La Ermita. Rito hispano-mozárabe

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios de la Misa de san Ginés, mártir

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe


 

Prælegendum / Canto de entrada Sal 20,6-7; 111,1
Glóriam et magnum decórem impónes super eum, allelúia, et dabis eum in benedictiónem, in sæculum sæculi, allelúia, allelúia. Lo has vestido de honor y majestad, aleluya, le concedes bendiciones incesantes, aleluya, aleluya.
V/. Beátus vir qui timet Dóminum, in mandátis eius cupit nimis.
R/. In sæculum sæculi, allelúia, alellúia.
V/. Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto in sæcula sæculórum. Amen.
R/. In sæculum sæculi, allelúia, alellúia.
V/. Dichoso el hombre que teme al Señor, el que prefiere sus mandamientos.
R/. Bendiciones incesantes, aleluya, aleluya.
V/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
R/. Bendiciones incesantes, aleluya, aleluya.

Inicio página

Oratio post Gloriam / Oración después del Gloria

Magna est, Christe Dómine, mártyris tui Genésii constátia passiónis; ob hoc te quæsumus, ut nos, quos carnis imbecillitáte áspicis frágiles, et ópere iustífices, et grátia votórum exórnes; ut qui non habémus bonórum óperum fidúciam, susceptióne huius festivitátis remissiónem críminum capiámus optátam.
R/. Amen.

Cristo Señor, es grande la constancia en su pasión de tu mártir san Ginés, por eso te rogamos que justifiques nuestras obras y concedas nuestros deseos, ya que somos frágiles por la debilidad de la carne. Así los que no podemos confiar en nuestras buenas obras, por la celebración de esta festividad alcancemos la deseada remisión de nuestras culpas.
R/. Amén.
Per misericórdiam ipsíus Christi Dei nostri, qui cum Patre et Spíritu Sancto, unus Deus, vivit et regnat in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la misericordia del mismo Cristo, Dios nuestro, que con el Padre y el Espíritu Santo, un solo Dios vive y reina por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA

Prophetia / Profecía Sab 10,10-14.17-18
Léctio libri Sapiéntiæ.
R/. Deo grátias.
Lectura del libro de la Sabiduría.
R/. Demos gracias a Dios.
Fili:

Sapiéntia íustum dedúxit per vias rectas
et osténdit illi regnum Dei
et dedit illi sciéntiam sanctórum;
honestávit illum in labóribus
et complévit labóres illíus.

In avarítia circumveniéntium illum áffuit illi
et honéstum fecit illum.
Custódivit illum ab inimícis
et ab insidiántibus tutávit illum;
et post certámen forte bravíum dedit illi,
ut sciret quóniam ómnium poténtior est píetas.

Hæc vénditum íustum non derelíquit,
sed a peccáto liberávit eum;
descendítque cum illo in fóveam
et in vínculis non derelíquit illum,
donec afférret illi sceptrum regni
et poténtiam advérsus eos, qui eum deprimébant,
et mendáces osténdit, qui maculavérunt illum,
et dedit illi claritátem ætérnam.

Réddidit sanctis mercédem labórum suórum
et dedúxit illos in via mirábili
et fuit illis in velaménto diéi
et in luce stellárum per noctem.
Tránstulit illos per mare Rubrum
et transvéxit illos per aquam nímiam.

R/. Amen.

Hijo:

La sabiduría guió al justo por caminos rectos,
le mostró el reino de Dios
y le dio a conocer las cosas santas;
le dio prosperidad en sus trabajos
y multiplicó el fruto de sus esfuerzos.

Lo asistió contra la avaricia de sus opresores
y lo colmó de riquezas;
lo defendió de sus enemigos,
y lo protegió de los que lo acechaban;
y, tras duro combate, le concedió la victoria,
para que supiera que la piedad es más fuerte que todo.

Ella no desamparó al justo vendido José,
sino que lo libró de caer en pecado;
bajó con él a la cisterna
y no lo abandonó entre las cadenas,
hasta entregarle el cetro real
y el poder sobre sus tiranos;
demostró la falsedad de sus calumniadores
y le concedió una gloria eterna.

