La Ermita. Rito hispano-mozárabe

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios de la Misa Común de un Mártir - I

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe


 

Prælegendum / Canto de entrada Sal 20,6.5
Glóriam et magnum decórem impónes super eum, allelúia; et dabis eum in benedictiónem, in sæculum sæculi, allelúia, allelúia. Lo has vestido de honor y majestad, aleluya, le concedes bendiciones incesantes, aleluya, aleluya.
V/. Vitam pétiit a te, tribuísti ei longitúdinem diérum in ætérnum.
R/. In sæculum sæculi, allelúia.
V/. Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto in sæcula sæculórum. Amen.
R/. In sæculum sæculi, allelúia.
V/. Te pidió vida y se la has concedido, años que se prolongan sin término.
R/. Le concedes bendiciones incesantes, aleluya.
V/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
R/. Le concedes bendiciones incesantes, aleluya.

Inicio página

Oratio post Gloriam / Oración después del Gloria

Deus, qui es virtus indeféssa et Sanctórum inexpugnábile robur, tuam in Martýribus tuis constántiam præfer, inter quos et Sanctus martyr tuus N. patiéntia victríci nitéscit; tu ergo in eius agónibus laudántem Ecclésiam ámplia felicitáte perpétua, ut quæ fidéli devotióne honórat Mártyrem, párilem cum eo, te largiénte obtíneat sanctitátem.
R/. Amen.

Dios, tú eres la fuerza invencible y el vigor indestructible de los santos; muestra tu fidelidad en tus mártires, entre los que tu santo mártir N. resplandece por su paciencia vencedora; haz crecer pues con perenne felicidad a la Iglesia que te alaba, en medio de sus combates; para que honrando con toda devoción al santo mártir, obtenga de ti junto con él, la gloria de la santidad.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA

Prophetia / Profecía Eclo 14,1-2.22; 15,1-3. 4-6 (2)
Léctio libri Ecclesiástici.
R/. Deo grátias.
Lectura del libro del Eclesiástico.
R/. Demos gracias a Dios.
Hæc dicit Dóminus:

Beátus vir, qui non est lapsus verbo ex ore suo
et non est stimulátus in tristítia delícti.
Felix, quem non condémnat ánima sua,
et non excídit a spe sua.
Beátus vir, qui in sapiéntia morábitur
et qui in iustítia sua meditábitur
et in sensu cogitábit circumspectiónem Dei.

Qui timet Deum, fáciet hæc,
et, qui cóntinens est legis, apprehéndet illam;
et obviábit illi quasi mater honorificáta
et quasi múlier a virginitáte suscípiet illum.
Cibábit illum pane vitæ et intelléctus
et aqua sapiéntiæ salutáris potábit illum,
et firmábitur in illa et non flectétur
et exaltábit illum præ próximis suis
et in médio ecclésiæ apériet os eius
et adimplébit illum spíritu sapiéntiæ et intelléctus
et stola glóriæ véstiet illum;
iucunditátem et exsultatiónem thesaurizábit super illum
et nómine ætérno hereditábit illum.

R/. Amen.

Esto dice el Señor:

Dichoso el hombre que no peca con sus palabras
y no es atormentado por el remordimiento de los pecados.
Dichoso el hombre al que su conciencia no lo acusa,
que no pierde nunca su esperanza.
Dichoso el hombre que busca la sabiduría
y que discurre con inteligencia.

Así hará el que teme al Señor;
el que abraza la ley alcanza la sabiduría.
Como madre le saldrá al encuentro,
y como esposa virgen lo recibirá.
Le alimentará con pan de entendimiento
y le dará a beber agua de sabiduría.
Se apoyará en ella y no vacilará,
Lo levantará por encima de sus vecinos
y en medio de la asamblea le abrirá la boca.
Hallará en ella gozo y corona de alegría,
heredará nombre eterno.

R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación Sal 20, 4.2-3 (3)
Posuísti super caput eius corónam de lápide pretióso. Le coronaste con corona de oro puro.
V/. Super salutáre tuum, Dómine, exsultábit veheménter; desidérium ánimæ eius dedísti ei, et voluntáte labiórum eius non fraudásti eum.
R/. Corónam de lápide pretióso.
V/. Señor, el rey se regocija de tu fuerza, tu victoria lo colma de alegría. Todo lo que te pidió le concediste; no le negaste lo que sus labios te pedían.
R/. Con corona de oro puro.

