La Ermita. Rito hispano-mozárabe

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios de la Misa Común de un Mártir - II

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe


 

Prælegendum / Canto de entrada Sal 20,7-8
Dabis eum, Dómine, in benedictióne in sæculum sæculi, allelúia. Lætificábis eum gáudio cum vultu tuo, allelúia, allelúia, allelúia. Le concedes, Señor, bendiciones incesantes, aleluya. Lo colmas de gozo en tu presencia, aleluya, aleluya, aleluya.
V/. Quóniam Rex sperat in Dómino, et in misericórdia Altíssimi non commovébitur.
R/. Lætificábis eum gáudio cum vultu tuo, allelúia, allelúia, allelúia.
V/. Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto in sæcula sæculórum. Amen.
R/. Lætificábis eum gáudio cum vultu tuo, allelúia, allelúia, allelúia.
V/. Porque el Rey confía en el Señor y con la misericordia del Altísimo no fracasará.
R/. Lo colmas de gozo en tu presencia, aleluya, aleluya, aleluya.
V/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
R/. Lo colmas de gozo en tu presencia, aleluya, aleluya, aleluya.

Inicio página

Oratio post Gloriam / Oración después del Gloria

Magna est, Christe Dómine, mártyris tui N. constátia passiónis; ob hoc te quæsumus, ut nos, quos carnis imbecillitáte áspicis frágiles, et ópere iustífices, et grátia votórum exórnes; ut qui non habémus bonórum óperum fidúciam, susceptióne huius festivitátis, remissiónem críminum capiámus optátam.
R/. Amen.

Cristo Señor, es grande la constancia en su pasión tu mártir N., por eso te rogamos que justifiques nuestras obras y concedas nuestros deseos, ya que somos frágiles por la debilidad de la carne. Así los que no podemos confiar en nuestras buenas obras, por la celebración de esta festividad alcancemos la deseada remisión de nuestras culpas.
R/. Amén.
Per misericórdiam ipsíus Christi Dei nostri, qui cum Patre et Spíritu Sancto, unus Deus, vivit et regnat in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la misericordia del mismo Cristo, Dios nuestro, que con el Padre y el Espíritu Santo, un solo Dios vive y reina por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA

Prophetia / Profecía Is 43,1-3.4-5; 44,2-4 (2)
Léctio libri Isaíæ prophétæ.
R/. Deo grátias.
Lectura del libro del profeta Isaías.
R/. Demos gracias a Dios.
Hæc dicit Dóminus
qui creávit te, Iacob, et formávit te, Ísrael:

«Noli timére, quia redémi te
et vocávi te nómine tuo; meus es tu.
Cum transíeris per aquas, tecum ero,
et flúmina non opérient te;
cum ambuláveris in igne, non comburéris,
et flamma non ardébit in te,
quia ego Dóminus Deus tuus,
Sanctus Ísrael, salvátor tuus.

Quóniam pretiósus factus es in óculis meis
et gloriósus, ego díligo te
et dabo hómines pro te
et pópulos pro ánima tua.
Noli timére, quóniam ego tecum sum».

Hæc dicit Dóminus, qui fecit te
et formávit te ab útero,
auxiliátor tuus:
«Noli timére, serve meus Iacob,
et dilécte, quem elégi.

Effúndam enim aquas super terram sitiéntem
et fluénta super áridam;
effúndam spíritum meum super semen tuum
et benedictiónem meam super stirpem tuam:
et germinábunt inter herbas
quasi sálices iuxta præterfluéntes aquas».

R/. Amen.

Esto dice el Señor
que te creó, Jacob, que te ha formado, Israel:

«No temas, que te he redimido,
te he llamado por tu nombre, tú eres mío.
Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo,
la corriente no te anegará;
cuando pases por el fuego, no te quemarás,
la llama no te abrasará.
Porque yo, el Señor, soy tu Dios;
el Santo de Israel es tu salvador.

Porque eres precioso ante mí,
de gran precio, y yo te amo.
Por eso entrego regiones a cambio de ti,
pueblos a cambio de tu vida.
No temas, porque yo estoy contigo.

