La Ermita. Rito hispano-mozárabe

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios de la Misa Común de un Confesor

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe


 

Prælegendum / Canto de entrada Sal 126, 5; 111,2
Beátus vir, allelúia, qui implébit, allelúia desidérium suum, allelúia. Dichoso el hombre, aleluya, que llena, aleluya sus deseos, aleluya.
V/. Potens in terra semen eius, generátio rectórum benedicétur.
R/. Desidérium suum allelúia.
V/. Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto in sæcula sæculórum. Amen.
R/. Desidérium suum allelúia.
V/. Su linaje será poderoso en la tierra, la descendencia del justo será bendita.
R/. Sus deseos, aleluya.
V/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
R/. Sus deseos, aleluya.

Inicio página

Oratio post Gloriam / Oración después del Gloria
Confessóris tui beatíssimi N. ánnua recursióne, Dómine, memóriam sollémniter recoléntes, supérnæ grátiæ aspersióne locupléta.

Ut qui nunc festa devóto proséquimur anníssu, eius quoque pérpetum cleménti regántur et protegántur intúitu.
R/. Amen.

Envíanos, Señor, el rocío abundante de tu gracia en la solemne festividad de tu confesor N.

Guía con perpetua protección y ejemplo a cuantos le ofrecemos este devoto homenaje.
R/. Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA

Prophetia / Profecía Is 42,1-4
Léctio libri Isaíæ prophétæ.
R/. Deo grátias.
Lectura del libro del profeta Isaías.
R/. Demos gracias a Dios.
Hæc dicit Dóminus:

Ecce servus meus, suscípiam eum; eléctus meus, complácet sibi in illo ánima mea; dedi spíritum meum super eum, iudícium géntibus próferet.

Non clamábit neque vociferábitur, nec audiétur vox eius foris. Cálamum quassátum non cónteret et linum fúmigans non exstínguet; in veritátem próferet iudícium. Non languébit nec frangétur, donec ponat in terra iudícium; et legem eius ínsulæ exspéctant.

R/. Amen.

Esto dice el Señor:

Mirad a mi siervo, a quien sostengo: mi elegido, a quien prefiero. Sobre él he puesto mi espíritu, para que traiga el derecho a las naciones.

No gritará, no clamará, no voceará por las calles. La caña cascada no la quebrará, el pabilo vacilante no lo apagará. Promoverá fielmente el derecho, no vacilará ni se quebrará, hasta implantar el derecho en la tierra y sus leyes que esperan las islas.

R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación Sal 70,22-24a
Confitébor, tibi Dómine, in vasis psalmórum veritátem tuam; psallam tibi in cíthara, Deus, sancte Ísrael. Te daré gracias, Dios mío, con el arpa, por tu lealtad; tocaré para ti la cítara, Santo de Israel.
V/. Sed et lingua mea annuntiábit iustítiam tuam tota die laudem tuam.
R/. Psallam tibi in cíthara, Deus sancte Ísrael.
V/. Y mi lengua todo el día recitará tu auxilio, todo el día tu alabanza.
R/. Tocaré para ti la cítara, Santo de Israel.

Inicio página

Apostolus / Apóstol 1 Tim 6,7-14
Epístola Pauli apóstoli ad Timothéum prima.
R/. Deo grátias.
Lectura de la primera carta del Apóstol San Pablo a Timoteo.
R/. Demos gracias a Dios.
Caríssime:

Nihil intúlimus in mundum, quia nec auférre quid póssumus; habéntes autem aliménta et quibus tegámur, his conténti érimus. Nam qui volunt dívites fíeri, incídunt in tentatiónem et láqueum et desidéria multa stulta et nocíva, quae mergunt hómines in intéritum et perditiónem; radix enim ómnium malórum est cupíditas, quam quidam appeténtes erravérunt a fide et inseruérunt se dolóribus multis.

Tu autem, o homo Dei, hæc fuge; sectáre vero iustítiam, pietátem, fidem, caritátem, patiéntiam, mansuetúdinem. Certa bonum certámen fídei, apprehéende vitam æternam, ad quam vocátus es, et conféssus es bonam confessiónem coram multis téstibus.

