Rito Hispano-mozárabe

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios del Domingo VI de Adviento (Año I)

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe


  Prælegendum / Canto de entrada
Annus primus / Año I Ap 4,8; Sal 49,3
Sanctus Dóminus Deus omnípotens; qui erat et est et ventúrus est, allelúia, allelúia. Santo es el Señor Dios todopoderoso, el que era, el que es, el que viene, aleluya, aleluya.
V/. Deus maniféste véniet, Deus noster, et non silébit.
R/. Qui erat et est et ventúrus est, allelúia, allelúia.
V/. Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto in sæcula sæculórum. Amen.
R/. Qui erat et est et ventúrus est, allelúia, allelúia.
V/. Viene nuestro Dios resplandeciente y no callará. 
R/. El que era, el que es, el que viene, aleluya, aleluya.
V/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
R/. El que era, el que es, el que viene, aleluya, aleluya.

Inicio página

Post gloriam / Oración después del Gloria
Deus, qui per angélicos choros advéntum Fílii tui, Dómini nostri Iesu Christi, annuntiáre voluísti, qui per angelórum præcónia «Glória in excélsis Deo et in terra pax homínibus bonæ voluntátis» acclamántibus demonstrásti; concéde, ut in huius domínica resurrectiónis festivitáte pax terris réddita convaléscat et fratérnæ dilectiónis cáritas innováta permáneat.
R/. Amen.
Oh Dios, que quisiste anunciar por coros angélicos la venida de tu Hijo, Jesucristo nuestro Señor, y lo manifestaste con el pregón de los ángeles que aclamaban: «Gloria a Dios en las alturas y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad»; concédenos, en esta celebración de la resurrección del Señor, que la paz, por ti devuelta a los pueblos, se incremente y que el amor fraterno, por ti restaurado, se mantenga.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA

Prophetia / Profecía
Annus primus / Año I Is 35,1-10
Léctio libri Isaíæ prophétæ.
R/. Deo grátias.
Lectura del libro del profeta Isaías.
R/. Demos gracias a Dios.
Hæc dicit Dóminus:
«Læténtur desérta et ínvia, et exsúltet solitúdo et flóreat quasi lílium.
Gérminet et exsúltet lætabúnda et laudans.
Glória Líbani data est ei, decor Carméli et Saron; ipsi vidébunt glóriam Dómini, maiestátem Dei nostri.

Confortáte manus dissolútas et génua debília roboráte.
Dícite pusillánimis: Confortámini, nólite timére, ecce Deus vester, últio véniet, retribútio Dei; ipse véniet et salvábit vos.

Tunc aperiéntur óculi cæcórum, et aures surdórum patébunt.
Tunc sáliet sicut cervus claudus, et exsultábit lingua mutórum, quia erúmpent in desérto aquæ,
et torréntes in solitúdine.
Et terra árida erit in stagnum, et sítiens in fontes aquárum; in cubílibus, in quibus dracónes habitábant, erit locus cálami et iunci.

Et erit ibi sémita et via; et via sancta vocábitur: non transíbit per eam pollútus; et erit eis dirécta via, ita ut stulti non errent per eam.
Non erit ibi leo, et rapax béstia non ascéndet per eam nec inveniétur ibi; et ambulábunt, qui liberáti fúerint, et redémpti a Dómino reverténtur.
Et vénient in Sion cum laude, et lætítia sempitérna super caput eorum: gáudium et lætítiam obtinébunt, et fúgiet mæror et gémitus».

R/. Amen.

Esto dice el Señor:
«Que se alegren el desierto y la tierra seca, que se regocije la estepa y que florezca, que dé flores como el narciso, que salte de alegría.
Pues se le ha dado la gloria del Líbano, el esplendor del Carmelo y de Sarón; y se verá la gloria del Señor, el esplendor de nuestro Dios.

¡Fortaleced las manos lánguidas, afirmad las rodillas vacilantes!
Decid a los pusilánimes: ¡Ánimo, no temáis! Mirad, es vuestro Dios; ya viene la venganza, la revancha de Dios; viene él mismo a salvaros.

Entonces se abrirán los ojos de los ciegos, y los oídos de los sordos se abrirán.
Saltará el cojo como un ciervo, la lengua del mudo gritará de júbilo, porque en el desierto
brotarán corrientes de agua, y torrentes en la estepa; la tierra ardiente se trocará en estanque, el suelo sediento en hontanar de aguas; y el cubil donde yacían los chacales se volverá verdor de cañas y de juncos.