Esto dice el Señor que te hizo,
que te formó en el vientre y te auxilia:
«No temas, siervo mío, Jacob,
a quien corrijo, mi elegido.

Derramaré agua sobre el suelo sediento,
arroyos en el páramo;
derramaré mi espíritu sobre tu estirpe
y mi bendición sobre tus vástagos.
Brotarán como en un prado,
como sauces a la orilla de los ríos».

R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación Sal 111,7-8
In memória ætérna erit iustus, ab audítu malo non timébit. El recuerdo del justo será perpetuo. No temerá las malas noticias.
V/. Parátum est cor eius speráre in Dómino; confirmátum est, donec vídeat inimícos suos.
R/. Ab audítu malo non timébit.
V/. Su corazón está seguro, sin temor, aunque vea delante a sus enemigos.
R/. No temerá las malas noticias.

Inicio página

Apostolus / Apóstol 2Cor 11,19-30
Epístola Pauli apóstoli ad Corínthios secunda.
R/. Deo grátias.
Segunda carta del apóstol Pablo a los corintios.
R/. Demos gracias a Dios.
Fratres:

Libénter enim suffértis insipiéntes, cum sitis ipsi sapiéntes; sustinétis enim, si quis vos in servitútem rédigit, si quis dévorat, si quis áccipit, si quis extóllitur, si quis in fáciem vos cædit.

Secúndum ignobilitátem dico, quasi nos infírmi fuérimus; in quo quis audet, in insipiéntia dico, áudeo et ego.

Hebræi sunt? Et ego.

Israelítæ sunt? Et ego.

Semen Ábrahæ sunt? Et ego.

Minístri Christi sunt? Minus sápiens dico, plus ego: in labóribus plúrimis, in carcéribus abundántius, in plagis supra modum, in mórtibus frequénter; a Iudæis quínquies quadragénas una minus accépi, ter virgis cæsus sum, semel lapidátus sum, ter naufrágium feci, nocte et die in profúndo maris fui; in itinéribus sæpe, perículis flúminum, perículis latrónum, perículis ex génere, perículis ex géntibus, perículis in civitáte, perículis in solitúdine, perículis in mari, perículis in falsis frátribus; in labóre et ærúmna, in vigíliis sæpe, in fame et siti, in ieiúniis frequénter, in frigóre et nuditáte; præter illa, quæ extrínsecus sunt, instántia mea cotidiána, sollicitúdo ómnium ecclesiárum. Quis infirmátur, et non infírmor? Quis scandalizátur, et ego non uror?

Si gloriári opórtet, quæ infirmitátis meæ sunt, gloriábor. Deus et Pater Dómini Iesu, qui es benedíctus in sæcula sæculórum.

 R/. Amen.

Hermanos:

Vosotros, que sois sensatos, soportáis con gusto a los insensatos: si uno os esclaviza, si os explota, si os roba, si es arrogante, si os insulta, lo soportáis. Lo digo para vergüenza vuestra: ¡Cómo hemos sido nosotros tan débiles!

Pero a lo que alguien se atreva –lo digo disparatando–, también me atrevo yo.

¿Que son hebreos? También yo.

¿Que son israelitas? También yo.

¿Que son descendientes de Abrahán? También yo.

¿Qué son siervos de Cristo? Voy a decir un disparate: mucho más yo. Más en fatigas, más en cárceles; muchísimo más en palizas y, frecuentemente, en peligros de muerte. De los judíos he recibido cinco veces los cuarenta azotes menos uno; tres veces he sido azotado con varas, una vez he sido lapidado, tres veces he naufragado y pasé una noche y un día en alta mar. Cuántos viajes a pie, con peligros de ríos, peligros de bandoleros, peligros de mis congéneres, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en despoblado, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos, trabajo y agobio, sin dormir muchas veces, con hambre y sed, a menudo sin comer, con frío y sin ropa. Y aparte todo lo demás, la carga de cada día: la preocupación por todas las Iglesias. ¿Quién enferma sin que yo enferme? ¿Quién tropieza sin que yo me encienda?