Præcípio tibi coram Deo, qui vivíficat ómnia, et Christo Iesu, qui testimónium réddidit sub Póntio Piláto bonam confessiónem, ut serves mandátum sine mácula irreprehensíbile usque in advéntum Dómini nostri Iesu Christi.

R/. Amen.

Carísimos:

Sin nada vinimos al mundo y sin nada nos iremos de él. Teniendo qué comer y qué vestir nos basta.
En cambio, los que buscan riquezas, se enredan en mil tentaciones, se crean necesidades absurdas y nocivas, que hunden a los hombres en la perdición y la ruina.
Porque la codicia es la raíz de todos los males, y muchos, arrastrados por ella, se han apartado de la fe y se han acarreado muchos sufrimientos.

Tú, en cambio, hombre de Dios, huye de todo esto, practica la justicia, la religión la fe, el amor, la paciencia, la delicadeza. Combate el buen combate de la fe. Conquista la vida eterna a la que fuiste llamado, y de la que hiciste noble profesión ante muchos testigos. En presencia de Dios, que da la vida al universo, y de Cristo Jesús que dio testimonio ante Poncio Pilato: te insisto que guardes el Mandamiento sin mancha ni reproche, hasta la venida de Nuestro Señor Jesucristo.

R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio Lc 12,35-40
Léctio sancti Evangélii secúndum Lucam.
R/. Glória tibi, Dómine.
Lectura del Santo Evangelio según san Lucas.
R/. Gloria a ti, Señor.
In illo témpore:

Dóminus noster Iesus Christus loquebátur discípulis suis dicens:

«Sint lumbi vestri præcíncti et lucérnæ ardéntes, et vos símiles homínibus exspectántibus dóminum suum, quando revertátur a núptiis, ut, cum vénerit et pulsávérit, conféstim apériant ei. Beáti, servi illi, quos, cum vénerit dóminus, invénerit vigilántes.

Amen dico vobis, quod præcínget se et fáciet illos discúmbere et tránsiens ministrábit illis. Et si vénerit in secúnda vigília, et si in tértia vigília vénerit, et ita invénerit, beáti sunt illi. Hoc autem scitóte, quia, si sciret pater famílias, qua hora fur veníret, non síneret pérfodi domum suam. Et vos estóte paráti, quia, qua hora non putátis, Fílius hóminis venit».

R/. Amen.

En aquel tiempo:

Nuestro Señor Jesucristo habló a sus discípulos diciendo:

«Tened ceñida la cintura y encendidas las lámparas. Vosotros estad como los que aguardan a que su señor vuelva de la boda para abrirle, apenas venga y llame. Dichosos los criados a quienes el señor, al llegar, los encuentre en vela: os aseguro que se ceñirá, los hará sentar a la mesa y los irá sirviendo.

Y si llega entrada la noche o de madrugada, y los encuentra así, dichosos ellos. Comprended que si supiera el dueño de la casa a qué hora viene el ladrón, no le dejaría abrir un boquete. Lo mismo vosotros, estad preparados, porque a la hora que menos penséis, viene el Hijo del Hombre».

R/. Amén.

Inicio página

Laudes Sal 117,28; 110,1
Allelúia. Aleluya.
V/. Deus meus es tu, confitébor tibi; Deus meus es tu, exaltábo te.
R/. Allelúia.
V/. Confitébor tibi, Dómine, in toto corde meo; in consílio iustórum et congregatióne.
R/. Allelúia.
V/. Tú eres mi Dios, te doy gracias, Dios mío, yo te ensalzo.
R/. Aleluya.
V/.Doy gracias al Señor de todo corazón, en compañía de los rectos, en la asamblea.
R/. Aleluya.