Dio a los fieles la recompensa por sus trabajos,
los condujo por un camino maravilloso,
fue para ellos sombra durante el día
y resplandor de estrellas por la noche.
Les abrió paso a través del mar Rojo
y los condujo a través de aguas caudalosas.

R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación Sal 111,7-8
In memória ætérna erit iustus, ab audítu malo non timébit. El recuerdo del justo será perpetuo. No temerá las malas noticias.
V/. Parátum est cor eius speráre in Dómino; confirmátum est, donec vídeat inimícos suos.
R/. Ab audítu malo non timébit.
V/. Su corazón está seguro en el Señor, sin temor, aunque vea delante a sus enemigos.
R/. No temerá las malas noticias.

Inicio página

Apostolus / Apóstol Gál 3,5-12
Epístola Pauli apóstoli ad Gálatas.
R/. Deo grátias.
Carta del apóstol Pablo a los gálatas.
R/. Demos gracias a Dios.
Fratres:

Qui ergo tríbuit vobis Spíritum et operátur virtútes in vobis, ex opéribus legis an ex audítu fidei?

Sicut Ábraham crédidit Deo, et reputátum est ei ad iustítiam.
Cognóscitis ergo quia qui ex fide sunt, hi sunt fílii Ábrahæ. Próvidens autem Scriptúra quia ex fide iustíficat gentes Deus, prænuntiávit Ábrahæ: «Benedicéntur in te omnes gentes».

Ígitur, qui ex fide sunt, benedicúntur cum fidéli Ábraham.  Quicúmque enim ex opéribus legis sunt, sub maledícto sunt; scriptum est enim: «Maledíctus omnis, qui non permánserit in ómnibus, quæ scripta sunt in libro legis, ut faciat ea».

Quóniam autem in lege nemo iustificátur apud Deum maniféstum est, quia iustus ex fide vivet; lex autem non est ex fide, sed, qui fécerit ea, vivet in illis.

 R/. Amen.

Hermanos:

El que os concede el Espíritu y obra prodigios entre vosotros, ¿lo hace por las obras de la ley o por haber escuchado con fe?

Lo mismo que Abrahán: creyó a Dios, y le fue contado como justicia.
Reconoced, pues, que hijos de Abrahán son los de la fe. En efecto, la Escritura, previendo que Dios justificaría a los gentiles por la fe, le adelantó a Abrahán la buena noticia de que «Por ti serán benditas todas las naciones».

Así pues, los que viven de la fe son bendecidos con Abrahán el fiel. En cambio, cuantos viven de las obras de la ley están bajo maldición, porque está escrito: «Maldito quien no se mantenga en todo lo escrito en el libro de la ley, cumpliéndolo».

Que en el ámbito de la ley nadie es justificado resulta evidente, pues el justo por la fe vivirá; en cambio, la ley no procede de la fe, sino que quien los cumpla vivirá por ellos.

R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio Mt 16,24-26; Lc 9,26-27 (2)
Léctio sancti Evangélii secúndum Matthæeum.
R/. Glória tibi, Dómine.
Lectura del santo Evangelio según san Mateo.
R/. Gloria a ti, Señor.
In illo témpore:

Dóminus noster Iesus Christus loquebátur discípulis suis dicens:

«Si quis vult post me veníre, ábneget semetípsum et tollat crucem suam et sequátur me. Qui enim volúerit ánimam suam salvam fácere, perdet eam; qui autem perdíderit ánimam suam propter me, invéniet eam. Quid enim prodest hómini, si mundum univérsum lucrétur, ánimæ vero suæ detriméntum patiátur?

Nam qui me erubúerit et meos sermónes, hunc Dílius hóminis erubéscet, cum vénerit in glória sua et Patris et sanctórum angelórum. Dico autem vobis vere: Sunt áliqui hic stantes, qui non gustábunt mortem, donec vídeant regnum Dei».

R/. Amen.

En aquel tiempo:

Nuestro Señor Jesucristo hablaba con sus discípulos y les decía:

«El que quiera venir en pos de mí que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Porque quien quiera salvar su vida, la perderá; pero el que la pierda por mí, la encontrará. ¿Pues de qué le servirá a un hombre ganar el mundo entero, si pierde su alma? ¿O qué podrá dar para recobrarla?

