Rito Hispano-mozárabe

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios del Domingo I de Adviento (Año II)

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe


  Prælegendum / Canto de entrada
Annus secundus / Año II Sal 95,11; 112,2
Læténtur cæli, et exsúltet terra, allelúia, ante fáciem Dómini, quóniam véniet, allelúia, allelúia. Que se alegre el cielo y goce la tierra, aleluya, delante del Señor, porque ya viene, aleluya, aleluya.
V/. Sit nomen Dómini benedíctum, ex hoc nunc et usque in sæculum.
R/. Ante fáciem Dómini, quóniam véniet, allelúia, allelúia.
V/. Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto in sæcula sæculorum. Amen
R/. Ante fáciem Dómini, quóniam véniet, allelúia, allelúia.
V/. Bendito sea el nombre del Señor desde ahora y por siempre.
R/. Delante del Señor, porque ya viene, aleluya, aleluya.
V/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
R/. Delante del Señor, porque ya viene, aleluya, aleluya.

Inicio página

Post gloriam / Oración después del Gloria
Deus, qui per angélicos choros advéntum Fílii tui, Dómini nostri Iesu Christi, annuntiáre voluísti, qui per angelórum præcónia «Glória in excélsis Deo et in terra pax homínibus bonæ voluntátis» acclamántibus demonstrásti; concéde, ut in huius domínica resurrectiónis festivitáte pax terris réddita convaléscat et fratérnæ dilectiónis cáritas innováta permáneat.
R/. Amen.
Oh Dios, que quisiste anunciar por coros angélicos la venida de tu Hijo, Jesucristo nuestro Señor, y lo manifestaste con el pregón de los ángeles que aclamaban: «Gloria a Dios en las alturas y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad»; concédenos, en esta celebración de la resurrección del Señor, que la paz, por ti devuelta a los pueblos, se incremente y que el amor fraterno, por ti restaurado, se mantenga.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA

Prophetia / Profecía
Annus secundus / Año II Is 2,1-5; 4,2-3
Lectio libri Isaíæ prophétæ.
R/.Deo grátias.
Lectura del libro del profeta Isaías.
R/. Demos gracias a Dios.
Verbum, quod vidit Isaías fílius Amos super Iudam et Ierúsalem.
Et erit in novíssimis diébus
præpáratus mons domus Dómini in vértice móntium,
et elevábitur super colles,
et fluent ad eum omnes gentes.

Et ibunt pópuli multi et dicent:
«Veníte, et ascendámus ad montem Dómini,
ad domum Dei Iacob,
ut dóceat nos vias suas,
et ambulémus in sémitis eius»;
quia de Sion exíbit lex,
et verbum Dómini de Ierúsalem.

Et iudicábit gentes
et árguet pópulos multos;
et conflábunt gládios suos in vómeres
et lánceas suas in falces;
non levábit gens contra gentem gládium,
nec exercebúntur ultra ad prœlium.
Domus Iacob, veníte,
et ambulémus in lúmine Dómini.
In die illa erit germen Dómini in splendórem et glóriam,
et fructus terræ sublímis
et exsultátio
his, qui salváti fúerint de Ísrael.
Et erit: omnis, qui relíctus fúerit in Sion,
et resíduus in Ierúsalem, sanctus vocábitur,
omnis, qui scriptus est ad vitam in Ierúsalem.

R/. Amen.

Visión de Isaías, hijo de Amós,
acerca de Judá y Jerusalén.
Sucederá en los días venideros
que el monte de la casa del Señor
será afincado en la cima de los montes
y se alzará por encima de los collados.
Afluirán a él todas las gentes.

Vendrán muchos pueblos y dirán:
«Venid, subamos al monte del Señor,
a la casa del Dios de Jacob,
para que nos enseñe sus caminos
y caminemos por sus sendas».
Pues de Sión saldrá la ley
y de Jerusalén la palabra del Señor.

Él gobernará las naciones
y dictará sus leyes a pueblos numerosos,
que trocarán sus espadas en arados
y sus lanzas en hoces.
No alzará ya la espada
pueblo contra pueblo
ni se entrenarán ya para la guerra.
Casa de Jacob, venid;
caminemos a la luz del Señor.
Aquel día el brote del Señor
será ornamento y gloria,
y el fruto de la tierra
será orgullo y esplendor
de los librados de Israel.
El que quede en Sión
y sobreviva en la ciudad será llamado santo,
será inscrito para sobrevivir en Jerusalén.