Inicio página 

Sacrificium / Canto del Ofertorio Mt 10,32.39 (2)
Omnis qui me conféssus fúerit coram homínibus, dicit Dóminus, confitébor eum coram Patre meo, allelúia. Si uno se pone de mi parte ante los hombres, dice el Señor, yo también me pondré de su parte ante mi Padre del cielo, aleluya.
V/. Et quicúmque perdíderit ánimam suam propter me, in vitam ætérnam invéniet eam. V/. Y el que pierde su vida por mí, la encontrará para la vida eterna.
R/. Coram Patre meo, allelúia. R/. Ante mi Padre del cielo, aleluya.

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal
Diem hunc, dilectíssimi fratres, omni nobis veneratióne digníssimum, in quo beatíssimus conféssor N. quod corde crédidit, ore proféssus: ad ætérnam glóriam vocátus est, débitis láudibus honorémus, omnipoténtis Dei cleméntiam postulántes, ut, qui eum se confiténtem hódie íntulit in cælis, nos credéntes ac confiténtes se iustíficet a delíctis; ut, qui hodiérno die Confessóris venerámur sollémnia, ad confessiónis mereámur perveníre corónam.
R/. Amen.
Celebremos con las debidas alabanzas, hermanos queridos, este día, que para nosotros es digno de la mayor veneración, en el que nuestro preclaro confesor N., tras manifestar con los labios la fe que encerraba en su corazón, fue llamado a la gloria eterna.

Imploremos la clemencia de Dios omnipotente, para que, como hoy llevó a los cielos a su confesor, a nosotros, que creemos en él y lo proclamamos, nos libre de los pecados: y así, los que en este día veneramos la solemnidad de su confesor, podamos llegar a la gloria de la confesión.
R/. Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la misericordia del Dios nuestro Dios, que es bendito y vive y todo lo gobierna por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos
Deus, qui confessórum remúneras fidem, et confiténdi tibi præpáras voluntátem, oblátas tibi in hoc festo confessóris tui N. hóstias intuére, ut qui, eius memóriam faciéntes, nostra tibi confitémur delícta, Confessóris tui obténtu perducámur ad véniam.
R/. Amen.
Oh Dios, que premias la fe de tus confesores, y dispones su voluntad para confesarte; mira propicio las ofrendas que te ofrecemos en la festividad de tu confesor N.; así, los que celebrando su memoria, te confesemos nuestros pecados, obtengamos, por su medio, tu perdón.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspéctu sanctórum Apostolórum et Mártyrum, Confessórum atque Vírginum nómina recitántur.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos
Christe Dei Fílius, qui non víctima pásceris, sed puræ mentis confessióne placáris, offeréntium fac tibi acceptábile votum, et defúnctis dona consórtium beatórum; quo in huis confessóris tui N. commemoratióne, et confessiónes a te accepténtur vivéntium, et réquies concedátur spirítibus sepultórum.
R/. Amen.
Cristo, Hijo de Dios, que no gustas de las víctimas y te muestras propicio a la confesión del alma sencilla, acepta complacido nuestras ofrendas y otorga a los difuntos la compañía de los santos; de forma que en esta conmemoración de tu confesor N. reciba las confesiones de los que vivimos y concedas el descanso a las almas de los que ya están sepultados.
R/. Amén.
Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos, por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz
Deus qui confiténtium es coróna, dissidéntium périme iúrgia, dans ómnibus nobis ita pacis tuæ repléri ex múnere, sicut conféssor tuus N. confessiónis cláruit dignitáte.
R/. Amen.
Oh Dios, que eres el premio de los confesores, acaba con las intrigas de los disidentes, cólmanos a todos con el regalo de tu paz, como hiciste brillar a N. con el esplendor de la confesión.
R/. Amén.
Quia tu es vera pax nostra et cáritas indisrúpta, vivis tecum et regnas cum Spíritu Sancto, unus Deus, in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres nuestra paz verdadera caridad indivisible; tú que vives contigo mismo y reinas con tu Hijo y el Espíritu Santo un solo Dios, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

   Inicio página

Illatio / Acción de gracias
Dignum et iustum est nos tibi grátias agere, Dómine, sancte Pater æterne omnipotens Deus, per Iesum Christum Fílium tuum Dóminum nostrum, qui est coróna iustítiæ, arbor vitæ, palma victóriæ.

