Rito Hispano-Mozárabe La Ermita. Logo y dibujo

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Pasionario

 

PASIONARIO HISPÁNICO (*)

Martirio de san Saturnino, Jean-Louis Bézard (1799-1881). Iglesia de Nuestra Señora del Toro, Tolosa (Francia)

TRANSLATIONIS SATURNINI TRASLACIÓN DEL CUERPO DE SAN SATURNINO

1. Translatio corporis sancti Saturnini episcopi et martyris Christi, quod translatum est ab Exuperio episcopo; die kalendas novembres.
R/. Deo gratias.

2. In diebus illis, mansit aliquandiu sub vili cespite, omnibusque inhonorum, sed honoratum Deo, martyris corpus: donec sanctus Hilarius *, non post multum temporis in Tolosana urbe episcopus ordinatus, et de antecessoris sui obitu instructus et mérito, effossa usque ad ipsum sepulcrum ligneum terra, sanctas veritus reliquias comoveri, transvolutionem desuper multo latere diligenter instruxit, et basiliculam amodum parvulam vilibus tignis ad locum tantum orationis adiecit; ut martyris corpus non tantum sepelire quam abscondere videretur. Ne forte sacrilege mentis homines, si aliquid conditi corporis tumulo viderent honoris adhiberi, effosim statim corpus in frustra disserperent, et diriperent etiam ipsam tenuem sepulturam.

3. Procedente dehinc tempore, quum multorum ad basiliculam ipsam fideliter a seculo recedentium pro solacio propter corpus martyris quiescendi deferentur exequie, et locus hominis tumulatorum corporum multitudine fuisset impletus, sanctus episcopus Silvius, episcopatum supradicte urbis inposite indeptus, pulchram et speciosam basiliculam magnis sumtibus venerandi, et transferendi illuc martyris reliquias parans, ante consummationem cepti operis recessit a seculo. Post huius obitum sanctus Exuperius in summum sacerdotium coabtatus, vir absque ullius precessorum iniuriam, absque ullius, qui id temporis eclesias regere videbantur invidia, non solum nulli secundus, verum ipsi etiam beato martyri virtutum meritis conparandus, basiliculam, quam decessor suus fideliter inquoaverat, instantissime consummavit, et fideliter dedicavit.

4. Qui quum transferre illic sancti martyris reliquias, non pro sua incredulitate, sed pro illius honore dubitaret, admonitus per quietem est, nc infideliter neglegeret, quod fideliter credidisset; nullam ficri vel diminutionem cinerum, vel conmotionem membrorum, vel spiritibus iniuriam: quia manifesta res esset hoc martyribus proficere ad honorem, quod profuisset credentibus ad salutem. Statimque tali visionc firmatus, religiosis imperatoribus precem detulit, ac sine mora ulla quod tam pie poposcerat impetravit, ut translatas ad basilicam omni studio preparatum sancti viri reliquias, non tam temeraria violaret audaciam quam ambitiosus venerantis coleret obsequellam.

5. Ut sit nomen Domini benedictum in secula seculorum. Amen.

1. Traslación del cuerpo de san Saturnino, obispo y mártir de Cristo, que fue trasladado por el obispo Exuperio, el 1 de noviembre.
R/. Demos gracias a Dios.

2. Permaneció algún tiempo bajo vil césped. el cuerpo del mártir , tan descuidado de todos, como honrado de Dios, hasta que fue ordenado mucho tiempo después obispo de Tolosa san Hilario 1, quien informado de la muerte y mérito de su antecesor, cavó la tierra hasta encontrar la caja de madera; pero no atreviéndose a mover las santas reliquias, fabricó por encima un arco o bóveda muy fuerte de ladrillo, y añadió una capillita muy pequeña de tablas ordinarias, que sirviese solamente para hacer oración en ella, queriendo ocultar así el cuerpo del Mártir, para que algunos malvados no lo desenterrasen y hurtasen 2.