R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación
Annus secundus / Año II Sal 71,3-4.1
Suscípiant, Dómine montes et colles pópulo tuo iustítiam; iudicábit egénos pópuli ut salvet fílios páuperum. Gracias a la justicia, los montes y colinas traerán al pueblo la prosperidad. Que haga justicia a los oprimidos, que sea la salvación de los pobres.
V/. Deus iudícium tuum regi da, et iustítiam tuam fílio regis.
R/. Ut salvet fílios páuperum.
V/. Oh Dios, haz que el rey ejerza tu justicia, que el descendiente real ejerza tu derecho.
R/. Que sea la salvación de los pobres.

Inicio página

Apostolus / Apóstol
Annus secundus / Año II Rom 11,25-31
Epístola Pauli apóstoli ad Romános.
R/.Deo grátias.
Epístola del apóstol Pablo a los romanos.
R/. Demos gracias a Dios.
Fratres:

Nolo vos ignoráre mystérium hoc, ut non sitis vobis ipsis sapiéntes, quia cæcitas ex parte cóntigit in Ísrael, donec plenitúdo géntium intráret, et sic omnis Ísrael salvus fiet, sicut scríptum est: «Véniet ex Sion, qui erípiat, avértet impietátes ab Iacob; et hoc illis a me testaméntum, cum abstúlero peccáta eórum».

Secúndum evangélium quidem inimíci propter vos, secúndum electiónem autem caríssimi propter patres; sine pæniténtia enim sunt dona et vocátio Dei. Sicut enim aliquándo vos non credidístis Deo, nunc autem misericórdiam consecúti estis propter illórum incredulitátem,
ita et isti nunc non credidérunt propter vestram misericórdiam, ut et ipsi nunc misericórdiam consequántur.

Per Iesum Christum Dóminum nostrum.

R/. Amen.

Hermanos:

No quiero que ignoréis este misterio -para que no presumáis de vosotros mismos-: el endurecimiento de una parte de Israel ha sucedido hasta que todos los paganos hayan entrado; entonces todo Israel se salvará, como dice la Escritura: «Vendrá el libertador de Sión, apartará los crímenes de Jacob.Y ésta será mi alianza con ellos, cuando yo perdone sus pecados».

En cuanto al evangelio, son tenidos como enemigos para vuestro bien; pero en cuanto a la elección, siguen siendo muy queridos de Dios en atención a sus antepasados; porque los dones y el llamamiento de Dios son irrevocables. Pues así como vosotros en otro tiempo fuisteis desobedientes a Dios y ahora habéis conseguido misericordia por la desobediencia de ellos, así también ahora ellos han sido desobedientes, para que con ocasión de la misericordia que os ha concedido a vosotros también ellos alcancen misericordia.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio
Annus secundus / Año II Mt 3,1-11
Léctio Sancti Evangélii secúndum Matthæum.
R/. Glória tibi, Dómine.
Lectura del santo Evangelio según san Mateo.
R/. Gloria a ti, Señor.
In illo témpore, venit Ioánnes Baptísta prædicans in desérto Iudææ et dicens: «Pæniténtia ágite; appropinquávit enim regnum cælórum». Hic est enim, qui dictus est per Isaíam prophétam dicéntem: «Vox clamántis in desérto: Paráte viam Dómini, rectas fácite semitas eius».

Ipse autem Ioánnes habébat vestiméntum de pilis caméli et zonam pellíceam circa lumbos suos; esca autem eius erat locústæ et mel silvéstre.

Tunc exíbat ad eum Hierosólyma et omnis Iudææ et omnis régio circa Iordánem, et baptizabántur in Iordáne flúmine ab eo, confiténtes peccáta sua. Videns autem multos pharisæórum et sadducæórum veniéntes ad baptísmum suum, dixit eis:

«Progénies viperárum, quis demonstrávit vobis fúgere a futúra ira? Fácite ergo fructum dignum pæniténtiæ et ne velítis dícere intra vos: Patrem habémus Ábraham. Dico enim vobis quóniam potest Deus de lapídibus istis suscitáre Ábrahæ fílios. Iam enim secúris ad rádicem árborum pósita est: omnis ergo árbor, quæ non facit fructum bonum, excíditur et in ignem míttitur.