Si hay que gloriarse, me gloriaré de lo que muestra mi debilidad. Dios y Padre del Señor Jesús, que es bendito por los siglos de los siglos

R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio Lc 19,12-27; 8,8 (3)
Léctio sancti Evangélii secúndum Lucam.
R/. Glória tibi, Dómine.
Lectura del santo Evangelio según san Lucas.
R/. Gloria a ti, Señor.
In illo témpore:

Dóminus noster Iesus Christus loquebátur discípulis suis et turbis dicens:

«Homo quidam nóbilis ábiit in regiónem longínquam accípere sibi regnum et revérti.

Vocátis autem decem servis suis, dedit illis decem minas et ait ad illos: “Negotiámini, dum vénio”.

Cives autem eius óderant illum et misérunt legatiónem post illum dicéntes: “Nólumus hunc regnáre super nos”.

Et factum est ut redíret, accépto regno, et iussit ad se vocári servos illos, quibus dedit pecúniam, ut sciret quantum negotiáti essent.

Venit autem primus dicens: “Dómine, mina tua decem minas acquisívit”. Et ait illi: “Euge, bone serve; quia in módico fidélis fuísti, esto potestátem habens supra decem civitátes”.

Et alter venit dicens: “Mina tua, dómine , fecit quinque minas”.
Et huic ait: “Et tu esto supra quinque civitátes”.

Et alter venit dicens: “Dómine, ecce mina tua, quam hábui repósitam in sudário; tímui enim te, quia homo austérus es: tollis, quod non posuísti, et metis, quod non seminásti”.

Dicit ei: “De ore tuo te iúdico, serve nequam. Sciébas quod ego austérus homo sum, tollens quod non pósui et metens quod non seminávi? Et quare non dedísti pecúniam meam ad mensam? Et ego véniens cum usúris útique exegíssem illud”.

Et adstántibus dixit: “Auférte ab illo minam et date illi, qui decem minas habet”.

Et dixérunt ei: “Dómine , habet decem minas”.

Dico vobis: “Omni habénti dábitur; ab eo autem, qui non habet, et, quod habet, auferétur. Verúmtamen inimícos meos illos, qui noluérunt me regnáre super se, addúcite huc et interfícite ante me”.

«Qui habet aures audiéndi, áudiat».

R/. Amen.

En aquel tiempo:

Nuestro Señor Jesucristo hablaba con sus discípulos y al pueblo, y les decía:

«Un hombre noble se marchó a un país lejano para conseguirse el título de rey, y volver después.

Llamó a diez siervos suyos y les repartió diez minas de oro, diciéndoles: “Negociad mientras vuelvo”.

Pero sus conciudadanos lo aborrecían y enviaron tras de él una embajada diciendo: “No queremos que este llegue a reinar sobre nosotros”.

Cuando regresó de conseguir el título real, mandó llamar a su presencia a los siervos a quienes había dado el dinero, para enterarse de lo que había ganado cada uno.

El primero se presentó y dijo: “Señor, tu mina ha producido diez”. Él le dijo: “Muy bien, siervo bueno; ya que has sido fiel en lo pequeño, recibe el gobierno de diez ciudades”.

El segundo llegó y dijo: “Tu mina, señor, ha rendido cinco”. A ese le dijo también: “Pues toma tú el mando de cinco ciudades”.

El otro llegó y dijo: “Señor, aquí está tu mina; la he tenido guardada en un pañuelo, porque tenía miedo, pues eres un hombre exigente que retiras lo que no has depositado y siegas lo que no has sembrado”.

Él le dijo: “Por tu boca te juzgo, siervo malo. ¿Conque sabías que soy exigente, que retiro lo que no he depositado y siego lo que no he sembrado? Pues ¿por qué no pusiste mi dinero en el banco? Al volver yo, lo habría cobrado con los intereses”.

Entonces dijo a los presentes: “Quitadle a este la mina y dádsela al que tiene diez minas”.