Habrá allí un camino allanado, se le llamará la vía santa; ningún impuro pasará por él, ni a él irán a parar los insensatos.
Ya no habrá allí león, ni bestia feroz pondrá los pies; sólo los redimidos caminarán por él.
Por él volverán los liberados del Señor, llegarán a Sión entre gritos de júbilo, una alegría eterna transformará su rostro; júbilo y alborozo les acompañarán, pena y llanto habrán huido».

R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación
Annus primus / Año I Sal 71,3-4.1
Suscípiant, Dómine, montes et colles pópulo tuo iustítiam; iudicábit egénos pópuli ut salves fílios páuperum. Traigan, Señor, los montes y colinas la justicia a tu pueblo. Que haga justicia a los oprimidos, que sea la salvación de los pobres.
V/. Deus, iudícium tuum regi da, et iustítiam tuam fílio regis.
R/. Ut salves fílios páuperum.
V/. Oh Dios, haz que el rey ejerza tu justicia, que el descendiente real ejerza tu derecho.
R/. Que sea la salvación de los pobres.

Inicio página

Apostolus / Apóstol
Annus primus / Año I 2Tes 2,1-14
Epístola Pauli apóstoli ad Thessalonicénses secúnda.
R/. Deo grátias.
Segunda carta del apóstol Pablo a los tesalonicenses.
R/. Demos gracias a Dios.
Fratres:
Rogámus autem vos, per advéntum Dómini nostri Iesu Christi et nostram congregatiónem in ipsum, ut non cito moveámini a sensu neque terreámini, neque per spíritum neque per verbum neque per epístulam tamquam per nos, quasi instet dies Dómini. Ne quis vos sedúcat ullo modo; quóniam, nisi vénerit discéssio primum, et revelátus fúerit homo iniquitátis, fílius perditiónis, qui adversátur et extóllitur supra omne, quod dícitur Deus aut quod cólitur, ita ut in templo Dei sédeat, osténdens se quia sit Deus.

Non retinétis quod, cum adhuc essem apud vos, hæc dicébam vobis? Et nunc quid detíneat scitis, ut ipse revelétur in suo témpore. Nam mystérium iam operátur iniquitátis; tantum qui tenet nunc, donec de medio fiat.

Et tunc revelábitur ille iníquus, quem Dóminus Iesus interfíciet spíritu oris sui et déstruet illustratióne advéntus sui, eum, cuius est advéntus secúndum operatiónem Sátanæ in omni virtúte et signis et prodígiis mendácibus et in omni seductióne iniquitátis his, qui péreunt, eo quod caritátem veritátis non recepérunt, ut salvi fíerent. Et ideo mittit illis Deus operatiónem erróris, ut credant mendácio, ut iudicéntur omnes, qui non credidérunt veritáti, sed consensérunt iniquitáti.

Nos autem debémus grátias ágere Deo semper pro vobis, fratres, dilécti a Dómino, quod elégerit vos Deus primítias in salútem, in sanctificatióne Spíritus et fide veritátis, ad quod et vocávit vos per evangélium nostrum in acquisitiónem glóriæ Dómini nostri Iesu Christi.

R/. Amen.

Hermanos:
Os rogamos que no os dejéis tan fácilmente impresionar ni os alarméis por supuestas revelaciones, palabras o cartas que os induzcan a pensar que el día del Señor es inminente, por más que se os diga que son nuestras. Que nadie os engañe en modo alguno, porque antes ha de venir la apostasía y ha de aparecer el hombre de la iniquidad, el destinado a la perdición, el adversario, que se levantará contra todo lo divino y todo lo que tenga carácter religioso, hasta llegar a sentarse en el santuario de Dios, haciéndose pasar a sí mismo por Dios.

¿No recordáis que, estando todavía entre vosotros, os decía ya esto? Vosotros sabéis muy bien qué es lo que le retiene ahora, impidiendo su aparición hasta su tiempo. Realmente el misterio de iniquidad está ya en acción; sólo falta que el que ahora lo retiene sea quitado de en medio.