Ego quidem vos baptízo in aqua in pæniténtiam; qui autem post me ventúrus est, fórtior me est, cuius non sum dignus calceaménta portáre: ipse vos baptizábit in Spíritu Sancto et igni».

R/. Amen.

En aquel tiempo apareció Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea y diciendo: «Convertíos, porque está cerca el reino de Dios». Éste es aquel que el profeta Isaías había anunciado cuando dijo: Voz que grita en el desierto: Preparad el camino al Señor, allanad sus senderos.

Juan tenía un vestido de pelo de camello y un cinturón de cuero a la cintura, y se alimentaba de saltamontes y miel silvestre.

Acudían a él de Jerusalén, de toda Judea y de toda la región del Jordán; ellos confesaban sus pecados, y él los bautizaba en el Jordán. Al ver venir a su bautismo a muchos de los fariseos y saduceos, les dijo:

«Raza de víboras, ¿quién os ha enseñado a huir de la ira que os amenaza? Dad frutos dignos de conversión, y no os ilusionéis con decir en vuestro interior: Tenemos por padre a Abrahán, porque os digo que Dios puede suscitar hijos a Abrahán hasta de estas piedras. Ya está el hacha puesta a la raíz de los árboles, y todo árbol que no dé buen fruto será cortado y arrojado al fuego.

Yo os bautizo en agua para que os arrepintáis; pero el que viene detrás de mí es más fuerte que yo, y yo no soy digno de descalzarle las sandalias. Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego».

R/. Amén.

Inicio página

Laudes
Annus secundus / Año II Sal 46,2
Allelúia. Aleluya.
V/. Omnes gentes, pláudite mánibus, iubiláte Deo in voce lætítiæ.
R/. Allelúia.
V/. Pueblos todos, batid palmas, aclamad al Señor con gritos de alegría.
R/. Aleluya.

Inicio página

Sacrificium / Canto del Ofertorio
Annus secundus / AñoII Is 24,23; 22,21-23 (2)
Regnábit Dóminus in Ierúsalem et in conspéctu seniórum clarificábitur, alleluia. El Señor reinará en Jerusalén y ante los ancianos brillará su gloria, aleluya.
V/. Hæc dicit Dóminus: erit quasi pater inhabitántibus, Ierúsalem, et qui inhábitant in Iudæa; et dabo clavem domus David super húmeros eius, et apériet, et non est qui claudat Ierúsalem.
R/. Et in conspéctu seniórum clarificábitur, alleluia.

V/. Constítuam illum príncipem in loco fidéli, et sedébit in throno claritátis domum patris sui, et erit confídens in illo omnis caro a pusíllo usque ad magnum.
R/. Et in conspéctu seniórum clarificábitur, alleluia.

V/. Esto dice el Señor: será un padre para los habitantes de Jerusalén y para la casa de Judá. Pondré la llave de la casa de David sobre sus hombros y si él abre, nadie cerrará.
R/. Y ante los ancianos brillará su gloria, aleluya.

V/.  Lo constituiré como príncipe en lugar firme, y se hará un trono de gloria para la casa de su padre y toda carne se confiará a él, desde los pequeños a los grandes.
R/. Y ante los ancianos brillará su gloria, aleluya.

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal
Advéntum Dómini nostri Iesu Christi, fratres caríssimis, votis ómnibus præstolántes, Dei Patris omnipoténtiam implorémus, ut corda nostra puríficet: et córpora immaculáta consérvet.

Det aviditátem fidélium méntibus quærere fidéliter, quod salúti possit prodésse.

Expectémus consciéntia secúra ventúrum, quem super omnem principátum et potestátes crédimus exaltátum. Simus étiam per síngula moménta sollíciti, ut mereámur habére propítium quem crédimus et fatémur ad iudicándos nos vivos et mórtuos in glória esse ventúrum.
R/. Amen.