A quo Confessórum dirécta fides non discréta martýrio, sed uníta martyriáli promerétur decorári victória, cum etsi non sint adépti, fuso sánguine martýrii necem, non tamen sunt discréti a martýribus in virtúte, dum hostem quem illi pátula dimicatióne exsúperant, isti intérius calcant; et quem illi extérius per vúlnera apérta devíncunt, hunc isti intrórsus périmunt speciáliter, resisténtes et colluctántes advérsus príncipes tenebrárum, et illécebras aérium potestátum, ut temporále tribulatióne purgáti quod Mártyres sánguine hoc isti ex confessióne mereántur accípere.

Quod étiam hunc virum, vere beátum pleníssima egísse devotióne crédimus et fatémur, qui te diléxit in vita, ténuit in consciéntia, prædicávit doctrína. Confessórum rétinens gradum, confessiónis pervénit ad triúmphum, labiórum suórum confessióne, laudándo poténtiam Unigéniti Fílii tui, quem non erúbuit in córpore coram homínibus confitéri.

Ipsum Dóminum et Salvatórem nostrum, quem colláudant omnes Ángeli atque Archángeli, ita dicéntes:

Es digno y justo que te demos gracias, Señor Padre santo, Dios todopoderoso y eterno por Jesucristo, tu hijo, nuestro Señor, que es la corona de justicia, árbol de vida, palma de victoria. De quien la recta fe de los confesores, no separada del martirio, sino bien unida a él, alcanza la misma victoria de los mártires; porque aunque no hayan alcanzado la muerte martirial derramando su sangre, no se diferencian de los mártires en su fortaleza.

Pues al mismo enemigo que aquéllos vencen en lucha abierta, lo derrotan éstos en su interior. Y al que aquéllos vencen externamente, por sus heridas abiertas, le dan éstos muerte en su interior, resistiendo espiritualmente, y luchando contra el príncipe de las tinieblas y las acechanzas de las potestades del aire: de manera que, aquilatados en la tribulación temporal, lo que los mártires merecen por su sangre, lo alcancen éstos por su confesión.

Como creemos y confesamos que hizo con plena entrega este santo varón, que te amó toda su vida, te mantuvo en su conciencia y te predicó con su doctrina. Manteniéndose dentro del grado de los confesores, llegó al triunfo de la confesión, alabando el poder de tu unigénito Hijo, sin avergonzarse de dar la cara por él ante los hombres.

Al mismo Señor y Salvador nuestro, a quien alaban los ángeles y los arcángeles, diciendo:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus
Vere sanctus, pius et admirábilis es, Dómine Deus noster, qui hodiérno die, et confessóris tui N. ínnovas glóriam, et confiténtium éxcitas vota. Ut cum eídem qui tibi confessióne plácuit confiténtes obséquimur, nostrum pótius excitémus afféctum, dum quidquid illi impéndimus laudis, nostræ sit causa salútis.

Has ergo hóstias in tanti viri commemoratióne offeréntes, precámur, ut qui eius hoc die ánimam in confessióne tui nóminis suscepísti, nobis tríbuas voluntátem te veráciter confiténdi.

Per Christum Dóminum ac Redemptórem ætérnum.

Santo eres en verdad, piadoso y admirable, Señor y Dios nuestro, que en este día renuevas la gloria de tu Confesor N., y suscitas los buenos deseos de quienes también te confesamos. De forma que, al ofrecer nuestros obsequios al que agradó por su confesión, excitemos más todavía nuestros afectos y todas las alabanzas que le tributamos sean para nosotros causa de salvación.

Al ofrecerte, pues, estos dones en la conmemoración de tan excelso varón, te rogamos que, lo mismo que hoy recibiste su alma en la confesión de tu nombre, nos concedas a nosotros la voluntad de confesarte de verdad.

Por Cristo, Señor y redentor nuestro.