Pues si uno se avergüenza de mí y de mis palabras, también el Hijo del hombre se avergonzará de él cuando venga en su gloria, en la del Padre y en la de los ángeles santos. Pues de verdad os digo que hay algunos de los aquí presentes que no gustarán la muerte hasta que vean el reino de Dios».

R/. Amén.

Inicio página

Laudes Sal 118,86
Allelúia. Aleluya.
V/. Iníqui persecúti sunt me, Dómine; auxiliáre mihi, Deus meus, et líbera me.
R/. Allelúia.
V/. Los inicuos me persiguen, Señor, protégeme, Dios mío, y líbrame.
R/. Aleluya.

Inicio página

Sacrificium / Canto del Ofertorio Sal 115,16-17.10
Ego servus tuus et fílius ancíllæ tuæ; dirupísti víncula mea, tibi sacrificábo sacrifícium laudis, allelúia. Yo soy tu siervo, hijo de tu esclava, rompiste mis cadenas, te ofreceré un sacrificio de alabanza, aleluya.
V/. Crédidi, propter quod locútus sum, ego autem humilitátus sum nimis.
R/.
Ttibi sacrificábo sacrifícium laudis, allelúia.
V/. Tenía fe aún cuando dije: ¡Que desgraciado soy!
R/. Te ofreceré un sacrificio de alabanza, aleluya.

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal

Fide pleni, spe robústi, voto álacres, caritáte fervéntes, prædicémus Genésii mártyris victóriæ glóriam.
Qui grátia Christi Dómini et Salvatóris nostri præveniénte respéctus, et intérius se monéntem audívit et extérius iubéntem sibi contémpsit; cum in stúdio milítiæ sæculáris exceptóris functus offício, non eum qui mortífera, sed eum qui vitália præcépta iubébat audivit; manum divíno pórrigens óperi, et audítum suo præparans Conditóri.

Huius ígitur exémplo reformári nos nostro cupiéntes Artífici, cum his víctimis omnipoténti Dómino supplicántes, et Mártyris concinámus glóriam, et nostrórum scélerum reserámus occúlta.
Dabit profécto ille quidquid a nobis fúerit in confessióne rogátus, qui prædíctum Mártyrem prævénit étiam non quæsítus.

R/.
Amen.

Llenos de fe, fuertes por la esperanza, animosos por el deseo, anunciemos la gloria de la victoria del mártir Ginés.
El cual, prevenido por la gracia de Cristo, Señor y Salvador nuestro, escuchó al que le avisaba interiormente y despreció al que le mandaba exteriormente; en el ejercicio de la milicia secular, desempeñando el oficio de escribano, escuchó no al que proponía preceptos de muerte sino al de los que llevan a la vida; puso mano a la obra de Dios y dispuso su oído al Creador.

Deseando pues reformarnos para nuestro Creador siguiendo su ejemplo, cantemos la gloria del Mártir y confesemos nuestras faltas ocultas, al ofrecer este sacrificio a Dios omnipotente.
Aquel que previno a nuestro Mártir en lo que no había pedido, nos dará cuanto le pidamos en la confesión.
R/. Amén.

Præstánte ipsíus misericórdia Dei nostri, qui cum Deo Patre et Sancto Spíritu, unus Deus, gloriátur in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Por la misericordia del mismo que es nuestro Dios, que con el Padre y el Espíritu Santo, un solo Dios, es glorificado por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos

Quid dignum tuæ cleméntiæ, Dómine Deus, pro tam gloriosíssimi mártyris tui Genésii offérri ab ínfimis celebránda póterit dignitáte?
Nisi ipse castrórum tuórum victoriosíssimus miles tam triúmphi sui non ímmemor mérito, quam supplicántium constríctus obséquio, quas placére tibi óptime comprobávit, íngerat laudes
Qui speciális grátiæ tuæ largitáte prævéntus, prius te méruit inveníre, quam quærere; prius pótuit diábolum víncere, quam, bellándi arte calcáre; prius pro te ánimam pónere, quam ipsíus fídei rudiménta subíre.
In quo anticipátum est perfectióne quod fúerat curréndum per órdinem.
Cui prius moriéndi pro te insinuásti desidérium, quam revelásses baptísmi sacraméntum.
Quem prius voluísti litáre sánguinis tui víctimam, quam sacerdótis auscultáre doctrínam.