Queridísimos hermanos, mantengamos todos el deseo de la venida de nuestro Señor Jesucristo e imploremos a Dios Padre todopoderoso para que purifique nuestros corazones y mantenga sin mancha nuestros cuerpos.

Conceda el ardiente deseo de sus fieles, que sus almas busquen con lealtad todo lo que pueda ser provechoso para su salvación.

Esperemos con tranquila conciencia al que ha de venir, del que sabemos que está por encima de los principados y de las potestades.
Mostrémonos vigilantes en todo momento para tener así propicio al que tiene que venir gloriosamente, según creemos y confesamos para juzgar a vivos y muertos.
R/. Amén.

Qui cum Patre vivit et cum Spíritu Sancto regnat, unus Deus, in sæcula sæculorum.
R/. Amen.
Que con el Padre vive y con el Espíritu Santo reina, un solo Dios, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos
Purifíca Dómine, Deus Pater omnípotens, péctorum arcána nostrórum, cunctásque propítius máculas áblue peccatórum; ac presta Dómine, ut benefício pietátis tuæ nostris crimínibus emundáti, metuéndum terribilémque advéntum Dómini nostri Iesu Christi fílii tui exspectémus intérriti; sicque te miseránte: hic percípere mereámur ómnium véniam delictórum, ut tuum in futúro iudícium nobis sentiámus omnímodo mitíssimum, et déxteræ tuæ partícipes facti a te mereámur perpétuæ vitæ percípere præmium, tuúmque consequámur invíctum infinítum et fortíssimum regnum.
R/. Amen.
Purifica, Señor Dios Padre omnipotente, lo más secreto de nuestros corazones y lava, propicio, todas las manchas del pecado; concede también, Señor, que, limpios de nuestros delitos por gracia de tu piedad, esperemos impávidos la tremenda y temible venida de nuestro Señor Jesucristo tu Hijo; y así, compadeciéndote tú, merezcamos recibir aquí la remisión de los delitos todos para experimentar del todo indulgente tu juicio futuro; y, hechos partícipes de tu diestra, lograr obtener de ti el premio de la vida eterna y alcanzar tu invicto, inmenso y poderoso reino.
R/. Amén.
Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspéctu sanctórum Apostolórum et Mártyrum, Confessórum atque Vírginum nómina recitántur.
R/. Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos
Te quæsumus Dómine Iesu Christe, ut diléctio advéntus tui ita in nobis permáneat, ne a te corda nostra unquam recédant. Sicque nos iam in ætérnam annotatióne ascríbe, ut ad futúrum non confundámur, cum ad iudicándum véneris orbem.
R/. Amen.
Te rogamos, Señor Jesucristo, que el deseo de tu venida permanezca en nosotros de tal modo que nuestros corazones nunca se aparten de ti.
Apúntanos ya en el censo eterno para que no quedemos confundidos en el futuro cuando vengas a juzgar al mundo.
R/. Amén.
Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos, por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz
Dómine Deus omnípotens, qui pro humáni géneris redemptióne coætérnum tibi coæqualémque Fílium angélica annuntiatióne, per Maríæ Vírginis úterum, ad nos voluísti transmíttere, atque ante ipsíus Fílii tui advéntum Ioánnem dignátus es destináre præconem, ut per eius verídica in desérto erémi prædicatiónem, pópulus pænitens veternórum facínorum accíperet véniam, per novi autem hóminis Dei regnum evangelizántis divínæ Trinitátis plenam mundus cónsequi morerétur ineffábilem grátiam.

Da nobis in hoc témpore advéntus Unigéniti tui eándem pacis grátiam, quam in prætérita largíre dignátus es sæcula. Et illis nos in occúrsu fídei sócies numerándos, quos in fídei primórdio a Ioánne in Iordáne pæniténtiæ undis aquárum ablútos, a te postrémo per Fílium in Spíritu Sancto et igni cognóscimus baptizátos.
R/. Amen.

Señor, Dios omnipotente, tú, para redimir al género humano quisiste enviamos a tu Hijo, igual a ti en la esencia y la eternidad, el cual, anunciado por el ángel, se hizo hombre en el seno de la Virgen María; antes de la llegada de este mismo Hijo tuyo, te dignaste destinar a Juan como precursor, para que, por la predicación de la verdad en el desierto, el pueblo, arrepentido de sus antiguos pecados, obtuviese el perdón, y así el mundo fuese digno de alcanzar la plenitud de la gracia por medio del nuevo hombre de Dios portador de la buena noticia del reino de la divina Trinidad.