Le dijeron: “Señor, ya tiene diez onzas”.

Os digo: “al que tiene se le dará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que tiene”.Y en cuanto a esos enemigos míos, que no querían que llegase a reinar sobre ellos, traedlos acá y degolladlos en mi presencia”.

«El que tenga oídos para oír, que oiga».

R/. Amén.

Inicio página

Laudes Is 42,1
Allelúia. Aleluya.
V/. Ecce servus meus, suscípiam eum; eléctus meus, complácuit sibi in illo ánima mea.
R/. Allelúia.
V/. Mirad a mi siervo a quien sostengo, mi elegido. Sobre él he puesto mi espíritu.
R/. Aleluya.

Inicio página

Sacrificium / Canto del Ofertorio Sal 39,11
Iustítiam tuam, Dómine, non abscóndi in corde meo, veritátem tuam et salutáre tuum dixi. No me he guardado en el pecho tu defensa, he contado tu fidelidad y tu salvación.
V/. Non celávi misericórdiam tuam et veritátem tuam a congregatióne multa, allelúia. V/. No he negado tu misericordia y tu lealtad ante la gran asamblea, aleluya.
R/. Veritátem tuam et salutáre tuum dixi. R/. Tu lealtad ante la gran asamblea.

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal
Dóminum Deum nostrum, fratres caríssimi, concórdi prece et humiliatióne poscámus, ut festivitátem nostram, quam in honórem sancti ac beatíssimi mártyris sui N. devotíssime celebrámus, illústret.

Ut nos, sancti eius méritis consórtes efféctos, propósitum nostrum vitámque consúmet. Et cuius sumus hic, nostra devotióne fautóres, esse mereámur, donánte Christo, partícipes.
R/. Amen.

Queridos hermanos, pidamos a Dios, nuestro Señor, con oración unánime y humilde, que nos ilumine en esta festividad que celebramos devotamente en honor de su bienaventurado mártir N.

Que por los méritos de este santo nos haga sus compañeros y lleve a cabo nuestros propósitos hasta el fin de nuestra vida. Y ya que aquí somos promotores de su gloria por nuestra devoción, podamos compartirla con él por don de Cristo.
R/. Amén.

Per misericórdiam ipsíus Dei nostri, qui est benedíctus et vivit et ómnia regit in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la misericordia del mismo Dios nuestro, que es bendito y vive y todo lo gobierna por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos
Deus, qui in sancti ac beatíssimi mártyris tui N. certámine gaudens, eius victóriam usque ad martýrii glóriam sustulísti, ut inter supplícia constitútus persecutóres suos, te donánte, despíceret.

Exáudi, Dómine, preces nostras per huius mérita, ut qui nos persecutiónibus huius sæculi ventilámur, ad superándas eárum tentatiónum moléstias, Sancti Spíritus tui principáli virtúte confírmes.
R/. Amen.

Dios, que complaciéndote en el buen combate de tu santo y bienaventurado mártir N., ensalzaste su victoria hasta la gloria martirial, de forma que, puesto en el tormento desdeñaba, por tu gracia, a sus perseguidores.

Escucha, Señor, por sus méritos, nuestras súplicas, y confirma con la recia virtud de tu Espíritu Santo a los que nos vemos perturbados por las persecuciones de este mundo, para que podamos superar esas molestas tentaciones.
R/. Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspéctu sanctórum Apostolórum et Mártyrum, Confessórum atque Vírginum nómina recitántur.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos
Offeréntibus nobis ob honórem sancti mártyris tui N. par illíus dedicátur oblátio. Ille suis persecutóribus óbtulit corpus, nos Deo iúdici, probáta corda vovémus.

Ut cum fúerit in nobis humilitátis proba devótio, sicut hóstia illíus prófuit ad corónam, ita nostrum sacrificíum prosit ad véniam.
R/. Amen.

Nuestra ofrenda en honor de tu santo mártir N. quisiera equipararse a la que él mismo ofreció: él, su cuerpo a los perseguidores, nosotros ofrecemos a Dios, juez nuestro, unos corazones purificados.