Unde quis nostrum comprehéndere pusíllus sensu præváleat, quanta illi apud te máneat glória, cui tanta in hoc sæculo fidélium tuórum desérviat obsequélla?
Quique timórem mortis spíritus tui veheméntia supergréssus, ita huic mundo eiúsque illecebrósis renuntiárat pompis, ut Príncipum quorum temporáliter cruéntis subiacébat impériis, libérrime dedignátus sit supérfluis parére præcéptis.
Mérito ígitur, dum baptísmi inter médios lictóres expéteret grátiam, consummátam obtínuit, sui sánguinis sanctificátus ablutióne, corónam.
Sed nec défuit martýrio, quod ínerat in voto.

Pro quibus donis ac benefíciis tuis, et laudum tibi vota persólvimus, et nostrórum scélerum ábdita publicámus; poscéntes tuæ pietátis cleméntiam, ut qui, cum baptísmo sui sánguinis ablútum assumpsísti in cælos, nos lacrimárum ablutióne éluas a delíctis.
R/. Amen.

Señor Dios, ¿qué podemos ofrecer a tu clemencia, nosotros, pobres, para celebrar dignamente a tu glorioso mártir san Ginés?
Él, soldado victoriosísimo de tus ejércitos, no olvidadizo por razón de su triunfo, sino movido por el fervor de los que le suplican, presentará las alabanzas que sabe que te agradan.
Él, prevenido por una especial gracia de tu generosidad, obtuvo poder alcanzarte antes de buscarte; pudo vencer al diablo, antes de abrazar el arte de la guerra; entregar su vida por ti antes de iniciarse en los rudimentos de la misma fe.
Se adelantó a llegar a la perfección en lugar de recorrer el camino del modo acostumbrado.
Le insinuaste el deseo de morir por ti antes de que le revelases el sacramento del bautismo.
Quisiste que ofreciese el sacrificio de su propia sangre antes de recibir las enseñanzas del sacerdote.

Por eso, ¿quién de nosotros podrá comprender un poco la grandeza de la gloria que le espera junto a ti, quien en esta vida tan grandes cosas muestra a la devoción de tus fieles?
Él, por la fuerza de tu Espíritu, superó con creces el temor de la muerte, hasta el punto de renunciar a este mundo y a todas sus peligrosas ventajas, y dejar de responder generosamente a los mandatos inútiles de los príncipes bajo cuyas crueles órdenes estaba sometido temporalmente.
Con toda razón, mientras pedía la gracia del bautismo estando entre los guardias, santificado por el baño de su sangre obtuvo la corona perfecta.
No le faltó el martirio que estaba implícito en su deseo.

Por todos tus grandes dones y beneficios, te alabamos y confesamos abiertamente nuestros pecados, solicitando de tu benevolencia que así como le hiciste subir a los cielos limpio por el bautismo de su sangre, nos purifiques de nuestros delitos con el baño de las lágrimas.
R/. Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspéctu sanctórum Apostolórum et Mártyrum, Confessórum atque Vírginum nómina recitántur.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos

Tuam, Dómine, in hac mártyris tui Genésii sollemnitáte, glóriam prædicámus, quem et fídei índicem et consummatórem victóriæ idem martyr proméruit inveníre.
Qui prius fídei voto quam regeneratiónis præditus sacraménto, te unum et verum, cultóris dæmonum dando repúdium, assecútus est Deum.

Acclínes te ígitur précibus implorámus, ut hæc inspiráta a te nostrórum ómnium vota subsequátur misericórdia tua; faciásque, ut quos prævenísti credulitáte ætérna remúneres ex mercéde; huius mártyris suffrágio prævéniens defúnctos ad réquiem, cuius cor prævéntum est prius fide quam baptismátis tinctióne.
R/. Amen.