En este tiempo en que esperamos la venida de tu Unigénito concédenos el mismo don de la paz, que te dignaste conceder en los tiempos pasados. En el encuentro que esperamos, dígnate asociarnos para recibir el premio, a aquellos que, en los comienzos de la fe, fueron lavados por Juan en el Jordán, con las aguas de penitencia y después bautizados por tu Hijo en el Espíritu Santo y el fuego.
R/. Amén.

Per auctórem pacis et caritátis Dóminum nostrum Iesum Christum, cum quo tibi est una et coæquális esséntia in unitáte Spíritus Sancti regnántis, Deus in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por nuestro Señor Jesucristo, autor de la paz y de la caridad, que contigo es una e igual esencia, y reina en la unidad del Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Illatio / Acción de gracias
Dignum et iustum est, nos tibi grátias ágere, Dómine sancte Pater, ætérne omnípotens Deus, per Iesum Christum fílium tuum Dóminum nostrum; quem Ioánnes fidélis amícus præcéssit nascéndo, præcéssit in desértis erémi prædicándo, præcéssit baptizándo; viam quoque præparans iúdici ac redemptóri, convocávit peccatóres ad pæniténtiam, et pópulum Salvatóri acquírens baptizávit in Iordáne peccáta própria confiténtes.

Non hómines innovándi plenam cónferens grátiam, sed piísimi Salvatóris ádmonens exspectáre præséntiam. Non remíttens ipse peccáta ad se veniéntibus, sed remissiónem peccatórum ad futúrum póllicens esse credéntibus; ut descendéntibus in aqua pæniténtiæ, ab illo sperárent remédium indulgéntiæ, quem ventúrum audiébant plenum dono veritátis et grátiæ.

Baptizátus ígitur ab eo Christus ex eleménto visíbili et spíritu invisíbili. Ducebántur per obœdiéntiam ad misericórdiam per fílium stérilis, ad fílium vírginis, per Ioánnem hóminem magnam ad Christum hóminem Deum.

Quem adórat Ángeli atque Archángeli, Throni, Dominatiónes ac Potestátes ita dicéntes:

Es digno y justo que te demos gracias, Señor Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, por medio de Jesucristo tu Hijo nuestro Señor; a quien Juan, amigo fiel, precedió bautizando; asimismo, preparando un camino al juez y redentor, llamó a los pecadores a la penitencia, y, ganando un pueblo para el Salvador, bautizó en el Jordán a cuantos confesaban sus propios pecados.

No dando la plenitud de la gracia que renueva al hombre, sino exhortando él a aguardar la presencia del piadoso Salvador. No perdonando él los pecados de quienes acudían a él sino prometiendo que se concedería más tarde la remisión de los pecados a los creyentes, de suerte que, descendiendo al agua de la penitencia, esperasen el remedio de su perdón de aquél que oían había de venir dotado en plenitud de la verdad y de la gracia.

Cristo, pues, fue bautizado por aquél con un elemento visible y el Espíritu invisible. Y fueron muchos llevados a través de la obediencia a la misericordia, por el hijo de la estéril al Hijo de la Virgen, por Juan, el hombre grande, a Cristo, el Hombre Dios.

Al que adoran los Ángeles y los Arcángeles, Tronos, Dominaciones y Potestades diciendo así:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus
Vere sanctus et gloriósus Dóminus noster Iesus Christus, Fílius tuus; quem olim crédimus incarnátum fuísse pro salúte humáni géneris, et nunc exspectámus ad iudícium ventúrum in gloria claritátis cum ómnibus sanctis.

Christus Dóminus ac redémptor ætérnus.

Realmente es grande y glorioso nuestro Señor Jesucristo tu Hijo, quien creemos que se encarnó en otro tiempo para la salvación del género humano y ahora le esperamos viniendo al juicio en su gloria con todos sus santos.

Cristo Señor y Redentor eterno.