Inicio página

Apostolus / Apóstol Gál 6,9-18
Epístola Pauli apóstoli ad Gálatas.
R/. Deo grátias.
Carta del Apóstol Pablo a los gálatas.
R/. Demos gracias a Dios.
Fratres:

Bonum autem faciéntes infatigábiles, témpore enim suo metémus non deficiéntes. Ergo dum tempus habémus, operémur bonum ad omnes, máxime autem ad domésticos fídei.

Vidéte quálibus lítteris scrípsi vobis mea manu.

Quicúmque volunt placére in carne, hi cogunt vos circumcídi, tantum ut crucis Christi persecutiónem non patiántur; neque enim, qui circumcidúntur, legem custódiunt, sed volunt vos circumcídi, ut in carne vestra gloriéntur.

Mihi autem absit gloriári, nisi in cruce Dómini nostri Iesu Christi, per quem mihi mundus crucifíxus est, et ego mundo.

Neque enim circumcísio áliquid est neque præpútium sed nova creatúra. Et quicúmque hanc régulam secúti fuérint, pax super illos et misericórdia et super Ísrael Dei.

De cétero nemo mihi moléstus sit; ego enim stígmata Iesu in córpore meo porto.

Grátia Dómini nostri Iesu Christi cum spíritu vestro.

 R/. Amen.

Hermanos:

No nos cansemos de hacer el bien, porque a su tiempo cosecharemos, si no desfallecemos. Por consiguiente, siempre que tengamos oportunidad, hagamos el bien a todos, y especialmente a los hermanos en la fe.

Fijaos con qué letras tan grandes os escribo de mi propia mano.

Los que os quieren obligar a circuncidaos lo hacen únicamente para quedar bien ante los demás y no ser perseguidos por causa de la cruz de Cristo. Ni los mismos circuncidados guardan la ley; pero quieren que vosotros os circuncidéis para presumir de que ellos os obligaron a hacerlo.

Yo, por mi parte, sólo quiero presumir de la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por la cual el mundo está crucificado para mí y yo para el mundo.

Da igual estar o no estar circuncidado. Lo que importa es ser un hombre nuevo. Paz y misericordia a todos los que vivan conforme a esta regla y al Israel de Dios.

Que en adelante nadie me haga sufrir más, que bastante tengo con llevar marcadas en mi cuerpo las señales de Jesús, el Señor.

Que la gracia de nuestro Señor Jesucristo esté con vosotros.

R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio Mt 16,24-26; Lc 9,26-27 (4)
Léctio sancti Evangélii secúndum Matthæeum.
R/. Glória tibi, Dómine.
Lectura del Santo Evangelio según san Mateo.
R/. Gloria a ti, Señor.
In illo témpore:
Dóminus noster Iesus Christus loquebátur discípulis suis dicens: «Si quis vult post me veníre, ábneget semetípsum et tollat crucem suam et sequátur me. Qui enim volúerit ánimam suam salvam fácere, perdet eam; qui autem perdíderit ánimam suam propter me, invéniet eam. Quid enim prodest hómini, si mundum univérsum lucrétur, ánimæ vero suæ detriméntum patiátur?

Nam qui me erubúerit et meos sermónes, hunc Dílius hóminis erubéscet, cum vénerit in glória sua et Patris et sanctórum angelórum. Dico autem vobis vere: Sunt áliqui hic stantes, qui non gustábunt mortem, donec vídeant regnum Dei».

R/. Amen.

En aquel tiempo:
Nuestro Señor Jesucristo habló a sus discípulos diciendo: «El que quiera venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. Porque el que quiera salvar su vida la perderá, pero el que pierda su vida por mí la encontrará. ¿Qué le vale al hombre ganar el mundo entero si pierde su vida?

Porque si alguien se avergüenza de mí y de mi doctrina, el hijo del hombre se avergonzará de él cuando venga con su gloria y con la del Padre y los santos ángeles. Os aseguro que hay algunos entre los aquí presentes que no morirán antes que venga el reino de Dios».

R/. Amén.