Si nuestra devoción se basa en una sincera humildad, lo mismo que su oblación le proporcionó el triunfo, nuestro sacrificio nos ganará el perdón.
R/. Amén.

Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos, por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz
Deus, qui dissidéntes ad concórdiam cleménter invítas, et pacificórum mentes inhábitas. Pacem tuam nobis supplicántibus, præsta; ac nos in eius confessióne confírma.

Ut eam intercessióne sancti mártyris tui N., et veráciter habeámus, et ínvicem nobis fidéliter demus.
R/. Amen.

Dios, que invitas clemente a la concordia a quienes mantienen diferencias y vives en las almas de los pacíficos. Danos tu paz a los que te la pedimos y confírmanos en su práctica.

Así, por la intercesión de tu santo mártir N., podremos mantenerla sinceramente y comunicarla con fidelidad fraternal.
R/. Amén.

Præsta per auctórem pacis et caritátis Dóminum nostrum Iesum Christum, cum quo tibi est una et cœquális esséntia in unitáte Spíritus Sancti regnántis, Deus, in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Concédelo, Dios, por el autor de la paz y del amor, nuestro Señor Jesucristo, con el cual vives en una sola e igual esencia en la unidad del Espíritu Santo que reina, por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

  Inicio página

Illatio / Acción de gracias
Dignum et iustum est, æquum et salutáre est, te, inconfúsa Trínitas, et uníus esséntiæ indivísa maiéstas, Deum Patrem et Fílium et Spíritum Sanctum, fontem beatitúdinis ætérne laudáre, quem scimus nullíus servitútis obséquiis indigére.

Per quem, beatíssimus martyr tuus. N. erróres sæculi sapiéntia vicit, terróres patiéntia superávit; et idcírco tam magnum tamque magníficum est quod fecit.

Secútus quippe Agnum, leónem vicit. Quando persecútor sæviébat, leo fremébat. Sed quia Agnus sursum attendebátur, leo deórsum contemnebátur.

Ipse enim intuebátur qui mortem morte destrúxit, in ligno pepéndit, sánguinem fudit, mundum redémit.

Cui mérito omnes Ángeli et Archángeli non cessant clamáre cotídie, ita dicéntes:

Es digno y justo, equitativo y saludable, que te alabemos, Trinidad inconfundible, majestad indivisa en una sola esencia, Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, fuente de la eterna bienaventuranza, aunque bien sabemos que no necesitas de ningún obsequio.

Por ti, tu bienaventurado mártir N. venció con su sabiduría los errores del mundo, superó con paciencia los terrores, y por eso es tan grande y tan magnífico lo que hizo.

Siguiendo al Cordero, venció al león; El perseguidor se encarnizaba, como león rugiente. Pero, como estaba pendiente del Cordero de arriba, despreciaba al león de abajo.

Pues contemplaba al que con su muerte destruyó la muerte, colgó del madero, derramó su sangre y redimió al mundo.

A él, merecidamente, los Ángeles y los Arcángeles no cesan de alabarle cada día, diciendo:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus

Vere sanctus, et vere benedíctus Dóminus noster Iesus Christus Fílius tuus.

Qui hodiérno die, ánimam sui testis N., devícto mundo, evéxit in cælum; ut quæ fúerat afflícta supplíciis, gáudiis fruerétur ætérnis. Et quæ domínicæ imitátrix exstíterat passiónis, cæléstis esset párticeps regni.

Huius proínde méritis, Deus summe, términum pone delíctis, et finem scándalis. Ut qui mártyris tui N. veneratióne exsístimus, remótis adversitátibus, eius glóriæ partícipes éffici mereámur.

Christus Dóminus ac Redémptor ætérnus.

Santo y bendito es en verdad nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo.

Que en este día llamó al cielo el alma de su testigo N., vencedor del mundo, para que quien había sido afligido por los suplicios disfrutara de los gozos eternos. Y el que había sido imitador de la pasión del Señor fuera también partícipe de su reino.