Inicio página

Post Pridie / Invocación
Dómine Iesu Christe, hanc hóstiam vivam illustratióne advéntus sanctífica, ut ex illa libántes mundémur a crímine et tuam grátiam mereámur percípere sine fine.
R/.
Amen.
Señor Jesucristo, santifica esta hostia viva con la luz de tu venida, para que gustando de ella, seamos libres de pecado y podamos recibir tu gracia para siempre.
R/. Amén.
Præsta, Pater ingénite, per Unigénitum tuum, Dóminum nostrum Iesum Christum, per quem tu hæc ómnia nobis indígnis servis tuis valde bona creas, sanctíficas, vivíficas ac præstas nobis, ut sint benedícta a te Deo nostro in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Concédelo, Padre ingénito, por medio de tu Unigénito, nuestro Señor Jesucristo, por quien creas todas estas cosas para nosotros, indignos siervos tuyos, y las haces tan buenas, las santificas, las llenas de vida, las bendices y nos las das, así bendecidas por ti, Dios nuestro, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro
O Verbum Patris quod caro factum es ut habitáres in nobis; præsta nobis ut qui te venísse iam crédimus et ventúrum ad huc sperámus, ab omni peccatórum eluámur contagióne, cum præceptiónis tuæ oráculis proclamavérimus e terris: Oh Verbo del Padre que te hiciste carne para habitar entre nosotros; concédenos a quienes creemos que ya viniste y esperamos que aún has de volver ser purificados de toda mancha de pecado, al proclamar en la tierra con las palabras de tu precepto:

Inicio página

Benedictio / Bendición
Illústret vos unigénitus Fílius Dei lúmine advéntus sui, quos redímere non est dedignátus prétio sánguinis próprii.
R/. Amen.
Que os ilumine con el resplandor de su venida el Hijo Unigénito de Dios que no tuvo a menos redimiros al precio de su propia sangre.
R/. Amén.
Accíngat vos virtútibus pacis, et ditet munéribus copiósi.
R/. Amen.
Os apreste con las armas de la paz y os colme de la abundancia de sus dones.
R/. Amén.
Ipsum Dóminum semper habeátis protectórem, quem omnípotens Pater suscitávit de tribu Iudæ victórem.
R/. Amen.
Y tengáis siempre como protector al mismo Señor, a quien el Padre omnipotente exaltó vencedor de la tribu de Judá.
R/. Amén.
Per misericórdiam ipsíus Dei nostri, qui est benedíctus et vivit et ómnia regit in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la misericordia del mismo Dios nuestro, que es bendito y vive y todo lo gobierna, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva
Refécti Christi córpore, sanguinéque páriter sanctificáti, Deo Patri omnipótenti grátias referámus; ut in eádem refectióne sanctificatiónem habéntes hic in futúro sæculo glóriam percipiámus.
R/. Amen.
Reconfortados con el Cuerpo de Cristo y santificados con su Sangre, demos gracias a Dios Padre omnipotente; para que, conservando la santificación aquí recibida, recibamos la gloria en el siglo futuro.
R/. Amén.
Per grátiam pietátis eius qui est benedíctus in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Por la gracia de la misericordia del que es bendito por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se exponen (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum I  (pp. 91-98) y del Liber Commicus I  (pp. 19-21). Los textos bíblicos en español están tomados de La Santa Biblia, edición San Pablo y las oraciones post gloria y completuria de la misa del Domingo III. Las oraciones alia, illatio, post sanctus y ad orationem Dominicam son traducciones de Jaime Colomina Torner en, La Fe de nuestros padres. Temas de fe y vida cristiana en la misa hispanomozárabe, Instituto de Estudios Visigótico Mozárabe, Toledo 2000, pp. 136, 46 y 54. La oración ad pacem está tomada del artículo La paz del Salvador del P. Javier Sánchez Martínez en su bitácora de infocatolica.com. Oratio admonitionis, post nomina, post pridie y benedictio tomadas del folleto de esta misa preparado por la Catedral de Badajoz.

(Se recuerda que hasta la fecha no existe misal oficial en español).

2. Cf. Is 24,23b; 22,21b-23. (N. de La Ermita).

 

 

Índice LiturgiaInicio página

© La Ermita. España MMIII-MMXIV