Inicio página

Laudes Sal 93,12
Allelúia. Aleluya.
V/. Beátus homo quem tu erudíeris, Dómine, et de lege tua docúeris eum.
R/. Allelúia.
V/. Dichoso el hombre a quien tú corriges, Señor, al que instruyes en tu ley.
R/. Aleluya.

Inicio página

Sacrificium / Canto del Ofertorio Dan 12,3; Sab 3,7-8
Fulgébit iustus sicut splendor firmaménti; sicut stellæ cæli dantes claritátem lucis, ita et iustus splendébit in perpétua æternitáte, allelúia. Los sabios brillarán como el fulgor del firmamento, y los que enseñaron a muchos la justicia, como las estrellas, por toda la eternidad, aleluya.
V/. Fulgébunt, et tamquam scintíllæ in arundinéto discúrrent; iudicábunt natiónes et dominabúntur pópulis, et regnábunt cum Dómino. V/. Los justos resplandecerán como chispas que prenden por un cañaveral; gobernarán naciones, someterán pueblos, y el Señor reinará sobre ellos eternamente.
R/. In perpétua æternitáte, allelúia. R/. Por toda la eternidad, aleluya.

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal
Largitórem ætérni múneris Deum, fratres caríssimi, súpplices implorémus, ut sacrifícium quod offérimus hódie in honórem mártyris sui N. propítius acceptáre dignétur; ac sic preces ómnium cleménter accípiat, ut ómnibus peccáta dimíttat.

Et qui præstare dignátus est eidem Martýri suo Deus Pater omnípotens olim victóriæ palmam; nunc quæsumus univérsis postuláta concédat, et ætérne vitæ præmia dignánter attríbuat.
R/. Amen.

Queridos hermanos, supliquemos con humildad a Dios, dador del premio eterno, que se digne aceptar el sacrificio que hoy ofrecemos en honor de su mártir N.; que acepte con clemencia nuestras oraciones de modo que perdone todos nuestros pecados.

Dios, Padre todopoderoso, que otorgó antaño a su santo mártir la palma de la victoria, nos conceda cuanto le pedimos ahora y nos confiera el galardón de la vida eterna.
R/. Amén.

Per misericórdiam ipsíus Dei nostri, qui est benedíctus et vivit et ómnia regit in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la misericordia del mismo Dios nuestro, que es bendito y vive y todo lo gobierna por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos
In honórem beatíssimi mártyris tui N. cuius hódie natálem glóriæ celebrámus, his maiestáti tuæ omnípotens Deus, láudibus serviéntes, sollémnia festa concínimus, súpplices te deprecántes, ut cuius méritis obséquimur, eius te propítio ac donánte, apud cleméntiam tuam semper précibus adiuvémur.
R/. Amen.
Dios todopoderoso, mientras ofrecemos a tu majestad las alabanzas que entonamos en esta fiesta en honor de tu bienaventurado mártir N., cuyo glorioso nacimiento para el cielo celebramos hoy, suplicamos con toda humildad a ti, favorable y generoso, que seamos auxiliados siempre por la intercesión de aquél cuyos méritos estamos celebrando.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspéctu sanctórum Apostolórum et Mártyrum, Confessórum atque Vírginum nómina recitántur.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos
Pietátem tuam pétimus, sempitérna Trínitas Deus, et sancti tui. N. venerántes agónem, súpplices implorámus, ut preces ómnium cleménter accípias, et ómnibus peccáta dimíttas. Atque ita tibi sit offeréntium devótio plácita, ut defunctis étiam réquies præstétur ætérna.
R/. Amen.
Al venerar el combate de tu santo N., Dios, Trinidad eterna, pedimos tu benevolencia y te imploramos humildemente que escuches nuestras plegarias y perdones todos nuestros pecados. Que la devoción de los oferentes te sea agradable para que los difuntos alcancen el descanso eterno.
R/. Amén.
Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos, por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz
Reple nos, Dómine, tuæ pacis et dulcédinis dono, ut qui in hoc die amabíliter mártyris tui. N. venerámur triúmphum, martyriáli perficiámus afféctu.

Et qui eidem Sancto tuo impéndimus obsequélæ honórem, eius précibus per te fructificémus in caritáte.
R/. Amen.