Entonces se manifestará el hombre de la iniquidad, a quien Jesús, el Señor, hará desaparecer con el soplo de su boca y aniquilará con el resplandor de su venida. La venida de este hombre inicuo, en razón de la actividad de Satanás, irá acompañada de toda suerte de prodigios, de señales y de portentos engañosos, y de todas las seducciones propias de la maldad para aquellos que están abocados a la perdición por no haber aceptado el amor de la verdad que los habría salvado. Por esto mismo Dios les envía un poder engañoso, que los impulsa a creer en la mentira; de suerte que serán condenados todos aquellos que no solamente se resistieron a creer en la verdad, sino que además se complacieron en la iniquidad.

Pero nosotros debemos dar continuamente gracias a Dios por vosotros, hermanos queridos del Señor, porque Dios os ha escogido desde el principio para salvaros por la acción santificadora del Espíritu y la fe en la verdad. Precisamente para esto os llamó por nuestra predicación del evangelio, para que alcancéis la gloria de nuestro Señor Jesucristo.

R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio
Annus primus / Año I Mc 1,1-8
Inítium sancti Evangélii secúndum Marcum.
R/. Glória tibi, Dómine.
Inicio del santo Evangelio según san Marcos.
R/. Gloria a ti, Señor.
Sicut scriptum est in Isaía prophéta: «Ecce mitto ángelum meum ante fáciem tuam, qui præparábit viam tuam. Vox clamántis in desérto: Paráte viam Dómini, rectas fácite sémitas eius».

Fuit Ioánnes in desérto baptízans et prædícans baptísmum pæniténtiæ in remissiónem peccatórum. Et egrediebátur ad illum omnis Iudææ régio et Hierosolymítæ univérsi et baptizabántur ab illo in Iordáne flúmine confiténtes peccáta sua.

Et erat Ioánnes vestítus pilis caméli, et zona pellícea circa lumbos eius, et locústas et mel silvéstre edébat. Et prædicábat dicens: «Venit fórtior me post me, cuius non sum dignus procúmbens sólvere corrígiam calceamentórum eius. Ego baptizávi vos aqua; ille vero baptizábit vos in Spíritu Sancto».

R/. Amen.

Como está escrito en el profeta Isaías: «Yo envío delante de ti a mi mensajero, para que te prepare el camino. Voz que grita en el desierto: Preparad el camino del Señor. Allanad sus sendas».

Juan Bautista se presentó en el desierto bautizando y predicando un bautismo para la conversión y el perdón de los pecados. Y acudían a él de la región de Judea y todos los de Jerusalén, confesaban sus pecados, y él los bautizaba en el río Jordán.

Juan tenía un vestido de pelo de camello con un cinturón de cuero a la cintura, y se alimentaba de saltamontes y miel silvestre. Y decía: «Detrás de mí viene el que es más fuerte que yo, y yo no soy digno de agacharme para desatarle la correa de sus sandalias. Yo os bautizo con agua, pero él os bautizará en el Espíritu Santo».

R/. Amén.

Inicio página

Laudes
Annus primus / Año I Sal 94,1
Allelúia. Aleluya.
V/. Veníte, exsultémus in Dómino; iubilémus Deo salutári nostro.
R/. Allelúia.
V/. Venid, cantemos jubilosos al Señor, aclamemos a la roca que nos salva.
R/. Aleluya.

Inicio página

Sacrificium / Canto del Ofertorio
Annus primus / Año I Sof 1,7; 3,14-15
Prope est dies Dómini; quia præparávit Dóminus sacrifícium, sanctificávit vocátos suos, allelúia. Cercano está el día del Señor; porque el Señor ha preparado un sacrificio, ha consagrado a sus invitados, aleluya.
V/. Lauda, fília Sion, iúbila tu, Ísrael, lætáre et exsúlta fília Ierúsalem. Ábstulit Dóminus iudícium tuum, avértit inimícos tuos Rex Ísrael Dóminus; in médio tui sanctificáre.
R/. Sanctificávit vocátos suos, allelúia.
V/. Canta himnos, hija de Sión, alégrate Israel, regocíjate y goza de todo corazón, hija de Jerusalén. El Señor ha retirado la sentencia que pesaba contra ti, ha alejado a tus enemigos; el Señor, rey de Israel, está en medio de ti, aleluya.
R/. Ha consagrado a sus invitados, aleluya.