Proclamamos tu gloria, Señor, en esta solemnidad de tu mártir san Ginés, que con su pasión ha merecido ser testigo de la fe y ha alcanzado la victoria.
Adornado con el deseo de la fe y antes de haber recibido el sacramento de la regeneración, se acercó a ti, Dios único y verdadero, rechazando a los que servían a los demonios.

Humildemente te rogamos con nuestras plegarias que tu misericordia acompañe a nuestros deseos inspirados por ti; y a quienes has concedido la fe puedas recompensar con el premio eterno; que la intercesión de este mártir, cuyo corazón obtuvo la fe antes del baño bautismal, obtenga el descanso de los fieles difuntos.
R/.
Amén.

Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum, ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos, por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz

Unigénite Dei Fílius, ex cuius látere duo illa mirífica sacraménta sánguinis scílicet et aqua fluxérunt, quæ huic Genésio mártyri tuo ad susceptiónem regeneratiónis colláta sunt; cum non solum Rhódani undis ablúitur, sed étiam sánguinis sui effusióne novátur; précibus ut adsis, quæsumus, supplicántium.

Da regenerátis nobis vitam sine crímine dúcere, scándalis carére, innovári tuæ dulcédinis ubertáte; quo baptísmum quod in peccatórum ablutióne suscépimus, in pace quæ tu es, inviolabíliter conservémus.
R/. Amen.

Unigénito Hijo de Dios, de cuyo costado brotaron los dos admirables sacramentos de la sangre y del agua, que fueron concedidos a tu mártir san Ginés para obtener la regeneración; pues no sólo fue lavado por las aguas del Ródano sino que fue renovado al derramar su sangre.

Atiende las plegarias de los que te suplican y concede a quienes hemos sido regenerados vivir sin ofenderte, evitar el mal y ser renovados por la abundancia de tu bondad; que conservemos, en la paz que tú eres, el bautismo que recibimos para el perdón de los pecados.
R/. Amén.

Quia tu es vera pax nostra et cáritas indisrúpta, vivis tecum et regnas cum Spíritu Sancto, unus Deus, in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Porque tú eres nuestra paz verdadera, caridad indivisible; tú, que vives contigo mismo y reinas con el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

  Inicio página

Illatio / Acción de gracias

Dignum et iustum est nos tibi grátias ágere, Dómine, sancte Pater, ætérne omnípotens Deus, in honóre sanctórum tuórum; sed præcípue in sancti ac beatíssimi mártyris tui Genésii, cuius hódie gloriósam de mundi hoste victóriam universális Ecclésia festa exsultatióne concélebrat.
Qui adhuc catechúmenus, et necdum mystériis undæ salutáris ablútus, sacrílegi commilitónis milítiam detéstans, innocéntibus ceris nefária edícta nequáquam passus imprímere, cruéntas ímpio ex ore senténtias réspuit, manu repudiávit, audítu refúgit offício, et piam déxteram ab excipiéndo tamquam sacrificándo retráxit, et annotáre ceris sacrílega verba mens Deo devóta contrémuit.
Qui, incumbénte persecutiónis mole, insequéntibus minístris diáboli, ánimum cælo præparans, corpus Rhódano dedit, tamquam Iordánis in eo sacraméntum requírens, et ulterióri ripæ mártyrem portans, ut illam sánguine, hanc córpore illustráret.

Sic itáque replétus grátia tua, Dómine, fidéli spíritu fídei institúta prævéniens, nondum baptísmum consecútus, inter ipsa est religiónis princípia consecrátus; necdum manifestátis sibi Dei légibus, et iam Deo plenus.
Nondum sacramentórum cónscius, et in sacrifícium iam ipse præeléctus; necdum libertáti donátus, et iam pro Deo testis assúmptus.
Nondum pública professióne vocátus ad grátiam, et iam raptus est ad corónam.