3. Y como andando el tiempo estuviese todo aquel lugar lleno de cuerpos muertos, a causa de que muchos cristianos querían tener el consuelo de que sus cadáveres fuesen llevados a dicha capilla, donde descansaba el cuerpo del Mártir 3, habiendo entrado a obispo de Tolosa san Silvio 4 dispuso labrar una iglesia hermosa, grande y suntuosa, con intención de trasladar a ella las venerables reliquias; pero murió sin ver concluida la fábrica. Sucedióle san Exuperio 5, varón insigne, y que sin agravio de todos sus antecesores, y de cuantos obispos hubo en su tiempo, no solo no fue inferior a ninguno, sino que fue comparable por sus méritos al bienaventurado Mártir. Este pues concluyó con grande empeño la Iglesia comenzada por su antecesor, y la dedicó felizmente.

4. Pero dudando, no por incredulidad, sino por respeto al santo mártir, si pasaría a ella o no las reliquias, fue avisado en sueños que no temiese; porque siendo claro que redunda en gloria de los mártires lo que fomenta la devoción de los fieles, no se hace agravio a sus almas con la disminución de las cenizas, y con mover sus reliquias. Asegurado con esta visión, presentó una súplica a los piadosos emperadores, que sin dificultad fue otorgada para poder trasladar las reliquias del santo mártir a la nueva y magnífica iglesia; ya que no era esto violarlas con atrevimiento temerario, sino venerarlas con mayores demostraciones de respeto 6.

5. Que el nombre del Señor sea bendito por los siglos de los siglos. Amén.

 


NOTAS

*. Texto latino: Fábrega Grau, Ángel, Pasionario Hispánico, Vol. II. Consejo Superior de Investigaciones Cientificas. Instituto P. Enrique Flórez. Monumenta Hispaniae Sacra. Serie Litúrgica, Vol. VI. Madrid-Barcelona, 1955, p. 364.
Traducción: Cfr. Miguel José de Maceda, Actas sinceras nuevamente descubiertas de los santos Saturnino, Honesto y Fermín, &c. Imprenta Real. Madrid, 1798, pp.111-114; notas: pp. 129-131.

Notas de la Actas sinceras, &c.

1  [29]. San Hilario es venerado en Tolosa el 21 de Mayo: apenas es conocido más que por este paso de las Actas. Se dice que sucedió a san Honorato, y fue  tercer obispo de Tolosa; pero las palabras de las Actas favorecen a los que le quieran apartar más de san Saturnino, ya que necesitó ser informado de la muerte y mérito de este su antecesor, lo que verisímilmente no necesitara, si entre él y el Santo Mártir hubiera mediado san Honorato solamente.
2. [30]. De aquí infiero que esto sucedió antes de haber dado Constantino la paz a las Iglesias. Tillemont en la Vida de san Saturnino piensa que se puede poner la consagración de san Hilario hacia el año 330; pero procede en su errada suposición de haber venido san Saturnino en tiempo de Decio; porque es necesario dar mucho tiempo a su predicación, según se infiere de Fortunato, y aun mucho más entre su muerte y la consagración de san Hilario; con que no pudo este crítico ponerla antes. Nosotros no estamos en estas estrecheces, y podemos poner a san Hilario en el siglo II o III.
3. [31]. Por este paso se ve cuan antigua y respetable es la devoción de los fieles de querer ser enterrados, no como quiera en cementerios sagrados, sino en el recinto de aquellos lugares, en que se veneran los cuerpos de los santos. Esta observación puede servir para ciertos amigos de novedades.
4. [32]. San Silvio entró a obispo de Tolosa hacia el año 370. Quizás se escribirían las Actas de san Saturnino en su tiempo.
5. De san Exuperio se pueden ver los Bolandistas al día 28 de Setiembre. Vivía al principio del siglo V. Tenemos una carta muy celebrada que el Papa san Inocencio I le escribió el 405. Es verosímil que trasladase el cuerpo de san Saturnino poco después de entrar a obispo, y quizás antes de concluirse el siglo IV.
6. [33]. Bajo los primeros emperadores cristianos estaban en vigor las leyes romanas, que prohibían trasladar los cuerpos ya sepultados. Con el tiempo se dejó todo este cuidado a los obispos.

 

Índice PasionarioInicio página

ÍNDICE GENERAL DE "LA ERMITA"

© La Ermita - España MMXIX