrando los hechos que le granjearon su felicidad, que recibió de ti y en ti poseyó, donador inagotable, retribución perpetua, fuente abundante, tesoro sempiterno.

Concede a quienes lo veneramos su peculiar ayuda y a los que diste el título de su nombre dales su patrocinio incesante.
R/. Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspéctu sanctórum Apostolórum et Mártyrum, Confessórum atque Vírginum nómina recitántur.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos
In honórem mártyris tui N. vótivum tibi, Deus, sacrifícium exhibéntes, rogámus, ut eius méritis, et offeréntibus véniam, et sepúltis réquiem largiáris.

Quo huius suffragatióne, te utrobíque parcitúrum præbeas, cuius te in passióne victórem esse demónstras.
R/. Amen.

Al presentarte este sacrificio en honor de tu mártir N., te rogamos que por tus méritos concedas el perdón a los oferentes y el descanso a los difuntos.

Así, por su intercesión, te muestres perdonador de unos y otros, tú, que en su martirio resultas vencedor.
R/. Amén.

Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos, por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz
Deus, qui sancto mártyri tuo N. tantum ardórem tuæ dulcédinis contulísti, ut non cæderet pœnálibus flammis, hábitans in eo tuæ diléctio caritátis; præsta nobis, ut pacis bono accínti, careámus scándalis, expiémur delíctis, ætérne præstolémur glóriam visiónis.
R/. Amen.

Dios, que concediste a tu santo mártir N. tal ansia de tu dulzura que no cediese a las llamas del suplicio, porque habitaba en él tu amor de caridad; concédenos que, ceñidos del don de la paz, no encontremos tropiezos, expiemos nuestros delitos y alcancemos la gloria de contemplarte para siempre.
R/. Amén.

Præsta per auctórem pacis et caritátis Dóminum nostrum Iesum Christum, cum quo tibi est una et coæquális esséntia in unitáte Spíritus Sancti regnántis, Deus, in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Concédelo, Dios, por el autor de la paz y del amor, nuestro Señor Jesucristo, con el cual vives en una sola e igual esencia en la unidad del Espíritu Santo que reina, por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

  Inicio página

Illatio / Acción de gracias
Dignum et iustum est vere, Dómine, quia dignum et pulchrum est, nos tibi grátias ágere, per Iesum Christum Fílium tuum, Dóminum nostrum: qui gloriári se in coróna mártyris sui N. demonstrávit, et persequéntis inimíci furórem rábidum ad níhilum usquequáque redégit.

Scindebátur quidem supplíciis pro Christo Rege mílitis corpus váriis genéribus tormentórum; sed ánima eius fóntibus rigabátur spirituálium gaudiórum, ætérnum evádens cárcerem infernórum.
Beatus Martyr cruciabátur in pœnis, ut immarcessíibiles victóriæ corónas potirétur in cælis, vulnerabátur corpus eius in plagis, sed agonía non frangebátur in eo spiritális.
Sua víscera divérsis trádidit pœnis, ne Fílium tuum, Dóminum nostrum Iesum Christum negáre viderétur in terris.
Offerébat se Deo sacrifícium castum, ut posset céntuplum de superióribus præmiis accípere fructum.

Cui mérito omnes Ángeli et Archángeli non cessant clamáre cotídie ita dicéntes:

Es en verdad digno y justo, Señor, porque es digno y hermoso que te demos gracias, por Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor: que demostró gloriarse en la corona de su mártir N. y redujo a la nada el furor rabioso del enemigo perseguidor.

El cuerpo del soldado de Cristo rey era cortado con diversos tormentos; pero su alma estaba regada con las fuentes de los gozos espirituales, evadiéndose de la cárcel eterna de los infiernos.
El santo mártir era atormentado con los suplicios para disfrutar luego en el cielo las coronas perennes de victoria; su cuerpo era herido con las llagas, pero no se quebraba en él la lucha espiritual; entregó sus vísceras a las más terribles penas para que no pareciese que negaba en la tierra a nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo.
Se ofrecía a Dios como un sacrificio casto para poder recibir el fruto multiplicado de los más altos premios.

Con razón todos los Ángeles y Arcángeles no cesan de aclamarte cada día, diciendo:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus
Vere sanctus, vere benedíctus Dóminus noster Iesus Christus Fílius tuus, qui mártyrem suum N. et vita probábilem, et potíssimum réddidit passióne, cuius hodiérna celébritas id nobis in afféctum addúcit, quod idem Martyr tuus pro te sánguinem fudit, supplíciis cáruit, vitam invénit.

Cuius te, nostris Deus, parcas sceléribus, suffragatióne rogámus, peténtes, ut hic Martyr tuus, qui veráciter huic crucifíxus est mundo, sit in auxílium pópulo christiáno.