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal
Sollémnia tui advéntus mystéria celebrántes, tibi, Christe, Dómine, súpplices fúndimus preces, ut nos primitívi advéntus incarnatióne redémptos, in secúnda tua apparitióne glorífices coronándos. Señor Jesucristo, al celebrar los sagrados misterios de tu venida, suplicantes te dirigimos nuestras preces, para que, a quienes redimiste en la encarnación de tu primera venida, los corones de gloria en tu segunda aparición.
R/. Amén.
Per misericórdiam ipsíus Christi Dei nostri, qui cum Patre et Spíritu Sancto, unus Deus, vivit et regnat in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la misericordia del mismo Cristo, Dios nuestro, que con el Padre y el Espíritu Santo, un solo Dios, vive y reina por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos
Sincéra nos, quæsumus, Dómine, tuæ incarnatiónis semper fide corróbora, et in tua dilectióne firmátos nunquam nos expugnáre váleat cállidus inimícus.
R/.
Amen.

Confórtanos siempre, te rogamos, Señor, con la auténtica fe en tu encarnación, y que a nosotros, afirmados en tu amor, nunca nos venza el astuto enemigo.
R/. Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspéctu sanctórum Apostolórum et Mártyrum, Confessórum atque Vírginum nómina recitántur.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos

Omnípotens sempitérne Deus, fidélium lumen, rector animárum, qui nos Verbi tui incarnatióne ac partu Maríæ Vírginis cónsecras; véniat, quæsumus, super nos virtus Spíritus tui Sancti, et misericórdia Altíssimi obúmbret nos.
R/. Amen.

Dios eterno y todopoderoso, luz de los fieles y guía de los hombres, tú nos santificas por tu Palabra hecha carne que nació de la Virgen María; haz que descienda sobre nosotros la fuerza de tu Espíritu Santo y nos cubra la misericordia del Altísimo.
R/. Amén.

Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos, por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz
Caritátis tuæ, Dómine, in nos distríbue unitátem, et una pérpetim dilectiónis cópula iungat quod uníus fídei sacraménta locuplétant.
R/. Amen.

Distribuye, Señor, entre nosotros el único don de tu amor, y a los que ya enriquecen los misterios de una misma fe que los hermanen constantemente los vínculos de la caridad.
R/. Amén.

Quia tu es vera pax nostra et cáritas indisrúpta, vivis tecum et regnas cum Spíritu Sancto, unus Deus, in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres nuestra paz verdadera, caridad indivisible; tú, que vives contigo mismo y reinas con el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Illatio / Acción de gracias
Dignum et iustum est, vere æquum et salutáre est nos te, Deum nostrum ac Dóminum collaudáre; qui pietátis tuæ magnitúdinem a nostræ humilitátis inópia distulísti, sed errórum nostrórum miserátus piácula, Unigénitum tuum ob nostræ infirmitátis redemptiónem misísti, qui nobis vitæ ætérne ianuam patefáceret, et omnes pravi seductóris a nostris méntibus dominátum exclúderet, nosque suæ opitulatiónis advocatióne tibi, Deo nostro, per sancti óperis exercítia reconciliáret.

Cui mérito omnes Ángeli et Archángeli non cessant clamáre cotídie una voce dicéntes:

Es justo y necesario, es en verdad nuestro deber y salvación, alabarte, Dios y Señor nuestro; porque tú no apartaste la magnitud de tu amor de la miseria de nuestra humillación, sino que, compadecido de nuestros errores, enviaste a tu Unigénito como víctima y redención de nuestra debilidad, para que nos abriera la puerta de la vida eterna y nos librara de toda sujeción del seductor maligno y, confortados con la fuerza de su ayuda, nos reconciliara contigo por el ejercicio de obras santas.

Por esto, todos los ángeles y arcángeles no cesan de alabarle, unánimes diciendo:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus
Veram tuæ Trinitátis omnipoténtiam, Dómine, concinéntes, tui semper nóminis confessióne locupléta, ut quod tibi Chérubim ac Séraphim incessabíliter iúbilant, Spíritus Sancti nos igne perflágrans, hæc incorrúptæ mentis statúta nos tibi iubeas concínere.

Quia tu es Dóminus ac redémptor ætérnus.

Proclamando en verdad la omnipotencia de tu Trinidad, enriquécenos, Señor, con la confesión constante de tu nombre, del mismo modo que los querubines y serafines te cantan sin cesar, haz que, encendidos con el fuego del Espíritu Santo, celebremos con espíritu renovado el sacrificio que has instituido.