Prius enim adoptátus est, quam renátus; nondum quidem undam fontis ingréssus, sed egrésso de se fonte perfúsus.
Ablúitur sánguine, regenerátur morte; damnatióne absólvitur, gládio consecrátur.
Felix qui tali baptísmo méruit baptizári, per quod et originále peccátum deléret, et nunquam amítteret quidquid cruóre huiúsmodi condonáret, nec ulla culpa in pósterum maculáret, quod semel sánguinis unda dilúerat.
Qui in se óstium peccatórum fide clausit, fide damnávit; quique in se per undam sánguinis gemináto múnere baptísmi sacraménta complévit, qui non tinctus est fonte, sed ablútus est passióne.

Donánte Dómino nostro Iesu Christo, quem colláudant omnes Ángeli atque Archángeli, una voce dicéntes:

Es justo y necesario darte gracias, Señor, Padre santo, Dios omnipotente y eterno, al honrar a tus santos; pero sobre todo al recordar al bienaventurado santo y mártir Ginés, en este día en que la Iglesia universal celebra con alegría su victoria sobre el enemigo del mundo.
Siendo aún catecúmeno y antes de participar en el sacramento del baño salvador, rechazando la milicia del compañero impío, no aceptó escribir en la cera virgen los edictos nefastos, rechazó las palabras de una boca impía, retiró su mano y se negó a escuchar, y su piadosa derecha se retiró como de un sacrificio antes de imprimir en la cera las palabras impías pues su mente puesta en Dios se conmovió.
Al declararse el peso de la persecución, al perseguirle los ministros del diablo, para preservar el alma para el cielo entregó su cuerpo al Ródano, como si fuese el Jordán, buscando en él el sacramento; llevando el mártir a la otra orilla para honrarla, a una con la sangre y a la otra con el cuerpo.

Así, Señor, lleno de tu gracia, anticipándose con su espíritu fiel a las instituciones de la fe, no habiendo aún recibido el bautismo fue consagrado en los rudimentos de la religión; no habiendo conocido aún las leyes de Dios, estaba ya lleno de Dios.
Aún no era consciente de los sacramentos y ya estaba predispuesto para el sacrificio; aún no había alcanzado la libertad y ya había sido escogido como testigo de Dios.
Aún no había sido llamado públicamente a la gracia y ya había sido arrebatado para recibir la corona.

Fue adoptado antes de renacer; no había entrado en el agua de la fuente, pero fue bañado por la corriente que salió de él.
Fue lavado con la sangre, regenerado con la muerte; libre de toda condena, es consagrado por la espada.
Dichoso el que mereció ser bautizado con semejante bautismo, que le limpió del pecado original; nunca perdería lo que redimió tal sangre, ni nunca ninguna culpa podría mancharle.
Él cerró por la fe la puerta de los pecados; él llevó a cabo en su mismo al recibir el baño de sangre el sacramento del bautismo, pues no fue bañado en la fuente bautismal sino limpiado con su muerte.

Concediéndolo nuestro Señor Jesucristo, al que alaban todos los ángeles y los arcángeles diciendo unánimes:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus

Vere sanctus, vere benedíctus Dóminus noster Iesus Christus Fílius tuus, quem prædíctus Martyr ádiit fide, quæsívit ex ópere, assecútus est passióne.

Hic ígitur te, Deus Pater, pro nobis obtíneat, cum rogáverit, qui donum fídei priúsquam te postuláret accépit.

Quia tu es Dómine ac Redémptor ætérnus.

Santo y bendito es en verdad nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, al que este santo Mártir se acercó por la fe, lo buscó con sus obras y lo alcanzó con su pasión.

Él, que recibió el don de la fe antes de que te lo pidiese, Dios Padre, cuando te lo pida que lo obtenga para nosotros.

Porque tú eres Señor y Redentor eterno.

Inicio página

Post Pridie / Invocación

Confitémur nómini tuo, Dómine, gémino vocis ac cordis obséquio, celebrántes grátiam pro triúmphis mártyris tui Genésii.
Qui perfíciens in infirmitáte virtútem, ætérnam vitam prius lavácro sánguinis quam regeneratiónis accépit; non adoptátus baptísmate, sed assúmptus; non admiscéndus neophytórum turbis, sed consórtiis angelórum.