Christus Dóminus ac Redémptor ætérnus.

Santo y bendito es en verdad nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que declaró a su mártir N. Recto en su vida y poderosísimo en su pasión. La festividad que hoy celebramos en su honor suscita en nosotros estos afectos: que el mismo mártir tuyo derramó su sangre por ti, resplandeció en medio de sus tormentos, encontró su vida.

Por su intercesión te rogamos, Dios nuestro, que perdones nuestras maldades, haciendo que este mártir tuyo, que en verdad fue crucificado para este mundo, sea el auxilio del pueblo cristiano.

Cristo, Señor y Redentor eterno.

Inicio página

Post Pridie / Invocación

Sanctífica, Deus, quod offérimus, et tríbue propítius quod rogámus, ut qui passiónes mártyris tui N. venerabíliter ánnua vice excólimus, suffrágio eius perénniter potiámur.
R/.
Amen.

Santifica, Dios, lo que te ofrecemos, y concede propicio lo que te rogamos; para que quienes veneramos anualmente la pasión de tu mártir N., disfrutemos perennemente de su ayuda.
R/.
Amén.
Te præstánte, sancte Dómine, quia tu hæc ómnia nobis indígnis servis tuis valde bona creas, sanctíficas, vivíficas ac præstas nobis, ut sint benedícta a te Deo nostro in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Concédelo, Señor santo, pues creas todas estas cosas para nosotros, indignos siervos tuyos, y las haces tan buenas, las santificas, las llenas de vida, las bendices y nos las das, así bendecidas por ti, Dios nuestro por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro
Dóminum Deum nostrum, fratres caríssimi, toto corde deprecémur et húmili oratióne poscámus, ut festivitátem hanc, quam hodiérno die in honórem sancti beatíssimi N. devotíssime celebrámus, illústret, et nos, consórtes sanctis efféctos propósitum nostrum vitámque consúmet; et cui sumus in hac nostra devotióne fautóres, esse mereámur eidem, donánte Christo, partícipes proclamántes e terris: Queridos hermanos, supliquemos de todo corazón a Dios nuestro Señor, pidiéndole en humilde oración que ilumine esta festividad en el día que hoy celebramos devotamente en honor de san N.; y a nosotros nos conceda llevar a cabo nuestros propósitos en esta vida, para que en la otra, hechos consortes de los santos, merezcamos ser partícipes de la gloria de este mártir. Por la gracia de Cristo, clamamos desde la tierra:

Inicio página

Benedictio / Bendición
Benédicat vos omnípotens Dóminus, et tríbuat per præséntis Mártyris suffrágia patrocínia sempitérna.
R/. Amen.
Que os bendiga el Señor todopoderoso y os conceda por los sufragios del Mártir N. Su patrocinio sempiterno.
R/. Amén.
Habeátis in Mártyris intercessióne præsídium, in recordatiónis die gáudium sempitérnum.
R/. Amen.
Que halléis defensa en la intercesión del Mártir y gozo sempiterno en el día de su recuerdo.
R/. Amén.
Ut qui ad festivitátem tanti Mártyris, fide íntegra et mente devóta venístis, magna vobíscum gáudia et præmia reportétis.
R/. Amen.
Para que los que habéis acudido a la fiesta del mártir con fe íntegra y mente devota, llevéis de vuelta, como premio, los mayores gozos.
R/. Amén.
Per misericórdiam ipsísus Dei nostri, qui est benedíctus et vivit et ómnia regit, in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la misericordia del mismo Dios nuestro, que es bendito y vive y todo lo gobierna, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva

Fac nos, Dómine, beatíssimi mártyris tui N. sequípedes; ut eius muníti suffrágio, respuámus fallácias dæmonum, cuius instrúcti patrocínio, videámus bona Dómini in regióne vivórum.
R/. Amen.

Señor, haznos seguidores de tu bienaventurado mártir N., de forma que, fortalecidos por su intercesión, rechacemos los engaños del demonio; y sostenidos por su patrocinio, veamos los dones del Señor en la región de los vivos.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se ofrecen (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum II (pp. 680-685) y del Liber Commicus II (pp. 219-221). Los textos bíblicos en español están tomados de la Sagrada Biblia, versión oficial de la Conferencia Episcopal Española. BAC, Madrid 2011. Las oraciones en español están tomadas de lexorandies.blogspots.com.

(Se recuerda que hasta la fecha no existe misal oficial en español).

2. Sab 18,1a.3-4.7; 19,9. N. de La Ermita.

 

 

Índice LiturgiaInicio página

© La Ermita. España MMXIII