Así pues, por los méritos de este mártir, cesen ya, Dios soberano, nuestros delitos y las tentaciones que soportamos. Para que así, los que veneramos a tu mártir N., superadas todas las dificultades, merezcamos ser partícipes de su gloria.

Cristo, Señor y Redentor eterno.

Inicio página

Post Pridie / Invocación

Illábere, Dómine, his sacrifíciis ob honórem mártyris tui N. oblátis, donans nobis; ut illíus apud tuam cleméntiam commendémur suffrágio, cuius hodiérno die attóllimur de triúmpho.
R/.
Amen.

Derrama, Señor, tu gracia sobre estos dones que te ofrecemos en honor de tu mártir N., y admite su intercesión ante tu clemencia por los que en este día nos gozamos de su triunfo.
R/.
Amén.
Te præstánte, sancte Dómine, quia tu hæc ómnia nobis indígnis servis tuis valde bona creas, sanctíficas, vivíficas ac præstas nobis, ut sint benedícta a te Deo nostro in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Concédelo,
R/.
Amén.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro
Deus, qui in sancti tui N. corde flammam acceníisti dilectiónis tuæ, da méntibus nostris eádem fide et caritáte fervére; ut cuius gaudémus de triúmphis, eius provocémur exémplis, quóniam ad te proclamámus e terris: Dios, que quisiste prender en el corazón de tu santo N. la llama de tu amor, haz que nuestros corazones se inflamen en la misma fe y en la misma caridad, para que, al celebrar su victoria, sigamos sus ejemplos, como ahora proclamamos desde la tierra:

Inicio página

Benedictio / Bendición
Précibus iusti N. vos Dóminus ab omni reátu sanctíficet.
R/. Amen.
Por las preces de san N. os purifique el Señor de toda secuela de culpa.
R/.
Amén.
Illíus quoque vos effíciat imitári virtútem, ad cuius dedicándam sollemnitátem, vestram excitávit devotiónem.
R/. Amen.
Os conceda imitar su fortaleza, como ha suscitado vuestra devoción para dedicarle esta solemnidad.
R/. Amén.
Et partícipes vos ei in illa æternitáte reddat in múnere, cuius amabíliter vos hic præspicit celebráre sollemnitátem.
R/. Amen.
Y os haga partícipes de su premio en la eternidad, como os ve hoy con mirada bondadosa, al participar en esta fiesta.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva
Dómine Deus omnípotens, qui es vita et salus fidélium, quem ventúrum iúdicem crédimus verum, esto nobis propítius. Et qui hanc oblatiónem pro nostra nostrorúmque salúte, vel pro expiatióne nostrórum peccatórum, in honórem sancti mártyris N. tibi obtúlimus, misericórdiæ tuæ opem in nos diffúndi sentiámus. Ut qui iam refécti sumus ad mensæ tuæ convívium, dono tuo múneris cónsequi mereámur præmium sempitérnum.
R/. Amen.

Señor, Dios todopoderoso, que eres vida y salvación de los fieles: creemos que has de venir como juez verdadero. Sé propicio con nosotros, para que sintamos que el auxilio de tu misericordia se derrama sobre nosotros, que hemos ofrecido esta oblación por nuestra salvación y la de los nuestros, y por la expiación de nuestros pecados, en honor de tu santo mártir N.; y así, los que nos hemos alimentado en el banquete de tu mesa, merezcamos conseguir como don de tu generosidad, el premio eterno.
R/. Amén.

Per misericórdian tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se ofrecen (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum II (pp. 674-679) y del Liber Commicus II (pp. 216-218). Los textos bíblicos en español están tomados de la Sagrada Biblia, versión oficial de la Conferencia Episcopal Española. BAC, Madrid 2011. Las oraciones en español están tomadas de lexorandies.blogspots.com.

(Se recuerda que hasta la fecha no existe misal oficial en español).

2. Is 43,1-3a.4-5a; 44,2-4. N. de La Ermita.

3. Lc 19,12-27; 8,8b. N. de La Ermita.

 

 

Índice LiturgiaInicio página

© La Ermita. España MMXIII