Inicio página

Post Pridie / Invocación
Confessóris tui N. memóriam faciéntes, qui te inter advérsa confitéri non déstitit, actu plácuit, oratióne quæsívit, perfectióne invénit; te quæsumus, te rogámus, ut his víctimis tibi ob honórem eius oblátis, cleménter illábi iubeas, et ex his suméntibus peccáta dimíttas, atque confessiónis grátia glorificándos attóllas.
R/.
Amen.
Celebrando la memoria de tu Confesor N., que no dejó de confesarte en las adversidaddes, te agradó con sus acciones, te buscó en la oración y te encontró en la santidad, te rogamos suplicantes que penetres profundamente con tu bendición estas ofrendas que te presentamos en su honor, perdones los pecados de quienes participemos de elas y nos eleves para ser glorificados por la gracia de la confesión.
R/.
Amén.
Te præstánte, sancte Dómine, quia tu hæc ómnia nobis indígnis servis tuis valde bona creas, sanctíficas, vivíficas, benedícis ac præstas nobis, ut sint benedícta a te Deo nostro in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Concédelo, Señor santo, pues creas todas estas cosas para nosotros, indignos siervos tuyos, y las haces tan buenas, las santificas, las llenas de † vida, las bendices y nos las das, así bendecidas por ti, Dios nuestro por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro
Christe Deus, qui per Apóstolum tuum oris confessiónem ad salútem prodésse dixísti, Confessóris tui précibus, cónsule nostræ salúti, ut cum ea quæ corde crédimus, ore proféssi fuérimus, a te exaudíri mereámur e terris: Cristo Dios, que dijiste por tu Apóstol que la confesión de boca aprovecha para la salvación, por la intercesión de tu Confesor, atiende a nuestra salvación, para que, al confesar en la boca lo que llevamos en el corazón, merezcamos ser oídos por ti desde la tierra:

Inicio página

Benedictio / Bendición
Dóminus Iesus Christus qui est confessórum remunerátio, confessóris sui N. suffrágio, vos sanctæ confessiónis muníficet dono.
R/. Amen.
Nuestro Señor Jesucristo que es el premio de los confesores, por la intercesión de su confesor N. os dote con el don de la santa confesión.
R/. Amén.
Detque vobis se confiténdi votum, qui éidem confessiónis cóntulit præmium.
R/. Amen.
Y os dé el deseo de confesarle, como a él le dio el premio de la confesión.
R/. Amén.
Ut tanti Confessóris imitándo exémplum, ad cæléste mereámini perveníre promíssum.
R/. Amen.
Para que imitando el ejemplo de tan gran confesor, merezcáis llegar al cielo prometido.
R/. Amén.
Per misericórdiam ipsíus Christi Dei nostri, qui cum Patre et Spíritu Sancto, unus Deus, vivit et regnat in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la misericordia del mismo Cristo, Dios nuestro, que con el Padre y el Espíritu Santo, un solo Dios, vive y todo lo gobierna, por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva
Tuam, clementíssime Pater, súpplices exorámus cleméntiam, ut hodiérna sollémnia quæ pro beatíssimi confessóris tui N. veneratióne suscépimus, ipse tibi comméndes.

Et sicut illi corónam sanctæ perfectiónis tribuísti, ita nobis, eius intercessióne, ómnium delictórum véniam et indulgéntiam largiáris.
R/. Amen.

Invocamos tu clemencia, Padre clementísimo, pidiéndote que recibas con agrado la solemnidad que hoy celebrado en honor de tu santo confesor N.

Y como a él le concediste la corona de la santa perfección, nos concedas a nosotros, pos su intercesión, el perdón y la indulgencia de todos nuestros delitos.
R/. Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito, y vives y todo lo gobiernas, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se ofrecen (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum II (pp. 709-713) y del Liber Commicus II (pp. 234-236). Los textos en español son los utilizados en la celebración anual de la Misa de San Leandro en el Convento de San Leandro (Sevilla).

(Se recuerda que hasta la fecha no existe misal oficial en español).

2. Mt 10,32.39b. N. de La Ermita.

 

 

Índice LiturgiaInicio página

© La Ermita. España MMIX