Cólmanos, Señor, con la gracia de tu paz y de tu dulzura, y haz que, venerando devotamente en este día el triunfo de tu mártir N., progresemos en el amor que él confirmó con su muerte.

Que quienes honramos a este santo con nuestras alabanzas obtengamos por su intercesión crecer en la caridad.
R/. Amén.

Præsta per auctórem pacis et caritátis Dóminum nostrum Iesum Christum, cum quo tibi est una et coæquális esséntia in unitáte Spíritus Sancti regnántis, Deus, in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Concédelo, Dios, por el autor de la paz y del amor, nuestro Señor Jesucristo, con el cual vives en una sola e igual esencia en la unidad del Espíritu Santo que reina, por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

  Inicio página

Illatio / Acción de gracias
Dignum et iustum est, æquum et salutáre est, te, inconfúsa Trínitas, et uníus esséntiæ indivísa maiéstas, Deum Patrem et Fílium et Spíritum Sanctum, fontem beatitúdinis ætérne laudáre, quem scimus nullíus servitútis obséquiis indigére.

Per quem, beatíssimus martyr tuus. N. erróres sæculi sapiéntia vicit, terróres patiéntia superávit; et idcírco tam magnum tamque magníficum est quod fecit.

Secútus quippe Agnum, leónem vicit. Quando persecútor sæviébat, leo fremébat. Sed quia Agnus sursum attendebátur, leo deórsum contemnebátur.

Ipse enim intuebátur qui mortem morte destrúxit, in ligno pepéndit, sánguinem fudit, mundum redémit.

Cui mérito omnes Ángeli et Archángeli non cessant clamáre cotídie, ita dicéntes:

Es justo y necesario, es en verdad nuestro deber y salvación, alabarte a ti, Trinidad sin confusión e indivisible majestad de una única esencia, Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, fuente de felicidad eterna, de quien sabemos que no necesitas muestras de servicio de nadie.

Por Cristo, tu bienaventurado mártir N. venció con sabiduría los errores del mundo, con paciencia superó el miedo y por eso fue tan grande y tan magnífico lo que hizo.

Siguió al Cordero y venció al león. Cuando el perseguidor se ensañaba, el león rugía. Pero cómo el Cordero ponía su esperanza en el cielo el león era despreciado en la tierra.

Es que contemplaba a aquél que destruyó la muerte con su muerte, estuvo clavado en el madero, derramó su sangre y redimió al mundo.

Con razón todos los ángeles y arcángeles no cesan de aclamar cada día diciendo así:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus

Vere sanctus, et vere benedíctus Dóminus noster Iesus Christus Fílius tuus.

Qui hodiérno die, ánimam sui testis N., devícto mundo, evéxit in cælum; ut quæ fúerat afflícta supplíciis, gáudiis fruerétur ætérnis. Et quæ domínicæ imitátrix exstíterat passiónis, cæléstis esset párticeps regni.

Huius proínde méritis, Deus summe, términum pone delíctis, et finem scándalis. Ut qui mártyris tui. N. veneratóres exsístimus, remótis adversitátibus, eius glóriæ partícipes éffici mereámur.

Christus Dóminus ac Redémptor ætérnus.

Santo y bendito es en verdad nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo.

Él hizo subir hoy al cielo el alma de su testigo N., después que hubo vencido al mundo; de modo que quien fue afligido por los tormentos pudiese gozar de las alegrías eternas; y aquél que imitó la pasión del Señor participe ahora en el reino celestial.

Por sus méritos, Dios altísimo, pon término a los delitos y fin a los escándalos. Que quienes veneramos a tu mártir N., superadas todas las adversidades, podamos tener parte en su gloria.

Cristo, Señor y Redentor eterno.

Inicio página

Post Pridie / Invocación
Hæc tibi, Dómine, tua servántes præcépta, in altáre tuum panis ac vini holocáusta propónimus, et in commemoratiónem sancti tui. N. suscépta pópuli tui per has oblatiónes, te iubénte, vota deférimus, non nostris méritis, sed obséquio suscépti offícii.

Rogántes profusíssimam tuæ misericórdiæ pietátem, omnípotens Deus, ut eódem spíritu, quo te in carne virgínitas incorrúpta concépit, has hóstias Trínitas indivísa sanctíficet.
R/.
Amen.