Huius ígitur intercessiónibus exáudi nos, et adésto, Dómine, benedictúrus his oblatiónibus nostris; ut te, quem in sanctis cólimus, per sanctos tuos interpelláre mereámur.
R/.
Amen.

Alabamos tu nombre, Señor, con el doble gesto de la palabra y del corazón, al celebrar tu favor en el triunfo de tu mártir san Ginés.
Él, consumando en la debilidad la fuerza, recibió la vida eterna con el baño de sangre antes del de la regeneración; no fue adoptado en el bautismo sino asumido; no se unió a la multitud de los neófitos sino a la compañía de los ángeles.

Escúchanos, Señor, por su intercesión, y dígnate bendecir este nuestro sacrificio; al honrarte en los santos, concédenos la intercesión de tus santos.
R/.
Amén.

Præsta, Pater ingénite, per Unigénitum tuum, Dóminum nostrum Iesum Christum, per quem tu hæc ómnia nobis indígnis servis tuis valde bona creas, sanctíficas, vivíficas ac præstas nobis, ut sint benedícta a te Deo nostro in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Concédenoslo, Padre sin principio, por tu Unigénito, Jesucristo, nuestro Señor, por quien creas todas estas cosas para nosotros, indignos siervos tuyos, y las haces tan buenas, las santificas, las llenas de vida, las bendices y nos las das, así bendecidas por ti, Dios nuestro, por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro
Deus, qui noléntes prævenis fide, atque credéntes, subsequéndo facis non frustra te credidísse; quique beatíssimum Genésium prius grátia prævenísti dulcédinis, quam regeneratióne baptismátis; te supplíciter deprecámur, ut iam præveniámur possímus tuis, quo ad te fiduciáliter possímus clamáre e terris: Dios, tú te adelantas con la fe a los que se resisten, y al acompañar a los creyentes haces que no creyeran en vano; a san Ginés le previniste con la dulzura de la gracia antes de la regeneración del bautismo; te pedimos humildemente que nos prevengas con tu misericordia para que podamos invocarte confiadamente desde la tierra:

Inicio página

Benedictio / Bendición

Grátia Christi, qui beatíssimum Genésium mártyrem prævénit fide, vos subsequátur in múnere.
R/. Amen.

Que la gracia de Cristo, que previno con la fe al bienaventurado mártir Ginés, os acompañe en vuestra vida.
R/. Amén.

Et qui illum aquis Rhódani origináli solvit a vinculo, vos huius cálicis vivíficet sacraménto.
R/.
Amen.

Que quién le liberó del vínculo original con las aguas del Ródano, os vivifique con el sacramento de este cáliz.
R/. Amén.

Atque qui illum fluviáli consecrávit ex gúrgite, vos mundiáli non súbruat tempestáte.
R/. Amen.

Que quien le consagró con las corrientes del río no permita que os venza el temporal del mundo.
R/. Amén.
Per misericórdian tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva
Sit Dómine, præcedénte et oránte mártyre tuo Genésio, in nobis fámulis tuis, ita te amándi prompta volúntas, ut in nullo impédiat carnis infírmitas; sicque, eódem docénte, a nobis calcétur mundi cupíditas, ut eódem intercedénte pervéniat ad victóriam caritátis.
R/. Amen.

Que tu mártir san Ginés nos preceda, Señor, y ore por nosotros para que nuestra voluntad esté dispuesta a amarte de tal modo que nuestra debilidad no sea un impedimento; que él nos enseñe a superar las pasiones del mundo, de modo que nos anteceda para alcanzar la victoria de la caridad.
R/. Amén.

Per misericórdian tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se ofrecen (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum II (pp. 507-515) y del Liber Commicus II (pp. 169-171). Los textos bíblicos en español están tomados de la Sagrada Biblia, versión oficial de la Conferencia Episcopal Española. BAC, Madrid 2011. Las oraciones en español están tomadas de lexorandies.blogspots.com.

(Se recuerda que hasta la fecha no existe misal oficial en español).

2. Mt 16,24-26a; Lc 9,26-27. N. de La Ermita.

 

 

Índice LiturgiaInicio página

© La Ermita. España MMXIV