Porque tú eres nuestro Señor y redentor eterno.

Inicio página

Post Pridie / Invocación
Præceptórum tuórum, Dómine, mystéria recoléntes, quæsumus, oblatiónis huius libámina sanctificáre dignéris; ut tuæ grátiæ sanctificatióne respérsa, ábluat suméntium córdibus omne delíctum.
R/.
Amen.

Renovando los misterios que nos has enseñado, Señor, te rogamos que santifiques la ofrenda de este sacrificio; de modo que, abundando la gracia de tu santificación, quede purificado de todo delito el corazón de los que lo reciban.
R/. Amén.

Te præstánte, Dómine Iesu Christe, qui cum Patre et Spíritu Sancto, unus perómnia Deus, hæc ómnia nobis valde bona creas, sanctíficas, vivíficas ac præstas nobis, ut sint benedícta a te Deo nostro in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Concédelo, Señor Jesucristo, que con el Padre y el Espíritu Santo, eres un solo Dios, pues creas todas estas cosas para nosotros, y las haces tan buenas, las santificas, las llenas de vida, y nos las das, así bendecidas por ti, Dios nuestro, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro
Exsúrge, Dómine, et prævale in virtúte tua, et ad nostram defensiónem éxcita poténtiam tuam. Réspice propítius nostri cordis præsumptiónem, et ex præséntium calamitátum angústiis patérnam nobis éxhibe pietátem. Levántate, Señor, y muestra tu fuerza, despierta tu poder para defendernos. Mira compadecido la presunción de nuestro corazón, y, en medio de las angustias de las actuales dificultades, muéstranos tu piedad paterna.

Inicio página

Benedictio / Bendición
Dómine Iesu Christe, qui discípulis tuis tuum Spíritum tribuísti, Ecclésiæ tuæ cathólicæ ipsíus múneris dona largíre.
R/. Amen.
Señor Jesucristo, que otorgaste tu Espíritu a tus discípulos, concede a tu Iglesia universal sus gracias y dones.
R/. Amén.
Ut quicúmque ex aqua et Spíritu Sancto renáti sunt, te semper índuant eius protectióne muníti.
R/. Amen.
Que quienes han renacido por el agua y el Espíritu, por su gracia, estén siempre revestidos de ti.
R/. Amén.
Redúndet in eis cáritas diffúsa per Spíritum Sanctum, qui opériat ac súperet multitúdinem peccatórum.
R/. Amen.
Que abunde en ellos la caridad comunicada por el Espíritu Santo de modo que cubra y supere toda la multitud de los pecados.
R/. Amén.
Per misericórdiam ipsíus Dei nostri, qui est benedíctus et vivit et ómnia regit in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la misericordia del mismo Dios nuestro, que es bendito y vive y todo lo gobierna, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva
Refécti Christi córpore, sanguinéque páriter sanctificáti, Deo Patri omnipótenti grátias referámus; ut in eádem refectióne sanctificatiónem habéntes hic, in futúro sæculo glóriam percipiámus.
R/. Amen.
Reconfortados con el Cuerpo de Cristo y santificados con su Sangre, demos gracias a Dios Padre omnipotente; para que, conservando la santificación aquí recibida, recibamos la gloria en el siglo futuro.
R/. Amén.
Per grátiam pietátis eius qui est benedíctus in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la gracia de la misericordia del que es bendito por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se exponen (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum I y del Liber Commicus I.

Las lecturas y cantos bíblicos en español están tomados de La Santa Biblia, edición San Pablo. La traducción de la oración post gloriam es la de la misa del Domingo III de Adviento. Las traducciones de las oraciones alia, y ad pacem están tomadas de Jaime Colomina Torner en La Fe de nuestros padres. Temas de fe y vida cristiana en la misa hispanomozárabe, Instituto de Estudios Visigótico Mozárabe, Toledo 2000, p. 138; la completuria del Oferencio y el resto de: Ivorra, Adolfo (ed.), Misal Hispano-Mozárabe, Centre de Pastoral Litúrgica, Barcelona 2015, pp. 62-65.

(Se recuerda que hasta la fecha no existe misal oficial en español).

 

 

Índice LiturgiaInicio página

© La Ermita. España MMVII-MMXV