Señor, siguiendo tus mandamientos, hemos colocado sobre tu altar esta ofrenda de pan y de vino, y, en la conmemoración de tu santo N., junto con esta oblación, tal como dispusiste, te presentamos las oraciones elevadas por todo tu pueblo, no confiando en nuestros méritos sino por razón de nuestro oficio.

Te pedimos, Dios todopoderoso, por la inmensa bondad de tu misericordia, que la Trinidad indivisible santifique estas ofrendas por el mismo Espíritu que realizó tu encarnación en la virginidad intacta.
R/.
Amén.

Te præstánte, Dómine Iesu Christe, qui cum Patre et Spíritu Sancto, unus per ómnia Deus hæc ómnia nobis valde bona creas, sanctíficas, vivíficas ac præstas nobis, ut sint benedícta a te Deo nostro in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Concédelo, Señor Jesucristo, que con el Padre y el Espíritu Santo, eres un solo Dios, pues creas todas estas cosas para nosotros, y las haces tan buenas, las santificas, las llenas de vida, y nos las das, así bendecidas por ti, Dios nuestro, por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro
Cum in Ecclésia tua, Dómine, novérimus in memória ætérna esse iustum, non pro illíus, sed pro nostri commendatióne, hoc tibi offérimus holocáustum.

Peténtes, ut qui eius ánimam fecísti in passióne victrícem, nostrum votum effícias confessióne victórem. Quo eódem suffragánte, clamórem nostræ accípias vocis; quo iubénte, dícimus e terris:

Sabemos bien, Señor, que en tu Iglesia el recuerdo del justo será perpetuo, por esto te ofrecemos este sacrificio no tanto para su bien sino para el nuestro.

Te pedimos que así como le diste el triunfo en el combate hagas triunfar nuestros buenos deseos por esta celebración. Por su intercesión acoge el clamor de nuestra voz, que, siguiendo tus enseñanzas, dice desde la tierra:

Inicio página

Benedictio / Bendición
Christus Dóminus, qui mártyri suo N. patiéndi cóntulit votum, patiéntiam vobis tríbuat contra omnes illécebras vitiórum.
R/. Amen.
Cristo Señor, que infundió en su mártir N. la fuerza para sufrir, os conceda la paciencia necesaria contra los estímulos del pecado.
R/. Amén.
Et qui illi donávit perácta passióne, corónam, vobis cónferat, perácto luctámine mundi gáudia repromíssa.
R/. Amen.
Que quien, una vez superado el martirio, le concedió la corona, os otorgue, después del combate de esta vida, el gozo prometido.
R/. Amén.
Ut qui in hoc die tanti Mártyris ovántes sollémnia celebrátis, cum eódem post tránsitum, collocáti in cæléstibus sédibus, gaudeátis.
R/. Amen.
Que cuantos celebráis hoy tan solemnemente este gran mártir, después de vuestra muerte, podáis gozar junto a él de la felicidad del reino del cielo.
R/. Amén.
Per grátiam pietátis eius qui est benedíctus in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la gracia del amor de Aquél que es bendito por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva

Fac nos, Dómine, beatíssimi mártyris tui N. sequípedes; ut eius muníti suffrágio, respuámus fallácias dæmonum, cuius instrúcti patrocínio, videámus bona Dómini in regióne vivórum.
R/. Amen.

Señor, haznos seguidores de tu bienaventurado mártir N., de forma que, fortalecidos por su intercesión, rechacemos los engaños del demonio; y sostenidos por su patrocinio, veamos los dones del Señor en la región de los vivos.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se ofrecen (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum II (pp. 668-673) y del Liber Commicus II (pp. 213-215). Los textos bíblicos en español están tomados de la Sagrada Biblia, versión oficial de la Conferencia Episcopal Española. BAC, Madrid 2011. Las oraciones en español están tomadas de lexorandies.blogspots.com.

(Se recuerda que hasta la fecha no existe misal oficial en español).

2. Eclo 14,1-2.22; 15,1-3.4b-6. N. de La Ermita.

3. Sal 20, 4b.2-3. N. de La Ermita.

4. Mt 16,24-26a; Lc 9,26-27. N. de La Ermita.

 

 

Índice LiturgiaInicio página

© La Ermita. España MMXIII